Mostrando publicaciones por etiqueta: SEOC

 

La Junta Directiva de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) se reunirá probablemente en los próximos días para decidir el futuro del XLV Congreso Nacional y XXI Congreso Internacional de la SEOC, que se iba a celebrar durante los días 29 y 30 de octubre en el marco de Ovinnova. El reciente aplazamiento de la cita zamorana hace que la celebración del Congreso de la SEOC se encuentre actualmente en el aire.

 

A día de hoy, caben todos los escenarios. Desde una suspensión del Congreso en la edición de este año a una celebración del evento en formato online, así como el mantenimiento de una actividad presencial, aunque ese hecho tiene la complicación de no poder asegurarse una evolución sanitaria positiva de la COVID-19 con los temibles rebrotes.

 

Lo que sí se ha decidido por parte de la SEOC, junto con la International Sheep Veterinary Association, ha sido posponer el X Congreso Internacional de Veterinaria Ovina al 19 y 23 de septiembre en 2022, manteniendo la sede de Sevilla. En principio, este evento se iba a celebrar en el próximo año.

 

 

 

La posibilidad de que existe un Programa Reduce en ovino y caprino de leche propuesto por los propios técnicos del sector continúa en vía muerta. Las dificultades con las que cuentan los veterinarios de los pequeños rumiantes de aptitud lechera, sobre todo en lo que se refiere a la escasez del actual arsenal terapéutico, han influido para que los veterinarios designados para este fin por la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) no hayan avanzado en la redacción de este proyecto que supondría una reducción voluntaria de la administración de antibióticos, al estilo de lo que ocurre en otros sectores ganaderos.

A día de hoy, lo más probable que ocurra en el futuro es que no haya un Progrmaa Reduce para ovino y caprino de leche hasta que la propia administración decida intervenir e imponga una reducción de esos antibióticos. Desde el sector veterinario, las mayores dudas están en ese insuficiente, y en algunas ocasiones ineficaz en su dosificación, arsenal terapéutico.

Los cebaderos de corderos sí que cuentan con su propia Programa Reduce de tipo voluntario, con un total de 45 explotaciones adheridas con el apoyo de las asociaciones Anafric/Ovicebo, Cooperativas Agroalimentarias de España y la interprofesional Interovic.

Otros sectores ganaderos que cuentan con un Programa Reduce, dentro del Plan Nacional de Resistencias de Antibióticos, son el porcino, la cunicultura, la producción de pollos ‘broiler’, el bovino de carne, el bovino de leche y, más recientemente, la cría de pavos.

La utilización de substancias extraídas de las plantas es común no solo en la terapéutica alopática, sino también en la práctica veterinaria convencional (atropina y digoxina). Sin embargo, la presencia en las plantas, o en partes de ellas, de determinados alcaloides, glicosídeos, oxalatos, minerales y compuestos fotosensibles, entre otros grupos de moléculas químicas, les confiere propiedades nocivas.

Hélder Quintas, del Instituto Politécnico de Bragança (Portugal), expuso en el último Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) los principales efectos tóxicos de las plantas en pequeños rumiantes, sus métodos de diagnóstico, medidas de control y prevención.

Los estudios sobre el impacto real económico de la ingestión de plantas tóxicas en la producción animal son escasos. Las publicaciones disponibles refieren tasas de mortalidad próximas al 5% en sistemas de explotación extensivas y pérdidas económicas en la industria de la carne superiores a las causadas por virus, bacterias y parásitos en su conjunto.

 

En este sentido, el ponente expuso los principales efectos de las plantas tóxicas en la producción animal:

- Muerte de animales.

- Disminución de los índices reproductivos (abortos, infertilidad, deformaciones fetales).

- Quiebras de producción (disminución de la produción de carne, leche o lana).

- Inmunodepresión y aumento de la sensibilidad a otras enfermedades.

- Costes de reposición de los animales.

- Costes con el control de plantas tóxicas.

- Reducción del valor del forraje/tierra y aumento de los costes con la alimentación.

- Costes de diagnóstico y tratamento.

A excepción de la intoxicación por nitratos y por ácido cianítrico, no hay antídotos para las sustancias tóxicas presentes en las plantas. El tratamiento de soporte y manutención de las funciones vitales es, muchas veces la única opción. Los animales deben de ser inmediatamente apartados del pasto o alimento sospechoso. “Desgraciadamente cuando el número de animales afectados es muy grande, el tratamiento es caro e inviable, por lo que es fundamental apostar en la prevención”, señaló Quintas.

El Recuento de Células Somáticas de la leche de tanque puede ser una herramienta adecuada para el diagnóstico de la mamitis en ganado ovino y caprino de leche. Así se puso de manifiesto en el turno de preguntas de la intervención de Carlos Gonzalo Abascal, profesor titular de la Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, en el último Congreso de la SEOC. Si los recuentos en leche de tanque son elevados, el experto señaló que lo más indicado es una terapia antibiótica sistemática de todas las ovejas. A medida que mejore la sanidad mamaria del rebaño, deberá imponerse la antibioterapia selectiva frente a la sistemática.

Por otra parte, Gonzalo Abascal se refirió a la diferencia en células somáticas entre la producción ovina y la caprina: “Por encima de 250.000 células/ml, en ovino existe una elevada probabilidad de infección mamaria. Pero en el caso de las cabras, el recuento celular es más sensible a fenómenos de dilución y concentración en volúmenes variables de leche y, por tanto, es una herramienta de diagnóstico de infección mamaria menos sensible. Por eso, lo que hay que ver son las tendencias del recuento celular a lo largo del tiempo. No obstante, la ley de los grandes números (estudio en 750.000 controles lecheros de más de 150.000 lactaciones en cabras MurcianoGranadinas) nos dice que a medida que se incrementa la severidad de la respuesta inflamatoria (mayor recuento celular), la producción lechera disminuye significativamente. Respecto al hecho de que reducir el RCS supone reducir el estatus defensivo del animal, este problema podría ser objeto de discusión si estuviéramos comparando un recuento celular en tanque de 100.000 frente a otro de 200.000 células/ml, pero en la actualidad tenemos recuentos medios de tanque superiores de 1,5 millones de células/ml, que traducen prevalencias de infección muy elevadas en los rebaños”, según consta en el Diario del Congreso publicado recientemente por la propia SEOC.

El pasado Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), celebrado en Córdoba, acogió una sesión dedicada a la defensa de los casos clínicos. De los nueve casos presentados este año en el congreso (todos ellos pertenecientes a estudiantes de veterinaria procedentes del Scrum de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza), cuatro fueron los defendidos en la sesión.

El primer caso clínico expuesto fue el titulado ‘Caso atípico de paresia post-parto’, defendido por Nuria Traver, en el que se describió un caso atípico de postración por paresia del tercio posterior en una oveja que había sufrido un parto distócico. Tras la realización de la exploración neurológica, y posterior necropsia y estudio histológico de los nervios afectados, se observó que existía una lesión en el segmento lumbar L4-L6, afectando a los nervios femorales, la cual provocó la paresia. Este hallazgo no había sido descrito previamente en el ganado ovino.

A continuación, Daniel López, presentó el caso clínico ‘La importancia del diagnóstico diferencial en la detección del adenocarcinoma intestinal en el ganado ovino’. El animal estudiado mostraba un cuadro clínico compatible con una patología digestiva (caquexia, diarrea y movimientos ruminales incompletos), y especialmente con una paratuberculosis. Sin embargo, el estudio anatomopatológico reveló la existencia de una masa fibrinosa blanquecina invasiva en la serosa del intestino delgado, confirmando que se trataba de un adenocarcinoma intestinal, patología poco frecuente encontrada en la especie ovina.

El tercer caso, ‘Diagnóstico por imagen aplicado a la cenurosis - Seguimiento de un caso de remisión espontánea’, fue defendido por Maite Ortiz. En él, mostró el seguimiento realizado mediante la técnica de tomografía computarizada y el estudio anatomopatológico, a varias ovejas afectadas de cenurosis. En uno de los animales afectados, que no fue sacrificado por hallarse gestante, pudo observarse que con el paso del tiempo la sintomatología fue remitiendo hasta desaparecer. La realización posterior de nuevos estudios diagnósticos, permitió comprobar que el animal había conseguido reparar parcialmente la lesión.

Para concluir la sesión, se presentó o mejor dicho, se representó a modo de una entretenida obra de teatro, por las estudiantes Alba Tena y Amaia Torre, el caso clínico ‘Repercusiones clínicas y económicas de un ambiente ruminal desfavorable en ganado caprino lechero’. Tras la aparición de un caso de muertes súbitas en una explotación caprina, cuatro animales fueron remitidos al Scrum para determinar la causa de las muertes y tratar de dar solución al problema. El estudio post-mortem de los animales evidenció la existencia de lesiones compatibles con una acidosis ruminal aguda, cuyo origen fue la destrucción de la flora ruminal por parte del antibiótico administrado vía oral en la explotación, así como por la dieta altamente fermentable que recibían de forma habitual los animales.

También se hizo entrega de los premios a los tres mejores casos clínicos, patrocinado por el Colegio de Veterinarios de Córdoba con premios de 200, 100 y 50 euros respectivamente, además de un maletín de necropsias para cada uno de los premiados. El primer premio fue para el caso clínicos sobre cenurosis.

La Junta de Andalucía trabaja en adaptar el programa nacional de la lucha contra la agalaxia contagiosa, enfermedad que afecta a las especies ovina y caprina, en una versión autonómica que ayude a luchar contra esta enfermedad de importantes consecuencias económicas en las explotaciones lecheras.

Manuel Fernández Morente, jefe del Servicio de Sanidad Animal en la Junta de Andalucía, ya lo adelantó en su intervención durante el pasado XLIV Congreso Nacional y XX Internacional de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), celebrado en Córdoba. En su intervención, entre otros asuntos, habló del éxito de las campañas de erradicación de la brucelosis ovina, de forma que todo el oeste de la comunidad es oficialmente indemne, del programa voluntario de control y erradicación de la tuberculosis caprina, o de las acciones de vigilancia sobre enfermedades emergentes, presentes en África, como fiebre aftosa, fiebre del Valle del Rift, o viruela ovina y caprina.

Finalmente, también habló sobre posibles actuaciones futuras en relación con otras enfermedades como la referida en agalaxia contagiosa, y del nuevo Reglamento sobre enfermedades infecciosas en la Unión Europea, que entrará en vigor en 2021.

La Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) ha confirmado en la mañana de este lunes a través de sus redes sociales que su XLV Congreso Nacional y XXI Congreso Internacional se celebrará en la ciudad de Zamora del 28 al 30 de octubre. Esta importante cita anual de los sectores ovino y caprino se celebrará en esta ocasión coincidiendo con la segunda edición de la feria Ovinnova, organizada por la Asociación Nacional de Criadores de la Raza Ovina Assaf (Assafe) y por el Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén).

Así, han fructificado las negociaciones entre ambas partes que se estaban produciendo desde hace varios meses y de las que OVIESPAÑA ya informó a principios del pasado mes de diciembre.

De esta forma, Zamora acogerá por segunda vez el Congreso de la SEOC, después de la cita que se celebró en el ejercicio 2006. Además, será la undécima vez que se celebre en Castilla y León, que es la comunidad autónoma que más veces ha acogido este congreso de la sociedad científica, con presencia en las ciudades de Valladolid (2), León, Palencia, Segovia, Salamanca (2), Burgos y Soria. Las otras regiones en las que ha habido presencia del Congreso de la SEOC son las siguientes: Andalucía (8), Castilla-La Mancha (6), Aragón (4), Extremadura (3), Comunidad Valenciana (2), País Vasco (2), Murcia (2), Galicia (1), Baleares (1), Cataluña (1), Canarias (1), La Rioja (1), Madrid (1) y Navarra (1). Asturias y Cantabria aún no han acogido ningún Congreso de la SEOC.

La Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) y el Salón Profesional del Ovino (Ovinnova) se encuentran negociando la posibilidad de que el XLV Congreso Nacional y XXI Internacional de la SEOC se celebre en la ciudad de Zamora coincidiendo con las fechas de celebración de la segunda edición de Ovinnova, que será del 28 al 30 de octubre del próximo año. De esta forma, se integrarían ambas actividades para consolidar como una referencia del sector ovino la cita de Ovinnova, con un importante papel en la organización del Centro de Selección y Mejora Genética de Castilla y León (Ovigen) y de la Asociación Nacional de Criadores de la Raza Ovina Assaf (Assafe).

De esta forma, el Congreso de la SEOC cambiaría para 2020 sus fechas actuales de celebración de mediados de septiembre por finales de octubre. Además, hay que tener en cuenta que en 2021 no habrá Congreso de la SEOC, ya que la sociedad científica es la entidad organizadora del X Congreso Internacional de Veterinaria Ovina, que se celebrará del 20 al 24 de septiembre en Sevilla.

Si se confirma la presencia del Congreso de la SEOC en la capital zamorana, se celebraría por segunda vez en esta ciudad después de la cita del ejercicio 2016. También se ha celebrado anteriormente en otras ciudades de Castilla y León, como es el caso de Valladolid (2), León, Palencia, Segovia, Salamanca (2), Burgos y Soria.

Septiembre era el mes marcado en el calendario para que los veterinarios especialistas en ovino y caprino de leche, coordinados por la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), se pusieran en marcha con la elaboración del Programa Reduce para los pequeños rumiantes de aptitud láctea. Estos programas han sido puestos en marcha en diferentes sectores ganaderos, entre el que se incluye el ovino de cebo, por parte del Plan Nacional de Resistencias a Antibióticos (PRAN) con los objetivos de la reducción voluntaria del consumo de determinados antibióticos en cada una de las especies para contribuir a mejorar significativamente la situación de las resistencias bacteriana.

Sin embargo, han pasado ya más de dos meses desde septiembre y esas reuniones preliminares todavía no se han puesto en marcha para ovino y caprino de leche y, al menos por el momento, no hay una fecha fijada para comenzar a fijar posibles objetivos de reducción de antibióticos. Los especialistas en este sector señalan la dificultad de encontrar soluciones a la reducción, ya que consideran que se cuenta con un arsenal terapéutico insuficiente, por lo que en muchas ocasiones se tiene que acudir a la prescripción excepcional para solucionar determinados problemas sanitarios en las explotaciones.

No es descartable que las autoridades sanitarias que coordinan el PRAN, como son el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, impulsen en los próximos meses las reuniones para que se establezca el Programa Reduce para los sectores ovino y caprino de leche, que de todos modos seguiría siendo voluntario para las explotaciones que estuvieran interesadas y decidieran inscribirse en el programa.

Un estudio presentado en forma de comunicación en el pasado Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), ha analizado la tasa de fertilidad real en explotaciones de ovino de carne de la raza Rasa Aragonesa en la comunidad autónomas de Aragón, en concreto en la zona cercana a la localidad zaragozana de Belchite.

Esta comunicación firmada por Santiago Sanz Villarroya, de la Agrupación de Defensa Sanitaria (ADS) Nuestra Señora del Pueyo, desribe que se trata de una comarca de zona esteparia y de baja pluviometría. Se divide el año en tres épocas de cubrición diferentes en cuanto a fertilidad se refiere: época favorable de otoño-invierno (octubre, noviembre, diciembre y enero), época desfavorable de primavera (febrero, marzo, abril y mayo) y época de transición en verano (junio, julio, agosto y septiembre). Se analiza la fertilidad de unas 30.000 ovejas con diferentes sistemas de manejo reproductivo y de alimentación.

Se obtiene una fertilidad media anual del 60%, aunque con una gran diferencia entre las épocas del año. Así, se obtiene hasta un 73% en otoño-invierno, un 59% en verano y un 33% en primavera. La tasa de primavera se debe al anoestro estacional, aunque parece no ser la causa en verano, pues puede aumentarse la fertilidad en esta época hasta tasas cercanas a las de otoño con tratamiento a base de prostaglandinas y otros trabajos corroboran la actividad sexual en esta época”, concluye el autor.

Página 1 de 16

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder