interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Carne Gastronomía

Lechazo churro

El presidente provincial de Asaja en Burgos, Esteban Martínez, ha denunciado este miércoles el "fraude" que se comete cuando en los mercados y grandes superficies se vende como autóctono el lechazo que viene de fuera de España.
Martínez ha asegurado que este producto ha entrado en España "sin control sanitario, o al menos sin las exigencias sanitarias que se piden a los ganaderos de la provincia".
Martínez, en la presentación de la 'Fiesta reivindicativa del lechazo', ha pedido que se reconozca la "calidad de lechazo de la provincia y que haya un etiquetado claro" para que el consumidor conozca que el lechazo que compra realmente el que nace y se cría en la provincia.
Para los ganaderos de Burgos, "las medidas que se exigen son muy estrictas", algo que desde Asaja entienden pero exigen que sean iguales para los productos que llegan de fuera.
Por esta razón, desde Asaja, quieren seguir luchando por "unos etiquetados claros"; algo que ya han conseguido en el mercado de la leche, que desde inicios de este año se conoce claramente su procedencia.
Asimismo, el presidente provincial de Asaja ha afirmado que el sector ovino vive con altibajos principalmente porque "es el peor pagado" y ha añadido que ni los precios de la leche ni de la carne "están suficientemente compensados para lo que exige y requiere esta actividad"
Por ello, ha advertido que las explotaciones están cerrando, pero el número de cabezas no desciende, lo que supone que la tendencia es a la instalación de grandes granjas y no a las explotaciones pequeñas porque "la actividad (de estas) no es rentable".
Martínez ha reclamado qué es obligación de todas las administraciones, especialmente el Gobierno central, establecer "los criterios de etiquetado correctos para no llamar engaño al consumidor".
La Fiesta del cordero y el lechazo de Burgos se celebrará en la localidad de Fresno de Río Tirón con la intención de que sea una cita reivindicativa, donde el año pasado se concentraron más de 400 personas. 

Miércoles, 11 Septiembre 2019 18:40

LA LEYENDA NEGRA DE LA CARNE ROJA

José María Bello 03 

Jose Maria Bello Dronda. Doctor en Veterinaria

 Una visión objetiva ante la desinformación generalizada actual sobre la carne

En los últimos tiempos, varios mensajes negativos han calado ( y se continúan lanzando constantemente en la actualidad) en la opinión pública acerca de la carne en general y de la carne roja (carne de animales mamíferos excepto la de conejo, por lo tanto la carne de aves está excluida) en particular: la carne es cancerígena, la carne contiene hormonas y antibióticos, existe un sistemático maltrato para con los animales productores de carne, la producción de carne no es sostenible y está agotando los recursos del planeta… y un largo etcétera.

Si bien es cierto que estos mensajes se sustentan en determinadas evidencias, no lo es menos que dichas evidencias se han descontextualizado, se han magnificado y se han manipulado a conciencia y seguramente también a conveniencia. Las verdades a medias resultantes de este “despiece y envasado” de la realidad siempre encuentran comprador en el mercado de la noticia bienintencionada realizada con ánimo de informar, aunque carente de rigor, y por supuesto, en el rastro de la noticia sensacionalista.

Es cierto que los grupos animalistas han contribuido a la implantación de determinadas mejoras en el bienestar de los animales de granja gracias a su presión sobre los medios en los que siempre encuentran eco y a la presión de estos sobre los legisladores de turno. Sin ánimo de evaluar en este escrito si las medidas legisladas en materia de bienestar animal responden realmente a una mejora de las condiciones de los animales de granja o bien van más encaminadas a aplacar las conciencias de los legisladores y a otorgar concesiones a estos grupos, lo cierto es que la percepción y la opinión del consumidor sobre la industria de la carne y de la producción animal deja bastante que desear. Hemos conseguido el mundo al revés: quien respeta la Ley y provee a la sociedad de alimentos saludables y asequibles y quien más ha arriesgado y ha invertido para mejorar el bienestar de sus animales, es considerado el villano, siendo el héroe aquel que, a menudo basado en la nula experiencia de lo que supone criar animales y en la escasa certidumbre científica, pretende imponer sus tesis y sus creencias al resto de la sociedad mediante el quebrantamiento sistemático del respeto a las personas y a las demás ideas.Es sorprendente el silencio de la industria cárnica, que calla dando la sensación de que también otorga, ante lo que hemos denominado, de forma pedagógica y metafórica, la “Leyenda Negra de la carne roja” que se cierne sobre la carne en general, así como sobre los productores, comercializadores y agentes implicados. Podríamos definirla como aquellas afirmaciones basadas “a priori” en sólidos argumentos emitidos por organismos reconocidos que se pueden resumir en dos: “la carne es perjudicial para la salud” y “la producción de carne produce el deterioro del planeta por el agotamiento de sus recursos”.

Respecto a la primera afirmación, en octubre de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un informe en  el  que  afirmaba  que  la  carne  procesada es  cancerígena  para  los  seres  humanos (y  la encuadraba en el grupo 1 de las categorías según su nivel de carcinogenicidad, calificándola de “causa segura”, al mismo nivel que el tabaco) y que la carne roja es “probablemente” cancerígena (y la calificaba como categoría 2 A ya que no se pueden descartar otras explicaciones a las observaciones realizadas y existe alto riesgo de sesgo metodológico).  Los resultados de este informe fueron publicados por los medios de comunicación provocando una gran alarma social y una disminución del consumo de carne por parte de la población.

Profundizando en el informe, la IARC sugiere a la ciudadanía que modere el consumo de carne, pero no que la deje de consumir, reconociendo que es una insustituible fuente de nutrientes, como las proteínas (que además tienen un alto valor biológico) y que dichos nutrientes son más biodisponibles que los aportados por las fuentes vegetales (como la vitamina B12, el hierro y el zinc y las propias proteínas). ¿Y cómo es posible que algo tan positivo sea perjudicial para las personas?  Los efectos dañinos vendrían dados por el impacto en la salud cardiovascular de sustancias que se encuentran en ella de forma natural (ácidos grasos saturados, colesterol) y su probable carcinogenicidad estaría asociada a compuestos que son añadidos para su conservación (sal o nitritos). Además, el riesgo de padecimiento de cáncer colorrectal tendría como causas más importantes    las sustancias que se generan tras el cocinado, como son las aminas heterocíclicas, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (que se producen también en el cocinado de otras carnes y alimentos que no han sido estudiados en el informe) y las nitrosaminas (compuestos que se generan tras la adición de nitratos y nitritos a los alimentos como conservantes, moléculas éstas que también se añaden a pescados en conserva y que también pueden ser ingeridos por las personas a través del agua o de las hortalizas).

Dentro de los 800 estudios que alimentan las conclusiones del informe, destacan los epidemiológicos, que establecen una relación dosis-respuesta entre el consumo de carne y la probabilidad de padecer cáncer. De este modo, el informe afirma que la probabilidad de padecer cáncer colorrectal (el tercero en importancia, según la OMS, tras el de pulmón y el de hígado) por consumo de carne procesada sería de un 18% con un consumo de 50 gramos diarios y en el caso de la carne roja de un 17% por consumos superiores a 100 gramos diarios, siempre que se demostrase que la carne roja produce cáncer (¿cuántos estudios más, aparte de estos 800, harán falta hasta que se demuestre?). A este respecto, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) publicaba en 2016 que el consumo en España de carne procesada es de 56 gramos por habitante y día (aunque según se afirma, no hay muchos datos disponibles al respecto), y en el caso de la carne roja, de 65 gramos, muy lejos de las recomendaciones del propio informe de la IATC que tasa el consumo máximo recomendado en 200 gramos de carne roja por persona y día.Lechazos carne

Por otra parte, Nutrimedia, que es un proyecto del Observatorio de la Comunicación Científica de la Universidad Pompeu Fabra ha analizado el grado de confianza de determinados estudios científicos en base a la consistencia de sus resultados y el riesgo de sesgo. De este modo, en un metaanálisis de cuatro estudios (los únicos disponibles en la bibliografía científica) que implicaban a 1794 individuos y 1271 casos, se concluía que la afirmación de que los patrones alimentarios en base a alimentos vegetales son más saludables que aquellos en los que predomina la carne se sustentaba en estudios con un nivel de confianza “muy bajo”, debido, precisamente,   al riesgo de sesgo y a la inconsistencia de los resultados. La misma entidad consideraba que los estudios disponibles sobre la relación entre el consumo de carne roja y el padecimiento de cáncer colorrectal (25 estudios con 22.286 casos) arrojaban un grado de confianza “bajo”. La confianza de los estudios disponibles (18, con 20.283 casos) sobre la relación entre consumo de carne procesada y cáncer era evaluada como “moderada”.

Hablando de dietas saludables, la Food Standars Agency daba unas recomendaciones en 2007 que cifraban en 150 gramos por día en consumo de fuentes proteicas animales y vegetales (más o menos un 12% de la dieta, completándose con un 8% de grasas y azucares, un 15% de lácteos, un 33% de hidratos de carbono y un 33% de frutas y verduras). Similar recomendación hace en 2019 The Lancet Comission que cifra en 30 gramos por día el consumo de carne roja con unas proporciones del resto de alimentos similares a las anteriores.

Llama poderosamente la atención que el jamón serrano, que se encuentra incluido en numerosas dietas de prestigiosos nutricionistas por el perfil de ácidos grasos de su grasa, sea considerado como dañino para la salud por ser una carne procesada. Es también bastante chocante el caso de la carne de cordero, que con un consumo de menos de 1.7 kg por habitante y año, se considera poco apropiado para otros muchos dietistas en base también al perfil de su grasa, utilizando en sus tablas de composición nutricional, datos de corderos británicos de más peso, ignorando los estudios científicos que demuestran la salubridad del cordero español (silenciado también, por cierto, por la mayor parte de la prensa, más pendiente en destacar los aspectos negativos que los positivos).

Se habla, y creo que, con bastante acierto, de las bondades de la dieta mediterránea como un modelo de alimentación saludable, afirmación corroborada por el hecho de que la esperanza de vida, por ejemplo, en España, es una de las mayores del mundo. Sin embargo, países como Nueva Zelanda, Australia, Hong-Kong y Luxemburgo (cuyas cifras de esperanza de vida y de mortalidad infantil no serán malas) se acercan o superan los 100 Kg de carne por habitante y año, y en algunos casos llegan a los 120 Kg. No sería justo decir que esos buenos indicadores de salud en esos países son gracias al alto consumo de carne, sin embargo, aceptamos con toda naturalidad el que nos sugieran repetidamente que la carne es insana en base a una evidencia de sentido común: que el exceso (como todo en la vida) de carne es perjudicial.

A nadie se nos escapa que los vegetales y las frutas son altamente saludables e insustituibles. Tampoco el hecho de que la carne, base de la dieta humana desde el principio de los tiempos, ha sido una compañera de caminos inseparable en nuestra trayectoria biológica y que , a pesar de todo, todos los excesos son malos y generan un riesgo. El sentido común ya nos lo decía mucho antes que la OMS. A pesar de que fueron estudios científicos los que en su día tacharon de insalubres al pescado azul y al aceite de oliva (nadie duda hoy de que, lejos de ser perjudiciales para la salud, son todo lo contario), bienvenidos sean los mensajes de moderación (también suscritos por el Fondo Mundial para la Investigación contra el Cáncer, WRCF, que tasa en 300 gramos el límite máximo de consumo de carne por semana, o por, AECOSAN que recomienda la carne dos veces semanales). Así las cosas, es inevitable pensar en las conclusiones que se emitirán cuando se investigue el efecto de la polución, del confinamiento de la población en grandes ciudades, de los campos magnéticos, de las ondas wifi o de las que permiten la telefonía móvil en nuestra salud. ¿Se nos harán también recomendaciones o incluso limitaciones de uso? ¿Se prohibirán como el tabaco?

En cuanto a la segunda afirmación que apuntala los argumentos desfavorables a la carne roja como uno de los agentes más importantes causantes del calentamiento global, tenemos que hacer forzosa referencia al informe emitido por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, dependiente de la FAO) en 2006 y titulado “La larga sombra del Ganado”. En dicho informe se afirmaba que el ganado era el responsable de nada menos que un 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), más que todos los medios de transporte juntos. La atención mediática de esta información que apareció en la mayor parte de los medios especializados y no especializados, proyectó, precisamente, una larga sombra de duda y de desconfianza en el consumidor de cara a los profesionales de la producción animal y a la carne roja en particular.

Han tenido que pasar 12 años para que las aguas de la realidad, de la verdad y del sentido común volvieran al cauce del que nunca debieron salir. De este modo, el “Informe Steinfeld (Steinfeld y Mottet, septiembre de 2018)”, también emitido por la FAO, saca a la luz el error metodológico por el que se utilizaron dos criterios de cálculo distintos para el trasporte y para el ganado, dejando el impacto de éste en un 5% (2.3 gigatoneladas de equivalentes de CO2 por año) contra un 14% atribuible al trasporte (6.9 gigatoneladas), en ambos casos referidos a emisiones directas (lamentablemente el eco mediático de esta información, verdadera,   ha sido ínfimo en comparación con la previa ,falsa a todas luces según los mismos autores)  . La afirmación del propio informe de que en torno a 800 millones de personas sufren hambre y malnutrición y que más de 767 millones de seres humanos viven en condiciones de extrema pobreza (más o menos el 50% de ellos se dedican a labores relacionadas con el ganado), pone de manifiesto el papel esencial de los alimentos de origen animal como potenciales paliativos de esta situación. Se afirma asimismo que la mala prensa generada durante tanto tiempo en torno al ganado ha podido condicionar negativamente posibilidades de inversiones para planes de su desarrollo pudiendo haber incrementado considerablemente la inseguridad alimentaria en los citados entornos y, por cierto, limitando las posibles soluciones a esas situaciones incompatibles con la dignidad humana.

En agosto de 2019, el IPCC publica un nuevo informe, también aireado por la prensa, en cuyos titulares se anuncia que hay que reducir el consumo de carne para frenar el cambio climático, con más o menos matices. En el “Summary for Policymakers” del informe (es un resumen para responsables de las políticas en el que se describe la situación actual de emisiones, suelos, cambio del clima, cultivos, las estrategias de mitigación, las políticas para llevarlo a cabo y las acciones a corto plazo) de 41 folios aparece solo un par de  veces la palabra “carne”, si bien es cierto que de forma genérica se alude a los “cambios en las tendencias de consumo” como una de las estrategias de mitigación, entre muchas otras. Además, en el resumen del documento aparece varias veces el hecho de que los desperdicios de alimentos suponen un 25-30% de la comida producida y que su eliminación total o parcial supondría una reducción en emisiones semejante a las emisiones directas de toda la ganadería. Pero esto tampoco se destaca en la prensa, al menos de manera relevante y, ni mucho menos en la misma medida.

Por el contrario, el documento habla de la necesidad de nuevas tecnologías que mejoren la eficiencia y la productividad en la agricultura (incluyendo la ganadería lógicamente) como elementos imprescindibles para hacer frente a los nuevos retos planteados ante la configuración de la sociedad mundial en 2050. Es lógico pensar que, en un escenario de cerca de 10.000 millones de habitantes, con un aumento de población viviendo en ciudades que se tasa en un

50% a un 70% respecto al actual, con una clase media de más de 3.000 millones de personas y con una demanda de proteína incrementada en un 70%, habrá que ser más eficientes y habrá que contar, por supuesto, con toda la cadena de valor de los productos cárnicos (desde el ganadero hasta la distribución) para afrontar este reto.

En relación con la disminución del consumo de carne, se alzan varias voces disonantes. Por ejemplo, la Universidad de Giessen (Alemania) publica un estudio en 2019 sobre los efectos globales de una nutrición puramente vegetal y sus consecuencias económicas, medioambientales y de nutrición mundial.  El documento afirma que la reducción del consumo de carne en la UE tendría mínimas consecuencias sobre el uso mundial de tierra y en las emisiones mundiales. Cuantifica además la pérdida de bienestar humano y la cifra en 8.000 millones de dólares si se redujera el consumo de carne un 50%.

Por otra parte, la Universidad de Davis (California) afirma que la renuncia a la carne no salvará el clima. Se basa en el hecho de que, según el estudio, si todos los estadounidenses eliminaran completamente la proteína animal de sus dietas, la reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirían solo un 2.6% en Estados Unidos.

Desconozco sinceramente si la superficie cultivable actual del planeta sería capaz de satisfacer los desafíos antes mencionados solamente con vegetales. No debemos dejar pasar el hecho de que la población vegetariana ha crecido un 25% en 6 años, y la vegana un 257% . La tecnología actual,  además, pone en el panel de las posibles soluciones la “carne artificial”  o “carne cultivada”, mediante el crecimiento en laboratorio de células madre (de momento extraídas a partir de suero fetal de bovino, aunque se han hecho ya experiencias con otras especies), con adición de grasas para darle sabor y cultivada con la ayuda de antibióticos para prevenir la contaminación microbiana (absolutamente prohibido en la Unión Europea). Es cierto también que esta carne consumiría un 55% de la energía y emitiría un 4% de gases de efecto invernadero utilizando solo un 1% del terreno, todo en relación con la carne convencional producida actualmente.

El consumidor debería tener en cuenta la huella ambiental que producen los alimentos que va a consumir, pero con rigor y con una información veraz. Sería bueno que fuera consciente de que el oficio de productor de alimentos debería ser reconocido como se merece. Debería valorar la labor medioambiental y social de los agricultores y ganaderos que evitan la despoblación del mundo rural y que cuidan del entorno (eso también es sostenibilidad) asegurando su futuro económico, social y medioambiental. Deberían valorar la ganadería extensiva como elemento favorecedor de la polinización y la biodiversidad, de la prevención de incendios evitando la desertificación y acidificación del suelo, de utilizar alimentos que de ninguna forma podrían ser utilizados por el hombre ni por los monogástricos, también de ser uno de los agentes más eficientes en el mantenimiento de la materia orgánica del suelo, uno de los mayores problemas, por cierto, que tiene planteada la ecología universal, según afirma , entre otros, Allan Savory, el padre del pastoralismo holístico (no en vano, el ovino ha sido reconocido en la UE como alimento sostenible, pero de esto tampoco se habla).

Todo ello sin desdeñar ni menospreciar a la ganadería intensiva. No solamente ha puesto a disposición del consumidor alimentos saludables y seguros (con cotas de seguridad alimentaria sin parangón) sino asequibles a los bolsillos más humildes (no olvidemos que las proteínas más baratas, incluidas las vegetales, los lácteos y el pescado, son las de cerdo y pollo). Ha conseguido avances tecnológicos que contribuyen definitivamente a la eficiencia demandada por los expertos en cambio climático, con gran protagonismo, por cierto, de las empresas de alimentación animal, tan denostadas y menoscabadas y que, además, son claros impulsores desde hace decenios de la economía circular (uno de los pilares de la sostenibilidad actual) por la utilización de subproductos agrícolas para la alimentación del ganado. Como ejemplos, entre otros muchos, podemos citar el ahorro de un 26% de alimento para producir un kilo de pollo (desde 1980 a la actualidad) o el ahorro de nitrógeno para la producción de leche en base a dietas basadas en aminoácidos. Como no podía ser de otra manera, la industria de la producción animal lleva años preparándose para los desafíos antes aludidos: la nutrición de precisión, las tecnologías bioanalíticas, la investigación y modelización de los sistemas digestivos y metabólicos de los animales de producción, la innovación en el reparto de alimento en granja, el conocimiento de la salud intestinal, la bioseguridad y su papel en el ahorro de antibióticos, la tecnología  de  fabricación  de  vacunas  con  el  mismo  objetivo,  la  exploración  de  nuevos ingredientes, las proteínas alternativas y la irrupción en la alimentación animal de los conceptos de sostenibilidad son claros ejemplos de ello.

Tampoco debemos olvidar que la sostenibilidad no contempla solo el aspecto medioambiental. Existe también la sostenibilidad económica, necesaria para la salvaguarda de la renta de las personas que trabajan produciendo alimentos. Existe asimismo la sostenibilidad social que cuida aspectos como el bienestar vital de esas personas, de su dignidad,  felicidad y realización personal en su profesión, así como del acceso de las mujeres que trabajan en el mundo rural a unas condiciones de vida dignas y a un reconocimiento que sin duda merecen y que hasta ahora no han tenido.

 Los que luchamos por un universo verde, los que amamos los animales, tanto que hemos dedicado la vida entera a su estudio, a su salud y a su bienestar, queremos veracidad y certidumbre y un ciudadano y consumidor bien informado. Sin leyendas negras ni tampoco rosadas. Dejemos que la carne siga siendo, sencillamente roja.

 

INTEROVIC CHINA 1

Tomás Rodríguez, director de la Organización Interprofesional del Ovino y el Caprino de Carne (Interovic), destaca en esta entrevista con OVIESPAÑA, las campañas de promoción del consumo que se están realizando desde esta entidad, apostando por nuevos cortes en el mercado interno y buscando nuevos nichos de mercado en la exportación para un cordero de calidad como el español, especialmente en el caso de los países asiáticos.

OVIESPAÑA.- Interovic continúa en la aplicación de la segunda Extensión de Norma del sector. ¿Se están cumpliendo los objetivos que se marcaban al principio?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Estamos bastantes satisfechos con nuestra segunda Extensión de Norma, porque el nivel de cumplimiento de los objetivos que nos habíamos marcado es amplio. Además, gracias a las campañas europeas, hemos conseguido multiplicar por cuatro los fondos que hemos generado. Básicamente, nuestros objetivos son la promoción del consumo de cordero, lechal y cabrito, además de apostar por la investigación y el desarrollo (I+D) en diferentes ámbitos que hemos trabajado, como con los mataderos, aspectos nutricionales, bienestar animal, reducción de medicamentos… diferentes temas de interés general para que el sector pueda adaptarse a las nuevas circunstancias.

OVIESPAÑA-´A pesar de todos esos esfuerzos, el consumo nacional no remonta… ¿Es quizá esa caída del consumo interno el principal problema del ovino de carne en España? ¿Qué iniciativas lleva a cabo Interovic para paliar esta situación, tanto con los consumidores de forma directa como a través de distribución y restaurantes?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Sin duda, la caída del consumo interno es el mayor problema que tenemos. Nosotros seguimos con las campañas de promoción y sensibilización. Aunque para nuestro sector son campañas muy grandes con presupuestos de dos millones de euros, debemos tener claro que es difícil cambiar las tendencias de consumo de la sociedad. Además, son campañas enfocadas a conseguir objetivos a largo plazo. Aunque los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura hablan de descensos en el consumo, lo cierto es que nuestros estudios de percepción de consumo dicen que mantenemos el consumo en los últimos años, y que incluso hemos mejorado respecto al primer estudio que realizamos en el año 2013. A pesar de todo, lo cierto es que debemos fomentar el consumo, porque es el motor de nuestras producciones.

OVIESPAÑA.- En este sentido, recientemente han celebrado el Día del Cordero. ¿Cuál es el balance de esa iniciativa para promover el consumo?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Estamos muy contentos con los resultados. Es el segundo año y estamos observando que se está cumpliendo nuestro objetivo, que es provocar y generar nuevas ocasiones de consumo, aprovechando la festividad de San Juan, que tiene una gran implantación en muchas zonas de la geografía española. Hemos aumentado la comercialización en este Día del Cordero y hemos obtenido más repercusión en los medios. El ‘paquito’, que es el bocadillo de cordero que hemos lanzado, ha sido un éxito de difusión y consumo en Madrid.

OVIESPAÑA.- Además del trabajo en España, Interovic mantiene una presencia activa en distintas ferias y encuentros a nivel internacional. ¿Con qué objetivo?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Nuestro objetivo es buscar nuevos consumidores. Somos conscientes de que en España es muy complicado aumentar el consumo, por lo que estamos buscando nuevos consumidores en mercados exteriores. Sabemos que los mercados árabes son los principales consumidores de cordero del mundo y además hay otros países que van a abrir sus fronteras dentro de muy poco tiempo. Son los ejemplos de China, que tiene un potencial tremendo, o Singapur, que es un país pequeño, pero tienen un consumo de alto poder adquisitivo y es la puerta de entrada para otros mercados.

OVIESPAÑA.- ¿Es la exportación la solución para los problemas de consumo en España?INTEROVIC CHINA 2

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Es un aspecto muy importante, pero no debemos olvidar que la solución está en los dos mercados. Seguimos haciendo un esfuerzo muy importante en el mercado interno, con el 60% o 70% de los recursos económicos de los que disponemos.

OVIESPAÑA.- Desde la experiencia en estos foros internacionales, ¿cuáles son los nichos de mercado que se deben explorar? ¿La ventaja del cordero español es su calidad, peso, conformación, precio…?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- La ventaja del cordero español para competir en los mercados exteriores es claro: el sabor y la terneza. Se trata de una carne rosada, que en el caso del lechazo llega a ser blanca, mientras que en el resto del mundo es una carne roja. Por lo tanto, tiene un sabor muy delicado y una terneza que le convierte en una carne de alta calidad. El nicho de mercado es el de alto poder adquisitivo.

OVIESPAÑA.- ¿Qué significaría para el sector español llegar de una forma continua y con volúmenes importantes a un mercado como el de China? ¿Cuáles son las preferencias de este mercado?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- En China están buscando un mercado de productos de alta calidad. Nuestro cordero es una carne exquisita dentro del ovino, que ya sea seguramente la carne más cara de producir en el mundo. En China hay un mercado para este tipo de carne y tiene un gran potencial. Queremos posicionar el cordero español con la marca España y estamos consiguiendo que en China nos conozcan y nos reconozcan. Sin duda, tenemos que ir al mercado de gama alta.

OVIESPAÑA- También se ha trabajado en la apertura de fronteras con Japón. ¿Cómo está la situación en este mercado? ¿Cuáles son sus potencialidades?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Con Japón estamos comenzando a trabajar y es un país que esperemos que esté abierto a medio plazo. Hay que tener en cuenta que con los Juegos Olímpicos Tokio 2020, habrá un aumento de la demanda de cordero de calidad, debido a la llegada al país de deportistas y visitantes de todo el mundo. Nuestro objetivo es poder entrar en el mercado japonés con nuestro producto.

OVIESPAÑA.- ¿Y por lo que respecta a un mercado cercano como el europeo? ¿Es un mercado muy maduro en el que es complicado encontrar nichos? ¿Con qué países se está trabajando de forma mayoritaria?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- El mercado europeo no se está trabajando por parte de Interovic, porque es de proximidad, realmente es un mercado interior, y las empresas no necesitan nuestra ayuda para abrirse mercado. Lo que sí estamos detectando es que tenemos una gran oportunidad con el Brexti para posicionarnos en el mercado europeo. Nuestros máximos competidores en el mercado europeo son Australia y Nueva Zelanda, pero por ejemplo en Alemania hay oportunidades comerciales, por la mayor conciencia ambiental que tienen los consumidores de ese país, lo que les hace apostar por un cordero más cercano, más sostenible, en el que haya menos gastos de transporte… Además, nuestro cordero es más fino y delicado que el alemán.

OVIEPAÑA.- ¿Qué otros países son los más interesantes en la actualidad para el ovino español, tanto en ganado vivo como en carne?

TOMÁS RODRÍGUEZ. Además de los citados con anterioridad, tenemos campañas de promoción directa en Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí e Israel.

OVIESPAÑA.- Por otra parte, la interprofesional desarrolla con su homóloga húngara hasta el año 2020 una campaña financiada con fondos europeos para la promoción del consumo. ¿Cómo está transcurriendo este proyecto? ¿Cuáles son los aspectos más destacados?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Es un proyecto conjunto europeo, una misma campaña, que es poner en valor la sostenibilidad de la carne de cordero. Es la campaña que se está haciendo en España y en Hungría de la misma forma, aunque en Hungría tienen un presupuesto algo más reducido. Estamos satisfechos porque se están cumpliendo los objetivos.

OVIESPAÑA.- A nivel interno, se han producido cambios en la Junta Directiva de Interovic con el nombramiento de Raúl Muñiz como nuevo presidente. ¿Se trata de una nueva etapa en la interprofesional? ¿Se va a seguir incidiendo en los mismos aspectos o hay sobre la mesa nuevos objetivos?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Tenemos una nueva Junta Directiva, que es paritaria porque hay dos hombres y dos mujeres, además de una media de edad por debajo de los 50 años. Como el cambio ha sido reciente, estamos sentando las bases para el trabajo que se va a desarrollar en el futuro.INTEROVIC CHINA 4

OVIESPAÑA.- A su juicio, ¿cuáles son los grandes retos del sector en el futuro desde el punto de vista comercial? ¿Cuáles son los aspectos en los que va a incidir la interprofesional?

TOMÁS RODRÍGUEZ.- Nuestro gran reto es adaptar el producto del cordero a los gustos de los consumidores. Se trata de que el consumidor sea consciente de que puede comer cordero en cualquier momento. Que no se limite a las celebraciones, sino que hay disponibles cortes y presentaciones para todos los días. Es un tema en el que llevamos trabajando desde hace años, ya que queremos convencer a consumidores, minoristas y distribución que es un consumo habitual y diario. Es una carne con poca penetración, que no llega a todos los lineales, pero que triunfa en los puntos de venta a los que llega. Además, debemos ser capaces de destacar sus valores de sostenibilidad. Cada vez hay más consumidores que deciden realizar una compra ética y el cordero encaja perfectamente en este tipo de compra. Cuando una persona consume ovino o caprino, está apoyando aspectos como la prevención de incendios, el mantenimiento de población en zonas desfavorecidas o la creación de riqueza en medio rural.

 

ternasco 1 web

 

· Las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón dan a conocer las cualidades de sus carnes de vacuno y cordero entre una treintena de periodistas, blogueros e influencers en una barbacoa celebrada en la azotea de The Hat Madrid.

· El chef aragonés Javier Robles y el gallego José Manuel Mallón han sido los responsables de preparar a la brasa algunos de los cortes menos habituales de estas carnes frescas.

· Esta barbacoa constituye el acto de presentación ante los medios del segundo año del plan de promoción europeo “Carnes con estilo”.

Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón han celebrado una barbacoa en Madrid para dar a conocer las “Carnes con estilo” y sus nuevos cortes entre periodistas, blogueros e influencers, coincidiendo con el arranque del segundo año de su campaña de promoción europea.

La terraza de The Hat Madrid ha sido el espacio elegido para la celebración de este evento, que ha contado con la presencia de Patricio Pérez, director técnico de la IGP Ternasco de Aragón, quien ha destacado la importancia de estas carnes “por su vinculación al territorio y la sostenibilidad del mismo”. Por su parte, Luis Vázquez, director de promoción y relaciones externas de la IGP Ternera Gallega, ha destacado “la versatilidad de los cortes de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón a la hora de cocinarlos en la parrilla”.

Pero, sin duda, han sido las brasas las grandes protagonistas de esta cita. La parrilla es una de las formas más espectaculares de cocinar las “Carnes con estilo”, especialmente algunos de los cortes que se han presentado en Madrid, ya que permite sacar el máximo partido a sus propiedades, a su terneza, a su jugosidad y, sobre todo, a su sabor.

ternasco 2 web

 

Así lo han demostrado el chef aragonés Javier Robles, especializado en la cocina del Ternasco de Aragón, y el chef experto en Ternera Gallega, José Manuel Mallón, quienes han elaborado diversas piezas de “el cordero con gusto” y “la ternera con clase”.

Javier Robles, uno de los grandes embajadores de la carne de cordero de España, ha servido las clásicas e imprescindibles chuletillas de Ternasco de Aragón junto con otros sorprendentes cortes, como los churrasquitos (trocitos adobados de carne con hueso), los tournedós (rodaja de pierna sin hueso envuelta con su crepineta) o el filete de pierna sin hueso (ideal para los más pequeños).

Por su parte, el chef gallego y gran conocedor de las brasas, José Manuel Mallón, ha optado por piezas menos habituales a la parrilla como la llana (que se encuentra en la zona de la espaldilla), la punta de contra (que forma parte de la contra pero en su porción más dorsal) o el filete de vacío de Ternera Gallega (que tradicionalmente se utiliza en cocidos y guisos) para acabar con un delicioso chuletón trinchado.

De este modo, ambos cocineros demostraron ante los asistentes la enorme versatilidad de estas carnes frescas.

IGP con historia

En 2018, las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón pusieron en marcha “Carnes con estilo”, un plan de promoción para reivindicar las bondades de sus carnes frescas y poner en valor la importancia de los sellos de calidad garantizada de la Unión Europea.

Ambas denominaciones comparten valores, pero también historia. La IGP Ternasco de Aragón fue la primera carne fresca distinguida con una denominación específica en España en 1989, fecha en la que la IGP Ternera Gallega comenzó su labor de control y promoción. Ambas fueron reconocidas por la Unión Europea en 1996.

Tanto por su veteranía y experiencia acumulada a lo largo de estos años como por su peso específico en el sector de carnes frescas certificadas, estas dos denominaciones han decidido unir fuerzas para reivindicar los valores diferenciales que las identifican.

Porque, además de su extraordinario sabor, la trazabilidad certificada y la calidad que llevan asociadas, estos productos contribuyen a la conservación de los métodos tradicionales de producción ganadera y favorecen la sostenibilidad de sus territorios.

Porque, además de su extraordinario sabor, la trazabilidad certificada y la calidad que llevan asociadas, estos productos contribuyen a la conservación de los métodos tradicionales de producción ganadera y favorecen la sostenibilidad de sus territorios.

Un total de 667 ganaderías se encuentran inscritas en la IGP de Ternasco de Aragón y más de 8.300 están adheridas a la IGP Ternera Gallega, lo que se traduce en un entorno rural vivo y protegido frente a la despoblación.

Actualmente, ambas IGP son las más representativas en la comercialización de vacuno y cordero recental en España, donde Ternera Gallega representa el 55% del total del vacuno nacional español con sello IGP y Ternasco de Aragón, el 55% del total del cordero recental nacional con IGP.

 IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

ternasco 3 web

javier robles

Innovadoras presentaciones de lechal, cordero y cabrito

 

       Gracias al programa puesto en marcha con el apoyo de la Unión Europea que contempla un acercamiento a estudiantes del ámbito HORECA

 

       El experto en carnes de cordero, lechal y cabrito, Javier Robles, será el cocinero encargado de guiar a los estudiantes

 La gastronomía de hoy y de mañana necesita productos en los que basar su actividad, que reúnan lo que el consumidor de hoy demanda. Productos nutricionalmente equilibrados, naturales y sostenibles. Las carnes de cordero, lechal y cabrito son una de las mejores alternativas para los profesionales que, además, buscan añadir a su oferta beneficios sociales y económicos inherentes a la producción. La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC), pone al alcance de los estudiantes de Hostelería la oportunidad de descubrir la calidad gastronómica de los nuevos cortes, de la mano de Javier Robles, uno de los referentes gastronómicos de estas carnes.

 

“Descubriendo los nuevos cortes de lechal, cordero y cabrito”, por Javier Robles

 

       Viernes 17 de mayo, a las 9:00 h. (CPIFP Hurtado de Mendoza)

C/ Padre Francisco Palau y Quer, s/n

18006 Granada

 

Lechazo churro

Un evento donde la capital de la comarca de la Ribera del Duero, conocida por su enogastronomía, será absoluta protagonista durante todo el mes de junio

Aranda de Duero celebra el próximo mes de junio las XIX Jornadas del Lechazo Asado, organizadas por la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero y Ribera (ASOHAR), con la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Ribera de Duero y la Lechuga de Medina. La localidad cada año despierta un mayor interés turístico, debido a su increíble potencial culinario, sus vinos D.O. Ribera del Duero y su sorprendente patrimonio arquitectónico. Estos son los tres pilares de esta edición de las Jornadas, donde ocho asadores especializados con horno de leña crearán diferentes menús durante todo el mes de junio que será un deleite gastronómico basado en cordero lechal y sus derivados a un precio único de 40 euros.

El olor de la leña, el sabor de su vino y sus innumerables atractivos turísticos serán el eje clave del desarrollo de las XIX Jornadas del Lechazo Asado. Un evento que tendrá lugar durante todo el mes de junio y que se convertirá en una gran experiencia turística para sus visitantes.

El 51 del Sol, Mesón de la Villa, Restaurante Aitana, Asador de Aranda – Mesón El Roble, Restaurante Asador Montermoso, Asador El Ciprés, Asador Casa Florencio y Restaurante Asador el Largar de Isilla serán los ocho asadores que participarán en estas Jornadas, organizadas por la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero y Ribesa (ASOHAR), con la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Ribera de Duero, la Lechuga de Medina y la Ruta del Vino de Ribera de Duero.

Cada uno de los participantes ofrecerá un menú que tendrá como elemento principal el lechazo asado, en torno al que girarán multitud de propuestas culinarias con los ingredientes de la tierra más arraigados, con el objetivo de sorprender al comensal. El maridaje perfecto del menú lo aportará el vino D.O. Ribera del Duero y la Lechuga de Medina, potenciando el sabor de las propuestas y creando una armonía perfecta para los paladares más exigentes.

Es imposible concebir esta comarca ribereña dejando de lado su gran capital histórico, siendo uno de sus elementos más característicos los siete kilómetros de bodegas subterráneas que rodean su casco histórico. Destinados a conservar los vinos en la Edad Media, éstas se convierten en espectaculares galerías que solamente se pueden visitar durante las XIX Jornadas del Lechazo, acrecentando la magnitud de este evento en cuanto a su factor de interés cultural. Este importante patrimonio arquitectónico está representado por las iglesias de Santa María la Real y de San Juan, el Santuario de San Pedro Regalado o la iglesia de San Nicolás de Bari. También se encuentran monumentos como el Palacio de los Berdugo, donde se hospedó Napoleón en el año 1808.

La combinación de la enogastronomía con la historia de la Villa es el eje sobre el que se construyen estas XIX Jornadas del Lechazo Asado, un evento con una increíble atracción turística, en el que los visitantes disfrutarán de un espectáculo gastronómico único en el ámbito nacional. Una cita muy esperada en la que los arandinos adquieren una especial importancia como anfitriones y promotores de su localidad.

familia de ovejas churras web

La Comisión Europea ha aprobado las modificaciones del Pliego que define la IGP del lechazo de Castilla y León, que se recoge en el DOUE del pasado 16 de abril de 2019, tal como se había anunciado en OVIESPAÑA el pasado 8 de diciembre.

La propuesta de cambios, que es planteada por el órgano que dirige la IGP, modifica aspectos importantes que van desde la zona de producción, su forma de presentación e indentificación ante al consumidor, la edad de sacrificio...

Modificaciones

Modificación 1

Descripción del producto: eliminación de la exigencia del control del peso en vivo de los lechazos al sacrificio en matadero.

La supresión de la medición del peso vivo al sacrificio en matadero se solicita ya que supone una duplicación de una medición que ya es controlada a través del peso de la canal, que es más preciso y objetivo y con el cual está directamente correlacionado.

Con el control del peso de la canal y manteniendo los requisitos de mayor importancia para determinar la calidad de la canal de los lechazos, como son el tipo de alimentación, el color, la conformación y el engrasamiento, parámetros todos contemplados en el pliego de condiciones IGP «Lechazo de Castilla y León», el producto seguirá cumpliendo con los criterios de calidad de la carne de los lechazos de la IGP.

Además de todo lo indicado, hay que decir que el proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» implica su revisión una a una. Si la canal está fuera de los rangos de pesos determinados en el pliego de condiciones, esta se rechaza automáticamente. En las canales cuyo peso cumple con el pliego de condiciones se procede a comprobar el resto de parámetros (conformación, color de la carne, color de la grasa externa, cantidad de grasa de los riñones, presencia del epiplón, etc.).

Texto que se suprime

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Modificación 2

Descripción del producto: eliminación del control de la edad de sacrificio del animal.

El término lechazo es sinónimo de «cordero lechal», es decir, cría de la oveja que todavía mama; por tanto, está directamente vinculado al tipo de alimentación, no a la edad. La edad es una consecuencia determinada por el momento natural del destete.

Con esta eliminación se pretende evitar duplicidades en los controles ya que este parámetro está directamente relacionado con otros que están contemplados en el pliego de condiciones y por lo tanto controlados, como el peso de la canal, el color y el estado de engrasamiento.

Se propone la supresión del control de la edad de sacrificio dado que el control individualizado de las canales garantiza el cumplimiento de los parámetros de calidad establecidos en el pliego de condiciones.

Los criterios utilizados para definir la calidad de la canal de este tipo de animales de corta edad y que solo son alimentados con leche materna son principalmente el color, el engrasamiento y el peso.

El peso de la canal está íntimamente relacionado con la edad de sacrificio, cuando aumenta la edad, aumenta el peso de la canal.

Los controles establecidos en el pliego de condiciones ofrecen garantías suficientes de que el animal se alimenta con leche materna exclusivamente hasta el momento del sacrificio, elemento esencial que confiere la especificidad a este producto. Además, existen controles destinados a garantizar que los lechazos solo se alimentan con leche materna:

Inscripción de las ganaderías que exclusivamente alimenten a sus lechazos con leche materna y control periódico de las mismas.

Control del color de la canal, rosa pálido o blanco nacarado (color derivado de la alimentación láctea).

Control de la grasa externa, del epiplón y de la grasa del riñón (color blanco céreo y la superficie de los riñones cubierta al menos en un 50 % de su superficie).

Análisis organoléptico del producto final.

El proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» se realiza mediante la inspección una a una de las canales, comprobando los parámetros antes mencionados. Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. En el caso de que un animal se presentase para su clasificación con una edad superior a los 35 días, habiendo tenido un desarrollo normal y armónico, superaría en canal el peso máximo de clasificación establecido y sería desestimado. En el caso de que este animal hubiese superado los 35 días de edad y su canal no superase el peso máximo establecido (casos muy excepcionales), se desestimaría dicha clasificación por no tener las proporciones armónicas, falta de engrasamiento renal y coloración más oscura.

Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. Esta modificación no tiene ninguna consecuencia sobre el método de producción y no afecta a la calidad del producto final.

Texto que se suprime

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Modificación 3

Descripción del producto:

En este apartado se ha modificado la redacción para evitar confusiones entre el peso de la canal y la forma de presentación del producto y se ha ampliado la información sobre el origen del localismo «lechazo». También se incluyen en las formas de presentación del producto la posibilidad de presentarlo en media canal y cortes primarios, esto se debe a que los hábitos alimenticios de los consumidores se han ido modificando como consecuencia de los cambios sociodemográficos que ha experimentado la población y que han propiciado una transformación en los patrones de consumo. Uno de los patrones que se han modificado es la demanda de formatos de alimentos de menor tamaño debido a la disminución de los integrantes de las familias, sin disminuir por ello la calidad de los mismos.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Se entiende por lechazo la cría de oveja que todavía mama, utilizándose este término indistintamente para referirse a machos y hembras, tratándose de un localismo que se utiliza en el ámbito geográfico de la cuenca del Duero.

El tipo de ganado apto para la producción de «Lechazo de Castilla y León» procederá de las razas: Churra, Castellana y Ojalada, admitiéndose únicamente los cruces entre las razas indicadas.

El «Lechazo de Castilla y León» deberá reunir los siguientes requisitos:

Cordero sin distinción de sexo.

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales de las categorías «Extra» y «Primera» que se contemplan en la norma de calidad vigente y que cumplan las siguientes características:

Peso canal: dos formas de presentación:

a)

Sin cabeza ni asadura y con epiplón: de 4,5 kg a 7 kg.

b)

Con cabeza y asadura y epiplón: de 5,5 kg a 8 kg.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa.

Proporciones armónicas.

Contornos ligeramente redondeados.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

La alimentación de los lechazos será exclusivamente con leche materna.

Deberá decir:

El producto es la cría de ovino, tanto macho como hembra, nacida y criada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, procedente de las razas Churra, Castellana, Ojalada, o los cruces entre dichas razas, que se ha alimentado exclusivamente con leche materna.

La palabra «lechazo» es un localismo, que tiene su origen en la palabra «leche» y que define a la cría de oveja, tanto macho como hembra, alimentada con leche materna.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales que cumplan las características siguientes:

Peso de la canal entre 4,5 y 7 kg. Si la presentación del lechazo se hace con cabeza y asadura, se incrementa el peso de la canal en 1 kg.

Clasificación de la canal: Categoría A calidad 1.a, según la Normativa Europea de Calificación de Canales de Ovino vigente.

Formas de presentación: canal con cabeza y asadura, canal sin cabeza y asadura, media canal y cortes primarios.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa, proporciones armónicas y contornos ligeramente redondeados.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

Modificación 4

Zona geográfica:

La zona geográfica de producción, antes restringida a determinadas comarcas de alto predominio cerealista, se amplía hasta abarcar toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Esta ampliación se basa en los datos de superficie de cereales que figuran en la declaración PAC de los últimos años correspondientes a todos los municipios de Castilla y León y a la existencia histórica de ganaderías de ovino de las razas autóctonas churra, castellana y ojalada en toda la Comunidad de Castilla y León. El análisis estos datos arroja que el 94,57 % de los municipios de Castilla y León son zonas cerealistas y por lo tanto cumplen con el vínculo establecido en el pliego de condiciones, basado en el binomio ovino autóctono con las zonas cerealistas que une y vincula el producto final con las raíces de su geografía, y es por esta razón por la que se considera razonable ampliar la zona de producción a toda la Comunidad de Castilla y León, siendo poco significativos el número de municipios que podían quedar excluidos.

Con ello se permite la producción en la zona periférica de la región, que presenta además ricos pastos naturales de importancia para la alimentación del ganado.

La zona geográfica propuesta para la IGP «Lechazo de Castilla y León» supone un incremento de 36 443 km2 de los 57 784 km2 que figuran en la versión del pliego de condiciones registrada actualmente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Zona de producción: comarcas de Castilla y León que coinciden con la distribución natural de las razas Churras, Castellana y Ojalada (En el pliego de condiciones se detallan uno a uno los municipios incluidos en la zona geográfica, no procede transcribirlos en este documento).

Zona de sacrificio y faenado: Comunidad de Castilla y León.

Deberá decir:

La zona geográfica de producción, sacrificio y faenado de los lechazos amparados comprenderá la totalidad de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Modificación 5

Prueba del origen:

Se ha reestructurado todo este apartado, básicamente para mejorar su comprensión y adaptarlo a la reglamentación vigente.

Se incluyen aclaraciones para garantizar la pureza de raza de los animales de las explotaciones y en cuanto a la alimentación exclusiva de los lechazos con leche materna; de esta forma se garantizan algunos de los elementos esenciales que confieren la especificidad a este producto.

Se cambia la identificación de los animales en la explotación; actualmente el pliego indica que deberá ser un crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguidas del número de orden y fecha de nacimiento. Esta identificación no es la contemplada en la legislación vigente y supondría que el animal debe llevar dos crotales.

Se modifica que la identificación de los lechazos pueda ser antes de la salida de la explotación y no al nacer como indica el Pliego vigente, como así se establece en la legislación vigente, artículo 4 punto 6 del Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina.

Se incorporan elementos de control del transporte de los animales, importantes de cara al bienestar de los animales, y de las características de la carne.

Se ha retirado el párrafo que menciona la actuación del comité de calificación de canales, ya que no era coherente con el proceso de certificación.

Se ha eliminado el contenido de los soportes físicos que acompañan al producto expedido ya que estos están especificados en el apartado sobre el etiquetado, se establece que esta identificación se debe realizar en el matadero.

Se incluye lo establecido en el artículo 4.2 del Reglamento de Ejecución (UE) n.o 668/2014 de la Comisión.

Se incluye el control de producción, transporte, el sacrificio y faenado de lechazos y la calificación de canales.

Se incluye el control del producto final mediante análisis organolépticos en laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Se han eliminado las referencias al Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Controles y certificación

Los lechazos aptos para producir carne protegida por la IGP procederán de explotaciones inscritas.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona de producción indicada en el punto C y los lechazos amparados deberán nacer y criarse en dichas explotaciones.

Los lechazos serán identificados al nacer con crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguida del número de orden y fecha de nacimiento, de acuerdo con el parte de nacimientos.

El sacrificio y faenado se realizará en mataderos, salas de despiece y envasado, inscritos en el registro de industrias del Consejo Regulador.

El Consejo Regulador, a través del Comité de Calificaciones de Canales, determinará la aptitud de las canales amparables por la Indicación Geográfica Protegida, basándose en lo establecido en el apartado B), colocando un soporte físico identificativo del «Lechazo de Castilla y León» que permita identificar al producto protegido.

Todas las canales con Indicación Geográfica Protegida que se expidan para el consumo deberán ir provistas del soporte físico, que contendrá en todo caso el logotipo del Consejo Regulador, la fecha de la matanza y número de identificación, no pudiendo ser comercializadas como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de precintos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, que deberán ser colocados en la propia industria y de acuerdo con las normas que determina el Consejo Regulador, y siempre en forma que no permita una segunda utilización.

En todo caso deberá existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y elementos de control del Consejo Regulador.

Las canales amparadas por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberán expedirse por las industrias inscritas por el Consejo Regulador en forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Deberá decir:

Solo podrán producir lechazos amparados las explotaciones ovinas que se encuentren inscritas en el registro oficial correspondiente y siempre que puedan garantizar la pureza de raza de sus animales.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona delimitada y los lechazos deberán nacer, criarse en dichas explotaciones y solo podrán alimentarse de leche materna.

Los lechazos serán identificados antes de su salida de la explotación según lo establecido por la legislación vigente, incluyendo además el logotipo de la IGP.

El transporte de los lechazos a matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados e irá acompañado de sus documentos de acompañamiento.

El sacrificio, faenado, despiece, envasado y distribución de la carne protegida se realizará exclusivamente en las instalaciones de los operadores inscritos en los registros de la estructura de control.

El producto expedido para el consumo irá en todo momento identificado, debiendo existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y otros elementos de control. La identificación se realizará en el matadero.

La carne amparada por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberá expedirse por operadores inscritos de forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Todos los operadores deberán poder determinar:

a)

El proveedor, la cantidad y el origen de todos los lotes de lechazos recibidos.

b)

El destinatario, la cantidad y el destino de las canales de lechazos etiquetadas.

c)

La correlación entre cada lote de lechazos vivos a que se refiere la letra a) y cada lote de canales de lechazos etiquetadas a que se refiere la letra b).

La producción, el transporte, el sacrificio y el faenado de lechazos y la calificación de canales serán sometidos a control.

El control de las características organolépticas de la carne se realizará mediante analíticas en un laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Modificación 6

Método de obtención:

Se ha hecho una revisión en profundidad de este apartado, retirando así aspectos repetidos en otros apartados u otros ya previstos o prohibidos en la legislación vigente.

Se ha eliminado la mención al transporte de los animales al matadero por las mañanas ya que en la actualidad los mataderos sacrifican de forma continua.

Se ha eliminado el sacrificio de los animales antes de las 10 horas de su entrada al matadero, haciendo referencia a los plazos establecidos por la legislación actualmente vigente.

Por último se han establecido temperaturas para la conservación de la carne conforme a los límites establecidos en la legislación vigente para este tipo de productos, y se ha previsto que la comercialización de la canal etiquetada pueda ser mayor a los ocho días desde el sacrificio cuando esta vaya envasada en condiciones que permitan prolongar su vida útil.

También se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Las canales protegidas por la IGP procederán de los lechazos obtenidos de las razas indicadas en el punto B) y sus cruces, y que se alimenten exclusivamente de leche materna.

El Consejo Regulador podrá dictar normas de obligado cumplimiento sobre prácticas de explotación y manejo del ganado y sobre calidad de los piensos utilizados en la alimentación de las madres.

En ningún caso podrán recibir las madres promotores de crecimiento ni finalizadores.

La zona de sacrificio y faenado de la canal será la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El transporte del ganado al matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados, de forma que el animal no sufra alteración o molestia que pueda afectar a su estado o integridad física.

Se evitará coger a los animales por la piel, dar golpes o el amontonamiento en el transporte. El transporte se realizará por la mañana, preferiblemente de madrugada, evitando recorridos largos.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos a este reglamento, deberán ser transportados en jaulas separadas en el vehículo y reposar en zonas separadas.

El tiempo de reposo será el mínimo imprescindible y, en cualquier caso, de acuerdo con los servicios técnicos del Consejo Regulador.

Todos los animales acogidos serán sacrificados el mismo día de entrada en el matadero y siempre antes de diez horas desde la entrada.

Todos los animales acogidos serán sacrificados de manera separada del resto.

El sacrificio y/o manipulación de los animales acogidos cuyas canales sean susceptibles de ser amparadas por la Indicación Geográfica Protegida, deberá realizarse en las industrias, debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros y autorizadas conforme a las disposiciones vigentes para el mercado nacional y comunitario.

En cualquier caso, el corte de la cabeza se hará a nivel de la articulación occipito-atloidea.

El oreo de las canales se realizará en cámaras a 4 °C hasta el día siguiente al del sacrificio. A partir de entonces las canales deberán conservarse en cámaras de refrigeración a 1 °C y por un período máximo de cinco días.

El período de comercialización no deberá superar los ocho días desde el sacrificio.

Deberá decir:

Los lechazos deberán nacer y criarse en explotaciones ovinas inscritas, no pudiendo salir de las mismas hasta su comercialización.

Los lechazos se alimentarán exclusivamente con leche materna.

La duración del transporte de los lechazos a matadero será conforme a lo dispuesto en la legislación vigente o norma que le sustituya.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos, deberán ser transportados de forma que no den lugar a confusión.

Todos los animales acogidos serán sacrificados en el período de tiempo establecido por la legislación vigente y de manera separada del resto.

El sacrificio, faenado y/o despiece de los animales deberá realizarse en industrias debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros.

El corte de la cabeza se hará, cuando proceda, a nivel de la articulación occipito-atloidea.

Con posterioridad al sacrificio, las canales serán refrigeradas en el matadero. La refrigeración de las canales se realizará en cámara a temperatura entre 1 °C y 7 °C hasta la salida de las canales para su comercialización.

El período de comercialización de la carne, según lo señalado en este pliego de condiciones, será como máximo de ocho días desde el sacrificio. Si la carne se comercializase envasada o conservada en condiciones que prolonguen su vida útil, el período de comercialización podrá ser mayor, siempre y cuando se conserven las características descritas en el apartado «Descripción del Producto».

Modificación 7

Etiquetado:

Se desarrolla el contenido mínimo que deberán llevar las etiquetas, se incluye el nuevo logotipo de la IGP «Lechazo de Castilla y León» desde el año 2011 y se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Todas las canales de «Lechazo de Castilla y León» que se expidan al consumo deberán ir provistos de un soporte físico que contendrá, en todo caso, el logotipo del Consejo Regulador, fecha de matanzas y número de identificación, no pudiendo ser comercializado como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de soportes físicos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, colocados de forma que no permita una segunda utilización.

Las etiquetas con las que se comercialice el «Lechazo de Castilla y León» deberán ser aprobadas previamente por el Consejo Regulador.

Deberá decir:

Todas las canales y/o envases en que se expida carne de «Lechazo de Castilla y León» para el consumo deberán ir provistos de un soporte físico de garantía que contendrá, al menos, el logotipo de la denominación, fecha de sacrificio y número de identificación, colocados de forma que no permita una segunda utilización, no pudiendo ser comercializados como tales sin este requisito.

El logotipo de la denominación es:

Image

Modificación 8

Estructura de control:

La estructura de control es ahora el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, como autoridad competente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Constitución:

El control de la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» corresponde al Consejo Regulador, órgano profesional formado por representantes del sector elaborador y productor.

Está constituido por:

Un presidente

Un vicepresidente

Cinco vocales en representación del sector ganadero

Cinco vocales en representación del sector industrial

Un vocal técnico representante de la Administración.

Los cargos de los vocales son renovados cada cuatro años, mediante elecciones democráticas.

Ámbito de competencias:

a)

En lo territorial, por las respectivas zonas de producción y elaboración.

b)

En razón de los productores, por los protegidos por la Indicación Geográfica Protegida en cualquiera de sus fases de producción, elaboración, circulación y comercialización.

c)

En razón de las personas, por las inscritas en los diferentes registros.

Funciones:

Elaborar y controlar los diferentes registros.

Orientar, vigilar y controlar la producción, acondicionado y calidad de la carne protegida. Los servicios de control y vigilancia se realizarán por inspectores, habilitados por la administración correspondiente, que actúan de forma imparcial respecto de los productores y transformadores.

Calificar el producto.

Promocionar y defender la Indicación Geográfica Protegida.

Actuar con plena responsabilidad y capacidad jurídica para obligarle y comparecer en juicios, ejerciendo las acciones que le correspondan en su misión de representar y defender los intereses generales de la denominación específica.

Deberá decir:

Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León

Ctra. de Burgos Km 119. Finca Zamadueñas

47071 Valladolid

Valladolid

ESPAÑA

Tel. +34 983412034

Fax + 34 983412040

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, a través de la Subdirección de Calidad y Promoción Alimentaria, es la autoridad competente que ejerce las funciones de verificación del cumplimiento del pliego de condiciones, así como la aplicación del régimen sancionador recogido en la Ley 1/2014, de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León.

 

interovic 11 web

- Un espacio propio para compartir lo último sobre el ovino y el caprino con los profesionales asistentes a una de las ferias gourmet de referencia en todo el mundo

- Una completa agenda de actividades permite un conocimiento global de las carnes de lechal y cordero

- Excelencia gastronómica, propiedades nutricionales, sostenibilidad, beneficios medioambientales y sociales, pilares del ovino y el caprino presentes en la feria

La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino, INTEROVIC, cuenta con un espacio propio en la 33 edición del Salón Gourmets. Esta feria reúne en los pabellones del recinto ferial de Madrid a los principales representes de los ámbitos profesionales de la hostelería, la restauración y el catering. Durante los cuatro días que dura, permite tener acceso a las últimas innovaciones en el sector de la alimentación y bebidas Premium.

Apuesta por la innovación

El pabellón 10 ha sido el emplazamiento elegido para la creación de un punto de información permanente donde trasladar hasta la feria todas las novedades que el sector de carnes de lechal, cordero y cabrito pone al alcance de la gastronomía en la actualidad. Para ello, se han creado materiales informativos propios para la feria, que se complementan con equipamientos de última generación para eventos feriales, como una Tablet gigante interactiva instalada dentro del stand, a disposición de los asistentes.

Los canales de comunicación sirven de soporte para lograr que nuestro público objetivo, los miembros del canal HORECA asistentes a esta feria profesional, descubran todo lo que hay detrás de un producto como las carnes de lechal y cordero. Milenios de experiencia en el pastoreo de los rebaños comparten protagonismo con los sistemas de elaboración  más avanzados, para configurar una oferta para la hostelería del siglo XXI, marcada por la excelencia gastronómica -fruto del origen cercano de las cabañas-, la calidad nutricional -a la que contribuye el régimen extensivo-, los beneficios medioambientales -como la prevención de incendios o el fomento de la biodiversidad-, y sociales -gracias a la generación de actividad económica en zonas rurales con riesgo de despoblación-.

 Una completa agenda de actividades

Además de la información disponible durante todo el horario del Salón Gourmets, INTEROVIC ha configurado un calendario de presentaciones, apoyadas en profesionales de referencia, que suponen una oportunidad para realizar un acercamiento a las carnes de ovino y caprino y sus características diferenciadoras.

- Daniel Herrero, director de Carnicerías Herrero: demostración en directo de cómo realizar los nuevos cortes con las carnes de lechal, cordero y cabrito, finalista en el Concurso Artesano del Paladar en su categoría “Mejor elaborado Innovador”, organizado por Cedecarne en Meat Attraction. Herrero también es miembro de la selección española en el Concurso Europeo de Carniceros, celebrado en la última feria Sirha (Lyon).

- Miguel Ángel de la Cruz, chef de La Botica de Matapozuelos (1 estrella Michelin): el encargado de lograr que un restaurante ubicado en un pequeño pueblo vallisoletano sea reconocido por la Guía Michelin, presenta una receta de alta gastronomía con una pieza con menor implantación en las cartas de los restaurantes, como es el Carrillón, con un velo de leche de oveja a partir de hierbas galactófugas.

- Antonio González, chef especializado en la investigación y desarrollo de recetas con lechazo: showcooking protagonizado por uno de los miembros del movimiento Slowfood en España. González, poseedor de una Estrella Michelin en la etapa de su restaurante zamorano, prepara y ofrece elaboraciones como Boloñesa de cordero, Jamón cocido de cordero o Chichas de cordero.

- Javier Robles, cocinero y experto en carnes de cordero y cabrito: demostración en vivo de tapas elaboradas con los nuevos cortes. Robles ha consolidado una sólida carrera sobre las carnes de ovino y caprino, que le ha llevado a ser distinguido con la presidencia de la Asociación de Cocineros de Aragón. En su presentación, los nuevos cortes llegan en forma de Tataki de tournedós o del Milhojas de filete con queso y manzana.

El sector de la carne de cordero y cabrito, unido en su interprofesional, INTEROVIC, con el apoyo de la Unión Europea, ha puesto en marcha una completa agenda de actividades dirigidas a fomentar el conocimiento del pastoreo tradicional y los beneficios sociales, culturales, económicos y medio ambientales que implica el consumo de estas carnes.

 interovic 22

Más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  – 650 390 223

 

La oveja de Raza Churra celebró durante el pasado fin de semana (6 y 7 de abril) su cita anual más importante en Palencia, en el marco de la Feria Nacional de Ganado Ovino Selecto de Raza Churra, con una oferta completa y variada que incluye conferencias y debates, subastas, concursos, demostraciones, música, talleres y gastronomía. 

Este año ha tenido un protagonismo especial las actividades gastronómicas, convocadas bajo el título genérico "Interpretaciones entorno al lechazo churro", que han contado con la participación de 14 restaurantes de la capital y la provincia que han ofrecido menús temáticos con sus creaciones alrededor de los productos de la Raza Churra entre los días 4 y hasta el 7 de abril.

Uno de los momentos más animados de la feria ha sido la celebración de los concursos de ganado, cuyos resultados pueden consultarse en la siguiente dirección https://www.oviespana.com/informacion-de-ovino/servicio-diario-de-noticias/noticias/resultados-de-los-concursos-del-certamen-de-la-raza-churra

CHURRO 19 V 3CHURRO 19 V 2

CHURRO 19 V 4CHURRO 19 V 5

CHURRO 19 V 6

CHURRO 19 V 7

 

 

• Nuevos cortes y sus elaboraciones en los showcookings del chef embajador, reconocido con una estrella Michelin, Miguel Ángel de la Cruz

• Canal HORECA y Gremio de Carniceros y Charcuteros de Valencia, principales públicos objetivos de las actividades puestas en marcha

 

La feria Gastrónoma de Valencia, una de las citas más importantes del ámbito de los productos alimentarios de alta calidad, contará, en su próxima edición, con la presencia de la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC). Dentro del programa que está llevando a cabo esta entidad, con el apoyo financiero de la Unión Europea, dispondrá de un stand propio donde se abrirá un punto de información permanente para que los asistentes al salón dispongan de toda la información sobre lo que las carnes de lechal, cordero y cabrito pueden ofrecerles hoy en día. En paralelo, el chef embajador del programa, Miguel Ángel de la Cruz, protagonizará demostraciones en la Cocina Central y el Espai Gastronomic  especialmente diseñadas para los profesionales del sector.

Gastrónoma de Valencia – Agenda INTEROVIC

- Lunes 12 de noviembre, 13.15h. EspaiGastronomic

“Carne de Cordero, posibilidades de una carne sostenible y natural”. Ponentes: Daniel Herrero y Miguel Ángel de la Cruz

- Lunes 12 de noviembre, 16h. Cocina central

“Carne de Cordero, posibilidades de una carne sostenible y natural”. Ponente: Miguel Ángel de la Cruz 

Stand INTEROVIC: Pabellón 5. Nº Stand: E33 - M2:16. Feria Valencia - Avinguda de les Fires, s/n - Valencia

Página 1 de 5

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder