Mostrando publicaciones por etiqueta: Cordero

La organización agraria UPA denuncia que sigue habiendo operaciones comerciales con entrada de corderos franceses a mataderos de Castilla y León “en plena crisis económica del sector”, lo que a pesar de reconocer que es legal, han tildado de “moralmente reprobable” por la superproducción que hay en la actualidad. UPA asegura que una empresa segoviana ha sacrificado en Valladolid alrededor de 800 corderos llegados de Francia.

La organización agraria ha recordado que la superproducción de corderos, cabritos y cochinillos que hay actualmente en la comunidad autónoma era la destinada a la Semana Santa y que no tiene salida debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19. “UPA lamenta que determinados industriales españoles en una situación tan delicada como la actual para los ganaderos de la comunidad autónoma sigan recogiendo animales en Francia y los meten en nuestro país mientras los productores de aquí se arruinan”, critica la organización.

Han calificado de “absolutamente insolidarias” estas actitudes ya que consideran que no contribuyen al bien común, sino al “meramente lucrativo”, y conllevan consecuencias “muy negativas” para el sector y el futuro de las zonas rurales.

 

Asaja de Castilla y León valora positivamente el anuncio del pasado viernes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, de establecer ayudas directas para los ganaderos de ovino y caprino, dada su situación crítica por la caída del consumo y, a consecuencia de ello, las cotizaciones de los corderos y cabritos. La organización agraria espera que el ministerio abra un periodo de consultas antes de publicar el real decreto que regulará estas ayudas, y que tenga en cuenta las opiniones de las organizaciones que representan a los afectados, de manera que el dinero que se destine a este fin compense de verdad a los profesionales por las pérdidas que les está ocasionando esta situación.

Asaja recuerda que el problema no solamente es que los lechazos y cabritos se estén vendiendo muy por debajo del coste, sino que en muchos casos permanecen en las explotaciones sin que exista la posibilidad de encontrar un comprador, incrementándose los costes de alimentación y perdiendo categoría comercial al pasarse de peso y de edad. Por eso, el anuncio que ha hecho el ministerio no satisface al sector, ya que da respuesta parcial al que vende, pero no da respuesta a quien no tiene comprador, para el que también habría que habilitar ayudas.

Asaja considera que el apoyo debería de destinarse únicamente a los ganaderos, y no a otros operadores que intervienen en la cadena, dando prioridad al ganadero profesional, y además debería elevarse el número de animales susceptibles de percibir ayuda por encima de los 70 que inicialmente propone el ministerio.

Por último, Asaja pide que la ayuda se tramite en el procedimiento integrado de solicitud única junto con las ayudas de la PAC, y que se abone el importe que corresponda tan pronto como la administración haga las comprobaciones oportunas.

Esta medida que propone el ministerio de Agricultura no debe de ser la única, y se ha de trabajar en promocionar el consumo del lechazo y cabrito en los hogares, y sobre todo acordar con las grandes cadenas de alimentación una oferta variada y atractiva de estas canales, así como no importar de países de dentro y fuera de la Unión Europea mientras haya aquí excedentes. Asaja considera muy grave que en momentos críticos como estos no haya una apuesta total por el producto nacional, y pide a las administraciones que ejerzan máximos controles en ese sentido.

La organización profesional agraria insiste en reclamar al Ministerio que reivindique en Bruselas la apertura del sistema de intervención para el ovino y caprino, dado que hasta ahora los responsables comunitarios solo contemplan este sistema de ayudas al almacenamiento para intermediarios para canales de vacuno “principalmente porque desconocen la importancia de la ganadería extensiva tiene en los países del sur”, apunta Asaja.

Por último, Asaja insiste en que las administraciones “están dejando fuera de cualquier cobertura al cochinillo, producción que se canalizaba casi íntegramente a restauración y que ahora mismo está totalmente bloqueada, porque ni siquiera está entrando en el canal de distribución normal, como supermercados y carnicerías”.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha iniciado una campaña de fomento del consumo de cordero y cabrito de la región entre la población, con el fin de incentivar sus ventas tras el cierre de la hostelería provocado por el coronavirus, uno de los principales canales de distribución de estos productos.

El consejero del área, Francisco Martínez Arroyo, ha explicado que se trata de un compromiso adoptado la semana pasada por el Ejecutivo castellano-manchego y por el propio presidente, Emiliano García-Page, y para lo cual se destinarán 100.000 euros, ha informado la Consejería en una nota de prensa.

El objetivo es “llegar directamente al consumo doméstico” y que los propios ciudadanos sean conscientes de que, con su gesto y la elección de estos productos en la cesta de la compra “contribuyen activamente” a apoyar la labor diaria de los ganaderos de extensivo, ha resaltado Martínez Arroyo.

El consejero también ha señalado que tanto el cordero como el cabrito de la región son “de excelente calidad” y están ligados “a la dieta más saludable del mundo”, como es la Dieta Mediterránea.

Asimismo, ha apuntado que el mantenimiento de la ganadería extensiva posibilita que se moldee el propio paisaje de la comunidad autónoma y fija población en el medio rural. 

Por ello, ha animado al consumo de productos “cercanos y sostenibles”, de alimentos “de calidad” que en Castilla-La Mancha cuenta con ejemplos como el cordero manchego, con una indicación geográfica protegida, o el cabrito blanco celtibérico, una raza autóctona en peligro de extinción.

De esta manera, ha recordado que ambos productos se encuentran en la distribución y también en internet, a través del comercio electrónico. 

Además de la campaña publicitaria en los medios de comunicación, se va a contar con la participación de los restauradores de la comunidad ‘Eurotoques Castilla-La Mancha’ y también se difundirán mensajes directos a la ciudadanía a través de redes sociales con las etiquetas ‘YoComproCorderoCLM’  y ‘YoComproCabritoCLM’. 

 

Las organizaciones agrarias llevan un par de semanas insistiendo en la necesidad de buscar una fórmula de almacenamiento privado para las producciones de pequeños rumiantes, que se han visto claramente perjudicadas por el cierre de la hostelería decretado por el estado de alarma. El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda, se ha reunió por videoconferencia con responsables de las consejerías de Agricultura de las comunidades autónomas, para analizar la situación del sector agrario ante el estado de alarma decretado para hacer frente a la crisis del Covid-19.  

Además de expresar la necesidad de redoblar esfuerzos para facilitar la tarea de agricultores y ganaderos, cooperativas, industria agroalimentaria y distribución, se refirió a las medidas solicitadas a la Comisión para ayudar a los sectores más afectados por el cierre de la restauración y las medidas de confinamiento.

En particular, el Ministerio ha pedido que se establezcan ayudas al almacenamiento privado y a la reducción voluntaria de la producción para el sector de la carne de ovino, y leche de oveja y cabra.

 

La cooperativa Harakai comprará los corderos que los ganaderos vascos produzcan durante esta temporada y que en el actual estado de crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus no se venden por el parón económico y los conservará para sacarlos al mercado cuando este se recupere. 

Harakai, empresa cooperativista agroganadera que aglutina a cerca de 620 productores de ovino, vacuno y porcino de Euskadi, ha firmado un acuerdo con la Fundación HAZI, dependiente del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, para dar una solución al mercado de los corderos. 

La cooperativa se compromete a adquirir los corderos manteniendo el precio de compra, fijado en unos seis euros el kilo para los ganaderos amparados en la marca Eusko Label.

El Gobierno Vasco ha explicado que "amparado en las modificaciones legislativas que la Comisión Europea permite" ante la crisis de la COVID-19, ofrece así una actuación coordinada y centralizada para dar respuesta a la necesidad de garantizar la rentabilidad y continuidad de estas explotaciones muy afectadas tras la caída del consumo en los sectores de la hostelería, restauración y catering. 

Harakai comercializa cada campaña 12.000 unidades de corderos y con este acuerdo se va a hacer cargo de unos 15.000 más de pastores que no están asociados. 

También Eroski colaborará con esta iniciativa y trasladará el producto final al consumidor. 

EA Group Sociedad Cooperativa y el Consejo Regulador de la IGP Cordero de Extremadura (Corderex) han lanzado la campaña ‘En Pascua comemos cordero’. Una iniciativa que surge a partir de la capacidad de adaptación del sector cooperativo del ovino de carne y en solidaridad con los millones de españoles que estos días permanecen en sus casas.

Esta campaña consiste en la venta a domicilio de medias canales y canales completas. Se traduce en el envío de 6 o 12 kilogramos de carne lista para su preparación en casa en diferentes formatos: pierna y paletilla enteras para horno, chuletas para prepararlas a la plancha o empanadas, y el resto en pequeñas porciones para estofado. El servicio es extensible a toda la España peninsular.

“Todo está parado, hibernado, pero el campo no para a fin de cumplir su obligación esencial y asumida de ofrecer productos sanos, naturales y saludables a toda la población de nuestra nación. Para aquellos que viven estos momentos excepcionales, esta campaña será como una brisa de aire fresco en la cara, al facilitar que la magnífica carne de los corderos del Suroeste de España pueda aportarles la energía y los valores propios de un producto que pasa del campo a la mesa”, ha destacado Juan Carlos Pozo, director de EA Group.

Y es que el sector ovino cooperativo trabaja estos días de confinamiento en nuevas alternativas de comercialización, para que la rueda del mercado de productos primarios, como la carne de cordero, siga adelante y llegue al consumidor. Por ese motivo, EA Group SC, cooperativa de segundo grado integrada por grupos de ganaderos de Extremadura y Andalucía, ha trabajado a fin de aportar a su estructura comercial la flexibilidad necesaria para —junto a la exportación— poder ofrecer un servicio de entrega a domicilio en todos los hogares de la España peninsular. Con esta iniciativa intenta poner en valor su producto estrella, el cordero recental, en unos momentos difíciles para todos.

 

CorSevilla, como muestra del compromiso con sus clientes, ha puesto en marcha la campaña #CorSevillatelolleva que incluye promociones y mejores condiciones en los envíos de sus productos durante estos días de confinamiento. De esta forma, la cooperativa de la Sierra Norte de Sevilla quiere contribuir al movimiento #yomequedoencasa, enviando sus quesos de cabra, carne de cordero cocinada y embutidos ibéricos, directamente a las casas de sus clientes.

Una de las acciones que ha puesto en marcha es la promoción en la tienda online de la carne de cordero cocinada. De esta forma, CorSevilla facilita el consumo de carne, un producto esencial en la dieta diaria de las familias. Los consumidores pueden hacer sus pedidos a través de la web www.corsevilla.es/productos y disfrutar de un 15% de descuento en platos de carne de cordero ya preparados para el consumo inmediato. Una forma fácil y rápida para consumir carne de cordero, natural y sostenible de la Sierra Norte de Sevilla, sin necesidad de salir de casa.

Por otra parte, la cooperativa se ha comprometido a llevar de forma gratuita todos sus productos a los domicilios de sus clientes de los siguientes municipios: Cazalla de la Sierra, Las Navas de la Concepción, Guadalcanal, El Pedroso, Constantina, La Puebla de los Infantes y Alanís. Aprovecharán los días de reparto de sus comerciales a los pueblos más cercanos para llevar a las casas de sus clientes los productos que pidan en la tienda online. Los pedidos para el resto de la provincia y Sevilla capital también se han rebajado, de 8 a 5 euros, y además también tienen descuentos en jamones y paletas (15%).

Desde CorSevilla se han extremado las medidas de prevención e higiene, con el objetivo de proteger la salud y seguridad de sus trabajadores y clientes en estos momentos de crisis sanitaria.

Por otra parte, desde la cooperativa también quieren hacer un llamamiento a los consumidores a que compren en los comercios locales y productos de proximidad, porque ante esta situación de incertidumbre, debemos colaborar con aquellos que tenemos cerca y que están dando lo mejor de sí para proveernos de alimentos y artículos de primera necesidad.

 

La organización agraria Asaja Ciudad Real advierte del intento de compras sin precios a los ganaderos de ovino y caprino a costa del estado de alarma decretado como consecuencia de la crisis sanitaria. La organización agraria asegura que es inasumible que ciertas industrias comprometan a los productores con no recogerles los corderos y los cabritos, forzando una bajada en los precios y desestabilizando al sector ganadero. “En concreto, algunas empresas estarían intentando hacer ver que existe un descenso del consumo, pero en absoluto justifica que los ganaderos tengan que entregar sus productos sin precios cerrados”, señala Asaja.

Una situación que crea mucho desconcierto entre los ganaderos y desequilibrios en el sector, que pueden llegar a amenazar la viabilidad de algunas explotaciones ganaderas de la provincia. Asaja insta a los productores a que no incurran en este tipo de operaciones, donde no existe un contrato por escrito entre las partes con los precios de la venta determinados.

Este tipo de problemas ya se han visualizado en otras zonas del territorio nacional, como ocurre en Castilla y León con la comercialización de los lechazos.

 

Los ganaderos de indicación geográfica protegida (IGP) Corderex y la denominación de origen (DO) Torta del Casar siguen desarrollando su trabajo durante el estado de alarma “aplicando estrictamente las normas de seguridad e higiene marcadas por el Ministerio de Sanidad” para garantizar el suministro de estos productos a la población.

Ambas coinciden en que la situación económica de cara a las campañas de Semana Santa y primavera es “preocupante” y han mostrado su confianza en que los responsables gubernamentales tomen medidas que amortigüen la caída de la actividad económica.

En nota de prensa, la IGP ha indicado que pese al periodo de incertidumbre y "las probables pérdidas que el sector afrontará los próximos meses", garantiza el suministro de carne de cordero certificada, tanto a nivel regional como nacional.

Al mismo tiempo, el Consejo Regulador de Torta del Casar ha asegurado, en un comunicado, que el producto “seguirá llegando a los puntos de venta con sus características usuales" y que sigue certificando la producción de queso amparado bajo las normas del Ministerio de Sanidad.

“Al ser productos básicos de alimentación, tanto la producción desde la dehesa como la transformación por parte de la industria y el transporte a los centros de consumo están asegurados”, ha expuesto IGP Corderex.

Así, ha pedido a los consumidores que tengan la “máxima tranquilidad” en cuanto a abastecimiento y seguridad sanitaria de la carne certificada pues “se ha demostrado que el coronavirus no afecta al ganado y los controles de sanidad y calidad de nuestras producciones se desarrollan con normalidad”, afirma el director técnico de la IGP, Raúl Muñiz.

Además, ha expuesto que los trabajos que no son imprescindibles y que requieren de más personal como las vacunaciones o algunos tratamientos preventivos de los animales “se están retrasando lo máximo posible hasta que finalice el estado de alarma”.

Por su parte, Torta del Casar ha dicho que “aunque los pedidos se han reducido mucho, no se han parado completamente y la distribución continúa funcionando” en esta época de pandemia por el Covid-19.

Según el director de la DOP, Javier Muñoz, una parte muy importante de la certificación y control del producto se basa en el autocontrol que realizan los propios operadores, "si bien se ha tenido que articular un procedimiento de verificación que implica menor presencia del personal técnico en las queserías”.

Por su parte, los suministradores de leche inscritos en la DOP, ganaderías y centros de recogida mantienen el envío de leche a las queserías inscritas que elaboran Torta del Casar, si bien de forma coordinada para prevenir un volumen que no puedan asumir dichas industrias queseras. 

Parte de la leche producida se trasformará en queso no amparado, o se destinará a venta fuera del sector transformador adscrito a la DOP, según ha señalado.

“Aquí no hay posibilidad de teletrabajo. Ni tampoco para los encargados de la recogida y trasporte de la leche, que recorren explotaciones y queserías todos los días”, ha señalado el presidente del Consejo Regulador, Ángel Pacheco.

Así, todos los trabajadores no esenciales han sido enviados a sus casas, y aquellos que deben estar presentes tanto para la elaboración diaria de quesos como para el control de los que están en cámaras, están cuidando "al máximo" las medidas implantadas por los servicios de prevención. 

 

Durante el 10 y 11 de marzo, Lleida acogió el Congreso de Productos Cárnicos y Elaborados, organizado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc). Un evento que supone una oportunidad inigualable de contactar con los principales representantes de sector de la carne para que así estén al día de todo lo que ofrece la industria.

Este fue el escenario elegido por la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y del Caprino (Interovic) para presentar a los profesionales las últimas novedades de productos de cuarta y quinta gama, como el asado fácil de entrecot o picaña de cordero, o ya en bandeja nuevos cortes como los filetes, tournedós, hamburguesas y churrasquitos. Además, la interprofesional aprovechó para recordar a los congregados en Lleida las propiedades sostenibles, medioambientales y de calidad del ovino y caprino. Un sector capaz de trasladar al mismo tiempo innovación, tradición y sostenibilidad a los consumidores del siglo XXI.

Además, todos los congresistas que se han acercado hasta el stand de Interovic recibieron un folleto explicativo sobre este alimento, con todo lo necesario para ser considerada la carne del futuro, junto con una libreta en la que se incluyen los valores de los cortes de lechal y cordero. Esto les dio la oportunidad de conocer más respecto a la campaña y los beneficios de este producto. Además, los asistentes pudieron disfrutar de la degustación de recetas en el propio congreso, como paquito de cordero, brochetas de cordero al curry y mini hamburguesas de cordero con cebolla caramelizada.

Esta acción forma parte de la campaña creada por Interovic para poner en valor su Programa Europeo y fomentar la recuperación del consumo de las carnes de ovino y caprino. Una iniciativa que cuenta con el apoyo de la Unión Europea y que representa la opción idónea para aquellos que buscan un producto con beneficios nutricionales y ventajas para el medioambiente.

 

Página 1 de 157

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder