nanta 1000x120 octubre17

Mostrando publicaciones por etiqueta: Mercado internacional

 

 

Las indicaciones más recientes en relación con la campaña actual señalan una producción récord de cereales a nivel mundial en 2017 y un nuevo máximo de las existencias totales

La producción mundial de cereales alcanzará un nuevo récord en 2017

  • Las previsiones de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2017 han aumentado ligeramente desde el mes pasado ubicándose en 2 612 millones de toneladas, es decir, 6,8 millones de toneladas (un 0,3 %) por encima del récord de 2016. El ajuste al alza de este mes deriva principalmente de la mejora de las perspectivas sobre la producción de trigo y cereales secundarios, que compensa con creces una disminución de la producción de arroz.
  • Actualmente, se prevé que la producción mundial de trigo en 2017 ascenderá a 750,1 millones de toneladas, esto es, 1,4 millones de toneladas (un 0,2 %) por encima de la producción prevista en septiembre. El aumento se debe principalmente a un incremento de la producción en la Unión Europea y una mejora de las perspectivas en la Federación de Rusia, donde la continuidad de las condiciones meteorológicas favorables reforzó todavía más las expectativas respecto de los rendimientos del trigo de primavera. Este incremento compensó con creces la reducción de la producción en Australia, que se cifra en un nivel más cercano al promedio tras las cosechas récord del año pasado. De cara al futuro, en el hemisferio norte ha comenzado la siembra de los cultivos de trigo de invierno de 2018. El clima seco en algunas de las principales regiones productoras ha retrasado el progreso de la siembra, mientras que en Europa las expectativas de mayores ingresos para cultivos alternativos podrían afectar las plantaciones de trigo de invierno.
  • Las previsiones sobre la producción mundial de cereales secundarios se sitúan en 1 361 millones de toneladas, es decir, 2,5 millones de toneladas (un 0,2 %) por encima de las expectativas del mes anterior. Este incremento obedece principalmente a la mejora de las perspectivas sobre la producción de maíz en China y los Estados Unidos, que compensa con creces la disminución de la producción de maíz en la Federación de Rusia a causa de condiciones secas que han afectado a las expectativas de rendimiento. Las previsiones sobre la producción mundial de cebada también han aumentado este mes, impulsadas por un incremento de la producción en la región del Mar Negro. En el hemisferio sur, la siembra de los cultivos de la próxima campaña comenzó en la Argentina y el Brasil.
  • Las previsiones de la FAO sobre la producción mundial de arroz en 2017 se han reducido en 2,7 millones de toneladas, situándose en 500,7 millones de toneladas, por lo que solo han variado ligeramente respecto de la producción sin precedentes de 2016. La mayor parte de los ajustes de la producción a la baja de este mes se debió a los países del Lejano Oriente, en particular la India, donde las previsiones actuales indican que la combinación de inundaciones y episodios de sequía impedirán el aumento de la producción en la subregión durante la campaña en curso.

Si bien se ha reducido la utilización mundial de cereales en 2017/18, sigue estando por encima de su nivel de 2016/17

  • Las previsiones de la FAO sobre la utilización mundial de cereales se han rebajado en 2,3 millones de toneladas (un 0,1 %) respecto del mes anterior hasta situarse en 2 589 millones de toneladas, lo cual sigue siendo 26 millones de toneladas (un 1,0 %) más que en 2016/17. La reducción intermensual se debe fundamentalmente a la previsión de una menor utilización de maíz y arroz, la cual compensa con creces el incremento previsto del consumo de trigo.
  • Se estima que la utilización mundial de trigo en 2017/18 alcanzará un nivel sin precedentes de 734 millones de toneladas, esto es, un 0,5 % (o 3,4 millones de toneladas) más que en el mes anterior y actualmente un 0,3 % por encima del nivel estimado respecto de la campaña 2016/17. El incremento respecto del mes pasado refleja más que nada la previsión de un mayor uso industrial, mientras que la expansión respecto de 2016/17 se atribuye principalmente al aumento previsto del 1,1 % del consumo de trigo como alimento.
  • La utilización total de cereales secundarios en 2017/18 se estima actualmente en 1 352 millones de toneladas, es decir, un 0,2 % (o 2,0 millones de toneladas) menos que el mes pasado, pero todavía un 1,4 % (o 19 millones de toneladas) por encima del nivel de 2016/17. El descenso respecto de septiembre se debe a una disminución en las previsiones sobre el uso del maíz como pienso en Egipto, los Estados Unidos y la Federación de Rusia. La fuerte expansión general desde la campaña anterior sigue explicándose principalmente por la gran demanda constante de piensos del sector ganadero.
  • La FAO ha rebajado sus previsiones sobre la utilización mundial de arroz en 2017/18 en 3,6 millones de toneladas desde septiembre, en consonancia con la reducción prevista de la producción mundial y las revisiones subsiguientes a las estimaciones históricas relativas a diversos países. Aun así, en un nivel revisado de 502,9 millones de toneladas, se estima que la utilización mundial de arroz se incrementará en un 1,0 % en términos interanuales.

Siguen incrementándose las previsiones sobre las existencias mundiales de cereales

  • De acuerdo con las previsiones actuales, las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas que terminan en 2018 se cifran en un nuevo récord de 720,5 millones de toneladas, esto es, un 0,2 % (o 1,3 millones de toneladas) por encima de las previsiones de septiembre y un 2,6 % (o 18 millones de toneladas) por encima de su nivel de apertura. En este nivel, la relación entre las existencias y la utilización de cereales en 2017/18 rondaría el 27,0 %, más o menos como en 2016/17 y muy por encima del mínimo histórico del 20 % registrado hace exactamente una década (2007/08).
  • Las reservas mundiales de trigo (a finales de 2018) se estiman ahora en un nivel récord de aproximadamente 261 millones de toneladas, con una variación muy leve respecto del mes pasado, aunque un 6 % (o 15 millones de toneladas) por encima de su nivel de apertura. El marcado incremento respecto de la campaña anterior refleja principalmente acumulaciones considerables en China (19 millones de toneladas más) y en la Federación de Rusia (6,8 millones de toneladas más). El aumento de las existencias mundiales de trigo impulsaría la relación entre las reservas y la utilización de trigo hasta un 34,6 %, lo cual representaría una marcada subida respecto de 2016/17 y el valor más alto en más de tres décadas.
  • Este mes Las previsiones relativas a las existencias de cereales secundarios (a finales de 2018) se han incrementado este mes hasta cerca de 290 millones de toneladas, es decir, un 1,3 % (o 3,7 millones de toneladas) más que en septiembre, con lo cual las existencias al fin del ejercicio se ubicarían un 0,8 % (o 2,4 millones de toneladas) por encima de sus niveles de apertura. Esto determinaría un incremento de la relación entre las reservas y la utilización de cereales secundarios hasta el 20,8 %, cifra ligeramente inferior a los niveles superiores a la media previstos en 2016/17. El ajuste respecto del mes pasado se debe principalmente a las revisiones al alza de la cantidad de remanentes de maíz en el Japón, tras la revisión de los balances históricos de la oferta y la demanda de este producto en el país. Sin embargo, el grueso del aumento previsto del nivel de las reservas mundiales de cereales secundarios en 2017/18 refleja un incremento de las existencias de maíz en el Brasil y Sudáfrica, así como una subida considerable de las reservas de cebada en la Federación de Rusia.
  • A pesar de una revisión a la baja de 1,7 millones de toneladas desde septiembre, las previsiones sobre las existencias mundiales de arroz al cierre de las campañas de 2017/18 siguen indicando una expansión del 0,5 %, hasta los 169,5 millones de toneladas. Se prevé que la acumulación continuada en China respaldará este modesto aumento, que debería hacer que la relación entre las reservas y la utilización a nivel mundial en 2017/18 se mantenga sin grandes variaciones, en un 33,2 %.

El comercio mundial en 2017/18 se sitúa en un nivel casi sin precedentes

  • El comercio mundial de cereales en 2017/18 se calcula en cerca de 403 millones de toneladas, esto es, ligeramente por debajo de la previsión de septiembre, pero todavía un 0,4 % (o 1,5 millones de toneladas) por encima del récord de 2016/17.
  • Actualmente, se prevé que el comercio mundial de trigo en 2017/18 (julio/junio) ascenderá a cerca de 175 millones de toneladas, es decir, prácticamente al mismo nivel que el volumen récord de 2016/17, ya que se estima que la demanda de importación permanecerá estable en casi todas las regiones con la excepción de África, donde las importaciones totales podrían descender ligeramente, fundamentalmente a causa de la disminución de las compras por parte de Argelia y Marruecos. No obstante, las previsiones indican que los suministros para la exportación serán más que suficientes para satisfacer la demanda mundial, especialmente en vista de la excelente cosecha de este año en la Federación de Rusia, como consecuencia de la cual el país pasará probablemente a ser el mayor exportador mundial de trigo en 2017/18.
  • Según las previsiones actuales, el comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18 (julio/junio) ascenderá a casi 183 millones de toneladas, es decir, un poco menos respecto del mes pasado, aunque aun así un 1,2 % (o 2 millones de toneladas) por encima de la previsión correspondiente a 2016/17. Gran parte de esta expansión debería de obedecer al aumento del comercio mundial de maíz, que, según las previsiones, se incrementará en un 3,3 % hasta alcanzar los 143 millones de toneladas, fundamentalmente a causa de unas importaciones de maíz mucho mayores por parte de China, la República Islámica del Irán y la Unión Europea. Es probable que la Argentina y el Brasil sean los principales beneficiarios de la expansión prevista en el comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18.
  • Tras las ligeras revisiones al alza de las previsiones relativas a las exportaciones de China y Myanmar, el comercio mundial de arroz en 2018 se estima actualmente en 45,2 millones de toneladas, lo que equivale a un 1 % más en términos interanuales y el segundo nivel más elevado de todos los tiempos.

Cuadros resumidos

El índice de precios de los alimentos de la FAO cae un 1,3 por ciento en agosto, lastrado por el trigo y los cereales secundarios

 

Photo: ©FAO/Vladimir Valishvili
Un tractor trabajando en Marneuli, Georgia. En la región del Mar Negro se prevén cosechas récord de trigo.
Los precios mundiales de los alimentos bajaron en agosto, debido principalmente a la perspectiva de cosechas récord de cereales que hacen esperar un aumento de los inventarios.
 
El índice de precios de los alimentos de la FAO bajó un 1,3 por ciento en relación a julio, y quedó en agosto en un promedio de 176,6 puntos.
 
El descenso se debió en gran medida a una disminución del 5,4 por ciento en el índice de precios de los cereales, reflejando una fuerte caída en los precios del trigo a medida que mejoraban las perspectivas para la producción en la región del Mar Negro.
 
La FAO elevó sus previsiones de producción mundial de cereales a 2 611 millones de toneladas, un récord histórico. También se espera que Las existencias mundiales de cereales alcancen otro récord para el cierre de las temporadas en 2018, según la última Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales, igualmente publicada hoy.
 
Las nuevas estimaciones reflejan las mayores cosechas previstas de trigo, ya que las mejoras en las perspectivas de producción en la Federación de Rusia compensan con creces las revisiones a la baja para Canadá y los Estados Unidos de América, a la vez que se prevé un aumento en las producciones de maíz y cebada en Brasil y la Federación de Rusia. Además, también se pronostica un nivel récord para la producción mundial de arroz en 2017, según la FAO.
 
Ligero descenso de los precios
 
La ligera disminución del índice de precios de los alimentos de la FAO en agosto puso fin a tres meses de aumentos consecutivos. A pesar de esto, el índice –un indicador ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de los cinco principales grupos de alimentos básicos- se mantenía un 6 por ciento por encima de su valor de un año antes.
Junto con los cereales, el índice de precios de la carne de la FAO bajó un 1,2 por ciento en agosto, mientras que el índice de precios del azúcar lo hizo en un 1,7 por ciento, arrastrado por las perspectivas favorables de cosecha de caña en los principales países productores -Brasil, Tailandia e India-así como por la menor demanda internacional tras el al alza de aranceles impuesto por China e India.
 
Sin embargo, el índice de precios de los aceites vegetales de la FAO subió un 2,5 por ciento, impulsado por el aumento de las cotizaciones de los aceites de palma, soja, colza y girasol.
 
Por su parte, el índice de precios de productos lácteos de la FAO subió también un 1,4 por ciento en relación a julio, empujado por una mayor demanda de grasa láctea en Europa y América del Norte.
 
Fuertes aumentos en las existencias y el comercio mundiales
 
La nueva previsión de la FAO apunta igualmente a una mayor utilización de los cereales –en especial trigo y arroz-, mientras que se prevé que la utilización de cereales secundarios para piensos alcance a su vez un nuevo máximo histórico.
 
Por tanto, se espera que las existencias mundiales de cereales se sitúen en un nivel récord de 719 millones de toneladas, un 2 por ciento más respecto de sus ya elevados niveles al inicio de las actuales temporadas. También se incluye un notable aumento de los inventarios de trigo en la Federación de Rusia y de los de maíz en Brasil.
Paralelamente, se anuncia que el comercio mundial de cereales aumentará también en más del 2 por ciento, para llegar a 403 millones de toneladas, otro nuevo récord. La última previsión de la FAO es 8 millones de toneladas más alta de lo anunciado, debido a la mayor demanda de importaciones de China, Brasil, la Unión Europea, la República Islámica de Irán y México.

La cotización del cordero ligero español, el que tiene menos de 13 kilogramos por canal, se sitúa a principios del mes de septiembre en 606,41 euros por cien kilos de canal. Este precio es notablemente inferior a los 685,39 euros que se registraban en la misma semana del pasado ejercicio, según los datos del ‘Informe semanal sobre los precios del sector ovino en España’, publicado por la Subdirección General de Productos Ganaderos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Por lo tanto, se trata de un descenso del 11,5% en la tasa interanual.

Con esta cotización, el cordero ligero producido en España recorta su diferencial de precios con la media de la Unión Europea, que se sitúa en 560,69 euros por cien kilos de canal, por lo que la distancia entre ambas cotizaciones se reduce a los límites mínimos observados en esta estadística oficial desde el inicio de la pasada primavera.

En comparación con el resto de países mediterráneos con influencia en el mercado de corderos ligeros, el precio español es algo más bajo que los 616,00 euros de Italia. Sin embargo, se encuentra notablemente por encima de los 496,24 euros de Grecia y de los 413,20 euros de Portugal.

Los precios de los cereales probablemente descenderán de precio en los últimos meses, lo que podría favorecer a los productores en la compra de alimentación para el ganado. Así lo muestra el prestigioso mercados de futuros que opera con materias primas en la ciudad estadounidense de Chicago.

 Maíz

La cotización actual es de 342,75 puntos. Se trata del precio más bajo que se ha registrado en el último año, salvo un descenso significativo y puntual que se registró en el mes de noviembre.

Si se hace la comparación con 2012, la cotización del maíz en Chicago llegó a estar por encima de los 750 puntos.

 Trigo

El trigo tiene una cotización actual en Chicago de 405,50 puntos. Lleva un mes y medio en continuo descenso, después de que el 5 de julio marcara un máximo anual con 558,75 puntos.

De hecho, salvo un periodo que se registró en el pasado verano, el precio del trigo en Chicago es el más bajo desde el ejercicio 2010.

 Soja

La cotización actual de la soja en el mercado de futuros de Chicago es de 938,25 puntos, en una línea de irregularidad que se mantiene desde los últimos tres años, tras poner punto final a la gran subida que se registró a principios de la presente década. 

La producción mundial de cereales se calcula en 2.537,93 millones de toneladas en la campaña 2017-2018, lo que supone un descenso del 2,49 % respecto a la temporada anterior, según el último balance agrícola del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas en inglés).

El informe de agosto del USDA incluye las primeras estimaciones sobre la nueva temporada 2017-2018, entre la que destaca la de maíz, para la que estima 1.036,90 millones de toneladas (-3,13 %).

En el caso del trigo, el USDA calcula una cosecha global de 737,83 millones de toneladas (-2,27 % respecto a 2016-2017); en el arroz, de 483,6 millones de toneladas (-0,05 %).

El Observatorio de Mercado de la Unión Europea (UE) de Cereales ha empezado esta semana sus trabajos en Bruselas, con el fin de mejorar la transparencia y el funcionamiento de este sector clave en la agricultura comunitaria, según ha informado hoy Cooperativas Agro-alimentarias.
El de los cereales es el cuarto en importancia dentro de la producción agrícola y ganadera -tras la leche, la carne y el azúcar-, y la Comisión Europea (CE) ha decidido crear el foro para "mejorar la transparencia, analizar el mercado y compartir datos", ha añadido.
El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, asistió a la primera reunión del observatorio, que estará formado por 14 organizaciones, se reunirá dos veces al año y tendrá una web específica en la que se podrán consultar datos de mercado.
El director comercial de Agropal, Alberto Pérez, ha participado esta semana, en representación de Cooperativas Agro-alimentarias y de las comunitarias (Cogeca) a el citado encuentro, en el que se abordó el plan de trabajo.
España es el quinto productor de cereales de la UE y es deficitario en su comercio.
Su cultivo es fundamental para autonomías que este año han visto mermada su cosecha en más de un 25 % por la sequía (-65 % en Castilla y León), han recordado desde Cooperativas.
La UE produce 300 millones de toneladas de cereales, 30 millones toneladas de oleaginosas y cinco millones de toneladas de proteaginosas.
Este segmento es el mayor contribuyente a las exportaciones agrarias de la UE, con más de 40 millones de toneladas al año, y un valor de más de 10 millones de euros, según datos expuestos por Hogan y recogidos en el comunicado.

La demanda mundial de alimentos crecerá en los próximos diez años más lentamente que en la década precedente por el débil aumento del consumo de China y de los biocombustibles, según un informe publicado hoy por la FAO y la OCDE.
La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) difundieron un informe conjunto sobre perspectivas agrícolas para el periodo 2017-2026.
En él calculan que los precios de los alimentos básicos se mantendrán por debajo de los picos registrados durante la última década en un contexto de producción de récord y abundantes suministros de la mayoría de esos productos.
De media, los precios de los cereales, la carne y los lácteos continuaron descendiendo en 2016, mientras que los de los aceites vegetales y el azúcar aumentaron ligeramente.
Para los próximos diez años, las dos organizaciones sostienen que el crecimiento de la demanda global de alimentos se ralentizará de forma considerable, a un ritmo que caerá a la mitad en la mayoría de los productos, incluidos los cereales, la carne, el pescado y el aceite vegetal.
La situación es muy diferente a la de la década anterior, marcada por el fuerte consumo de China y del sector mundial de biocombustibles, así como por la reposición de existencias de cereales en 230 millones de toneladas.
Sin embargo, se espera que a medio plazo esos factores dejen de apoyar los mercados como lo habían hecho hasta ahora, sin que haya otros sustitutos a la vista.
El crecimiento de la demanda en China será más lento al moderarse el aumento de los ingresos y disminuir la tendencia de los hogares a gastar en comida lo que ganen adicionalmente.
Mientras, el crecimiento de la demanda de etanol y biodiesel se ha debilitado por los bajos precios de los combustibles fósiles y los pocos incentivos que han dado los gobiernos.
El estudio afirma que, aunque los precios de la energía suban, la demanda de maíz y caña de azúcar para biocombustible crecerá lentamente, excepto en algunos países en desarrollo con políticas locales más proactivas.
A nivel global, la demanda per cápita de cereales no sufrirá cambios y solo crecerá en los países menos desarrollados; se limitará el consumo de carne en muchos países por las preferencias en la dieta, los bajos ingresos y la menor oferta; y las calorías y proteínas adicionales procederán sobre todo de aceites vegetales, azúcar y lácteos.
El informe destaca que para 2026 en los países menos desarrollados la media disponible por persona será de 2.450 kilocalorías diarias, frente a las más de 3.000 kilocalorías de otros países en desarrollo.
La inseguridad alimentaria seguirá siendo un grave problema en todo el mundo en combinación con otras formas de malnutrición.
Además, la OCDE y la FAO estiman que el crecimiento futuro de la producción de cultivos se logrará aumentando los rendimientos, sobre todo en zonas con potencial como África subsahariana.
En el Sudeste Asiático, región que analiza en profundidad el informe, se necesitará más innovación y una mejor gestión para lograr un crecimiento de la productividad sostenible debido a la fuerte presión sobre los recursos naturales, que ha afectado a la exportación de pescado y aceite de palma.

 

Es probable que los suministros mundiales de cereales sigan siendo abundantes en la campaña 2017/18. Se prevé que los mercados de los principales cereales secundarios estén especialmente bien abastecidos tras cosechas récord de maíz en América del Sur. Si bien las disponibilidades de trigo se consideran también abundantes, los suministros de trigo rico en proteínas podrían reducirse a la luz del deterioro del pronóstico sobre las cosechas en los Estados Unidos. En cuanto al arroz, las perspectivas actuales indican un aumento modesto de la producción, que dará paso a una situación mundial de suministro cómoda en 2017, aunque mucho dependerá aún de las condiciones de cultivo en los próximos meses.

La producción de cereales se mantendrá en niveles altos en 2017, pero por debajo del récord de 2016

  • La previsión de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2017 se recortó en 1,2 millones de toneladas y se sitúa ahora en 2 593 millones de toneladas, esto es, un 0,6 % por debajo del nivel de 2016. El descenso intermensual refleja los recortes en la producción mundial de cebada y trigo, principalmente en la Unión Europea (UE).
  • Se prevé que la producción mundial de trigo en 2017 alcanzará los 739,9 millones de toneladas, es decir, casi 3,3 millones de toneladas (un 0,4 %) por debajo de las previsiones de junio. Esta revisión a la baja se debe casi enteramente a la contracción de las cosechas en la UE y Ucrania, donde está previsto que las condiciones secas harán que se reduzca la producción.
  • Se prevé que la producción mundial de cereales secundarios ascenderá a 1 350 millones de toneladas, 1,9 millones de toneladas más de lo previsto en junio. Este ajuste al alza refleja principalmente la mejora de las previsiones sobre la producción mundial de maíz, debido a que unas plantaciones mayores de las previstas anteriormente reforzaron el pronóstico acerca de la producción en los Estados Unidos, lo cual se suma a los aumentos previstos en el África austral como resultado de mejores condiciones meteorológicas. Estas revisiones positivas compensaron con creces un recorte en los pronósticos sobre la cebada y el maíz relativos a la UE, donde el reciente clima seco atenuó las previsiones de producción.
  • La producción mundial de arroz en 2017 se estima ahora en 502,9 millones de toneladas, es decir, un 0,6 % por encima del nivel máximo histórico de 2016 y ligeramente superior a las previsiones de junio. Esta pequeña revisión al alza refleja las previsiones de plantaciones algo mayores en Asia, junto a mejores resultados de producción en América del Sur. Estos cambios fueron contrarrestados en parte por las reducciones hechas respecto de los Estados Unidos, debido a perspectivas de precios moderados y a los daños causados por las inundaciones, y de Viet Nam, debido a las inclemencias del tiempo.

La utilización de cereales aumentará moderadamente en 2017/18, pero no lo suficiente para afectar a las reservas mundiales

  • La utilización mundial de cereales lleva camino de una expansión interanual del 0,5 % en 2017/18 hasta alcanzar los 2 584 millones de toneladas.
  • Si bien se prevé que un descenso en el empleo como pienso reduzca el uso total de trigo en 2017/18, la utilización total de maíz aumentará en un 2,1 % y el consumo de arroz, en un 1,2 %.
  • Dado el modesto aumento previsto en la utilización mundial de cereales, se prevé que las existencias mundiales totales de cereales sigan creciendo, hasta alcanzar un nuevo récord de cerca de 704 millones de toneladas, ligeramente por encima del pronóstico del mes pasado.
  • Es probable que las reservas mundiales de trigo sean las que más aumenten, hasta llegar a un nivel máximo histórico de 256 millones de toneladas, esto es, un 3,5 % por encima de los ya de por sí elevados niveles de apertura. Esto daría como resultado que la relación entre existencias y utilización de trigo en 2017/18 se mantuviera estable en torno al 34 %.

El trigo impulsará una contracción del comercio mundial de cereales en 2017/18

  • La FAO ha aumentado su pronóstico acerca del comercio mundial de cereales en 2017/18 en 4 millones de toneladas desde el mes pasado, con lo que se sitúa en 395 millones de toneladas. El nivel revisado sigue apuntando a una contracción del comercio de 2,3 millones de toneladas (un 0,6 %) en relación con el volumen estimado en 2016/17.
  • Se prevé que el comercio mundial de trigo caiga un 1,4 %, ubicándose en cerca de 172 millones de toneladas en 2017/18, sobre todo debido a las expectativas de una reducción de las importaciones de Marruecos y la India. El último pronóstico contempla un ligero incremento en comparación con el mes anterior.
  • Actualmente se prevé que el comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18 se mantendrá cerca del nivel estimado en 2016/17, en torno a 178,8 millones de toneladas, y se supone que los ligeros aumentos de las exportaciones de maíz y cebada compensarán un probable descenso en el caso del sorgo. Las últimas previsiones superan en 3 millones de toneladas las notificadas el mes pasado, lo que refleja principalmente el aumento de los pronósticos acerca de las importaciones del Canadá, Egipto y la UE.
  • El comercio mundial de arroz en el año civil 2018 se ha fijado ahora en 44,4 millones de toneladas, cerca del pronóstico revisado de 44,2 millones de toneladas correspondiente a 2017. En el lado de la demanda, las perspectivas de crecimiento en 2018 se ven mitigadas en parte por las expectativas de mejores disponibilidades locales en Asia, lo que podría permitir a Bangladesh, Indonesia y Sri Lanka reducir las importaciones.

Cuadros resumidos

 

La evolución de las cotizaciones del cabrito lechal en el segundo semestre del año es toda una incógnita difícil de desgranar, con la mirada puesta en lo que pueda ocurrir en las operaciones internacionales con otros países. Al menos, lo que sí se sabe hasta ahora es que los precios han sufrido importantes vaivenes, según marca la Lonja Agropecuaria de La Mancha, ubicada en Albacete y considerada como lonja de referencia por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

En la actualidad, el precio del cabrito lechal se sitúa en una media de 3,40 euros por kilo en vivo, según los citados datos de la Lonja de Albacete. Después de iniciar el año 2017 con una cotización de 4,00 euros por kilo y mantenerse con este precio durante mes y medio, la cotización bajó a principios de marzo hasta los 3,00 euros por kilo. A partir de ahí, la primavera ha sido sinónimo de fuertes vaivenes en el precio del cabrito lechal, con máximos de 3,50 euros a finales de abril. Posteriormente volvió a tocar su suelo y en esta ocasión se encuentra en esos 3,40 euros.

Con esta situación, el sector del caprino de carne afronta la llegada del segundo semestre del año, que suele estar caracterizado por una menor oferta de animales en el mercado, debido a la fuerte estacionalidad que caracteriza a este sector ganadero. Por lo tanto, lo más habitual es que los precios suban durante los meses de verano y, sobre todo, otoño antes de las fiestas navideñas.

La producción de cereales de la Unión Europea (UE) bajará un 2,4 % en 2017, en comparación con el año pasado, mientras que en España descenderá un 34 %, según los datos difundidos hoy por el Comité de Organizaciones Agrarias y de Cooperativas Comunitarias (Copa-Cogeca).
La cosecha de grano en los 28 se situará en 297,8 millones de toneladas, mientras que en España ascenderá a 15,2 millones.
En España, la producción de trigo blando disminuirá un 48,9 %, hasta 3,69 millones de toneladas; la de trigo duro caerá un 5 %, hasta 1,1 millones de toneladas; la de cebada bajará un 39 %, hasta 5,7 millones de toneladas y la de maíz un 10 %, hasta 3,2 millones de toneladas.

Página 1 de 22

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder