Mostrando publicaciones por etiqueta: ALIMENTACIÓN

 

El coste de la ración completa de caprino de leche se situó a finales del pasado mes de junio en 210,16 euros por tonelada, lo que significa un precio muy similar a los 210,93 euros que se registraban a finales del mes de mayo. Son los datos que muestra la plataforma Silum, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en los que se realiza una ponderación de los piensos de los forrajes y de los concentrados para calcular esta ración en cabras de leche.

 

Este coste actual es un 1,5% inferior a los 213,30 euros por tonelada que se registraban en el mismo mes del pasado ejercicio, lo que indica una tendencia a la baja.

 

Además del cálculo de la ración completa, la plataforma Silum también muestra los datos de precios de piensos compuestos, que han seguido una dinámica parecida. El primer semestre del presente año se ha cerrado con una cotización de 226,84 euros por tonelada, por lo que hay un descenso mensual del 0,5%, ya que mayo finalizó con 228,03 euros por tonelada. La evolución interanual es muy similar, ya que en junio de 2019 la cotización era de 228,74 euros, por lo que en el último año ha bajado un 0,8%.

 

 

 

 

El último informe de la fabricación de piensos compuestos de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (Cesfac) del año 2019 recoge datos de elaboración de piensos por especies y por comunidades autónomas, aunque en este caso actualizados al ejercicio 2018.

 

En este informe, se señala que Castilla y León y Andalucía son las dos comunidades autónomas que tienen una mayor producción de piensos compuestos para las especies ovina y caprina, acumulando entre ambas un 43% de la producción nacional. Castilla y León es la mayor productora con 536.691 toneladas, mientras que las fábricas instaladas en Andalucía elaboran 359.611 toneladas.

 

Otras regiones con una importante fabricación de piensos compuestos en España, con las respectivas toneladas producidas, son las siguientes: Castilla-La Mancha (288.645), Extremadura (215.291), Murcia (213.824) y Aragón (128.469).

 

El resto de comunidades autónomas son las siguientes: Navarra (83.852), Cataluña (81.573), Comunidad Valenciana (50.853), Canarias (50.364), Madrid (34.020), País Vasco (21.776), Galicia (6.285), Asturias (2.440), Baleares (990), Cantabria (870) y La Rioja (296).

 

 

 

 

MSD Animal Health ha puesto en marcha ‘Devorando Mitos’, una iniciativa que surge del compromiso con el concepto ‘One Health’, de la importancia que tiene que animales y personas compartan una única salud: ‘Un mundo, una salud’. En colaboración con las Organizaciones Interprofesionales del sector agroalimentario Propollo, Provacuno e Inprovo, responde a dudas frecuentes sobre dieta y salud y cuestiona estereotipos ampliamente aceptados sobre los alimentos de origen animal y los hábitos de nutrición saludables. Con información contrastada sobre el modelo de producción animal en la Unión Europea, se desmontan prejuicios como los que dan por supuesto el uso rutinario de antibióticos y otros medicamentos en la ganadería.

 

‘Devorando Mitos’ es una plataforma intuitiva y fácil de usar en todos los dispositivos que ofrece información veraz y contrastada por expertos en sanidad animal y humana. La web tiene apartados específicos para los distintos alimentos: huevos y carne de pollo, porcino y vacuno. Su objetivo es aportar datos fiables sobre la producción agropecuaria y la alimentación. Cuenta con recomendaciones de profesionales de la nutrición y la salud que recuerdan la importancia de llevar una dieta saludable que incluya alimentos de origen vegetal y animal.

 

 

 

 

La innovación en alimentación ovina, especialmente en aquellos aspectos que están directamente relacionados con la sanidad de los animales y del rumen, permite obtener una mejor salud y un aumento de la rentabilidad.

 

Entrevista a Silvia Fernández Lara, responsable de Alianzas y Nuevas Oportunidades de Azucarera.

 

 

 

OVIESPAÑA.- El Foro Nacional Ovino cambia este año de formato y se estructura en varios seminarios online. ¿Qué le parece este cambio?

 

SILVIA FERNÁNDEZ LARA.- El cambio nos parece muy apropiado teniendo en cuenta la situación actual que estamos viviendo a nivel mundial. Desde que empezó la pandemia, hemos visto muchas propuestas que han permitido continuar con la actividad divulgativa mediante la puesta en marcha de iniciativas online, en formato webinar, que han contribuido a seguir generando conocimiento sobre tecnologías, aplicaciones y aspectos de la nueva realidad en la que vivimos. La revolución digital supone para nuestra industria un reto ineludible, porque los cambios se están produciendo a una velocidad vertiginosa. La digitalización y el paso a la Industria 4.0 no es una opción, sino una necesidad para el futuro de la empresa española, en la que Azucarera lleva años trabajando.

 

 

 

OV.- ¿Cómo afecta en la producción ovina lechera la progresiva reducción en el uso de antibióticos? ¿Cómo pueden adaptarse las explotaciones?

 

S.F.L.- Nos encontramos ante una situación que requiere un cambio de mentalidad y un cambio en las rutinas de trabajo, donde ya no vale hacer lo de siempre. Los problemas a los que se enfrentan las granjas actualmente, requieren de una solución integral que repercuta en una mejora de la salud del rebaño y en consecuencia en la producción. Están adquiriendo especial relevancia temas como la limpieza, la desinfección, los vacíos sanitarios, las vacunas, el manejo del calostro y los tratamientos preventivos; ante esta realidad el ganadero no debe enfocarse en soluciones que ofrezcan sólo una mayor producción sino en aquellas que ofrezcan una mayor rentabilidad.

 

 

 

OV.- ¿Qué papel juegan en este contexto las medidas de bioseguridad e inmunidad?

 

S.F.L.- Ambas son fundamentales y parte de la lucha integral mencionada. Por desgracia la pandemia actual nos ha enseñado la importancia de la prevención y el respeto de una serie de normas necesarias a la hora de prevenir enfermedades. Esto mismo es lo que hay aplicar en las explotaciones, porque hoy más que nunca prevenir es mejor que curar y esto implica todo, desde la fauna y flora que hay alrededor de la explotación hasta los movimientos internos que los operarios hacen diariamente por las distintas zonas de la granja. De igual modo, también se tiene que actuar desde dentro del animal hacia fuera con el fin de conseguir animales más resistentes a los patógenos que puedan surgir en las granjas. Para ello es fundamental una alimentación segura y equilibrada según las necesidades de cada lote con un especial énfasis en los alimentos funcionales, como Prebionat, que está compuesto entre otros, por prebióticos extraídos de la remolacha que de una forma natural estimulan la microbiota intestinal.

 

 

 

OV.- ¿Cuáles son las aportaciones principales de Prebionat en estas circunstancias?

 

S.F.L.- Prebionat es un producto testado científicamente por Itacyl para mejorar, modificar y desarrollar la flora intestinal de los corderos y ovejas mediante la alimentación de las bacterias beneficiosas y la expulsión de las patógenas. Este sistema es pionero ya que Prebionat alimenta la propia flora intestinal del animal sin necesidad de aportaciones de probióticos externos. Es el propio animal el que aumenta su sistema inmunológico mediante el consumo de Prebionat como complemento a su alimentación diaria. El uso conjunto de compuestos bioactivos, como aceites esenciales, saponinas, taninos, etc, y los fructooligosacáridos, con su efecto prebiótico, ha despertado el interés en su aplicación en alimentación animal ya que se están posicionando como una alternativa para tratar de reducir el uso preventivo de antibióticos en el control de determinados procesos (por ejemplo, trastornos digestivos) de los animales, mejorar su estado sanitario y, en consecuencia, su rendimiento.

 

 

 

OV.- ¿Cuál ha sido el desarrollo de Prebionat en el último año tras la presentación en el pasado Foro Nacional Ovino? ¿Se ha ido extendiendo su uso?

 

S.F.L.- Ha sido un año de mucho esfuerzo y dedicación, pero muy satisfactorio, en el que hemos mostrado una nueva manera de hacer las cosas. Prebionat nace para ayudar en la necesidad imparable que tiene el sector primario de producir alimentos más saludables, junto con el máximo respeto al bienestar animal. El producto cubre esas dos necesidades al restringir el uso de antibióticos mediante la aplicación de productos naturales, cuya eficacia está científicamente comprobada, y se coloca en vanguardia del futuro donde se unen el respeto por el sector, el respeto por el consumidor y la rentabilidad económica

 

 

 

OV.- ¿En cuántas explotaciones se aplica en la actualidad? ¿A qué número total de ovejas?

 

S.F.L.- Desde su lanzamiento, Prebionat está siendo utilizado en muchas de las macrogranjas que existen en España y también en granjas de carácter más familiar, lo que se traduce en que más de 70.000 reproductoras están beneficiándose de los buenos resultados que avala el producto. Cabe destacar que las razas más productoras de leche como son Assaf y Laucone, y también razas autóctonas como la Manchega, Churra y Rasa Aragonesa están consumiendo Prebionat. A nivel internacional, granjas ovinas de leche de Grecia llevan realizando pruebas con el asesoramiento de nuestro departamento técnico, teniendo unos resultados muy positivos.  

 

 

 

OV.- ¿Cuáles son los principales resultados que se han obtenido en las explotaciones? ¿Cómo es la satisfacción de los productores?

 

S.F.L.- Los resultados obtenidos con el uso de Prebionat han demostrado una mejora sustancial de la inmunidad de los animales. Prebionat Gestación está consiguiendo reducir y prevenir problemas derivados de la toxemia de gestación. Además, algo que nos ha llamado mucho la atención, es que los corderos, al nacimiento, presentan un mayor peso lo que se traduce en una tasa más alta de supervivencia. Prebionat Nacimiento y Prebionat Lactancia están consiguiendo reducir los microorganismos patógenos intestinales, aumentar la ganancia media diaria de peso unido a un menor consumo de leche maternizada y una reducción del uso de antibióticos para problemas de tracto intestinal, gracias a que el producto promueve el desarrollo de una microbiota beneficiosa en el intestino de los animales. Además, al reducirse el periodo de lactancia, se ha reducido también el número de días que permanecen en la zona de lactancia hasta su destino final y, debido a que el suministro es vía oral, ha disminuido considerablemente el estrés que se produce a los animales (al no hacer uso de agujas y jeringas), al igual que ofrece una mayor comodidad al operario en su aplicación. Prebionat nace de la alianza entre una empresa como Azucarera y la Granja AGM, ejemplo de innovación en el sector primario de Castilla y León. Los ganaderos reciben Prebionat de una forma muy positiva ya que se trata de un producto que les ofrece un aporte nutri­cional y saludable a la vez que les permite incrementar su rentabilidad en el medio-largo plazo.

 

 

 

OV.- ¿Cuál será el desarrollo de Prebionat en los próximos años? ¿Qué perspectivas de futuro tiene este producto?

 

S.F.L.- Es cierto que nuestra prioridad durante este primer año ha sido enfocarnos en el mercado ovino donde, como hemos mencionado anteriormente, estamos obteniendo muy buenos resultados, pero no cabe duda de que nuestro siguiente paso será extrapolar el aprendizaje y los resultados a otros sectores como el caprino, porcino o vacuno donde creemos que hay margen de mejora y una necesidad que cubrir. En Azucarera estamos convencidos de que solo una actuación responsable basada en principios sostenibles y el concepto de economía circular contribuyen a optimizar el funcionamiento de la cadena de valor y a generar riqueza para todos. Sin duda, vamos a continuar trabajando en el desarrollo de nuevas oportunidades y nuevos productos tomando como base el azúcar, la melaza y la pulpa. Este esfuerzo nos permitirá llegar a segmentos de consumo de creciente importancia y a satisfacer las necesidades que nuestros clientes y, la población en general, demandan.

 

 

 

 

La alimentación tiene grandes retos en el futuro. Uno de ellos es la evaluación de la salud metabólica de las ovejas de alta producción, además de otros aspectos como son el futuro de la alimentación de precisión.

 

Entrevista a José María Bello, jefe de Producto de Ovino y Caprino de Nanta.

 

 

 

OVIESPAÑA.- El Foro Nacional Ovino cambia este año de formato y se estructura en varios seminarios online. ¿Qué le parece este cambio?

 

JOSÉ MARÍA BELLO.- Creo que es acertado, dada la situación creada por la pandemia del COVID-19. Por supuesto que la opción presencial es la mejor, ya que el Foro, en gran medida, está concebido como un punto de encuentro entre profesionales, siendo importante el componente de interrelación personal. No obstante, dentro de las opciones disponibles, creo que es una buena elección

 

 

 

OV.- ¿Cuál es la estructura que tendrá su participación? ¿Cuáles son los objetivos generales que se plantean?

 

J.M.B.- Como empresa de alimentación, vamos a participar en el Seminario de Nutrición, aunque teníamos la vista puesta en algún otro. Vamos a realizar una presentación práctica, mostrando unos datos interesantes, tanto productivos como metabólicos, de ovejas ‘elite’. Nos puede ayudar a conseguir un método de evaluación de la salud metabólica de estos animales en un contexto práctico de alta producción.

 

 

 

OV.- ¿Qué importancia tiene la alimentación en ovino lechero? ¿Qué consecuencias directas tiene en la rentabilidad?

 

J.M.B.- Es bien sabido que la alimentación es uno de los puntales en los que se basa el éxito de una explotación. Seguramente es el ‘input’ más importante en el caso de las ovejas de ordeño. Al no poder influir en los costes de la alimentación de forma directa, la nutrición no se puede desligar de conceptos como la eficiencia, para conseguir que el resultado sea lo menos volátil posible. Por otra parte, un buen diseño de una estrategia de alimentación debe de tener en cuenta aspectos relacionados con instalaciones, manejo y bienestar.

 

 

 

OV.- ¿Qué es la alimentación de precisión? ¿Cómo puede aplicarse ese sistema en la práctica en las explotaciones de ovino?

 

J.M.B.- Es un concepto realmente amplio y cada vez más utilizado. Nosotros lo concebimos como una estrategia de alimentación de una granja que mejore su eficiencia económica, que vaya más allá de la mera cobertura de los animales. Por lo tanto, puede ir desde un modelo nutricional que tenga en cuenta aspectos de salud y bienestar hasta la implementación de técnicas de suministro automáticas, pasando por dispositivos de medida, tanto de alimentos como de sus efectos metabólicos en los animales.

 

 

 

OV.- ¿Cómo ha evolucionado en los últimos años la tecnología aplicada a la alimentación? ¿Cuáles han sido los avances más significativos en este terreno?

 

J.M.B.- Hay novedades dignas de mención, como los sistemas automáticos de reparto, la tecnología NIR de analíticas de materias primas y forrajes en granja, tanto desde el punto de vista nutricional como en lo relativo a la detección de sustancias indeseables. Y no vamos a entrar en todos aquellos dispositivos o sistemas de toma automática de datos que también, de forma más directa o más indirecta, afectan a la alimentación. En muchas ocasiones el ovino va a remolque del vacuno lechero y se van implementando continuamente a nuestra especie, técnicas y avances suficientemente testadas en aquella. En este aspecto, yo creo que hay por delante todavía un insospechado recorrido que irá de la mano del imparable avance de la tecnología, la robótica y el procesado de datos.

 

 

 

OV.- ¿Y qué novedades son las más significativas en lo que se refiere a la formulación de las raciones?

 

J.M.B.- En nuestro caso, tenemos claro que el desarrollo del modelo Novalac ha supuesto un antes y un después en nuestros diseños nutricionales en las granjas. Gracias a él tenemos la posibilidad de planearnos objetivos de producción teniendo en cuenta aspectos de salud y de bienestar, adaptándonos mejor a las circunstancias de cada granja. También hemos conseguido depurar nuestro sistema Komplet haciendo mucho más fácil el suministro de alimentos incluso en macrogranjas, ganado además en eficiencia. La formulación en base a aminoácidos se abre cada vez más camino en el ovino y caprino lecheros. Y, sin duda, los conceptos de sostenibilidad van a irrumpir de lleno en el panorama ovino, y habrá que tener en cuenta las emisiones de metano, nitrógeno y fósforo, más allá del mero uso de aditivos.

 

 

 

OV.- ¿Cómo se ha adaptado el sector a la disminución en el uso de antibióticos, particularmente en el caso del cebo?

 

J.M.B.- En este capítulo, no deberíamos dejarnos deslumbrar por los resultados de reducción conseguidos en el sector en relativamente poco tiempo. La adaptación de la mayor parte de las granjas, en mi opinión, no ha ido a la misma velocidad. Las mejoras en aspectos de manejo e instalaciones necesarias para acometer el reto no han sido tan ambiciosas para poder conseguir esos objetivos con éxito. En muchos casos ha habido una reducción sin mejoras significativas, lo que ha dado como resultado un aumento de la mortalidad y la patología. El sector necesita que la inspección oficial no sea siempre un mero instrumento punitivo, sino que tendría que ser un aliado fundamental para conseguir una reducción exitosa y responsable.

 

 

 

OV.- ¿Qué perspectivas de futuro tiene la alimentación en ovino lechero? ¿Cuáles son las nuevas tendencias?

 

J.M.B.- Ya hemos comentado antes perspectivas y tendencias. Frente a una parte del sector, todavía inmovilista en cuanto a determinados mitos, muchas veces superados, se alza un futuro prometedor en cuanto a novedades que vendrán de la mano de la agromática, que aportará tecnología e ingenios para una mejor toma de decisiones en aras de la eficiencia. La mejora genética galopante llevará a una alimentación de enfoque individual. Y todo ello en el marco de una sostenibilidad que habrá que empezar a medir y evaluar, de forma que la alimentación tendrá mucho que decir en este sentido.

 

 

 

 

 

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* registró un promedio de 162,5 puntos en mayo de 2020, esto es, 3,1 puntos (un 1,9 %) menos que en abril y la media mensual más baja desde diciembre de 2018. A causa de los efectos económicos negativos que sigue teniendo la enfermedad por coronavirus (COVID-19), el índice ha mostrado una tendencia a la baja por cuatro meses consecutivos. El último descenso en mayo refleja la caída de los valores de todos los subíndices, con la excepción del relativo al azúcar, que aumentó por primera vez en tres meses.

» El índice de precios de los cereales de la FAO se situó en mayo en un promedio de 162,2 puntos, es decir, 1,6 puntos (un 1,0 %) menos que en abril y muy cerca de su nivel en el mismo mes del año pasado. Entre los principales cereales, solo los precios del arroz subieron en mayo. Los precios internacionales del arroz repuntaron un 1 %, principalmente a causa del aumento de las cotizaciones de las variedades japónica y basmati, aunque las fluctuaciones cambiarias y la demanda de Filipinas y Malasia también hicieron que las cotizaciones del arroz índica se mantuvieran firmes. En los mercados de trigo, tras la subida de abril, disminuyeron los precios de exportación, reduciéndose en cerca del 2 %, a raíz de una presión a la baja ocasionada por las expectativas de abundantes suministros a nivel mundial también en la nueva campaña en un momento en que las actividades comerciales se han desacelerado y los períodos de recolección ya han comenzado o están por comenzar en el hemisferio norte. En los mercados de cereales secundarios, siguiendo la tendencia a la baja de los últimos cuatro meses, los precios del maíz en los Estados Unidos de América volvieron a disminuir en mayo, ubicándose casi un 16 % por debajo de su nivel en el mismo período del año pasado. La débil demanda de los sectores de los piensos y los biocombustibles, en un contexto de abundantes suministros para la exportación, siguió presionando los precios internacionales del maíz.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO registró en mayo un promedio de 128,1 puntos, disminuyendo en otros 3,7 puntos (un 2,8 %) y situándose en el nivel más bajo de los últimos 10 meses. El continuo descenso del índice se debe fundamentalmente a la disminución de los precios del aceite de palma, mientras que las cotizaciones de los aceites de colza y girasol aumentaron. Los valores internacionales del aceite de palma registraron el cuarto descenso mensual consecutivo en mayo, sobre todo a consecuencia de la todavía tibia demanda mundial de importaciones (ligada a la pandemia causada por el coronavirus y a la depresión de los precios de los aceites minerales) y de niveles de producción y existencias mayores de lo previsto en los principales países exportadores. Por el contrario, se fortalecieron los precios internacionales de los aceites de colza y girasol, debido a las perspectivas de que continúe la escasez de la oferta en la Unión Europea y se reduzcan los excedentes exportables en la región del Mar Negro, respectivamente.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en un promedio de 181,8 puntos en mayo, lo que representa una disminución de 14,4 puntos (un 7,3 %) desde abril, registrando un descenso por tercer mes consecutivo que deja el valor del índice 44,3 puntos (un 19,6 %) por debajo de su nivel hace un año. Las cotizaciones de todos los productos lácteos representados en el índice disminuyeron en mayo, siendo las de la mantequilla y las del queso las que registraron descensos más acusados. Las cotizaciones de la mantequilla disminuyeron a raíz de la abundancia de suministros estacionales, especialmente en Europa, mientras que las del queso descendieron ante la presión ejercida por una menor demanda de importaciones unida a la abundancia de suministros exportables de final de temporada procedentes de Oceanía. A pesar de las abundantes disponibilidades exportables y existencias, las cotizaciones de la leche entera en polvo y de la leche desnatada en polvo descendieron solo moderadamente, gracias a que los precios bajos y la reanudación de las actividades económicas en China ocasionaron un fuerte interés en las compras.

» El índice de precios de la carne de la FAO* se situó en un promedio de 168,0 puntos en mayo, esto es, 1,3 puntos (un 0,8 %) menos que en abril, registrando un descenso por quinto mes consecutivo. A este nivel, el índice se encuentra 6,3 puntos (un 3,6 %) por debajo de su valor en el mismo mes del año pasado y 44 puntos (un 20,8 %) por debajo de su nivel máximo, alcanzado en agosto de 2014. En mayo, las cotizaciones internacionales de las carnes de aves de corral y de cerdo siguieron disminuyendo como resultado de las abundantes disponibilidades exportables en los principales países productores, pese al aumento de la demanda de importaciones en Asia oriental tras la relajación de las medidas de distanciamiento social adoptadas ante la COVID-19. Los precios de la carne de ovino disminuyeron ligeramente debido a la menor demanda de importaciones en Oriente Medio, ocasionada por dificultades económicas y problemas logísticos. Por el contrario, las cotizaciones de la carne de bovino aumentaron debido a la fuerte demanda de importaciones sumada a la reducción de los suministros procedentes del Brasil y Oceanía por el inicio de las fases de reconstitución de la cabaña ganadera.

» El índice de precios del azúcar de la FAO registró en mayo un promedio de 155,6 puntos, es decir, 10,7 puntos (un 7,4 %) más que en abril. El aumento intermensual de los precios internacionales del azúcar se debe en gran medida a cosechas menores de lo previsto en algunos de los principales países, en particular la India, el segundo mayor productor de azúcar del mundo, y Tailandia, el segundo mayor exportador de azúcar del mundo. Además, la subida de los precios internacionales del petróleo también contribuyó al aumento de las cotizaciones del azúcar, ya que el encarecimiento de la energía tiende a alentar a las plantas azucareras a utilizar más suministros de caña de azúcar para producir etanol, con lo cual se reduce la disponibilidad de azúcar en el mercado mundial. Tal es el caso en particular del Brasil, el mayor exportador de azúcar del mundo.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

 

 

 


 

 

 

La alimentación es uno de los grandes pilares en los que se sustentan las explotaciones de ovino lechero, por sus implicaciones en el resto de aspectos de una ganadería y su influencia en la rentabilidad de las granjas.

 

ENTREVISTA A GIOVANNA GONZÁLEZ, TÉCNICO DE ALLTECH.

 

 OVIESPAÑA.- El Foro Nacional Ovino cambia este año de formato y se estructura en varios seminarios online. ¿Qué le parece este cambio?

 GIOVANNA GONZÁLEZ.- Con estos cambios que hemos sufrido, se abre una oportunidad para la incorporación de nuevos formatos y nuevas tecnologías de comunicación interpersonal a los que quizás no estábamos muy acostumbrados. Las circunstancias nos han obligado a formarnos y acostumbrarnos al uso de aplicaciones cuyo desarrollo en nuestro sector habría sido más lento. Estos formatos van a permitir que aquellas personas que no tengan la disponibilidad de tiempo para asistir a eventos que les resulten interesantes puedan tener acceso a la información tanto en tiempo real, pudiendo plantear sus inquietudes de forma inmediata a través de los chats o debates, como disponer de los contenidos para visualizarlos a posteriori. No obstante, se hace imprescindible, en cuanto las circunstancias lo permitan, el restablecimiento de los foros presenciales en los que podamos interactuar entre profesionales del sector, técnicos y ganaderos, de una forma más cercana para intercambiar ideas, interactuar e informar de una forma más fluida.

 

 OV.- ¿Cuál es la estructura que tendrá su Seminario? ¿Qué objetivos se plantean?

 G.G.- Desde Alltech hemos tenido muy en cuenta la influencia que tiene la alimentación en el correcto desarrollo de las funciones reproductivas de los animales de producción. De forma que abordaremos algunas cuestiones relacionadas con la alimentación tanto en hembras como en machos, poniendo de manifiesto la dificultad que hay en ocasiones para relacionar los efectos de la alimentación sobre la reproducción ya que las consecuencias de estas pueden no ser inmediatas si no acontecer tiempo después. Queremos identificar y conocer los riesgos en la alimentación que mayor influencia tienen sobre la reproducción y dar las claves de manejo mediante las cuales se puede prevenir situaciones que pueden afectar al desarrollo productivo de la explotación. Queremos aportar y difundir al sector los resultados de algunos trabajos de investigación publicados en los últimos tiempos. Entre otros el efecto que algunas micotoxinas tienen sobre la espermatogénesis y consecuentemente sobre la calidad seminal. Consideramos este un punto clave para tener en cuenta a la hora de realizar valoraciones de sementales.

  

OV.- ¿Qué influencia tiene la alimentación para aumentar la fertilidad en las explotaciones de ovino lechero? ¿Se han hecho estudios para cuantificar esa mejoría?

 G.G.- Como sabemos, la reproducción es una función de lujo. Esto quiere decir que los animales primero atienden sus funciones vitales esenciales y una vez cubiertas estas atienden la función reproductora. Sabemos de los bajos índices de fertilidad que tienen los lotes de ovejas en cubrición cuando su balance nutricional es negativo, es decir comen menos de sus necesidades de producción y/o mantenimiento. Así mismo un plano de alimentación que no mantenga unos valores estables y adecuados de glucosa en sangre puede afectar a la formación de los folículos y a la calidad de la ovulación incidiendo negativamente en la fertilidad. Además, como hemos conocido por algunos estudios realizados desde la Assafe con Angel Mantecón, un exceso de proteína en la dieta parece influir negativamente en los resultados de fertilidad. En dicho estudio, donde utilizan como indicador la concentración de urea en leche, realizado sobre 109.647 ovejas inseminadas establecen un rango de urea 480-550 en el que la fertilidad no se vio afectada. Desde un plano más específico hay publicaciones donde se demuestra cómo la ingestión de alimentos contaminados con micotoxinas afecta negativamente a la espermatogénesis en los machos bajando de forma muy significativa la calidad del seminal. El control sobre la condición corporal a lo largo del ciclo productivo, tanto por subnutrición como por engrasamiento, tiene efectos adversos sobre la fertilidad, así como las deficiencias vitamínico minerales o las posibles intoxicaciones.

  

OV.- ¿Son conscientes los ganaderos de esas interacciones entre alimentación y reproducción? ¿Aplican medidas en sus explotaciones para aprovechar esa sinergia?

 G.G.- En este apartado los técnicos tenemos un papel importante en la difusión de estas informaciones a través de los foros y revistas profesionales y en el asesoramiento en granja. A medida que el sector se profesionaliza, cada vez se tienen en cuenta más los factores relacionados con los parámetros reproductivos y se implementan las medidas correctoras adecuadas a cada explotación.

  

OV.- Un aspecto importante es la condición corporal. ¿Qué condición corporal deben tener los animales antes del parto?

 G.G.- Sin duda, la condición corporal es un buen índice que utilizar en la gestión nutricional de las explotaciones. Nos permite valorar en su conjunto cómo está funcionando la explotación. Es importante que los animales no varíen en exceso su condición corporal a lo largo de todo su ciclo productivo, eso junto con una producción adecuada nos indica que los aportes y las necesidades de las ovejas están bien ajustados. Los animales deben llegar al parto entorno a un 3,5 de condición corporal, una condición corporal muy escasa al parto comprometería la producción ya que en este punto las ovejas suelen estar en balance negativo. Por otro lado, si llegasen muy engrasadas podríamos tener limitada la ingesta y no cubrir las necesidades al final de gestación. En este último caso las ovejas movilizan reservas corporales y corremos el riesgo de toxemia de gestación.

  

OV.- ¿Cómo debe ser la dieta de una oveja durante la preñez?

 G.G.- Hay que tener en cuenta que la oveja que se ha cubierto en el momento adecuado pasa por tres situaciones nutricionales diferentes hasta llegar al parto. En inicio de gestación está produciendo leche, a mitad de gestación deja de producir leche y en el último mes de gestación, que es el más comprometido en cuanto a necesidades, debería empezar un preparto específico. La alimentación debe estar ajustada en estas tres etapas para cubrir las necesidades específicas en cada momento, es importante evitar engrasamientos innecesarios al final de la lactación que comprometerían la correcta evolución del preparto.

  

OV.- ¿Cuáles son las necesidades de las hembras productoras durante la lactación? ¿Qué nutrientes deben primar?

 G.G.- Todos los nutrientes son importantes, debemos aportar un equilibrio entre ellos y cubrir las necesidades de minerales y vitaminas. Es muy importante durante la lactación la correcta sincronización entre las distintas fracciones de la proteína y las diferentes velocidades de degradación de los almidones que nos aportan los cereales. En este caso obtenemos muy buenos resultados en pico de producción y persistencia de la curva de lactación cuando aportamos una fuente de Nitrógeno No Proteico de liberación lenta como Optisync. Esta estrategia favorece el crecimiento de las bacterias del rumen encargadas de la digestión de la fibra de forma que podemos incorporar mayor cantidad de forraje en las raciones de una forma muy eficiente. No debemos olvidar que las ovejas son rumiantes y como tales necesitan unos aportes adecuados de forraje en la dieta, fundamental para mantener la salud ruminal y por tanto la salud general del animal. Con una buena calidad de forrajes y las estrategias adecuadas en alimentación podemos aprovechar eficientemente los productos producidos en la explotación abaratando las raciones y maximizando la producción lechera. En los rebaños de ovino lechero la producción no está reñida con la salud, sino todo lo contrario. Los resultados que obtenemos en cuanto a incremento medio de la vida productiva de las ovejas con el uso de nuestros aditivos y estrategia nutricional, basada en el uso de levadura viva Yea-sacc y Nitrógeno No Proteico de liberación lenta como Optisync, permiten realizar un desvieje selectivo en función de las preferencias del ganadero al disminuir el porcentaje de mortalidad en el rebaño. No cabe duda que en aquellas explotaciones en las que se sigue un programa de mejora genética, este es un punto muy relevante ya que no es el rebaño el que selecciona los animales que se mueren sino el ganadero los que deshecha.

  

OV.- ¿Qué dieta debe aplicarse a los machos para que cumplan con su función reproductiva?

 G.G.- Necesitan unos niveles adecuados de proteína en la ración tanto durante su desarrollo pre púber como en su edad adulta. Prestando especial a tención a las etapas previas a las épocas de monta para que la condición corporal de los machos sea la adecuada, ya que durante el periodo de monta pueden llegar a perder entre un 10 y un 15% de su peso. El aporte de vitaminas y minerales orgánicos, especialmente el selenio, ayudará a la función específica que tienen que cumplir los machos mejorando la calidad espermática. Hay que tener en cuenta que el esperma con el que fecundan a las hembras se empezó a producir entre 80 y 90 días antes de la monta, ya que es habitual tener más de tres montas al año las necesidades deben estar cubiertas de forma continua. Debemos empezar a consideran a los machos como un punto esencial en los rebaños de ovino ya que su papel es realmente determinante en la producción final de leche a través de los resultados de preñez. Es común encontrarse con situaciones en las que los machos quedan relegados a un rincón de la granja donde no estorben y en ocasiones no se les presta suficiente atención. Los machos requieren su propio protocolo de alimentación.

  

OV.- ¿Cómo será el futuro de la alimentación en ovino? ¿Cuáles son las últimas tendencias?

 G.G.- Ajustar cada vez más las raciones a las necesidades reales según el nivel productivo de cada animal nos permitirá trabajar con la condición corporal adecuada a cada estado productivo. Teniendo en cuenta que la alimentación representa el principal coste de la explotación es imprescindible este ajuste, no solo por la buena salud de los animales sino por mejorar en eficiencia de costes. La creciente implementación de los controles lecheros y las salas de ordeño con medición diaria son una herramienta clave para conseguirlo. Dentro de la alimentación el componente más caro es la proteína. Tradicionalmente se han utilizado niveles de proteína por encima de los necesarios y con el tiempo se han ido ajustando. Por otro lado, a la vez que aumenta la calidad genética de los rebaños y los animales tienen mayor capacidad productiva el uso de aditivos tecnológicos que optimicen la digestión y ayuden a mantener un rumen saludable se hace cada vez más necesario. En este sentido y siguiendo la estala de los resultados observados en vacuno, el uso de levaduras y otras herramientas se está extendiendo al ganado ovino con resultados favorables poniendo de relevancia la importancia de la fibra y el valor de los forrajes y el máximo aprovechamiento de las materias primas disponibles en la granja.

PARTICIPA EN EL FORO NACIONAL DE OVINO. INSCRÍBETE EN https://www.tierrascongresos.com/ForoOvino2020/inscripcion 

Si eres estudiante, docente, investigador, ganadero, veterinario o técnico de asociaciones, cooperativas y granjas, pídenos un código para inscripción gratuita a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

 

El pienso para el cebo de corderos se sitúa a finales del mes de mayo con un precio de 235,01 euros por tonelada, según los datos recogidos por la plataforma Silum del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Esta cantidad es un 3,8% inferior a los 244,18 euros por tonelada que se registraban en el mismo periodo del pasado año. Además, se trata del precio más bajo que puede encontrarse de este pienso compuesto desde enero de 2018, según estos datos estadísticos oficiales del Ministerio.

 

En el caso de la evolución mensual, también se ha dado una trayectoria bastante diferente. A finales de abril, el precio se situaba en 242,76 euros por tonelada, por lo que el descenso porcentual que se ha registrado en este caso ha sido del 3,2% mensual.

 

A pesar de estos datos positivos, la cotización semanal media en 2020 está siendo de 244,03 euros por tonelada, mientras que en 2019 fue de 240,34 euros, debido al buen comportamiento de los precios en la parte final del pasado ejercicio.

 

 

 

 

El pienso compuesto para caprino lechero ha finalizado el mes de mayo con una cotización de 228,03 euros por tonelada. Se trata de un precio un 0,2% superior a los 227,54 euros por tonelada que se registraron en el mismo mes del pasado año, según señalan los datos de la plataforma Silum, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

 

Sin embargo, la buena noticia para los productores es que el precio de este pienso compuesto se ha ido reduciendo progresivamente durante el mes de mayo. En abril, el precio era de 233,94 euros por tonelada, lo que significa un descenso del 2,5%. De esta forma, se consolida un descenso que se viene registrando desde comienzos de año. De hecho, en enero se llegó hasta los 243,47 euros por tonelada. Por lo tanto, en estos últimos cuatro meses ha habido un descenso en el precio del 6,3%.

 

Por lo que respecta a la cotización de la ración completa, que es el cálculo que realiza el Ministerio de Agricultura con los precios de los piensos compuestos y de los forrajes, el precio actual es de 210,93 euros. Este precio es un 0,8% inferior a los 212,52 euros que se registraban el pasado año a estas alturas. También se encuentra a la baja en la evolución a corto plazo, ya que abril finalizó con un precio de 215,22 euros por tonelada, por lo que el descenso en el último mes ha sido del 2%.

 

 

 

 

La Asamblea General de la Federación Europea de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Fefac) ha elegido a Pedro Cordero para asumir una de las tres vicepresidencias de la organización representativa del sector de los piensos a nivel comunitario. El también vicepresidente de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac) desempeñará este cargo hasta el año 2023, poniendo de manifiesto la creciente importancia del sector español de los piensos compuestos en la esfera europea. En la misma Asamblea, el danés Asbjørn Borsting ha sido elegido nuevo presidente de Fefac para los próximos cuatro años en sustitución del británico Nick Major. Se conforma así un Consejo Ejecutivo en el que están representados de manera equilibrada los principales países europeos productores de piensos compuestos.

 

“En primer lugar, quiero agradecer la confianza y el apoyo recibidos tanto de Cesfac como del conjunto del sector, así como de los países miembros de Fefac. Esta vicepresidencia es una gran responsabilidad que trataré de desempeñar con la mayor eficacia. España es el primer productor de productos para alimentación animal en Europa y no podemos ser meros espectadores de las decisiones que nos afectan. Nuestra voz debe ser escuchada”, destaca Pedro Cordero, que acompañará al húngaro Zoltan Pulay y el alemán Anton Einberger en las vicepresidencias del principal órgano de representación de la industria de piensos en Europa.

 

“Es una gran oportunidad de participar de forma activa en la construcción de las futuras políticas comunes y su adecuación de forma responsable en nuestro entorno. Son grandes los retos a los que nos enfrentamos —economía circular, de la granja a la mesa, sostenibilidad, etc.— y puedo decir con orgullo que nuestro sector en España está perfectamente preparado para ello”, añade el ya vicepresidente de Fefac.

 

Licenciado en Veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid y MBA por la Escuela de Negocios de Valladolid, Pedro Cordero Castillo es desde el año 2014 director general de Nanta. En el año 2015 fue nombrado vicepresidente primero de Cesfac.

 

 

 

Página 1 de 138

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder