msd 1000x120 mayo17

Mostrando publicaciones por etiqueta: Alimentación Mercados

LA COSECHA DE CEREALES DE INVIERNO, CON  9,5 MILLONES DE TONELADAS, SERÁ LA MITAD QUE EL AÑO PASADO

Los daños en la superficie sembrada oscilan entre el 15 por ciento en las zonas menos afectadas  y el 80 por ciento que se registra en buena parte de Castilla y Leon, la zona productora por excelencia.

La Sectorial de Cereales de ASAJA reunida de urgencia en Madrid ha analizados los datos de los que dispone de la campaña de cereales de este año y sus primeras estimaciones, realizadas antes de las lluvias registradas esta semana, son que la cosecha de cereales de invierno 2017 se reducirá en un 50 % respecto  a la pasada campaña, es  decir que rondará  los 9,5 millones de toneladas.  La campaña pasada, según el ministerio de Agricultura la cosecha fue de 19,3 millones de toneladas. La zona productora por excelencia, Castilla y León, que aporta el 50% de la producción nacional, registra las mayores pérdidas con reducciones de cosecha que oscilan entre el 50 y el 80%.

Con una superficie sembrada muy similar a la del pasado año, 5,7 millones de hectáreas, las variaciones respecto a las previsiones de producción son enormes. Los cálculos son de una merma de cosecha del 15 por ciento en las zonas menos afectadas como puede ser Cataluña hasta el 80-100% de zonas muy dañadas en comarcas de Palencia, Valladolid, Ávila, Badajoz, Toledo y Navarra. El resto, es decir, gran parte de Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón y el resto de Castilla y León registran pérdidas entre el 30 y el 70%, según comarcas.       

Con carácter general, podemos decir que las lluvias registradas en los últimos días han sido muy desiguales debido a su carácter tormentoso y en la mayoría de los casos de escaso volumen por lo que su incidencia en la evolución de los cultivos solo es importante en la mitad sur peninsular.  Cataluña es la zona productora menos afectada por la falta de precipitaciones, con daños que no superan el 15% , seguida de Andalucía que registra daños entre el 15 y el 30%, siendo las siembras tempranas las que soportan daños irreversibles.

El pronóstico meteorológico para las próximas tres semanas es de ausencia de precipitaciones significativas y temperaturas más altas de lo normal para estas fechas. Esta situación no contribuye a aliviar la situación sino que probablemente ésta se agrave aún mas hasta el comienzo de la cosecha.

Desde ASAJA recordamos que el índice de aseguramiento en los cereales de invierno apenas llega al 40 por ciento. De los 5,7 millones de hectáreas sembradas esta campaña solo 1,99 tienen cubierto el riesgo de sequía. En este sentido, ASAJA reclama al ministerio de Agricultura la revisión de las condiciones de aseguramiento, especialmente en aquellas zonas donde la contratación es baja. Asimismo pedimos a Agroseguro que acelere al máximo las tareas de peritación de los cultivos afectados, así como la máxima diligencia a la hora de hacer frente a las indemnizaciones.

 

 

 

Fecha de publicación: 04/05/2017

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en abril de 2017 en un promedio de 168,0 puntos, es decir, 3,1 puntos (o un 1,8 %) menos que en marzo, pero todavía 15,2 puntos (o un 10 %) más que en abril de 2016. Como sucedió en marzo, en abril bajaron todos los índices de productos empleados en el cálculo del índice de precios de los alimentos, con excepción de los valores relativos a la carne.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró un promedio de 146,0 puntos en abril, esto es, 1,8 puntos (o un 1,2 %) menos que el mes anterior y 3,8 puntos (o un 2,5 %) por debajo de su valor de abril de 2016. La fuerte competencia por las exportaciones y las expectativas de que las disponibilidades mundiales de cereales seguirán siendo abundantes en la campaña 2017/18 siguieron deprimiendo los precios internacionales de la mayoría de los cereales, en particular del trigo. Los precios internacionales del arroz, por el contrario, se robustecieron en abril, sostenidos por un ritmo de ventas más dinámico, en especial en lo que respecta a los compradores del Cercano Oriente.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en abril en un promedio de 161,1 puntos, es decir, 6,6 puntos (o un 3,9 %) menos que en marzo, descendiendo así por tercer mes consecutivo y marcando el nivel más bajo en nueve meses. La caída refleja principalmente el descenso de los precios de los aceites de palma y soja. Las cotizaciones del aceite de palma cayeron a su nivel más bajo desde julio de 2016, debilitadas por un posible repunte de la producción en Asia sudoriental y la persistente debilidad de la demanda mundial de importaciones. Los precios del aceite de soja, por otra parte, siguieron perdiendo terreno tras conocerse las excelentes cosechas de soja en América del Sur y las previsiones de plantaciones sin precedentes en los Estados Unidos de América para 2017/18.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró un promedio de 183,6 puntos en abril, esto es, 6,2 puntos (o un 3,3 %) menos que en marzo, lo cual representa la segunda disminución mensual consecutiva. En un momento en que la producción en el hemisferio norte ha alcanzado su punto máximo estacional, los abundantes suministros de leche disiparon las preocupaciones sobre el abastecimiento inmediato y reforzaron las expectativas de una mayor producción de leche en polvo y queso. A diferencia de lo ocurrido con otros productos lácteos, los precios de la manteca se fortalecieron, debido a que la creciente demanda interna en América del Norte y Europa redujo las disponibilidades exportables.

» El índice de precios de la carne de la FAO se situó en abril en un promedio de 166,6 puntos, es decir, 2,8 puntos (o un 1,7 %) más que en marzo, siguiendo una tendencia de modestos aumentos evidente desde el comienzo del año. De enero a abril, el índice subió cerca de un 5 %. Se reforzaron las cotizaciones de las carnes de ovino y cerdo, en tanto que las de las carnes de bovino y aves de corral casi no sufrieron variaciones. En combinación con el incremento de las ventas a China y la República de Corea, la fuerte demanda interna en la Unión Europea (UE) estimuló los precios de la carne de cerdo. La demanda estacional reforzó las cotizaciones de la carne de ovino, mientras que los mercados de las carnes de bovino y aves de corral se mantuvieron bien equilibrados.

 

 

 

El campo español está en estado de alerta debido a la sequía, en un momento clave para las campañas, porque tendrá efectos inminentes en cultivos como los cereales y, si se prolonga, consecuencias que podrían ser desastrosas, según han declarado fuentes de las organizaciones agrarias.
El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha señalado que existe "preocupación máxima" en casi todas las autonomías, como Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía o Aragón, por la falta de precipitaciones, que ha provocado la carencia de agua en los pantanos.
Barato ha advertido de los posibles efectos de la ausencia de lluvias sobre los cereales de invierno -especialmente en Castilla y León, donde se acusó mala nascencia primero y ahora se marchitan por calor- y los pastos, más aún cuando "las previsiones meteorológicas no son nada positivas".
También ha expresado su preocupación por la evolución de los cultivos leñosos y por lo que pueda pasar en las próximas semanas con el viñedo y el olivar de secano, es decir, los que no tienen acceso al regadío.
Hay una alarma especial en Castilla y León, donde la Alianza UPA-COAG ha pedido a la Junta que declare "zona catastrófica" en los lugares donde se haya perdido cosecha debido a la sequía.
UPA-COAG ha exigido a la Junta y al Gobierno la adopción "sin demora" de medidas excepcionales ante "la sequía extrema" y los daños ya "irreparables en miles de hectáreas".
El secretario general de UPA-Palencia, Domiciano Pastor, ha declarado que la producción de cereal y colza en los terrenos de secano de amplias zonas de Castilla y León se ha perdido y que, en el caso del regadío, los agricultores "han dejado de sembrar miles de hectáreas" de maíz, remolacha o alfalfa.
"La situación es preocupante, un desastre absoluto, no se ha conocido antes un año así", según Pastor, quien ha planteado que es "el momento de que las Administraciones den respuestas", porque, a su juicio, muchos agricultores podrían tener "ingresos cero" por sus cosechas, al no haber podido sembrar.
Ha avanzado que la sequía perjudicará a "cientos de miles de hectáreas", porque se produce en una época que ha definido como la "llave" de las campañas (junto con mayo), tras citar el caso de Palencia, donde ha cifrado en 7.500 empleos los perjudicados.
UPA-COAG en Castilla y León ha aludido asimismo a problemas para la ganadería extensiva, por la falta de agua ypastos, lo que obliga a incrementar los costes de explotación.
En el sureste (Almería, Murcia o Alicante), los cultivos con amenaza "más inminente" son también los de cereales, según el presidente de COAG-Murcia, Miguel Padilla, quien ha remarcado que la coyuntura se volverá "muy crítica" para el secano si no llueve en los próximos cinco o seis días.

 

Las primeras previsiones de la FAO sobre la oferta y la demanda mundiales de cereales en 2017/18 apuntan a otra campaña de relativa tranquilidad en los mercados, con una producción mundial que disminuirá solo ligeramente. Junto a unas perspectivas de crecimiento relativamente débil de la utilización, una nueva cosecha abundante hará que las reservas mundiales de cereales se mantengan en niveles cercanos a su máximo histórico.

La producción mundial de cereales descenderá ligeramente en 2017

Se estima que la producción mundial de cereales en 2017 ascenderá a 2 597 millones de toneladas, es decir, solo un 0,3 % (o 9,0 millones de toneladas) por debajo del récord de 2016, pero todavía por encima del promedio quinquenal. Sin embargo, con algunos de los cultivos más importantes aún por sembrar, los resultados dependerán en gran medida de las condiciones climáticas durante los próximos meses, así como de las perspectivas de rendimiento de los agricultores, que influyen en las decisiones de siembra.

Casi todo el descenso de la producción mundial de cereales en comparación con el año pasado se debe a la caída prevista de la producción de trigo hasta 740 millones de toneladas, lo que representa una disminución del 2,7 % (o 20,3 millones de toneladas) con respecto a 2016. Las reducciones de la producción previstas en Australia, el Canadá y los Estados Unidos de América, principalmente debido a reducciones de las plantaciones inducidas por los precios, explican la mayor parte de ese descenso. Aunque también se esperan cosechas más reducidas en la Federación de Rusia, Kazajstán y Ucrania, las previsiones apuntan a un fuerte repunte de la producción en Marruecos y la Unión Europea (UE). Por el contrario, la producción total de cereales secundarios en 2017 se estima provisionalmente en un nuevo récord de 1 353 millones de toneladas, esto es, un incremento del 0,5 % (o 6,4 millones de toneladas) en términos interanuales. El aumento previsto debería de obedecer en su mayor parte a un incremento de la producción de maíz, que, situándose en 1 051 millones de toneladas, superaría en un 1,2 % (o 12,8 millones de toneladas) el récord del año pasado. Este aumento derivaría principalmente de un incremento repentino de la producción en el Brasil, así como en la Argentina, sumado a un repunte significativo de la producción en Sudáfrica con respecto al nivel de 2016, reducido por la sequía. No obstante, se prevé que en gran parte dicho aumento se verá neutralizado por una reducción en los Estados Unidos, donde se calcula que la producción de maíz experimentará un acusado descenso respecto del nivel sin precedentes de 2016. Suponiendo que las condiciones atmosféricas sean normales durante el verano del hemisferio norte, cuando se cultivará la mayor parte de las cosechas, las previsiones iniciales de la FAO sobre la producción mundialde arroz en 2017 se han fijado en 504 millones de toneladas. Este nivel supondría una expansión de la producción del 1,0 % respecto de 2016, aunque también sugiere una probable desaceleración del ritmo de crecimiento de la producción en 2017. En el plano nacional, las previsiones indican que la expansión de la superficie facilitada por el apoyo sostenido de los gobiernos respaldará aumentos en la India e Indonesia, mientras que un clima más favorable debería de contribuir a una recuperación en el Brasil y China (continental) impulsada por los rendimientos. En cambio, se prevé que se registrarán grandes reducciones de la producción en Sri Lanka, afectada por la sequía, y también en los Estados Unidos, donde es probable que los productores reaccionen a los precios más atractivos de los cultivos competidores limitando las plantaciones de arroz.

La utilización mundial de cereales crecerá a un ritmo lento en 2017/18

Tras un crecimiento relativamente fuerte, del 2,2 %, en 2016/17, se estima que en 2017/18 la utilización mundial de cereales crecerá un modesto 0,8 % hasta situarse en 2 597 millones de toneladas. Se prevé que el consumo mundial de cereales como alimento seguirá ajustándose a la tendencia de aumento gradual hasta alcanzar 1 118 millones de toneladas en 2017/18, gracias a lo cual el promedio mundial de consumo de cereales per cápita se mantendrá estable en unos 149 kg por persona. La utilización total de piensos se calcula en 927 millones de toneladas, es decir, un incremento del 0,6 % tan solo respecto de la previsión de 2016/17, lo cual indica una expansión considerablemente más lenta que el crecimiento del 3,0 % previsto para 2016/17. Según las previsiones, contribuirá a esta desaceleración la disminución de la producción de cereales para piensos en los Estados Unidos y en algunos de los principales países productores de la Comunidad de Estados Independientes, mientras que se prevé que la debilidad general de las perspectivas económicas también incidirá en la demanda de piensos. El uso industrial de los cereales también podría experimentar una expansión más moderada en 2017/18 en comparación con 2016/17, debido mayormente a un aumento menor de la producción de etanol.

Se prevé que la utilización total de cereales secundarios en 2017/18 aumentará hasta una cifra récord de 1 356 millones de toneladas, esto es, un 1,3 % más que en 2016/17, sostenida principalmente por una modesta expansión del uso de maíz como pienso y en la industria. Por el contrario, se prevé que lautilización de trigo ascenderá a 735 millones de toneladas en 2017/18, lo que representa un descenso marginal (del 0,4 %) con respecto a 2016/17. Un menor empleo del trigo como pienso es el factor principal detrás de esta disminución prevista, a causa de abundantes suministros de cereales secundarios más económicos en varios mercados importantes. La utilización mundial de arroz en 2017/18 se estima preliminarmente en 506 millones de toneladas, es decir, un 1,2 % por encima de las expectativas actuales para 2016/17. De este volumen, se calcula que 406 millones de toneladas se destinarán a la alimentación, lo cual equivale a un incremento del 1,1 % en términos interanuales y está en consonancia con el crecimiento demográfico previsto.

En 2017/18 disminuirán las existencias de cereales ubicándose ligeramente por debajo del récord de 2016/17

Habida cuenta de las expectativas de una subida moderada del consumo, es probable que en 2017 una buena producción de cereales impida un descenso significativo de las existencias de cereales en relación con el nivel récord de esta campaña. En consecuencia, la primera previsión de la FAO sitúa las reservas mundiales de cereales al cierre de 2017/18 en 680 millones de toneladas, lo que supone una disminución interanual de apenas 2,0 millones de toneladas. De confirmarse, este nivel haría que el coeficiente mundial reservas-utilización en 2017/18 se situara en el 25,4 %, esto es, ligeramente por debajo del coeficiente del 26,2 % previsto en 2016/17, pero holgadamente por encima del mínimo del 20,5 % registrado en 2007/08.

La ligera contracción de las existencias mundiales de cereales prevista para 2017/18 refleja principalmente las expectativas de una caída de 8,0 millones de toneladas de las reservas de cereales secundarios, que se ubicarían en 262 millones de toneladas. El descenso de las existencias de maíz explicaría en gran parte esta disminución, con una caída del 4,0 % en términos interanuales hasta alcanzar los 207 millones de toneladas, su nivel mínimo en 4 años. Las grandes reducciones en China y los Estados Unidos explicarían la mayor parte de esta caída, ya que contrarrestarán los acusados aumentos previstos en América del Sur y la UE. 

En cambio, se prevé que aumentarán por quinto año consecutivo las reservas mundiales de trigo al cierre de las campañas comerciales que terminan en 2018, hasta alcanzar 246,6 millones de toneladas, es decir, un 2,5 % más que en 2017. El incremento previsto debería de obedecer mayormente a un importante aumento de las existencias en China, aunque al alza también debería de contribuir un repunte de los remanentes de trigo en la India.

Con descensos considerables limitados principalmente a los Estados Unidos y Tailandia, las previsiones indican que las existencias mundiales de arroz en 2018 seguirán siendo abundantes, del orden de 170 millones de toneladas. Este nivel estaría apenas un 0,3 % por debajo de las expectativas sobre las reservas para 2017 y su estabilidad relativa reflejaría en gran medida las perspectivas de una continua acumulación en China gracias a la abundante producción interna y a adquisiciones sustanciales en el extranjero.

El comercio mundial de cereales se contraerá en 2017/18

Las previsiones iniciales de la FAO acerca del comercio mundial de cereales en 2017/18 se sitúan en unos 386 millones de toneladas, esto es, un 1,7 % (o 6,7 millones de toneladas) por debajo de la estimación de 2016/17, principalmente a causa de una reducción de los envíos de trigo y de los principales cereales secundarios.

El comercio mundial de trigo durante la nueva campaña disminuirá un 2,3 % (o 4 millones de toneladas), hasta 169 millones de toneladas, debido a una reducción de las importaciones en China y la India, así como en varios países de África del Norte que llevan camino de obtener cosechas más abundantes que el año pasado. En cuanto a las exportaciones, las previsiones indican que los envíos de trigo desde Australia y los Estados Unidos disminuirán notablemente con respecto a 2016/17, mientras que se prevén ventas mayores de la Argentina y la UE. Es probable que las exportaciones de los demás exportadores principales de trigo se mantengan cerca de los niveles de 2016/17. 
Las perspectivas para el comercio de cereales secundarios y arroz durante la nueva campaña están sujetas a grandes incertidumbres en esta etapa temprana, ya que faltan todavía meses para la siembra en los principales países productores. Sin embargo, sobre la base de las expectativas iniciales relativas a las cosechas de 2017, se calcula provisionalmente que el comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18 se situará en casi 173 millones de toneladas, es decir, un 2 % (o 3,5 millones de toneladas) por debajo de la estimación correspondiente a 2016/17. De los principales cereales secundarios, se calcula que el comercio mundial de maíz alcanzará los 134 millones de toneladas durante la nueva campaña, lo cual equivale a alrededor de un 2,1 % (o 2,9 millones de toneladas) menos que en 2016/17; la mayor parte de esta reducción se deberá a recortes de las importaciones en varios países del África austral como resultado de la recuperación de su producción este año. En cuanto a las exportaciones, una acusada caída de los envíos de maíz desde los Estados Unidos debería de contrarrestar con creces el aumento previsto de las exportaciones de la Argentina y el Brasil. Se calcula que el comercio de otros cereales secundarios será ligeramente inferior a los niveles de 2016/17, ubicándose la cebada en 25,6 millones de toneladas y el sorgo en 8,2 millones de toneladas. El comercio mundial de arroz en el año civil 2018 se estima provisionalmente en 44,2 millones de toneladas. Este nivel sería comparable al pronóstico revisado de 43,5 millones de toneladas en 2017, lo cual representaría un aumento del 4 % respecto de 2016, impulsado por el repunte de la demanda, en particular en China, Filipinas y Sri Lanka.

 

Cuadros resumidos

 

 

 

La cita agropecuaria supera el tercer día de certamen aupada por una gran cantidad de profesionales que han apostado por la institución ferial como cuna de la innovación sectorial

 

La Feria Internacional de Producción Animal, FIGAN, afronta su recta final. Mañana concluye la que apunta a ser la edición más multitudinaria de una cita que, en la penúltima jornada, ha protagonizado una intensa actividad. Los pasillos de la zona expositiva se han llenado de profesionales de la industria ganadera, que se han acercado hasta Feria de Zaragoza para conocer las últimas novedades en maquinaria y tecnología del sector. Además, la calidad de las jornadas técnicas que se han desarrollado paralelamente ha provocado que la asistencia de público en la zona congresual también haya aumentado notablemente.

El salón agropecuario ha sido el marco elegido para la celebración del XV Encuentro Nacional de Operadores de Cereales, que ha tenido lugar en el auditorio del recinto ferial con una notable presencia de público. La inauguración de la jornada ha servido para que el director general de Feria de Zaragoza, Rogelio Cuairán, diese la bienvenida a los profesionales que han participado a la jornada y remarcara el apoyo que ofrece la feria ganadera al sector, “ofreciendo un escaparate ineludible donde se exponen las últimas novedades del sector y aunando todo el conocimiento de la industria agropecuaria en un mismo espacio”.

En este foro también ha intervenido el director general de Producciones y Mercados Agrarios del ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, que ha aprovechado el encuentro para dirigirse a los profesionales y, en el marco de esta cita, ha expuesto algunas de las peculiaridades a las que se enfrenta la industria del cereal española. Miranda ha puesto sobre la mesa algunos de los retos, y ha destacado, entre otros, el cambio de tendencias en función del incremento de población o la

adecuación a las políticas internacionales. El cereal es, sin duda, un elemento imprescindible para la alimentación animal y, por ende, humana. De este modo, el responsable de Producciones y Mercados Agrarios español ha destacado el nivel productivo de España, al tiempo que es una nación importadora.

La clausura del encuentro ha corrido a cargo del consejero de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, quien ha realizado un llamamiento al “realismo” en relación a la política agraria. “La inestabilidad de los mercados agrícolas -particularmente el de los cereales- y consecuentemente la volatilidad de los precios es consustancial a la propia naturaleza de estos mercados”, ha afirmado Olona añadiendo la importancia de asumirlo como reto a superar por todos los integrantes del sector.

En el programa del día también hay que reseñar las jornadas técnicas que han versado sobre la inmunoterapia para la salud animal, los retos de la ganadería del siglo XXI, la investigación en pequeños rumiantes o el autoconsumo con energía fotovoltaica y calderas de biomasa.

Además, dentro de las actividades paralelas organizadas en FIGAN 2017 ha vuelto a jugar un papel destacado el pabellón 7 de Feria de Zaragoza, donde se encuentran más de 900 cabezas de ganado. El ring de exhibición de animales vivos, en colaboración con Feagas, ha acercado a los presentes las razas bovina Retinta, caprina Malagueña, caprina Verata, ovina Ojinegra de Teruel y bovina Avileña-Negra Ibérica.

Mañana viernes 31 de marzo, último día de certamen, tendrá lugar el encuentro de jóvenes agricultores y ganaderos, una actividad que fomenta la participación juvenil en la actividad agropecuaria, y que el propio consejero destacó como uno de los eventos más relevantes en el marco de un certamen que pondrá fin, al final de la jornada, a cuatro días de intensa actividad comercial. Sin duda, será un gran final para cuatro jornadas en las que el sector ha demostrado su enorme fortaleza y la importancia de la inversión en tecnología e innovación.

Los senadores del PP de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación han mantenido hoy una reunión para estudiar la posibilidad de elaborar una normativa comunitaria para buscar una protección a la cadena agroalimentaria de ataques intencionados.
En un comunicado, el Grupo Popular en el Senado ha informado de que a la reunión han asistido la europarlamentaria del GPP, Esther Herranz y miembros de la plataforma Food Defense Soluciones.
El portavoz del PP en la citada Comisión del Senado, Diego Sánchez Duque, ha señalado que el objetivo es actualizar el reglamento sobre la exigencia a las exportaciones de alimentos a la altura de EE.UU.
Así, ha recordado que tras el atentado del 11 de septiembre en Nueva York, "surgieron preocupaciones por la posibilidad de introducir intencionadamente agentes biológicos, químicos o radiológicos en la cadena alimentaria".
Fue cuando Estados Unidos aprobó la Ley de Bioterrorismo para mejorar la habilidad de prevención y respuesta en este país ante un ataque terrorista con agentes biológicos.
En esta línea, el portavoz del PP ha recalcado que "el nuevo reto de la industria alimentaria, sin duda, es la defensa ante los ataques intencionados".
Por ello, ha valorado que ya haya empresas del sector con planes de prevención específicos para la defensa ante este tipo de ataques.
Por su parte, el portavoz de Pesca del PP en el Senado, Miguel Fidalgo, ha explicado que "los planes conocidos como 'Food Defense' -Planes de defensa de alimentos-, son un concepto importado de EE.UU. y exigido en este país como requisito legal".
Por ello, ha abogado por que Europa ponga en marcha de manera coordinada una normativa de este tipo "para garantizar la seguridad de todos". 

 

Fecha de publicación: 02/02/2017

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en enero de 2017 en un promedio de 173,8 puntos, es decir, 3,7 puntos (o un 2,1 %) por encima del valor revisado de diciembre. A este nivel, el índice se encuentra en su valor más elevado desde febrero de 2015, y ha subido 24,5 puntos (un 16,4 %) desde el mismo período del año pasado. Este fuerte repunte del valor del índice en enero obedeció a un aumento repentino de las cotizaciones internacionales del azúcar y aumentos drásticos de los precios de exportación tanto de los cereales como de los aceites vegetales. Los mercados de carne y productos lácteos se mantuvieron más estables.

» El índice de precios de los cereales de la FAO se situó en enero en un promedio de 147 puntos, esto es, 4,8 puntos (o un 3,4 %) por encima del valor de diciembre, con lo que alcanzó su valor más alto en seis meses. En enero, se incrementaron los precios internacionales de todos los cereales principales. Los valores del trigo aumentaron principalmente debido al temor de que las condiciones atmosféricas desfavorables perjudiquen las cosechas de 2017 y a las noticias sobre la reducción de la zona de producción de trigo de invierno en los Estados Unidos de América. El alza de los valores del maíz se debió en gran medida a la fuerte demanda y las perspectivas inciertas para las cosechas en América del Sur. También aumentaron los precios internacionales del arroz, como resultado de las expectativas de que compradores importantes regresarían al mercado, sumadas a la reducción de las disponibilidades exportables en la India a causa de las constantes adquisiciones públicas.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO registró un promedio de 186,3 puntos en abril, es decir, 3,3 puntos (o un 1,8 %) más que en diciembre, aumentando así por tercer mes consecutivo. El aumento siguió estando motivado por el aceite de palma, cuyos precios aumentaron hasta el valor más alto en 30 meses debido a la preocupación persistente acerca de la lenta recuperación de la producción en el sudeste asiático y a la escasez de las existencias mundiales unida a la fuerte demanda de importaciones. Si bien los precios del aceite de colza continuaron aumentando, impulsados por las perspectivas de restricción de la oferta en 2016/17, los precios del aceite de soja descendieron a causa de las expectativas de amplias disponibilidades mundiales a pesar de las recientes revisiones a la baja de las estimaciones sobre las cosechas de soja en la Argentina y los Estados Unidos de América.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en enero en un promedio de 193 puntos, sin variaciones con respecto a diciembre. Los precios sufrieron pocos cambios en general, lo que supone una gran diferencia con la tendencia registrada en la segunda mitad de 2016, cuando el índice aumentó bruscamente un 50 % (de mayo a diciembre). Dado que la temporada de máxima producción se está desplazando del hemisferio sur al hemisferio norte y que muchos grandes compradores han conseguido suministros adecuados en los meses anteriores, el comercio se mantuvo en un nivel moderado.

» El índice de precios de la carne de la FAO* registró en enero un promedio de 156,7 puntos, prácticamente sin cambios respecto de su valor revisado de diciembre. El incremento de las cotizaciones de la carne de bovino fue contrarrestado por la caída de las de la carne de ovino y una pequeña disminución de las de la carne de aves de corral y porcino. En Australia, la reconstitución de la cabaña ganadera limitó los suministros de carne de bovino para la exportación y originó un aumento de los precios. En el caso de la carne de ovino, los precios de exportación de Oceanía cayeron por tercer mes consecutivo como resultado del punto álgido de la temporada de sacrificios y el consiguiente incremento de la oferta. Las cotizaciones de la carne de aves de corral y de porcino también registraron disminuciones por tercer mes consecutivo, en un mercado caracterizado por suministros mundiales relativamente abundantes y una demanda estable.

» El índice de precios del azúcar de la FAO se situó en un promedio de 288,5 puntos en enero, o sea, 26 puntos (o un 9,9 %) por encima del valor de diciembre de 2016. El pronunciado aumento de los precios internacionales del azúcar en enero se debió fundamentalmente a expectativas más firmes de una disminución de la producción mundial de azúcar en 2016/17. Las perspectivas menos optimistas de crecimiento de la producción de azúcar se atribuyen principalmente a una prolongada restricción de la oferta en algunas de las principales regiones productoras de azúcar, específicamente en el Brasil, el mayor productor y exportador mundial de azúcar, y también en la India, el segundo mayor productor del mundo, y Tailandia.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

 

 

La previsión más reciente de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2016 se sitúa en 2 571 millones de toneladas, ligeramente por encima de lo previsto en octubre y un 1,5 % (39 millones de toneladas) más de lo producido en 2015. La revisión es consecuencia principalmente de unas perspectivas más halagüeñas sobre la producción mundial de trigo y cebada, que compensaron con creces la reducción de las expectativas con respecto a la cosecha mundial de maíz. De acuerdo con las previsiones actuales, la producción mundial de trigo en 2016 aumentará hasta 746,7 millones de toneladas, es decir, un 1,7 % en términos interanuales y alrededor de un 1,0 % (4,3 millones de toneladas) más de lo previsto en octubre, lo que refleja un aumento de la producción de la Federación de Rusia —que actualmente se prevé que bata un nuevo récord— y en Kazajstán, donde las condiciones atmosféricas favorables reforzaron las expectativas con respecto a los rendimientos. Asimismo se produjo una mejora de las perspectivas sobre la producción mundial de cebada debido en gran medida a los ajustes al alza en la Federación de Rusia y Ucrania, aunque siguen estando por debajo de los valores de producción de 2015. Estos incrementos compensaron con creces la reducción de 4,8 millones de toneladas (1,0 %) de la cosecha mundial de maíz en 2016 debido, sobre todo, a la bajada de los rendimientos en el Brasil, China, los Estados Unidos de América y la Unión Europea (UE) a consecuencia de las condiciones atmosféricas. La previsión sobre la producción mundial de arroz en 2016 ha variado poco, lo que confirma las expectativas de octubre respecto de una recuperación anual del 1,4 % hasta alcanzar la cifra récord de 497,9 millones de toneladas. A nivel nacional, se produjo un aumento de las previsiones relativas a Tailandia, como resultado de una mejora de la situación en cuanto al abastecimiento de agua. En cambio, las perspectivas se revirtieron en Viet Nam, debido a las inclemencias del tiempo y las malas expectativas respecto a los precios, y se produjo también un recorte de las previsiones sobre diversos países del África occidental.

En países del hemisferio norte se está llevando a cabo la plantación de cultivos de trigo de invierno de 2017. En los Estados Unidos de América, es probable que las expectativas de precios bajos y las perspectivas moderadas para las exportaciones debido al fortalecimiento del dólar estadounidense conduzcan a una reducción de la superficie de plantación, mientras que las condiciones secas también han afectado a partes de los estados del centro y el sur del país. En la UE, la cosecha de trigo de invierno de 2017 se está sembrando en condiciones favorables en general, pues se prevé que las recientes condiciones atmosféricas de humedad favorezcan el desarrollo precoz de los cultivos. En la Federación de Rusia y Ucrania, el ritmo de siembra es superior al del año pasado pese a condiciones atmosféricas desfavorables, y las previsiones iniciales indican una probable expansión de las plantaciones.

En países del hemisferio sur se está sembrando la cosecha de cereal de verano de 2017, en condiciones atmosféricas propicias en general en América del Sur que favorecen el desarrollo precoz de los cultivos. En la Argentina, se prevé que la superficie cultivada de maíz se amplíe en un 6,0 % respecto del nivel ya alto registrado el año pasado, como resultado del mantenimiento de una fuerte demanda de exportaciones y altos precios internos. Asimismo, se prevé que los precios internos favorables propicien un aumento de las primeras plantaciones de la campaña en el Brasil con respecto al nivel reducido registrado en 2016 debido a la sequía. En Sudáfrica, las previsiones iniciales sobre la cosecha de maíz en 2017 indican una recuperación de la producción con respecto a la cosecha reducida registrada en 2016 por efecto de la sequía, ante la expectativa de que las previsiones favorables de precios y precipitaciones incrementen las plantaciones y los rendimientos.

De acuerdo con las previsiones actuales, la utilización total de cereales en 2016/17 ascenderá a 2 562 millones de toneladas, nivel ligeramente superior al pronosticado en octubre y un 1,7 % más que en 2015/16. Entre los diversos usos de los cereales, es probable que la utilización mundial para piensos se amplíe en un 2,7 % en 2016/17, ayudada por la amplia disponibilidad de cereales secundarios y los abundantes suministros de trigo de baja calidad. A tenor de lo previsto actualmente, la utilización total de cereales secundarios para piensos ascenderá a 756,6 millones de toneladas, es decir, un 2,1 % más que en 2015/16, mientras que se prevé que la utilización de trigo para piensos alcance los 146,6 millones de toneladas, o sea, un 6,1 % más que en la campaña anterior, lo que representa un récord histórico. Se prevé que el mayor aumento interanual de la utilización de cereales para piensos en 2016/17 corresponderá a los Estados Unidos de América, donde se supone que el uso total de piensos aumente en un 10 % hasta 156,5 millones de toneladas, el 92 % de las cuales, es decir, 143,5 millones de toneladas, de maíz. Se prevé que el consumo mundial de cereales como alimentos en 2016/17 ascienda a 1 106 millones de toneladas, esto es, un 1,3 % más que en 2015/16, lo suficiente para que el consumo medio mundial per cápita se mantenga estable en unos 149 kg.

El pronóstico de la FAO relativo a las existencias mundiales de cereales al final de las campañas de 2017 ha aumentado en 2,5 millones de toneladas, ubicándose en casi 662 millones de toneladas, es decir, un 0,6 % por encima de su nivel de por sí alto de apertura, lo que representa un nuevo récord. La revisión refleja una mejora de las perspectivas sobre la producción de trigo de este mes, así como un pequeño ajuste a la baja en la utilización de cereales secundarios con respecto al informe de octubre. Con arreglo a las previsiones más recientes, la relación entre las existencias y la utilización de cereales a escala mundial en 2016/17 ascendería a un 25,3 %, muy por encima del mínimo histórico del 20,5 % alcanzado en 2007/08, pero sustancialmente más bajo que el récord del 35,6 % registrado tres decenios antes (en 1986/87). Las reservas mundiales de trigo en 2016/17 llevan camino de ampliarse en un 4 % (9 millones de toneladas) hasta los 235 millones de toneladas, y la mayor parte de este incremento se producirá en China, los Estados Unidos de América y la Federación de Rusia. En cambio, las existencias mundiales de cereales secundarios se estiman en casi 257 millones de toneladas, es decir, un 1,7 % (4,3 millones de toneladas) por debajo de su nivel inicial, con reducciones en el Brasil, China y Sudáfrica que contrarrestarán con creces el aumento en varios otros países, especialmente los Estados Unidos de América. Asimismo, se prevé que las reservas mundiales de arroz al cierre de la campaña 2016/17 desciendan, pero tan solo ligeramente, hasta 169,9 millones de toneladas, en previsión de que las disminuciones en la India y Tailandia se vean compensadas en gran medida por acumulaciones en otros lugares, especialmente en China.

El pronóstico de la FAO acerca del comercio mundial de cereales en 2016/17 se ha incrementado en 3,1 millones de toneladas (un 0,8 %) respecto al pronóstico de octubre, con lo que se sitúa en cerca de 388 millones de toneladas. Gran parte del aumento obedece a un ajuste al alza de 3 millones de toneladas del comercio mundial de trigo (julio/junio), que ahora se sitúa al nivel de la estimación revisada sobre 2015/16 de 168 millones de toneladas. Mientras que se prevé que los bajos precios internacionales estimulen un aumento de las importaciones de varios países, se vaticina que la Federación de Rusia resultará el mayor exportador de trigo del mundo en 2016/17. Australia y los Estados Unidos de América también llevan camino de ampliar sus ventas de trigo, mientras que un recorte de la producción podría mantener las exportaciones de la UE considerablemente por debajo del nivel de 2015/16. Según las previsiones, el comercio mundial de cereales secundarios en 2016/17 (julio/junio) ascenderá a 176,5 millones de toneladas, esto es, ligeramente por encima de las expectativas de octubre, pero aun así casi un 5 % (9,2 millones de toneladas) por debajo de la previsión correspondiente a 2015/16. La fuerte contracción interanual del comercio mundial de cereales secundarios refleja una considerable disminución del comercio de sorgo, cebada y maíz, concentrándose la mayoría de estas reducciones en un país, China. Las perspectivas para el comercio internacional de arroz en 2017 se han visto atenuadas también en cierta medida, situándose en 43,4 millones de toneladas, con mayores disponibilidades internas en el Lejano Oriente que limitan la recuperación del crecimiento del comercio mundial a menos del 1 %.

 

Cuadros resumidos

 

Los Tournedós de Ternasco de Aragón, una referencia que hasta el momento solo se podía adquirir en carnicerías especializadas, son apetitosos medallones de pierna sin hueso, envueltos con la ‘crepineta, tela o redaño’ del mismo cordero, de unos 2-3 cm de grosor y peso de unos 150 g. Pieza noble, ya porcionada, sencilla de cocinar y muy elegante en plato.

Es un corte ideal para los amantes de las buenas piezas de carne, para cocinarlo a la brasa o a la plancha y comerlo ‘al punto’, dejando el corazón de la pieza jugoso y no muy hecho.

Ahora, esta referencia ya se puede encontrar en los centros Eroski Aragón, Carrefour, El Corte Inglés y supermercados Plus Fresc de Cataluña.

También se puede solicitar en más 50 carnicerías especializadas de Aragón, además de en varios restaurantes.

Los Tournedós de Ternasco de Aragón son una de las referencias por las que apuesta el sector de cordero nacional, y por ende el Consejo Regulador IGP Ternasco de Aragón, para promocionar nuevas formas de consumo de carne de cordero, con el objetivo de incrementar su consumo y mejorar su rentabilidad.

El director general de la Confederación de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac), Jorge de Saja, ve "lógico" que el Tribunal General de la Unión Europea (UE) haya validado la decisión de la Comisión Europea (CE) para permitir la comercialización de alimentos y piensos con soja transgénica.
De Saja ha asegurado que una decisión diferente "no sólo hubiera sido ir contra la lógica legal y el conocimiento científico, sino que hubiera tenido graves consecuencias" para la producción de alimentos para el ganado y los sectores agroindustriales de los que dependen.
Según ha detallado, "entre el 90 % y el 100 %" de los piensos producidos en la UE contienen, "desde hace muchos años, alimentos y materias primas biotecnológicos que han sido debidamente evaluados y autorizados".
A su juicio, "no hay alternativa" a esta "realidad" y "prohibir el uso de los transgénicos sería igual a destruir toda la producción ganadera en la UE".
El Tribunal comunitario desestima así el recurso presentado en su día por tres ONGs que pedían a Bruselas revisar la decisión de la CE

Página 1 de 9

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder