Mostrando publicaciones por etiqueta: Desarrollo rural

El municipio de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, al pie de la Sierra de Guadarrama, ha retomado su Escuela de Pastores de Madrid, un proyecto que comienza ahora su formación práctica y que busca frenar la despoblación del medio rural y crear empleo sostenible.

Más de 100 personas de diferentes países y provincias españolas se presentaron a esta edición, y la mitad de ellas ya han completado el módulo teórico, según indica el Consistorio en una nota.

Ahora, 16 alumnos empiezan su formación práctica, que se prolongará durante cuatro meses y en la que utilizarán el rebaño municipal de El Boalo, Cerceda y Mataelpino de cabras guadarrameñas, una raza local en vías de extinción, y sus instalaciones como centro de operaciones.

No obstante, algunas de las sesiones prácticas se llevarán a cabo en otras explotaciones de la Sierra de Madrid, como las queserías La Caperuza, en Bustarviejo.

En estos encuentros aprenderán la rutina del sector, con cuestiones como el manejo del perro pastor, la producción de corderos o cabritos, la transformación láctea, el esquileo o el desbroce con rebaño de fajas cortafuegos.

La organización argumenta que con esta formación “se multiplican las posibilidades de ingresos y de continuar con este modo de vida en el siglo XXI”, algo que consideran “fundamental” para frenar la despoblación del medio rural y para dar opciones de “empleo sostenible en este contexto de crisis”.

LM FERRER ESCRITOS

 

Escrito con lapicero sobre madera – Chércoles (Soria) – Tiburcio Lite, día 2 octubre de 1937, lloviendo bien / estando el ganado con la vacuna / que se vacunaron el día 22 de septiembre por la viruela.

¿Qué esconden los viejos corrales de ovejas? es el título de un libro escrito por Luis Miguel Ferrer Mayayo y Juan José Ramos Antón, profesores de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza. Está hecho con sensibilidad y busca agradar al lector y entregarle un material para que lo tome en consideración, piense, imagine o simplemente sonría con los escritos y dibujos que dejaron unos cuantos cientos de pastores y algunos transeúntes en viejos corrales de ovejas y cabras dispersos por nuestra geografía. Estos mensajes nos hablan de los miles de hombres y mujeres que, en su trajín diario, dieron vida a nuestros campos en un tiempo no muy lejano, en que el pastor, con su ganado, formaba parte de un paisaje vivo y animado. Para aquellos que conocieron esos tiempos servirá de recuerdo, será un viaje en el tiempo. Para los más jóvenes, será una oportunidad de saber cuán dura fue la existencia de sus antepasados, porque es algo que les debemos, pues vivimos como vivimos porque los que nos precedieron trabajaron como trabajaron. Estos escritos de pastores dan testimonio de una forma de vida y nos deben hacer tomar conciencia de la necesidad de proteger el mundo rural actual, como fuente estratégica de alimentos de gran calidad y como patrimonio inmaterial de un saber hacer que se transmite de una generación a otra y se mejora con el aprendizaje y la experiencia del día a día, pero no se improvisa.

El libro ha sido editado por la Institución Fernando el Católico de la Diputación Provincial de Zaragoza https://ifc.dpz.es/publicaciones/ver/id/3834.

Sirva como ejemplo este letrero, escrito en plena guerra civil, mientras seguían trabajando los pastores y veterinarios de toda España. Entre todos también eliminamos la viruela.

 

 

La profesión veterinaria es la tercera de la rama sanitaria con menor porcentaje de mujeres colegiadas, sólo por delante de los protésicos dentales y de los físicos con especialidad en la salud, según recoge un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente a 2019. 

El INE analiza 16 profesiones sanitarias y señala que la mitad (50,1 %) de los colegiados en Veterinaria son mujeres, por el 29,3 % de índice de feminidad en protésicos dentales y el 34,8 % en físicos sanitarios. 

No obstante, la profesión sanitaria, en general, tiene una presencia mayoritariamente femenina, ya que en 14 de esas 16 profesiones analizadas había más mujeres colegiadas que hombres en 2019. 

Los colectivos con mayor porcentaje de mujeres fueron los de logopedas (el 93,7 % eran mujeres), terapeutas ocupacionales (91,3 %) y dietistas nutricionistas (85,9 %).

Por edad, destaca el hecho de que el 93,8 % de los veterinarios colegiados no está jubilado, uno de los porcentajes más elevados de esta comparativa del INE.

En 2019, había en España 33.752 veterinarios colegiados, el 3,85 % del total de todas las profesiones sanitarias, lo que supone un incremento del 1,6 % respecto a 2018. 

En términos generales, el número de profesionales sanitarios colegiados en España fue de 877.361 en 2019, un 2,9 % más que en el año anterior. 

Por sexo, 278.371 eran hombres (+2,3 %) y 598.990 mujeres (+3,2 %).

El colectivo mayoritario fue el de enfermeros (36,03 % del total), seguido del de médicos (30,55 %) y farmacéuticos (8,58 %).

La Junta de Extremadura ha ampliado hasta el 30 de junio, como medida de prevención de incendios forestales, la vigencia temporal para realizar el pastoreo controlado con ganado ovino en determinadas superficies acogidas a las ayudas a la forestación en tierras agrícolas.

La orden de la entonces Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, de 11 de mayo de 2012, establece como períodos hábiles para la realización de este pastoreo los comprendidos entre el 1 de abril y el 31 de mayo y el 1 de noviembre y el 31 de diciembre.

En este sentido, el Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado este martes una resolución de la Dirección General de Política Agraria Comunitaria (PAC) en la que se señala que el importante estrato herbáceo existente incrementa el riesgo de incendios, especialmente en terrenos forestados de origen agrícola.

Al objeto de eliminar la vegetación que pudiera actuar como combustible y en competencia con la propia forestación, se entiende "imprescindible" ampliar el plazo del primer periodo que, de otro modo, concluiría el próximo 31 de mayo, subraya la resolución.

Por todo ello, el Ejecutivo regional ha aprobado ampliar el plazo propuesto del primer periodo de la presente anualidad, hasta el 30 de junio.

La realización de esta actividad durante este plazo estará supeditada a que el terreno forestado cuente con pasto suficiente, se garantice la no realización de daños a la plantación objeto de la ayuda y se ejecute en las condiciones y requerimientos generales establecidos en la orden que la regula.

Además, el titular beneficiario de la ayuda a la forestación de tierras agrarias donde se realiza esta actividad será el único responsable del cumplimiento y ejecución de este pastoreo controlado con ganado ovino.

El incumplimiento por parte del titular de las condiciones o de la producción de daños a la forestación al no atender el requerimiento de los agentes del medio natural o de la administración de paralizar el pastoreo controlado, supondrá la pérdida del pago de la prima compensatoria de la anualidad en curso.

En este caso también deberá restaurar los daños ocasionados en la forestación. 

 

 

oveja rasa web

La caída de precios que está generando al cordero y al cabrito el cierre del canal Horeca – hoteles y restaurantes – puede hacer caer al sector de la ganadería extensiva, que depende del valor de su único producto a la venta, ya que la lana hace años que no cubre los costes de esquileo. Si la gran mayoría de explotaciones estaba dando márgenes negativos sin la PAC y estos ganaderos obtienen por su trabajo menos del salario mínimo interprofesional, la caída de los precios acabará definitivamente con ellas.

La evolución del consumo en los últimos años, con el creciente prestigio de la carne de cordero tras las campañas de Interovic y algunas IGPs, había permitido incrementar el consumo en el citado canal Horeca, compensando la disminución en hogares según las publicaciones del panel del MAPA. En términos generales, no bajábamos el consumo del 1% y algún año como el 2017 fue positivo en supermercados y por supuesto en restaurantes, mientras en hogares bajaba varios puntos por la evolución del modo de vida familiar en la sociedad moderna.

Así, el cierre de los restaurantes por el coronavirus ha generado una caída de ventas sin precedentes y a su vez en los agentes de compra y venta, que a excepción de las cooperativas y comerciales más estructuradas, han dejado de salir a comprar, por no tener donde vender. Las lonjas dejaron de cotizar y podría decirse que desde el 15 de marzo no ha habido precios en el campo, y en numerosos casos, ni ventas.MARCEN

Para paliar esta situación, Cooperativas Agroalimentarias, como imagino que habrán hecho las OPAS, ha reclamado al Ministerio de Agricultura ayudas al sector y parece que el ovino va a estar entre los sectores prioritarios.

Sin embargo, creo necesario incidir en la urgencia de las medidas, además de la importancia explicada, para recuperar el precio a niveles no menores de los años anteriores en primavera. Inicialmente veo estas tres como más prioritarias:

· La primera es que la Unión Europea ponga en marcha las ayudas al almacenamiento privado para la congelación, previstas en situaciones de crisis profundas de mercado como esta. Solamente con este mecanismo podrá aliviarse sobre todo el mercado de lechal, cabrito y cordero de las que partes del despiece van al canal HORECA. El congelado saldrá meses más tarde con riesgo de pérdida para los operadores, pero evitará males mayores de caídas de precio que matarán al sector ganadero.

Mejor sería todavía la retirada parcial de una parte del producto como se hizo con la crisis de la fruta tras el veto ruso, retirada de producto que podría ir posteriormente a bancos de alimentos, comedores escolares etc.

Me consta que el Ministerio de Agricultura ya ha pedido esta línea a Bruselas, pero dadas las características de nuestro sector, con un lechal y cordero poco apto para pasar de determinados pesos, y que come y gasta todos los días, la decisión de la Comisión Europea debe ser urgente, bajo riesgo de que sea ineficaz.

· La segunda medida que aliviaría la oferta es la ayuda a la reposición. Dejar un mayor porcentaje de hembras para vida eliminaría parte de la oferta y permitiría rejuvenecer los rebaños, algunos envejecidos en la perspectiva de desaparecer por la baja rentabilidad y la falta de sucesores. El envejecimiento de los rebaños es la pescadilla que se muerde la cola porque los animales mayores producen mucho menos y tienen muchos más problemas sanitarios y de todo tipo que los jóvenes. Apoyando la reposición en muchas explotaciones haríamos de un problema una solución parcial.

La Unión Europea también podría apoyar esta segunda línea, no contemplada inicialmente como la del almacenamiento privado, pero sí apoyándose en el reglamento 221, como ya hizo para ayudar a los ganaderos de vacuno irlandeses con la caída de precios del pasado año y la amenaza del brexit, ayudas que se vincularon a la demostración de algún compromiso medioambiental, que en el caso de nuestra ganadería extensiva cumple con creces.

· La tercera medida es la promoción. Interovic, que hace de la pequeña recaudación de cada sacrificio un presupuesto importante logrando ayudas europeas, va a reorientar ya hacia el consumo en hogares una campaña de lechal y cabrito inicialmente programada para Horeca. Ahora que se tiene tiempo de cocinar y las redes permiten aprender fácilmente puede fomentarse el consumo de estos productos en casa.

Pero sobre todo debe enfocarse en activar una gran campaña de comunicación de consumo de cordero cuando volvamos a la actividad habitual, con un mensaje adaptado al momento. Interovic siempre debe potenciar el consumo de carne de cordero de origen nacional, diferenciándola correctamente en el punto de venta, más si cabe en esta situación para dar salida precisamente a lo que se está congelando y se pudiese hacer con la necesaria y urgente ayuda europea.  No puede ser que el producto de importación, el 80% lechal, se aproveche un año más de nuestras campañas.

El sector en conjunto, incluido el comercial, el agroindustrial, la distribución y los minoristas deberían implicarse en este plan importante y urgente, para salvar a un sector imprescindible para muchos de nuestros pueblos, para nuestro paisaje natural y para la economía de miles de familias, autónomos mayormente, que viven directa e indirectamente del ovino.  Y con su supervivencia, salvar a la industria transformadora sin la cual la modernización de cara al consumidor, no sería posible.

 Francisco Marcén

Socio fundador y ex director de Oviaragón – Grupo Pastores y ex presidente de Interovic 

 

 

Foto 6 Payoya web

Entre los trabajadores que ni en una pandemia mundial pueden dejar sus tareas y cumplir con el confinamiento al que está obligada toda la población, están los pastores y cabreros. Acostumbrados a ser invisibles y a vivir casi aislados, han puesto en marcha en Cádiz la campaña "yohoytrabajo".
"La gente no se da cuenta de la labor que hacemos los que estamos en el campo. Si los agricultores y los ganaderos nos hubiéramos paralizado ahora, si hubiéramos dejado de producir, ni los sanitarios que están en la primera línea de la lucha contra el coronavirus podrían estar haciendo su labor", asegura a Efe Pepe Millán.
A punto de cumplir 63 años, a Millán, que cuida de unas 400 cabras y 300 ovejas en Zahara de la Sierra (Cádiz), el estado de alarma apenas le ha cambiado la vida, salvo que los hombres que cada dos o tres días van a su majada, a un kilómetro y medio del pueblo, para llevarle gasóleo o recoger la leche que ordeña aparecen con guantes y mascarilla y ya no se paran como antes a charlar con él.
Pepe Millán cuida sus rebaños de ovejas y cabras en la sierra de Cádiz desde niño. Sólo lo dejó, y a la fuerza, los 18 meses que tuvo que ir a la mili y el tiempo que le costó después volver a tener su majada.
"Trabajo los 365 días del año, las 24 horas al día, no se lo que es una semana de vacaciones", cuenta a Efe casi con orgullo.
Y, por supuesto, tampoco ha parado cuando casi todo el mundo lo ha hecho para afrontar la pandemia del COVID-19 con un confinamiento de la población mundial que ni los autores de ciencia ficción se habían atrevido a imaginar.
Acostumbrado a la soledad de su jornada, en medio del campo, Pepe Millán y su mujer, su única compañera de trabajo, no han parado porque tanto los rebaños de los que cuidan, como los humanos a los que alimentan, en este caso con los afamados quesos artesanales de las cabras y ovejas payoyas de la Sierra de Cádiz, necesitan de sus manos.
Son, como los pequeños agricultores o los pescadores artesanales, el eslabón menos visible de la cadena que alimenta al mundo, también ahora en tiempos de pandemia y confinamiento.
Pepe Millan, como sus colegas, dice que tiene "una espinita clavada" porque, ni antes ni ahora, se valora el esfuerzo de quien está detrás de unos quesos que se degustan en los mejores restaurantes. "La gente en general no se dan cuanta de la labor que hacemos los que estamos en el campo", dice este ganadero.

LOS QUESOS
Jose María Fernández, presidente de la Asociación de Criadores de Raza Payoya, que engloba a 43 ganaderos que se dedican a esta raza autóctona y cuida, también con su mujer, de una explotación de 250 cabras, 120 ovejas y 40 vacas a nueve kilómetros de Grazalema, cuenta que aunque, de momento, el estado de alarma no les ha afectado y las queserías siguen recogiendo la leche como siempre, la situación puede cambiar en breve.
"Si el de la quesería vende un ochenta por ciento menos, porque los restaurantes y bares están cerrados, pues llegará un momento en el que no tienen espacio en las cámaras para guardar queso y no vendrán a por la leche", explica.
Al cierre de bares y restaurantes que compran sus quesos se une que, tanto en ciudades como en pueblos, el miedo al coronavirus hace que la gente prefiera surtirse en las grandes superficies y ya no vaya a las tiendas y mercados locales, su principal vía comercial de venta al público.

#YOHOYTRABAJO
De Ahí que los pastores y ganaderos que forman parte de esta asociación hayan emprendido una campaña con la etiqueta #yohoytrabajo", con la que visualizan que ellos, al contrario que la mayoría de la sociedad, no se quedan en casa porque las cabras y ovejas no entienden de alarmas ni decretos y necesitan salir al monte a alimentarse, ser cuidadas y ordeñadas a diario, unos cuidados sin los que podría enfermar y morir.
La asociación ha editado un pequeño vídeo, difundido en sus redes sociales, para animar a los consumidores a seguir consumiendo sus quesos.
El estado de alerta ha pillado además en primavera, cuando los rebaños producen más leche porque pueden pastar más y mejor en los campos. "Casi todos los ingresos de los ganaderos se producen ahora, no es una época que se pueda postergar", explica a Efe Olga González Casquet, una de las veterinarias que gestionan el programa de cría de esta raza.
Para seguir el control de calidad de la especie estos técnicos visitan una vez al mes los rebaños. Su visita es una de las que no recibirán durante el estado de alarma los pastores, cabreros y ganaderos.
"Los laboratorios con los que trabajamos han cerrado. Podríamos ir y, por ejemplo, seguir midiendo la cantidad de leche, pero tenemos miedo a ser un vector de contagio entre ellos, no tenemos medidas de protección. Nosotros somos jóvenes, pero ellos suelen ser mayores, son ganaderías familiares, si se ponen enfermos no habrá nadie para cuidar de los animales", explica.

EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS
El caso de estos pastores podría trasladarse a muchas otros productores locales del sector primario.
La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) establece que unas 25.000 explotaciones se están viendo ya afectadas por la caída de ventas.
Greenpeace España ha pedido que en este tiempo se garantice que el sector agrícola, ganadero y pesquero local siga funcionando como una "apuesta de futuro" y para que la crisis sanitaria no se convierta también en una crisis del mundo rural.
La organización ecologista recuerda que asegurar la supervivencia de este sector es luchar también por un mundo más sostenible.
"Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector agroalimentario, en su conjunto, son ya entre el 21 % y el 37 % de las emisiones globales totales. Esto se debe en gran medida a un modelo agroalimentario cada vez más industrializado, donde la pequeña y mediana agricultura tiene poca cabida, a pesar de que cuida de la naturaleza" y de que es el principal arma para fijar población al mundo rural, explica Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace.
Fuera de datos y perspectivas, con la sabiduría de su oficio, Pepe Millán se ocupa sin más de seguir cada día con su rutina y la de sus ovejas y cabras.
"Aunque el cuerpo no lo tengo tranquilo", comenta este hombre que ahora, cada noche, cuando vuelve al pueblo para dormir, saluda a su hija con distancia, él sin bajarse del coche y ella sin salir de la puerta de su casa, y se da cuenta de que hay razones para no tenerlo. 

Isabel Laguna

La recogida, para la que se destinarán 80.000 euros, se realizará en diez puntos de la provincia en los que se instalarán veinte contenedores metálicos

La Diputación de Zamora, a través del área de Medio Ambiente, que dirige el vicepresidente tercero, Javier Faúndez Domínguez, sacará próximamente a licitación el contrato para la prestación del servicio de recogida, transporte y tratamiento de residuos plásticos de uso agrario de carácter no peligroso procedentes de explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia. El contrato contará con un presupuesto de 80.000 euros para los próximos cuatro años, según recoge La Opinión de Zamora.

Los residuos se acopiarán en una veintena de contenedores metálicos que estarán situados en las instalaciones de las cooperativas agrícolas y ganaderas en diez puntos de la provincia, distribuidos en dos lotes por zonas: Este y Oeste.

Los puntos de recogida de la zona Este estarán en Castroverde de Campos, Fuentesaúco, Moraleja del Vino, Torres de Carrizal, Toro y Villafáfila, y los de la zona Oeste en Bermillo de Sayago, Cernadilla, Quiruelas de Vidriales y San Vitero.

Cada uno de los puntos dispondrá de dos contenedores metálicos vacíos, de la capacidad que la cooperativa y empresa adjudicataria consideren más adecuado para una mayor eficiencia del servicio. Cada uno de ellos dispondrá de una malla para poder cubrirlo y evitar así la salida de los residuos provocados por el viento.

La recogida de los contenedores se realizará una vez estén llenos previo aviso y con un plazo máximo de 48 horas. Los residuos deberán de separarse en las instalaciones, por un lado, la cuerda y por otro el resto de plásticos. La empresa adjudicataria se responsabilizará de su traslado a las instalaciones de un gestor autorizado en valorización como plástico reciclado.

COORDINACIÓN CON LAS COOPERATIVAS

Las cooperativas que colaborarán con esta iniciativa son Cobadu, Consorcio del Ovino, Agropal y Alistana Ovino, con cuyos representantes Javier Faúndez y técnicos del Área de Medio Ambiente han mantenido esta semana una reunión antes de proceder a la licitación del contrato y de cara a estrechar la coordinación entre todas las partes.

Los materiales que se recogerán son plásticos de invernadero, acolchados y tunelillos, plásticos de ensilado y empacado, mangas de riego plásticas, envases de plástico de naturaleza no peligrosa. Quedarán excluidos de la recogida los envases de productos fitosanitarios y zoosanitarios.

El número de mujeres titulares o jefas de explotaciones agrarias ha crecido en los últimos años, en concreto 7.213 más entre 2008 y 2016, pese al contexto general de abandono y cierres, según un estudio difundido este lunes por COAG. 

En 2016 había 285.467 mujeres al frente de dichas explotaciones, en comparación con las 278.344 de 2008, de acuerdo al análisis elaborado por el Área de la Mujer de COAG y la Confederación de Mujeres del Medio Rural (Ceres), en colaboración con la Fundación Mundubat.

A partir del estudio de fuentes oficiales, COAG observa un aumento en el porcentaje de mujeres titulares o jefas de explotación en las comunidades autónomas, a excepción de Madrid, Cataluña, La Rioja y Murcia. 

Los mayores incrementos se dieron en el País Vasco (de 5,16 puntos), Cantabria (3,99 puntos), Baleares (3,77 puntos) y Andalucía (2,98 puntos), de acuerdo a su análisis. 

"Con apoyos y reconocimiento de nuestros derechos económicos y sociales, existe el caldo de cultivo necesario para que las mujeres sigan liderando el emprendimiento en el medio rural y fijando población en la España vaciada", ha afirmado la presidenta de Ceres, Inmaculada Idáñez.

En su opinión, los resultados del estudio sugieren que las mujeres "tienen una predisposición positiva hacia la agricultura y ganadería como salida profesional" y que "las medidas de acción positiva hacia las mujeres", por ejemplo en las solicitudes de ayudas, "han servido para fomentar las altas en el sector".

No obstante, el estudio alerta de que el porcentaje de mujeres titulares menores de 30 años no supera el 1 % del total en cada comunidad, salvo en Andalucía y Cataluña.

Idáñez ha destacado que en los próximos 5 años deberían incorporarse en torno a 100.000 mujeres agricultoras o ganaderas para lograr el relevo generación que garantice la sustitución y el mantenimiento de los activos agrarios femeninos. 

En ese sentido, el estudio precisa que a pesar de que las mujeres son titulares del 34,6 % de las explotaciones de media, solo poseen el 23 % de la Superficie Agraria Útil, lo que refleja que la tierra sigue en manos de los hombres de forma mayoritaria. 

Entre los jóvenes titulares, solo el 3,25 % de las mujeres se incorporan con explotaciones de más de cien hectáreas, por debajo del porcentaje de media del 13,61 %; según COAG, tiene que ver con "la vocación productivas" de las agricultoras y ganaderas, que se decantan más por los sectores hortofrutícola y de ovino y caprino.

En 2017, el 37,8 % de las personas que percibían pagos directos y de desarrollo rural de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea eran mujeres (252.214 en total), un porcentaje superior al 32,8 % de 2012. 

El importe medio de esas ayudas es un 40 % inferior en las mujeres en comparación con los hombres, con un importe medio de ayudas directas de 3.852 euros para ellas y de 6.059 euros para ellos. 

Respecto a sus peticiones de cara al próximo 8M, Idáñez ha reclamado, entre otros asuntos, el acceso al trabajo, un salario digno, la propiedad de la tierra, la participación política y sindical, las nuevas tecnologías o la educación y especialización agraria"

El plan cinegético de la temporada 2020-2021 en la reserva de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, autoriza abatir doce ejemplares de lobo la próxima campaña, once de ellos en la modalidad de aguardo o espera y uno en la de rececho.

El plan técnico de la próxima temporada incluye además la caza de 42 ciervos macho de distintas categorías, así como doce corzos y otros ochenta ejemplares de cérvidos como control poblacional para prevenir daños, según ha informado este jueves la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora.

De los ciervos que se permitirá la caza, doce serán de tipo A-1, diez de tipo A2, y veinte de tipo C, a los que se sumarán veinte ciervos macho selectivos y sesenta hembras con el fin de prevenir los daños en cultivos y la siniestralidad en las carreteras por atropello de fauna cinegética que causa la especie.

El plan se ha presentado este jueves en la reunión mantenida en Villardeciervos por la junta consultiva de esa reserva de caza ubicada entre las comarcas de Aliste y Sanabria, al noroeste de la provincia de Zamora.

En el encuentro también se ha analizado la ejecución del plan técnico de caza de las dos últimas temporadas, en las que se ha mantenido una excelente puntuación fiscal media del trofeo de ciervo categoría A1.

También se han fijado las condiciones para concurrir a los permisos de caza mayor a rececho o aguardo para cazadores que sean vecinos de la zona, para lo que será obligatorio estar empadronado en alguno de los municipios de la zona.

La junta consultiva también ha conocido las inversiones de mejora del hábitat cinegético de esta reserva que, según la delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, es "uno de los mejores terrenos cinegéticos abiertos de toda España para la caza del ciervo". 

 

La consellera de Patrimoni, Sara Ramón, ha recalcado este lunes en una rueda de prensa que la figura de Bien de Interés Cultural Inmaterial (BICI) salvaguardará, en todo caso, la "técnica" y la "tradición" de capturar las cabras en es Vedrà.

En su comparecencia, Ramón ha recordado que, el pasado 20 de enero, la Asociación de Propietarios de los Islotes de es Vedrà i es Vedranell, la Asociación de Vecinos de Sa Raval y la Asociación de Propietarios de Fincas Rústicas de Sant Josep, registraron la reclamación de declarar la captura de las cabras de es Vedrà como BICI.

Según ha apuntado la consellera, el Consell debe realizar el informe técnico que determinará si procede incoar esta declaración o, en caso contrario, rechazarlo.

Ramón, que ha comparecido junto al conseller de Gestión Ambiental, Vicent Roig, ha aclarado que en caso de que se incoe este expediente, la declaración de BIC Inmaterial necesitará informes del Ayuntamiento de Sant Josep, entre otras entidades, así como elevarla al Consejo Asesor de patrimonio Inmaterial de Baleares.

Roig, por su parte, ha matizado que la función de la administración insular es "dar respuesta" a una petición realizada por un colectivo de ciudadanos, que reclama que se proteja la tradición de capturar las cabras del islote. Por contra, el conseller ha recordado que está la Conselleria balear de Medio Ambiente, que "dice que no puede haber cabras".

"Se debe buscar un equilibrio entre la protección de la flora y la fauna y la protección de esta tradición", ha dicho Roig, quien ha rechazado que, en caso de retirar las cabras, se repitan los mismos episodios de 2016, cuando Medio Ambiente exterminó las cabras a tiros.

"Hay otras metodologías y otras maneras, lo que tenemos claro es que no nos gustaría que se sacasen como en 2016", ha insistido.

 

Página 1 de 120

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder