Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad animal

OVINO 18-Parasitovi Foto 6 web

Barcelona acogió una reunión de científicos de todo el mundo expertos en virus, en el marco del XV Congreso de Virología de la Sociedad Española de Virología y el 11ª encuentro internacional de la Red Global de Virus (Global Virus Network – GVN). La salud del planeta ‘One Health’ es un concepto que engloba la salud humana, la salud animal y la vegetal.

Actualmente se conocen más de 200 especies de virus que provocan enfermedades en las personas y cada año se descubren entre tres y cuatro especies nuevas. Más de la mitad de estos virus humanos también pueden afectar a otros animales como mamíferos y aves. De hecho, según la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), el 70% de las enfermedades infecciosas que afectan a los humanos son de origen animal, conocidas como zoonosis, como la rabia, la gripe aviar, el nuevo coronavirus de Oriente Medio (MERS-CoV), entre muchas otras, según recoge el IRTA.

Cada vez más los profesionales científicos y médicos remarcan la necesidad de tomar conciencia colectiva del vínculo entre la salud animal, la salud humana y la de los ecosistemas para trabajar en una misma dirección y velar por la salud del planeta. Hay enfermedades provocadas por virus que son exclusivas de los animales pero ocasionan un fuerte impacto en la sociedad.

Por lo tanto, muchas enfermedades infecciosas emergentes provienen de los animales y se pueden transmitir a las personas de manera directa o a través de vectores como los mosquitos o garrapatas. El crecimiento demográfico del planeta, la urbanización, la globalización de los viajes y el comercio y el cambio climático hace que se esté en contacto con nuevos ambientes, climas y nuevos vectores de enfermedades. El riesgo de aparición de brotes epidémicos es más alto, «ahora, más que nunca, debemos ser reactivos para dar respuestas rápidas a los brotes epidémicos», constata Marion Koopmans, jefa del Departamento de Virociencias del Erasmus MC de Rotterdam (Países Bajos) y referente mundial en la investigación sobre enfermedades víricas zoonóticas y virus emergentes.

mas que salud animal

-  Un blog y perfiles en las principales redes sociales conforman este proyecto con el que Zoetis quiere estar más cerca de los veterinarios, ganaderos y propietarios de animales de compañía.

Desde este mismo mes de junio, Zoetis España cuenta con presencia corporativa en el ecosistema digital a través de su campaña #MásQueSaludAnimal, con el blog www.masquesaludanimal.es y presencia en Twitter y Facebook: @ZoetisEsp.

Un proyecto corporativo de social media que se suma a sus canales digitales de negocio, con el que la compañía crea un nuevo punto de contacto con sus clientes de salud animal: veterinarios, ganaderos y propietarios de animales de compañía. El objetivo no es otro que establecer una comunicación más directa, bidireccional, y generar un diálogo constructivo que permita avanzar aún más al sector de salud animal, creando una verdadera comunidad donde se intercambien conocimientos y puntos de vista.

Unos nuevos canales que tendrán muy en cuenta el concepto de “Una sola salud” (One Health), además de tratar temas relacionados con los sectores ganaderos y de animales de compañía, y con la actividad de Zoetis en innovación, formación, concienciación y servicios en general destinados al sector. También contemplará temas más emocionales y hasta lúdicos, para conectar con los gustos y preferencias de la audiencia.

¿Por qué #MásqueSaludAnimal?

Porque más allá de la salud animal, la actividad principal de Zoetis, la compañía quiere contribuir a empoderar al veterinario como figura clave también en la salud de las familias, de la sociedad, a través del cuidado de la de los animales, ya sean las mascotas que conviven con nosotros o los animales de abasto que entran en la cadena alimentaria, manteniendo así un suministro seguro y sostenible de alimentos.

#MásqueSaludAnimal también representa la apuesta de Zoetis por el cuidado integral de los animales: desde la predicción, la detección y prevención, hasta el tratamiento.

En definitiva, a través del blog www.masquesaludanimal.es y los perfiles en redes sociales (@ZoetisEsp), Zoetis España pretende crear una gran comunidad de profesionales interesados en hacer avanzar y contribuir al mejor conocimiento del sector de la salud animal, desde la ganadería hasta los animales de compañía.

antonio contreras

 

  

ANTONIO CONTRERAS.

 

Catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Murcia

 

OVIESPAÑA.- ¿En qué medida están interrelacionadas sanidad y bioseguridad en una explotación de ovino?

ANTONIO CONTRERAS.- Están interrelacionadas plenamente. La bioseguridad nos permite realizar un manejo correcto de la sanidad animal. Hoy en día no se puede entender una granja que no tenga un protocolo de bioseguridad, precisamente para evitar la entrada y difusión de enfermedades infectocontagiosas. Es un aspecto básico.

O.- ¿Cuáles son las bases imprescindibles que debe tener un plan de bioseguridad en una explotación ovina?

AC.- Quizás lo más importante es la motivación, la formación y el entrenamiento del personal, ya que los trabajadores son los que finalmente van a estar en esa rutina diaria en la que se desarrolla el protocolo de bioseguridad. Ese protocolo debe estar totalmente registrado, del que todo el mundo debe tener información, y se va a diseñar en función de las necesidades de cada granja, ya que no es lo mismo una granja de ovino de leche que un cebadero de corderos, una granja que hace pastoreo o una explotación que practica la trashumancia. Hay que personalizar los objetivos y la situación de cada granja. Lo importante es que el personal esté completamente motivado y bien formado. Es uno de los elementos básicos.

O.- ¿La bioseguridad es una herramienta que puede facilitar el objetivo de reducir el uso de antibióticos por la generación de resistencias y afrontar las limitaciones terapéuticas que en ocasiones tiene el sector?

AC.- Ese aspecto es el objetivo de la bioseguridad: evitar que tengamos que tratar enfermedades. Si nuestra bioseguridad funciona, la segunda parte no será necesaria.

O.- ¿Hay enfermedades específicas que se puedan controlar de una forma muy directa gracias a la bioseguridad?

AC.- Tenemos una carencia de medidas de gestión en la introducción de animales en las explotaciones. La mayoría de las explotaciones de pequeños rumiantes no tiene control sobre esa entrada de animales, de forma que por esa vía se pueden introducir enfermedades como la agalaxia contagiosa, que pueden producir brotes de bastante importancia, y por supuesto una serie de enfermedades que están sometidas a programas nacionales, como es el caso de la brucelosis, el scrapie… Esas enfermedades tienen sus protocolos específicos y hay que seguirlos.

O.- ¿Cuáles son las claves para conseguir que la bioseguridad tenga una alta implantación en ovino como ocurre en otros sectores ganaderos, como porcino o avicultura?

AC.- El aumento de la bioseguridad va a llegar con la profesionalización del sector. Está demostrado que las explotaciones de mayor tamaño son las que mejor aplican las medidas de bioseguridad, con mejor gestión del personal. Por su parte, en las explotaciones medianas y pequeñas, depende de cómo los técnicos y veterinarios seamos capaces de convencer al ganadero de implantar, en función de las características de cada explotación, unas medidas de bioseguridad que permitan una alta eficacia.

O.- ¿Se puede cuantificar de alguna manera las consecuencias que tiene la bioseguridad en la rentabilidad de una explotación?

AC.- Datos cuantitativos actuales no existen. Pero es evidente que la bioseguridad evita la aparición de enfermedades, por lo que se evitan los costes derivados de las pérdidas de producción de los animales, se reducirán los costes por eliminación de animales y por tratamientos veterinarios, además de las consecuencias de esos tratamientos… La repercusión es evidente, ya que cuanto más sanos estén los animales, el rendimiento productivo será mejor. Tampoco se nos debe olvidar que uno de los principales efectos que tiene la bioseguridad es el bienestar animal, que es otro de los valores añadidos de las explotaciones de pequeños rumiantes. En definitiva, no podemos trabajar ya sin protocolos de bioseguridad.

El presidente del Consejo General de Colegios de Veterinarios de España, Juan José Badiola, ha alertado este miércoles 19 de junio sobre la peste porcina africana (PPA) y la fiebre aftosa, las que considera las dos “grandes amenazas” de la sanidad animal en España, pues ha afirmado que, de declararse, supondrían una “gran catástrofe” para el país. Lo ha señalado en declaraciones a los periodistas antes de participar, junto a la directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Esperanza Orellana, en un evento en Salamanca sobre bienestar animal, según publica Animal’s Health.

Aunque tendría consecuencias muy importantes, para Badiola la amenaza de la fiebre aftosa “no es tan grave”, y ha confiado en que “no llegue, porque cuando lo hace también se cierran todas las fronteras”. Respecto al bienestar animal, lo ha considerado como “una demanda social y una obligación legal” por lo que la Comisión Europea ha legislado “mucho” en esta materia.

En diversas partes del mundo se ha comprobado la falta de eficacia de albendazol para controlar los nematodos en cabras, por lo que en Sudán se ha estudiado la frecuencia de la infección con helmintos gastrointestinales antes de realizar pruebas de reducción de recuento de huevos fecales ‘in vivo’. Los experimentos incluyeron cabras infectadas naturalmente con nematodos gastrointestinales o infectadas experimentalmente con aislados locales de ‘Haemonchus contortus’.

Ambos métodos, ‘in vivo’ e ‘in vitro’, detectaron poblaciones de ‘H. contortus’ resistentes en cabras de Sudán. Después de 14 días de tratamiento, la detección de albendazol fue más sensible para la detección de resistencia.

Este es el primer informe sobre la ocurrencia de resistencia antihelmíntica en Sudán que confirma que la selección de resistencia antihelmíntica está ocurriendo en los sistemas agrícolas de subsistencia africanos, como ocurre en otras partes del mundo.

El artículo ha sido publicado por la revista BMC Veterinary Research y está firmado por los siguientes investigadores: Khalid M. Mohammedsalih, Amna Khalafalla, Ahmed Bashar, Adam Abakar, Abdelhakaim Hessain, Fathel Rahman Juma, Gerald Coles, Jürgen Krücken y Georg von Samson-Himmelstjerna.

Ha llegado la época del año en que la garrapata ‘Rhipicephalus’ se encuentra activa, por lo tanto su presencia es más abundante en la vegetación, por lo que los riesgos de picaduras en el ganado aumentan. Esta especie de garrapata es vector de diferentes agentes patógenos entre los que se encuentran, por ejemplo, ‘Babesia ovis’, que afecta a las ovejas, según recuerda la entidad Neiker-Tecnalia en su página web.

La parasitación por garrapatas, acompañada de fiebre, anemia y hemoglobinuria, es un indicador para sospechar de un caso de babesiosis en esta época del año, es decir, durante el final de primavera y comienzo del verano. La confirmación del caso precisa del apoyo del laboratorio, y afortunadamente, hay tratamiento eficaz para resolverlo. La garrapata ‘Rhipicephalus’ también pica a las personas y puede transmitir la bacteria ‘Rickettsia conorii’ así como otras especies de rickettsias, que dan lugar a cuadros clínicos de diferente importancia.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha publicado el último informe epidemiológico anual de fiebre Q, referente al año 2017, y los datos posicionan a España como país líder europeo en número de casos de esta enfermedad zoonótica.

A nivel general, en 2017, los Estados miembro de la Unión Europea (UE) informaron de 10.023 casos humanos de fiebre Q, de los cuales el 91% (932) han sido confirmados. Asimismo, la evolución del número de casos durante ese año ha mantenido su estacionalidad, produciéndose casos durante todo el año, según publica Animal’s Health.

Un total de 29 países han informado de casos de fiebre Q y, como ocurría en años anteriores, España, Francia y Alemania lideran en prevalencia de la enfermedad zoonótica, siendo el país ibérico el que mayor ratio de notificación registra —0.8 casos por cada 100.000 habitantes—.

Concretamente, España reportó 449 casos de fiebre Q en humanos, de los que 379 se confirmaron, más de un tercio del total, y muy por encima de las cifras de Francia (194 casos confirmados) y Alemania (107).

En cuanto a la fiebre Q en salud animal, el número de casos en ganadería también ha ido en aumento, a tenor de los datos arrojados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el ECDC.

La sesión de tarde de la primera jornada del FORO NACIONAL DE OVINO arrancó con una sesión dedicada a algunas de las patologías de mayor interés en el sector de los pequeños rumiantes. En tres comunicaciones seguidas, se debatió sobre enfermedades como la lengua azul, la paratuberculosis o los procesos respiratorios.

 Lengua azul

Raúl Martínez Fernández, técnico de Rumiantes en Laboratorios Syva, habló sobre la fiebre catarral ovina o lengua azul. En concreto, disertó sobre los resultados de la vacunación con la gama Syvazul BVT. Como introducción, resaltó los buenos resultados que ha dado la vacunación contra la lengua azul en la zona del suroeste español.

Tras realizar un recorrido por la historia de la lengua azul en España de la década de los 50, con las consecutivas llegadas de los serotipos 4, 1 y 8, resaltó que una de las grandes novedades en la lucha contra esta enfermedad ha sido el desarrollo de las vacunas multi-cepa, que tiene las ventajas de que se pueden usar en todos los países de la Unión Europea, tienen mayor estabilidad, la posibilidad de incorporar nuevos serotipos y un protocolo de vacunación unificado.

 Paratuberculosis

La detección y el diagnóstico de la paratuberculosis en ganado ovino fue el tema que puso en el debate Valentín Pérez, director del Departamento de Sanidad Animal de la Universidad de León, en una comunicación patrocinada por Vetia. Se trata de una enfermedad de distribución mundial, cuyo diagnóstico es conocido en España desde la década de los 70. La bacteria denominada ‘Mycobacterium avium subespecies paratuberculosis’ ofrece una gran resistencia en su pared celular. Los animales suelen infectarse jóvenes, pudiendo vencer la enfermedad, desarrollarla de una forma clínica o mantenerse de forma subclínica durante toda su vida, lo que provoca que haya excreciones de la bacteria y pérdidas productivas.

La enfermedad tiene importancia económica, debido a la pérdida de animales, el coste de la reposición, las pérdidas de producción en animales subclínicos y el descenso de fertilidad. Por último, señaló que la vacunación es el método más eficaz para su control.

 Procesos respiratorios

Para terminar esta serie de comunicaciones sobre temas patológicos, llegó el turno de Ana Belén Fernández Ros, del Departamento de Autovacunas y Diagnóstico de Exopol, que habló sobre procesos respiratorios, en concreto de los derivados de ‘Mannheimia haemolytica’, una de las bacterias implicadas en la pasteurelosis en ganado ovino.

La ponente explicó algunos avances en el conocimiento de esta enfermedad, en conocimiento para su diagnóstico a través del serotipado por qPCR. Después de las pruebas realizadas, Fernández Ros destacó que se han conseguido resultados positivos, ya que permiten la caracterización de la mayor parte de los procesos detectados en rumiantes. Además, señaló que en ovino hay una gran variabilidad de cepas.

doctor perez 1

Antequera ha acogido la décima edición del Foro Nacional del Caprino en la sede social de DCOOP, con la asistencia de numerosos ganaderos y técnicos especializados fieles a la cita, para analizar y debatir diferentes aspectos de interés para el sector caprino.

Dentro del programa correspondiente a la mesa de sanidad, Valentín Pérez Pérez, profesor e investigador del Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, abordó diversos aspectos prácticos de la vacunación frente a la paratuberculosis caprina y su relación en el diagnóstico de la tuberculosis.

El Dr. Pérez explicó qué particularidades tienen en común ambas enfermedades y cuál es la complejidad de su control. A continuación profundizó en aspectos claves de la paratuberculosis, con especial hincapié en las herramientas diagnósticas y de control disponibles. “Desde luego el procedimiento que ha demostrado ser exitoso es la vacunación”, señaló el ponente.

En referencia a la interferencia de la vacunación frente a la paratuberculosis en el diagnóstico realizado en las campañas de la tuberculosis caprina, el ponente concluyó que puede producirse, pero de forma muy limitada, solo en un número bajo de animales. Esta interferencia sería cada vez menor conforme más tiempo ha transcurrido desde la vacunación, recomendando vacunar al menos 10-12 meses antes de la campaña de tuberculosis. Seguidamente recalcó la posibilidad de solventar este aspecto y discriminar las interferencias a través de la intradermorreacción comparad

Es muy importante conocer la causa de los abortos en las explotaciones de pequeños rumiantes para poder implantar medidas de control eficaces en la siguiente paridera, especialmente si el patógeno es de carácter zoonótico.

En el Laboratorio de Diagnóstico del Departamento de Sanidad Animal de Neiker se han recibido varios envíos de muestras (fetos, placentas, fluidos vaginales y/o sueros) de un total de 20 brotes de abortos, y los resultados han sido los siguientes: aborto por ‘Toxoplasma gondii’ (5 casos); aborto por ‘Border disease’ (1 caso); aborto por ‘Listeria ivanovii’ (2 casos); aborto paratífico (‘Salmonella abortus ovis’) (1 caso); y aborto por fiebre Q (1 caso). Además, en cuatro rebaños se ha observado una elevada seroprevalencia frente al virus Border y en otros dos la detección de títulos serológicos elevados frente a ‘T. gondii’, lo que sugiere la presencia más o menos reciente de estos agentes abortivos en dichas explotaciones.

En los análisis efectuados a las muestras de otros cuatro rebaños no se obtuvieron resultados significativos ni se observaron lesiones que permitieran demostrar la etiología del aborto. En estos casos, y siempre que se sospeche de causas infecciosas, se recomienda insistir en la toma de muestras, pues con nuevos envíos se incrementa el éxito del diagnóstico de forma significativa. Conviene recordar también que el envío de la placenta y del feto es imprescindible para tener éxito en el diagnóstico, ya que algunos agentes bacterianos tienen especial tropismo por la placenta (‘Chlamydia’, ‘Coxiella’), y para confirmar la implicación de otros es necesario realizar el estudio lesional en los fetos (‘Toxoplasma’, pestivirus). Los fluidos vaginales y las muestras de suero ayudan en algunos casos a complementar o confirmar el diagnóstico.

Este año, al igual que en parideras anteriores, se confirma la importancia de ‘Toxoplasma’ en comparación con otros agentes. De los resultados obtenidos tienen especial impacto los abortos causados por agentes zoonóticos, por el riesgo que suponen para las personas que frecuentan la explotación, como es el caso de la fiebre Q.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder