Mostrando publicaciones por etiqueta: LECHE

Los ganaderos españoles de caprino lechero deben afrontar en el presente mes de abril una reducción entre el 30% y el 40% de las liquidaciones en el precio de la leche de cabra. Sin embargo, entre las organizaciones de los productores y los propios ganaderos comienza a extenderse la preocupación de que lleguen al mercado nacional cisternas de leche de cabra de otros países europeos a precios bajos, lo que provocaría aún una distorsión mayor en el mercado.

Un ejemplo es Antonio Jesús Díaz, ganadero de Charilla (Jaén), cuyas palabras recoge Diario de Jaén. “Cobrábamos la leche a 80 céntimos el litro y ahora la traen de Francia o Portugal por 30 o 40 céntimos; a ello hay que sumarle que los mercados se hunden y tardarán mucho tiempo en recuperarse”, apunta.

Por su parte, la organización agraria UPA Castilla y León detectó la entrada en España de leche y derivados lácteos por debajo de costes procedentes de países como Francia, Alemania y Portugal. La organización ha cuantificado hasta treinta camiones cisterna diarios, lo que supone alrededor de un millón de litros. Esta leche estaría destinándose a abastecer el incremento de demanda que se está dando en las superficies comerciales por los cambios en los hábitos de compra debido a la crisis por el coronavirus. Aunque no se especifica la especie, diversas fuentes señalan que no sólo se trataría de leche de vaca, sino también de otras especies ganaderas.

 

La leche de oveja destinada a la elaboración de la Denominación de Origen (DO) Queso Manchego es un oasis de tranquilidad en la situación de inestabilidad en el sector ovino que ha provocado el estado de alarma en España por la crisis sanitaria del coronavirus.

En las últimas semanas, la Lonja Agropecuaria de La Mancha, situada en Albacete y considerada como de referencia por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), decidió recomendar un aumento en el precio desde los 8,52 euros por hectogrado (14,18 pesetas por grado de extracto quesero) hasta los 8,73 euros por hectogrado (14,53 pesetas por grado), como cotización media. En términos porcentuales, se trata de un incremento del 2,5% en plena crisis del coronavirus.

Se da la circunstancia de que en la propia Lonja de Albacete se han suspendido las cotizaciones del ovino y caprino de carne, debido a las circunstancias actuales, pero la mesa virtual de negociación de los mercados lácteos, en los que están reunidos tanto los representantes de los productores como de los industriales, han decidido este incremento en la leche de oveja de la DO Queso Manchego.

 

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) denuncia prácticas abusivas y especulativas de determinadas industrias lácteas que, utilizando como excusa la crisis sanitaria por el coronavirus, han anunciado brutales bajadas de precios a los productores de leche de cabra. “En un escenario de oferta contenida en el campo y demanda al alza de productos lácteos en los hogares, resulta totalmente injustificada una reducción de los precios a los cabreros cercana al 40%, que sitúa las cotizaciones de la leche de cabra en origen por debajo de los costes de producción. Hablamos de pasar de un precio en origen en enero de 2020 de 0,82 euros por litro a una horquilla entre 0,66 y 0,51 euros, según aparece en las propuestas de contratos que nos acaban de pasar a los cabreros. Una verdadera locura cuando los costes de producción medios están en 0,70 euros por litro”, subraya Antonio Rodríguez, responsable del sector ovino-caprino de leche de COAG.

A pesar de que parte de la producción estatal de producto lácteo se distribuye a través del canal Horeca (sobre todo en el caso de los quesos), el aumento y mantenimiento de la demanda en los hogares de otro tipo de productos lácteos no justifica el anuncio de significativas bajadas de precio a los ganaderos/as por parte de algunas industrias o, incluso, el abandono de recogidas. “Por otro lado, es justo reconocer el compromiso y la lealtad de aquellas industrias que sí están manteniendo precios justos al ganadero, sin escudarse en la crisis generada por el COVID19 para hacer negocio”, puntualiza Antonio Rodríguez.

Si se cumplen las rebajas anunciadas, COAG denunciará ante la AICA los incumplimientos de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria y hará público el nombre de las industrias que considera que están llevando a cabo este tipo de prácticas comerciales “abusivas” y “especulativas”.

“Desde COAG esperamos lealtad por parte de la industria y la distribución en su conjunto. El sector caprino de leche es consciente de la situación de crisis existente y está trabajando en un ajuste de la oferta, pero llama a la responsabilidad del resto de actores de la cadena y a que apuesten por el sector productor nacional en un momento en el que todos los eslabones de la cadena deben seguir comprometidos con el abastecimiento de productos lácteos de la máxima calidad a la sociedad. Este compromiso debe traducirse en la recogida de toda la leche que se produce en España, el estricto cumplimiento de la normativa y la puesta en valor del producto de proximidad”, señala la organización.

 

Las organizaciones agrarias llevan un par de semanas insistiendo en la necesidad de buscar una fórmula de almacenamiento privado para las producciones de pequeños rumiantes, que se han visto claramente perjudicadas por el cierre de la hostelería decretado por el estado de alarma. El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda, se ha reunió por videoconferencia con responsables de las consejerías de Agricultura de las comunidades autónomas, para analizar la situación del sector agrario ante el estado de alarma decretado para hacer frente a la crisis del Covid-19.  

Además de expresar la necesidad de redoblar esfuerzos para facilitar la tarea de agricultores y ganaderos, cooperativas, industria agroalimentaria y distribución, se refirió a las medidas solicitadas a la Comisión para ayudar a los sectores más afectados por el cierre de la restauración y las medidas de confinamiento.

En particular, el Ministerio ha pedido que se establezcan ayudas al almacenamiento privado y a la reducción voluntaria de la producción para el sector de la carne de ovino, y leche de oveja y cabra.

 

Los contratos anuales firmados a comienzos del presente año en el sector de la leche de oveja, a la espera de la evolución que pueda ocurrir con la crisis del coronavirus en los próximos meses, ha supuesto una importante remuneración para los ganaderos de prácticamente todo el territorio nacional. Según publica el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), en el pasado mes de enero la cotización media en España fue de 7,69 euros por hectogrado, es decir, 12,80 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). Esta cantidad es un 10% superior a los 6,99 euros por hectogrado (11,63 pesetas por grado) que se registraban en enero de 2019.

Por lo que respecta a las dos principales comunidades autónomas en producción de leche de oveja, existe una significativa diferencia. Castilla y León tuvo en el primer mes del presente año un precio medio de 7,37 euros por hectogrado (12,26 pesetas por grado), mientras que en el caso de Castilla-La Mancha se elevó hasta los 8,02 euros por hectogrado (13,34 pesetas por grado).

Por su parte, según estos datos del FEGA, los precios regionales medios más altos se registraron en el Principado de Asturias, con 12,54 euros por hectogrado (20,86 pesetas por grado), y sobre todo en Cataluña, que tuvo una cotización media de 13,38 euros por hectogrado (22,26 pesetas por grado).

 

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ya ha publicado los datos relativos al mes de enero de las entregas oficiales de leche cruda de oveja y cabra. La principal conclusión que se extrae de este informe, con las estadísticas actualizadas al primer mes del presente año, es que en enero se produjo un importante incremento en la producción de leche de oveja en España. En concreto, ese aumento fue del 2,5%, ya que se pasó de los 32,16 millones de litros producidos en enero de 2019 a los 32,97 millones en el mismo mes del presente año. Lógicamente, estos datos provisionales pueden ser muy diferentes según vaya avanzando el año, por los efectos de la crisis del coronavirus.

El gran protagonista de este incremento registrado en el mes de enero ha sido Castilla-La Mancha, segunda productora de leche de oveja a nivel nacional, que ha subido un 4,1% al pasar de 10,97 a 11,42 millones de litros. Por otra parte, se da la circunstancia de que Castilla y León, que es la región más productora, ha bajado en el volumen de leche de oveja desde el año anterior, ya que su evolución ha sido de 17,07 a 16,97 millones de litros. Por lo tanto, descendió un 0,6%.

Respecto a la evolución en las comunidades autónomas que se encuentran en un segundo nivel, se producen fuertes incrementos en Navarra (de 1,07 a 1,27 millones o el 18,7%) y Madrid (de 0,74 a 0,90 millones o el 21,6%). Por su parte, Extremadura se mantiene sin cambios en 0,76 millones.

 

Las explotaciones españolas de caprino produjeron durante el primer mes del presente año un total de 33,95 millones de litros de leche de cabra, lo que significa un incremento del 0,6% respecto a los 33,75 millones que se habían producido en España durante el mismo mes del pasado año. De esta forma, se dibuja un escenario de estabilidad en el sector con el inicio del año, aunque habrá que esperar a ver los efectos del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19 para comprobar los cambios que se van produciendo en el sector con el transcurso de los meses.

Seis comunidades autónomas españolas han superado el millón de litros producidos durante ese primer mes del año: Andalucía (15,45 millones); Castilla-La Mancha (5,80 millones); Murcia (3,74 millones); Extremadura (2,91 millones); Canarias (2,12 millones); Castilla y León (1,93 millones).

 

Un total de 3.378 ganaderos de ovino fueron los que entregaron leche a las industrias transformadoras durante el pasado mes de enero, según los datos actualizados por el FEGA. Esa cantidad es un 6,7% inferior a los 3.622 productores que tenían actividad en el sector en enero de 2019. Por lo tanto, continúa la fuerte reestructuración del sector productor de ovino lechero.

Por comunidades autónomas, el censo de ganaderos es el siguiente: Castilla y León (1.926), Castilla-La Mancha (898), Navarra (156), País Vasco (116), Extremadura (85), Madrid (76), Andalucía (36), Canarias (36), Aragón (12), Cataluña (12), Comunidad Valenciana (10), La Rioja (6), Cantabria (5), Murcia (2), Galicia (1) y Asturias (1).

 

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha actualizado sus datos correspondientes al mes de enero en las entregas de leche de oveja y cabra. Por lo que respecta al ganado caprino, destaca el fuerte descenso porcentual del 6,3% que se ha dado en los ganaderos que entregaron leche de cabra a las industrias respecto al año anterior. Así, se ha pasado de 5.082 productores en enero de 2019 a 4.764 ganaderos en el mismo mes del presente año.

Por comunidades autónomas, Andalucía sigue aglutinando prácticamente la mitad del censo de ganaderos a nivel nacional, con la siguiente distribución regional: Andalucía (2.367), Castilla-La Mancha (688), Extremadura (600), Canarias (293), Castilla y León (276), Murcia (274), Comunidad Valenciana (72), Cataluña (69), Madrid (69), Aragón (13), La Rioja (13), Asturias (11), País Vasco (7), Cantabria (6), Galicia (2), Baleares (2) y Navarra (1). También hay un ganadero de Portugal en las estadísticas que entrega leche a industrias españolas.

 

Malos tiempos para los productores de leche de cabra. La crisis del consumo derivada por el coronavirus va a suponer un fuerte mazazo para los ganaderos de caprino lechero de toda España. En un mercado que suele tener vaivenes tan fuertes en función de los movimientos de la oferta y la demanda, el estado de alarma decretado por la expansión del Covid-19 va a suponer notables descensos en el precio en el mes de abril.

Durante el mes de marzo, el precio medio se ha situado en 8,41 euros por hectogrado, es decir, 14 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). Sin embargo, los precios que se pagaran por la leche entregada en abril van a ser muy dispares. Además de que una gran parte de las pequeñas y medianas queserías que operan en el sector han anunciado que van a dejar de recoger leche, ya que no encuentran consumo para su producción, existe por ahora una gran disparidad de precios entre los compradores. Puede que algunas operaciones se cierren en el entorno de los 6,61 euros por hectogrado (11 pesetas por grado), pero el precio que, a estas alturas, se cree que puede llegar hasta los 6,01 euros por hectogrado (10 pesetas por grado). Por lo tanto, se estima que el precio de la leche de cabra descenderá un 30% mensual.

Las causas de este descenso se pueden encontrar en la caída del consumo de los quesos especializados en la producción de leche de cabra, ya que el confinamiento ha provocado que la distribución apueste por productos con una mayor rotación. Además, el cierre total de la hostelería también ha hecho mucho daño.

 

Página 1 de 309

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder