msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Alimentación Mercados

Los senadores del PP de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación han mantenido hoy una reunión para estudiar la posibilidad de elaborar una normativa comunitaria para buscar una protección a la cadena agroalimentaria de ataques intencionados.
En un comunicado, el Grupo Popular en el Senado ha informado de que a la reunión han asistido la europarlamentaria del GPP, Esther Herranz y miembros de la plataforma Food Defense Soluciones.
El portavoz del PP en la citada Comisión del Senado, Diego Sánchez Duque, ha señalado que el objetivo es actualizar el reglamento sobre la exigencia a las exportaciones de alimentos a la altura de EE.UU.
Así, ha recordado que tras el atentado del 11 de septiembre en Nueva York, "surgieron preocupaciones por la posibilidad de introducir intencionadamente agentes biológicos, químicos o radiológicos en la cadena alimentaria".
Fue cuando Estados Unidos aprobó la Ley de Bioterrorismo para mejorar la habilidad de prevención y respuesta en este país ante un ataque terrorista con agentes biológicos.
En esta línea, el portavoz del PP ha recalcado que "el nuevo reto de la industria alimentaria, sin duda, es la defensa ante los ataques intencionados".
Por ello, ha valorado que ya haya empresas del sector con planes de prevención específicos para la defensa ante este tipo de ataques.
Por su parte, el portavoz de Pesca del PP en el Senado, Miguel Fidalgo, ha explicado que "los planes conocidos como 'Food Defense' -Planes de defensa de alimentos-, son un concepto importado de EE.UU. y exigido en este país como requisito legal".
Por ello, ha abogado por que Europa ponga en marcha de manera coordinada una normativa de este tipo "para garantizar la seguridad de todos". 

 

Fecha de publicación: 02/02/2017

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en enero de 2017 en un promedio de 173,8 puntos, es decir, 3,7 puntos (o un 2,1 %) por encima del valor revisado de diciembre. A este nivel, el índice se encuentra en su valor más elevado desde febrero de 2015, y ha subido 24,5 puntos (un 16,4 %) desde el mismo período del año pasado. Este fuerte repunte del valor del índice en enero obedeció a un aumento repentino de las cotizaciones internacionales del azúcar y aumentos drásticos de los precios de exportación tanto de los cereales como de los aceites vegetales. Los mercados de carne y productos lácteos se mantuvieron más estables.

» El índice de precios de los cereales de la FAO se situó en enero en un promedio de 147 puntos, esto es, 4,8 puntos (o un 3,4 %) por encima del valor de diciembre, con lo que alcanzó su valor más alto en seis meses. En enero, se incrementaron los precios internacionales de todos los cereales principales. Los valores del trigo aumentaron principalmente debido al temor de que las condiciones atmosféricas desfavorables perjudiquen las cosechas de 2017 y a las noticias sobre la reducción de la zona de producción de trigo de invierno en los Estados Unidos de América. El alza de los valores del maíz se debió en gran medida a la fuerte demanda y las perspectivas inciertas para las cosechas en América del Sur. También aumentaron los precios internacionales del arroz, como resultado de las expectativas de que compradores importantes regresarían al mercado, sumadas a la reducción de las disponibilidades exportables en la India a causa de las constantes adquisiciones públicas.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO registró un promedio de 186,3 puntos en abril, es decir, 3,3 puntos (o un 1,8 %) más que en diciembre, aumentando así por tercer mes consecutivo. El aumento siguió estando motivado por el aceite de palma, cuyos precios aumentaron hasta el valor más alto en 30 meses debido a la preocupación persistente acerca de la lenta recuperación de la producción en el sudeste asiático y a la escasez de las existencias mundiales unida a la fuerte demanda de importaciones. Si bien los precios del aceite de colza continuaron aumentando, impulsados por las perspectivas de restricción de la oferta en 2016/17, los precios del aceite de soja descendieron a causa de las expectativas de amplias disponibilidades mundiales a pesar de las recientes revisiones a la baja de las estimaciones sobre las cosechas de soja en la Argentina y los Estados Unidos de América.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en enero en un promedio de 193 puntos, sin variaciones con respecto a diciembre. Los precios sufrieron pocos cambios en general, lo que supone una gran diferencia con la tendencia registrada en la segunda mitad de 2016, cuando el índice aumentó bruscamente un 50 % (de mayo a diciembre). Dado que la temporada de máxima producción se está desplazando del hemisferio sur al hemisferio norte y que muchos grandes compradores han conseguido suministros adecuados en los meses anteriores, el comercio se mantuvo en un nivel moderado.

» El índice de precios de la carne de la FAO* registró en enero un promedio de 156,7 puntos, prácticamente sin cambios respecto de su valor revisado de diciembre. El incremento de las cotizaciones de la carne de bovino fue contrarrestado por la caída de las de la carne de ovino y una pequeña disminución de las de la carne de aves de corral y porcino. En Australia, la reconstitución de la cabaña ganadera limitó los suministros de carne de bovino para la exportación y originó un aumento de los precios. En el caso de la carne de ovino, los precios de exportación de Oceanía cayeron por tercer mes consecutivo como resultado del punto álgido de la temporada de sacrificios y el consiguiente incremento de la oferta. Las cotizaciones de la carne de aves de corral y de porcino también registraron disminuciones por tercer mes consecutivo, en un mercado caracterizado por suministros mundiales relativamente abundantes y una demanda estable.

» El índice de precios del azúcar de la FAO se situó en un promedio de 288,5 puntos en enero, o sea, 26 puntos (o un 9,9 %) por encima del valor de diciembre de 2016. El pronunciado aumento de los precios internacionales del azúcar en enero se debió fundamentalmente a expectativas más firmes de una disminución de la producción mundial de azúcar en 2016/17. Las perspectivas menos optimistas de crecimiento de la producción de azúcar se atribuyen principalmente a una prolongada restricción de la oferta en algunas de las principales regiones productoras de azúcar, específicamente en el Brasil, el mayor productor y exportador mundial de azúcar, y también en la India, el segundo mayor productor del mundo, y Tailandia.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

 

 

La previsión más reciente de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2016 se sitúa en 2 571 millones de toneladas, ligeramente por encima de lo previsto en octubre y un 1,5 % (39 millones de toneladas) más de lo producido en 2015. La revisión es consecuencia principalmente de unas perspectivas más halagüeñas sobre la producción mundial de trigo y cebada, que compensaron con creces la reducción de las expectativas con respecto a la cosecha mundial de maíz. De acuerdo con las previsiones actuales, la producción mundial de trigo en 2016 aumentará hasta 746,7 millones de toneladas, es decir, un 1,7 % en términos interanuales y alrededor de un 1,0 % (4,3 millones de toneladas) más de lo previsto en octubre, lo que refleja un aumento de la producción de la Federación de Rusia —que actualmente se prevé que bata un nuevo récord— y en Kazajstán, donde las condiciones atmosféricas favorables reforzaron las expectativas con respecto a los rendimientos. Asimismo se produjo una mejora de las perspectivas sobre la producción mundial de cebada debido en gran medida a los ajustes al alza en la Federación de Rusia y Ucrania, aunque siguen estando por debajo de los valores de producción de 2015. Estos incrementos compensaron con creces la reducción de 4,8 millones de toneladas (1,0 %) de la cosecha mundial de maíz en 2016 debido, sobre todo, a la bajada de los rendimientos en el Brasil, China, los Estados Unidos de América y la Unión Europea (UE) a consecuencia de las condiciones atmosféricas. La previsión sobre la producción mundial de arroz en 2016 ha variado poco, lo que confirma las expectativas de octubre respecto de una recuperación anual del 1,4 % hasta alcanzar la cifra récord de 497,9 millones de toneladas. A nivel nacional, se produjo un aumento de las previsiones relativas a Tailandia, como resultado de una mejora de la situación en cuanto al abastecimiento de agua. En cambio, las perspectivas se revirtieron en Viet Nam, debido a las inclemencias del tiempo y las malas expectativas respecto a los precios, y se produjo también un recorte de las previsiones sobre diversos países del África occidental.

En países del hemisferio norte se está llevando a cabo la plantación de cultivos de trigo de invierno de 2017. En los Estados Unidos de América, es probable que las expectativas de precios bajos y las perspectivas moderadas para las exportaciones debido al fortalecimiento del dólar estadounidense conduzcan a una reducción de la superficie de plantación, mientras que las condiciones secas también han afectado a partes de los estados del centro y el sur del país. En la UE, la cosecha de trigo de invierno de 2017 se está sembrando en condiciones favorables en general, pues se prevé que las recientes condiciones atmosféricas de humedad favorezcan el desarrollo precoz de los cultivos. En la Federación de Rusia y Ucrania, el ritmo de siembra es superior al del año pasado pese a condiciones atmosféricas desfavorables, y las previsiones iniciales indican una probable expansión de las plantaciones.

En países del hemisferio sur se está sembrando la cosecha de cereal de verano de 2017, en condiciones atmosféricas propicias en general en América del Sur que favorecen el desarrollo precoz de los cultivos. En la Argentina, se prevé que la superficie cultivada de maíz se amplíe en un 6,0 % respecto del nivel ya alto registrado el año pasado, como resultado del mantenimiento de una fuerte demanda de exportaciones y altos precios internos. Asimismo, se prevé que los precios internos favorables propicien un aumento de las primeras plantaciones de la campaña en el Brasil con respecto al nivel reducido registrado en 2016 debido a la sequía. En Sudáfrica, las previsiones iniciales sobre la cosecha de maíz en 2017 indican una recuperación de la producción con respecto a la cosecha reducida registrada en 2016 por efecto de la sequía, ante la expectativa de que las previsiones favorables de precios y precipitaciones incrementen las plantaciones y los rendimientos.

De acuerdo con las previsiones actuales, la utilización total de cereales en 2016/17 ascenderá a 2 562 millones de toneladas, nivel ligeramente superior al pronosticado en octubre y un 1,7 % más que en 2015/16. Entre los diversos usos de los cereales, es probable que la utilización mundial para piensos se amplíe en un 2,7 % en 2016/17, ayudada por la amplia disponibilidad de cereales secundarios y los abundantes suministros de trigo de baja calidad. A tenor de lo previsto actualmente, la utilización total de cereales secundarios para piensos ascenderá a 756,6 millones de toneladas, es decir, un 2,1 % más que en 2015/16, mientras que se prevé que la utilización de trigo para piensos alcance los 146,6 millones de toneladas, o sea, un 6,1 % más que en la campaña anterior, lo que representa un récord histórico. Se prevé que el mayor aumento interanual de la utilización de cereales para piensos en 2016/17 corresponderá a los Estados Unidos de América, donde se supone que el uso total de piensos aumente en un 10 % hasta 156,5 millones de toneladas, el 92 % de las cuales, es decir, 143,5 millones de toneladas, de maíz. Se prevé que el consumo mundial de cereales como alimentos en 2016/17 ascienda a 1 106 millones de toneladas, esto es, un 1,3 % más que en 2015/16, lo suficiente para que el consumo medio mundial per cápita se mantenga estable en unos 149 kg.

El pronóstico de la FAO relativo a las existencias mundiales de cereales al final de las campañas de 2017 ha aumentado en 2,5 millones de toneladas, ubicándose en casi 662 millones de toneladas, es decir, un 0,6 % por encima de su nivel de por sí alto de apertura, lo que representa un nuevo récord. La revisión refleja una mejora de las perspectivas sobre la producción de trigo de este mes, así como un pequeño ajuste a la baja en la utilización de cereales secundarios con respecto al informe de octubre. Con arreglo a las previsiones más recientes, la relación entre las existencias y la utilización de cereales a escala mundial en 2016/17 ascendería a un 25,3 %, muy por encima del mínimo histórico del 20,5 % alcanzado en 2007/08, pero sustancialmente más bajo que el récord del 35,6 % registrado tres decenios antes (en 1986/87). Las reservas mundiales de trigo en 2016/17 llevan camino de ampliarse en un 4 % (9 millones de toneladas) hasta los 235 millones de toneladas, y la mayor parte de este incremento se producirá en China, los Estados Unidos de América y la Federación de Rusia. En cambio, las existencias mundiales de cereales secundarios se estiman en casi 257 millones de toneladas, es decir, un 1,7 % (4,3 millones de toneladas) por debajo de su nivel inicial, con reducciones en el Brasil, China y Sudáfrica que contrarrestarán con creces el aumento en varios otros países, especialmente los Estados Unidos de América. Asimismo, se prevé que las reservas mundiales de arroz al cierre de la campaña 2016/17 desciendan, pero tan solo ligeramente, hasta 169,9 millones de toneladas, en previsión de que las disminuciones en la India y Tailandia se vean compensadas en gran medida por acumulaciones en otros lugares, especialmente en China.

El pronóstico de la FAO acerca del comercio mundial de cereales en 2016/17 se ha incrementado en 3,1 millones de toneladas (un 0,8 %) respecto al pronóstico de octubre, con lo que se sitúa en cerca de 388 millones de toneladas. Gran parte del aumento obedece a un ajuste al alza de 3 millones de toneladas del comercio mundial de trigo (julio/junio), que ahora se sitúa al nivel de la estimación revisada sobre 2015/16 de 168 millones de toneladas. Mientras que se prevé que los bajos precios internacionales estimulen un aumento de las importaciones de varios países, se vaticina que la Federación de Rusia resultará el mayor exportador de trigo del mundo en 2016/17. Australia y los Estados Unidos de América también llevan camino de ampliar sus ventas de trigo, mientras que un recorte de la producción podría mantener las exportaciones de la UE considerablemente por debajo del nivel de 2015/16. Según las previsiones, el comercio mundial de cereales secundarios en 2016/17 (julio/junio) ascenderá a 176,5 millones de toneladas, esto es, ligeramente por encima de las expectativas de octubre, pero aun así casi un 5 % (9,2 millones de toneladas) por debajo de la previsión correspondiente a 2015/16. La fuerte contracción interanual del comercio mundial de cereales secundarios refleja una considerable disminución del comercio de sorgo, cebada y maíz, concentrándose la mayoría de estas reducciones en un país, China. Las perspectivas para el comercio internacional de arroz en 2017 se han visto atenuadas también en cierta medida, situándose en 43,4 millones de toneladas, con mayores disponibilidades internas en el Lejano Oriente que limitan la recuperación del crecimiento del comercio mundial a menos del 1 %.

 

Cuadros resumidos

 

Los Tournedós de Ternasco de Aragón, una referencia que hasta el momento solo se podía adquirir en carnicerías especializadas, son apetitosos medallones de pierna sin hueso, envueltos con la ‘crepineta, tela o redaño’ del mismo cordero, de unos 2-3 cm de grosor y peso de unos 150 g. Pieza noble, ya porcionada, sencilla de cocinar y muy elegante en plato.

Es un corte ideal para los amantes de las buenas piezas de carne, para cocinarlo a la brasa o a la plancha y comerlo ‘al punto’, dejando el corazón de la pieza jugoso y no muy hecho.

Ahora, esta referencia ya se puede encontrar en los centros Eroski Aragón, Carrefour, El Corte Inglés y supermercados Plus Fresc de Cataluña.

También se puede solicitar en más 50 carnicerías especializadas de Aragón, además de en varios restaurantes.

Los Tournedós de Ternasco de Aragón son una de las referencias por las que apuesta el sector de cordero nacional, y por ende el Consejo Regulador IGP Ternasco de Aragón, para promocionar nuevas formas de consumo de carne de cordero, con el objetivo de incrementar su consumo y mejorar su rentabilidad.

El director general de la Confederación de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac), Jorge de Saja, ve "lógico" que el Tribunal General de la Unión Europea (UE) haya validado la decisión de la Comisión Europea (CE) para permitir la comercialización de alimentos y piensos con soja transgénica.
De Saja ha asegurado que una decisión diferente "no sólo hubiera sido ir contra la lógica legal y el conocimiento científico, sino que hubiera tenido graves consecuencias" para la producción de alimentos para el ganado y los sectores agroindustriales de los que dependen.
Según ha detallado, "entre el 90 % y el 100 %" de los piensos producidos en la UE contienen, "desde hace muchos años, alimentos y materias primas biotecnológicos que han sido debidamente evaluados y autorizados".
A su juicio, "no hay alternativa" a esta "realidad" y "prohibir el uso de los transgénicos sería igual a destruir toda la producción ganadera en la UE".
El Tribunal comunitario desestima así el recurso presentado en su día por tres ONGs que pedían a Bruselas revisar la decisión de la CE

 

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en noviembre de 2016 en un promedio de 171,3 puntos, es decir, solo un 0,4 % por debajo del nivel registrado en octubre, pero todavía un 10,4 % por encima de su nivel en noviembre de 2015. Este leve descenso intermensual constituyó una desviación con respecto a una casi ininterrumpida tendencia ascendente del índice desde el comienzo del año. La disminución de noviembre obedeció a una brusca caída de los precios del azúcar, que compensó con creces un fuerte repunte de los precios de los aceites vegetales.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró un promedio de 141,4 puntos en noviembre, esto es, un 0,6 % menos que en octubre y hasta 12 puntos (o un 7,9 %) por debajo de su nivel hace un año. El fortalecimiento del dólar de los EE.UU. y la abundancia de suministros han contribuido al carácter generalmente débil que persiste en los mercados de cereales. Las buenas expectativas con respecto a la cosecha en Argentina y Australia deprimieron las cotizaciones del trigo. Los precios internacionales del arroz se mantuvieron cercanos al nivel registrado en octubre, el más bajo desde hace años, debido a la constante presión que originan la llegada de nuevos cultivos y el escaso dinamismo de la demanda.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO aumentó hasta 175,6 puntos en noviembre, esto es, 7,6 puntos (o un 4,5 %) con respecto a octubre, y registró su máximo nivel desde agosto de 2014. Este fuerte repunte obedeció principalmente al aceite de palma, cuyos precios se incrementaron debido a una producción inferior a la prevista en Asia sudoriental y a las perspectivas de que el suministro mundial seguirá siendo escaso. Asimismo, se revalorizaron las cotizaciones del aceite de soja, como resultado de una fuerte demanda mundial de importaciones unida a una molienda inferior a lo posible en América del Sur. Las expectativas acerca del aumento de la demanda de aceites vegetales originada por el sector del biodiésel también favorecieron la subida de precios.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró en noviembre un promedio de 186,4 puntos, esto es, 3,6 puntos (o un 1,9 %) más que en octubre. Las cotizaciones de la leche entera en polvo aumentaron especialmente; las de la manteca también se reforzaron. La constante demanda de importaciones de los mercados de Oriente Medio y África del Norte, además de China, sumada a la limitada disponibilidad de suministro en Nueva Zelandia (principal proveedor mundial), provocó que los precios de la leche entera en polvo aumentaran un 9 %. En el caso de la manteca, el mercado se contrajo debido al aumento de su uso interno tanto en la Unión Europea como en los Estados Unidos de América y a una fuerte demanda de importaciones por parte de otros países. La oferta y la demanda de queso y leche descremada en polvo se mantuvieron en equilibrio y los precios permanecieron estables.

» El índice de precios de la carne de la FAO* se situó en noviembre en un promedio de 161,5 puntos, prácticamente sin cambios respecto de su valor revisado de octubre. La caída de los precios de la carne de ovino, porcino y de pollo se vio contrarrestada por un aumento de las cotizaciones de la carne de bovino. La disponibilidad adecuada de carne de porcino en la Unión Europea, antes del comienzo de la temporada de máxima producción de carne de ovino en Oceanía, y la constante caída de los precios de la carne de pollo contribuyeron a un ligero descenso de las cotizaciones de estos productos. Por el contrario, los limitados suministros nacionales de carne de bovino en Australia provocaron el aumento de los precios de las exportaciones de dicho país.

» El índice de precios del azúcar de la FAO registró en noviembre un promedio de 287,1 puntos, es decir, casi 28 puntos (un 8,9 %) menos que en octubre, lo que representa el primer descenso tras seis meses consecutivos de aumentos. La caída de los precios internacionales del azúcar se debió principalmente al debilitamiento de la moneda brasileña (el real) frente al dólar de los EE.UU., lo que estimuló las exportaciones de azúcar del Brasil, el mayor productor y exportador mundial de este producto. Los informes acerca de una cosecha más elevada de lo previsto en el centro-sur del Brasil —la principal región productora del país— también contribuyeron a la presión a la baja experimentada por los precios del azúcar.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

 

 


 


El Copa y la Cogeca se oponen a los planes de suprimir progresivamente los biocombustibles convencionales después de 2020, recalcando que dicha supresión aumentará el uso de los combustibles fósiles y de las emisiones de carbono #NobiofuelNofood

El Copa y la Cogeca se oponen rotundamente a los planes de supresión gradual de los biocombustibles convencionales para después de 2020, recalcando que incrementarán el uso de los combustibles fósiles y de las emisiones de carbono, y reducirán sumamente el aprovisionamiento de piensos.

Esta declaración se inscribe en el marco de los planes de reforma de la directiva relativa a la energía renovable, prevista para el 30 de noviembre. Desde Bruselas, el Secretario general del Copa y de la Cogeca ha declarado hoy que "La Comisión de la UE está pensando en reducir sustancialmente la proporción de biocombustibles convencionales en los combustibles del transporte para 2030. También está pensando en incrementar a partir de 2021 el objetivo para los biocombustibles avanzados. Pero esta medida no es realista, puesto que los biocombustibles siguen estando en los albores de su desarrollo y aún no son comercialmente viables".

"Reducir el objetivo de producción también pondría en peligro los abastecimientos de piensos de calidad, que contribuyen a la reducción del déficit de proteínas de la UE, ya que parte de la colza, el trigo, el maíz y la remolacha se utilizan para producir biodiesel o bioetanol y el resto se usa para la elaboración de piensos. Además, así se reduciría la capacidad de la UE de cumplir sus objetivos sobre el clima y la descarbonización del sector de los transportes. El mercado de los biocombustibles proporciona a los productores una forma de diversificar sus cultivos, así como una fuente de ingresos alternativa a la producción de alimentos de calidad para abastecer una población cada vez mayor. Esto es fundamental debido a su bajo nivel de renta, particularmente ahora, cuando los precios de los cereales están a muy bajo nivel y con excedentes en el mercado. El precio de mercado de los cereales ha bajado un 40% durante los últimos tres años, lo cual demuestra que no hay correlación con la política de biocombustibles de primera generación. Poner fin a las ayudas de la UE a los biocombustibles convencionales reduciría la producción de colza debido a la escasez de aceite de colza en el mercado. Los biocombustibles convencionales ayudan asimismo a reducir la volatilidad en los mercados de las materias primas agrícolas así como el uso de los combustibles fósiles, menos respetuosos del medio ambiente que los convencionales", ha añadido.

Por consiguiente, el Copa y la Cogeca insisten en que los biocombustibles convencionales deben mantener su cuota del 7% hasta 2030, para que podamos alcanzar nuestros objetivos referente al cambio climático y seguir por la vía del crecimiento y la creación de empleo en las zonas rurales de la UE. 

"La industria, el comercio y el consumo de alimentos reflejan indicadores positivos, de recuperación de los niveles previos a la crisis", asegura el presidente de Mercasa, Eduardo Ameijide y Montenegro, en el informe anual "Alimentación en España 2016" difundido hoy por la compañía.

Ha destacado la "evolución favorable" tanto en producción como en empleo y comercio exterior de la industria alimentaria, que ha consolidado su posición como "primer sector industrial" y que los indicadores de ventas en el comercio minorista en alimentación acumulan subidas interanuales de más del 2% en 2015 y 2016.
En cuanto al consumo, ha recordado que el Panel de Consumo Alimentario relativo al pasado ejercicio arroja ya un aumento del gasto total alimentario (+1 % respecto a 2014), con un "síntoma de recuperación", así como que "la calidad" crece como "criterio prioritario" para elegir el establecimiento de compra.
También ha constatado la recuperación en hostelería y restauración al mencionar el incremento del +1,2 % para el gasto en alimentación fuera del hogar, fruto de que "los españoles han relajado sus restricciones presupuestarias" a la hora de salir de consumir fuera de casa.
El informe 2016 de Mercasa incluye entre los principales resultados macroeconómicos del sector (todos relativos a 2015) el repunte en un 2,5 % del valor de la Producción de la Rama Agrícola (PRA), que ascendió a 43.664,7 millones de euros a precios corrientes.
En cuanto al valor de los consumos intermedios como las semillas, los combustibles o fertilizantes, entre otros inputs, el crecimiento fue de un 2,8 %, al alcanzar 21.754,8 millones de euros.
También hace referencia a la Renta Agraria (RA), que superó los 22.063 millones de euros a precios corrientes en 2015 (+1,2 %).
Entre los indicadores con comportamiento negativo ha mencionado el de la Encuesta de Población Activa (EPA) que adjudica al sector primario una población activa de 990.300 personas (-1 %) o la bajada del -2,2 % del número de ocupados en la industria de alimentación y bebidas (469.018 personas).
La "Alimentación en España 2016" hace un repaso por la producción, superficie y comercio de cada uno de los sectores agrarios: cereales, leguminosas, frutas y hortalizas, patatas, remolacha azucarera, leguminosas, oleaginosas, vino y mosto, aceite de oliva y aceituna de mesa.
Del negocio ganadero, precisa la situación de las actividades de porcino, vacuno de carne, ovino y caprino de carne, carne de aves, carne de conejo, carne de equino, huevos y leche.
Mercasa también incluye un análisis alimentario por sectores (pan, bebidas espirituosas, dulces y caramelos, productos funcionales, entre otros) y de la actividad en cada comunidad autónoma.

La superficie de maíz no sólo está en retroceso en nuestra provincia sino que este fenómeno también se da a nivel nacional, si tomamos como referencia la campaña 2013 donde se alcanzó el pico máximo de superficie sembrada después de aumentar varios años y que fue de 440.000 ha, la presente campaña sólo se habían sembrado en todo el país 361.000 ha, que supone una disminución del 18%.

 Las mayores caídas se dan en Andalucía ya que en la campaña 2013 había sembradas 43.000 ha y en la presente esta cifra sólo llegó a 29.000 ha, es decir, con una bajada de más del 32% y en Extremadura en la campaña 2014 había sembradas 62.000 ha y en la presente 49.000 ha siendo el descenso de más del 20%.

En cuanto a nuestra comunidad en castilla y León la presente campaña tiene la superficie más baja de siembra del último lustro, alcanzando las 111.247 ha con un descenso respecto de la pasada campaña de casi un 15%.

En la provincia de León, principal productora de maíz de España la tendencia ha sido similar, en los picos más altos de siembra llegamos a alcanzar las 70.000 ha y en la presente campaña apenas sobrepasamos las 57.000 ha, lo que representa un descenso de casi el 20%.

En cuanto a la producción en España también será la más baja del último lustro, la previsión de cosecha para la presente campaña estará un poco por encima de los  3,5 millones de toneladas, cuando en  2013 estuvo cercana a los 5 millones de toneladas, o sea una disminución de más del 30%.

 

En lo que a rendimientos se refiere mucha disparidad en la presente campaña en las diferentes comunidades autónomas; se puede considerar normal en Aragón, buenos en Andalucía, pésimos en Galicia y entre malos y muy malos en Castilla y León, ésta última por el peso que tiene la provincia de León que representa más del 50%. 

PRODUCTOANTERIOR (€/TM)ACTUAL (€/TM)
Harina de alfalfa150150
Cebada nacional P.E. (64)150162
Centeno150153
Colza de importación 34 / 36 %219219
Garrofa harina155155
Garrofa troceada165165
Pulpa de remolacha165170
Girasol de importación 34 %210212
Semilla de girasol370372
Girasol de importación 28 / 30 %152152
Harina de pescado nacional995995
Harina de pescado Chile super prime1.6601.635
Maíz de importación173173
Maíz de importación CE178180
Mijo de importación285285
Harina de soja importación 47 %343347
Harina de soja nacional 47 %346349
Aceite crudo de soja806794
Salvados de soja144144
Sorgo de importación USA170170
Salvados de trigo finos nacional130132
Trigo forrajero nacional177179
Guisante forrajeroS/CS/C
Guisante forrajero de importaciónS/C
S/C

FUENTE: EFEAGRO

Página 1 de 8

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder