interovic 1000x120 junio19

divisor 10x70 blanco

vetia 480x90 marzo19divisor 10x70 blancosyva 480x90 junio19divisor 10x70 blanco

foro19 ovigen 480x90 2018divisor 10x70 blancoforo19 msd 480x90 2

Mostrando publicaciones por etiqueta: Lechazo

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
21 de mayo de 2019     40- 45 € / Pieza550 cabezas

 

Los productores de lechazo están teniendo un año 2019 mejor que el pasado 2018, que destacó por ser uno de los que tuvo los precios más bajos en ovino de carne. Así, los lechazos tienen en la actualidad un precio de 738,14 euros por cien kilogramos de canal, lo que significa un incremento del 6,7% respecto a los 692,07 euros del pasado año a estas alturas. Los datos son del ‘Informe semanal de precios y mercados del sector ovino y caprino’, elaborado por la Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), correspondiente a la categoría de corderos de hasta 7 kilogramos de peso en canal.

Hay que tener en cuenta que esta subida se ha ido cimentando en las últimas semanas, ya que a finales de marzo el precio del lechazo apenas estaba en 671,50 euros por cien kilos de canal, por lo que el incremento desde entonces se sitúa en el 9,9%.

Aunque el precio de este año es mayor que el de 2018, lo cierto es que todavía se está por debajo de ejercicios anteriores. Tomando como ejemplo 2017, a estas alturas del año la cotización del lechazo era de 806,30 euros por cien kilos de canal.

Lechazo churro

Un evento donde la capital de la comarca de la Ribera del Duero, conocida por su enogastronomía, será absoluta protagonista durante todo el mes de junio

Aranda de Duero celebra el próximo mes de junio las XIX Jornadas del Lechazo Asado, organizadas por la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero y Ribera (ASOHAR), con la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Ribera de Duero y la Lechuga de Medina. La localidad cada año despierta un mayor interés turístico, debido a su increíble potencial culinario, sus vinos D.O. Ribera del Duero y su sorprendente patrimonio arquitectónico. Estos son los tres pilares de esta edición de las Jornadas, donde ocho asadores especializados con horno de leña crearán diferentes menús durante todo el mes de junio que será un deleite gastronómico basado en cordero lechal y sus derivados a un precio único de 40 euros.

El olor de la leña, el sabor de su vino y sus innumerables atractivos turísticos serán el eje clave del desarrollo de las XIX Jornadas del Lechazo Asado. Un evento que tendrá lugar durante todo el mes de junio y que se convertirá en una gran experiencia turística para sus visitantes.

El 51 del Sol, Mesón de la Villa, Restaurante Aitana, Asador de Aranda – Mesón El Roble, Restaurante Asador Montermoso, Asador El Ciprés, Asador Casa Florencio y Restaurante Asador el Largar de Isilla serán los ocho asadores que participarán en estas Jornadas, organizadas por la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero y Ribesa (ASOHAR), con la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Ribera de Duero, la Lechuga de Medina y la Ruta del Vino de Ribera de Duero.

Cada uno de los participantes ofrecerá un menú que tendrá como elemento principal el lechazo asado, en torno al que girarán multitud de propuestas culinarias con los ingredientes de la tierra más arraigados, con el objetivo de sorprender al comensal. El maridaje perfecto del menú lo aportará el vino D.O. Ribera del Duero y la Lechuga de Medina, potenciando el sabor de las propuestas y creando una armonía perfecta para los paladares más exigentes.

Es imposible concebir esta comarca ribereña dejando de lado su gran capital histórico, siendo uno de sus elementos más característicos los siete kilómetros de bodegas subterráneas que rodean su casco histórico. Destinados a conservar los vinos en la Edad Media, éstas se convierten en espectaculares galerías que solamente se pueden visitar durante las XIX Jornadas del Lechazo, acrecentando la magnitud de este evento en cuanto a su factor de interés cultural. Este importante patrimonio arquitectónico está representado por las iglesias de Santa María la Real y de San Juan, el Santuario de San Pedro Regalado o la iglesia de San Nicolás de Bari. También se encuentran monumentos como el Palacio de los Berdugo, donde se hospedó Napoleón en el año 1808.

La combinación de la enogastronomía con la historia de la Villa es el eje sobre el que se construyen estas XIX Jornadas del Lechazo Asado, un evento con una increíble atracción turística, en el que los visitantes disfrutarán de un espectáculo gastronómico único en el ámbito nacional. Una cita muy esperada en la que los arandinos adquieren una especial importancia como anfitriones y promotores de su localidad.


 jornada interovic 19 web 

 - Jornada Técnica enfocada específicamente a carniceros, celebrada en el Centro de Formación de Mercamadrid

 - Daniel Herrero, experto en el oficio, encargado de explicar cómo llevar a cabo los distintos cortes

 - Recorrido con los asistentes por las posibilidades y ventajas que ofrecen las nuevas presentaciones desarrolladas por el sector

La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC), ha celebrado una nueva edición de las Jornadas de Formación que contempla el Programa Europeo puesto en marcha por la entidad, con el objetivo de trasladar a los profesionales de la distribución minorista la importancia que tiene conocer las innovadoras presentaciones de las carnes de lechal, cordero y cabrito.

Unos productos desarrollados pensando en el consumidor del siglo XXI, marcado por la preocupación por la conservación del entorno y la sostenibilidad social de las explotaciones. En esta nueva presentación de los nuevos cortes, el destinatario de estas Jornadas ha sido Madrid, concretamente en Centro de Formación Mercamadrid, la mayor plataforma de distribución, comercialización, transformación y logística de alimentos frescos de España.jornada interovic 19-1 web

Esta formación, celebrada el 14 de mayo, ha contado con una amplia asistencia por parte de los alumnos del curso de carnicería que imparte el centro, quienes han manifestado su interés por las nuevas presentaciones de ovino y caprino, así como lo que éstas pueden hacer para poner en valor un producto tan natural y arraigado en nuestra tradición alimentaria y cultural. El carnicero Daniel Herrero ha sido el encargado de exponer las diversas posibilidades, presentaciones y nuevos cortes que el sector pone a nuestro alcance.

El sector de la carne de cordero y cabrito, unido en su interprofesional, INTEROVIC, con el apoyo de la Unión Europea, ha puesto en marcha una completa agenda de actividades dirigidas a fomentar el conocimiento del pastoreo tradicional y los beneficios sociales, culturales, económicos y medio ambientales que implica el consumo de estas carnes.

jornada interovic 19-2 web

  

 

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
14 de mayo de 2019     45- 50 € / Pieza420 cabezas

 

El precio de los lechazos se mantiene con estabilidad y ligeros incrementos en las últimas semanas, según muestran los datos del ‘Informe semanal de precios y mercados del sector ovino y caprino’, elaborado por la Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y que recoge los precios del sector hasta las pasadas festividades de Semana Santa, momento tradicional del consumo de ovino en España.

Según muestran estas estadísticas oficiales, el precio de los corderos de hasta 7 kilogramos de canal, es decir, de lechazos, se situó en la tercera semana de abril en un total de 713,01 euros por cien kilogramos de canal. Esta cantidad significa un incremento del 2,5% respecto a los 695,73 euros que había en el sector hace un mes. Además, en comparación con la misma semana del pasado año, también se refleja un aumento del 2,7%, ya que en 2018 la cotización era de 693,97 euros por cien kilos.

Esta ligera mejoría en el precio se está produciendo a pesar del incremento de producción que se registra en esta época del año con las parideras de primavera en las explotaciones. Sin embargo, el incremento interno del consumo y la evolución estable de la exportación han permitido estos pequeños aumentos en la cotización del lechazo.

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
30 de abril de 2019     45 - 47 € / Pieza500 cabezas

 

familia de ovejas churras web

La Comisión Europea ha aprobado las modificaciones del Pliego que define la IGP del lechazo de Castilla y León, que se recoge en el DOUE del pasado 16 de abril de 2019, tal como se había anunciado en OVIESPAÑA el pasado 8 de diciembre.

La propuesta de cambios, que es planteada por el órgano que dirige la IGP, modifica aspectos importantes que van desde la zona de producción, su forma de presentación e indentificación ante al consumidor, la edad de sacrificio...

Modificaciones

Modificación 1

Descripción del producto: eliminación de la exigencia del control del peso en vivo de los lechazos al sacrificio en matadero.

La supresión de la medición del peso vivo al sacrificio en matadero se solicita ya que supone una duplicación de una medición que ya es controlada a través del peso de la canal, que es más preciso y objetivo y con el cual está directamente correlacionado.

Con el control del peso de la canal y manteniendo los requisitos de mayor importancia para determinar la calidad de la canal de los lechazos, como son el tipo de alimentación, el color, la conformación y el engrasamiento, parámetros todos contemplados en el pliego de condiciones IGP «Lechazo de Castilla y León», el producto seguirá cumpliendo con los criterios de calidad de la carne de los lechazos de la IGP.

Además de todo lo indicado, hay que decir que el proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» implica su revisión una a una. Si la canal está fuera de los rangos de pesos determinados en el pliego de condiciones, esta se rechaza automáticamente. En las canales cuyo peso cumple con el pliego de condiciones se procede a comprobar el resto de parámetros (conformación, color de la carne, color de la grasa externa, cantidad de grasa de los riñones, presencia del epiplón, etc.).

Texto que se suprime

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Modificación 2

Descripción del producto: eliminación del control de la edad de sacrificio del animal.

El término lechazo es sinónimo de «cordero lechal», es decir, cría de la oveja que todavía mama; por tanto, está directamente vinculado al tipo de alimentación, no a la edad. La edad es una consecuencia determinada por el momento natural del destete.

Con esta eliminación se pretende evitar duplicidades en los controles ya que este parámetro está directamente relacionado con otros que están contemplados en el pliego de condiciones y por lo tanto controlados, como el peso de la canal, el color y el estado de engrasamiento.

Se propone la supresión del control de la edad de sacrificio dado que el control individualizado de las canales garantiza el cumplimiento de los parámetros de calidad establecidos en el pliego de condiciones.

Los criterios utilizados para definir la calidad de la canal de este tipo de animales de corta edad y que solo son alimentados con leche materna son principalmente el color, el engrasamiento y el peso.

El peso de la canal está íntimamente relacionado con la edad de sacrificio, cuando aumenta la edad, aumenta el peso de la canal.

Los controles establecidos en el pliego de condiciones ofrecen garantías suficientes de que el animal se alimenta con leche materna exclusivamente hasta el momento del sacrificio, elemento esencial que confiere la especificidad a este producto. Además, existen controles destinados a garantizar que los lechazos solo se alimentan con leche materna:

Inscripción de las ganaderías que exclusivamente alimenten a sus lechazos con leche materna y control periódico de las mismas.

Control del color de la canal, rosa pálido o blanco nacarado (color derivado de la alimentación láctea).

Control de la grasa externa, del epiplón y de la grasa del riñón (color blanco céreo y la superficie de los riñones cubierta al menos en un 50 % de su superficie).

Análisis organoléptico del producto final.

El proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» se realiza mediante la inspección una a una de las canales, comprobando los parámetros antes mencionados. Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. En el caso de que un animal se presentase para su clasificación con una edad superior a los 35 días, habiendo tenido un desarrollo normal y armónico, superaría en canal el peso máximo de clasificación establecido y sería desestimado. En el caso de que este animal hubiese superado los 35 días de edad y su canal no superase el peso máximo establecido (casos muy excepcionales), se desestimaría dicha clasificación por no tener las proporciones armónicas, falta de engrasamiento renal y coloración más oscura.

Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. Esta modificación no tiene ninguna consecuencia sobre el método de producción y no afecta a la calidad del producto final.

Texto que se suprime

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Modificación 3

Descripción del producto:

En este apartado se ha modificado la redacción para evitar confusiones entre el peso de la canal y la forma de presentación del producto y se ha ampliado la información sobre el origen del localismo «lechazo». También se incluyen en las formas de presentación del producto la posibilidad de presentarlo en media canal y cortes primarios, esto se debe a que los hábitos alimenticios de los consumidores se han ido modificando como consecuencia de los cambios sociodemográficos que ha experimentado la población y que han propiciado una transformación en los patrones de consumo. Uno de los patrones que se han modificado es la demanda de formatos de alimentos de menor tamaño debido a la disminución de los integrantes de las familias, sin disminuir por ello la calidad de los mismos.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Se entiende por lechazo la cría de oveja que todavía mama, utilizándose este término indistintamente para referirse a machos y hembras, tratándose de un localismo que se utiliza en el ámbito geográfico de la cuenca del Duero.

El tipo de ganado apto para la producción de «Lechazo de Castilla y León» procederá de las razas: Churra, Castellana y Ojalada, admitiéndose únicamente los cruces entre las razas indicadas.

El «Lechazo de Castilla y León» deberá reunir los siguientes requisitos:

Cordero sin distinción de sexo.

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales de las categorías «Extra» y «Primera» que se contemplan en la norma de calidad vigente y que cumplan las siguientes características:

Peso canal: dos formas de presentación:

a)

Sin cabeza ni asadura y con epiplón: de 4,5 kg a 7 kg.

b)

Con cabeza y asadura y epiplón: de 5,5 kg a 8 kg.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa.

Proporciones armónicas.

Contornos ligeramente redondeados.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

La alimentación de los lechazos será exclusivamente con leche materna.

Deberá decir:

El producto es la cría de ovino, tanto macho como hembra, nacida y criada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, procedente de las razas Churra, Castellana, Ojalada, o los cruces entre dichas razas, que se ha alimentado exclusivamente con leche materna.

La palabra «lechazo» es un localismo, que tiene su origen en la palabra «leche» y que define a la cría de oveja, tanto macho como hembra, alimentada con leche materna.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales que cumplan las características siguientes:

Peso de la canal entre 4,5 y 7 kg. Si la presentación del lechazo se hace con cabeza y asadura, se incrementa el peso de la canal en 1 kg.

Clasificación de la canal: Categoría A calidad 1.a, según la Normativa Europea de Calificación de Canales de Ovino vigente.

Formas de presentación: canal con cabeza y asadura, canal sin cabeza y asadura, media canal y cortes primarios.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa, proporciones armónicas y contornos ligeramente redondeados.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

Modificación 4

Zona geográfica:

La zona geográfica de producción, antes restringida a determinadas comarcas de alto predominio cerealista, se amplía hasta abarcar toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Esta ampliación se basa en los datos de superficie de cereales que figuran en la declaración PAC de los últimos años correspondientes a todos los municipios de Castilla y León y a la existencia histórica de ganaderías de ovino de las razas autóctonas churra, castellana y ojalada en toda la Comunidad de Castilla y León. El análisis estos datos arroja que el 94,57 % de los municipios de Castilla y León son zonas cerealistas y por lo tanto cumplen con el vínculo establecido en el pliego de condiciones, basado en el binomio ovino autóctono con las zonas cerealistas que une y vincula el producto final con las raíces de su geografía, y es por esta razón por la que se considera razonable ampliar la zona de producción a toda la Comunidad de Castilla y León, siendo poco significativos el número de municipios que podían quedar excluidos.

Con ello se permite la producción en la zona periférica de la región, que presenta además ricos pastos naturales de importancia para la alimentación del ganado.

La zona geográfica propuesta para la IGP «Lechazo de Castilla y León» supone un incremento de 36 443 km2 de los 57 784 km2 que figuran en la versión del pliego de condiciones registrada actualmente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Zona de producción: comarcas de Castilla y León que coinciden con la distribución natural de las razas Churras, Castellana y Ojalada (En el pliego de condiciones se detallan uno a uno los municipios incluidos en la zona geográfica, no procede transcribirlos en este documento).

Zona de sacrificio y faenado: Comunidad de Castilla y León.

Deberá decir:

La zona geográfica de producción, sacrificio y faenado de los lechazos amparados comprenderá la totalidad de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Modificación 5

Prueba del origen:

Se ha reestructurado todo este apartado, básicamente para mejorar su comprensión y adaptarlo a la reglamentación vigente.

Se incluyen aclaraciones para garantizar la pureza de raza de los animales de las explotaciones y en cuanto a la alimentación exclusiva de los lechazos con leche materna; de esta forma se garantizan algunos de los elementos esenciales que confieren la especificidad a este producto.

Se cambia la identificación de los animales en la explotación; actualmente el pliego indica que deberá ser un crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguidas del número de orden y fecha de nacimiento. Esta identificación no es la contemplada en la legislación vigente y supondría que el animal debe llevar dos crotales.

Se modifica que la identificación de los lechazos pueda ser antes de la salida de la explotación y no al nacer como indica el Pliego vigente, como así se establece en la legislación vigente, artículo 4 punto 6 del Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina.

Se incorporan elementos de control del transporte de los animales, importantes de cara al bienestar de los animales, y de las características de la carne.

Se ha retirado el párrafo que menciona la actuación del comité de calificación de canales, ya que no era coherente con el proceso de certificación.

Se ha eliminado el contenido de los soportes físicos que acompañan al producto expedido ya que estos están especificados en el apartado sobre el etiquetado, se establece que esta identificación se debe realizar en el matadero.

Se incluye lo establecido en el artículo 4.2 del Reglamento de Ejecución (UE) n.o 668/2014 de la Comisión.

Se incluye el control de producción, transporte, el sacrificio y faenado de lechazos y la calificación de canales.

Se incluye el control del producto final mediante análisis organolépticos en laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Se han eliminado las referencias al Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Controles y certificación

Los lechazos aptos para producir carne protegida por la IGP procederán de explotaciones inscritas.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona de producción indicada en el punto C y los lechazos amparados deberán nacer y criarse en dichas explotaciones.

Los lechazos serán identificados al nacer con crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguida del número de orden y fecha de nacimiento, de acuerdo con el parte de nacimientos.

El sacrificio y faenado se realizará en mataderos, salas de despiece y envasado, inscritos en el registro de industrias del Consejo Regulador.

El Consejo Regulador, a través del Comité de Calificaciones de Canales, determinará la aptitud de las canales amparables por la Indicación Geográfica Protegida, basándose en lo establecido en el apartado B), colocando un soporte físico identificativo del «Lechazo de Castilla y León» que permita identificar al producto protegido.

Todas las canales con Indicación Geográfica Protegida que se expidan para el consumo deberán ir provistas del soporte físico, que contendrá en todo caso el logotipo del Consejo Regulador, la fecha de la matanza y número de identificación, no pudiendo ser comercializadas como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de precintos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, que deberán ser colocados en la propia industria y de acuerdo con las normas que determina el Consejo Regulador, y siempre en forma que no permita una segunda utilización.

En todo caso deberá existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y elementos de control del Consejo Regulador.

Las canales amparadas por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberán expedirse por las industrias inscritas por el Consejo Regulador en forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Deberá decir:

Solo podrán producir lechazos amparados las explotaciones ovinas que se encuentren inscritas en el registro oficial correspondiente y siempre que puedan garantizar la pureza de raza de sus animales.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona delimitada y los lechazos deberán nacer, criarse en dichas explotaciones y solo podrán alimentarse de leche materna.

Los lechazos serán identificados antes de su salida de la explotación según lo establecido por la legislación vigente, incluyendo además el logotipo de la IGP.

El transporte de los lechazos a matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados e irá acompañado de sus documentos de acompañamiento.

El sacrificio, faenado, despiece, envasado y distribución de la carne protegida se realizará exclusivamente en las instalaciones de los operadores inscritos en los registros de la estructura de control.

El producto expedido para el consumo irá en todo momento identificado, debiendo existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y otros elementos de control. La identificación se realizará en el matadero.

La carne amparada por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberá expedirse por operadores inscritos de forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Todos los operadores deberán poder determinar:

a)

El proveedor, la cantidad y el origen de todos los lotes de lechazos recibidos.

b)

El destinatario, la cantidad y el destino de las canales de lechazos etiquetadas.

c)

La correlación entre cada lote de lechazos vivos a que se refiere la letra a) y cada lote de canales de lechazos etiquetadas a que se refiere la letra b).

La producción, el transporte, el sacrificio y el faenado de lechazos y la calificación de canales serán sometidos a control.

El control de las características organolépticas de la carne se realizará mediante analíticas en un laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Modificación 6

Método de obtención:

Se ha hecho una revisión en profundidad de este apartado, retirando así aspectos repetidos en otros apartados u otros ya previstos o prohibidos en la legislación vigente.

Se ha eliminado la mención al transporte de los animales al matadero por las mañanas ya que en la actualidad los mataderos sacrifican de forma continua.

Se ha eliminado el sacrificio de los animales antes de las 10 horas de su entrada al matadero, haciendo referencia a los plazos establecidos por la legislación actualmente vigente.

Por último se han establecido temperaturas para la conservación de la carne conforme a los límites establecidos en la legislación vigente para este tipo de productos, y se ha previsto que la comercialización de la canal etiquetada pueda ser mayor a los ocho días desde el sacrificio cuando esta vaya envasada en condiciones que permitan prolongar su vida útil.

También se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Las canales protegidas por la IGP procederán de los lechazos obtenidos de las razas indicadas en el punto B) y sus cruces, y que se alimenten exclusivamente de leche materna.

El Consejo Regulador podrá dictar normas de obligado cumplimiento sobre prácticas de explotación y manejo del ganado y sobre calidad de los piensos utilizados en la alimentación de las madres.

En ningún caso podrán recibir las madres promotores de crecimiento ni finalizadores.

La zona de sacrificio y faenado de la canal será la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El transporte del ganado al matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados, de forma que el animal no sufra alteración o molestia que pueda afectar a su estado o integridad física.

Se evitará coger a los animales por la piel, dar golpes o el amontonamiento en el transporte. El transporte se realizará por la mañana, preferiblemente de madrugada, evitando recorridos largos.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos a este reglamento, deberán ser transportados en jaulas separadas en el vehículo y reposar en zonas separadas.

El tiempo de reposo será el mínimo imprescindible y, en cualquier caso, de acuerdo con los servicios técnicos del Consejo Regulador.

Todos los animales acogidos serán sacrificados el mismo día de entrada en el matadero y siempre antes de diez horas desde la entrada.

Todos los animales acogidos serán sacrificados de manera separada del resto.

El sacrificio y/o manipulación de los animales acogidos cuyas canales sean susceptibles de ser amparadas por la Indicación Geográfica Protegida, deberá realizarse en las industrias, debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros y autorizadas conforme a las disposiciones vigentes para el mercado nacional y comunitario.

En cualquier caso, el corte de la cabeza se hará a nivel de la articulación occipito-atloidea.

El oreo de las canales se realizará en cámaras a 4 °C hasta el día siguiente al del sacrificio. A partir de entonces las canales deberán conservarse en cámaras de refrigeración a 1 °C y por un período máximo de cinco días.

El período de comercialización no deberá superar los ocho días desde el sacrificio.

Deberá decir:

Los lechazos deberán nacer y criarse en explotaciones ovinas inscritas, no pudiendo salir de las mismas hasta su comercialización.

Los lechazos se alimentarán exclusivamente con leche materna.

La duración del transporte de los lechazos a matadero será conforme a lo dispuesto en la legislación vigente o norma que le sustituya.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos, deberán ser transportados de forma que no den lugar a confusión.

Todos los animales acogidos serán sacrificados en el período de tiempo establecido por la legislación vigente y de manera separada del resto.

El sacrificio, faenado y/o despiece de los animales deberá realizarse en industrias debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros.

El corte de la cabeza se hará, cuando proceda, a nivel de la articulación occipito-atloidea.

Con posterioridad al sacrificio, las canales serán refrigeradas en el matadero. La refrigeración de las canales se realizará en cámara a temperatura entre 1 °C y 7 °C hasta la salida de las canales para su comercialización.

El período de comercialización de la carne, según lo señalado en este pliego de condiciones, será como máximo de ocho días desde el sacrificio. Si la carne se comercializase envasada o conservada en condiciones que prolonguen su vida útil, el período de comercialización podrá ser mayor, siempre y cuando se conserven las características descritas en el apartado «Descripción del Producto».

Modificación 7

Etiquetado:

Se desarrolla el contenido mínimo que deberán llevar las etiquetas, se incluye el nuevo logotipo de la IGP «Lechazo de Castilla y León» desde el año 2011 y se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Todas las canales de «Lechazo de Castilla y León» que se expidan al consumo deberán ir provistos de un soporte físico que contendrá, en todo caso, el logotipo del Consejo Regulador, fecha de matanzas y número de identificación, no pudiendo ser comercializado como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de soportes físicos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, colocados de forma que no permita una segunda utilización.

Las etiquetas con las que se comercialice el «Lechazo de Castilla y León» deberán ser aprobadas previamente por el Consejo Regulador.

Deberá decir:

Todas las canales y/o envases en que se expida carne de «Lechazo de Castilla y León» para el consumo deberán ir provistos de un soporte físico de garantía que contendrá, al menos, el logotipo de la denominación, fecha de sacrificio y número de identificación, colocados de forma que no permita una segunda utilización, no pudiendo ser comercializados como tales sin este requisito.

El logotipo de la denominación es:

Image

Modificación 8

Estructura de control:

La estructura de control es ahora el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, como autoridad competente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Constitución:

El control de la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» corresponde al Consejo Regulador, órgano profesional formado por representantes del sector elaborador y productor.

Está constituido por:

Un presidente

Un vicepresidente

Cinco vocales en representación del sector ganadero

Cinco vocales en representación del sector industrial

Un vocal técnico representante de la Administración.

Los cargos de los vocales son renovados cada cuatro años, mediante elecciones democráticas.

Ámbito de competencias:

a)

En lo territorial, por las respectivas zonas de producción y elaboración.

b)

En razón de los productores, por los protegidos por la Indicación Geográfica Protegida en cualquiera de sus fases de producción, elaboración, circulación y comercialización.

c)

En razón de las personas, por las inscritas en los diferentes registros.

Funciones:

Elaborar y controlar los diferentes registros.

Orientar, vigilar y controlar la producción, acondicionado y calidad de la carne protegida. Los servicios de control y vigilancia se realizarán por inspectores, habilitados por la administración correspondiente, que actúan de forma imparcial respecto de los productores y transformadores.

Calificar el producto.

Promocionar y defender la Indicación Geográfica Protegida.

Actuar con plena responsabilidad y capacidad jurídica para obligarle y comparecer en juicios, ejerciendo las acciones que le correspondan en su misión de representar y defender los intereses generales de la denominación específica.

Deberá decir:

Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León

Ctra. de Burgos Km 119. Finca Zamadueñas

47071 Valladolid

Valladolid

ESPAÑA

Tel. +34 983412034

Fax + 34 983412040

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, a través de la Subdirección de Calidad y Promoción Alimentaria, es la autoridad competente que ejerce las funciones de verificación del cumplimiento del pliego de condiciones, así como la aplicación del régimen sancionador recogido en la Ley 1/2014, de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León.

 

FECHAPRECIONÚMERO DE LECHAZOS
22 de abril de 2019     35 - 40 € / Pieza280 cabezas

 

 

 

Elegir bien el producto, base del éxito

 

 ·       La carne de lechal, cordero y cabrito de nuestras cabañas solo necesita tiempo y tranquilidad en el horno para resultar deliciosa

 ·       Una opción ideal para celebrar a la vez que fomentamos la conservación del medio ambiente y apoyamos al ámbito rural

 ·       Sin necesidad de utilizar utensilios complicados, técnicas de alto nivel o ingredientes difíciles de encontrar

 La celebración del Día de la Madre se ha consolidado como uno de los puntos de mayor afluencia de público a la hostelería profesional. Un domingo en el que es habitual salir a comer fuera o encargar el almuerzo, para evitar que sean las madres las que tengan que hacerse cargo de la elaboración de la comida que acompaña a la celebración.

 Las carnes de lechal, cordero y cabrito representan una opción ideal para aquellos que quieran elaborar en casa un menú digno del Día de la Madre pero sin las complicaciones que las elaboraciones para cualquier día festivo suelen implicar. Gracias a los buenos resultados que ofrecen en el horno, es este electrodoméstico el que se encarga de hacer gran parte del trabajo.

 Grandes éxitos, pequeños esfuerzos

A la hora de preparar un asado de ovino o caprino, no es necesario emplear utensilios de última generación ni poner en marcha técnicas complicadas habitualmente presentes en otras recetas, como puedan ser los confitados, los escaldados o los salteados.

 Disponer la pieza sobre una fuente de horno, si es de barro mejor, salpimentar y añadir el líquido con el que vayamos a hacer el asado, ya sea agua o vino blanco, son los únicos pasos necesarios para alcanzar el éxito. Una vez cumplimentados estos sencillos trámites, un horno precalentado a 180 grados y vigilar que la elaboración no se quede sin líquido es lo que nos hace falta para obtener un resultado final a la altura de una comida como la del Día de la Madre. Buscar, tanto en nuestra carnicería de confianza como en nuestro punto de venta habitual, las carnes de origen europeo, nos ayudará a que el resultado final resulte delicioso, ya que la cría en el seno de la Unión Europea garantiza un producto superior.

 Motivos para celebrar

Apostar por las carnes de carnes de lechal, cordero y cabrito para el menú del Día de la Madre multiplica las razones para la celebración. Con algo tan sencillo como apostar por la producción de nuestras cabañas de ovino y caprino estamos construyendo a mantener todos los beneficios que nos aportan. La prevención de incendios, el fomento de la biodiversidad, y los beneficios económicos y sociales en el ámbito rural son el acompañamiento ideal de nuestro asado para el primer domingo de mayo.

 El sector de la carne de cordero y cabrito, unido en su interprofesional, INTEROVIC, con el apoyo de la Unión Europea, ha puesto en marcha una completa agenda de actividades dirigidas a fomentar el conocimiento del pastoreo tradicional y los beneficios sociales, culturales, económicos y medio ambientales que implica el consumo de estas carnes.

 

Más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. – 650 390 223

 

 

 

 

 

Página 1 de 71

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder