Mostrando publicaciones por etiqueta: Asociaciones

La organización agraria UPA-UCE ha denunciado este jueves que los ganaderos extremeños han perdido ya más de 50 millones de euros por la crisis derivada de la covid-19, por lo que reclama medidas de apoyo para los sectores más afectados a través de los Programas de Desarrollo Rural.

Según explica en nota de prensa, el problema del coronavirus, agravado por la especulación, ha provocado una fuerte caída de los precios en el conjunto de la ganadería, donde las pérdidas aumentan considerablemente cada día.

Esta situación se debe a que las escasas medidas que se han puesto en marcha hasta ahora, como el sistema de almacenamiento privado, que ha dejado fuera a sectores como el del porcino ibérico, no han servido para revertir la reducción de precios en los sectores más golpeados por sus efectos como el ovino, vacuno o caprino.

La cifra de pérdidas en el conjunto de la ganadería se sigue incrementando cada día y en la actualidad ya se han perdido 52,75 millones de euros en el ovino-caprino, vacuno y porcino ibérico", denuncia el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Esta organización agraria también está haciendo un seguimiento para poder evaluar cuáles son los efectos de la pandemia del para el sector apícola, entre otros, que todavía no han empezado la comercialización de las distintas producciones.

La UPA-UCE lamenta la falta de respuestas por parte de las administraciones para paliar la complicada situación en la que se encuentran muchas explotaciones ganaderas de la región.

Por ello, reclaman la puesta en marcha de medidas de apoyo a la renta de los ganaderos extremeños a través de los Programas de Desarrollo Rural, como ya ha planteado la comisión, o buscar otras fórmulas que ayuden a dar una solución a este problema.

Considera que si no se ponen medidas encima de la mesa pronto, los ganaderos extremeños no podrán seguir afrontando tantas pérdidas y, por tanto, se verán obligados a cesar su actividad", mantiene Huertas.

Las entidades impulsan en León el proyecto como un “modelo innovador de negocio para la trashumancia, y una práctica ancestral y necesaria”

El Grupo de Ecología Aplicada y Teledetección (GEAT) de la Universidad de León (ULE) y la Fundación CESEFOR colaboran en el proyecto del Grupo Operativo Ovinnova sobre la trashumancia, cuyo principal objetivo es definir las bases para la mejora de la competitividad del pastoreo trashumante, configurando un nuevo modelo de negocio de prestación de servicios ganaderos que contribuya a preservar la biodiversidad.

Para ello, el Grupo Operativo Ovinnova trabaja para establecer un nuevo marco de gestión de la actividad mediante el uso de tecnologías innovadoras aplicadas en las zonas receptoras (Cordillera Cantábrica) y emisoras (dehesas en el Sur de España) de ganado.

Igualmente, se llevará a cabo la implantación demostrativa de un modelo de negocio innovador de prestación de servicios al pastoreo, así como una evaluación y mejora del estado de conservación de los hábitats y especies prioritarios de dehesas perennifolias mediterráneas y de pastos, turberas y matorrales de puertos cantábricos.

El aumento de la biodiversidad en los hábitats asociados a la ganadería extensiva de ovino ecológica certificada, mediante la aplicación de nuevas tecnologías que permitan el establecimiento de patrones de gestión holística del territorio, es uno de los ejes básicos funcionales de este Grupo operativo.

UN CONSORCIO LIDERADO POR LA FUNDACIÓN MONTE MEDITERRÁNEO

El consorcio del proyecto, liderado por Fundación Monte Mediterráneo, está formado por un grupo de entidades relacionadas con el sector de la ganadería extensiva y la producción de carne de ovino, entre las que se encuentran la Fundación CESEFOR, la Cátedra de Ganadería Ecológica Ecovalia-Clemente Mata de la Universidad de Córdoba, la certificadora de producción ecológica CAAE y la organización interprofesional agroalimentaria del ovino y caprino INTEROVIC.

Este consorcio, además, cuenta con entidades colaboradoras de primer nivel como la Junta de Castilla y León, EAGroup, FEDEHESA, INDEHESA y el Ayuntamiento de Crémenes. Dos entidades más, la Universidad de León (ULE) e Innogestiona Ambiental, apoyan las acciones del Grupo Operativo en calidad de asistencia técnica especializada al proyecto.

El proyecto está subvencionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la convocatoria de 2019 para el funcionamiento de Grupos Operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-AGRI) en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha cifrado en 450 los ganaderos de leche de ovino perdidos en cinco años en la Comunidad, el 31,42 por ciento del total.

En el Día Mundial de la Leche, la UCCL ha valorado el papel de todos los productores lácteos del país, ha animado al consumo de leche y derivados, y ha incidido en "la crisis que atraviesa el sector lácteo que no levanta cabeza desde hace años, tras perder desde 2015 un 31,42 % de ganaderos de vacuno de leche en Castilla y León".

Con los datos disponibles sobre las entregas de leche de los últimos cinco años, la organización agraria ha destacado en un comunicado que desde 2015 en Castilla y León se han dado de baja 450 ganaderos de vacuno de leche, pasando de 1.432 que había en 2015 a 982 en marzo 2020.

Y ha incidido en los bajos precios que viene percibiendo el sector, cobrando prácticamente lo mismo en el sector de vacuno de leche que hace 5 años, sin tener en cuenta los costes reales de producción de las explotaciones.

Además de la leche de vaca, también la de oveja en Castilla y León ha visto reducirse sus profesionales en un 22,40 %, perdiendo casi 600 ganaderos, pasando de 2.572 en 2015 a 1.996 en marzo de 2020.

Por lo que respecta al precio, es inferior, llegando a disminuir casi un 11 % en los últimos datos disponibles, a pesar de que los costes de producción se han visto incrementados considerablemente en los últimos años.

En cuanto al caprino en España ha corrido más suerte y se han incorporado a la actividad 155 ganaderos en los últimos 5 años. También el precio ha crecido en un 19 %, pero sus productores no bajan la guardia. 

No así en Castilla y León, que ha visto cerrar 47 ganaderos y el precio de su leche se encuentra 1,45% más baja que hace 5 años.

La UCCL ha insistido en que la gran concentración de la industria, sobre todo en determinados territorios, impide a los ganaderos vender a precios justos, al no tener con frecuencia alternativa para su leche.

Los precios de los cereales siguieron bajando en la última semana, sobre todo los del trigo duro, quelo hicieron un 3,7 % respecto a la semana anterior, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe). 

Los datos difundidos este lunes por la asociación, correspondientes a la semana 21 (del 18 al 22 de mayo), muestran que el precio del trigo duro descendió hasta los 260 euros por tonelada. 

El precio de la cebada de malta fue de 168,50 euros/tonelada, el 3,16 % menos que la semana anterior; el de la cebada, de 162,70 euros/tonelada (-2,05 %); el del trigo blando, de 191,35 euros/tonelada (-1,99 %); y el del maíz, de 179,94 euros/tonelada (-0,31 %). 

De acuerdo a los datos de Accoe, desde enero de 2020 los precios han bajado especialmente en el caso de la cebada, que se abarató el 10,48 %; seguidos de los del trigo blando, que lo hicieron el 4,84 %. 

Los precios del maíz se contrajeron el 0,16 % desde principios de año, mientras que, en el lado contrario, los del trigo duro crecieron el 3,11 %. 

En el mercado de proteínas y coproductos, el precio de la cascarilla repuntó el 19,5 % respecto a comienzos de 2020, cuando estaba en 159 €/t; el de las pipas de girasol lo hizo el 8,70 % en comparación con los 345 €/t iniciales, y el de la colza, un 8,51 % frente a los 235 €/t de inicios de año.

El precio de la pulpa descendió el 2,63 % respecto a enero, cuando estaba en 190 €/t; y la soja cayó el 2,39 %, en comparación con los 335 €/t iniciales. 

La falta de rentabilidad amenaza al ovino de leche de Castilla y León, que aporta el 57 por ciento de la producción nacional, y cuyos ganaderos están peor pagados que la media nacional, según ha informado este martes Asaja.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha hecho públicos esta semana los datos de entregas de leche de ovino correspondientes al pasado mes de marzo y Castilla y León, con 29.583.700 litros en ese mes, es la principal comunidad productora, doblando casi a Castilla La Mancha, que vendió 16.085.400 de litros, para una producción mensual en toda España de 52.249.200 litros.

Castilla y León mantiene una producción similar a la de marzo de 2019, experimentando un ligero crecimiento del 1,2%.

En el apartado de precios Castilla y León se lleva la peor parte, pues el precio pagado al ganadero en marzo de 2020 fue de 0,827 euros por litro, lo que significa un 14,06% menos que en Castilla La Mancha y un 6,13% menos que la media para toda España. 

Estos bajos precios, particularmente en Castilla y León, están obligando al cierre de las explotaciones menos eficientes, que suelen ser las familiares de menor tamaño, lo que ha llevado a una reducción del 7,2 por ciento, pasando de las 2.166  que había en Castilla y León en marzo de 2019, a las 2.010 que constaban en marzo de 2020. 

Asaja hace un llamamiento a la consejería de Agricultura y a las industrias lácteas para que se pongan medidas para que el sector ganadero reciba una justa remuneración, ya que sin ella la ganadería de ovino no es atractiva para los jóvenes, lo que repercute en un sector cada vez más envejecido,  en el que el cierre de explotaciones se convierte en la tónica general.

 

Los precios de los cereales continuaron su tendencia a la baja en la última semana, mientras que los del trigo duro se mantuvieron sin cambios, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe). 

Los datos difundidos este lunes por la asociación, correspondientes a la semana 20 (del 11 al 15 de mayo), reflejan que el precio de la cebada cayó el 1,46 % semanal, hasta los 166,12 euros por tonelada. 

El precio medio del trigo blando fue de 194,88 euros/tonelada, el 1,79 % menos que en la semana anterior; el de la cebada de malta, de 174 euros/tonelada, el 1,13 % menos; y el del maíz, de 180,51 euros/tonelada, el 0,60 % menos. 

El precio del trigo duro, por su parte, se mantuvo invariable, en 270 euros/tonelada, respecto a la semana anterior, de acuerdo a los datos de Accoe. 

Desde enero de 2020, los precios han bajado especialmente en el caso de la cebada, que se abarató el 8,59 %; seguidos de los del trigo blando, que lo hicieron un 3,09 %. 

Por el contrario, se ha elevado el 7,07 % la cotización del trigo duro desde enero, y el 0,16 % el del maíz. 

En el mercado de proteínas y coproductos, la evolución desde comienzos de 2020 ha sido positiva para la cascarilla (180 €/t, +19,50%); la colza (268 €/t, +14,04 %), la pipa de girasol (375 €/t, +8,7 %) y la pulpa (192 €/t, +0,5 %), en tanto que el precio de la soja (335 €/t) ha permanecido sin cambios.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Selecto de Raza Churra ANCHE ha publicado los catálogos de sementales para la producción de leche y lechazos que son una herramienta fundamental para todos los ganaderos que pretendan mejorar la genética de sus cabañas en Castilla y León.

La Raza Churra es una de las razas ganaderas bandera de Castilla y León y este catálogo de sementales de raza churra para la producción de lechazos muestra la apuesta decidida de los ganaderos de Castilla y León por la mejora genética, según ha precisado ANCHE este lunes.

ANCHE ha afirmado que la publicación de estos catálogos es una pieza fundamental para todos los ganaderos que pretendan mejorar la genética de sus ovejas de raza churra y, por tanto, para rentabilizar sus explotaciones a través de la obtención de los animales más aptos para la producción de leche y consumo de carne.

Así, en el XXX catálogo de sementales para la producción de leche se han analizado aspectos como la cantidad de leche ordeñada estandarizada entre los 30-120 días de lactación; el porcentaje de proteína; la prolificidad y la morfología mamaria y corporal.

La selección genética de ovinos se ha hecho acorde al Programa Nacional de Selección Genética para las resistencias a las encefalopatías espongiformes en ovino, coordinado por el MAPA, que ha permitido genotipar a los sementales, seleccionando los que presentan un mayor nivel de resistencia frente a la citada enfermedad.

En este sentido y para garantizar la máxima fiabilidad en los datos, todos estos aspectos han sido verificados y avalados por el Departamento de Producción Animal de la Universidad de León.

Para ello se ha utilizado el laboratorio del CENSYRA de la Junta de Castilla y León, ubicado en León, el centro de Inseminación Artificial de OVIGEN y el Centro Autonómico de Control Lechero de Castilla y León, UAGCYL, para los controles lecheros.

La Asociación ha señalado que gracias al esfuerzo de los ganaderos de Churra de Castilla y León por la mejora genética se han incrementado notablemente los rendimientos productivos de las explotaciones ganaderas con una incidencia directa en su competitividad.

Además, el producto obtenido es uno de los productos agroalimentarios más emblemáticos de la región, el lechazo, que tanto aporta a la economía y a la sostenibilidad del mundo rural.

En el X catálogo de sementales de raza churra para la producción de lechazos, que ha analizado 311.888 partos pertenecientes a 80.504 ovejas de 82 rebaños, se han considerado el número de nacidos vivos; la puntuación de cada oveja; la edad de peso comercial, el éxito de la inseminación artificial y los intervalos de partos.

Un esquema de selección implantado por ANCHE hace nueve años que persigue el incremento de competitividad y preparar a los ganaderos a superar los retos que se les plantean en los mercados actuales.

También se han seleccionado sus machos acorde al Programa Nacional de Selección Genética para las resistencias a las encefalopatías espongiformes en ovino.

La XXX edición del catálogo de sementales para la producción de leche y el X catálogo de sementales de raza churra para la producción de lechazos se han elaborado bajo la supervisión del departamento de genética de la Universidad de León.

Además han contado con la colaboración de las Diputaciones de Burgos, Palencia, Valladolid y Zamora, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El sindicato agrario Asaja de León ha solicitado este miércoles a la Diputación que se haga cargo de la retirada y gestión de los residuos plásticos en las explotaciones ganaderas.

"Estos residuos están siendo un serio problema ante la dificultad de encontrar una empresa de reciclaje autorizada dispuesta a retirarlos con un coste que pueda ser asumible", ha explicado la organización agraria.

Por esta razón, estos residuos se están almacenando en las granjas a la espera de una solución, que solo en algunos casos muy concretos está llegando de la mano de los consorcios municipales de recogida de basuras, ha señalado Asaja.

A este respecto, el sindicato ha recordado que la Diputación de Palencia, a través del Consorcio Provincial de Residuos, ha adjudicado la recogida de estos plásticos a dos empresas, aportando el 70% del coste, mientras que el otro 30% lo pagan los ganaderos con la intermediación de las organizaciones profesionales agrarias.

Ante un problema como este, que no se está resolviendo por parte de los municipios, Asaja ha entendido que la Diputación Provincial es la administración competente, por lo que le ha pedido que habilite un presupuesto y una línea de ayuda para este cometido.

En este sentido, Asaja se ha dirigido este miércoles al presidente de la Diputación de León ofreciendo la colaboración para trabajar en dar solución a este problema.

"Los plásticos son un residuo importante sobre todo en explotaciones de vacuno y de ovino o caprino de leche y que proceden de las garrafas de detergentes y desinfectantes, de los recubrimientos de silos y microsilos, así como de mallas y cuerdas de los paquetes de forrajes", ha concluido la organización. 

 

La Agrupación Herreña Independiente (AHI) ha afirmado este miércoles que la isla de El Hierro está perdiendo ganadería por falta de apoyo público y asegura que cada semana salen camiones cargados de animales hacia otras islas porque los propietarios no los pueden alimentar.

La AHI ha reaccionado así a las ayudas aprobadas por el Cabildo de El Hierro en el último consejo de gobierno para otorgar subvenciones al sector primario destinadas a compensar los costes de alimento  para el ganado y para la recría de chivas y corderas. 

Según AHI, las bases son prácticamente las mismas que la Agrupación Herreña Independiente elaboró en el pasado mandato para paliar la falta de pastos como consecuencia de la sequía que viene padeciendo la isla en los últimos años y por ello apoyó las propuestas.

No obstante, asegura AHI, estas ayudas llegan tarde y están dotadas con poco dinero dada la situación actual. 

"En el año más seco de las últimas décadas no se puede sacar estas ayudas con tanto retraso, porque lo más probable es que los ganaderos las vayan a cobrar después del verano. Llegarán tarde y muchos tendrán que deshacerse de los animales por no contar con alimento para ellos. Nos entristece ver como todas las semanas salen camiones cargados de animales vivos con destino a otras islas", afirma AHI. 

Explica que su formación política ha venido advirtiendo desde el otoño de la grave situación que para el sector primario supone la falta de lluvias y pidiendo la adopción de medidas urgentes. 

Por ello, entre las 100 medidas que propuso AHI para afrontar la mala situación económica prevista para este año por el Covid19 estaba la de convocar estas subvenciones en el menor plazo posible y aumentar la asignación económica prevista. 

La producción de leche en la isla subió en 500.000 litros anuales en el último mandato, más lo que consumieron en queso las tres nuevas fábricas de quesadillas y afirma que "no desea que el sector vuelva a retroceder hasta los niveles de 2015 después del importante esfuerzo realizado en los últimos años".

 

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha calificado de "ridículas" e "insuficientes" las ayudas que el Gobierno ha destinado al ovino y al caprino para paliar la crisis generado por el coronavirus y la declaración del estado de alarma relativas al mes de marzo y abril.

Para el dirigente agrario, con los 10 millones de euros que se ha destinado para estas ayudas "no se compensará ni una mínima parte de las pérdidas" originadas por la situación, "más si cabe cuando en España hay cerca de doce millones y medio de cabezas de reproductoras de ovino y caprino". 

El Real Decreto que se ha publicado este miércoles regula que las ayudas se concederán a ovejas y cabras, pero con un máximo de 100 animales y un tope de 12 euros por animal, por lo que la subvención máxima posible es de 1.200 euros por explotación, lo que "no cubre ni por casualidad las pérdidas sufridas en este periodo y que todavía siguen produciéndose, porque no se están retirando animales y el precio, por ejemplo, del cordero se ha reducido un 40 %", recoge en nota de prensa.

Según APAG Extremadura Asaja, todas las explotaciones con más de 417 cabezas cobrarán máximo esos 1.200 euros, independientemente del número.

Otro ejemplo real es que para un ganadero con 51 ovejas y 31 cabras (número de ovejas y cabras mínimo para optar a la ayuda) lo máximo que podría percibir son 191 euros, lo que, ha añadido, es "claramente insuficiente" y "una broma de mal gusto". 

Juan Metidieri ha afirmado que toda la cabaña ganadera está pasando una situación "crítica" y ha indicado con las medidas que se están tomando lo único que sienten es "un abandono absoluto" del campo, a pesar de que es uno de los sectores que ha dado la cara en esta crisis del coronavirus. 

Son necesarias más ayudas para el ovino y el caprino, pero también considera fundamental que se articulen otras medidas para el vacuno y el porcino ibérico, que son otros sectores que están sufriendo estas consecuencias. 

En esta línea, ha criticado que el Ministerio de Agricultura no haya tenido en consideración las alegaciones presentadas por APAG Extremadura y Asaja entre las que se incluían un mayor presupuesto para el ovino y el caprino, pero también ayudas para el vacuno y el porcino ibérico, entre otras cosas. "Ni están ni se las espera", ha lamentado.

Desde la organización agraria han recalcado que "es fundamental que se apoye al campo español, que es una pieza clave para luchar contra la pandemia".

Página 1 de 269

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder