Mostrando publicaciones por etiqueta: Instituciones

Los datos de enero indican que el precio de la leche de cabra en Andalucía sigue subiendo. A pesar de que las posiciones ya declaradas de las industrias lácteas son de reducir la leche pagada a los productores con el inicio del año después de un espléndido 2019, lo cierto es que las estadísticas oficiales elaboradas por la Junta de Andalucía indican que las cotizaciones han seguido incrementándose en enero respecto a diciembre, teniendo en cuenta que estos datos recogen los precios en euros por litro y no por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína), que es el modo en el que se negocian.

Así, el precio medio en el presente mes de enero se sitúa en 82,78 euros por cien litros, lo que indica un incremento del 1,7% frente a los 81,39 euros por cien litros que se registraban en el pasado mes de diciembre. Además, los datos interanuales son especialmente significativos, ya que en enero del pasado año, el precio se encontraba en 70,05 euros, por lo que el incremento porcentual en el último ejercicio se eleva al 18,2%.

Si se realiza la comparación más a largo plazo, los datos son especialmente llamativos. A principios del año 2017, la cotización media era de 53,37 euros por cien litros, por lo que ha subido un 55,1% en los últimos dos años. Hace una década, en el año 2010, enero registró un precio medio de 51,75 euros, mientras que en el año 2000, primero del que se tienen registros en estas estadísticas autonómicas, la leche de cabra tenía un precio medio de 74,34 pesetas por litro, lo que puede traducirse a 44,68 euros por cien litros de la actualidad. Por lo tanto, la evolución de la cotización en las últimas dos décadas ha sido de un incremento porcentual del 85,3%.

Esta estadística es elaborada por los Servicios Estadísticos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. Se recoge la evolución a lo largo de varios años de los precios recibidos por diferentes ganaderías de caprino de leche andaluzas ubicadas en las provincias de Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla.

El balance el año 2019 respecto al mercado de los corderos incluye también la situación de precios del sector ovino español frente a los países del entorno comunitario, que son sus principales competidores a la hora de realizar las exportaciones, un aspecto en el que España va creciendo en los últimos años y que tiene una notable relevancia para la rentabilidad económica del sector ovino de carne en España.

En el pasado ejercicio, los corderos españoles estuvieron por encima de la media de cotizaciones de la Unión Europea, según los cálculos realizados por la Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a partir de los datos semanales publicados en el informe sobre precios del sector ovino que se actualiza con la cita periodicidad semanal.

 

Corderos ligeros

El precio medio del cordero ligero en España, que es el que tiene una canal de menos de 13 kilogramos, fue de 556,30 euros por cien kilos de canal durante el pasado ejercicio 2019. Este precio es un 2,1% superior a los 544,95 euros que se registraron como media en los países de la Unión Europea.

Analizando los datos concretos de aquellos países comunitarios que tienen una orientación productiva hacia corderos ligeros, que coinciden con la cuenca mediterránea, España tiene un precio más alto que los corderos producidos en Grecia (471,09 euros), mientras que se encuentran por debajo de Italia (584,67 euros) y Portugal (660,85 euros).

 

Corderos pesados

Los corderos pesados, que son aquellos que tienen una canal con un peso por encima de 13 kilogramos, tuvieron una cotización media en España durante el pasado ejercicio 2019 de 526,69 euros por cien kilos canal, lo que indica un incremento del 5,1% frente a los 501,26 euros que se tienen como media en el ámbito territorial de la Unión Europea.

Respecto a los países de la UE con una fuerte producción de corderos pesados, y que aglutinan más de la mitad del censo comunitario, España únicamente tiene precios más bajos que Francia, que se encuentra con 617,15 euros. Por su parte, tienen precios singnificativamente más bajos Reino Unido (478,63 euros), Irlanda (455,45 euros) y particularmente Rumanía (224,31 euros).

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publicó el pasado 17 de enero una resolución por la que se establecen algunos cambios a nivel autonómico de las campañas que son objeto de saneamiento ganadero. “La evolución de los indicadores epidemiológicos durante el último año frente a las enfermedades objeto de programas nacionales de erradicación en Castilla-La Mancha hace necesario revisar determinados aspectos ejecutivos”, señala el preámbulo de la resolución.

A continuación, se recogen aquellos aspectos que tienen efectos en las especies ovina y caprina.

 Actuaciones con caprinos frente a la tuberculosis bovina

Dentro de las medidas a tomar para la erradicación de la tuberculosis bovina y con el fin de controlar la transmisión interespecies de la tuberculosis, se procederá al control obligatorio de los rebaños caprinos que convivan, aprovechen pastos en común o mantengan relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino, y de aquellos rebaños que, aun no cumpliendo con el requisito de convivencia, se detecten mediante la encuesta epidemiológica como fuentes de la enfermedad para otros rebaños de bovino.

Cuando se haya obtenido el aislamiento de alguna micobacteria de la especie ‘M. bovis’ en explotaciones de caprino se realizarán las actuaciones marcadas en el Plan Nacional de Erradicación de la Tuberculosis Bovina en la explotación afectada y en aquellas con relación epidemiológica. Esta relación epidemiológica también podrá abarcar todas las explotaciones de caprino de uno o varios municipios completos, en base a un análisis de riesgo.

En función de lo anterior y a un análisis de riesgo donde se ha detectado una prevalencia de tuberculosis por encima del 25% en explotaciones de caprino chequeadas, partes de lesiones compatibles a tuberculosis en matadero, aislamientos de ‘M. bovis’ y ‘M. caprae’ tanto en explotaciones de vacuno como en caprino, y vacíos sanitarios en explotaciones de cabras, se incluyen la totalidad de los rebaños de ganado caprino de los municipios incluidos en las Oficinas Comarcales Agrarias de Malagón y Piedrabuena en la provincia de Ciudad Real, y la de Talavera de la Reina en la provincia de Toledo, dentro del Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina.

 Brucelosis ovina y caprina

Toda la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha está declarada como oficialmente indemne a brucelosis ovina y caprina por ‘Brucella melitensis’. Por lo tanto, su vacunación queda prohibida.

Resolución de 09/01/2020, de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, por la que se desarrollan determinados aspectos de los programas nacionales de control, vigilancia y erradicación de enfermedades animales para el año 2020, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) 17 de enero de 2020

Documento completo: https://docm.castillalamancha.es/portaldocm/descargarArchivo.do?ruta=2020/01/17/pdf/2020_158.pdf&tipo=rutaDocm 

Todo el territorio de Castilla y León estará considerado libre de lengua azul, enfermedad que afecta a rumiantes, tras la modificación de la orden ministerial que dicta las Comunidades restringidas de esta enfermedad, han informado este domingo fuentes de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

La evolución epidemiológica de la enfermedad y el trabajo técnico de la Consejería de Agricultura, a través de la vigilancia mediante la red de explotaciones centinela, han propiciado la modificación de la Orden Ministerial (Orden AAA/1424/2015, de 14 de julio), lo que supondrá que todo el territorio de Castilla y León tenga la consideración de libre de la enfermedad.

Este es un paso fundamental para los ganaderos de las comarcas del sur de Ávila que continuaban con un programa de vacunación obligatoria y restricciones al movimiento en el periodo de actividad del vector transmisor de la enfermedad.

En la zona de restricción de la provincia de Ávila, durante el pasado 2019, seguía siendo necesaria la vacunación obligatoria frente al serotipo 4 de lengua azul para poder tener libertad de movimientos, incluso era obligatoria la vacunación de los terneros para poder ser trasladados a cebaderos del resto del territorio autonómico y nacional declarado libre de la enfermedad.

Con la nueva modificación de zonas restringidas, todo el territorio de Castilla y León pasa a tener la consideración de libre frente a la lengua azul, se elimina la vacunación obligatoria y, por primera vez en más de diez años, se ha conseguido que ningún ganadero de la Comunidad tenga restricciones por esta enfermedad.

De este modo, "da sus frutos el trabajo de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y de los ganaderos de Castilla y León con el programa vacunal implantado, lo que ha permitido minimizar la posibilidad de transmisión del virus de la enfermedad", han precisado dichas fuentes en un comunicado.

Otros países del entorno europeo continúan con focos activos de la enfermedad, entre ellos, Francia, y esto motiva problemas para el movimiento de animales incluso a países terceros, oportunidad que ha conferido facilidades en apertura de mercados a nivel autonómico.

Para 2020, tendrán la consideración de zona restringida diferentes comarcas de las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura para el serotipo 4 del virus y de Andalucía y Castilla La Mancha en lo que se refiere al serotipo 1.

Lengua azul La lengua azul o fiebre catarral ovina es una enfermedad incluida en el Código Sanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la Unión Europea.

Es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos que afecta a rumiantes (ovino, caprino y bovino). No existen riesgos para la salud pública asociados a la lengua azul, aunque sí graves restricciones comerciales para los animales y productos de origen animal de las zonas afectadas por la enfermedad. Además, en ganado ovino produce grave sintomatología clínica.

 

‘Anaplasma phagocytophilum’, el agente causante de la anaplasmosis humana y la fiebre transmitida por garrapatas en las ovejas, se considera actualmente como una enfermedad emergente. En un estudio realizado entre investigadores franceses y españoles del CSIC, se describió el establecimiento de un modelo de infección por ovejas de ‘A. phagocytophilum’ utilizando la cepa ovina variante 2 de Noruega más conocida en Europa (NV2O) propagada en células de garrapatas.

Dos ovejas fueron inoculadas con células de garrapatas infectadas con el ‘A. phagocytophilum NV2Os’. Cuatro días después de la inoculación, ambas ovejas desarrollaron infección según lo determinado por PCR y la presencia de fiebre, observación de mórulas en granulocitos a 6 días después de la infección y detección de anticuerpos de ‘Anaplasma’ a 14 días después de la infección. Las necropsias realizadas permitieron detectar ‘A. phagocytophilum’ por inmunohistoquímica en secciones de piel, así como por PCR en piel, pulmón, intestino delgado, hígado, bazo, útero y ganglios linfáticos mesentéricos. A 6 días después de la infección, durante la fase aguda, una oveja se infestó con larvas, ninfas y adultos de ‘Ixodes ricinus’ de una colonia libre de patógenos. Como se esperaba, no se encontró transmisión transovarial.

Finalmente, se demostró que la sangre infectada de ovejas recolectada a 14 días después de la infección puede infectar las células de garrapatas ISE6 permitiendo la infección de dos ovejas adicionales que desarrollaron signos clínicos similares a los infectados previamente. Uno de los animales murió y el otro permaneció infectado persistentemente hasta 115 días después de la infección cuando fue sacrificado. Esta oveja transmitió la bacteria durante la infección persistente.

El establecimiento de este modelo experimental permite abordar preguntas de investigación sobre una bacteria transmitida por garrapatas de creciente importancia.

Este estudio se ha publicado en forma de artículo en la prestigiosa revista científica internacional Frontiers in Veterinary Science, con la firma de los siguientes autores: Consuelo Almazán, Lisa Fourniol, Clotilde Rouxel, Pilar Alberdi, Helene Huet, Christelle Gandoin, Anne Claire Lagree, Henri Jean Boulouis, José de la Fuente y Sarah Bonnet.

Mediante el Real Decreto 488/2010, de 23 de abril, por el que se regulan los productos zoosanitarios, se adaptó la normativa en dicho ámbito a los cambios introducidos al respecto en la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, y en la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.

Con la experiencia adquirida desde su aplicación, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) considera que se hace necesario llevar a cabo una revisión del mismo con la intención de regular los procedimientos de autorización e inscripción de los productos zoosanitarios, simplificándolos y haciéndolos más eficaces. Asimismo, deben incorporarse a la normativa una serie de novedades que inciden en el Registro de Productos Zoosanitarios como son la efectiva utilización de los medios electrónicos.

Por otra parte, se clarifica el ámbito de aplicación del Real Decreto, considerándose, dentro del mismo, a los reactivos de diagnóstico de las enfermedades de los animales, los sistemas de control de parámetros fisiológicos en animales y ciertos productos para la higiene, cuidado y manejo de los animales y cierto material de utillaje zoosanitario (diluyentes y conservantes de óvulos, semen y embriones que no contengan sustancias con acción medicamentosa, excepto aquellas sustancias cuya acción sea la de preservación del producto y no tengan registro en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios).

De esta forma, el MAPA ha abierto consulta pública de un Proyecto de Real Decreto por el que se regulan los productos zoosanitarios de reactivos de diagnóstico de uso veterinario, sistemas de control de parámetros fisiológicos en animales y de higiene, cuidado y manejo de los animales y material de utillaje zoosanitario.

Las alegaciones, observaciones, sugerencias u opiniones que se realicen al respecto deberán dirigirse por correo electrónico a la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del MAPA hasta el próximo 6 de febrero.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/participacion-publica/rdprodszoosanitariosparanuevaaudiencia_tcm30-523969.pdf 

La viruela ovina y caprina es una enfermedad viral de las ovejas y cabras altamente contagiosa, producida por un virus de la familia ‘Poxviridae’, género ‘Capripoxvirus’, afectando a una u otra especie según la raza del animal y la cepa del virus, aunque existe relación inmunológica demostrada. La mayoría de las estirpes examinadas causan la enfermedad clínica en su forma más grave ya sea en las ovejas o en las cabras, y se han aislado algunas cepas que son igualmente patógenas en ambas especies.

La enfermedad se caracteriza por fiebre, la erupción eritematosa de la piel, inicialmente con lesiones papulares y posterior evolución a erupciones pustulares. Cuando las lesiones se generalizan, pueden asociarse con inflamación hemorrágica de las mucosas respiratoria y gastrointestinal, provocando alta mortalidad. Se transmite por contacto directo entre los animales enfermos y los susceptibles, e indirectamente mediante fómites contaminados y vehículos de transporte.

La viruela caprina es endémica en África (al norte del Ecuador), Oriente Medio, Turquía, Irán, Afganistán, India, Nepal, China y Bangladesh. En los últimos años, la enfermedad ha hecho frecuentes apariciones en el sur de Europa, en países como Bulgaria y Grecia. Además, también tiene presencia en países del norte de África, como es el caso de Marruecos, Argelia y Túnez.

En España no se han declarado focos de viruela ovina y caprina desde el año 1968, si bien dado el riesgo que supone la presencia de la enfermedad en países próximos, ha provocado que en el pasado mes de noviembre se actualizara la información del ‘Manual práctico de operaciones en la lucha contra la viruela ovina y caprina’, editado por la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/manualpracticovocnov2019_tcm30-111351.pdf 

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias ha aprobado la legalización de ocho explotaciones ganaderas, cinco en Tenerife y tres en La Palma, que se suman a las 12 legalizadas el pasado año.

La autorización de estas explotaciones garantiza su seguridad jurídica y cumple con la prioridad de generar estabilidad en el sector ganadero de las islas, según ha informado este jueves la Consejería en un comunicado.

Además, existen aproximadamente 100 solicitantes con expedientes de decreto definitivo que están a la espera de proceder a su validación final por parte de la Dirección General de Ganadería.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha apuntado que "se trata de una de las prioridades del departamento para dar respuesta a las necesidades del sector ganadero para regularizar esta situación".

El trámite para la legalización definitiva por parte de la Consejería se inicia con la solicitud del interesado y la realización de los trámites burocráticos intermedios con audiencias de todas las instituciones implicadas.

Tras las visitas técnicas multidisciplinares que verifican el cumplimiento de los requisitos de la ley, se procede al establecimiento de los condicionantes que debe adoptar la explotación para ser viable desde el punto de vista ambiental y sanitario. 

 

 

Leche, yogur o queso son alimentos imprescindibles para mantener una dieta equilibra-da. Tras las copiosas ingestas navideñas, llegan nuevos propósitos para 2020, como vol-ver al gimnasio y recuperar la línea. ¿Sabías que incluir al menos 3 lácteos al día, junto a práctica deportiva regular, puede ayudar a bajar de peso?

Tomar lácteos o tomar un aporte adecuado de algunos nutrientes contenidos en los lácteos, como por ejemplo el calcio, es muy útil en la pérdida de peso porque ayuda a la lipolisis, a que se queme grasa más fácilmente. Por lo tanto no pueden faltar en una dieta hipocalórica

Deporte moderado practicado regularmente y una dieta equilibrada que no prescinda de los lácteos son dos factores relevantes que pueden ayudar a bajar de peso, sin duda uno de los objetivos que se han marcado millones de españoles para 2020. La campaña de información lanzada por la Organización Interprofesional Láctea (IN-LAC) con apoyo de la Unión Europea promueve el consumo de al menos tres lácteos al día (Generación Láctea) y recuerda la importancia de no eliminar estos productos de la dieta pese a las creencias erróneas y fake news que invitan a sustituirlos por otros alimentos.

¿Por qué los lácteos son aliados para practicar deporte? Durante la actividad física suele producirse una mayor pérdida de fluidos, por eso es muy importante la rehidratación. Y es que la leche está compuesta en un 90 % por agua, y tiene proteínas y grasas de digestión lenta que permiten la absorción de agua y electrolitos de forma constante en el tiempo. Asimismo, el lactosuero del yogur es una fuente de proteínas beneficiosas para los depor-tistas. Para aprovecharlas, basta con agitar el yogur antes de abrirlo o removerlo con una cucharilla, sin necesidad de recurrir a productos de síntesis alternativos, de alto precio.

Además, los lácteos pueden ser de gran ayuda para mantenerse en forma. En la dieta orien-tada a perder peso es importante la presencia de los lácteos porque con pocas calorías aportan muchos nutrientes. Tomar un aporte adecuado de algunos nutrientes como el cal-cio contenido en los lácteos es muy útil en la pérdida de peso.

En ocasiones se han difundido mensajes erróneos, incluso que el consumo de lácteos es excesivo pero organismos nacionales e internacionales marcan pautas en nutrición y alimentación que aconsejan tomar de 2 a 4 raciones de lácteos al día, de media. Por grupos de población, se aconsejan 2-3 raciones al día en niños y adultos y 3-4 en colectivos con necesidades adicionales, como la adolescencia, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ancianos o deportistas, especifica la catedrática en Nutrición y Doctora en Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Rosa María Ortega, a su vez miembro del Comité Científico del Programa Europeo de fomento del consumo de lácteos lanzado por INLAC y la UE.

Se entiende por ración –aclara Ortega- la cantidad de producto que permite conseguir 250 mg de calcio: un vaso de leche de 200 ml, 180 g de yogur, o 30-60 g de queso, según sea curado o fresco. “Sin embargo el consumo actual de lácteos es menor del aconsejado en más de la mitad de la población, por lo que la situación no es óptima sino mejorable”, aña-de. La doctora desautoriza las voces que insisten en que el consumo de estos alimentos es innecesario o que puedan ser sustituidos por otras alternativas. E indica que los lácteos aportan nutrientes esenciales de forma equilibrada, especialmente hidratos de carbono, vitaminas, proteínas y minerales, “de manera que cubrir las ingestas recomendadas de es-tos nutrientes es difícil cuando se restringe el consumo de lácteos”.

La experta reconoce que existen otros alimentos que aportan calcio, pero el procedente de lácteos es el de más fácil absorción y utilización. “Para cubrir las ingestas recomendadas de calcio, en una alimentación convencional es bastante sencillo tomar, a lo largo de un día, un vaso de leche, 1-2 yogures, y un poco de queso. Además, es mucho más difícil tomar como alternativa 25 g de semillas de sésamo más 250 g de acelgas y 175 g de garbanzos (cada día)”. “El aporte calórico asociado al consumo de algunos alimentos (legumbres, frutos secos, sardinas enlatadas….) sería bastante elevado para conseguir un aporte de calcio similar en cantidad, pero siempre de más difícil utilización que el procedente de lácteos”, destaca la catedrática en Nutrición.

Sobre la extendida creencia entre los consumidores de que los lácteos son alimentos ricos en grasa, cuyo consumo favorece el riesgo cardiovascular, o el aumento de peso, Ortega zanja que estas consideraciones son erróneas. “Aunque algunos quesos tienen mayor contenido en grasa (y deben ser tomados con mayor moderación), por ejemplo, la leche tiene 3.5 g/100 g de grasa, contenido inferior al de muchos otros alimentos, pero además para los lácteos se encuentran productos semidesnatados y desnatados que no existen como alternativas de consumo para otros alimentos, por tanto el contenido en grasa de los lácteos no es elevado y además se pueden elegir productos con menos grasa o sin ella”.

Generación Láctea, campaña cofinanciada con fondos comunitarios, difunde entre la po-blación española que los lácteos, además de sabrosos, son alimentos situados en la base de la pirámide nutricional. En este contexto, Generación Láctea ha convertido en proveedor oficial de la Minicopa Endesa gracias al acuerdo alcanzado entre la ACB e INLAC, para apo-yar a los jóvenes talentos y fomentar hábitos saludables y el deporte.

InLac es la organización interprofesional que engloba a todo el sector lácteo de España. Sus miembros representan tanto a la producción –ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias de España- como a la transformación –FENIL y Cooperativas Agro-Alimentarias de España. InLac es el instrumento fundamental de interlocución y vertebración entre los agentes de la cadena láctea y se constituye como el foro estable de discusión entre sus miembros, respetando los ámbitos de actuación propios de las organizaciones que la componen.

Puedes descargar videodeclaración aquí: https://we.tl/t-4DQJZXCWzz

 

El ejercicio 2019 ha sido un buen año para las exportaciones españolas de carne de ovino y de caprino. A falta de los datos de los dos últimos meses del año, ya que la plataforma Datacomex del Ministerio de Industria únicamente cuenta con datos actualizados hasta el mes de octubre, los datos interanuales indican que ha aumentado notablemente la exportación en ambos sectores, mientras que las balanzas comerciales también han mejorado notablemente.

 Carne de ovino

En los diez primeros meses del pasado año, España exportó un total de 39.686.158 kilogramos de carne ovina, lo que significa un importante incremento del 7,6% respeto a los 36.891.699 kilos del mismo periodo del ejercicio anterior. El conjunto de Francia e Italia representa más de la mitad de las exportaciones, con más de 15 y 5 millones de kilos, respectivamente, mientras que otros grandes clientes del sector cárnico ovino en España son Dinamarca, Grecia y Reino Unido. Las exportaciones a terceros países únicamente corresponden al 21,2% del total, aunque están creciendo algunos destinos como Qatar, Bahrein, Arabia Saudí o Kuwait.

Respecto a las importaciones, han descendido un 10,3% en el periodo analizado, al pasar de los 6.101.808 kilogramos de los diez primeros meses de 2018 a 5.473.333 kilos en el mismo periodo de 2019, aunque habrá que esperar a los datos de noviembre y diciembre para sacar conclusiones definitivas, ya que suelen ser los de mayor importación de carne debido a la campaña navideña. Los principales proveedores de España son Italia, Francia, Nueva Zelanda, Grecia y Argentina. El 69,3% de la carne ovina que llega a España procede del territorio de la Unión Europea.

Con estos datos, la balanza comercial española en carne de ovina es positiva en 34.212.825 kilogramos de enero a octubre de 2019, unos tres millones y medio más que en el mismo periodo de 2018.

 Carne de caprino

Los datos de carne de caprino son bastante más modestos que en ovino, aunque también se presentan tendencias interesantes. Así, la exportación de carne caprina en el periodo de enero a octubre de 2019 ha sido de 2.894.230 kilogramos, lo que supone un incremento del 18% frente a los 2.452.995 kilos de 2018. Si se realiza la comparación con 2017, el aumento es del 45%. Francia, Reino Unido y Portugal son los tres principales destinos, aunque aparecen dos destinos exóticos como Sri Lanka y Somalia en cuarta y quinta posición. De todos modos, el 72,8% de las exportaciones va a países de la Unión Europea.

En el caso de las importaciones, han subido de forma similar, en concreto un 18,5%, al pasar de los 333.001 kilogramos de 2018 a los 394.633 kilos de 2019. Alemania y Francia son los dos principales proveedores, mientras que Grecia ha pasado de ser el primero en 2018 a ocupar el tercer puesto en la actualidad.

Únicamente el 5,2% de importaciones procede de países fuera del ámbito comunitario, con especial importancia de Nueva Zelanda.

Respecto a la balanza comercial, también es positiva en carne de caprino con 2.499.597 kilogramos.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder