Mostrando publicaciones por etiqueta: Lechazo

El actual cierre de la restauración ha eliminado una de las grandes bolsas de consumo de cordero lechal. “En este escenario, disfrutar de nuestras carnes de lechal, cordero y cabrito en las cocinas domésticas es la única alternativa actual para la supervivencia del sector productor”, señala la interprofesional Interovic.

La carne de cordero lechal se encuentra disponible en los puntos de venta habituales, como mercados y supermercados, lo que supone una oportunidad para llenar la cesta de la compra y disfrutar en los hogares de su potencial de aromas, sabores y texturas. El origen europeo de este producto garantiza unos máximos niveles de calidad organoléptica y de seguridad alimentaria, al haberse criado de una forma tradicional.

“Su producción aporta grandes beneficios para el medio ambiente gracias al fomento de la biodiversidad, la sostenibilidad y a la prevención de incendios forestales. Esto convierte a la carne de cordero en un producto ideal que se adapta a las necesidades de los cocineros profesionales y amateurs del siglo XXI”, apunta Interovic.

 

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Selecto de Raza Churra (Anche) pone en marcha una campaña de promoción de la carne de la IGP Lechazo de Castilla y León, que bajo el claim #HoyComproLechazo, tiene por objetivo alertar e informar a la opinión pública del drástico descenso del consumo de carne de raza Churra debido al Covid-19, además de conseguir derivar parte de la cuota de negocio perdida destinada al canal Horeca hacia el consumo doméstico.

En concreto, la campaña generará contenido para dar voz a los cientos de ganaderos del sector ovino, preocupados por las consecuencias económicas y de supervivencia de la raza ante esta situación. También, se informará de la importancia de la raza Churra como activo económico, ecológico y patrimonial en la España rural.

Su presidente, Mariano Paramio, lanza un SOS al consumidor para que no se olvide de comprar carne de lechazo en su supermercado o carnicería más cercana. “El cierre de los restaurantes y bares ha hecho que nuestras ventas caigan en picado, además ahora en primavera es la época de parto de las ovejas”, señala Paramio. Según datos de Anche, de enero a marzo de 2019 se vendieron un total de 50.000 lechazos, mientras que a día de hoy, y en ese mismo periodo, se ha producido un descenso en las ventas cercano al 85%. 

Los propios ganaderos, grandes chefs de ámbito nacional, como Víctor Martín, del Restaurante Trigo, nutricionistas deportivos, expertos gastronómicos… respaldarán el consumo de carne de lechazo, poniendo en valor sus extensas cualidades nutricionales, así como sus múltiples formas de preparación. Asimismo, la campaña pretende acercar al consumidor un producto cien por cien sostenible y con la calidad y el origen garantizados por la IGP Lechazo de Castilla y León. 

Para ello, arrancará con una ambiciosa puesta de largo en las redes sociales de Anche bajo los hashtags #HoyComproLechazo y también #HoyCocinoLechazo. “Habrá recetas, consejos de alimentación saludable, vídeos de ganaderos explicando su actual situación por el Covid -19 y cocineros de nuestra tierra que ensalzarán la terneza, el sabor y la jugosidad de la carne de lechazo, que además se puede cocinar de múltiples formas: asados, calderetas, guisos, parrilla”, comenta el presidente de Anche.

 

España está viviendo una difícil situación a causa del estado de alarma decretado por el Covid-19. Moralejo Selección es consciente de que forma parte de un sector estratégico para la población y, por ello, quiere transmitir su firme compromiso con las necesidades de la población, así como con la seguridad de los trabajadores. De hecho, para garantizar la seguridad de los equipos, se han implementado medidas de vigilancia, desinfección continua y control en las plantas, así como activado el teletrabajo en todas las áreas donde es posible.

A día de hoy, la empresa Moralejo Selección mantiene su actividad para garantizar el abastecimiento en las cadenas de distribución en toda España. Se siguen cumpliendo al 100% los compromisos con los ganaderos. “Tendemos la mano a todos los ganaderos que necesiten sacar sus lechazos adelante, porque juntos podremos dar más valor a esta carne tan apreciada en todas las mesas”, señala Moralejo Selección. En un mensaje enviado a los productores, la empresa zamorana se ha comprometido a mantener los precios de compra durante la presente semana.

“Comer cordero lechal hoy ayuda a miles de ganaderos y sus familias a sacar adelante su producción. En Castilla y León, tierra de lechazos, debemos apoyar a nuestros ganaderos consumiendo esta carne. A falta de restaurantes donde salir a disfrutarla, promovamos el #corderolechalencasa entre todos nuestros amigos de aquí y de otras regiones de España. No nos cansaremos de agradecer a toda la cadena de producción su dedicación en estos días: ganaderos y ganaderas, transportistas y trabajadores de todos los supermercados de España y muy especialmente, a todos los trabajadores de Moralejo Selección que con responsabilidad, esfuerzo y compromiso hacen posible cada día que nuestras carnes puedan llegar a todos los hogares con normalidad mientras la normalidad no forma parte de nuestras vidas”, continúa.

 

Lechazos carne

Las explotaciones de ovino-caprino y porcino se resienten con motivo de la actual crisis sanitaria provocada por la expansión del coronavirus COVID-19 que ha modificado por completo nuestros hábitos de vida, obligado a cerrar restaurantes, suspender eventos y demás ceremonias.

 Los mercados de lechazos, cabritos y cochinillos se están desplomando, los intermediarios no los quieren a ningún precio porque tienen las cámaras llenas, nos relata un ganadero desesperado.

 UCCL ante la complicada situación del sector, que en los próximos días se va a ver acrecentada, ha mandado una carta al Consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, para que inste al Ministerio de Agricultura a poner en marcha de manera urgente la intervención pública en los productos de lechazos, cabritos y cochinillos y esté alerta por si debe ampliarse a nuevos sectores.

 La Intervención pública es un mecanismo de regulación de mercados que consiste en la compra de los productos agrarios, por parte de los organismos de intervención, cuando se producen perturbaciones importantes en el mercado, como la actual que estamos viviendo. Estos productos son almacenados hasta que se estabilizan los precios para su posterior venta, de forma que se eviten perturbaciones de mercado.

 La Unión de Campesinos de Castilla y León teme que, con el paso del tiempo, y con la continuidad de la cuarentena, los problemas sean cada vez mayores, sobre todo con la llegada de la primavera, donde el número de nacimientos en las explotaciones ganaderas es mayor, por ello pide que el Gobierno ponga en marcha medidas para paliar las dificultades que los ganaderos tienen para vender sus lechazos, cabritos o cochinillos, como es la intervención pública.

 Con la situación actual lo que hoy no tiene mercado nos puede hacer falta mañana. Está más justificada que nunca, apunta UCCL.

Lechazos churros web

El cordero lechal, conocido en Castilla y León como lechazo y considerado uno de los principales pilares de la gastronomía regional, es esencialmente plato de restaurantes. Tras cerrar estos establecimientos en acatamiento de las medidas de seguridad decretadas por el Gobierno para el control de la expansión del coronavirus, estos animales se hacinan en las explotaciones ovinas de toda Castilla y León  generando un colapso que preocupa seriamente a los ganaderos. Se da además la circunstancia de que en unas semanas llega la paridera de primavera, la época del año con mayor producción.

COAG ha constatado la existencia del referido problema en granjas de Zamora (principal provincia productora de ovino de toda la región) y en Palencia, pero sus datos testifican que este hecho está sucediendo en toda la Comunidad. Pide por ello que se arbitren las medidas necesarias para ayudar a los productores que sumarían esta crisis a la que les ocasiona la sanitaria que vive España.

Además, en Castilla y León, primera comunidad productora nacional, la producción de cordero ya cayó más de un 6 por ciento el año pasado y un 12 por ciento el número de sacrificios. En toda España el consumo de carne de ovino se desplomó un 40 por ciento en la última década.

Los compradores han dejado de adquirir estos animales a los ganaderos que tienen que mantenerlos en sus granjas con los pertinentes gastos de alimentación que ello significa y que supone un enorme coste añadido. Recordemos que el lechazo se alimenta solamente de leche de la madre y que antes de comenzar su ciclo de alimentación variada es retirado de las granjas para el sacrificio y la posterior distribución a los establecimientos para su  consumo, principalmente restaurantes y, en menor medida, las carnicerías.

Los ganaderos apuntan dos medidas para afrontar el problema pero ambas son tremendamente onerosas, por lo que requieren del apoyo de las adminitraciones para llevarlas a efecto. Un sería el almacenamiento, congelando la canal hasta que el tiempo escampe, pero tanto el inmovilizado como la pérdida de valor, dado que el producto no podría ser vendido como fresco, supondría un gran trastorno económico. Otra de las soluciones sería el engorde para la exportación a los países árabes, grandes interesados en obtener estos productos pero ello también ocasionaría los pertinentes gastos añadidos.

Y no olvidemos que los ganaderos están lejos de poder acogerse en las medidas económicas decretadas hoy por el Gobierno para atajar la crisis económica que derivará del coronavirus, dado que las granjas tienen otros ingresos, (venta de leche, por ejemplo) por lo que es prácticamente imposible cumplir con el requisito de ver mermada su facturación un 75% de la actividad habitual. Tampoco parece que la vía de incrementar el endeudamiento sea una opción, en un sector que lleva acumulando varios años de pérdidas.

La marca ‘Probiodiversidad’ de lechazos criados en los Picos de Europa, impulsada por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y respaldada por el Gobierno de Cantabria, contará este año con la participación de ocho ganaderos cántabros. Así lo ha anunciado el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco, durante la presentación de la nueva campaña de este proyecto de producción de lechazos criados “de manera natural, saludable y sostenible” en las montañas de los Picos de Europa para su posterior comercialización a través de un sistema de venta directa.

De esta forma, este grupo de ganaderos cántabros entra en el mercado de un producto como el lechazo, que tradicionalmente tiene su zona de producción en la comunidad autónoma de Castilla y León, aunque buscando la diferenciación como un producto de alta calidad.

Blanco ha ensalzado el valor de la marca ‘Probiodiversidad’, cuyo modo de producción se fundamente en lechazos de “extraordinaria” calidad que proceden de ejemplares criados en extensivo y de manera natural, respetando el manejo tradicional y favoreciendo la conservación de la biodiversidad en los ecosistemas de montaña.

 

Los precios del lechazo continúan en niveles inusitadamente altos para estas épocas del año, según se desprende de los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en su ‘Informe semanal de precios y mercados del sector ovino y caprino’, en el que se recogen los precios del sector en las ocho primeras semanas del año.

Según se refleja en la categoría de ‘corderos de hasta 7 kilogramos de canal’, que corresponde con el peso de los lechazos, el precio medio semanal durante los dos primeros meses del año ha sido de 1.042,66 euros por cada cien kilogramos de canal. Se trata de una cotización muy superior a los 729,78 euros que se recogían en el mismo periodo del pasado ejercicio. Por lo tanto, se trata de un espectacular incremento interanual medio del 42,9%, que se mantiene ya durante un periodo de tres meses.

Este aumento no es aislado respecto al pasado ejercicio, sino que en años anteriores también se dieron incrementos similares en los precios, ya que los ejercicios 2017 y 2018 se mantuvieron en niveles similares a 2019.

1-CEBADEROS DE CORDEROS Foto 3

El sacrificio de ovino en España ha alcanzado en 2019 un mínimo histórico que enciende todas las alarmas dentro del sector, según los datos que ha hecho públicos en Ministerio de Agricultura en la Encuesta de Sacrificios Mensuales recientemente publicada. Sólo la exportación, tanto de carne como sobre todo de animales vivos, mantiene un ritmo positivo que alivia el hundimiento de la actividad productiva en el ovino de carne español, pero parece claro que el consumo interno sigue perdiendo posiciones, después de haberse recuperado ligeramente en 2018.

El datos global de sacrificios en 2019 ha sido de 9,56 millones de cabezas, que suponen un descenso de casi medio millón de animales sacrificados (-5,54%) con respecto a los datos de 2018 -que se había cerrado con 10,12 millones de cabezas-, y marca el mínimo de los  últimos cinco años, reflejando un retroceso muy preocupante. De hecho, es el nivel más bajo de las series históricas recogidas por el Ministerio de Agricultura.

El volumen de toneladas de carne producidas en 2019 también ha caído de forma importante respecto al año anterior, desde 119.642 tm en 2018 hasta 116.632 tm en 2019, aunque porcentualmete la caída es menor (-2,5%), lo que significa que ha aumentado de forma significativa el peso medio de las canales de ovino salidas de los mataderos, previsiblemente porque se han sacrificados más corderos de cebo y menos ganado lechal.

LAS MAYORES CAÍDAS EN CASTILLA Y LEÓN

De hecho, la comunidad donde más ha caído el sacrificio de ovino ha sido Castilla y León, que es el líder destacado del sector a nivel nacional, con casi un tercio del total de la producción. En esta comunidad, el número de animales sacrificados en 2018 había sido de 3,16 millones de cabezas, mientras que en 2019 el volumen ha descendido hasta 2,779 millones de cabezas (-11,82%), lo que supone casi 350.000 animales menos, que son casi las tres cuartas partes del descenso en el volumen de sacrificios observado a nivel nacional. En cuanto a la producción de carne de ovino, el volumen en esta comunidad en 2018 había alcanzado las 29.515 toneladas, mientras que en 2019 la producción bajo hasta 27.687 toneladas, lo que supone un descenso del 6,19%. Esto refleja que ese incremento del tamaño medio de los animales ha sido especialmente significativo precisamenten en Castilla y León, que es donde el peso del mercado de lechales es más importante. 

Menos significativa ha sido la caída en Castilla-La Mancha, segunda comunidad en el ranking nacional, tanto en volumen de animales sacrificados como en toneladas de carne producidas. El número de cabezas sacrificadas ha descendido de 1,315 millones en 2018 a 1,25 millones en 2019. Y las toneladas producidas han bajado de 17.625 a 16.675, lo que significa que ambos porcentajes de descenso son similares y se mueven en torno al 5%, por lo que la tipología de animales sacrificados sigue siendo parecida.

En Aragón, que ocupa el tercer puesto por volumen de sacrificios de ovino a nivel nacional, la evolución ha sido levemente positiva en volumen de animales sacrificados, que han subido de 969.614 a 976.241 (+0,68%), y con un aumento más claro en cuanto al volumen de carne producida, que sube de 12.795 a 13.220 toneladas (+3,32%).

En el resto de las comunidades donde el sector tiene un peso destacado, la evolución ha sido positiva en Murcia (de 797.979 cabezas en 2018 a 829.338 en 2019, y de 11.765 tm de carne en 2018 a 13.418 en 2019) y también en Andalucía (de 531.708 cabezas en 2018 a 561.323 en 2019, y de 6.841 tm de carne en 2018 a 7.407 en 2019). Y ha sido negativa en la Comunidad Valenciana (de 693.2099 cabezas en 2018 a 590.884 en 2019, y de 9.642 tm de carne en 2018 a 7.877 en 2019).

 

El cordero, el lechal y el cabrito son productos que cuentan con una contrastada sostenibilidad y unos beneficios nutricionales que tienen que conocer los profesionales del ámbito Horeca.

Por ello, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (Interovic) va a impartir en la Hacienda El Rosalejo una jornada gastronómica con el chef Javier Robles y el carnicero Daniel Herrero. En este taller, que coincide con la celebración del Concurso Gastronómico Chef Sierra de Cádiz 2020, empresarios y cocineros descubrirán las características de los nuevos cortes de estas carnes.

El evento se celebrará este martes, día 25 de febrero, de 17.00 a 19.00 horas.

Esta acción se enmarca dentro del Programa Europeo desarrollado por Interovic, que apuesta por poner en valor el sabor, la sostenibilidad y los beneficios sociales y medioambientales de sus cortes.

El arranque del año 2020 está siendo inusual desde el punto de vista de los precios de los lechazos. Una vez que ha finalizado enero con unas cotizaciones muy altas respecto al año anterior, el mes de febrero ha comenzado por los mismos derroteros. Así lo muestran los datos oficiales publicados en el ‘Informe semanal de precios y mercados del sector ovino y caprino’, elaborado por la Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y correspondiente a la semana del 27 de enero al 2 de febrero, con la categoría de ‘corderos hasta 7 kilogramos de canal’, que se corresponde con la producción de lechazos. Estos precios inusualmente altos se están dando en una época del año en la que suele darse una caída de precios, ya que el pico del consumo navideño desciende de forma importante.

Por lo tanto, el precio en el inicio del mes de febrero es de 1.074,54 euros por cada cien kilogramos de canal, lo que significa un espectacular incremento del 53,1% respecto a los 701,98 euros que se marcaban en la misma semana del pasado ejercicio. Si se realiza el análisis de las cinco primeras semanas del año, las diferencias son algo más reducidas, pero igualmente llamativas. Se ha pasado de una cotización de 745,43 euros por cien kilos de canal en el arranque de 2019 a 1.032,29 euros en el presente año, por lo que en este caso la subida porcentual es del 38,5%.

En el resto de categorías analizadas por el informe ministerial, también se produce en el arranque de febrero un aumento respecto a 2019, aunque de una forma mucho más limitada. En el caso de los corderos de 7 a 10 kilogramos de canal, la evolución ha sido de 645,75 a 669,88 euros, por lo que la subida es del 3,7%. Más importante es el incremento en los corderos de 10 a 13 kilos de canal, ya que aumenta un 13,1% al pasar de 578,54 a 645,59 euros por cien kilos de canal. Por último, en la categoría de 12 a 16 kilogramos de canal, el incremento también es importante, en concreto del 12,6%, ya que se pasa de los 529,46 euros de febrero de 2019 a 596,11 euros del mes actual.

Página 1 de 74

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder