foro18 banner acta 1000x132 v2

Mostrando publicaciones por etiqueta: Sacrificio

Miles de personas salieron ayer a las calles de Australia reclamando un trato más ético para los animales y en contra de las prácticas de maltrato en la industria agroganadera, y que trascurrieron con incidentes menores.
Al menos nueve personas fueron detenidas por encadenarse a un matadero del sur del país, mientras la marcha en Melbourne provocó grandes atascos.
El primer ministro de Australia, Scott Morrison, criticó las protestas y las calificó de "vergonzosas y no australianas" y profirió que estos actos "van en contra del interés nacional", durante una entrevista con la emisora 2GB.
Un centenar de activistas se congregó en el centro de la ciudad de Melbourne con carteles y lemas como: "es una protesta pacífica" o "emergencia animal y emergencia climática", según las imágenes retransmitidas por la cadena local ABC.
Algunos de los congregados se encadenaron a sus propias furgonetas para tratar de bloquear el tráfico en una transitada intersección de la ciudad, lo que conllevó a la intervención de la Policía y el arresto de un número indeterminado de manifestantes.
En la localidad de Goulburn, a unos 168 kilómetros al sur de Sídney, nueve personas fueron arrestadas por las autoridades por allanar durante la madrugada las instalaciones de un matadero y encadenarse a parte de la maquinaria.
Una protesta similar ocurrió en un explotación ganadera de la localidad de Warwick, al oeste de Brisbane, donde una veintena de personas entró en las instalaciones, aunque no se produjeron detenciones.
Las protestas fueron programadas durante el primer aniversario del documental "Dominion", que expone el maltrato animal en la industria agroganadera australiana, un sector también amenazado por la sequía en varias partes del este del país. 

El análisis comedido de los datos ofrecidos esta misma semana por la Encuesta de Sacrificio de Ganado, elaborada por la Subdirección General de Estadística del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), deja algunas conclusiones interesantes, como es el aumento en el peso medio de las canales de ovino, lo que unido al notable descenso del sacrificio, señala que han pasado por los mataderos muchos menos corderos que el año pasado, lo que podría indicar una apuesta en las explotaciones por la reposición.

Los datos son suficientemente elocuentes. El peso medio por canal de ovino en enero del año 2018 fue de 11,60 kilogramos, mientras que en el mismo periodo del presente año se ha elevado a 12,02 kilogramos. Este casi medio kilo se traduce en un incremento porcentual del 3,6%.

Teniendo en cuenta que se ha producido un notable descenso en el número de sacrificios en la comparación entre los dos meses de enero, en concreto un 12,8%, y habida cuenta de ese aumento del peso medio por canal, se llega a la conclusión de que lo que ha descendido es el número de corderos sacrificados, algo que podría indicar una mayor apuesta de las explotaciones ovinas españolas por la reposición en este inicio de 2019, según comentan expertos del sector. Los futuros datos oficiales de producciones, tanto en carne como en leche, serán los que confirmen o desmientan esta hipótesis.

 

Sin novedades en caprino

En el caso del ganado caprino, apenas ha habido cambios en el peso medio de las canales, ya que se ha pasado de 8,51 kilogramos por canal en enero de 2018 a 8,53 kilogramos en el mismo mes del presente año. En términos porcentuales, es una subida del 0,2%.

Los primeros datos del ejercicio 2019 en la Encuesta de Sacrificio de Ganado, elaborada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), indican que se ha producido en el mes de enero una reducción en el número de sacrificios y en el volumen de carne producida en ese primer mes del año, en comparación con lo que ocurrió en el primer periodo de 2018.

Así, en enero se produjeron un total de 880 toneladas de carne caprina, lo que significa una reducción del 1,5% respecto al año anterior, cuando se llegó a la cifra de 893 toneladas. Por comunidades autónomas, destacan las 376 toneladas de Andalucía, que ocupa el primer puesto en el ranking regional y sube un 10,3%, mientras que Murcia logra situarse en la segunda posición, con 170 toneladas, gracias a un espectacular incremento del 50,1% en comparación con enero de 2018. La tercera comunidad autónoma más productora es Canarias, con 121 toneladas, que apenas sube un 1,1%.

Por lo que respecta al número de sacrificios, la reducción es algo más acentuada, ya que ha caído un 1,7%. En concreto, se ha pasado de los 104.936 caprinos sacrificados en los mataderos españoles en enero de 2018 a 103.161 animales en el primer mes de 2019.

El precio de la oveja extra para sacrificio, que cotiza en la Lonja Agropecuaria de La Mancha y que es tomado como precio de referencia por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), se mantiene estable en los 0,70 euros por kilogramo de animal en vivo. Se trata de la misma cotización que tiene este producto desde el mes de enero de 2018, cuando se incrementó un 16,7% al pasar de 0,60 a 0,70 euros por kilo.

Lo cierto es que los 0,70 euros que se tienen en la actualidad es uno de los precios más altos que se ha alcanzado en el último lustro en la lonja situada en Albacete. Así, el ejercicio 2015 transcurrió con una cotización continua de 0,75 euros por kilogramo, aunque durante la mayor parte del año 2016 y el inicio del ejercicio 2017 llegó a bajar hasta los 0,50 euros.

La venta de animales de desvieje es un aporte económico que tiene una explotación ovina, ya sea de aptitud cárnica o lechera. Aunque se trata de una parte mínima de los ingresos de una explotación, puede ser un montante importante en función del número de animales desechados al año.

El ovino de carne cerró el año 2008 con una producción de 118.568 toneladas de carne ovina, lo que significa un incremento del 3% frente a las 115.114 toneladas que se habían producido en el ejercicio 2017. Así consta en la última actualización de la Encuesta de Sacrificio de Ganado, en la que se cuenta ya con los datos definitivos de los doce meses del pasado ejercicio.

Entre las comunidades autónomas con una mayor producción de carne ovina, destacan los fuertes incrementos que se han registrado en el caso del noreste peninsular, con aumentos interanuales del 7,6% en Andalucía y del 22,5% en el caso de Aragón.

En todo caso, la clasificación regional al final del año 2018 por número de toneladas es la siguiente: Castilla y León (28.579), Cataluña (17.733), Castilla-La Mancha (16.496), Aragón (13.439), Murcia (11.842), Comunidad Valenciana (9.699), Andalucía (6.751), La Rioja (3.595), Navarra (3.336), Extremadura (3.273), Baleares (1.593), Madrid (1.200), País Vasco (450), Galicia (324), Canarias (137) y ‘otras comunidades’ (119).

Por lo que respecta al número de sacrificios, también aumentó este registro, aunque únicamente un 1,8% interanual, lo que indica que se ha incrementado el peso medio de las canales de ovino producidas en España. En concreto, se pasó de 9.833.126 ovinos que fueron sacrificados en los mataderos españoles en 2017 a 10.011.406 ejemplares en el pasado ejercicio.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) consideró este martes que la carne de animales sacrificados sin aturdimiento no puede llevar el logotipo europeo de producción ecológica porque no respeta las normas más exigentes sobre bienestar animal.
"La práctica del sacrificio ritual, en el que se puede matar al animal sin aturdimiento previo, que en el ámbito de la UE se autoriza con carácter excepcional y con el único fin de garantizar el respeto de la libertad de religión, no es tan eficaz para reducir el dolor, la angustia o el sufrimiento animal como el sacrificio precedido de aturdimiento", indicó el TJUE en un comunicado.
La corte recordó que la legislación comunitaria busca "garantizar un nivel elevado de bienestar animal en el ámbito de este modo de producción, que se caracteriza por la observancia de normas más estrictas en materia de bienestar animal en todos los lugares y en todas las etapas de la producción en que sea posible incrementarlo, incluida la del sacrificio".
Y señaló también que "existen estudios científicos que demuestran que el aturdimiento es la técnica que respeta en mayor medida el bienestar animal en el momento del sacrificio".
El Tribunal entiende que la etiqueta de "agricultura ecológica" de la UE busca "mantener y justificar la confianza del consumidor en los productos etiquetados como ecológicos".
Y declara que es importante "garantizar que los consumidores puedan tener la seguridad de que los productos con el logotipo ecológico de la Unión Europea (...) efectivamente se han obtenido observando las normas más exigentes, entre ellas las relativas al bienestar animal".
En ese sentido, el Tribunal de Justicia concluyó que solo el método de sacrificio con aturdimiento previo, en principio impuesto por el derecho de la Unión, garantiza un elevado nivel de protección del bienestar animal en el momento de la matanza.
La conclusión de la corte proviene de una petición de la asociación francesa Oeuvre d'assistance aux bêtes d'abattoirs (OABA), que reclamó al Ministerio francés de Agricultura y Alimentación la prohibición de la mención "agricultura ecológica" en publicidad y los envases de hamburguesas de carne de vacuno con certificación "halal" procedente de animales sacrificados sin aturdimiento previo.
La entidad certificadora responsable, Ecocert, denegó a OABA su petición, por lo que la asociación recurrió al Tribunal de Apelación de lo Contencioso-Administrativo de Versailles (Francia), que a su vez pidió a la corte de Luxemburgo que interpretase cómo deben de aplicarse en este caso las normas de derecho comunitario relativas al etiquetado. 

El peso medio de los animales ovinos sacrificados en España ha ido aumentando de forma paulatina en los últimos años, según muestran los datos de la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Ministerio de Agricultura. Así, con los datos de 2018 de enero a noviembre, el peso medio en canal de los animales sacrificados en España fue de 12,11 kilogramos, lo que indica un notable incremento del 3,4% frente a los 11,71 kilos que se registraron en el inicio del año 2017.

Si se realiza una observación más a largo plazo, estos datos estadísticos oficiales muestran que en 2008 el peso medio de la canal de ovino fue de 11,14 kilogramos, por lo que en la última década se ha aumentado un 8,7%.

Los datos que faltan del mes de diciembre, en el que se registra un alto volumen de producción de carne ovina, fundamentalmente de corderos para el consumo durante las festividades navideñas, acabarán por perfilar la realidad del pasado ejercicio 2018. Sin embargo, ya se puede constatar que se ha acelerado ese incremento de las canales medias que se lleva registrando desde hace varios años.

Las malas condiciones que empañaron a 2018 tendrán un impacto significativo en el suministro de carne de ovino en 2019, y se prevé que la matanza de corderos será la más baja desde 2012. Las condiciones secas, que han provocado caídas sustanciales en las tasas de marcación y el extenso sacrificio de ovejas, respalda la previsión de una disminución del 7% en el sacrificio de corderos en 2019, con 21,2 millones de cabezas.

En el año venidero, muchos productores esperarán una lluvia constante para ayudar a aliviar las presiones asociadas con los altos costos de alimentación. Desafortunadamente, las perspectivas de tres meses actuales de la Oficina de Meteorología (BOM) no apuntan a un cambio considerable en las condiciones estacionales. Teniendo en cuenta las importantes deficiencias de humedad que se observan en muchas regiones, especialmente en Nueva Gales del Sur, cualquier mejora en las condiciones requeriría una lluvia constante y superior a la media en los próximos meses. Como resultado, se pronostica que el sacrificio de ovinos se mantendrá cerca de los promedios a largo plazo en 8 millones de cabezas, pero se remonta a los grandes números procesados ​​en 2018.

El peso de las carcasas de ovejas y corderos se vio afectado por las condiciones difíciles y el alto costo del alimento en 2018. Se espera que esto continúe en 2019 con las materias primas agotadas y la demanda de alimentos se mantenga alta hasta que las condiciones mejoren. Una caída en el peso de las carcasas  conduce a un descenso del 7% en la producción de cordero para 2019 a 475,000 toneladas de peso en canal (quintales). La producción de cordero probablemente experimentará una caída más pronunciada del 16% a 188,000 toneladas cwt.

Se estima que el rebaño nacional ha disminuido en más de 4 millones de cabezas, o un 6,1%, a mediados de 2018 y se prevé que experimentará un nuevo descenso del 3,7% a mediados de 2019, ya que muchos productores se ven obligados a continuar con la extracción mientras esperan una cambio en el clima. A largo plazo, los altos precios tanto en la carne de ovino como en la lana proporcionan un fuerte incentivo para que los productores reconstruyan sus rebaños de cría muy agotados una vez que las condiciones lo permitan.

Afortunadamente, la fuerte demanda internacional y el bajo dólar australiano continuarán apoyando las exportaciones australianas y, a su vez, los precios internos de saleyard. Los récords se rompieron en 2018 cuando los mercados de todo el mundo compitieron fuertemente por la carne de ovino de alta calidad de Australia. La expectativa de que la oferta y, por consiguiente, las exportaciones, disminuyan tanto en Australia como en Nueva Zelanda probablemente aumentará la competencia mundial por la carne de ovino en 2019. Es probable que las condiciones que impulsaron los fuertes precios de las existencias bien terminadas el año pasado sigan vigentes en 2019. Particularmente mientras las condiciones permanecen secas.

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cordero de Extremadura (Corderex) ha certificado 75.842 canales bajo su sello de calidad en el ejercicio de 2018, en el que ha sacrificado 86.929 corderos.
Las entidades comerciales inscritas en la IGP han cerrado el 2018 con una facturación de más de seis millones de euros, una cifra que refleja la estabilidad que ha alcanzado en los últimos años la carne de cordero certificada en el mercado español y el auge de los productos con sello de denominación de origen, ha destacado Corderex en un comunicado.
El director técnico de Corderex, Raúl Muñiz, ha valorado estos resultados porque muestran la consolidación de este producto "como una de las principales carnes certificadas dentro del panorama europeo, más si cabe con el escenario actual en el que nos desenvolvemos".
Muñiz ha señalado que se exporta el 50 % de la carne de cordero certificada, principalmente a países como Italia o Francia, y que tienen la perspectiva de seguir aumentando la exportación y seguir explorando nuevos mercados y países.
En 2019 pretenden seguir aumentando la internacionalización del Cordero de Extremadura, así como incrementar la promoción en grandes centros de consumo, como Madrid o el norte de España, sin olvidarse de la fidelización de los mercados en los que ya se está presente a nivel nacional y regional.
El año pasado, la IGP ha apostado por la promoción de la carne de cordero por distintos municipios de España con asados benéficos que han contado con una gran acogida entre los consumidores.
La IGP Corderex ha despedido el año con 402 explotaciones ganaderas inscritas, tres mataderos y un censo de 321.622 ovejas.
Durante el ejercicio pasado, ha participado en las ferias gastronómicas y agroganaderas más importantes del país, como Madrid Fusión, el Salón de Gourmets, la Feria Gastronomika San Sebastián, la Feria Internacional de Alimentación, la Feria Internacional Ganadera de Zafra o el Salón Ovino de La Serena. 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) ha publicado hoy la Orden de ayudas de la Consellería de Medio Rural para indemnizar a los ganaderos por el sacrificio obligatorio de animales en ejecución de los programas y actuaciones oficiales de vigilancia, lucha, control y erradicación de enfermedades.
Medio Rural destina una partida de 750.000 euros a indemnizar esos sacrificios obligatorios de animales en el año 2019.
Los beneficiarios de esas ayudas serán los titulares de explotaciones ganaderas correctamente registradas en la Comunidad Autónoma que, por orden de la Consellería de Medio Rural -autoridad competente en materia de sanidad animal- y con motivo de la aplicación de los protocolos para erradicar enfermedades que afectan al ganado, se vean en la obligación de sacrificar animales de su cabaña.
Para tener derecho a percibir esas indemnizaciones "es imprescindible cumplir la normativa en vigor sobre sanidad e identificación animal, movimiento pecuario, bienestar y alimentación", precisa Medio Rural en un comunicado.
Además, será también de "obligado cumplimiento" estar al día en los programas nacionales de vigilancia, lucha, control y erradicación de enfermedades animales; que las explotaciones estén correctamente registradas, y que se haga efectivo el sacrificio ordenado por la Consellería.
El plazo de presentación de solicitudes quedará abierto desde mañana, día 5 de enero, hasta el 29 de noviembre de 2019, ambas fechas incluidas. 

Página 1 de 13

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder