Mostrando publicaciones por etiqueta: Estadísticas: censos, producciones

La Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) presentó en la última reunión sectorial de ovino de leche un informe sobre la estructura de la producción de la leche de oveja de España.

Uno de los aspectos más llamativos que se presentaron en la reunión fue el estudio de la estacionalidad de la producción de las granjas de ovino de leche en función de su volumen de producción. Así, las explotaciones que tienen menos de 20.000 litros vendidos al año concentran el 74% de su producción durante el primer semestre del año. En concreto, los meses de marzo, abril y junio acumulan hasta el 43% de la producción como media, por lo que habrá algunas explotaciones que incluso produzcan un mayor porcentaje de leche durante la primavera.

Esa situación de estacionalidad se va corrigiendo paulatinamente según avanza el estrato productivo de las explotaciones. Así, cuando se llega a las ganaderías que venden más de un millón de litros de leche, la leche que se vende durante el primer semestre del año es del 50%, por lo que se logra una homogeneización total a lo largo del año en la venta de leche de oveja.

 

EL BALANCE DEL AÑO SIGUE SIENDO LIGERAMENTE NEGATIVO

La producción de leche de oveja en España sigue aumentando un mes más, rompiendo definitivamente la tendencia a la baja que se había venido observando desde hace más de dos años. El mes de octubre ha venido a confirmar que los aumentos del volumen de leche entregada en las industrias, que se venían observando desde el mes de agosto, no son una situación transitoria, sino que el sector del ovino lechero español ha cambiado de rumbo y en un mes como ese, que supone uno de los momentos más bajos de la campaña, el incremento en la producción se acelera incluso respecto al mes anterior.

El informe de ‘Datos de las declaraciones obligatorias del sector lácteo ovino-caprino’, elaborado por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), recoge que en octubre pasado se produjeron en las explotaciones españolas un total de 30,31 millones de litros de leche de oveja, lo que significa un incremento del 3,0% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando los ganaderos entregaron 29,44 millones de litros.

En las comunidades autónomas de mayor producción, se registran unos aumentos de diferente calado durante ese tercer trimestre, ya que sube un 2,2% en Castilla y León y un 2,9% en Castilla-La Mancha.

A pesar de esos cambios en los últimos meses, las cuentas en la totalidad del año aún reflejan un descenso en la producción. Según estos datos oficiales del FEGA, en los primeros diez meses del presente año se han producido 453,35 millones de litros de leche de oveja, lo que representa una reducción del 1,5% frente a los 460,93 millones de litros que se habían entregado por parte de las explotaciones españolas en el mismo periodo de 2018. Las bajadas anuales se han cimentado en las zonas menos productoras, ya que las dos principales comunidades autónomas han bajado por debajo de la media, en concreto un 0,8% en Castilla y León y un 1,2% en Castilla-La Mancha, lo que significan que la producción se concentra y estas dos regiones incrementan su liderazgo en el sector a nivel nacional.

 

COBADU

 

La cooperativa Cobadu ha alcanzado una facturación anual de unos 332 millones de euros en 2018, lo que representa un incremento del 8 por ciento respecto al ejercicio anterior, a lo que se suma un aumento de socios hasta llegar a los 10.300.
Esos datos se han dado a conocer en las primeras juntas preparatorias celebradas en Ávila y en Fuentesaúco (Zamora) previas a la asamblea general de socios de la que es actualmente la mayor cooperativa de Castilla y León y la segunda mayor cooperativa agraria de primer grado de España.
Cobadu, que tiene su sede en Moraleja del Vino (Zamora), ha avanzado este miércoles en un comunicado, con motivo de la celebración de las primeras juntas preparatorias, los datos del ejercicio de 2018 que se aprobarán en la asamblea de delegados prevista el próximo 25 de junio.
Esos datos apuntan a un incremento del ocho por ciento en la facturación, lo que supondrá un nuevo récord en el volumen de negocio de la cooperativa.
Del mismo modo, han aumentado los socios, que a lo largo de 2017 alcanzaron por primera vez la cifra de los diez mil y que el año pasado llegaron a los 10.300.
Estos datos los han expuesto en las juntas preparatorias de la asamblea el director general de Cobadu, Rafael Sánchez Olea, y el director financiero, Fernando Antúnez.
Las juntas preparatorias se desarrollan en las distintas zonas en las que está implantada esta cooperativa que es principalmente de ámbito regional pero que también opera en la zona centro del país, en Extremadura y en Portugal.
En esas asambleas zonales previas a la general la cooperativa pone en conocimiento de todos los socios la evolución en sus actividades, las inversiones futuras, la situación de los distintos subsectores y el análisis económico del grupo.
En total, este año están previstas trece juntas preparatorias que se han iniciado en Ávila y que también se desarrollarán en distintos puntos de las provincias de Zamora y Salamanca y, por primera vez, una de ellas en Plasencia (Cáceres).
Las primeras juntas preparatorias se han celebrado este martes en Ávila y en Fuentesaúco, mientras que el jueves están programadas en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), Moraleja del Vino (Zamora) y el viernes en la localidad zamorana de Toro.
El próximo lunes tendrán lugar las reuniones en Plasencia y en la ciudad de Salamanca, el martes en las localidades salmantinas de Ciudad Rodrigo y Vitigudino y el miércoles de la próxima semana en los municipios zamoranos de Rabanales y Bermillo de Sayago.
La asamblea general de socios está previsto que se desarrolle el día 25 de junio en la capital zamorana.

El 23 % de las empresas dedicadas a la agricultura y ganadería prevé aumentar su plantilla a corto plazo, frente al 79 % que la mantendrá estable y el 1,9 % que estima que su evolución va a ser negativa.
Así de desprende del estudio difundido hoy por Iberinform, filial de Crédito y Caución, con datos extraídos de 300.000 entrevistas personalizadas a empresarios tanto del sector primario como de otras actividades económicas.
Los empresarios agropecuarios son los que tienen una visión con más dinamismo del empleo en 2019, seguidos de los del sector de la construcción (21 % prevé aumentar plantilla), servicios (16 %), transporte (14 %), industria (14 %) y energía (12 %).
Estos porcentajes sitúan la media para el conjunto empresarial español en el 16 %, un punto más que en 2018.
Para Iberinform, España sigue manteniendo unas previsiones muy por encima de la Unión Europea en el contexto global de desaceleración económica actual.
Sin embargo, precisa que esa media del 16 % de empresas (que no descarta contratar más trabajadores) supone un porcentaje muy inferior al 43 % de firmas que prevé registrar repuntes en su facturación, lo que supone que "el entorno de crecimiento de las ventas tiene un impacto positivo, pero no equivalente, en la creación de empleo". 

 

EL AÑO 2019 PARECE QUE VA A SER DISTINTO EN EL MERCADO ESPAÑOL DE LA LECHE DE OVEJA

El ejercicio 2019 ha comenzado con un dato bastante significativo por lo que se refiere a la producción de leche de oveja en España, que ha caído de forma muy importante, marcando un cambio de tendencia radical respecto a la trayectoria que había a comienzos del año pasado.

De hecho, en el primer trimestre de 2018 la producción crecía de forma sustancial, a un ritmo del 8%. Y fue a partir de abril cuando cambio la tendencia, y los recortes se fueron acumulando durante varios meses, aunque con un ritmo desigual, que tuvo en julio y agosto su pico más alto con unas caídas del 4,1%. No obstante, en el último trimestre los porcentajes de caída en la leche vendida por los ganaderos a las industrias parecían haberse atenuado, y en el mes de diciembre en concreto la producción fue prácticamente igual que la de diciembre de 2017.

Sin embargo, parece que la mala marcha de los precios tiene consecuencias y que los ajustes en las granjas se han acelerado en el comienzo de las nuevas lactaciones, a la vista de los datos del mes de enero, lo que lleva a pensar que el balance de 2019 para el mercado de leche de oveja español va a ser distinto al del año anterior.  

Hablando en litros, según los datos totales de las declaraciones de entregas de leche que recoge el FEGA, en el mes de enero del presente ejercicio se produjeron en España un total de 31,62 millones de litros de leche, frente a los 33,95 millones de litros entregados en enero de 2018. Es decir, que se han producido 2,3 millones de litros menos.

La caída ha sido más importante en Castilla-La Mancha y Madrid, aunque también ha tenido una repercusión muy significativa en Castilla y León.

Mañana, más detalles

 

 

LECHE 1

EL BALANCE DEL AÑO ARROJA UNA PRODUCCIÓN DE 4,6 MILLONES DE LITROS MENOS

DE ENERO A NOVIEMBRE DE 2018 SE HAN ORDEÑADO 484,1 MILLONES DE LITROS

La producción de leche de oveja sigue cayendo en España por octavo mes consecutivo, confirmando la tendencia bajista que empezó en abril de 2018 y que consolida el cambio de rumbo del sector. Aunque los descensos son todavía bastante suaves y no provocan ninguna reacción en el mercado.

Si se analiza el conjunto del año (enero-noviembre) la producción total ha bajado en unos 4,6 millones de litros con respecto al mismo periodo de 2017 (desde 488,7 millones de litros a 484,1 millones), lo que supone algo menos del 1%, por lo que apenas ha influido en la estrategia de las industrias.

Esa tendencia a la baja, no obstante, se ha ido incrementando en los últimos meses, lo que permite suponer que podría tener más efectos sobre el mercado una vez que empiece la nueva campaña.

En concreto, el conjunto del año presenta hasta noviembre un balance muy dispar, con un primer trimestre que se cerró con resultados al alza, que supusieron un aumento de la producción de 5,2 millones de litros respecto al primer trimestre de 2017. Desde marzo, sin embargo, se empezó a notar un cierto estancamiento, que se convirtió en una tendencia clara a la baja a partir del mes de mayo. Esa caída se ha ido reforzando después mes a mes, acumulando entre mayo y noviembre una reducción de la producción de unos 10 millones de litros, que apenas se notan porque todavía se arrastra el aumento de los primeros meses.

En el mes de noviembre, que marca habitualmente el punto de producción más baja cada año, se han entregado según los datos del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria) 25,177 millones de litros de leche, casi un millón menos que en el mismo mes de 2017, lo que supone una caída del 3,7% en el ritmo de producción.

LECHE OVEJA 3ª

 

EL SECTOR SE HUNDE EN COMUNIDADES COMO ARAGÓN O NAVARRA

La producción de leche de oveja en España continúa en claro retroceso un mes y la caída se ha acelerado en el mes de octubre, según los datos oficiales del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que sitúa en un -4,3% las entregas de leche por parte de los ganaderos, lo que supone el peor dato de todo el año y pone al descubierto que la crisis que sufre el sector no solo no remite, sino que se va acrecentando mes a mes.

En total, según el ‘Informe de las declaraciones obligatorias del sector lácteo ovino-caprino’, en España se produjeron en octubre pasado un total de 37,78 millones de litros de leche de cabra. En comparación con los 29,2 millones de litros de leche de oveja, frente a los 30,5 millones del mismo mes de 2017, lo que significa que las ventas de leche han caído en más de 1,31 millones de litros, que suponen un 4,3% de recorte, el porcentaje más alto de todo el año. El dato, por si era necesario, pone de manifiesto la grave crisis que viven las explotaciones y consolida agravándola una tendencia que viene manteniéndose desde el pasado mes de abril.

Entre las dos principales zonas de producción, la comunidad donde más se ha acusado el recorte ha sido la de Castilla y León, con una caída en los ordeños de 405.000 litros (-2,5%), desde 16,4 millones de litros en octubre de 2017 a sólo 15,98 millones en el mismo mes de este año 2018; aunque, porcentualmente las caídas más importantes son las que se han dado en las granjas de Castilla-La Mancha, que han pasado de 10,82 millones de litros a solo 10,5 millones en el mismo periodo, con un descenso de 317.000 litros (-3,1%).

Y fuera de estas comunidades, la situación es aún peor, habiendo comunidades donde los descensos de la producción son porcentualmente muy superiores, como es el caso de Aragón, donde ha caído casi un 50% el volumen de leche ordeñada en solo un año (150.000 litros menos), o también Navarra, donde el descenso de la producción de leche de oveja entre octubre de 2017 y octubre de 2018 ha sido de casi un 25%.

Lo que ya parece claro en cualquier caso, después de medio año de caída ininterrumpida de las producciones, es que existe una tendencia clara al desmantelamiento de su potencial productivo, acelerando los reajustes y abriendo una incertidumbre importante de cara al futuro.

Carne de cordero chuletillas

 

EL GASTO TOTAL DE LOS HOGARES ESPAÑOLES EN CARNE DE OVINO Y CAPRINO EN EL ÚLTIMO AÑO FUE DE 729,2 MILLONES DE EUROS

El presupuesto que destinan las familias españolas a alimentos como huevos, carne y leche sigue creciendo, mientras que el que se refiere a la compra de pan mantiene su tendencia a la baja. Así se desprende del último informe del Panel de consumo alimentario elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que analiza el año móvil de septiembre de 2017 a agosto del 2018.

En el caso de la carne, el consumo general ha bajado un 1,4%, hasta los 2.144 toneladas, mientras que el presupuesto que se destina a adquirirla sube un 1,2 %. En general, cada español consume una media de 46,9 kilos de carne al año, fundamentalmente pollo (12,81 kilos), transformada (11,6) y cerdo (10,10), mientras que de ovino-caprino apenas se comen 1,43 kg.

La carne transformada es la única que sube en volumen de ventas (+1,5 %), mientras que caen las cantidades de carne de vacuno (-4,3 %), pollo (-1,5 %), conejo (-10,7 %), ovino (-5,7 %), cerdo (-0,3 %) y congelada (-4,1 %). Esta caída supone, en el caso del ovino-caprino, que en el último año (de septiembre'17 a agosto'18) ha descendido el consumo a nivel nacional en unos 4 millones de kilos (desde 69,41 millones de kilos hasta 65,45 millones)  

Si lo que se valora es el gasto, la caída de la compra de carne de ovino-caprino en agosto de 2018 fue del 1,5% respecto al mismo mes del año anterior, lo que significa que el precio medio pagado por los consumidores fue más alto que un año antes. En concreto, se había pasado de 10,67 euros/kg de media en el periodo 2016/17 a 11,14 euros/kg de media en el periodo 2017/18.

El resultado de combinar ese consumo con esos precios, es que el gasto total de los hogares españoles en carne de ovino y caprino en el último año fue de 729,2 millones de euros, frente a los 740,6 millones que se habían gastado entre agosto de 2016 y agosto de 2017.

 

EN AGOSTO SE HAN ENTREGADO 1,45 MILLONES DE LECHE DE OVEJA MENOS

La producción de leche de oveja en España sigue cayendo por quinto mes consecutivo y el ritmo se acelera. El panorama ha cambiado de forma radical, aunque no parece que todavía sea suficiente para que el mercado reaccione y cambie de rumbo, haciendo que los precios empiecen a aumentar, que es lo que realmente esperan los ganaderos. De hecho, la situación es más bien la contraria y, paradójicamente, aunque hay menos leche a la venta los precios han experimentado en agosto la mayor caída del año.CASI ovinnova 27

El descenso de la producción en agosto ha sido de 1,5 millones de litros en el conjunto de España, desde 44,3 millones de litros en agosto de 2017 a 42,9 millones de litros en agosto de 2018 (-4,1%), según los datos del FEGA.

Entre las cinco principales zonas de producción, la comunidad donde más se ha acusado el recorte de las entregas de leche a las industrias ha sido  Castilla y León, con una caída en los ordeños de 780.000 litros, lo que indica que el sector en esta región, después de meses de contención, ha iniciado un desmantelamiento importante de su potencial productivo, acelerando los reajustes y abriendo una incertidumbre importante de cara al futuro.

ovinnova 9

En Castilla-La Mancha, que durante los meses anteriores había sido la comunidad con mayores abandonos de producción, en agosto la caída se ha ralentizado hasta poco más de 200.000 litros, que sigue siendo importante (-1,6%), pero suaviza el ritmo de los meses anteriores.

Porcentualmente, las trescomunidades donde las caídas de la producción han sido más significativas son las de Madrid (de 1,19 millones de litros en 2017 a 1 millón de litros en 2018), Cataluña (de 267.000  litros en 2017 a 66.000 litros en 2018), Navarra (de 786.000 litros en 2017 a 699.000 litros en 2018). La única en que ha subido es Extremadura (de 899.000 litros en 2017 a 946.000 litros en 2018)

LOS PRECIOS SIGUEN HUNDIÉNDOSE.- Las liquidaciones de la leche a los ganaderos no han mejorado nada en el mes de agosto, pese a las caídas continuadas de la producción. Al contrario, los precios pagados cayeron el 7% respecto al mismo mes de 2017, marcando el peor momento del año, pese a que la reducción de la producción ha sido continua.

 

LA PRODUCCIÓN CAE EL 11% EN CASTILLA-LA MANCHA Y UN 7% EN CASTILLA Y LEÓN

La producción de leche de oveja en España durante el mes de junio, que es el que marca el punto de inflexión en la campaña, ha sufrido un recorte importante de casi un 3% con respecto a los datos del mismo mes de 2017, según datos del FEGA. Esto supone que se han entregado 2.320.000 litros menos que en junio del año anterior, acelerándose así el ritmo de caída en la producción, que lleva ya tras meses a la baja con porcentajes cada vez más altos.OVINO 18-LOS FRANCOS ORDEÑO Foto 1 web

Parece claro, por tanto, que el sector ha cambiado de tendencia y que los bajos precios que perciben los ganaderos empiezan a hacer mella y les obligan a cambiar sus estrategias productivas después de más de dos años de aguante. De hecho, la comunidad donde más se ha acusado ese recorte de la producción ha sido la de Castilla-La Mancha, que es donde el mercado ha andado más revuelto en los últimos meses, con granjas a las que se ha dejado incluso de recoger leche y una presión a la baja constante en los precios. En esta comunidad se han dejado de ordeñar en junio casi 1.650.000 litros con respecto a junio de 2017, que es una caída del 11%. Y el dato resulta más elocuente porque en esta región el aumento de la producción había sido constante desde hace cuatro años, sin que pareciera que los problemas de precios influyeran en las decisiones de los ganaderos. En Castilla y Léon, que es la zona con mayor producción a nivel nacional, la situación en junio ha sido más estable y la producción apenas ha caído en 600.000 litros, una cifra significativa pero que sólo supone el 1,7% de recorte.

Página 1 de 6

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder