Mostrando publicaciones por etiqueta: Instituciones

El último foco de la peste de los pequeños rumiantes detectado en el norte de Marruecos, en concreto en la zona de Tánger y a escasos kilómetros en línea recta de la península Ibérica, ha provocado que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), haya decidido actualizar con fecha del 11 de febrero su informe epidemiológico sobre la peste de los pequeños rumiantes. “Marruecos supone, junto con Turquía, el mayor riesgo de entrada de la peste de los pequeños rumiantes en Europa. En el caso de Marruecos, la vía de entrada podría ser a través de barcos que transportan animales vivos”, según refleja el propio informe del Ministerio de Agricultura.

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad vírica cuyos hospedadores naturales son las ovejas y las cabras, aunque también se ha descrito la enfermedad en otras especies de ungulados salvajes, como gacelas y órices. Además, puede infectar también a ganado bovino, búfalos, camellos y cerdos, en los que no se desarrollan signos clínicos y no pueden transmitir la enfermedad a otros animales.

El documento recoge información de los últimos años en países de varios continentes, recogidos a continuación por orden alfabético: Argelia, Bulgaria,Burundi, Bután, Georgia, Israel, Libia, Marruecos, Mongolia, Sierra Leona, Territorios Palestinos, Túnez y Turquía.

Las novedades más interesantes en los últimos meses han estado en Israel y Marruecos.

  Israel

Las autoridades veterinarias de Israel comunicaron el 29 de octubre del pasado año a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) un nuevo foco en una explotación mixta de Hazafon con un censo de 150 animales, entre los que sólo afectó a las ovejas (30). El rebaño no había sido vacunado antes de la aparición de la enfermedad y se aplicó la misma durante el brote.

Desde el mes de noviembre de 2019, Israel no ha notificado ningún nuevo foco de peste de los pequeños rumiantes en su territorio.

 Marruecos

Marruecos comunicó a la OIE el pasado 7 de febrero un nuevo brote con la confirmación de un foco en una explotación con un censo de 140 caprinos, entre los que hubo 92 animales afectados (incluidos 68 muertos), localizada en la región de Tanger-Assilah, al norte del país.

El 17 de enero de 2020 se inició una campaña nacional de vacunación contra la peste de pequeños rumiantes y la viruela ovina. A fecha 7 de febrero de 2020, un total de 4,6 millones de ovejas y cabras habían sido vacunadas contra la enfermedad y la campaña continuaba a nivel nacional.

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/informeppr_2020-02-11_tcm30-111349.pdf 

El Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de la Diputación de Badajoz ha llevado a cabo este viernes una subasta de ganado ovino de la raza merina, con 141 animales en total, que se ha saldado con la venta de todos los ejemplares por un montante de 20.490 euros.

La institución provincial ha destacado en nota de prensa la buena acogida que ha tenido el evento, al que han acudido ganaderos de Extremadura y de fuera de la región a la finca La Cocosa, situada en la carretera de Badajoz-Valverde de Leganés.

La recepción de los ganaderos ha sido a las 12:00 horas en la nave del ovino de la finca, lugar en el que se ha realizado también la exhibición de los ejemplares a subastar, y una hora más tarde se ha desarrollado la subasta en el salón de actos.

El ganado estaba distribuido en diez lotes de diez hembras y un macho, con un precio de salida de 1.100 euros por lote; dos lotes de diez machos, con un precio de salida de 1.100 euros el lote; y once sementales machos de forma individual, con un precio de salida de 130 euros por cabeza.

La Diputación de Badajoz realiza este tipo de subasta con la intención de extender su ganado selecto, criado en su finca La Cocosa, a las demás ganaderías extremeñas para así ayudar a todos los ganaderos a mejorar sus cabañas.

Además, este tipo de subastas también sirven para dar a conocer todo el trabajo que se realiza por parte de la Diputación provincial dentro de este ámbito de ejecución, así como las instalaciones y la cría del ganado selecto que se realiza en la mencionada finca.

La subasta ha contado con la presencia del director del área, Alejandro Peña, el veterinario Rafael Vázquez y el técnico agropecuario de la finca, Javier Rosa.

 

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha comunicado que ha sido informada por la Xunta de Galicia, "a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri)" de que se han detectado en el proceso de fabricación de productos lácteos en la industria Casa Macán, en Taboada (Lugo), "incumplimientos graves que no pueden garantizar la seguridad de los productos elaborados".

Por ello, la propia agencia ha comunicado que "estos productos están siendo retirados de los canales de comercialización desde el inicio de la notificación de alerta", así como que "no se ha confirmado en España ningún caso asociado a esta alerta".

En todo caso, "recomienda a las personas que tengan en su domicilio los productos incluidos en esta alerta" que "se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra".

"Como consecuencia de esta actuación, las autoridades competentes de Galicia han suspendido cautelarmente todas las actividades de la industria y han ordenado la retirada de todos los productos elaborados", añade, dado que están afectados por la alerta todos los lotes de "manteca cocida de vaca" y quesos de la marca de las denominaciones de origen Arzúa-Ulloa y Tetilla.

También está incluido el queso de barra Costeño y el queso gallego en lonchas.

"Según la información disponible hasta el momento", precisa la agencia, "los productos han sido distribuidos a las comunidades autónomas de Galicia, Cataluña y Castilla-La Mancha".

Esta información ha sido trasladada por la Aesan a todas las comunidades autónomas a través del Sciri, con el objeto de que continúe la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Por su parte, la Consellería de Sanidad ha precisado que esos "incumplimientos graves" han sido detectados "en un control oficial" realizado en las instalaciones de la Lácteos Casa Macán, en Taboada.

Como consecuencia de esos incumplimientos, precisa el departamento autonómico, los servicios veterinarios de Salud Pública de la Consellería de Sanidad en la zona de Lugo han "suspendido cautelarmente todas las actividades de la industria", además de "intervenir todos los productos" que había en la empresa láctea y de ordenar la retirada de los que ya estaban en los canales de distribución.

 

Asamblea Majorera-Coalición Canaria (AM-CC) ha denunciado este miércoles que el grupo de gobierno del Cabildo (PSOE-NC-AMF y Podemos) ha eliminado la financiación de la Denominación de Origen del Queso Majorero.

En un comunicado, los nacionalistas han criticado el abandono que sufre el sector primario por parte del Cabildo de la isla y han puesto como ejemplo la situación que padecen el matadero insular y el laboratorio de lácteos.

La Denominación de Origen majorera fue la primera que se creó específicamente para el queso y su labor se centra en medidas de apoyo y supervisión a los ganaderos y queseros para garantizar la calidad del queso tradicional majorero, para lo que se aplican unos requisitos de control "muy exigentes".

Según AM-CC, desde su creación y reconocimiento en 1996, la Denominación de Origen del Queso Majorero siempre ha contado con una aportación económica del Cabildo, que anualmente suele ser de 25.000 euros y está destinada exclusivamente a contribuir en los costes de funcionamiento.

Sin embargo, después de casi un cuarto de siglo de trayectoria, por primera vez, con Blas Acosta al frente del Cabildo y Marcelino Cerdeña en la Consejería, la Denominación de Origen del Queso Majorero "no cuenta con partida asignada en los Presupuestos del Cabildo".

AM-CC advirtió ya de esta circunstancia en el borrador de Presupuestos del Cabildo y presentó una enmienda para recuperar esta partida de 25.000 euros, que fue rechazada y "dejó en precario a la entidad encargada de velar por la calidad del producto referente del sector primario majorero". 

 

La subida paulatina de los costes de alimentación en caprino lechero durante los últimos meses ha provocado que el año 2020 haya arrancado con el nivel más alto del último lustro en este subsector ganadero. Ese situación alta de costes se traduce en el caso de los piensos compuestos y también en la ración completa que incluye concentrados y forrajes, según los datos estadísticos publicados por la plataforma Silum, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

 

Pienso compuesto

La cotización del pienso compuesto para cabras lecheras llegó en el pasado mes de enero hata los 243,47 euros por tonelada, que es el precio más alto alcanzado en el último lustro, ya que tan sólo se encuentran datos similares durante algunas semanas desperdigas del ejercicio 2015 y, sobre todo, durante los años anteriores de altos precios de la alimentación animal.

Teniendo en cuenta que el anterior mes de diciembre se cerró con un precio de 235,66 euros por tonelada, se ha producido un incremento del 3,3% en el último mes. Por su parte, la subida interanual es del 1,9%, ya que enero de 2019 se llegaron a alcanzar los 239,03 euros por tonelada, frente a los citados 243,47 euros del presente año.

 

Ración completa

La ración completa ha seguido los mismos derroteros que el pienso compuesto, ya que los niveles actuales, que en enero han llegado a 217,61 euros por tonelada, son los más altos también desde 2015.

Los porcentajes de incremento en el último mes y en el último año son de niveles similares a lo que ocurría en el caso de los piensos compuestos. Así, en la evolución de diciembre de 2019 a enero de 2020, se ha pasado de 211,72 a los citados 217,61 euros por tonelada, por lo que la subida es del 2,8%. En el dato interanual, teniendo en cuenta que se partía de un precio de 213,38 euros por tonelada en 2019, se ha incrementado un 2%.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha sacado a consulta pública la modificación de varias normativas, entre las que se incluyen las que regulan el Programa Nacional de Conservación, Mejora y Fomento de las razas ganaderas.

Uno de los objetivos de este proyecto es actualizar el anexo que incluye el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España, mediante su sustitución por uno nuevo que suprime las dos razas ovinas Landschaff y Charmoise, basándose en una propuesta que ha sido admitida en la reunión de la citada Comisión Nacional de Zootecnia celebrada el 9 de julio de 2019 con posterioridad a la publicación del Real Decreto 45/2019, de 8 de febrero.

Estas dos razas ovinas, incluidas en la Asociación Española de Ovinos Precoces (Aecop), ya no tenían control de rendimientos ni catálogo de sementales.

El plazo para enviar alegaciones a este cambio de normativo finaliza el próximo 27 de febrero.

 Razas oficiales en ganado ovino

- Razas autóctonas. Alcarreña, Ansotana, Aranesa, Canaria, Canaria de Pelo, Carranzana (incluidades las variedades Cara Rubia y Cara Negra), Cartera, Castellana (incluida la variedad Negra), Colmenareña, Chamarita, Churra Lebrijana, Churra Tensina, Churra, Guirra, Latxa, Lojeña, Maellana, Manchega (incluida la variedad Negra), Merina (incluidas las variedades Negra y Merina de los Montes Universales), Merina de Grazalema, Montesina, Navarra, Ojalada, Ojinegra de Teruel, Ovella Eivissenca, Ovella Galega, Ovella Mallorquina, Ovella Menorquina, Ovella Roja Mallorquina, Palmera, Rasa Aragonesa, Ripollesa, Roya Bilbilitana, Rubia del Molar, Sasi Ardi, Segureña, Talaverana, Xalda y Xisqueta.

- Razas integradas. Assaf, Berrichon du Cher, Fleischschaf, Ile de France, Lacaune y Merino Precoz.

- Otras razas reconocidas en España. Salz.

 Razas oficiales en ganado caprino

- Razas autóctonas. Azpi Gorri, Bermeya, Blanca Andaluza o Serrana, Blanca Celtibérica, Blanca de Rasquera, Cabra de las Mesetas, Cabra Galega, Del Guadarrama, Florida, Eivissenca, Majorera, Malagueña, Mallorquina, Moncaína, Murciana-Granadina, Negra Serrana, Palmera, Payoya, Pirenaica, Retinta, Tinerfeña y Verata.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/participacion-publica/proyectodeordenmodifcatalogoyvaldueza2020_tcm30-525250.pdf 

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha ha celebrado una reunión con ganaderos de la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara, para explicar algunos aspectos relativos a la ganadería en esta zona de Castilla-La Mancha.

Así, en el encuentro se analizaron diversas cuestiones relacionadas con la sanidad animal, como es el caso de la tuberculosis bovina, que tiene su implicación en el caso del caprino con los animales que comparten pastos o tienen relación epidemiológica con vacuno, que es una cuestión que tiene relativa importancia en esta comunidad autónoma.

Cruz Ponce, directora general de Agricultura y Ganadería, recordó que se están alcanzando mejoras en la gestión de los programas sanitarios y en el conocimiento de esta enfermedad, gracias a la creación de un Grupo de Trabajo de Tuberculosis, que ha celebrado varias reuniones desde que se creó en enero de 2019 por parte del Consejo Agrario de Castilla-La Mancha. En este grupo de trabajo participan, además de la propia Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, representantes de las organizaciones profesionales agrarias, de Cooperativas Agroalimentarias, asociaciones de ganaderos, técnicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), el centro Visavet de la Universidad Complutense de Madrid y personal de la Consejería de Desarrollo Sostenible con competencias en caza, que actúa como reservorio de la enfermedad.

El objetivo de la iniciativa es ofrecer una salida a la lana de oveja Latxa, actualmente gestionada en su totalidad como residuo

El proyecto Latxa Artile quiere demostrar el potencial de la lana de oveja Latxa para reintroducirla en el mercado como aislante térmico para chaquetas de alta calidad.

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación de Gipuzkoa y Ternua colaboran en el proyecto “Latxa Artile”, en el que participan Iletegia y Muturbeltz, para ofrecer una salida a la lana de oveja Latxa, actualmente gestionada en sus totalidad como residuo. Además de evitar los problemas desivados de la eliminación de la lana, el producto desarrollado demuestra el potencial de este material para ser reintroducido en el mercado como aislante térmico para chaquetas de alta calidad. El proyecto tiene como objetivo volver a dar valor a la lana proveniente de las explotaciones de oveja Latxa, tanto a nivel ambiental, económico, como cultural. Con la puesta en marcha de este proyecto se pretende dar una salida estable al volumen continuo de la lana de estas características y crear un mercado de economía circular que involucre a toda la cadena de valor.

El auge de las fibras sintéticas en el sector textil y la hegemonía de la lana de oveja Merina como material para primeras capas han, hecho que la lana de oveja de raza Latxa, un producto que históricamente tenía de valor y suponía un sustento de la economía de los caseríos vascos, haya caído prácticamente en desuso convirtiéndose el vellón del rebaño esquilado en un problema ambiental. Estos ovinos se han dirigido a la producción láctea, y su lana se ha ido volviendo más burda, áspera y difícil de trabajar. A día de hoy, la lana en bruto de las explotaciones de estos rebaños supone un residuo de difícil gestión que únicamente genera gastos tanto a las explotaciones como a la administración.

Según datos de Iletegia, empresa afincada en el País Vasco francés especializada en el procesado de la lana, con una media de 2,5 kg de lana por oveja, se generan 625 toneladas anuales de lana, 2000 toneladas en el caso de todo el País Vasco. “Su procesado para crear una napa aislante es muy complicado. Intentamos durante años que las industrias que procesan lana en Francia nos fabricaran algo con nuestra lana de Latxa, pero siempre recibimos respuesta negativa por su morfología y aspereza. Por eso asumimos el reto nosotros y compramos nuestra propia máquina que hemos ajustado y modificado hasta conseguir lo que nos decían que era imposible”, comenta Aña Andiazabal, de la empresa afincada en Sara.

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha explicado que “cada vez son menos los recursos disponibles y es necesario que la industria cambie sus procesos y sitúe la sostenibilidad y la lucha contra el Cambio Climático en la cabecera de sus modelos de negocio. En definitiva, debemos empezar a crear moda con un impacto positivo para el planeta”. Asensio ha señalado que “este es un claro ejemplo de colaboración entre la administración, el sector primario y la industria para impulsar la economía circular, transformando un residuo en un recurso que aporta valor al producto y lo diferencia.” “Iniciativas como Latxa Artile crean riqueza y posibilitan que Gipuzkoa se posicione en la economía verde”.

Por su parte, Edu Uribesalgo, director de Innovación de Ternua, ha declarado que “hemos creado la tecnología Artileshell para poner en valor nuestro compromiso con la innovación, con el medio ambiente y con la comunidad, buscando alternativas para reutilizar un residuo sin salida, que además es un problema local, como materia prima de nuestras prendas y para concienciar a los usuarios de la importancia de una compra ambientalmente y socialmente responsable”.

Para el desarrollo del proyecto, se ha seleccionado el caserío Lamariano azpikoa, ubicado en Antzuola, que se dedica al cuidado de las ovejas Latxas y a la elaboración de una amplia gama de quesos ecológicos bajo la marca Ama-txo. Txomin Alberdi y Amaia Laskurain son los dos jóvenes que gestionan este caserío: “Estamos muy contentos de participar en esta iniciativa porque es un impulso para nuestro sector, una ayuda para nuestro proyecto y nos hace mucha ilusión que la lana de nuestras ovejas vayan a ser parte de los productos de Ternua, una marca que comparte nuestros valores de respeto y protección de la naturaleza, poniendo en valor una materia prima única, de calidad y de la tierra, como es la lana de la oveja Latxa.”

Ternua lleva años desarrollando pruebas de I+d+i con la idea de aprovechar esta materia prima, ya que dispone de unas características técnicas muy interesantes. Esta lana es una materia prima valiosa que tiene una gran cantidad de propiedades (antibacteriana, aislante térmica, termorreguladora, atrapa el aire, funciona bien en mojado, ignífuga, etcétera). Las ovejas serán esquiladas por profesionales y se exigirá esquilar cada vellón en una pieza para no romper las fibras y mantener todas las propiedades de la lana intactas. Con el fin de conseguir un proceso productivo viable, se contará con la experiencia de la empresa Iletegia, especialistas en la manufactura de la lana. El aislante resultante será enviado a Ternua para el proceso de diseño de las chaquetas. Se utilizarán criterios de sostenibilidad a la hora de elegir dichos tejidos, primando el uso de monomateriales reciclados y reciclables. Asimismo, se tendrá en cuenta la facilidad de las chaquetas para que sean reparables y desmontadas para el reciclaje, una vez que lleguen al final de su vida útil.

La solución propuesta por Latxa Artile disminuirá la cantidad de residuos desechados y se evitará también la exportación de un residuo que tiene un alto potencial de aprovechamiento. Además, el uso de un aislante térmico proveniente de un producto de cercanía ahorrará el impacto ambiental de la importación de materiales técnicos para las chaquetas. El uso de un material biodegradable y fácilmente generable como es la lana de oveja sustituirá el uso de materiales aislantes provenientes del petróleo, con los derivados impactos ambientales que conlleva tanto durante la extracción (emisiones GEI, contaminación de las aguas y los suelos, etcétera) como durante su fabricación, ya que requieren del uso de productos químicos.

Las primeras chaquetas diseñadas por la firma con esta nueva tecnología “Artileshell”, y que llevarán por nombre ARTILE JACKET, serán parte de la colección otoño-invierno 2020-2021 de Ternua y estarán en las tiendas a partir de septiembre con un PVP aproximado de 229,95€. Cada chaqueta llevará 400 gramos de lana. Siguiendo su hoja de ruta, Ternua ha seguido criterios de sostenibilidad a la hora de elegir los tejidos de esta prenda. Concretamente ha diseñado una chaqueta que protege del viento y de la lluvia a base de tejidos reciclados, ligera y térmica, gracias al relleno natural y ecológico de la lana, y con un tratamiento de repelencia al agua libre de sustancias nocivas (libre de PFCs). Para explicar el ciclo del proyecto Latxa Artile, Ternua ha incluido un print especial impreso en el interior de la chaqueta que informa de los pasos que se dan en su elaboración. Las chaquetas también serán comercializadas a nivel internacional.

La Diputación de Badajoz celebrará el próximo 14 de febrero una subasta de ganado ovino de la raza merina, 140 animales en total, en las instalaciones de su finca La Cocosa, en la carretera EX-310.

El ganado se distribuirá en diez lotes de diez hembras y un macho con un precio de salida de 1.100 euros por lote; dos lotes de diez machos con un precio de salida de 1.100 el lote; y diez sementales machos que saldrán de forma individual con un precio de salida de 130 euros por cabeza.

El objetivo de este tipo de subastas es extender su ganado selecto, criado en su finca La Cocosa, a las demás ganaderías extremeñas para así ayudar a todos los ganaderos a mejorar sus cabañas.

Asimismo, sirven para dar a conocer el trabajo que se realiza por parte de la Diputación pacense en este ámbito, así como las instalaciones y la cría del ganado selecto que se realiza en la finca La Cocosa.

La recepción de los ganaderos, que se espera provengan de toda la región, será a las 12 horas en la nave del ovino de la finca. 

 

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dejado en 843.000 euros la indemnización que debe pagar el Gobierno regional por los lobos abatidos en la temporada 2016-17, tras anular los planes anuales cinegéticos de esa especie, y ha rechazado ampliar el pago por el daño causado en la temporada 2017-18.

En concreto, según ha informado el TSJCyL a través de un comunicado, la Sala de lo Contencioso Administrativo ha rechazado la petición de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) de aumentar la indemnización por entender que esa petición no se incluyó en el pleito principal.

El TSJ estimó en diciembre el recurso interpuesto por el colectivo conservacionista, anuló el plan que regula la caza del lobo aprobado por la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta y la condenó al pago de una indemnización de 843.000 euros por los daños medioambientales causados, como consecuencia del plan anulado, en la temporada 2026/17 en la que fueron cazados 91 ejemplares protegidos.

El Alto Tribunal ha precisado que esa indemnización es para "reparar el daño causado" y no para retribuir el importe de cada lobo abatido.

Y ha recordado que para dar cumplimiento a la sentencia, la Junta debe "presentar un programa que, como mínimo, deberá comprender las actuaciones necesarias para la recuperación del lobo ibérico, su conservación y para la divulgación de la importancia de la especie".

Ese programa "deberá especificar de manera individualizada las concretas actuaciones que se llevaran a cabo, su duración, coste (dentro de la cantidad de 842.751 euros en que se estiman los daños) así como su financiación, motivándose adecuadamente tanto los objetivos concretos, como la idoneidad de los medios para alcanzarlos, teniendo siempre presente que la finalidad es reparar el daño causado al medio ambiente por la caza de lobos".

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder