msd 1000x120 mayo17

La certificación de la leche es un instrumento imprescindible para la exportación.

La exportación en el sector de la leche de cabra es uno de los aspectos más decisivos para el mercado de este sector ganadero, ya que el aumento de la exportación suele conllevar una retirada de oferta de leche en el mercado nacional y, por lo tanto, un incremento de los precios. Por lo tanto, conocer el sistema de atestaciones es fundamental para poder realizar esa exportación, tanto por industrias queseras como por grupos de ganaderos. Para aclarar las dudas que puedan presentarse, se desarrolló una ponencia sobre atestaciones en el pasado Foro Nacional del Caprino. La encargada fue Susana Alonso, responsable de Calidad y Seguridad Alimentaria de la empresa zamorana Hijos de Salvador Rodríguez, que comercializa Quesos El Pastor.

Alonso comenzó su intervención presentado a la empresa en la que trabaja. Hijos de Salvador Rodríguez fue fundada en 1967 por Lorenzo, Salvador y Domingo, tres hermanos de la localidad zamorana de Santa Cristina de la Polvorosa. Actualmente está bajo la dirección de Marco Rodríguez, segunda generación de la empresa. Procesa unos 450.000 litros de leche al día y elabora unas 12.000 toneladas de queso al año, según los datos presentados en el Foro. Elabora una amplia variedad de quesos, destacando los de cabra, y exportando a más de 45 países, para lo que dispone de certificaciones en base a normas técnicas internacionales que garantizan la calidad y seguridad alimentaria.

Por otra parte, la ponente realizó una descripción de la evolución que ha tenido el sector de leche de cabra durante los últimos años. Además, señaló que el mercado está saturado y no se puede absorber toda la producción que hay en España. Así, la industria se adapta a la nueva normativa para seguir exportando y abrir nuevos mercados, por lo que es importante la certificación de todo el proceso.

El RD 993/2014 señala que la atestación sanitaria es una certificación veterinaria, realizada por un agente certificador, del cumplimiento de algunos o todos los requisitos exigidos para la exportación de productos de origen animal. Por lo tanto, para vender a países terceros hay que estar certificado, para lo que se necesitan las atestaciones.

Para obtener la atestación se deben tener buenas prácticas en el manejo (evitar el hacinamiento de los animales, una correcta alimentación, buenas prácticas en el ordeño) y buenas prácticas sanitarias (higiene del personal y de los animales y estricto cumplimiento de los tratamientos veterinarios).

Por último, la ponente señaló que con las atestaciones se consiguen una serie de ventajas:

- Ampliar el nicho de mercado.

- Diferenciarse por calidad de la competencia que no cumple esta normativa.

- Estar dentro de un marco legal más o menos estandarizado a nivel internacional.

- Comercializar los productos en un mercado mucho más estable y regular que el local o nacional.

Deja un comentario

Asegúrate de incluir la información requerida (*). HTML Básico está permitido.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder