foro18 oviesp 1000x170 1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Lechazo

 

 

 

La revista Small Ruminant publica en su número de abril de 2018 un trabajo firmado por Irma Caro, Rocío Alaiz-Rodríguez, Victor González-Castro, Emiliano J. Quinto y Javier Matero (Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad de León) que presenta los resultado de un trabajo realizar con el objetivo de determinar y comparar la conformación de canales de cordero lechal de tres razas ovinas producidas en España, dos locales y una no nativa. Un total de 52 y 55 cadáveres de las razas locales Churra y Castellana, respectivamente, y 54 de la raza no nativa Assaf (92 machos y 69 hembras en total) fueron evaluados por sus características de conformación utilizando fotografías dorsal y de vista lateral. Los resultados mostraron que, con medias de peso de carcasa similares, los cadáveres de Castellana eran más largos que los de Assaf y los cadáveres de Churra tendían a tener valores intermedios. La conformación de los cadáveres de Churra no difirió significativamente de la de los cadáveres de Assaf en la vista dorsal. Sin embargo, las mediciones de la vista lateral de la carcasa mostraron diferencias significativas entre esta última y las otras dos razas. La caja torácica de los cadáveres de Assaf era más pequeña que la de los cadáveres de Castellana y Churra. No se observó ningún efecto del sexo en la conformación.

El conjunto del trabajo puede consultarse en la página web de esta publicación

 

 

 

La caída en los precios del lechazo en España continúa siendo muy pronunciada en la presente primavera, más incluso de lo que marca la lógica estacional de incremento de la oferta en una época en la que, ya de por sí, suele haber marcados descensos en los precios de toda la carne de ovino.

En esta ocasión, según muestran los datos oficiales del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), el primer trimestre del año se cerró con un precio de 669,16 euros por cada cien kilogramos de canal para la categoría de corderos que tienen hasta 7 kilos de canal, es decir, que entran dentro de la calificación de lechazos. De esta forma, se trata de un descenso del 4,1% respecto a las cotizaciones del año anterior.

Sin embargo, echando la vista más atrás, el precio actual es el más bajo de los lechazos en el último lustro, según reflejan las estadísticas referidas del Ministerio. A partir del mes de abril, y sobre todo de mayo, las tendencias de los últimos años indican que comienzan a producirse incrementos en los precios.

 

 

Se van conociendo datos oficiales sobre la marcha de la pasada campaña navideña de la venta de carne de cordero, sin duda la más fuerte del año. En el caso concreto del lechazo, las impresiones del sector sobre la llegada masiva de animales en vivo de escaso peso procedentes de otros países y faenados en mataderos españoles con la intención de que en el etiquetado del producto figurara el sacrificio en España, ya pueden concretarse con cifras aproximadas que facilita la administración.

Así, los datos de Comercio Exterior del Ministerio de Economía y Competitividad señalan que, de forma aproximada, en el mes de diciembre llegaron a España unos 160.000 ovinos vivos, una cantidad notablemente superior a los 130.000 que se importaron en diciembre de 2016. Además, Comercio Exterior también indica que el peso total de esos ovinos apenas varió a pesar del importante incremento en el número de animales, por lo que se deduce que una parte importante de ellos fueron animales de escaso peso, y por lo tanto competencia directa del lechazo criado en España.

Este aumento de la oferta tiene su contrapunto en los precios medios alcanzados por los corderos de menos de 7 kilogramos de canal, es decir los lechazos, en las cuatro últimas semanas del pasado año. Fue de 955,78 euros por cien kilos de canal, una cantidad superior a los 944,90 euros registrados en el mismo periodo del año anterior.

Para fuentes conocedoras del sector, esta aparente contradicción entre el aumento en la llegada de lechazos foráneos y una mejor situación de los precios se debe a varias razones. La más importante es una recuperación en el consumo interno del lechazo en navidades, aunque también se señala a una menor producción nacional por la caída de los censos y a una mejora de precios respecto a 2016, pero que en perspectiva sitúa a 2017 con iguales precios o peores que los años precedentes.

 

El programa, financiado con fondos europeos, se desarrollará durante tres años (2018-2020) en España y en Hungría



  
Tras finalizar el pasado febrero el primer programa europeo de promoción para fomentar el consumo de carne de lechal y cordero en España, la UE ha dado luz verde a la continuación del trabajo desempeñado por INTEROVIC. Una nueva campaña, esta vez multipaís, que tendrá lugar en España y en Hungría, y contará con una importante novedad, impulsar una de las fortalezas del sector: su carácter sostenible.
 
Con el lema: “Campaña europea de promoción de la carne de cordero y cabrito en España y Hungría”, el programa será gestionado por la Interprofesional INTEROVIC y su homóloga húngara, JKTTSZ, en los mercados interiores de ambos países comunitarios.
 
Según asegura la UE en su documento de aprobación del citado programa, “España tiene un potencial de crecimiento del consumo en su mercado interior -tras 15 años de descensos- gracias a la campaña de comunicación que acaba de finalizar y con una clara tendencia positiva”.
 
Respecto de Hungría, indica también que “cuenta con un gran potencial de crecimiento, ya que es uno de los pocos países de la UE que ha experimentado un incremento en la producción de carne de ovino, lo que es una excepción en comparación con el rendimiento global de los productores de ovino comunitarios”.
 
Un pilar fundamental de este nuevo programa de promoción se sustenta en la puesta en valor todos los beneficios que tiene este sector ganadero extensivo y, por tanto, su carácter sostenible, origen natural y sabor diferenciado.
 
En el ámbito de la comercialización, el reto es, además, aumentar la presencia de los nuevos cortes -los principales protagonistas de la pasada campaña- que están permitiendo desestacionalizar el consumo y convertir esta carne en cotidiana, con mayor presencia en la cesta diaria de la compra y canal Horeca.
 
Destacar, asimismo, que la UE se ha fijado como objetivo aumentar un 0,2% el consumo cada año con las nuevas presentaciones de producto y el refuerzo del carácter sostenible y natural de esta carne.
  
El público objetivo al que va dirigido el nuevo programa europeo es el canal profesional: sector, distribución, mayoristas, gerentes de compras, tienda tradicional y sector Horeca. En cuanto al consumidor final, el foco se va a poner con especial relevancia en el segmento de población comprendido entre 25 y 45 años y, por otro lado, consolidar y ganar otros nuevos entre los mayores de 45.
 
La campaña se desarrollará de mayo de 2018 a diciembre de 2020 con un presupuesto de 6.825.000 euros. Cada año se invertirán 2,7 millones de euros aproximadamente (dos millones en España y el resto en Hungría).

 

Eduardo Páramo ha sido presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de Raza Churra (Anche) durante veinte años que han sido vitales para el desarrollo y transformación de una raza que sufre la competencia de las razas foráneas en la producción de leche. A comienzos del presente año, decidió renunciar a la reelección y abrió un proceso electoral que culminó con Mariano Paramio como nuevo presidente de la entidad. Ahora hace balance de dos décadas al frente de una de las razas más emblemáticas del ovino español y dibuja sus perspectivas de futuro.

OVIESPAÑA.- La asociación Anche arrancó el año 2018 con unas elecciones a la Junta Directiva. ¿Cuáles son las razones que le llevaron a no continuar en el cargo tras veinte años como presidente?

EDUARDO PÁRAMO.- Después de tanto tiempo en el cargo, he acusado cierto cansancio, en el sentido de que he intentado defender siempre a la raza Churra y ha habido algunas épocas en los que no he encontrado ese apoyo en la Junta de Castilla y León, que considero que es la administración que más ayudas debe prestar a esta raza. Se ha pasado de una época de colaboración máxima con la Junta a otra que ha sido devastadora por la asociación, que fue la época de Silvia Clemente como consejera. Pensar que el esquema de selección de la raza Churra se podía sustentar únicamente por las aportaciones de los ganaderos es una visión poco realista, por los rendimientos económicos que tienen los ganaderos en sus explotaciones. lechazo churroA esa dejación de responsabilidad que se produjo en la Junta de Castilla y León, se unió el recorte presupuestario muy importante que hubo en el Ministerio de Agricultura. Debe tenerse en cuenta que la raza Churra forma parte del patrimonio de la comunidad autónoma de Castilla y León.

OVIESPAÑA.- ¿Qué balance hace del tiempo en el que ha estado en el cargo? ¿Cómo cogió la asociación hace unos años y cómo se encuentra en la actualidad?

EDUARDO PÁRAMO.- A pesar de esos aspectos negativos, lo cierto es que se han realizado muchos proyectos y se ha modernizado la asociación. Cuando yo llegué a ser presidente de Anche, no había ni siquiera un centenar de ganaderos en la asociación y era económicamente inviable, por lo que corría un grave riesgo de desaparecer. Después de tener muchos problemas en los primeros años, llegamos a tener un total de 367 socios hace algo más de una década.

OVIESPAÑA.- ¿Cuáles son los grandes proyectos que se han desarrollado? ¿Qué aspectos han quedado pendientes por mejorar?

EDUARDO PÁRAMO.- Considero que Anche tuvo una imagen de asociación dinámica, en la que se hacían muchos proyectos, como la identificación electrónica en la que fuimos pioneros con nuestra apuesta por los bolos ruminales. También defendimos hasta los tribunales ordinarios la presencia únicamente de razas autóctonas en la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Lechazo de Castilla y León. Lógicamente, uno de los grandes aspectos fue la puesta en marcha del esquema de selección, tanto de leche como de carne, con el objetivo claro de mejorar en producciones, pero sin perder la calidad de la leche, con un alta proteína y una gran equilibro, ni de los lechazos, que no tienen parangón con las razas foráneas. En el aspecto negativo, nos hubiera gustado aglutinar a todos los productores de raza Churra que aún no se encuentran dentro de la asociación, porque es importante tener un amplio número de ganaderos para poder mantener la mejora genética. Creo que es el gran reto que tiene la nueva Junta Directiva, que es hacer atractiva la asociación para que se incorporen más ganaderos.

OVIESPAÑA.- Respecto al sector ovino, y en concreto el de las razas autóctonas, ¿cuál ha sido la evolución que se ha vivido en este tiempo? ¿Se ha retrocedido ante el empuje de las razas foráneas o se ha mantenido el listón?

EDUARDO PÁRAMO.- La competencia con las razas foráneas, particularmente con el caso de la raza Assaf en Castilla y León, ha tenido una incidencia muy negativa en la oveja Churra. Las cifras nos indican que ha habido un gran descenso en el censo de la raza Churra, que ha pasado en los últimos veinte años de 1.500.000 ovejas a apenas 300.000 en la actualidad. También se ha producido una merma importante en el número de ganaderos.lechazo churro 1 web

OVIESPAÑA.- ¿Qué tipología de explotaciones (aptitud productiva, sistema de producción, tamaño…) tienen una mayor rentabilidad en la raza Churra?

EDUARDO PÁRAMO.- Creo firmemente en que la oveja Churra puede desarrollar de forma extraordinaria su doble aptitud, con una leche de alta calidad y un lechazo único. Por lo tanto, creo que la explotación ideal debe avanzar en esos dos caminos… e incluso avanzar en la transformación de la producción, como es el caso de las queserías artesanales. También lo ideal para esta raza es un régimen de explotación extensivo, pero en algunas zonas como Tierra de Campos no es posible porque la PAC ha hecho que aumentara el número de tierras que se cultivan y los modernos sistemas de cosechadoras hacen que no haya pastos disponibles. Respecto al tamaño de la explotación, depende de la mano de obra que se pueda destinar a la ganadería.

OVIESPAÑA.- Desde su experiencia, ¿tiene la raza Churra un futuro halagüeño? ¿Cuáles son sus asignaturas pendientes?

EDUARDO PÁRAMO.- La raza Churra tiene un enorme potencial, porque durante estos años hemos mejorado muy sensiblemente la capacidad de producción de leche. Además, hay que tener en cuenta que no siempre la oveja más productora es la oveja más rentable y en algunos esquemas de selección se ha olvidado la calidad por primar la producción. Debido a este potencial, se podría tener futuro, pero se necesitan apoyos desde la administración para que no se convierta en una oveja en peligro de extinción. También debemos poner en valor nuestro producto estrella, que es el lechazo de raza Churra, para asegurar el futuro. La IGP es una buena herramienta para conseguirlo, pero debemos conseguir que haya una diferenciación en el precio.

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
13 de marzo de 2018     40 - 45 € / Pieza800 cabezas

 

El gran protagonista del mercado de corderos durante el presente año ha sido el aumento del precio del cordero recental, el que tiene una canal entre 12 y 16 kilogramos de peso según la clasificación que realiza el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Según sus estadísticas oficiales, la cotización en la actualidad, es decir en la última semana de febrero, de este tipo de cordero se encuentra en 547,96 euros por cada cien kilos de canal, lo que significa un notable incremento del 13,2% respecto a los 484,23 euros que se marcaban en la misma semana del pasado año 2017.

Esta situación contrasta con la vivida en la cotización del lechazo, con canales menores de siete kilogramos, que ha experimentado una evolución contraria. Así, se ha pasado de 701,90 euros por cien kilos de canal en febrero de 2017 a 687,94 euros en el presente ejercicio. Se trata de una reducción porcentual de apenas el 2%, pero bastante significativa en relación con lo que ocurre en el resto de categorías del cordero.

Cruzando ambos datos, se llega a la conclusión de que el diferencial de precios entre ambos tipos de carne de ovino se ha estrechado a niveles mínimos. Así, en 2017, a estas mismas alturas del año, el diferencial de precios entre el lechazo y el cordero recental era de un 44,9% a favor del primero. En 2018, ese diferencial se ha reducido notablemente hasta el 25,5%. Según fuentes conocedoras del sector, se debe a que la demanda del lechazo es aún más estacional que la del cordero recental y se encuentra en la actualidad en horas bajas tras las fiestas navideñas.

 

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
06 de marzo de 2018     34 - 39 € / Pieza800 cabezas

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
27 de febrero de 2018     35 - 40 € / Pieza800 cabezas

Página 1 de 62

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder