foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: SEOC

Cartel-A3-SEOC2019-1-e1547025974128

La Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) celebrará su XLIV Congreso Nacional y XX Internacional en Córdoba, del 18 al 20 septiembre de 2019, todo un reto después de la asistencia, alta calidad científica y satisfacción alcanzada en ediciones anteriores. En concreto, el congreso se celebrará en el edificio del Rectorado de la Universidad de Córdoba.

El Comité Organizador está formado por veterinarios que desarrollan su labor profesional en la universidad, en la empresa y en el sector ovino y caprino. Según señala la sociedad, se está trabajando con la ilusión de celebrar un evento interesante, de alto nivel científico.

Dentro del Comité Organizador, además de María Jesús Alcalde como presidenta, se encuentran Estrella I. Agüera Buendía y Manuel Sánchez Rodríguez como vicepresidentes, además de Francisco Requera Domenech como secretario ejecutivo. Estos tres últimos de la Universidad de Córdoba.

Por otra parte, también se ha comunicado que la fecha de envío de las comunicaciones finaliza el próximo 7 de abril.

 

Más información: http://seoc.eu/wp-content/uploads/2018/12/PRIMERA-CIRCULAR-SEOC-CORDOBA-2019.pdf 

El Consorcio de Promoción del Ovino ha realizado un estudio de las instalaciones de ordeño de un total de 330 explotaciones que trabajan en esta cooperativa de primer grado, cuya sede social se encuentra en la localidad zamorana de Villalpando. El objetivo de este estudio fue comprobar el estado y los parámetros técnicos, y por lo tanto el mantenimiento, en los que se encuentran las máquinas de ordeño de esta importante zona de producción de ovino lechero. Los resultados de este estudio han sido publicados, entre otros, en el pasado Congreso de la SEOC celebrado en Zaragoza.

La principal conclusión de este estudio del Consorcio sobre las máquinas de ordeño de sus socios es que los parámetros técnicos medios de las instalaciones analizadas pueden considerarse como satisfactorias. También se analizaron las características mayoritarias de esas salas:

- Antigüedad media de las salas de ordeño de 16,3 años, siendo de 3,2 años el periodo transcurrido desde la última revisión.

- El dimensionado de las salas es de 35,5 plazas.

- Únicamente 2 salas de las 330 analizadas son rotativas.

- El 63,5% tienen la línea de leche cerrada en anillo, mientras que el 36,5% restante tienen el lactoducto de fondo ciego.

- Un 70,8% de las instalaciones tiene variador.

- El número medio de unidades de ordeño es de 13,5, atendidas por 2 ordeñadores de media.

Además, se evidenció una asociación muy significativa entre una mala regulación del caudal y de la reserva de vacío con un incremento en el Recuento de Células Somáticas (RCS) de la leche de tanque. Además, un buen mantenimiento de los diámetros de las conducciones de aire y leche permiten reducir el recuento bacteriológico de la leche.

Este estudio se ha realizado en colaboración entre el Consorcio de Promoción del Ovino y el Departamento de Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, con la firma de los siguientes autores: M.T. Juárez, C. García Jimeno, L.F. de la Fuente y C. Gonzalo.

La obtención de forrajes en verano como el maíz tiene el problema de que puede conllevar una carga alta de micotoxinas y, al emplearse en pequeños rumiantes, pueden eliminarlas por leche y hay que desecharla para consumo humano. Además, puede llevar asociado daño orgánico, principalmente hepático.

Para reproducir este hecho, se hizo un experimento con ovejas, por parte de investigadores de la Universidad de Córdoba y la Universidad de Sevilla, a las que se administró forraje con alta cantidad de micotoxinas, y fueron evaluados parámetros sanguíneos marcadores de daño hepático y de bienestar animal. También se realizaron necropsias en busca de hallazgos lesionales.

Se llegó a la conclusión de que una alta cantidad de micotoxinas produjo peores parámetros asociados a bienestar animal y lesiones necróticas periportales en el parénquima hepático. Las lesiones halladas son similares a las encontradas en ganado vacuno lechero.

Esta comunicación se presentó en el pasado Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) celebrado en Zaragoza y está firmado por los siguientes investigadores: F. Requena, B.M. Escribano, A.L. Martínez Marín, M.J. Alcalde, L. Requena y E.I. Agüera.

 

 

El cebo del cordero en centros de tipificación puede suponer un aumento de la incidencia de los procesos patológicos, entre los que destaca el complejo respiratorio ovino. Esto podría estar favorecido por el efecto de agentes estresantes, algunos de los cuales son exclusivos de estos centros.

En un trabajo presentado en el último Congreso de la SEOC se ha estudiado la evolución de los niveles de estrés durante el periodo de cebo de un grupo de 80 corderos engordados en un centro de tipificación y se han comparado con los de un grupo control de 40 corderos cebados en sus granjas de origen.

Este artículo ha sido elaborado por los siguientes investigadores del Departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza: A. Ortín, J.M. González, T. Navarro, J.J. Ramos, C. Marca, L.M. Ferrer, D. Lacasta, A. Loste, A. Fernández, M. Borobia y M. de las Heras.

 

Conclusiones

- El transporte desde las granjas de origen al cebadero provoca un estrés agudo que da lugar a los niveles de cortisol sérico más elevados registrados en todo el estudio.

- Los corderos engordados en el cebadero experimentan unos niveles de estrés durante el cebo superiores a los que permanecen en la granja de origen.

- Con la excepción del momento del transporte, tanto los corderos engordados en el cebadero como los que permanecen en la granja presentan los niveles más altos de indicadores de estrés al inicio del estudio.

- Los corderos hiper-reactivos (con indicadores de estrés más elevados) en la toma basal son los que presentan un menor crecimiento y mayor incidencia de signos clínicos y lesiones pulmonares observadas en el matadero.

El Servicio Clínico de Rumiantes de la Universidad de Zaragoza (Scrum) presentó en el último Congreso de la SEOC un estudio en el que analizaba haber recibido en los últimos años tres animales procedentes de diferentes explotaciones, con sintomatologías clínicas muy dispares: uno con timpanismo gaseoso, otro con sintomatología respiratoria y el último con síndrome vestibular.

Todos los animales que entran en este estudio pertenecían a lotes de desecho y fueron remitidos por distintos veterinarios al servicio clínico para el estudio y confirmación de las sospechas clínicas, ya que la sintomatología no resultaba concluyente.

Tras la exploración y valoración de los casos, y junto con las diferentes pruebas complementarias a las que fueron sometidos, se propuso un diagnóstico diferencial para cada uno de ellos. Sin embargo, no fue hasta la realización de la necropsia, cuando se pudo observar que, en los tres casos, era la disposición atípica de nódulos caseificados, causados por la patología denominada linfadenitis caseosa o pseudotuberculosis, tanto en su forma superficial como en su forma visceral, los que habían causado estos cuadros tan inusuales.

La comunicación presentada en la SEOC está firmada por los siguientes autores: S. López Tamayo, L. Figueras, T. Navarro, M. Climent, A. Rodríguez, D. Forcano, A. Gil, O. Alzuguren y E. Castells.

El complejo respiratorio ovino (CRO) es una de las principales patologías que afectan a los corderos, siendo la patología de esta especie en la que más antibióticos se usan para su tratamiento. Ante la preocupación por la existencia de resistencias a antibióticos y la importancia del CRO en corderos, se tomaron datos de cultivos y antibiogramas realizados por el Laboratorio Agroambiental de Aragón a partir de muestras tomadas en animales muertos con cuadros compatibles con CRO de 1997 a 2017.

En este periodo se realizaron 3.067 aislamientos con 63 agentes distintos. Los principales agentes asociados a esta patología fueron ‘Mannheimia haemolytica’ (MH), ‘Pasteurella multocida’ (PM), el género ‘Mycoplasma’ (My) y ‘Bibersteinia trehalosi’ (BT).

Los aminoglucósidos resultó ser la familia que más resistencias presentó, mientras que la de fenicoles la que menos. Se valoró la presencia de multirresistencias en estos gérmenes frente a las familias de antibióticos de belalactámicos, quinolonas, sulfamidas, aminoglucósidos y tetraciclinas. Existieron multirresistencias con un porcentaje mayor del 32% y el porcentaje de resistencia frente a las cinco familias simultáneamente era mayor del 2,42%. Tan sólo un 5% de aislamientos de MH, PM y BT fueron sensibles a todos los antibióticos.

Finalmente, valorando la influencia del paso del tiempo, en MH se redujo la resistencia a quinolonas y aumentó a sulfamidas, y en PM aumentó frente a sulfamidas.

Este estudio se presentó en el pasado Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), organizado en Zaragoza. Sus autores son los siguientes: C. Burillo, R. Frías, G. Chacón, L. Figueras, D. Lacasta, L. Piquer, S. Pérez y T. Navarro.

Dos corderos de una explotación situada en Albalete del Arzobispo (Teruel) fueron remitidos al Servicio Clínico de Rumiantes (Scrum) de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza, con síntomas de temblores e incoordinación, pero entonces solamente se llegó a un diagnóstico presuntivo. Dos años después se recibió otro caso de la misma explotación. El problema afectaba al 1% de los corderos por parición. Nacían sanos y, entre las 2-3 primeras semanas de vida, comenzaron a experimentar problemas neurológicos. Finalmente se pudo orientar el diagnóstico gracias a la información obtenida de las madres. Eran animales alimentados a base de rastrojeras de cereal y suplementados con maíz, pero sin corrector para suplir las deficiencias minerales.

Se trata de un caso presentado en el pasado Congreso de la SEOC en Zaragoza con el título ‘Diagnóstico de un caso de ataxia enzoótica en corderos’, publicado por M.T. Ortiz, D. Forcano, S. López-Tamayo, C. Forcada, J. Asín, J.C. Jiménez, M. Ruiz de Arcate y A. Ortín.

Tras el análisis del caso se pudo comprobar lo importante que es la aplicación de un corrector mineral, especialmente durante la gestación, para un correcto desarrollo de los corderos. También se pudo comprobar la importancia de un buen protocolo de diagnóstico.

La alholva es una planta con propiedades nutricionales, aunque el consumo de paja en rumiantes puede producir una intoxicación. Las referencias sobre la misma son escasas y su patogenia confusa. En un trabajo presentado en el último Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), se describe el estudio clínico de una intoxicación experimental en ganado ovino y caprino con paja de alholva.

La sintomatología sólo se observó en ovinos y se caracterizó por la aparición de signos locomotores y nerviosos a las 4-6 semanas del comienzo. Inicialmente, se observó una alteración en la marcha caracterizada por una marcada dismetría en las manos. La alteración locomotora comenzó por los miembros torácicos, extendiéndose a los pelvianos y una fase de decúbito esternal en los estadios finales.

La exploración neurológica evidenció la localización del daño a nivel del sistema nervioso periférico/muscular, descartando lesiones a nivel central. En un animal se detectó laminitis. Los estudios hematológicos no demostraron cambios a lo largo del experimento, mientras que el estudio hispatológico preliminar demostró como lesiones más significativas edema y degeneración walleriana en ciertos nervios periféricos.

Este estudio contó con la participación de varios investigadores de la Universidad de Zaragoza y las empresas Laboratorios Albéitar y Albaitaritza: B. Moreno, M.C. Garza, B. Marín, M. García, H. Raksa, M.I. Guijarro, M. Garcés, A. Otero, M. Climent, M. Morales, J. Zabala y J.J. Badiola.

Mario Balaro, de la Universidad Federal Fluminense (Brasil) estuvo presente en el último Congreso de la SEOC de Zaragoza con una ponencia titulada ‘Cómo enfrentarse a un diagnóstico clínico complejo: ejemplo de casos clínicos de difícil resolución’.

El profesor Balaro inició su interesante conferencia con una introducción-guía para acercar al diagnóstico de aquellos casos en los no resulta fácil centrar el problema. Además de hacer un recorrido por la anamnesis, valoración del ambiente, examen clínico del individuo, recalcó la obligación de ser metódico en la exploración para que no escape ningún detalle que pudiera ser determinante a la hora de orientar un problema y estableció un listado de preguntas a las que se debería dar respuesta en un proceso de valoración clínica. Asimismo, resaltó la necesidad de la investigación epidemiológica de la enfermedad, mostrando un modelo aplicado a un rebaño y la utilidad de las pruebas diagnósticas, citando los tipos de muestras y las técnicas de análisis. Concluyendo, que todas las herramientas son necesarias, pero dependiendo de la situación unas pueden tener mayor relevancia que otras.

En una segunda parte de su exposición, haciendo preguntas y tratando de buscar la implicación con los asistentes, presentó varios casos clínicos: un primer caso de lengua azul en ovejas lecheras de Brasil, un segundo caso de abomasitis enfisematosa en cabritos asociado a ‘Sarcina sp.’ y ‘C. perfringens’ tipo A, un tercer problema de carencia de cobre en ganado caprino, y tres casos más sobre micoplasmosis ovina, dermatofilosis y ectima contagioso complicado con ‘S. aureus’ en ovino.

 

PEDERO-WEB

Ensayo de campo sobre la eficacia de la gamitromicina en cojeras infecciosas en ovino

Alfonso Martínez Escribano, técnico de Boehringer Ingelheim, presentó en el pasado Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), una ponencia titulada ‘Ensayo de campo sobre la eficacia de la gamitromicina a una sola dosis para el tratamiento de las cojeras infecciosas en ovino’. Se trata de un estudio realizado en un rebaño de más de 4.000 ovejas de raza Assaf en producción intensiva en Navarra, seleccionando 100 ovejas en fase de secado y con variados síntomas de cojera y lesiones supurativas. El pedero ovino, según diversos estudios, es una de las cinco patologías más importantes de dicho ganado en países en el que el sector está muy desarrollado. De hecho, en España las pérdidas derivadas de esta enfermedad pueden ser muy superiores a 6 millones de euros al año.

En el ensayo se tomaron muestras para PCR (‘Dichelobacter nodosus’ y ‘Fusobacterium necrophorum’) los días 0 y 14 de la administración de 1 ml/25 Kg de peso vivo vía subcutánea de gamitromicina. Pero también se valoró el grado de cojera y locomoción de los animales enfermos, utilizando unos sistemas de puntuación y escalas, así como las lesiones visibles en las pezuñas.

Se pudo comprobar la evolución favorable de los animales tratados con una única dosis de gamitromicina. La estructura química de dicho macrólido le dota de unas características farmacocinéticas y farmacodinámicas que le permiten alcanzar de forma rápida y mantenida en el tiempo altas concentraciones en el tejido afectado, pudiendo demostrar su poder bactericida poco tiempo después de su aplicación.

 

Página 1 de 14

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder