foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Organismos internacionales

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha desarrollado un sistema voluntario de colecta de datos en el que todos los países pueden participar.el informe presenta los resultados generales de la tercera colecta anual de datos, y proporciona un análisis global y regional de 2015 a 2017. En total, un récord de 155 países participaron en ella, demostrando una mayor comprensión así como la priorización de este tema a escala internacional.

“La base de datos de la OIE es una iniciativa importante que desarrolla la capacidad de vigilancia sobre el uso de antimicrobianos en animales a nivel nacional y mundial”, dijo Monique Eloit, directora general de la OIE. “La OIE pretende ayudar a los países, independientemente de los recursos financieros que tengan, a garantizar que los antibióticos y otros medicamentos veterinarios importantes se utilicen de forma prudente y responsable. Una de las recomendaciones clave de la OIE es que los países suspendan progresivamente el uso como promotores del crecimiento de los agentes antimicrobianos considerados de importancia crítica”.

En efecto, el informe muestra que el uso de antimicrobianos como promotores del crecimiento ha disminuido de 60 a 45 países desde la última colecta de datos. Sin embargo, los antimicrobianos claves, clasificados por la OMS como ‘Antimicrobianos de Importancia Crítica’, como la colistina, se continúan utilizando frecuentemente en varias regiones con este propósito. Debido a esta práctica, muchos de los medicamentos que consideramos eficaces en la actualidad están en peligro, tanto para los animales como para las personas.

El desarrollo de un marco regulatorio sólido constituye un componente clave para proteger a los agentes antimicrobianos asegurando su uso responsable y prudente tanto en la sanidad como en la producción animal. También se trata de un instrumento poderoso para eliminar su uso como promotores del crecimiento, al tiempo que reconoce que los enfoques voluntarios pueden ser efectivos en ciertos países. El informe muestra una evolución positiva, con 72 países que no disponen de un marco reglamentario sobre el uso de promotores del crecimiento, lo cual representa una disminución con respecto al primer informe, que indicaba que 110 países carecían del mismo. Esta disminución sugiere un progreso considerable en la implementación de regulaciones sobre el uso de agentes antimicrobianos.

“Los antimicrobianos son importantes para proteger la salud de las personas y de los animales, así como los medios de subsistencia y la seguridad e inocuidad de los alimentos, pero estos medicamentos deben usarse de manera responsable,” declaró José Graziano da Silva, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. “Alentamos a los países a que se comprometan con todos los sectores involucrados en promover el uso prudente y responsable de estos medicamentos fundamentales, incluso en los sectores agrícolas”.

A pesar de las mejoras observadas, la comunidad internacional debe mantener como objetivo el refuerzo de la capacidad de las autoridades competentes de los países para regular el uso de antimicrobianos en animales a nivel nacional.

"Reconocemos que hubo un progreso significativo para garantizar el uso prudente de los antimicrobianos en los animales en los últimos años, pero aún queda mucho por hacer”, dijo Dame Sally Davies, oficial médico en jefe de Inglaterra, coordinadora del Grupo de la IACG de las Naciones Unidas en RAM. “Con un mayor número de países que reportan datos cuantitativos en comparación con los dos primeros informes, este año proporciona un excelente recurso que insto a los responsables de la toma de decisiones a utilizar para identificar dónde se necesitan tomar medidas y para respaldar la respuesta global a la RAM”, apuntó.

 

Las distancias largas perjudican la salud de los animales domésticos y para garantizar su bienestar, los eurodiputados quieren sanciones y controles más estrictos

Cada año se transportan millones de animales entre Estados miembros y dentro de estos, así como a terceros países, a lo largo de grandes distancias, para su cría, engorde y sacrificio, así como con fines de entretenimiento, para competiciones y como animales de compañía. Entre 2009 y 2015, el número de animales transportados en la UE incrementó un 19%, de 1252,1 millones a 1492,8 millones. El transporte de cerdos, aves de corral y caballos aumentó, mientras que el de rebaños, ovejas y cabras disminuyó.

El 14 de febrero, el pleno del Parlamento Europeo votará una resolución para mejorar las reglas europeas de protección y bienestar animal durante el transporte. La actualización urge una mejor aplicación de las normas, más sanciones y una reducción de los tiempos de viaje permitidos.

Reducción de los tiempos de viaje

Los viajes largos, de más de ocho horas, perjudican a los animales, que se encuentran en espacios reducidos y se enfrentan a cambios de temperaturas, alimento y agua limitados y al movimiento del vehículo. Contar con instalaciones inadecuadas o viajar en malas condiciones meteorológicas pueden enfermar a los animales. Además, los controles fronterizos situados en las fronteras de terceros países, en los que la grave falta de medios se traduce en largas colas y unas temperaturas excesivas, les causan un gran sufrimiento.

Alternativas al transporte de animales vivos

Los eurodiputados defienden que los viajes de más de ocho horas deberían reducirse y buscar soluciones alternativas al transporte de animales vivos, como el transporte de productos cárnicos, embriones o espermas. También proponen la construcción de instalaciones de sacrificio y de procesadoras de carne económicamente viables en los Estados miembros de modo que los animales puedan ser sacrificados lo más cerca posible de su lugar de cría.

También piden estipular una definición completa de lo que constituye «aptitud para el transporte» para evitar correr más riesgos.

Controles y sanciones más estrictos

Los eurodiputados recomiendan el uso de los avances tecnológicos, como los sistemas de geolocalización, para poder monitorizar la localización de los animales. Piden a los Estados miembros que realicen más inspecciones de los viajes para evitar infracciones.

El nivel de inspecciones varía enormemente entre los países de la UE, desde cero a varios millones al año. La incidencia de las infracciones varía de 0 al 16,6%.

El Parlamento aboga por sanciones más duras como medidas disuasorias, entre las que se incluyen castigos a los países de la UE que no apliquen las reglas europeas. Las

Las empresas que incumplan las normas podrían enfrentarse a prohibiciones de vehículos y embarcaciones inadecuados, la retirada de licencias de transporte y la capacitación obligatoria del personal sobre bienestar animal.

Normas más estrictas en el extranjero

Para proteger a los animales que se exportan a terceros países, los miembros del Parlamento piden acuerdos bilaterales o prohibir el transporte de animles vivos cuando los estándares nacionales no coincidan con la legislación europea. También demandan áreas de descanso adecuadas en las zonas aduaneras donde los animales puedan comer y beber.

 

La cría de ganado nómada y trashumante da sustento a más de 150 millones de personas en las regiones áridas y montañosas. Es por ello que, a pesar de que las políticas agrícolas se han interesado principalmente en desarrollar sistemas modernos de producción animal destinados a alimentar a una población urbana en crecimiento exponencial, el pastoreo debe preservarse, según opina Monique Éloit, directora general de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

“Desafortunadamente, los servicios públicos no toman mucho en cuenta a las poblaciones pastoriles. Además, a lo largo de los últimos años, ciertas zonas de ganadería pastoril se han convertido en regiones inestables socialmente por falta de representación política y perspectivas económicas viables”, apunta.

Por lo tanto, la organización internacional señala que se requiere tener acceso a los servicios sanitarios como la distribución de medicamentos de uso veterinario, realización de campañas de vacunación, operaciones de desparasitación, entre otros. La OIE no puede desinteresarse de las dificultades sanitarias que afrontan tantas familias pastoriles. Así se explica su compromiso para el control y la erradicación de ciertas amenazas como la peste de pequeños rumiantes.

El Consejo de la Unión Europea (UE) adoptó el pasado 26 de noviembre un paquete legislativo sobre medicamentos veterinarios, que incluye tres nuevos Reglamentos referentes a los medicamentos veterinarios; la fabricación, comercialización y uso de piensos medicamentosos; y la Agencia Europea de Medicamentos, según recuerda Neiker en su blog sobre Sanidad Animal.

El Reglamento relativo a los medicamentos veterinarios tiene por objeto aumentar en la UE la disponibilidad de medicamentos para tratar y prevenir las enfermedades de los animales. Así, la propuesta de Reglamento simplifica y adapta de manera específica al sector de la sanidad animal los procedimientos para la autorización de comercialización y la supervisión de los efectos secundarios (farmacovigilancia) de nuevos medicamentos, y establece un marco más adecuado para el uso de antimicrobianos en animales con el fin de combatir las resistencias.

El Reglamento relativo a los piensos medicamentosos tiene como objetivo garantizar un nivel adecuado de calidad y seguridad de los productos en la UE, además de sentar las bases para lograr mejores tratamientos para los animales enfermos. Así, la propuesta pretende armonizar las normas de producción y comercialización de piensos medicamentosos en la UE de manera que se garantice su fabricación a partir de medicamentos veterinarios expresamente autorizados y por fabricantes autorizados. La nueva norma incluye los piensos medicamentosos para animales destinados a la producción de alimentos y animales de compañía. Puesto que los piensos medicamentosos constituyen una importante vía de administración de medicamentos a los animales, la nueva norma tiene como objeto también combatir la resistencia a los antimicrobianos, a través de las siguientes medidas:

* Prohibición de emplear con fines profilácticos piensos medicamentosos que contengan antimicrobianos.

* Normas armonizadas sobre prescripción y empleo de piensos medicamentosos que contengan antimicrobianos en animales destinados a la producción de alimentos.

* Requisitos armonizados para evitar la contaminación de piensos con principios activos que no esté previsto que contengan

Finalmente, se ha adaptado el Reglamento 726/2004 por el que se creó la Agencia Europea de Medicamentos y el procedimiento centralizado de autorización y control de los medicamentos para evitar la duplicación con los procedimientos establecidos en el nuevo Reglamento sobre medicamentos veterinarios.

Una vez firmados por el Consejo y el Parlamento Europeo, los Reglamentos se publicarán en el Diario Oficial de la UE y entrarán en vigor veinte días después. No obstante, las nuevas normas solo serán plenamente aplicables a partir del final de 2021 o principios de 2022.

La creación de un banco de vacunas contra la peste de pequeños rumiantes (PPR) en África era uno de los objetivos de la Organización de la Sanidad Animal (OIE) y en el proceso quedó demostrado que dicho banco de vacunas es indispensable para llevar a cabo con éxito el programa de control y erradicación de la PPR. Las vacunas, que contienen el virus PPR75 modificado y liofilizado para proteger a los pequeños rumiantes (ovejas y cabras) de la PPR, son envasadas en frascos de 100 dosis.

El programa puso de manifiesto las ventajas del banco de vacunas contra la PPR:

1. La gestión de los bancos regionales de vacunas por parte de una organización normativa como la OIE garantiza que las vacunas suministradas a los países interesados sean de alta calidad y cumplan las normas intergubernamentales.

2. Una reducción de los riesgos asociados a la conservación de grandes cantidades de vacunas en condiciones que pueden ser no adecuadas, ya que el almacenamiento está a cargo del proveedor o los proveedores seleccionados y no de los países que compran las vacunas. Por otro lado, los mecanismos virtuales de reconstitución de reservas garantizan la utilización de la vacuna antes de su fecha de caducidad.

3. Una logística flexible: envío oportuno de reservas de emergencia en función de las necesidades sobre el terreno, posibilidad de entregar cantidades relativamente pequeñas, simplicidad de los sistemas de aprovisionamiento y entrega, simplicidad de las formalidades aduaneras, reservas virtuales, producción a petición, responsabilidad del almacenamiento a cargo del proveedor o los proveedores y no de los países que compran las vacunas.

4. Beneficios financieros (economías de escala: reducción de los costes fijos al realizar una sola licitación y un solo contrato para grandes cantidades), una mejor coordinación (por ejemplo, armonización y coordinación de programas regionales de control, apoyo a las campañas de vacunación de múltiples partes interesadas, alianzas público-privadas), fuertes sinergias y mecanismos de fortalecimiento.

 

 

 

 

 

 

 

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en enero de 2019 en un promedio de 164,8 puntos, es decir, cerca de 3 puntos (un 1,8 %) más que en diciembre de 2018, pero aun así 3,7 puntos (un 2,2 %) menos que en el mismo mes del año pasado. Después de tres meses consecutivos en que los niveles se mantuvieron relativamente estables, el aumento de enero se debió principalmente a un fuerte repunte de las cotizaciones de los productos lácteos, así como a una subida de los precios de los aceites vegetales y el azúcar.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró un promedio de 168,1 puntos en enero, lo cual representa un ligero aumento en comparación con diciembre y casi 11,5 puntos (un 7,3 %) por encima del nivel de enero de 2018. Salvo en el caso del arroz, los precios de los demás cereales principales se mantuvieron en general firmes, respaldados por la disminución de la producción mundial en 2018, la creciente escasez de suministros para la exportación y la solidez de la demanda mundial. Con todo, enero fue un mes especialmente tranquilo para los mercados de maíz y trigo, en parte debido a la ausencia de varios informes importantes en los Estados Unidos por el cierre de la Administración del país. No obstante ello, los precios de los cereales registraron un aumento durante el mes, siendo los valores del maíz los que más subieron en respuesta a las condiciones meteorológicas adversas en América del Sur. También aumentaron los precios internacionales del arroz, principalmente debido al optimismo de la demanda de suministros de japónica y al fortalecimiento del baht tailandés.

» El índice de precios de la carne de la FAO* registró un promedio de 162,9 puntos en enero, prácticamente sin variaciones respecto de diciembre de 2018. En vista de la carencia de datos procedentes de fuentes oficiales de los Estados Unidos por el cierre de su Administración, el valor del índice de enero se calculó suponiendo la estabilidad de los precios de los productos cárnicos en el país. En los demás lugares, las cotizaciones internacionales de las carnes de bovino, cerdo y aves de corral se mantuvieron estables. Sin embargo, los precios de la carne de ovino disminuyeron hasta en un 8,4 % en términos intermensuales ante la presión ejercida por la abundancia de suministros exportables en Oceanía.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en un promedio de 182,1 puntos en enero, o sea, 12,2 puntos (un 7,2 %) por encima del valor de diciembre de 2018. El fuerte repunte se produjo tras siete meses de caída de los precios. En enero los precios de todos los productos lácteos representados en el índice registraron un aumento, con una subida intermensual de hasta el 16,5 % en el caso de las cotizaciones de la leche desnatada en polvo. El marcado aumento fue resultado de la escasez de suministros para la exportación en Europa, debido a la fuerte demanda interna, y de las expectativas de una reducción estacional de las disponibilidades para la exportación procedentes de Oceanía en los meses venideros. A pesar de esta subida de los precios, el índice es solo ligeramente superior al nivel alcanzado el mismo mes del año pasado.

 

 

 


 

 

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en un promedio de 161,7 puntos en diciembre de 2018, casi el mismo valor que en noviembre, ya que el descenso de las cotizaciones del azúcar y los lácteos fue contrarrestado en gran medida por el afianzamiento de los precios de los cereales y una ligera subida de los precios de la carne y los aceites. En 2018 en conjunto, el índice registró un promedio de 168,4 puntos, esto es, un 3,5 % menos que en 2017 y cerca de un 27 % por debajo del nivel máximo de 230 puntos alcanzado en 2011. Los valores del azúcar fueron los que más bajaron en 2018; los precios de los aceites vegetales, la carne y los productos lácteos registraron también descensos en términos interanuales. No obstante, en 2018 aumentaron los precios internacionales de todos los cereales principales.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró un promedio de 167,1 puntos en diciembre, es decir, 3,0 puntos (un 1,8 %) más que en noviembre y un 9,6 % más que en diciembre de 2017. Los precios del trigo subieron ligeramente en diciembre, debido sobre todo a la preocupación suscitada por las cosechas en la Argentina, a causa de precipitaciones intempestivas, y la creciente escasez de suministros para la exportación en la Federación de Rusia. Sin embargo, la fuerte competencia entre los exportadores limitó la subida de los precios. Los precios internacionales del maíz también aumentaron en diciembre, en un contexto de firme demanda mundial unida a la inquietud suscitada por las condiciones atmosféricas en el hemisferio sur. Por el contrario, los precios internacionales del arroz disminuyeron por sexto mes consecutivo, bajo la presión adicional ejercida por la apatía del comercio. En 2018 en conjunto, el índice de precios de los cereales de la FAO se situó en poco más de 165 puntos en promedio, esto es, un 9,0 % más que en 2017 pero todavía un 31 % por debajo del nivel máximo alcanzado en 2011. El descenso de la producción mundial de trigo y maíz contribuyó al aumento de los precios en 2018, aunque la oferta mundial total de todos los cereales principales siguió siendo más que suficiente, por lo que las existencias se mantuvieron en niveles elevados.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en un promedio de 125,8 puntos en diciembre, registrando un aumento marginal de 0,5 puntos (un 0,4 %) respecto del mes anterior, lo cual representa el primer repunte tras 10 caídas consecutivas. La ligera recuperación fue consecuencia de la subida de los precios del aceite de palma, debido tanto al aumento de la demanda interna en los principales países productores como a la mayor demanda mundial de importaciones. Por el contrario, los precios internacionales de los aceites de soja y colza siguieron bajando a causa de la abundante oferta en los Estados Unidos de América y la escasa demanda en la Unión Europea, respectivamente. La caída de los precios del aceite mineral también deprimió los valores del aceite vegetal. Durante el año en su conjunto, el índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se ubicó en un promedio de 144 puntos, esto es, un 15 % menos que en 2017, alcanzando el nivel más bajo desde 2007; los precios del aceite de palma fueron los que registraron el mayor descenso en un contexto de escasa demanda mundial acompañada de una acumulación de existencias en los principales países productores.

» El índice de precios de la carne de la FAO* registró un promedio de 163,6 puntos en diciembre, es decir, 1,3 puntos (un 0,8 %) por encima del valor ligeramente revisado de noviembre. Mientras que los precios de las carnes de bovino y aves de corral variaron muy poco en diciembre, las cotizaciones internacionales de la carne de ovino disminuyeron ligeramente, principalmente como resultado de un incremento de los suministros para la exportación en Oceanía. Por el contrario, los precios de la carne de porcino se recuperaron parcialmente gracias a la fuerte demanda mundial de importaciones, especialmente del Brasil. En 2018, el índice registró un promedio de 166,4 puntos, esto es, un 2,2 % menos que en 2017. El descenso interanual refleja la caída de los precios de las carnes de porcino y aves de corral, que compensó con creces el aumento de las cotizaciones de la carne de ovino. En los mercados de carne de bovino, los precios se mantuvieron cerca de sus niveles de 2017.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en un promedio de 170 puntos en diciembre, esto es, 5,9 puntos (un 3,3 %) menos que en noviembre, lo cual representa la séptima disminución mensual consecutiva. En diciembre disminuyeron las cotizaciones internacionales de la mantequilla, el queso y la leche entera en polvo, a causa de una mayor disponibilidad de suministros para la exportación, especialmente en Nueva Zelandia. Sin embargo, los precios de la leche desnatada en polvo subieron ligeramente debido al fortalecimiento de la demanda mundial de importaciones. En 2018 en conjunto, el índice se ubicó en un promedio de 192,9 puntos, es decir, un 4,6 % menos que en 2017, a consecuencia del descenso durante el segundo semestre del año de las cotizaciones de todos los productos lácteos incluidos en el índice.

 

 

 


Las autoridades sanitarias españolas han confirmado el primer foco de lengua azul en el territorio nacional durante el presente año 2019. En concreto, es un caso del serotipo 4 de la enfermedad. Se trata de una explotación ubicada en la localidad malagueña de Casares, en la comarca de Estepona (Costa de Málaga), según consta en la información oficial que divulga la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), entidad dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Por otra parte, el serotipo 8 de la lengua azul sigue su expansión por varios países del centro del continente europeo. A la ya consabida extensión del serotipo 8 por diversas explotaciones de la geografía de Francia, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha notificado la presencia del virus en otros países como Alemania en una época de bajas temperaturas, lo que está llevando a las autoridades sanitarias europeas y mundiales a ampliar sus investigaciones sobre los mosquitos vectores de la enfermedad.

La Comisión Europea (CE) ha reconocido a varias provincias y comunidades autónomas españolas como oficialmente indemnes de brucelosis y tuberculosis bovina y de brucelosis ovina/caprina.
Según publica hoy el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), se reconoce a la provincia de Pontevedra como libre de tuberculosis bovina.
La Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y las provincias andaluzas de Almería, Granada y Jaén se consideran indemnes de brucelosis bovina.
Asimismo, también la Comunidad de Madrid y las provincias de Cádiz y Ciudad Real se califican como libres de brucelosis ovina y caprina. 

Ante la declaración por parte de las autoridades marroquíes de un foco de fiebre aftosa en su territorio, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) recuerda que Marruecos no declaraba focos de fiebre aftosa desde el 13 de noviembre de 2015 cuando declaró los últimos focos de serotipo OME - SA / Indian 2001, que también ha circulado en Argelia y Túnez en 2017 y 2018. Además, otro serotipo que está circulando en el norte de África es el serotipo A/África/ G-IV, que llegó a Túnez y Argelia en abril de 2017.

Por otra parte, en la UE siguen en vigor todas las medidas que se pusieron en marcha en 2013 por la llegada de la fiebre aftosa al Magreb, además de la Orden AAA/2719/2015, de 16 de diciembre, por la que se establecen medidas de emergencia preventivas frente a la fiebre aftosa en el Magreb.

Se recuerda la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones y en el transporte animal. De igual forma, se recuerda la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se comunique a los servicios veterinarios oficiales cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en animales, tanto en domésticos como en fauna silvestre.

Página 1 de 92

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder