interovic 1000x120 junio19

Mostrando publicaciones por etiqueta: Trashumancia

Las localidades pacenses de Siruela y Tamurejo celebraron el pasado 21 de noviembre la cuarta edición de su Fiesta de la Traterminancia, contando con un numeroso público asistente de la región extremeña y de todo el territorio nacional, que realizó a pie o caballo el recorrido de 9,5 kilómetros que separan ambos municipios, según publica FEAGAS.

La cita comenzaba a primera hora de la mañana con la degustación en la población tamurejana de unos dulces típicos de la comarca. Seguidamente se iniciaba el recorrido donde los participantes disfrutaron de unos magníficos paisajes y vistas cargados de belleza y singularidad por la ‘Cañada Real de las Merinas’ acompañando un espectacular rebaño de más de 600 ovejas de raza Merina variedad Negra, así como cabras Retintas y Veratas, propiedad de la familia Cabello Bravo.

Sin duda fue una jornada de gran interés donde se puso de manifiesto el mantenimiento de las cañadas reales, cordeles y veredas tan importantes para la actividad trashumante. A su vez este encuentro sirvió para mostrar a la sociedad los entresijos de la práctica trashumante ligada a los sistemas producción en extensivo y la ganadería autóctona española, contando con numeroso público, en torno a setecientos asistentes de todos los puntos de España, siendo sin duda “un éxito rotundo”, donde no faltó la lluvia y también brilló el sol.

La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas ha hecho público el anuncio de inicio del expediente para declarar la trashumancia, íntimamente ligada a Castilla-La Mancha, 'Patrimonio Cultural Inmaterial'.
Según la información recogida el sábado por Efe del Boletín Oficial del Estado (BOE), con esta iniciativa se pretende "salvaguardar" el patrimonio cultural inmaterial que supone esta actividad.
La trashumancia en España, recuerda la resolución, constituye en la actualidad un patrimonio vivo, pese a la gran reducción de la cabaña ganadera trashumante y de los cambios en esta actividad.
En diversos espacios de la geografía española esta manifestación se sigue desarrollando de manera tradicional, con el desplazamiento a pie del ganado.
Además de haber contribuido a conformar la identidad cultural de muchos territorios de España, la actividad trashumante ha originado un rico patrimonio cultural y etnográfico, reflejado en fiestas y tradiciones, la toponimia, la gastronomía y toda la arquitectura relacionada con esta actividad.
También las manifestaciones de la tradición oral, artesanía y técnicas de pastoreo tradicional, así como la ordenación de pastos en el marco del derecho consuetudinario, son elementos de la cultura trashumante que esta actividad ayudó a transmitir a su paso por los diferentes y distantes territorios peninsulares.
De esta forma, la trashumancia ha sido tradicionalmente un mecanismo de intercambios culturales entre los diferentes territorios de la Península.
A través de la amplia red de vías pecuarias, se produjo la trasmisión de noticias y conocimientos, resultando que a lo largo de los diferentes territorios se genera una cierta homogeneidad cultural derivada de las interrelaciones sociales y culturales que este pastoreo producía.
Por otro lado, a pesar del estado de deterioro generalizado de la red viaria, este espacio histórico de desarrollo de la práctica del pastoreo incorpora un conjunto de valores de alto interés patrimonial.
Además de por su importancia histórico-cultural, la trashumancia tiene una serie de características ambientales destacables, al cumplir las vías pecuarias la función de corredores ecológicos y, recuerda, al tiempo, que toda la red de vías pecuarias tiene en la actualidad un fuerte potencial turístico y recreativo por su utilización para el desarrollo de actividades al aire libre.
En suma, se puede asegurar que la actividad ganadera trashumante ha aunado históricamente el aprovechamiento de los recursos naturales y el ganado mediante la denominada 'cultura pastoril trashumante', produciendo interrelaciones familiares, sociales, económicas, patrimoniales y biológicas, y modelando y contribuyendo a la cohesión y vertebración del paisaje peninsular.
Por tanto, más allá de la propia que pueda recibir en una o varias comunidades, se considera necesario trabajar por su declaración como 'Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Trashumancia'.
La resolución recuerda las numerosas vías pecuarias que atraviesan Castilla-La Mancha y cómo algunas zonas, como la de Albarracín-Cuenca-Molina o la que abarca la zona de Alcaraz-Carzola y Segura, cumplen con un papel fundamental al encontrarse en ellas los conocidos 'agostaderos' donde se encontraban los pastos que el ganado podía comer durante los meses estivales.
Castilla-La Mancha también cuenta con otros importantes espacios donde el ganado permanece durante los meses de invierno, en los conocidos 'invernaderos', como históricamente han sido el Valle de Alcudia, Sierra Morena Oriental o los Campos de Calatrava y Montiel.
Coincidiendo con el inicio de esta declaración, un rebaño trashumante procedente de la serranía de Cuenca cruzará Puertollano en dirección al Valle de Alcudia el próximo martes, día 24.
Como en años anteriores, miembros de Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia acompañarán a este rebaño en su travesía por la ciudad hasta su finca de invernada en las cercanías de Mestanza.

Un rebaño de unas 3.000 ovejas volverá a pernoctar en Guadarrama como punto de paso de la trashumancia. Las instalaciones del Centro de Interpretación de la Naturaleza Sierra de Guadarrama ‘El Gurugú’ darán cobijo, un año más, a los pastores y animales que realizan el camino hacia los pastos de invierno. Conducidas por el presidente de la Asociación Trashumancia y Naturaleza, Jesús Garzón, según publica El Faro de Guadarrama.

Todo un espectáculo, nada común, que se repetirá por segundo año en Guadarrama y que llamará la atención sobre la importancia que en otras épocas tenía esta forma de pastoreo, la trashumancia, en la que los animales están en continuo movimiento buscando las mejores zonas y pastos a lo largo de la geografía española.

Este sábado, 21 de noviembre, las localidades pacenses de Siruela y Tamurejo celebran su cuarta fiesta de la Trasterminancia con el objetivo de poner en valor y conservar una práctica tan importante para Extremadura y el conjunto de España como es la Trashumancia, según se recoge de la página web de FEAGAS.

Este festejo llega a su cuarta edición después del gran éxito y acogida de las ediciones anteriores, donde contó con un numeroso público asistente de todos los lugares de la geografía española.

La actividad comenzará con el traslado de los participantes desde Siruela a Tamurejo donde se degustará un magnífico desayuno con dulces típicos de la localidad, como bodigos, mantecados de cajón y otras variedades. A continuación, comenzará el recorrido a pie por el tramo conocido como Cañada Reas de “Las Merinas”, de aproximadamente diez kilómetros, ramal de la Cañada Real “Segoviana” que une los municipios de Siruela y Tamurejo, formando parte de la Red de Senderos Homologados.

Los participantes recorrerán un paisaje emblemático de dehesa con gran belleza y alto valor ecológico, reviviendo la tradición de la práctica trashumante, con ejemplares que forman parte de la cabaña autóctona española como son las ovejas Merinas Negras, cabras de razas Retinta y Verata, y asnos de raza Andaluza, todas ellas especies en peligro de extinción según catalogación del Ministerio, conservadas en la localidad siroleña con gran esfuerzo y dedicación por la familia Cabello Bravo, propietarios de uno de los mayores rebaños de Merina Negra de España.

Una vez que la expedición llegue a Siruela, se recorrerán varias calles del municipio con parada principal en la Plaza de España, terminando el recorrido en el edificio de Usos Múltiples donde tras la clausura del acto por parte de las autoridades habrá un período de convivencia compartiendo una comida pastoril, compuesta por migas extremeñas y vino de la tierra.

Tanto el alcalde-presidente de Siruela y presidente de las Mancomunidad de Municipio de la Siberia, Regino Barranquero Delgado, como la alcaldesa-presidenta de Tamurejo y presidenta de CEDER La Siberia, Rosa María Araujo Cabello, han animado a todas aquellas personas y visitantes del cualquier lugar que así lo deseen a inscribirse contactando con la Universidad Popular de Siruela, y formar parte de esta fiesta de convivencia para reivindicar y defender un verdadero patrimonio extremeño y nacional, como es la Trashumancia, junto a las razas originarias de la región extremeña, que tan importantes son para los pueblos, y en definitiva para el medio ambiente y rural de España.

Este evento ha sido organizado por los ayuntamientos de Siruela y Tamurejo, Diputación de Badajoz, Mancomunidad de Municipios Siberia y el Centro de Desarrollo Rural La Siberia.

 

Las imágenes corresponden a la edición del año pasado.

Bernard Vallat, director general de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE); y Djimé Adoum, secretario ejecutivo del Comité Interestatal Permanente de Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS), firmaron en la sede de la OIE en París un acuerdo oficial de colaboración entre sus dos instituciones destinado a coordinar las actividades del componente Sanidad Animal del Proyecto Regional de Apoyo al Pastoralismo en el Sahel (PRAPS), financiado por el Banco Mundial, cuyo objetivo es asegurar la forma de vida y los medios de producción de los cerca de dos millones de pastores que viven de la producción pastoral en esta región.

El pastoralismo, en cualquiera de sus dos principales formas, que son la trashumancia y el nomadismo, es una forma de vida todavía muy habitual en zonas áridas y semi-áridas, que consiste en la cría de rumiantes y acaso alguna otra actividad rural. Gracias a su particular gestión del espacio y del tiempo, que se basa en la movilidad y en la aplicación de conocimientos ancestrales, las comunidades pastorales han logrado sacar partido de los recursos naturales de inmensos espacios prácticamente desérticos y muy poco propicios para el desarrollo de la agricultura, y en ellos han creado y preservado un potencial económico y un sistema ecológico y social únicos en su género.

De hecho, en ciertas regiones subsaharianas muy áridas, el pastoralismo sigue siendo la única opción de desarrollo económicamente viable, y permite la ocupación deseable y necesaria del territorio y su valorización económica. Para estas poblaciones, el control duradero de las enfermedades infecciosas resulta fundamental, no solo para reducir los riesgos sanitarios y asegurar el capital que supone el ganado, sino también para garantizar la comercialización de animales y productos de origen animal.

En Aragón hay más de 215.000 cabezas de ganado trashumantes, de las que unas 200.000 son ovejas y el resto vacas. Dentro de estas cifras se incluyen todo tipo de movimientos, desde traslados cortos que van de un municipio a otro hasta viajes de miles de kilómetros, según publica Aragón Digital.

La trashumancia más larga que se hace en Aragón para garantizar los pastos del ganado es la que va desde la provincia de Teruel, sobre todo desde la Sierra de Albarracín, hasta zonas de Ciudad Real y Andalucía. Un viaje que supera los 20 días de duración y en el que participan entre 45.000 y 50.000 ovejas.

Ahora bien, la trashumancia más habitual en Aragón es mucho más corta. Según el jefe de Servicio de Recursos Ganaderos de la DGA, José Manuel Corzán, “la mayoría de los movimientos que se registran en la Comunidad van desde el Pre-Pirineo hasta el Pirineo o bien desde la Ribera del Ebro también hacia zonas pirenaicas”.

 

A pesar de que la trashumancia sigue viva en Aragón, con los años ha ido disminuyendo sobre todo porque la vida de los pastores y ganaderos trashumantes es dura y complicada. Muchos viajan a través de vías pecuarias y algunos lo hacen en camión.

Siete ganaderos de la Sierra de Albarracín realizan este mes de noviembre la vereda de la Cañada Real Conquense en busca de los pastos de Andalucía. Tres de ellos, Urbano Soriano, Ismael Martínez y su hermano Vidal Martínez, partieron el pasado domingo de Guadalaviar (Teruel), acompañados por 3.000 cabezas de ganado ovino y un único objetivo: alcanzar los verde prados de Vilches (Jaén), según publica Ideal.

 

Los pastores están acompañados por ocho alumnos de quinto de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza que recorrerán la cuarta parte del duro camino para vivir la experiencia de la trashumancia, apreciar la dureza de la vereda, convivir con la historia y el valor ecológico del ganado y controlar parámetros veterinarios para ver como la densidad del tránsito afecta a las ovejas. Los estudiantes se relevarán cada 100 kilómetros, de forma que en la aventura de casi 400 kilómetros acabarán por participar 32 futuros veterinarios.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha resaltado el papel de la trashumancia “como tradición ganadera y como actividad con una sólida base ecológica, fundamentada en el aprovechamiento de pastizales”. También ha destacado su repercusión en el desarrollo económico del medio rural, ya que proporciona una carne  que, debido a la singularidad de la alimentación de las cabañas ganaderas, ofrece un valor añadido de tipo medioambiental, de calidad y bienestar animal que es cada vez más valorado por el conjunto de la sociedad.

Ha sido durante el acto de recepción y bienvenida de los ganados trashumantes, que han recorrido las vías pecuarias de centro de Madrid, en el marco de la XXII Fiesta de la Trashumancia que promueve el Ministerio en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid.

Cabanas ha valorado la contribución de la actividad trashumante en la conservación y mantenimiento de paisajes de gran belleza e interés patrimonial, y en el  fomento del desarrollo de razas ganaderas autóctonas, muchas de ellas en peligro de extinción. Y junto a estos valores, ha destacado su papel en  el mantenimiento de una extensa red de vías pecuarias, “que constituyen, a lo largo de más de 100.000 kilómetros, auténticos corredores naturales y ecológicos que todos podemos disfrutar”.

Por todo ello, ha ponderado el valor cultural y patrimonial de la trashumancia, al utilizar recursos pastables que, de otra manera, no podrían ser aprovechados. Su abandono supondría graves riesgos para el medio ambiente, para la biodiversidad y para las masas forestales, ya que esta actividad ganadera reduce considerablemente el riesgo de incendios, ha concluido Cabanas.

Esta fiesta, que se viene celebrando desde 1994, tiene como objetivo acercar la actividad ganadera trashumante a la población urbana de Madrid, para reivindicar la actividad ganadera, así como los bienes públicos generados con esta actividad en el territorio y en los pueblos. Con su celebración, se recupera una tradición de la Edad Media y se llama la atención sobre el impacto positivo del sector ganadero en la economía y en la biodiversidad. Al mismo tiempo se pone de manifiesto la importancia de los pastores en el desarrollo del medio rural y en la conservación de de la riqueza cultural y medioambiental del país.

Unas 1.300 personas participarán el día 18 de octubre en unas rutas organizadas en Córdoba por el IV Día de los Caminos Públicos y el V Día Andaluz de Senderismo, según publica El Día de Córdoba. Entre las actividades programadas para esa fecha, se encuentra una ruta trashumante de unas 1.000 ovejas que saldrán desde la Avenida del Brillante, a la altura del camping, hasta llegar al Vial. Se trata de concienciar a las administraciones de recuperar los caminos públicos.

Un rebaño de 250 ovejas realizará un recorrido desde la comarca del Goierri guipuzcoano hasta la localidad vizcaína de Getxo para recordar la trashumancia vigente hasta la década de los 80 y grabar un documental sobre ella, según publica Deia.

 

El proyecto cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Getxo, Zegama e Idiazabal, la Mancomunidad de Uribe Costa, las Diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa y de entidades privadas, como la de la denominación del queso Idiazabal. 

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder