foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Mataderos

 

Esta Organización agraria exige transparencia en el etiquetado que permita la identificación adecuada de los productos para evitar el fraude..

La Unión de Campesinos de Castilla y León advierte del peligro de la entrada masiva de lechazos de otros países a los mataderos de Castilla y León que puede dar lugar a engaños en su identificación y pide que se haga una especial vigilancia en la trazabilidad de los productos de Castilla y León para que a nuestros hogares llegue el producto que realmente queremos comprar.

Estas prácticas pueden ser la puntilla para un sector muy afectado por los bajos precios que perciben y por el incremento en el precios de los imputs –en especial el precio del pienso que se ha incrementado en torno al 9%- tirando los precios del productor de Castilla y León por los suelos.

La Unión de Campesinos de Castilla y León exige, que durante estas fechas, se preste una especial atención a la venta de productos alimenticios y se incrementen los controles en la trazabilidad de los lechazos y exige una mayor transparencia en el etiquetado que permita identificar de forma clara y concisa el origen de los lechazos que compramos, que permita al consumidor elegir cómodamente y correctamente lo que desea comprar.

Los fraudes en los lechazos durante estas fechas navideñas se incrementan al aumentar exponencialmente el consumo de alimentos, por eso es importante que el etiquetado sea adecuado, claro y visible, incluso cuando la venta del lechazo sea en canal, para evitar el fraude al consumidor.

Igualmente esta organización agraria pide un control exhaustivo en la trazabilidad de los lechazos, que evite la venta de lechazos de otros países como si fuera lechazo de Castilla y León, ya que se trata de uno de los fraudes más comunes en estas fechas, debido fundamentalmente al elevado coste que alcanzan durante estas fechas navideñas.

Miércoles, 05 Diciembre 2018 11:47

¿Un gran hermano para los mataderos españoles?

Las imágenes difundidas recientemente sobre el manejo de corderos en un matadero de Segovia ha reabierto el debate sobre la conveniencia o no de obligar por ley a colocar cámaras de vigilancia en estas instalaciones, convertidas en algo parecido a un "gran hermano" que todo lo vea.
Fuentes de la industria cárnica y organizaciones animalistas y de los consumidores, consultadas, no son coincidentes en sus opiniones, pero sí en la disposición al diálogo para intentar alcanzar una solución que evite casos como los denunciados.
La Unión Europea (UE) es la que dictamina las leyes relativas al bienestar animal en el momento del sacrificio y España adaptó el Reglamento comunitario con un Real Decreto de 2014 en el que se recogen aspectos específicos sobre la formación del personal, la matanza de emergencia o la comercialización de productos de equipamiento de sujeción y aturdimiento.
En ninguno de ellos se menciona ni obliga a la instalación de cámaras de videovigilancia que graben estos procesos y es ahí donde discrepan las fuentes consultadas.
Desde la industria cárnica, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne (Anice) señala que no se oponen a la instalación de cámaras , "si eso contribuye a una mejora del control", pero tienen "dudas" de si es necesario, ya que la Ley comunitaria exige una presencia "permanente" de los servicios veterinarios oficiales en los mataderos para "vigilar" que se respetan los requisitos.
En esa línea, recuerdan que la normativa española y europea es la "más exigente del mundo", "es cumplida por todas" las empresas y, "si existe algún caso excepcional" de malas prácticas, el sector es el "primero en condenarlo" y en exigir "que se vigilen y sancionen".
Y apuntan que están abiertos al "debate y análisis" de este asunto, "lógicamente de la mano de la autoridad competente".
Fuentes de la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) consideran -en la misma línea- que el uso de cámaras "con la finalidad de control" "no tiene mucho sentido", pues "ya existen métodos de control públicos y privados" que "garantizan el cumplimiento legislativo".
Los veterinarios oficiales "tienen que estar presentes" y son los encargados de "velar" que estas instalaciones aplican de forma correcta la legislación, añaden.
Las empresas, según Fecic, "invierten muchos recursos" tanto humanos como económicos para que sus instalaciones y procesos se llevan a cabo "en todo momento" según la normativa; e incluso mataderos "en muchas ocasiones" tienen que superar auditorías de certificación o del propio cliente que son "más exigentes" aún.
La organización en defensa de los animales Equalia fue la que difundió las imágenes del matadero de Segovia y ha lanzado una campaña de recogida de firmas para obligar por ley a la instalación de videovigilancia, que ya ha conseguido 25.000 rúbricas.
Su portavoz, Silvia Mayorga, defiende esta acción al entender que los consumidores "tienen derecho" a saber con "transparencia" si se cumple la normativa existente.
Tras afirmar que su asociación "no está en contra de la ganadería, ni de su industria", Mayorga defiende que se hagan "las cosas mejor" para que casos como el de Segovia no ocurran.
A su juicio, la instalación de cámaras "ayudaría en general a todos" porque su visionado "puede garantizar el correcto comportamiento" en las instalaciones.
Para el portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, es "clave" la petición de Equalia para "garantizar" que se cumplen los protocolos durante el sacrificio de los animales, un asunto que consideran sensible para los consumidores, ya que este tipo de cuestiones "inquieta a buena parte" de la ciudadanía.
Además de la videovigilancia, Sánchez es partidario de realizar más inspecciones "y sin aviso" para "que no se pueda prevenir al posible infractor".

 

Juan Javier Ríos- EFE

 

En Galicia hay más de 20.000 explotaciones de caprino y ovino, muchas de ellas pequeñas ganaderías que no les compensa llevar los corderos y cabritos a sacrificar por el excesivo de costos, como viaje y tarifas de 10-30 euros por animal que se cobran en los mataderos gallegos.

Esa situación lleva a que casi un 70% de los sacrificios sean irregulares. Ovica viene demandando en los últimos años la puesta en marcha de mataderos móviles que permitan los sacrificios en las cercanías de las granjas, a fin de regularizar el sector y ofrecerle mayores garantías de calidad y trazabilidad a los consumidores.

La petición del sector ovino y caprino para la habilitación en Galicia de un sistema de mataderos móviles tiene perspectivas finalmente de hacerse realidad. El director general de Ganadería, José Balseiros, anunció que la Xunta está dispuesta a adaptar a Galicia el sistema sueco de matadero móvil, consistente en un camión equipado de sala de sacrificio, sala de despiece y zona frigorífica, todo ello controlado por un veterinario oficial.

La idea es que el sistema funcione a modo de una ITV móvil, prestando servicio en la cercanía de las explotaciones

El sistema tiene para Balseiros una serie de beneficios claros. “Con este método, el ganado se sacrifica a pie de la explotación, aumentando el bienestar animal, se mejora la trazabilidad de la carne, se evita la falta de garantías sanitarias y se puede mejorar la rentabilidad de las granjas” y añadió  “Es un sistema que tendría un coste, pero puede ser asumible, el problema está en la falta de una normativa específica. Llevamos dos años esperando por un decreto ministerial que sigue sin publicarse. Si no saliera, miraríamos de poner el sistema en marcha adaptándonos a la normativa comunitaria”, explicó.

Balseiros se mostró dispuesto a compartir con el resto de grupos parlamentarios los prototipos de matadero móvil que se podrían adaptar a Galicia y abogó por un mayor asociacionismo del sector ovino, de cara a que “sea menor el impacto económico de la prestación del servicio”.

 

El pasado octubre la Junta inspeccionó un matadero de Riaza, en Segovia, y decidió abrir un procedimiento por la gestión del mismo, que puede llevar una sanción de hasta 100.000 euros, y estudia llevar por la vía penal la actuación de dos de sus operarios por un caso de maltrato animal.
Así lo ha explicado hoy la portavoz de la Junta y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, quien ha detallado que la inspección se realizó en octubre antes de que ayer una ong, Equalia, denunciara a través de un vídeo, grabado con cámara oculta, las condiciones de maltrato animal en las que se encuentran los corderos en un matadero de ese municipio.
En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Marcos ha insistido en que la Junta detectó esa posible mala gestión en una inspección y ha recordado que puede acarrear sanciones "muy graves, de hasta 100.000 euros".
La consejera de Agricultura y Ganadería ha calificado de "puntal y excepcional" lo sucedido y ha recordado que la Junta inspecciona "todos y cada uno de los mataderos" de la Comunidad para ver si cumplen con los requisitos de buenas prácticas.
"Con el vídeo o sin él" el caso ya estaba detectado y notificado, ha añadido Marcos, quien ha defendido que esas actuaciones "no quedan impunes".

La ONG Equalia ha denunciado a través de un vídeo, grabado con cámara oculta, las condiciones de maltrato animal en las que se encuentran los corderos en un matadero del municipio segoviano de Riaza, por lo que han demandado la instalación de cámaras que prevengan del incumplimiento de la norma.
Esta ONG ha publicado el vídeo, presentado por la actriz Emma Ozores, en su página web con el fin de visibilizar las condiciones en las que se encuentran los animales del matadero, ya que sufren hacinamiento, quedan aplastados, les golpean, empujan, lanzan y patean.
Asimismo, ha puesto en entredicho el cumplimiento de las normas de seguridad alimentaria, bienestar animal e higiene mostrando cómo corderos enfermos, agonizando y que ni siquiera pueden mantenerse en pie que son arrastrados hasta la línea de matanza, así como a un trabajador orinando en los corrales en los que se encierra a los animales.
Por otra parte, ha criticado que los empleados no utilicen el aturdidor de mano y permitan que los animales lleguen conscientes al desangrado, según ha apuntado Equalia.
Ante esta situación, han iniciado una campaña de firmas en su página web para la instalación de cámaras de videovigilancia con el fin de prevenir este tipo de maltrato en todos los mataderos españoles y que los consumidores tengan garantías éticas de los productos que consumen. 

El sacrificio de ganado en Asturias ascendió entre enero y agosto a 13.554 toneladas, lo que supone un aumento del 8 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos publicados hoy por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei).
Por tipo de ganado, el sacrificio de ganado bovino subió un 5,3 por ciento, hasta 9.990 toneladas, y el de porcino, un 21,2 por ciento, hasta 3.123 toneladas.
En cambio, el de ovino y caprino descendió un 4 por ciento, hasta 104 toneladas, así como el de equino, un 12,6 por ciento, hasta 336 toneladas.
El aumento del sacrificio de ganado en lo que va de año se produce después de que el pasado ejercicio bajara un 18,4 por ciento, hasta 19.044,3 toneladas, un nuevo mínimo dentro de la serie histórica iniciada en 1990 por Sadei.
El máximo histórico de sacrificio de ganado en el Principado se registró en 2009, con 46.629 toneladas, y desde entonces se han encadenado ocho años de caídas, con un descenso acumulado desde entonces del 59,2 por ciento.

La Asociación de Productores de Ovino y Caprino de Galicia (Ovica) sostiene que la Xunta está tratando a su sector "como la oveja negra de la ganadería en Galicia".
A su juicio, los criadores llevan diez años esperando por una "apuesta decidida" por parte del gobierno gallego para poner en marcha un "plan estratégico" que busque solución a los principales problemas que tienen que afrontar las explotaciones.
Mediante un comunicado, este colectivo aclara que "la mayor parte de los mataderos imponen por el sacrificio" precios "prohibitivos" -oscilan entre 10 y 30 euros por cordero o cabrito- que los productores no pueden asumir, por lo que pide a la Consellería de Medio Rural que ponga en marcha un sistema de "mataderos móviles", que permita reducir costes, similar a los que funcionan en comunidades como Cataluña o países como Alemania, Suecia o Noruega.
También reclama que se modifique el decreto ministerial que regula el sacrificio y comercialización directa en las granjas, precisamente para flexibilizar la instalación de salas de despiece compartidas entre varios ganaderos, una demanda que ya le fue reclamada a la Dirección Xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias en mayo de 2017 y, posteriormente, en enero de este año.
"La sensación mayoritaria es que la Xunta de Galicia trata al sector ovino y caprino de Galicia como la oveja negra de la ganadería" gallega, añade, porque mientras sí se ha "progresado a nivel interno en el asociacionismo y cooperativismo, con una oferta mayor de servicios y actividades", se percibe por parte de la administración gallega un claro "inmovilismo".
Ovica lamenta que por parte de la Consellería de Medio Rural "ni siquiera" se le hubiese pedido "un informe" como organización para "trasladar las inquietudes y propuestas" del sector ovino y caprino de Galicia en la reunión convocada en julio para "buscar una postura común ante la reforma de las ayudas de la PAC".
"Esto resulta incomprensible, teniendo en cuenta, además, que Ovica tiene una amplia trayectoria y experiencia" en lo que se refiere a la tramitación de las ayudas de la PAC en las cuatro provincias gallegas.
Añade, además, que "otra promesa incumplida con el sector fue la realizada el pasado 26 de febrero de 2018 por la propia conselleira, cuando aseguró que los ganaderos que así lo solicitasen podrían establecer el pastoreo en las zona quemadas por la devastadora oleada de incendios de otoño de 2017". 

La Ertzaintza ha desmantelado un matadero ilegal en un caserío en Larraul (Gipuzkoa) y ha abierto diligencias contra un varón de 61 años y su pareja, de 51, en calidad de investigados por regentar la instalación que era utilizada para sacrificar animales que después eran destinados al consumo humano.
Según ha informado hoy el Departamento de Seguridad, a finales del pasado mes de agosto la policía autonómica vasca fue informada acerca de posibles vertidos ilegales de restos de animales en una vaguada de la localidad guipuzcoana de Anoeta.
Los agentes inspeccionaron la zona y localizaron alrededor de quince sacos con restos putrefactos de desechos de animales en el cauce de una regata.
Tras realizar indagaciones sobre el origen de esos restos, en compañía del alguacil de la zona, los agentes encargados de la investigación se dirigieron a un caserío de Larraul donde fue descubierto el matadero ilegal.
En la parte superior encontraron una oveja sacrificada y varios ejemplares ovinos más preparados para sufrir el mismo destino así como sacos con vísceras de animales similares a los localizados en Anoeta y todo tipo de herramientas y objetos empleados para el despiece.
De la investigación realizada en torno a los responsables de la explotación agrícola, un varón de 61 y su pareja de 51, se pudo constatar que estas personas utilizaban las instalaciones del caserío de forma ilegal para lucrarse de ello sacrificando los animales, sin ser sometidos a los controles que requiere la normativa vigente.
Tras la venta de la carne, los restos eran arrojados en el cauce de un riachuelo de la localidad vecina de Anoeta, lo que podría suponer un grave riesgo para la salud pública, explican las fuentes.
Por todo ello, los agentes comunicaron a las personas responsables de la explotación que se iban a abrir diligencias contra ellas en calidad de investigadas por la presunta comisión de un delito contra la salud pública, otro contra el medio ambiente y otro de maltrato animal.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han desmantelado un matadero ilegal de ganado ovino en Constantí (Tarragona), según informa el Instituto Armado.
El matadero ilegal operaba en el interior de una explotación también ilegal, ubicada en el Camí dels Ovellons del término municipal de Constantí, que se había convertido en un referente para sacrificar animales según el rito musulmán.
A finales de agosto, los agentes detectaron en el Camí dels Ovellons un inusual movimiento de vehículos y comprobaron que iban o venían de una granja.
Fueron hasta allá y vieron alrededor de cien personas, todas de origen magrebí, que celebraban el sacrificio del cordero.
Tras una breve valoración de la situación, solicitaron ayuda a la Policía Local de Constantí y la presencia de los responsables de la instalación.
En presencia de los mismos, inspeccionaron toda la superficie y localizaron un matadero clandestino donde supuestamente se sacrificaban y manipulaban las partes del animal.
También hallaron un cercado con 110 cabezas de ganado en su interior, a las que les habían retirado las marcas auriculares de identificación, y una fosa cavada donde se enterraban sin control alguno los subproductos animales no destinados a consumo humano.
La explotación carecía de cualquier tipo de autorización administrativa para albergar la labor que desarrollaba.
Los responsables se dedicaban a la compra de animales en otras explotaciones ganaderas y ofrecían a los clientes la elección de ganado para que lo sacrificaran ellos mismos allí por 200 euros.
Los clientes posteriormente recibían la mercancía, que se transportaba en los vehículos particulares sin las mínimas condiciones higiénicas necesarias.
Por dicho motivo, los responsables de la instalación han sido denunciados por varias infracciones administrativas en materia de sanidad animal.
Las 110 cabezas de ovino han quedado inmovilizadas para su posterior control sanitario y, en su caso, la legalización de los animales. 

 

 

Con la autorización obtenida por el matadero Cárnicas Coviher, ubicado en la localidad sevillana de Los Corrales, son ya tres los establecimientos andaluces habilitados para el sacrificio de los animales reaccionantes positivos a las pruebas de calificación frente a tuberculosis en la especie caprina. Anteriormente habían sido habilitados los mataderos Gesesur, en Sevilla; y Miguel Ángel Puerta Marín, en Andújar (Jaén). Es por ello que Asaja Málaga quiere mostrar su satisfacción por la repercusión en la agilidad en el sacrificio de pequeños rumiantes que conllevará esta ampliación.

El pasado 28 de junio entró en vigor la Orden que desarrolla el programa de calificación de las explotaciones caprinas andaluzas frente a la tuberculosis. “Este programa, ampliamente demandado por el sector, puede suponer un importantísimo avance en la situación sanitaria de la cabaña caprina andaluza, la más importante en cuanto a número a nivel nacional. Sin embargo, para mantener esta supremacía es necesario que nuestras explotaciones cuenten con un estado sanitario adecuado que las hará más competitivas al incrementar los parámetros productivos de las explotaciones a la vez que facilitará la comercialización de los productos que cuenten con una calificación oficial avale su garantía sanitaria”, según señala la organización agraria.

Dado el carácter voluntario de este programa, desde Asaja consideran que es fundamental que el ganadero perciba que su aplicación se efectúa con la agilidad y eficacia adecuadas. Uno de los puntos clave en la ejecución de cualquier programa sanitario es la rápida eliminación de las explotaciones de los animales reaccionantes positivos. Contar con una adecuada oferta de establecimientos de sacrificio acortará los plazos desde que se detecta algún animal enfermo hasta que abandona la explotación, disminuyendo así la posibilidad de que se sigan produciendo contagios dentro del rebaño.

“Nos congratulamos por tanto con la autorización obtenida por este nuevo establecimiento, a la vez que instamos a la Consejería de Salud de la que depende la obtención de estas autorizaciones, para que se siga avanzando en la habilitación de nuevos establecimientos. Al mismo tiempo, animamos a todos aquellos ganaderos que aún no estén participando en el programa a que incluyan sus explotaciones ya que en un mercado cada vez más exigente y complicado, sólo tendrán viabilidad aquellas explotaciones que puedan ofrecer las máximas garantías”, afirma Asaja Málaga.

Página 1 de 17

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder