msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Asociaciones

El Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña (CCVC), que agrupa a los colegios de Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida, ha lanzado hoy un mensaje de alerta ante el abuso de antibióticos, que hace que algunas bacterias empiecen a ser resistentes a ellos, tanto en personas como en animales.
Con motivo del Día Mundial de la Veterinaria, que se celebra el próximo sábado 29 de abril, el presidente del CCVC, Josep A. Gómez, ha recordado que "una de las mayores amenazas actuales contra la salud humana y animal son las enfermedades derivadas o agravadas por la resistencia a los antibióticos, y de ahí la necesidad de concienciar a los veterinarios, pero también al conjunto de la sociedad, del uso que se hace de los antibióticos".
Según Gómez, la disponibilidad y el uso de medicamentos antimicrobianos ha transformado la práctica de la medicina humana y veterinaria, ya que las infecciones que alguna vez han sido letales ahora se pueden tratar y, al mismo tiempo, el uso de agentes antimicrobianos ha mejorado tanto la salud de la humanidad como la sanidad animal.
Los antibióticos constituyen un componente clave de las políticas para mejorar el bienestar animal, la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos, "pero algunos procedimientos veterinarios pueden resultar demasiado peligrosos debido a los patógenos altamente resistentes, que pueden proliferar en los centros e instalaciones veterinarias".
Los expertos temen que cada vez esté más cerca el día en el que algunas de las infecciones cotidianas sean intratables, lo que hace que los procedimientos rutinarios sean cada vez más arriesgados.
"Preservar la eficacia de los medicamentos que salvan vidas, y su disponibilidad y eficacia para un uso humano y veterinario es esencial para proteger y velar por la salud pública", ha señalado Gómez, que ha alertado de que el uso excesivo de antimicrobianos en humanos, animales y plantas "ha acelerado drásticamente la aparición de la resistencia" a los antibióticos.
Según Gómez, la mayoría de las personas conocen a los veterinarios como los "médicos de los animales" para sus mascotas, pero también atienden ganado, caballos y una diversa variedad de animales, como los de zoológico y mascotas exóticas, aves, reptiles y pequeños mamíferos.
Es por ello que los servicios veterinarios "tienen un papel clave en la lucha contra la resistencia a los agentes antimicrobianos, a través de su función en la reglamentación y supervisión del uso de los agentes antimicrobianos, en el asesoramiento profesional sobre su utilización en agricultores y propietarios de animales, y en la colaboración con el sector de la salud pública".
Según Gómez, en Cataluña, la importancia de hacer frente a la resistencia a los antibióticos hace que trabajen de manera coordinada las administraciones públicas y los colegios profesionales de veterinarios para dar a conocer las consecuencias de un uso abusivo o sin control de los antibióticos en la industria ganadera, pero también en la atención clínica veterinaria.
El presidente del CCVC ha subrayado que los veterinarios están plenamente involucrados en la salud pública porque investigan brotes de enfermedades que pueden transmitir los animales a los humanos, como la rabia, la gripe aviar o el ébola, y también investigan para desarrollar vacunas para controlar enfermedades en animales que también pueden ayudar a prevenir patologías en las personas.
Igualmente cuidan de los animales que se usan para la alimentación, por lo que la carne de ovino, caprino, vacuno, cerdo, pescado y productos avícolas "son seguros y nutritivos", ha detallado. 

El Consejo Rector de Oviaragón eligió ayer a Francisco Santolaria, de 42 años, como nuevo presidente tras la salida por jubilación de Macario Quílez, que ha ocupado el cargo durante 10 años.

El presidente elegido ha sido el ganadero Francisco Santolaria, socio de la cooperativa desde 2006 y caracterizado por su fuerte compromiso con el sector agrario y con el ovino en particular. Algo que evidencian su trayectoria profesional y su formación, como los títulos de Capataz Agrícola Jefe de Explotación en la Escuela de Capacitación Agraria de Cogullada y Técnico Especialista FP Rama Agraria en ECA Huesca. Asimismo, desde 2008 forma parte del Consejo Rector de Oviaragón; primero como interventor y luego como consejero. Actualmente, Santolaria actúa además como Presidente de la Asociación de Defensa Sanitaria de la Hoya de Huesca (Ovihoya).

Francisco asume con ilusión y responsabilidad el reto de que el grupo cooperativo continúe como referente en la modernización y profesionalización del sector ovino aragonés para mejorar la rentabilidad y calidad de vida de las explotaciones, tal y como dicta la misión de Oviaragón.

Procedente de familia ganadera, Santolaria gestiona junto a sus hermanos una modélica explotación con 1930 ovejas Rasa Aragonesa en Alerre, una pequeña población próxima a Huesca de tan solo 200 habitantes.

El entorno de Santolaria lo define como una persona concienzuda, comprometida y trabajadora. Varias características que junto a su dilatada experiencia lo convierten en la persona idónea para continuar el legado de su predecesor, Macario Quílez, cuya dedicación, esfuerzo y tesón han aportado equilibrio a la cooperativa durante los 10 años que ha ocupado el cargo.

Organizaciones ecologistas, agricultores y ganaderos han reivindicado una Política Agraria Común (PAC) más justa, sostenible y respetuosa con la naturaleza y los productores alimentarios, escenificando en Madrid una cata de alimentos ecológicos.
Representantes de SEO/BirdLife y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) junto a productores de aceite, vino, queso, legumbres o lanas ecológicas han llamado la atención sobre el hecho de que "la mayor parte de los fondos públicos se destinan en la actualidad a la agricultura industrial" y no aseguran el futuro de las explotaciones "más valiosas desde el punto de vista social y ambiental".
Así, España, han subrayado, recibe cada año más de 6.500 millones de euros en ayudas pero el 20 % de los beneficiarios -grandes productores y terratenientes- acaparan el 80 % de los recursos financieros.
Además, gran parte de las subvenciones se concentran, según han señalado, "en las zonas con mayor contaminación y sobreexplotación del agua", mientras que agricultores y ganaderos que producen "de forma respetuosa con la naturaleza" y preservan paisajes "de alto valor natural como dehesas u olivares apenas reciben apoyo".
El acto de hoy forma parte de la campaña europea 'Living Land-Por un campo vivo', con la que estas organizaciones conservacionistas reclaman una PAC "moderna y simple que premie a quien conserva el medio ambiente y asegure una renta digna" a los agricultores y ganaderos que apuestan por la sostenibilidad, como los que trabajan en Red Natura 2000, en sistemas de Alto Valor Natural o en producción ecológica.
La campaña, que cuenta ya con el apoyo de 150.000 firmas de ciudadanos, así como de 424 organizaciones de 30 países, pretende influir en el diseño de la futura PAC después de que la Comisión Europea pusiera en marcha un proceso participativo para recabar la opinión de los europeos sobre este tema hasta el próximo 2 de mayo.

El presidente de ASAJA en Castilla y León, Donaciano Dujo, ha situado hoy en primer lugar las ayudas de "minimis" que concede la Unión Europea para poder paliar los efectos de la sequía en el ámbito agrícola y ganadero de la Comunidad.
"Las ayudas de 'minimis' son la única medida importante que el sector quiere, a partir de ahí todas las siguientes, pero esos 15.000 euros por explotación que la Unión Europea permite tiene que ser una realidad si es una catástrofe la cosecha de Castilla y León", ha manifestado Dujo en declaraciones a los periodistas.
Para el líder de Asaja en la Comunidad, en estos momentos la situación por la sequía es "crítica" en Castilla y León y, si en los próximos quince o veinte días no llueve, va a ser catastrófica tanto para los secanos como para los regadíos y pastos, para el sector agrícola y ganadero.
"Ante esta situación catastrófica tiene que haber medidas económicas y políticas conjuntas" de la Administración regional y nacional, ayudas de 'minimis', préstamos a interés cero con años de carencia, supresión de tasas y pagos fiscales y de la Seguridad Social en el próximo año y un plan para mejorar la reestructuración de regadíos y sobre todo del seguro agrario, ha subrayado.
Dujo ha precisado que estas peticiones ya han sido recogidas por la Consejería, desde la que les han dicho que están en conversaciones con el Ministerio, que aún es pronto ya que hay que seguir analizando las cosechas, "pero no han descartado ninguna medida".
"No es la primera vez que se ponen las ayudas de "minimis" para sectores y más que nunca, si siguen así las cosas, el sector agrícola y ganadero de esta Comunidad este año las necesita", ha resumido Donaciano Dujo. 

El sindicato Unións Agrarias ha solicitado a la Consellería del Medio Rural la ampliación del plazo de presentación de solicitudes de planes de mejora para las explotaciones ganaderas.
La organización agraria señala en un comunicado que es la única solución "después de que la Xunta retrasase 20 días la publicación de las normas complementarias en las que se fijan requisitos a cumplir, inversiones subvencionables y niveles de apoyo para cada gasto, una situación que es extensible a la tramitación de las ayudas para la incorporación de jóvenes a la actividad agroganadera".
En este sentido, UUAA señala que en las oficinas agrarias "confirman que a día de hoy aún no registraron ninguna solicitud por la falta de la normativa que hasta hoy no vio la luz".
Esta organización agraria indica que si se mantiene el plazo de cierre de la convocatoria en el día 2 de mayo, "muchas solicitudes van a quedar fuera porque la recopilación de documentación lleva tiempo y además estamos en plena campaña de ensilado en las granjas, con lo que el tiempo del disponen los productores es muy limitado".
Unións Agrarias considera que si no se amplía el plazo por lo menos en un mes, no se van a poder atender a los más de 1.500 expedientes de solicitud de ayudas para las granjas que quedaron fuera en el último ejercicio.
Por otra parte, UUAA solicite que desde la Xunta se actúe "contra la política recaudatoria del Ministerio de Hacienda, que insiste en hacer caja gracias a las ayudas recibidas de Medio Rural en aquellas explotaciones que registraron incorporación de jóvenes a la actividad agroganadera".

La XXV Feria Agroganadera y XV Agroalimentaria de Los Pedroches ha abierto sus puertas en el recinto ferial de Pozoblanco (Córdoba) en una edición que cuenta con 140 ganaderías, 1.200 cabezas de ganado y 170 expositores distribuidos en más de 92.000 metros cuadrados.
El Ayuntamiento de Pozoblanco ha informado en un comunicado de que el alcalde del municipio y presidente del Consorcio de la Feria del Valle de Los Pedroches (Confevap), Emiliano Pozuelo, ha destacado en la inauguración que es una de las mejores ediciones "de los últimos años".
Pozuelo ha añadido que la oferta expositiva de la feria -que se desarrollará hasta el domingo- se ha completado "con más fuerza y más potencial que nunca" y que espera que "miles de personas" pasen estos días por las instalaciones.
En este sentido, ha resaltado la importancia de que la feria siga creciendo para "seguir reivindicando" el potencial de este territorio en el sector primario.
"Queremos que el durísimo trabajo que hacen los ganaderos a lo largo de todo el año sea puesto en valor en un escaparate tan importante como este", ha afirmado.
Por su parte, el vicepresidente de Confevap y presidente de la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (Covap), Ricardo Delgado Vizcaíno, ha afirmado que la Feria es un "escaparate único" para "constatar la gran evolución" y el compromiso del sector ganadero de esta zona en los últimos 30 años.
Para Delgado Vizcaíno, es "muy importante" que comarcas ganaderas como Los Pedroches, el Valle del Guadiato, Alcudia o La Serena tengan una cita de esta dimensión para que se pueda presentar "lo mejor" de su ganadería, innovaciones, jornadas técnicas, exposiciones o productos agroalimentarios.
Ha agradecido, además, el compromiso de las instituciones y de las empresas que se han implicado en hacer de esta feria "un certamen de referencia en el Sur de Europa". 

El Comité Consultivo de Ovino de Leche de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac) se reunirá este próximo martes, día 25 de abril, en la Facultad de Comercio de la Universidad de Valladolid, en una convocatoria realizada por Marceliano Navarro, presidente de este Comité Consultivo, y a la que están llamados a acudir las organizaciones profesionales agrarias (Asaja, COAG y UPA), Cooperativas Agro-alimentarias de España y la patronal de industrias lácteas Fenil. Está previsto que la reunión comience a las 11.30 horas y finalice sobre las 14.30 horas.

El punto más importante del orden del día de esta reunión será la exposición de Juan Carlos Margarida, profesor de la Universidad de Valladolid, con la propuesta de revisión de los actuales índices de referenciación de precios en ovino de leche, que fueron ideados por este mismo equipo académico y que deben ser cambiados por la baja aceptación que tienen para ser incluidos en los contratos de compra-venta de leche cruda.

También se aportará en la reunión información sobre el sector del ovino de leche en España, partiendo de las estadísticas elaboradas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). También se realizará una información general de las actividades de promoción de la leche y los productos lácteos que lleva a cabo la interprofesional. Para finalizar la reunión, se debatirá sobre la situación actual del sector ovino.

España es una potencia comunitaria en la fabricación de pienso compuesto para animales y tiene capacidad para crecer en caso de que fuese necesario ante la creciente demanda tanto interna como externa.
El director general de la Confederación de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (Cesfac), Jorge de Saja, asegura que la "capacidad industrial instalada" en el país le permite "producir más" en caso de que así lo demandasen los sectores ganaderos.
Además, están pendientes de qué pasará con el embargo ruso que se someterá a revisión en el segundo semestre del año.
Todo ello sumado a la "recuperación" del consumo nacional permite hablar de un "buen" ciclo en la producción ganadera al que los fabricantes españoles de piensos son capaces de responder, reitera.
De 2016 hace un balance "muy positivo" -en línea con la tendencia iniciada en el segundo semestre de 2015- por los "precios razonables" de las materias primas y por la "alta" demanda de piensos en una ganadería con "un desarrollo consolidado".
A falta de la cifra definitiva sobre el ejercicio 2016 -que publicará Cesfac en junio-, De Saja avanza una producción industrial de pienso algo superior a los 23 millones de toneladas, volumen similar al de 2015, lo que afianza la recuperación a niveles de fabricación previos a la crisis económica de principios de 2007.
Unas cantidades "sólidas" las que alcanzaría la producción en España, en las que habitualmente "sólo se mueven" Francia y Alemania a nivel comunitario.
Apunta a un 2017 que será una "repetición" de "todo lo bueno" de 2016 porque "ya se está viendo en muchos aspectos".
Una de las áreas a las que prestan más atención los fabricantes de piensos compuestos es a la regulación sobre transgénicos y herbicidas que afectan directamente a la producción y comercialización de cereales y oleaginosas, indispensables para la obtención de los piensos.
De Saja se queja de que el marco regulatorio de la Unión Europea es "poco flexible" en transgénicos y pesticidas, con decisiones "acientíficas" que "cuestionan" los análisis sobre su uso, validados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).
Asegura que con ello, se "limitan" las posibilidades de crecimiento de la industria agroalimentaria europea, con un encarecimiento de los productos que además "no aportan nada más a la seguridad alimentaria".
Incide en que la UE "obvia" los consejos científicos sobre organismos modificados genéticamente o herbicidas por "las modas" alimentarias que llegan a la opinión pública, por la "arrogancia" europea de "creerse mejores" que el resto del mundo en la producción de alimentos mientras más exigente se sea y por la "dificultad" para modificar las leyes ya aprobadas.
De Saja remarca que su postura y la del sector que representa es "clarísima": El apoyo al uso de "todo" producto que esté validado científicamente y sentencia que la tendencia de la UE a exigirse "más y más, puede llegar a ser suicida".
La lucha contra la presencia de micotoxinas en alimentación animal es otro de los asuntos que reclama la atención del sector por la necesidad de minimizar los riesgos en la cadena de valor alimentaria.
Según De Saja, los "problemas suelen" proceder de la materia prima para elaborar los piensos pero incide en que, "vengan de donde vengan", lo importante es solventarlos desde una gestión "integral" y conjunta de "todos" los eslabones de la cadena implicados.
Los agentes implicados han "mejorado mucho" en la lucha contra las micotoxinas porque ahora se gestiona desde la perspectiva de la "colaboración" entre ellos "y no de la de echar culpas".
La industria de alimentos compuestos para animales fabricó en 2015 (últimos datos anuales cerrados) 23,3 millones de toneladas, de los que 9,9 millones se destinaron al sector porcino y 7,3 millones para los sectores vacuno, ovino, caprino y cunícola.
Ese volumen de fabricación genera una facturación superior a los 6.500 millones de euros anuales y son Cataluña y Galicia las principales generadoras de negocio, con 1.770,1 millones y 1.093 millones de euros, respectivamente. 

La organización Asaja propondrá mañana doce medidas al Consejo Regional Agrario, entre consultivo principal entre el sector y la Junta de Castilla y León, con el fin de garantizar unos "mínimos de supervivencia" para el sector agroganadero, ante una sequía "sin precedentes".
Tras dos tercios de la campaña de secano, "hundido" el regadío por la imposibilidad de sembrar en "muchas" zonas, y con el pasto "ya agostado", habrá "daños y pérdidas en la práctica totalidad de las 72.000 explotaciones de Castilla y León", ha augurado Asaja mediante un comunicado.
Los problemas "excepcionales" exigen "medidas excepcionales", ha subrayado Asaja, que ha demandado a las administraciones que den la "talla" para proteger al sector en un momento "crítico".
Entre las doce actuaciones que propone, se encuentran las ayudas de "minimis", para los agricultores profesionales que cotizan a la Seguridad Social, unos apoyos que autoriza Bruselas para "reparar los perjuicios causados por desastres naturales o por otros acontecimientos de carácter excepcional".
También demanda la consignación de una partida bianual en los presupuestos de la Junta de Castilla y León para 2017 de cien millones de euros, destinados a préstamos subvencionados, a siete años, con dos de carencia, mediante convenios con la banca privada.
Reducciones fiscales, exoneración del pago de cuotas a la Seguridad Social y el aplazamiento del pago a los regantes tanto de la tarifa de riego como del canon de regulación de la campaña 2017 se encuentran también entre las propuestas de esta organización.
Asaja reclama además, entre otras medidas, el compromiso de anticipar todas las ayudas de la PAC, a todos los agricultores y ganaderos, en la segunda quincena de octubre, y modificar las condiciones de cumplimiento de los requisitos para cobrar el "pago verde" y las medidas agroambientales. 

El Sindicato Labrego Galego (SLG) ha registrado un documento con cinco alegaciones al proyecto de Real Decreto que regulará el etiquetado de los productos lácteos, para que la información de los envases, sin excepción, incluya datos como el país y la Comunidad Autónoma -en el caso de España- de procedencia.
El SLG "rechaza totalmente" la propuesta de informar sobre el origen de los productos lácteos con "fórmulas genéricas del estilo Países de la Unión Europea o Países de fuera de la Unión Europea", por lo que solicita "expresamente" que se "retire ese apartado del decreto".
Además, el sindicato pide "un mayor control" del etiquetado, mediante una revisión del "sistema de trazabilidad" para incluir en el decreto "un sistema de verificación habitual por parte de las autoridades competentes de todas las entradas y salidas de productos en las industrias", que "aporte garantías adicionales" para una certeza "total" de su procedencia en caso de "problemas de seguridad alimentaria".
Finalmente, esta organización agraria también le pide al Ministerio de Agricultura que "responda con esta normativa a las crecientes demandas de la sociedad en cuanto a la salud, la transparencia y el compromiso social".
Por ello, solicita que las etiquetas y envases, tanto de la leche como de sus derivados, recojan también información referente "a parámetros como la alimentación del ganado, el tipo de procesado e incluso el porcentaje de remuneración que le corresponde a los ganaderos con respecto al precio pagado por los consumidores".
El SLG considera que "ese tipo de información en los productos lácteos está siendo cada vez más demandada por la ciudadanía, como lo demuestran los resultados de un estudio echo por la Unión de Consumidores de Galicia", en colaboración con los propios sindicatos agrarios.

Página 1 de 169

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder