foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: CARNE

Investigadores del Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2) de la Universidad de Zaragoza y del CITA del Gobierno de Aragón trabajan para desarrollar un test rápido que permita detectar residuos de antibióticos en animales vivos, lo que evitaría su sacrificio si están contaminados, y en productos cárnicos.
La investigación forma parte del proyecto europeo Testacos en el que participan la Universidad de La Rioja, Universidad de Perpignan, la Escuela Nacional Veterinaria de Toulouse, el Laboratorio de Salud Pública de Bilbao y Zeulab (Zaragoza) cuyos representantes han participado hoy en una reunión en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza.
El objetivo de este proyecto, de tres años de duración, es diseñar un sistema analítico integrado de amplio espectro que ponga al alcance de toda la cadena alimentaria (de la granja a la mesa) un fácil autocontrol de los residuos de antibióticos y sulfamidas tanto en animal vivo como en carne comercializada.
El proyecto pretende apoyar al sector de producción de carne de la región, proporcionándole nuevas herramientas analíticas que permitan mejorar la calidad del producto que se comercializa, y de este modo, su competitividad, informan fuentes de la Universidad de Zaragoza en una nota de prensa.
Durante el primer año de trabajo se ha creado un banco de muestras contaminadas con antibióticos que conserva ya más de 5000 muestras de músculo, sangre y orina.
Según destaca el director del IA2, Rafael Pagán, son muestras contaminadas con diferentes antibióticos a diferentes concentraciones que van a servir de patrón para el segundo gran objetivo del proyecto, como es el desarrollo de un test biológico de amplio espectro y un test químico específico para la detección de quinolonas para controlar la presencia de residuos de antibióticos en animales vivos.
A finales del año 2019 se estudiará la presencia de residuos de antibióticos en 4800 muestras de carne comercializada en los supermercados de Toulouse, Perpignan, Bilbao, Logroño y Zaragoza.
Como resultado final, se elaborarán recomendaciones que permitan mejorar el sistema de control de calidad en la producción ganadera de la región.
El proyecto está cofinanciado al 65 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (Poctefa 2014-2020).
El objetivo del Poctefa es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible. 

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Enzo Benech, informó de que México ha mostrado su interés en la apertura de su mercado para la llegada de carne ovina uruguaya, informaron hoy fuentes oficiales.
"El compartimento ovino es una gran herramienta que permitió abrir el mercado de Estados Unidos para la carne con hueso y hay interés de México en su apertura. Por eso, debemos cuidarla, valorar y potenciar", destacó el viernes la Presidencia.
Destacó "la necesidad" de aumentar el rodeo ovino del país, que se ubica en el mínimo histórico, con casi 7 millones de ejemplares, y colocar volúmenes cárnicos con "alto valor".
De igual forma, valoró "la imagen internacional positiva" de Uruguay con ejemplos como la apertura de Japón para la carne bovina y la firma de los nuevos protocolos con China para carne, maíz y cebada.
"Esto es posible por la trazabilidad y la credibilidad, que hacemos lo que decimos, aspecto que también debemos preservar", concluyó.

Unos 500 activistas de Igualdad Animal protagonizaron en la Puerta del Sol de Madrid una protesta "pacífica y silenciosa" para denunciar el maltrato a los animales en la industria cárnica e invitar a la "reflexión ciudadana".
Esta acción llevada a cabo el sábado se enmarca en la celebración del Día Internacional de los Derechos de los Animales, que el movimiento de defensa animal hace coincidir desde hace dos décadas con el Día de los Derechos Humanos, que se conmemora hoy 10 de diciembre.
El portavoz de la organización, Javier Moreno, explicó que la protesta, que se celebra también en numerosos países de todo el mundo, pretender "dar voz" a los animales "condenados a una vida infernal" por la ganadería industrial y que la sociedad reflexione.
"Queremos concienciar a la ciudadanía de los cambios individuales que puede hacer, como reducir el consumo de carne, pero también a gobiernos y empresas, porque la ganadería industrial no sólo es responsable de este brutal maltrato, sino que es además la principal responsable de la destrucción del planeta", subrayó.
Moreno aseguró que esta acción, cuya primera edición se celebró en 2008 a iniciativa de Igualdad Animal, "se ha convertido en acto de referencia del movimiento de defensa de los animales y ha dado literalmente la vuelta al mundo".
Los 500 activistas sujetaron fotografías reales de animales maltratados en la ganadería industrial "tomadas en nuestras propias investigaciones" y mostraron algunos cadáveres de animales "sometidos a una brutal explotación en estos centros".
Para Igualdad Animal, los principios de justicia e igualdad que rigen el Día Internacional de los Derechos Humanos "se deben extender al resto de animales con los que compartimos el planeta, que no tienen voz, pero no son muy diferentes a los perros y los gatos con los que convivimos".
Javier Moreno aseguró que este tipo de acciones, con "una carga emocional muy potente", tiene muy buena respuesta en la sociedad y es "un grito en silencio que invita a la reflexión, porque una imagen vale más que mil palabras".
"No queremos que se quede en un acto para la gente que pasa por delante, nuestra intención es que tenga repercusión internacional", señaló.
En países como Chile, Perú, Argentina, Francia, Italia, Alemania, Australia, Israel o Estados Unidos se llevan a cabo actos similares para conmemorar este día. 

Foto 03-12-14

La Comisión Europea ha aceptado provisionalmente las propuestas de modificación del Pliego que define la IGP del lechazo de Castilla y León, que se recoge en el DOUE del pasado 28 de noviembre, abriendo un plazo de 3 meses para presentar las alegaciones que se consideren oportunas.

La propuesta de cambios, que es planteada por el órgano que dirige la IGP, modifica aspectos importantes que van desde la zona de producción, su forma de presentación e indentificación ante al consumidor, la edad de sacrificio...

5.   Modificaciones

Modificación 1

Descripción del producto: eliminación de la exigencia del control del peso en vivo de los lechazos al sacrificio en matadero.

La supresión de la medición del peso vivo al sacrificio en matadero se solicita ya que supone una duplicación de una medición que ya es controlada a través del peso de la canal, que es más preciso y objetivo y con el cual está directamente correlacionado.

Con el control del peso de la canal y manteniendo los requisitos de mayor importancia para determinar la calidad de la canal de los lechazos, como son el tipo de alimentación, el color, la conformación y el engrasamiento, parámetros todos contemplados en el pliego de condiciones IGP «Lechazo de Castilla y León», el producto seguirá cumpliendo con los criterios de calidad de la carne de los lechazos de la IGP.

Además de todo lo indicado, hay que decir que el proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» implica su revisión una a una. Si la canal está fuera de los rangos de pesos determinados en el pliego de condiciones, esta se rechaza automáticamente. En las canales cuyo peso cumple con el pliego de condiciones se procede a comprobar el resto de parámetros (conformación, color de la carne, color de la grasa externa, cantidad de grasa de los riñones, presencia del epiplón, etc.).

Texto que se suprime

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Modificación 2

Descripción del producto: eliminación del control de la edad de sacrificio del animal.

El término lechazo es sinónimo de «cordero lechal», es decir, cría de la oveja que todavía mama; por tanto, está directamente vinculado al tipo de alimentación, no a la edad. La edad es una consecuencia determinada por el momento natural del destete.

Con esta eliminación se pretende evitar duplicidades en los controles ya que este parámetro está directamente relacionado con otros que están contemplados en el pliego de condiciones y por lo tanto controlados, como el peso de la canal, el color y el estado de engrasamiento.

Se propone la supresión del control de la edad de sacrificio dado que el control individualizado de las canales garantiza el cumplimiento de los parámetros de calidad establecidos en el pliego de condiciones.

Los criterios utilizados para definir la calidad de la canal de este tipo de animales de corta edad y que solo son alimentados con leche materna son principalmente el color, el engrasamiento y el peso.

El peso de la canal está íntimamente relacionado con la edad de sacrificio, cuando aumenta la edad, aumenta el peso de la canal.

Los controles establecidos en el pliego de condiciones ofrecen garantías suficientes de que el animal se alimenta con leche materna exclusivamente hasta el momento del sacrificio, elemento esencial que confiere la especificidad a este producto. Además, existen controles destinados a garantizar que los lechazos solo se alimentan con leche materna:

Inscripción de las ganaderías que exclusivamente alimenten a sus lechazos con leche materna y control periódico de las mismas.

Control del color de la canal, rosa pálido o blanco nacarado (color derivado de la alimentación láctea).

Control de la grasa externa, del epiplón y de la grasa del riñón (color blanco céreo y la superficie de los riñones cubierta al menos en un 50 % de su superficie).

Análisis organoléptico del producto final.

El proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» se realiza mediante la inspección una a una de las canales, comprobando los parámetros antes mencionados. Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. En el caso de que un animal se presentase para su clasificación con una edad superior a los 35 días, habiendo tenido un desarrollo normal y armónico, superaría en canal el peso máximo de clasificación establecido y sería desestimado. En el caso de que este animal hubiese superado los 35 días de edad y su canal no superase el peso máximo establecido (casos muy excepcionales), se desestimaría dicha clasificación por no tener las proporciones armónicas, falta de engrasamiento renal y coloración más oscura.

Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. Esta modificación no tiene ninguna consecuencia sobre el método de producción y no afecta a la calidad del producto final.

Texto que se suprime

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Modificación 3

Descripción del producto:

En este apartado se ha modificado la redacción para evitar confusiones entre el peso de la canal y la forma de presentación del producto y se ha ampliado la información sobre el origen del localismo «lechazo». También se incluyen en las formas de presentación del producto la posibilidad de presentarlo en media canal y cortes primarios, esto se debe a que los hábitos alimenticios de los consumidores se han ido modificando como consecuencia de los cambios sociodemográficos que ha experimentado la población y que han propiciado una transformación en los patrones de consumo. Uno de los patrones que se han modificado es la demanda de formatos de alimentos de menor tamaño debido a la disminución de los integrantes de las familias, sin disminuir por ello la calidad de los mismos.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Se entiende por lechazo la cría de oveja que todavía mama, utilizándose este término indistintamente para referirse a machos y hembras, tratándose de un localismo que se utiliza en el ámbito geográfico de la cuenca del Duero.

El tipo de ganado apto para la producción de «Lechazo de Castilla y León» procederá de las razas: Churra, Castellana y Ojalada, admitiéndose únicamente los cruces entre las razas indicadas.

El «Lechazo de Castilla y León» deberá reunir los siguientes requisitos:

Cordero sin distinción de sexo.

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales de las categorías «Extra» y «Primera» que se contemplan en la norma de calidad vigente y que cumplan las siguientes características:

Peso canal: dos formas de presentación:

a)

Sin cabeza ni asadura y con epiplón: de 4,5 kg a 7 kg.

b)

Con cabeza y asadura y epiplón: de 5,5 kg a 8 kg.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa.

Proporciones armónicas.

Contornos ligeramente redondeados.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

La alimentación de los lechazos será exclusivamente con leche materna.

Deberá decir:

El producto es la cría de ovino, tanto macho como hembra, nacida y criada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, procedente de las razas Churra, Castellana, Ojalada, o los cruces entre dichas razas, que se ha alimentado exclusivamente con leche materna.

La palabra «lechazo» es un localismo, que tiene su origen en la palabra «leche» y que define a la cría de oveja, tanto macho como hembra, alimentada con leche materna.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales que cumplan las características siguientes:

Peso de la canal entre 4,5 y 7 kg. Si la presentación del lechazo se hace con cabeza y asadura, se incrementa el peso de la canal en 1 kg.

Clasificación de la canal: Categoría A calidad 1.a, según la Normativa Europea de Calificación de Canales de Ovino vigente.

Formas de presentación: canal con cabeza y asadura, canal sin cabeza y asadura, media canal y cortes primarios.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa, proporciones armónicas y contornos ligeramente redondeados.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

Modificación 4

Zona geográfica:

La zona geográfica de producción, antes restringida a determinadas comarcas de alto predominio cerealista, se amplía hasta abarcar toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Esta ampliación se basa en los datos de superficie de cereales que figuran en la declaración PAC de los últimos años correspondientes a todos los municipios de Castilla y León y a la existencia histórica de ganaderías de ovino de las razas autóctonas churra, castellana y ojalada en toda la Comunidad de Castilla y León. El análisis estos datos arroja que el 94,57 % de los municipios de Castilla y León son zonas cerealistas y por lo tanto cumplen con el vínculo establecido en el pliego de condiciones, basado en el binomio ovino autóctono con las zonas cerealistas que une y vincula el producto final con las raíces de su geografía, y es por esta razón por la que se considera razonable ampliar la zona de producción a toda la Comunidad de Castilla y León, siendo poco significativos el número de municipios que podían quedar excluidos.

Con ello se permite la producción en la zona periférica de la región, que presenta además ricos pastos naturales de importancia para la alimentación del ganado.

La zona geográfica propuesta para la IGP «Lechazo de Castilla y León» supone un incremento de 36 443 km2 de los 57 784 km2 que figuran en la versión del pliego de condiciones registrada actualmente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Zona de producción: comarcas de Castilla y León que coinciden con la distribución natural de las razas Churras, Castellana y Ojalada (En el pliego de condiciones se detallan uno a uno los municipios incluidos en la zona geográfica, no procede transcribirlos en este documento).

Zona de sacrificio y faenado: Comunidad de Castilla y León.

Deberá decir:

La zona geográfica de producción, sacrificio y faenado de los lechazos amparados comprenderá la totalidad de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Modificación 5

Prueba del origen:

Se ha reestructurado todo este apartado, básicamente para mejorar su comprensión y adaptarlo a la reglamentación vigente.

Se incluyen aclaraciones para garantizar la pureza de raza de los animales de las explotaciones y en cuanto a la alimentación exclusiva de los lechazos con leche materna; de esta forma se garantizan algunos de los elementos esenciales que confieren la especificidad a este producto.

Se cambia la identificación de los animales en la explotación; actualmente el pliego indica que deberá ser un crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguidas del número de orden y fecha de nacimiento. Esta identificación no es la contemplada en la legislación vigente y supondría que el animal debe llevar dos crotales.

Se modifica que la identificación de los lechazos pueda ser antes de la salida de la explotación y no al nacer como indica el Pliego vigente, como así se establece en la legislación vigente, artículo 4 punto 6 del Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina.

Se incorporan elementos de control del transporte de los animales, importantes de cara al bienestar de los animales, y de las características de la carne.

Se ha retirado el párrafo que menciona la actuación del comité de calificación de canales, ya que no era coherente con el proceso de certificación.

Se ha eliminado el contenido de los soportes físicos que acompañan al producto expedido ya que estos están especificados en el apartado sobre el etiquetado, se establece que esta identificación se debe realizar en el matadero.

Se incluye lo establecido en el artículo 4.2 del Reglamento de Ejecución (UE) n.o 668/2014 de la Comisión.

Se incluye el control de producción, transporte, el sacrificio y faenado de lechazos y la calificación de canales.

Se incluye el control del producto final mediante análisis organolépticos en laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Se han eliminado las referencias al Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Controles y certificación

Los lechazos aptos para producir carne protegida por la IGP procederán de explotaciones inscritas.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona de producción indicada en el punto C y los lechazos amparados deberán nacer y criarse en dichas explotaciones.

Los lechazos serán identificados al nacer con crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguida del número de orden y fecha de nacimiento, de acuerdo con el parte de nacimientos.

El sacrificio y faenado se realizará en mataderos, salas de despiece y envasado, inscritos en el registro de industrias del Consejo Regulador.

El Consejo Regulador, a través del Comité de Calificaciones de Canales, determinará la aptitud de las canales amparables por la Indicación Geográfica Protegida, basándose en lo establecido en el apartado B), colocando un soporte físico identificativo del «Lechazo de Castilla y León» que permita identificar al producto protegido.

Todas las canales con Indicación Geográfica Protegida que se expidan para el consumo deberán ir provistas del soporte físico, que contendrá en todo caso el logotipo del Consejo Regulador, la fecha de la matanza y número de identificación, no pudiendo ser comercializadas como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de precintos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, que deberán ser colocados en la propia industria y de acuerdo con las normas que determina el Consejo Regulador, y siempre en forma que no permita una segunda utilización.

En todo caso deberá existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y elementos de control del Consejo Regulador.

Las canales amparadas por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberán expedirse por las industrias inscritas por el Consejo Regulador en forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Deberá decir:

Solo podrán producir lechazos amparados las explotaciones ovinas que se encuentren inscritas en el registro oficial correspondiente y siempre que puedan garantizar la pureza de raza de sus animales.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona delimitada y los lechazos deberán nacer, criarse en dichas explotaciones y solo podrán alimentarse de leche materna.

Los lechazos serán identificados antes de su salida de la explotación según lo establecido por la legislación vigente, incluyendo además el logotipo de la IGP.

El transporte de los lechazos a matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados e irá acompañado de sus documentos de acompañamiento.

El sacrificio, faenado, despiece, envasado y distribución de la carne protegida se realizará exclusivamente en las instalaciones de los operadores inscritos en los registros de la estructura de control.

El producto expedido para el consumo irá en todo momento identificado, debiendo existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y otros elementos de control. La identificación se realizará en el matadero.

La carne amparada por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberá expedirse por operadores inscritos de forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Todos los operadores deberán poder determinar:

a)

El proveedor, la cantidad y el origen de todos los lotes de lechazos recibidos.

b)

El destinatario, la cantidad y el destino de las canales de lechazos etiquetadas.

c)

La correlación entre cada lote de lechazos vivos a que se refiere la letra a) y cada lote de canales de lechazos etiquetadas a que se refiere la letra b).

La producción, el transporte, el sacrificio y el faenado de lechazos y la calificación de canales serán sometidos a control.

El control de las características organolépticas de la carne se realizará mediante analíticas en un laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Modificación 6

Método de obtención:

Se ha hecho una revisión en profundidad de este apartado, retirando así aspectos repetidos en otros apartados u otros ya previstos o prohibidos en la legislación vigente.

Se ha eliminado la mención al transporte de los animales al matadero por las mañanas ya que en la actualidad los mataderos sacrifican de forma continua.

Se ha eliminado el sacrificio de los animales antes de las 10 horas de su entrada al matadero, haciendo referencia a los plazos establecidos por la legislación actualmente vigente.

Por último se han establecido temperaturas para la conservación de la carne conforme a los límites establecidos en la legislación vigente para este tipo de productos, y se ha previsto que la comercialización de la canal etiquetada pueda ser mayor a los ocho días desde el sacrificio cuando esta vaya envasada en condiciones que permitan prolongar su vida útil.

También se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Las canales protegidas por la IGP procederán de los lechazos obtenidos de las razas indicadas en el punto B) y sus cruces, y que se alimenten exclusivamente de leche materna.

El Consejo Regulador podrá dictar normas de obligado cumplimiento sobre prácticas de explotación y manejo del ganado y sobre calidad de los piensos utilizados en la alimentación de las madres.

En ningún caso podrán recibir las madres promotores de crecimiento ni finalizadores.

La zona de sacrificio y faenado de la canal será la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El transporte del ganado al matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados, de forma que el animal no sufra alteración o molestia que pueda afectar a su estado o integridad física.

Se evitará coger a los animales por la piel, dar golpes o el amontonamiento en el transporte. El transporte se realizará por la mañana, preferiblemente de madrugada, evitando recorridos largos.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos a este reglamento, deberán ser transportados en jaulas separadas en el vehículo y reposar en zonas separadas.

El tiempo de reposo será el mínimo imprescindible y, en cualquier caso, de acuerdo con los servicios técnicos del Consejo Regulador.

Todos los animales acogidos serán sacrificados el mismo día de entrada en el matadero y siempre antes de diez horas desde la entrada.

Todos los animales acogidos serán sacrificados de manera separada del resto.

El sacrificio y/o manipulación de los animales acogidos cuyas canales sean susceptibles de ser amparadas por la Indicación Geográfica Protegida, deberá realizarse en las industrias, debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros y autorizadas conforme a las disposiciones vigentes para el mercado nacional y comunitario.

En cualquier caso, el corte de la cabeza se hará a nivel de la articulación occipito-atloidea.

El oreo de las canales se realizará en cámaras a 4 °C hasta el día siguiente al del sacrificio. A partir de entonces las canales deberán conservarse en cámaras de refrigeración a 1 °C y por un período máximo de cinco días.

El período de comercialización no deberá superar los ocho días desde el sacrificio.

Deberá decir:

Los lechazos deberán nacer y criarse en explotaciones ovinas inscritas, no pudiendo salir de las mismas hasta su comercialización.

Los lechazos se alimentarán exclusivamente con leche materna.

La duración del transporte de los lechazos a matadero será conforme a lo dispuesto en la legislación vigente o norma que le sustituya.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos, deberán ser transportados de forma que no den lugar a confusión.

Todos los animales acogidos serán sacrificados en el período de tiempo establecido por la legislación vigente y de manera separada del resto.

El sacrificio, faenado y/o despiece de los animales deberá realizarse en industrias debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros.

El corte de la cabeza se hará, cuando proceda, a nivel de la articulación occipito-atloidea.

Con posterioridad al sacrificio, las canales serán refrigeradas en el matadero. La refrigeración de las canales se realizará en cámara a temperatura entre 1 °C y 7 °C hasta la salida de las canales para su comercialización.

El período de comercialización de la carne, según lo señalado en este pliego de condiciones, será como máximo de ocho días desde el sacrificio. Si la carne se comercializase envasada o conservada en condiciones que prolonguen su vida útil, el período de comercialización podrá ser mayor, siempre y cuando se conserven las características descritas en el apartado «Descripción del Producto».

Modificación 7

Etiquetado:

Se desarrolla el contenido mínimo que deberán llevar las etiquetas, se incluye el nuevo logotipo de la IGP «Lechazo de Castilla y León» desde el año 2011 y se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Todas las canales de «Lechazo de Castilla y León» que se expidan al consumo deberán ir provistos de un soporte físico que contendrá, en todo caso, el logotipo del Consejo Regulador, fecha de matanzas y número de identificación, no pudiendo ser comercializado como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de soportes físicos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, colocados de forma que no permita una segunda utilización.

Las etiquetas con las que se comercialice el «Lechazo de Castilla y León» deberán ser aprobadas previamente por el Consejo Regulador.

Deberá decir:

Todas las canales y/o envases en que se expida carne de «Lechazo de Castilla y León» para el consumo deberán ir provistos de un soporte físico de garantía que contendrá, al menos, el logotipo de la denominación, fecha de sacrificio y número de identificación, colocados de forma que no permita una segunda utilización, no pudiendo ser comercializados como tales sin este requisito.

El logotipo de la denominación es:

Image

Modificación 8

Estructura de control:

La estructura de control es ahora el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, como autoridad competente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Constitución:

El control de la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» corresponde al Consejo Regulador, órgano profesional formado por representantes del sector elaborador y productor.

Está constituido por:

Un presidente

Un vicepresidente

Cinco vocales en representación del sector ganadero

Cinco vocales en representación del sector industrial

Un vocal técnico representante de la Administración.

Los cargos de los vocales son renovados cada cuatro años, mediante elecciones democráticas.

Ámbito de competencias:

a)

En lo territorial, por las respectivas zonas de producción y elaboración.

b)

En razón de los productores, por los protegidos por la Indicación Geográfica Protegida en cualquiera de sus fases de producción, elaboración, circulación y comercialización.

c)

En razón de las personas, por las inscritas en los diferentes registros.

Funciones:

Elaborar y controlar los diferentes registros.

Orientar, vigilar y controlar la producción, acondicionado y calidad de la carne protegida. Los servicios de control y vigilancia se realizarán por inspectores, habilitados por la administración correspondiente, que actúan de forma imparcial respecto de los productores y transformadores.

Calificar el producto.

Promocionar y defender la Indicación Geográfica Protegida.

Actuar con plena responsabilidad y capacidad jurídica para obligarle y comparecer en juicios, ejerciendo las acciones que le correspondan en su misión de representar y defender los intereses generales de la denominación específica.

Deberá decir:

Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León

Ctra. de Burgos Km 119. Finca Zamadueñas

47071 Valladolid

Valladolid

ESPAÑA

Tel. +34 983412034

Fax + 34 983412040

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, a través de la Subdirección de Calidad y Promoción Alimentaria, es la autoridad competente que ejerce las funciones de verificación del cumplimiento del pliego de condiciones, así como la aplicación del régimen sancionador recogido en la Ley 1/2014, de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León.

 

¡¡UN REGALO DE NAVIDAD PARA EL SECTOR!!

Ligero alivio para los productores de carne de ovino en un mal año por los bajos precios percibidos por los ganaderos. La primera semana del mes de diciembre ha traído leves subidas en las cotizaciones de las canales de cordero, según los datos oficiales que maneja el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y que ha publicado este miércoles en su ‘Informe semanal de coyuntura’, elaborado por la Subdirección General de Análisis, Coordinación y Estadística.

Según la visión del propio Ministerio de Agricultura, este incremento se debe a que la demanda ha aumentado ligeramente por la cercanía de las fiestas navideñas. Por lo tanto, los vendedores prevén que aumenten las ventas y el consumo, por lo que deben abastecer sus mostradores de cara a una mayor demanda de este tipo de carne. Esta primera subida podría ser el inicio de un cambio de tendencia más fuerte con incrementos en el precio durante las próximas dos o tres semanas de mercado.

En esta primera semana de diciembre se han incrementado con más fuerza los corderos de mayor peso. Así, se ha pasado de una cotización de 571,25 euros por cien kilogramos de canal a 575,93 euros en los corderos de 12 a 16 kilos, lo que significa un aumento porcentual del 0,8%. Por su parte, los corderos de 9 a 19 kilos han tenido un incremento más reducido, en este caso del 0,4%, al pasar en la última semana de 607,84 a 610,09 euros por cien kilos.

Lechazo churro

Uruguay recibirá entre el lunes y el viernes de la próxima semana una comisión de inspectores japoneses que arribarán a ese país con el objetivo de realizar la inspección de 15 frigoríficos exportadores en el marco del posible acuerdo de compra y venta de carne entre ambas naciones.
Así lo detalló este martes el director de la Unidad de Asuntos Internacionales del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) uruguayo, Rodolfo Camarosano, durante una conferencia de prensa en la que destacó que su país ya cuenta con el "prelistado" de Japón.
"Recibir el prelistado significa que los auditores japoneses inspeccionarán los frigoríficos y el sistema. Eso se necesita como paso previo para el acuerdo comercial", explicó.
Agregó que inspectores uruguayos se encuentran durante esta semana en Japón realizando la inspección de frigoríficos nipones que buscan la venta de carne al país suramericano.
De igual forma, precisó que además de los 15 frigoríficos que serán inspeccionados por lo japoneses "se pueden ir sumando" más empresas que vayan obteniendo el "prelistado" como requisito para la exportación.
En ese sentido, el titular del MGAP, Enzo Benech, valoró las ventajas de este posible acuerdo entre ambos países como acceder a un mercado que "paga muy bien" la carne y que "necesita importar para alimentarse".
"Japón es un mercado que no tiene aftosa y nosotros vamos a ser el primer país del mundo que accede a este mercado libre de aftosa con vacunación. Esto es una carta de presentación muy importante para nosotros y es un reconocimiento", aseguró.
Para el ministro, este tipo de acuerdos "son el producto del trabajo de mucho tiempo" y de una trazabilidad ganadera, lo que a su juicio, se dan "por la credibilidad" que tiene el estatus sanitario uruguayo.
Por su parte, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, destacó los avances de su país en este tipo de acuerdos con mercados en los que penetran por primera vez.
"Las ventajas que ha presentado Uruguay en la inocuidad, trazabilidad, la certeza que le damos a nuestros compradores y la seriedad que Uruguay muestra en sus negocios y comercio hace que seamos mirados con mucho respeto", concluyó.

inlac jornadas web
La extensión de norma solicitada por INLAC tiene como objetivo realizar actividades de comunicación y promoción de la leche y los productos lácteos, fomentar la transparencia en la cadena láctea y contribuir a la vertebración sectorial
El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha presidido hoy la XXXVI reunión plenaria del Consejo General de Organizaciones Interprofesionales Agroalimentarias, dónde se han sometido a informe las solicitudes de extensiones de norma de la Organización Interprofesional Láctea, INLAC y la Organización Interprofesional Agroalimentaria de la Carne de Vacuno, PROVACUNO.
El Pleno del Consejo ha hecho informe favorable por unanimidad sobre la tercera extensión de norma con aportación económica, solicitada por la Organización Interprofesional Láctea, INLAC, para realizar actividades de comunicación y promoción de la leche y los productos lácteos, fomentar la transparencia en la cadena láctea, contribuir a la vertebración sectorial e impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica en el sector lácteo durante un período de cuatro años. 

La producción de carne de ovino en los mataderos españoles ha bajado un 13,37 % interanual en septiembre, con 7.472 toneladas, según los datos provisionales de sacrificio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
En septiembre pasado, se sacrificaron 603.720 cabezas de ovino, un -12,51 % respecto al mismo mes del año anterior, cuando se procesaron 690.068.
Por comunidades autónomas, Castilla y León lideró la transformación de carne de ovino, con 1.528 toneladas y un descenso del 19,56 % interanual; le siguen Cataluña (1.124 toneladas y -22,47 %) y Castilla-La Mancha (1.121 toneladas y +5,89 %).
En Castilla y León, se sacrificaron 156.800 cabezas de ovino (-18,14 %); en Cataluña, 84.649 (-16,65 %); y en Castilla-La Mancha, 89.050 (-3,81 %).
En cuanto al sector caprino, la producción en los mataderos se redujo un 6,10 % interanual, con 674 toneladas y 69.775 cabezas de ganado (-7,28 %).
La principal productora fue Andalucía, con 248 toneladas transformadas (+6,76 %) y 26.871 animales sacrificados (-0,05 %).

La producción de carne de caprino en España está registrando un incremento durante el presente año. Así, la suma del volumen de carne durante los primeros nueve meses del año lanza una producción total de 7.464 toneladas, lo que supone un incremento porcentual del 2,7% respecto a las 7.270 toneladas que se registraron en el mismo periodo del pasado año. Son datos oficiales publicados por la Encuesta de Sacrificio de Ganado, elaborada por los servicios estadísticos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

En el análisis por comunidades autónomas, las mayores producciones anuales se registran en Andalucía (2.809 toneladas) y Canarias (1.261 toneladas), con incrementos interanuales del 12,9% y 3,9%, respectivamente. Desciende la producción en la tercera región, que es el caso de Castilla-La Mancha, que baja un 24,1% en el último año para quedarse en 719 toneladas.

Este incremento en los nueve primeros meses del año se produce a pesar del mal comportamiento del mes de septiembre, en el que la producción se redujo un 6,1% en comparación con el mismo mes del pasado ejercicio. En términos absolutos, se ha pasado de 718 a 674 toneladas producidas en los respectivos meses de septiembre de 2017 y 2018.

Por lo que respecta al número de sacrificios, también se produjo un descenso en el mes de septiembre, con una caída del 7,3% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio. En el cómputo global de los nueve primeros meses del año, se ha pasado de 868.966 a 873.564 animales sacrificados en los mataderos españoles, lo que significa un aumento del 0,5%.

La producción de carne de ovino en España sufrió un espectacular descenso en el pasado mes de septiembre, según muestran los datos de la Encuesta de Sacrificio de Ganado, elaborada por los servicios estadísticos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Así, en el noveno mes del año, se produjeron en España un total de 7.472 toneladas de carne ovina, lo que significa un descenso porcentual del 13,4% en comparación con el mismo mes de 2017. Cuatro de las cinco principales comunidades autónomas en producción de carne de ovino han tenido significativas reducciones: Castilla y León (-19,5%), Cataluña (-22,5%), Castilla-La Mancha (-5,9%) y Murcia (-14,8%). Únicamente destaca como dato positivo el de Aragón, que ha logrado incrementar en un 20,3% su capacidad de producción en un año.

A pesar de este descenso en septiembre, lo cierto es que el balance global de los nueve primeros meses del año indica un incremento de la producción de carne de ovino en España. Así, en el periodo de enero a septiembre de 2017, la producción se situaba en 86.520 toneladas, mientras que en el mismo periodo del presente año se ha elevado hasta 89.348 toneladas.

Por lo que respecta al número de ovinos sacrificados en los mataderos españoles, la comparación entre septiembre de 20017 y diciembre de 2018 indica una reducción del 12,5%. En el caso del volumen total de sacrificio durante los nueve primeros meses del año, se ha producido un incremento del 2,4%.

Página 1 de 146

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder