Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad animal

El Departamento de Sanidad Animal de Neiker realiza labores de diagnóstico y desarrolla proyectos de I+D enfocados a la investigación epidemiológica, el control, la prevención y el tratamiento de las enfermedades de mayor impacto y que afectan a las especies ganaderas, de compañía y silvestres de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV), realizando en particular labores de vigilancia de las principales zoonosis, que son aquellas enfermedades que también afectan a las personas.

Los proyectos que estarán en marcha en 2020 son los siguientes:

- Uso racional de antibióticos en ganadería (Uragan). Financiación: Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. Líder: Ana Hurtado. Ejecución: 2018-2021.

- Estrategia ‘Una sola salud (One health)’ para el estudio de la fiebre Q en la interfaz animales-humanos-medio ambiente en el norte de España (Healthyq). Financiación: INIA RTA2017-00055-C02-00. Líder: Ana L García-Pérez. Ejecución: 2018-2020.

- Control de la paratuberculosis y otras enfermedades mediante nuevos inmunógenos: protección, diagnóstico DIVA e interferencia con la tuberculosis (Probak). Financiación: INIA RTA2017-00089-00-00. Líder: Natalia Elguezabal. Ejecución: 2018-2020.

- Vigilancia sanitaria de las especies silvestres en la CAPV (Vepifaus). Financiación: Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. Lider: Marta Barral. Ejecución: 2019-2021.

- Entender y cuantificar el efecto de la densidad de ungulados silvestres como determinante de patógenos emergentes multi-hospedador bajo una perspectiva de Salud Global (Wild Drive). Financiación: Mineco CGL 2017-89866R. Líder: IREC – Jesse Barandika investigador colaborador. Ejecución: 2018-2021.

Los insectos del género ‘Culicoides’ transmiten enfermedades como el virus de la lengua azul, afectando a rumiantes salvajes y domésticos. Estos insectos están clasificados por edad para fines de monitoreo en programas de vigilancia.

Un grupo de investigadores españoles utilizaron los datos del Programa Nacional de Vigilancia para analizar el patrón estacional de las hembras de la especie vector ‘Obsoletus complex’, ‘C. imicola’, ‘C. newsteadi’ y ‘C. pulicaris’. Estos animales tienen mayor actividad en verano, con el mayor dato de abundancia entre abril y julio, a excepción de ‘C. imicola’, que fue de septiembre a noviembre. Además, las provincias del norte tienen ausencia de ‘C. imicola’ mientras que las especies de ‘Obsoletus’ estaban más presentes en las áreas del norte. Hubo períodos del año en los que no se recolectaron individuos de ninguna especie de vector, lo que debería considerarse para calcular el período libre de vectores estacionales. Por su parte, ‘Culicoides newsteadi’ y ‘C. pulicaris’ mostraron la población más alta en Toledo, probablemente relacionada con sus preferencias continentales.

En conclusión, estos hallazgos serían de interés para una mejor comprensión de los períodos de bajo y alto riesgo de transmisión del virus de la lengua azul en España.

Este análisis en forma de artículo ha sido publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science, con la firma de los siguientes investigadores: Carlos Barceló, Rosa Estrada, Javier Lucientes y Miguel A. Miranda. Son expertos de la Universidad de las Islas Baleares y de la Universidad de Zaragoza.

VETERINARIOS HUESCA

La Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE) acaba de editar un manual de prevención de riesgos laborales en centros veterinarios. La idea es que esta herramienta sirva de guion para los profesionales a la hora de acometer su día a día laboral. El Colegio de Veterinarios de Huesca colabora en la difusión de este material.

Carlos Malo, vicepresidente de CEVE en Aragón, explica que “hasta la fecha ha habido poca documentación sobre prevención de riesgos laborales en la profesión veterinaria; además, la que había era muy aislada”.

El manual que se ha editado, continúa diciendo Carlos Malo, pretende ser “un compendio que recoge todo lo que hay que tener en cuenta en esta materia: Riesgos biológicos, rayos X, medicamentos,… y riesgos psicológicos”.L Colegio Vet. de Huesca

El Colegio de Veterinarios de Huesca colabora con esta iniciativa y quiere manifestar, al mismo tiempo, su protesta por no reconocerse a los centros veterinarios (hospitales, clínicas y consultorios) como centros sanitarios.

Fernando Carrera, presidente del Colegio de Veterinarios de Huesca, recuerda que la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, ya establecía que la veterinaria es una de ellas.

Incide en que, entre otras funciones, “los veterinarios realizan la prevención y lucha contra las enfermedades animales, particularmente las zoonosis, evitando los riesgos de enfermedades para el ser humano”.

Fernando Carrera indica que se necesita un reglamento nacional y autonómico que regule la autorización de centros y servicios sanitarios veterinarios, y adaptarlo al ya existente Real Decreto 1.277/2003.

El colectivo veterinario incide en que “los centros sanitarios veterinarios forman un conjunto organizado de medios técnicos e instalaciones en el que el veterinario, con su titulación oficial, realiza actividades sanitarias que redundan a la postre en la mejora de la salud de las personas”.

En estos centros puede haber instalaciones de radiaciones ionizantes utilizadas con fines veterinarios en consultas para diagnóstico de enfermedades.

El departamento responsable en materia de salud será el que otorgue y deniegue las autorizaciones administrativas para la instalación, funcionamiento, modificación y cierre de los centros sanitarios veterinarios.

El presidente del Colegio de Veterinarios de Huesca recuerda igualmente que “un 60 por ciento de las enfermedades humanas infecciosas conocidas son de origen animal (animales domésticos y salvajes), al igual que un 75 por ciento de enfermedades humanas emergentes”.

También “es necesario regular la publicidad sanitaria que se realiza en los hospitales, clínicas y consultas veterinarias, ya que en la actualidad no existe normativa vigente en este aspecto, debiendo pasar la información que se quiere publicitar por los órganos de la Organización Colegial Veterinaria para su visto bueno y unanimidad de criterios”.

Nace la Red de Investigación de Sanidad Animal-RISA
 

El consorcio, coordinado por la Red de Laboratorios de Alta Seguridad Biológica (RLASB), tiene como objetivo fomentar la colaboración entre grupos de investigación y la transferencia tecnológica en sanidad animal

La red de Investigación de Sanidad Animal-RISA acaba de dar su pistoletazo de salida con el objetivo de promover la transferencia tecnológica y fomentar la colaboración entre grupos de investigación en sanidad animal. Se trata de un consorcio coordinado por la Red de Laboratorios de Alta Seguridad Biológica (RLASB) y que aglutina a personal investigador dedicado a la Sanidad Animal en todo el territorio Español. 

La red, en la que participa la Universidad de Córdoba (UCO) -representada por el profesor Juan José Garrido-, tiene como finalidad potenciar sinergias y lograr un uso más optimizado de los recursos, garantizar la sanidad animal y la salud pública. Para ello, cuenta con personal experto en disciplinas tan variadas como la entomología, la epidemiología y el bienestar animal.

Además de la UCO, entre los miembros también se incluyen el Centro de Investigación en Sanidad Animal (INIA-CISA) y el Centre de Recerca en Sanitat Animal (IRTA-CReSA), nodos que conforman el coordinador RLASB, y universidades, centros y grupos de investigación expertos en diversas disciplinas de la sanidad animal, como el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET) de la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER), el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC; de la Universidad de Castilla-La Mancha y CSIC), la Estación Biológica de Doñana (EBD) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario del Principado de Asturias (SERIDA), la Universidad de Zaragoza, la Universidad de León y la Universidad de Extremadura.

Además, el consorcio cuenta con la Fundación Vet+i-Plataforma Tecnológica Española de Sanidad Animal como partner de divulgación, ya que integra a todos los agentes públicos y privados vinculados con la sanidad animal en España: las organizaciones de productores, la comunidad científica y académica, la profesión veterinaria, la administración pública y la industria de sanidad animal; facilitando en último caso la cohesión del grupo y garantizando la difusión y la internacionalización de las acciones de I+D+i en sanidad animal españolas. 

El pasado mes de febrero, la Red de Laboratorios de Alta Seguridad Biológica (RLASB), participó en la convocatoria de creación y desarrollo de Redes de Investigación, a través de la creación de la “Red de Investigación en Sanidad Animal” (RISA). Esta convocatoria, cuya resolución de concesión se publicó el 25 de noviembre, incluyendo a RISA como uno de los proyectos financiados, tiene como finalidad la puesta en marcha de actividades que mejoren y consoliden los resultados de I+D+i en un área temática de conocimiento, en el caso de RISA, en sanidad animal, que fomente la colaboración de investigadores con objetivos comunes y que requiera de una aproximación multidisciplinar. 

En los próximos meses darán comienzo las actividades programadas en la Red RISA. Las acciones, que tienen prevista una duración de 2 años, engloban una serie de iniciativas sobre distintos temas relacionados con la investigación en sanidad animal como la innovación o la seguridad biológica. 

Los veterinarios administran y prescriben antibióticos a diario. Conscientes de la importancia para la comunidad profesional de participar en discusiones relacionadas con el uso prudente y eficaz de antimicrobianos, optimizar el cuidado de los animales, reducir la presión de selección de resistencia antimicrobiana y mantener el acceso a importantes agentes antimicrobianos, el Colegio Oficial de Veterinarios de Almería organizó la jornada ‘Los Veterinarios Clínicos ante la resistencia a antimicrobianos’.

Christian de la Fe Rodríguez, catedrático de Salud Animal en la Universidad de Murcia, abrió el turno de ponencias con ‘La resistencia a los antimicrobianos en Sanidad Animal. Problemática y prevención’. En ella hizo hincapié en el uso inapropiado de estos medicamentos.

Alejandro Ojeda Camacho, dermatólogo del Hospital Veterinario Európolis, fue el segundo profesional en intervenir con la conferencia ‘Resistencia bacteriana, de la teoría a la práctica’. Tras él, Manuel Rodríguez Maresca, microbiólogo en el Hospital Universitario Torrecárdenas, habló a todos los participantes de la actualidad en resistencias.

La jornada de tarde comenzó de nuevo con Christian de la Fe, que habló en esta ocasión del origen y de los mecanismos de generación de resistencias. Por último, Ojeda Camacho cerró esta jornada hablando de la importancia del veterinario clínico como pilar básico en la Salud Público.

A todos los asistentes a la jornada se les hizo entrega de la Guía de Uso Responsable de Medicamentos Veterinarios. Este escrito contribuye a fortalecer el uso adecuado de los medicamentos en los animales.

La peste de los pequeños rumiantes es una enfermedad viral de gran importancia económica en ovino y caprino. Generalmente se sabe que las cabras son más susceptibles a la enfermedad. Sin embargo, la cronología de la infección, la circulación del virus y la detección temprana de la enfermedad deben entenderse mejor.

En este contexto, se realizó un estudio en el que se evaluó el tropismo tisular y la patogénesis de peste de los pequeños rumiantes después de la infección experimental de cabras usando un virus de linaje IV, el más dominante en el mundo y originario de Asia. La infección por el virus se indujo experimentalmente en cuatro cabras de seis meses de edad por vía intranasal e intravenosa de suspensión de virus celular.

Los signos clínicos de infección estaban presentes: pirexia, descargas nasales serosas-mucopurulentas, tos, diarrea y astenia. El genoma del virus se detectó en hisopos y tejidos con signos clínicos dominados por ataque pulmonar y síntomas digestivos secundarios.

Por lo tanto, los resultados de este estudio muestran que el virus de la peste de los pequeños rumiantes es una infección invasiva en animales que en un período corto, menos de diez días, invade todos los órganos vitales. En animales vivos, el diagnóstico precoz puede realizarse fácilmente en hisopos lagrimales y rectales.

Esta investigación realizada en Marruecos ha sido publicada en forma de artículo en la prestigiosa revista científica internacional BMC Veterinary Research, con la firma de los siguientes investigadores: Z. Bamouh, F. Fakri, M. Jazouli, N. Safini, K. Omari Tadlaoui y M. Elharrak.

Está coordinada por RLASB y cuenta con la participación de universidades, centros de investigación y la Fundación Vet+i, para promover la transferencia tecnológica y la divulgación científica en sanidad animal

El pasado mes de febrero, la Red de Laboratorios de Alta Seguridad Biológica (RLASB), una Infraestructura Científica y Técnica Singular de España (ICTS), participó en la convocatoria de creación y desarrollo de Redes de Investigación, a través de la creación de la “Red de Investigación en Sanidad Animal” (RISA). Esta convocatoria, cuya resolución de concesión se publicó el 25 de noviembre, incluyendo a RISA como uno de los proyectos financiados, tiene como finalidad la puesta en marcha de actividades que mejoren y consoliden los resultados de I+D+i en un área temática de conocimiento, en el caso de RISA, en sanidad animal, que fomente la colaboración de investigadores con objetivos comunes y que requiera de una aproximación multidisciplinar.

Esta Red, que aglutina a numerosos investigadores dedicados a la Sanidad Animal en España, se crea con la intención de potenciar las sinergias existentes entre los distintos grupos de investigación en sanidad animal españoles, contando con expertos en disciplinas tan variadas como son la entomología, la epidemiología y el bienestar animal, entre otras, todas ellas complementarias, para lograr un uso más racional, responsable y optimizado de los recursos, garantizar la sanidad y bienestar animal y por ende, la salud pública.

Entre los miembros se encuentran el Centro de Investigación en Sanidad Animal (INIA-CISA) y el Centre de Recerca en Sanitat Animal (IRTA-CReSA), nodos que conforman el coordinador RLASB, y también a universidades, centros y grupos de investigación expertos en diversas disciplinas de la sanidad animal, como el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET) de la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER), el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC; de la Universidad de Castilla-La Mancha y CSIC), la Estación Biológica de Doñana (EBD) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario del Principado de Asturias (SERIDA), la Universidad de Zaragoza, la Universidad de León, la Universidad de Extremadura y la Universidad de Córdoba. Además, cuenta con la Fundación Vet+i, Plataforma Tecnológica Española de Sanidad Animal, como partner de divulgación, ya que integra a todos los agentes públicos y privados vinculados con la sanidad animal en España: las organizaciones de productores, la comunidad científica y académica, la profesión veterinaria, la administración pública y la industria de sanidad animal; facilitando en último caso la cohesión del grupo y garantizando la difusión y la internacionalización de las acciones de I+D+i en sanidad animal españolas.

En los próximos meses, darán comienzo las actividades programadas en la Red RISA, que tienen prevista una duración de 2 años, entre las que se llevarán a cabo una serie de iniciativas sobre temas de gran relevancia para la investigación en sanidad animal (innovación, seguridad biológica, One Health, etc).

La Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja ha confirmado cuatro nuevos casos de fiebre Q en la comunidad autónoma. Tres de los contagiados están ingresados en el Hospital San Pedro de Logroño con una neumonía leve y el cuarto, en un hospital de Málaga. Al parecer, el contagio se produjo en una excursión celebrada el 16 de noviembre en el entorno de Jalón de Cameros, el mismo lugar donde se registraron otros nueve casos de personas diagnosticadas de fiebre Q que ya se habían conocido con anterioridad.

Según publica el diario La Rioja citando a El Correo, el grupo afectado pasó a principios de mes un fin de semana en La Rioja, en concreto en el entorno de esa localidad de la comarca de Cameros y todos estuvieron en contacto directo con cabras recién nacidas en el alojamiento rural donde se hospedaron. Los afectados comenzaron a sufrir fiebre elevada hace una semana, y tras pasar por urgencias, se les diagnosticó neumonía.

Según señala la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la bacteria ‘Coxiella burnetii’ se disemina en la leche, orina y heces. Pero las mayores concentraciones de las bacterias se detectan durante la parición, pudiendo alcanzar hasta 1.000 millones por centímetro cúbico en el líquido amniótico y la placenta. Además, debe tenerse en cuenta que la fiebre Q es una zoonosis peligrosa debido a su elevada infectividad en seres humanos que amenaza a veterinarios, personal de laboratorios y mataderos, así como a criadores. Menos del 50% de las personas infectadas contrae la enfermedad y la mayoría de las infecciones son leves. Pero los casos humanos pueden presentar fiebre alta, cefalea, dolores musculares, dolor de garganta, náuseas, vómitos, así como dolores de pecho y estómago. La fiebre puede perdurar entre 1 y 2 semanas y provocar neumonía y trastornos hepáticos, siendo necesario un tratamiento antibiótico de larga duración.

Un estudio realizado en Jordania investigó las causas de mortalidad de corderos en un país en desarrollo del ganado ovino. Los resultados mostraron que las enfermedades, la escasez de alimento, la mala capacidad maternal, los depredadores y el suministro insuficiente de leche se percibieron como las causas más importantes de mortalidad en corderos. Entre las enfermedades, la diarrea y la neumonía, fueron las principales causas de pérdida de muertes de animales jóvenes.

Se encontró que las muertes alcanzaron su punto máximo (57,3%) durante la estación fría (diciembre a febrero), y disminuyeron (3,5%) en los meses cálidos (junio a agosto). Las tasas de mortalidad fueron significativamente más altas en la región montañosa, con una tasa de incidencia de 2,5 veces mayor en corderos en comparación con aquellos en ecología semidesértica. La mortalidad de corderos también fue mayor en el sistema de producción de trashumantes (1,6 veces más) que en el sistema sedentario.

En general, se constató que la mortalidad de ganado joven es un desafío para la producción de pequeños rumiantes en el área de estudio y requiere mejoras en la atención sanitaria y en una alimentación adecuada durante la última etapa de preñez de las hembras, con una mayor atención para los recién nacidos.

Este estudio se ha publicado en la revista científica internacional Small Ruminant Research, con la firma de los siguientes autores: Jafar Al-Khazaleh, Bekele Megersa y Belal Obeidat.

El Departamento de Sanidad Animal de Neiker participó en la investigación de un brote de fiebre Q entre los trabajadores de una empresa de transporte urgente que además del trabajo habitual de reparto de mercancías, también disponía de autorización para el transporte de animales.

En total hubo diez casos confirmados de fiebre Q (15,6%) y seis probables (9,4%), siendo por lo tanto la tasa de ataque del 25% (16/64). Nueve de los trabajadores (ocho casos confirmados y uno probable) mostraron síntomas de fiebre Q, principalmente neumonía (cinco casos). Se tomaron muestras ambientales (polvo de diferentes superficies) en la plataforma para investigar la presencia de ADN de ‘Coxiella burnetii’. Todas las muestras de polvo fueron positivas en la PCR a tiempo real, correspondiendo los valores de Ct más bajos (mayor carga bacteriana) en el polvo recogido en el interior de la mascotera, confirmando así que el origen del brote había tenido su origen en animales transportados recientemente y que habían pasado unas horas en dicha mascotera. El genotipo identificado en el polvo fue SNP1/MST13, uno de los genotipos previamente encontrados en cabras y ovejas en el País Vasco.

Aunque la fuente origen del brote no pudo ser identificada, el transporte de rumiantes fue suprimido en la empresa, y la fiebre Q se incluyó entre los riesgos para la salud asociados al trabajo.

Este estudio pone de relevancia la importancia de investigar el estatus sanitario de los animales transportados para evitar riesgos asociados a las zoonosis.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder