acrilflor 480x90 marzo16divisor 10x70 blancointerovic 480x90 mayo17divisor 10x70 blancodelavaldivisor 10x70 blancoinatega

Mostrando publicaciones por etiqueta: Mataderos

La Comunidad de Madrid invertirá 13,5 millones de euros en la mejora de la transformación y comercialización de productos agroalimentarios con el objetivo de impulsar la competitividad de los ganaderos de la Sierra Norte.
La partida procederá del Programa de Desarrollo Rural (PDR) y va dirigida a la modernización y mejora de la eficiencia de la transformación y comercialización de los productos alimentarios, lo que supone un incremento anual del 33 % respecto al periodo anterior.
Así lo ha destacado hoy el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, tras visitar las instalaciones del matadero situado en la localidad de Buitrago de Lozoya junto al alcalde del municipio, Ángel Martínez, y varios ganaderos de la zona.
En este espacio Taboada ha conocido los planes del sector para revitalizar estas instalaciones, que son gestionadas por la sociedad Ganaderos Reunidos de la Sierra Norte de Madrid, donde se va a añadir una sala de despiece que aporte valor añadido a los productos cárnicos de la zona.
González Taboada ha reiterado "el compromiso" del Gobierno regional con todas las iniciativas que contribuyan a impulsar la actividad y competitividad del sector cárnico de la región, en la que se consumen cada año cerca de 382.000 toneladas de carne, según señala la Comunidad en un comunicado.
Desde el Gobierno regional destacan que el sector cárnico es "estratégico", entre otras razones, por su contribución a la conservación del medio ambiente y su "enorme potencial, que combina la tradición y la cultura con las iniciativas de carácter tecnológico e innovador".
El consejero ha recordado el reciente viaje que hizo junto a un grupo de ganaderos y alcaldes de municipios de la Sierra Norte a la cooperativa Urkaiko de Cestona (Guipúzcoa) para conocer el "innovador" modelo de gestión de la actividad ganadera de esa zona del país. 

La asociación Haragi Artean, que agrupa a ganaderos, carniceros e intermediarios de Álava, ha anunciado hoy su disolución después de 11 años por "ante la falta de compromiso de las instituciones" para abrir de nuevo un matadero en la provincia.
La asociación se creó en 2006 "con el único propósito" de lograr la creación de un matadero, pero desde entonces las instituciones" han ido dando largas al proyecto hasta que el sector, por fin, ha desistido.
En 2005 cerró el matadero de Vitoria -que desde 1997 era privado- y en la actualidad Álava sólo cuenta con el matadero comarcal de Llodio.
A lo largo de estos 12 años "la mayoría" de las explotaciones alavesas han tenido que sacrificar el ganado en otras zonas lo que supone un sobrecoste para el conjunto del sector.
Por ello, los tres subsectores cárnicos (ganaderos, carniceros e intermediarios) constituyeron en 2006 una sociedad para impulsar la apertura de un matadero.
En 2010 Haragi Artean presentó un proyecto para construir uno que suponía una inversión de 3,2 millones de euros y para financiar su edificación planteaba "que la parte no asumida por el propio sector, la financiaran a partes iguales el Gobierno Vasco y la Diputación".
"En todo este tiempo no se ha conseguido el apoyo necesario" y los distintos gobiernos forales y vasco no han mostrado "un compromiso claro", lo que ha llevado a los integrantes de Haragi Artean a "dar un paso atrás" y disolver la agrupación, según ha informado en una nota el sindicato agrario UAGA, que también formaba parte del colectivo.

Los sacrificios de animales de la especie ovina se han desplomado durante el mes de marzo. Si en ese periodo del año 2016 pasaron por los mataderos españoles un total de 1.124.937 ejemplares de la especie ovina, en el presente ejercicio únicamente han pasado 927.296 animales, lo que indica un descenso porcentual del 17,5%. Así lo muestran los datos de la Encuesta de Sacrificio de Ganado, actualizada mensualmente por la Subdirección General de Estadística del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Algunos expertos del sector señalan la influencia de la Semana Santa en estos datos, fechas en las que aún se conserva la tradición del consumo de carne de ovino en determinadas zonas. Así, en 2016 la Semana Santa se celebró en marzo, lo que habría provocado un incremento de los sacrificios, mientras que en el presente ejercicio no ha llegado hasta abril. Por lo tanto, habrá que esperar a los datos del siguiente mes para comprobar el peso de este cambio de fechas de la Semana Santa.

Volviendo a lo ocurrido en marzo, en las comunidades autónomas con mayor número de sacrificios, la tónica general también es de descensos importantes. Así, los sacrificios de marzo bajan con vehemencia en Castilla y León (-16%), Aragón (-36,5%), Castilla-La Mancha (-21%) y Extremadura (-36,1%). Más moderados son los descensos en la zona del Levante y buen ejemplo son Comunidad Valenciana (-11,3%) y Murcia (-12,6%). La excepción al resto de regiones la marca Cataluña, con una pujante industria cárnica pero sin un alto censo de ganado ovino. Esta comunidad no sólo no desciende, sino que logra aumentar el número de sacrificios en marzo un 0,3%.

Con estos datos, el balance global del primer trimestre del año indica que se ha descendido en un 5,8% en el número de sacrificios en el territorio nacional, pasando de 2.389.587 a 2.250.122 ejemplares. Por lo que respecta al volumen de carne producida, en este caso la reducción ha sido únicamente del 3%, al pasar de 27.340 a 26.507 toneladas.

El sacrificio de animales de la especie ovina se ha incrementado en un 4,5% en los dos primeros meses del presente año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Se ha pasado de 1.265.190 ejemplares sacrificados en los meses de enero y febrero de 2016 a 1.322.810 animales en el mismo periodo del presente año. Un incremento que queda reflejado en la Encuesta de Sacrificio de Ganado, elaborada por la Secretaría General Técnica del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Dentro de las regiones con un mayor volumen de sacrificios, destacan los incrementos que se han registrado en la Región de Murcia (+24,4%), Andalucía (+38,7%) y Castilla-La Mancha (+9,1%). El descenso más notable se registra en Aragón (-3%), mientras que Cataluña consolida su segundo puesto en la clasificación nacional con un incremento parecido a la media española (+5%). Por

último, Castilla y León lidera con unos números casi calcados al del ejercicio anterior, ya que se ha pasado de 421.791 a 421.912 sacrificios.

Respecto a las toneladas de carne producidas, el aumento ha sido aún más significativo que en el número de animales, lo que podría indicar que han pasado por el matadero ejemplares adultos que se quieren eliminar de la producción. En los dos primeros meses de 2016 se produjeron 14.586 toneladas de carne de ovino, que ascendió a 15.660 toneladas en el mismo periodo de 2017, por lo que el incremento porcentual es del 7,4%.

La Federación de Veterinarios de Europa está sorprendida por las imágenes que aparecieron recientemente en las noticias belgas sobre el grave abuso de cerdos en un matadero. Desafortunadamente, eventos como este no son únicos. Casos similares de abuso de animales han salido a la luz en otros mataderos de toda Europa. “Casos tan severos y aparentemente repetidos de crueldad animal son totalmente inaceptables. Es difícil creer que los casos de crueldad animal como los reportados son causados ​​por algunos individuos solamente. Lo más probable es que son la consecuencia de un grave fracaso en el sistema, con debilidades en todos los niveles de la cadena de responsabilidad: desde el nivel más alto de la empresa a la gente en el piso que trata con los animales. Obviamente, las agencias de inspección responsables no lograron evitar estas malas prácticas”, señala la Federación.

Aunque es bueno ver que se están tomando medidas para corregir la situación en el matadero en particular, se necesita un cambio más fundamental para prevenir casos futuros. Se necesita urgentemente la concienciación, la capacitación y el compromiso de todos los que participan en el transporte y sacrificio de animales. En cada etapa del proceso los animales deben ser considerados y tratados como seres sensibles, capaces de apreciar el miedo, sentir dolor y sufrir. Nunca serán tratados como objetos sin sentimientos.
Además, los minoristas y los consumidores deben entender que los precios de los alimentos deben ser realistas y basados
​​en los costes reales. La competencia en curso basada en precios bajos tiene un efecto perjudicial en la forma en que los animales son mantenidos y tratados. Esto puede llevar al compromiso de la seguridad de los productos cárnicos y la ocurrencia de fraude alimentario. Hay que hacer más hincapié en la calidad, incluido el bienestar de los animales. La sensibilización, la promoción de buenas prácticas y el establecimiento de normas son cruciales.
En este contexto, FVE desea señalar la difícil situación de muchos veterinarios que trabajan en los mataderos. “Con demasiada frecuencia recibimos señales de que están bajo presión e insuficientemente apoyados por la jerarquía responsable. También recibimos informes de que físicamente a menudo no son capaces de inspeccionar los muchos lugares que necesitan ser controlados”, asegura.
Por esa razón, la FVE solicita:

- Aumentar la supervisión y la aplicación de los controles oficiales a lo largo de toda la cadena alimentaria.

- Mejorar el tratamiento de los animales destinados al sacrificio ya la inocuidad de los alimentos.
- Fomentar una mayor prioridad, tanto en el sector privado como en el público, para mejorar el desempeño y las responsabilidades de los veterinarios.

El sacrificio de ganado en Asturias volvió a bajar en el acumulado de enero y febrero, un 23,9 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, hasta 3.167,1 toneladas, según los datos publicados por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei).
Esta nueva caída se produce después de que el sacrificio de ganado en Asturias bajara en 2016 por séptimo año consecutivo, un 1,8 por ciento, hasta 23.296,5 toneladas, el mínimo anual dentro de la serie histórica elaborada por Sadei desde 1990.
El máximo histórico de sacrificio de ganado en el Principado se registró en 2009, con 46.629 toneladas, y desde entonces se han encadenado siete años de caídas, con un descenso acumulado hasta 2016 del 50 por ciento.
En el acumulado de los dos primeros meses de 2017, el sacrificio de porcino retrocedió un 52,9 por ciento, hasta 744,8 toneladas, y el de bovino, un 6,6 por ciento, hasta 2.307,6 toneladas.
En cambio, repuntó el sacrificio de ovino y caprino, un 11,1 por ciento, hasta 11 toneladas, y el de equino, un 4,3 por ciento, hasta 103,7 toneladas. 

Las clamidias son bacterias intracelulares obligadas que infectan una amplia gama de especies huésped, incluyendo ovejas. Dos especies de clamidia infectan ovejas, ‘C. abortus’, que es una de las principales causas de aborto en ovejas y cabras, y ‘C. pecorum’, que causa neumonía, artritis / poliartritis, encefalomielitis, conjuntivitis, enteritis, aborto y metritis e infertilidad en rumiantes domésticos y cerdos.

La prevalencia de desprendimiento fecal de ‘C. pecorum es relativamente común entre los corderos en Australia, país en el que se ha realizado un estudio publicado en la revista científica Small Ruminant Research y firmado por Joan Lloyd, Rongchang Yang, Allan Kessell, Una Ryan, Johann Schröder y David Rutley.

El objetivo del trabajo fue utilizar qPCR para determinar la prevalencia de ‘C. pecorum’ en muestras sinoviales obtenidas de extremaidades anormales recortadas de canales de cordero en un matadero en el sur de Australia. El estudio incluyó 53.131 canales examinadas para la artritis, de las cuales 369 tuvieron al menos una articulación anormal recortada.

La prevalencia de ‘C. pecorum’ en el tejido sinovial recogido de las articulaciones anormales fue del 6,1% y la concentración bacteriana varió de 6 × 103 a 7,6 × 105 / g de tejido sinovial. Cinco de las muestras conjuntas positivas fueron de canales que tenían una articulación recortada para artritis y cuatro de canales de las que se habían recortado dos articulaciones.

Por otra parte, se determinó que se necesitan más investigaciones para determinar las pérdidas de producción en la granja asociadas con la infección por ‘C. pecorum’ en corderos australianos.

La oestrosis es una enfermedad parasitaria causada por larvas de ‘Oestus ovis’, que afecta a las cavidades nasales y a los senos colindantes de ovejas y cabras. Se realizó un estudio en Turquía por el que se evaluó la utilidad de la PCR semi-anidada y la rinoscopia en el diagnóstico de la oestrosis aplicando estas técnicas en las cabezas de 184 animales (158 ovejas y 26 cabras) obtenidos de un matadero poco después del sacrificio. La evaluación bruta reveló que el 84,2% de las ovejas y el 38,5% de las cabras fueron positivas para la oestrosis.

El PCR rindió con 100% de sensibilidad diagnóstica, mientras que el examen rinoscópico proporcionó una sensibilidad diagnóstica del 100% y especificidad para la oestrosis en cabras, con un 81% de sensibilidad diagnóstica y un 100% de especificidad en ovinos. Estos resultados indican claramente la utilidad de la PCR semi-anidada y la rinoscopia en el diagnóstico de la oestrosis.

Esta investigación se ha publicado en la revista científica Small Ruminant Research y está firmada por Duygu Neval Sayin IPED y Semih Altan, de la Universidad de Dicle.

El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, gestiona cuatro instalaciones para la alimentación del quebrantahuesos, ave rapaz en peligro de extinción que tiene uno de sus últimos refugios naturales en los Pirineos, una especie que se nutre exclusivamente de huesos y restos óseos. 

Se trata de cuatro puntos de alimentación específicos para este animal salvaje que están situados en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el valle de La Garcipollera, en los montes de Ansó y de Torla, todos ellos vallados, pero con un funcionamiento y trabajo distinto al resto de “muladares” de la Red Aragonesa de Comederos de Aves Necrófagas (RACAN) existentes de forma dispersa por toda nuestra comunidad autónoma para alimentación de buitres y otras aves carroñeras. Todos ellos han sido autorizados como tales por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y cuentan con el informe favorable de los ayuntamientos en cuyos términos municipales se ubican.

De estos cuatro comederos selectivos o puntos de alimentación suplementaria para el quebrantahuesos, el más veterano de todos es el situado dentro de los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde se viene trabajando desde el año 1990. Allí, en cada aporte realizado por parte de guardas, celadores, personal de mantenimiento, agentes de protección de la naturaleza y técnicos, se depositan entre 100 y 120 kilos diarios de subproductos animales no destinados al consumo humano como patas y huesos, traídos de mataderos de Escalona, Binéfar, Monzón y Huesca. Éstos son previamente lavados con agua a presión por cuestiones higiénicas y sanitarias, puesto que pueden contener ectoparásitos o fungicidas en los cascos de las patas. Los kilos anuales aportados en este comedero oscilan entre los 10.000 y 14.000, y los días de aporte van entre los 80 y 100 cada año, siendo especialmente relevante el trabajo en aquellas jornadas de nieve, frío y mal tiempo.

En el comedero para quebrantahuesos del valle jacetano de La Garcipollera el aporte es muy similar, con unos 10.000 kilos al año de comida procedente de restos óseos de cerdo, cordero y ternera. Este alimento se deposita también dos días a la semana, dentro de un recinto cerrado y protegido que evita la entrada de posibles depredadores terrestres. Además, en este enclave, al año se obtienen unas 1.500 detecciones de quebrantahuesos, tanto de observaciones directas de los ejemplares marcados, como de señales recibidas por los receptores VHF que portan algunos animales. De hecho, este comedero es muy importante para el estudio y la conservación, ya que además aporta la información de más del 80% de la población marcada en el Pirineo, muy por encima de los datos obtenidos en los otros tres comederos existentes.

Supervivencia, reproducción, observación y punto fotográfico

Todas estas actuaciones coordinadas resultan ser de vital importancia para garantizar la supervivencia de los ejemplares juveniles de una especie faunística amenazada que vive asociada a la ganadería extensiva en zonas de alta montaña, así como de gran ayuda a la mejora de la productividad de las parejas reproductoras que inician su larga incubación ya en los meses más fríos del año, cuando todo el entorno natural está nevado y con temperaturas bajo cero.

Estos cuatro puntos comederos para quebrantahuesos de Aragón son, además, extremadamente útiles para el control de la población y para la realización de trabajos de marcaje que permiten obtener datos demográficos fundamentales en la gestión y protección de la especie. En cada día de aporte, los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón realizan las correspondientes observaciones que son anotadas en un ficha técnica de seguimiento donde se reflejan las especies avistadas –buitres, alimoches, águilas, córvidos- el número de individuos y si éstos están marcados o no.

Por otra parte, el punto de alimentación suplementaria del Cebollar de Torla, de menor volumen en aportes alimenticios, es utilizado fundamentalmente como punto de fotografía al que acuden fotógrafos, cámaras profesionales, televisiones y naturalistas de todo el mundo tras haber sido seleccionados por concurso y haber sido autorizados expresamente por parte del INAGA (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental) para la obtención de las mejores imágenes de una especie muy rara de ver bien en buena parte del mundo.

Todos estos trabajos de alimentación segura para la especie se enmarcan dentro de los objetivos y actuaciones del Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Aragón, Decreto 45/2003 de 25 de febrero, y están coordinados con las administraciones francesas de la vertiente norte y con las comunidades autónomas pirenaicas vecinas, mediante un protocolo común de actuación.

La única ave de nuestro país que se alimenta exclusivamente de huesos

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es un de las aves más singulares y emblemáticas del conjunto de la avifauna mundial, la cual se alimenta exclusivamente de huesos, lanzándolos desde el aire.

Esta especie animal salvaje encuentra en las poblaciones del Pirineo y del Prepirineo aragonés el bastión más importante para la especie en toda Europa, con más de 120 parejas reproductoras, es decir, el 60% de los territorios habitados por quebrantahuesos en las dos vertientes de las montañas pirenaicas.

Tanto a nivel nacional como autonómico, el quebrantahuesos está catalogado como  especie en peligro de extinción, existiendo una Estrategia Nacional para su Conservación, así como un Plan de Recuperación para la especie en Aragón. 

Los mayores problemas ambientales que afectan al quebrantahuesos son los tendidos eléctricos, la caza ilegal, el uso de venenos, la trasformación del hábitat, el fracaso reproductor y el retroceso de la ganadería extensiva en zonas de montaña, lo que disminuye la probabilidad de reses muertas y por lo tanto condiciona el alimento disponible para esta carroñera tan especializada en su alimentación.

 

 

La documentación reunida por las organizaciones Animals International y TSB | AWF saca a la luz métodos de transporte y sacrificio habituales para los países importadores que infringen las normas europeas e internacionales.

Las pruebas gráficas desvelan los estremecedores métodos de sacrificio del ganado español en Egipto, uno de los países conocidos por ser de los más crueles en el mundo en términos de maltrato animal.

FAADA y ANDA, como representantes en España de Eurogroup for Animals solicitan a la Comisión Europea y a los Países Miembros que como primera medida se prohíba la exportación de animales vivos a países externos a la UE que no cumplan con la normativa internacional de sanidad y bienestar animal.

Durante el segundo semestre de 2016, las organizaciones Animals International y TSB | AWF han llevado a cabo una exhaustiva investigación de seis meses que documenta el manejo y sacrificio de bovinos y ovinos europeos en Egipto, Turquía, Líbano, Jordania y en los territorios palestinos, países que carecen de leyes de bienestar animal. Las pruebas reunidas por los investigadores revelan claras violaciones de los acuerdos internacionales y son estremecedoras en cuanto al sufrimiento animal se refiere.

La Comisión Europea no vela por la defensa de los protocolos de la UE y los acuerdos internacionales
A pesar de que la Comisión Europea y los Estados miembros exportadores sean conscientes de la extrema crueldad a la que están sometidos estos animales, la Comisión Europea ha estado buscando activamente aumentar las exportaciones de ganado bovino y ovino, y cada año 2 millones de animales son exportados a Oriente Medio.

Esto implica una clara violación del requisito del Artículo 13 del TFUE de «considerar íntegramente» el bienestar de los animales en la formulación y aplicación de la política agrícola de la UE.

Además, al facilitar y suministrar animales vivos a países que incumplen las normas de la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), la Comisión está menospreciando la labor de dicha organización cuyo objetivo es mejorar las normas de bienestar animal. El cumplimiento de las normas de la OIE es, supuestamente, la base de los acuerdos comerciales entre países.
El ganado europeo se envía sin ningún requisito relacionado con su manejo o sacrificio. Países como Egipto, donde está comprobada la llegada de ganado procedente de España, son conocidos por ser de los más crueles en el mundo en términos de maltrato animal.
Resultados de la investigación

Desde Eurogroup for Animals, en el marco de la campaña #StopTheTrucks, se proporcionarán a la Comisión de la UE pruebas sobre el manejo y el sacrificio de animales procedentes de España, Francia, Rumania, Lituania, Hungría, Bélgica, República Checa y Portugal. Las imágenes de la investigación muestran métodos rutinarios de sacrificio en los países importadores. Entre ellos, animales aterrorizados y atados por una pata desde el techo o colgados en boxes de sacrificio para el corte de su garganta, animales atados con cuerdas y torturados con pinchazos eléctricos.
Las prácticas documentadas ni siquiera respetan los principios islámicos que remarcan la necesidad de reducir el sufrimiento animal durante todo el proceso de sacrificio.

Además, muchos de los países importadores carecen también de protocolos básicos de higiene, algo que haría que la carne resultara no apta para el consumo humano en la UE.
Fallos regulatorios en el transporte

El transporte a los países de destino por mar o por carretera revela un claro fracaso regulatorio. El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas indica que el Reglamento de transportes de la UE 1/2005 se aplica tanto dentro de la UE como fuera de las fronteras, hasta que los animales llegan a los países de destino.

Este reglamento, relativo a los períodos de descanso, el número de animales y el suministro de alimentos y agua, se está violando sistemáticamente en los camiones de la UE. En estos navíos no existe supervisión reguladora alguna para garantizar su cumplimiento y ni siquiera está requerida la presencia de un veterinario para atender el ganado herido.

No existen registros oficiales de las lesiones, enfermedades o mortalidad de los animales que ocurren durante los viajes de la UE a los países de destino.

La exportación de animales vivos debe ser reemplazada por el transporte de canales

No existe ninguna razón cultural ni religiosa por la que los animales no puedan ser sacrificados en su país de origen y exportados como canales. Todos los países importadores de animales vivos de la UE de hecho, ya importan carne refrigerada y congelada.

Por todo lo indicado, Eurogroup for Animals y las organizaciones FAADA y ANDA como representantes en España, piden a la Comisión que anuncie la prohibición de la exportación de animales vivos y fomente activamente la transición a un comercio únicamente de canales. Exigen a la Comisión y a los Estados miembros exportadores (España entre ellos):

Introducir un sistema de reglamentación (como está en funcionamiento en la industria australiana de exportación en vivo) que haga a los exportadores europeos responsables jurídicamente de asegurar que la cadena de suministro de animales a los países importadores cumpla con las normas de la OIE.

El cumplimiento de la normativa de transporte 1/2005, en relación con el transporte por carretera y por mar.

Asegurar que un veterinario oficial acompañe todos los transportes de ganado por mar.

Requerir la notificación obligatoria de enfermedades, lesiones y muertes y la divulgación pública de esta información.

Según Alberto Díez, portavoz de ANDA/FAADA para esta campaña: “el primer objetivo a corto plazo es que el próximo día 6 de marzo todos los ministros de agricultura de los estados miembros asistan al acto convocado por Eurogroup for Animals en Bruselas, aprovechando la convocatoria del consejo de Agricultura, para debatir lo que está ocurriendo y tomar medidas urgentes”. María Moreno, portavoz de FAADA/ANDA recuerda la importancia de la presión ciudadana en estos casos e invita a firmar la petición#StopTheTrucks.

Página 1 de 13

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder