Mostrando publicaciones por etiqueta: LECHE

Los Filabres Sociedad Cooperativa Andaluza celebra este martes, día 17 de diciembre, una importante Asamblea de socios para el futuro de la entidad. Los ganaderos serán los encargados de ratificar si la cooperativa almeriense se incorpora al gigante Dcoop con fecha del próximo 1 de enero de 2020, después de los trabajos y las negociaciones que han llevado a cabo los equipos directivos de ambas cooperativas durante los últimos meses.

De forma paralela, Los Filabres ha negociado con la otra gran cooperativa almeriense, La Pastora de Taberno, su salida de Caprina de Almería, la cooperativa de segundo grado que haccn conformado estas dos entidades desde el año 1991. Tras casi tres décadas de trabajo en común, Los Filabres saldrá de esta unión también con fecha del próximo 1 de enero.

La incorporación de Los Filabres a Dcoop supondría su consolidación en prácticamente toda la geografía andaluza. El grupo cuenta con una producción de cerca de 50 millones de litros de leche de cabra, mientras que los aproximadamente 180 socios activos con los que cuenta Los Filabres tienen una producción conjunta de unos 15 millones de litros, que se centra principalmente en las provincias de Almería y Granada.

Los Filabres cuenta con centros de recogida de leche de cabra, entre los que destaca El Puntal en la localidad almeriense de Sorbas y un matadero de ganado caprino y ovino. Además, ofrece una amplia gama de servicios a sus socios, como son el suministro de alimentación y de zoosanitarios, la instalación de equipos y el asesoramiento integral.

El precio de la leche de cabra en Andalucía continúa por los mismos derroteros que durante todo el ejercicio 2019. La llegada del mes de diciembre no ha supuesto un freno a estos sucesivos incrementos, al menos en la estadística que elabora la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y que realiza una encuesta entre ganaderías midiendo el precio de la leche en euros por cien litros, sin tener en cuenta el extracto quesero, que es el método habitual de pago en las explotaciones caprinas españolas.

Así, el precio medio en la actualidad se sitúa en 78,64 euros por cien litros, lo que supone un incremento del 2,5% respecto a los 76,75 euros que se tenían como media en el arranque del mes de noviembre. La estacionalidad en la producción puede suponer una visión distorsionada de los precios reales de mercado, ya que la calidad físico-química de la leche de cabra es diferente en noviembre y diciembre. Es decir, las variaciones en los porcentajes de grasa y proteína pueden afectar a los precios por litro de leche. Sin embargo, las diferencias en el precio también son muy elocuentes en la comparación entre diciembre de 2018 y diciembre de 2019, con calidades de la leche muy similares. En el pasado año, la cotización media a estas alturas era de 74,52 euros por cien litros, por lo que ha subido un 5,5% en el último ejercicio.

Estas estadísticas de la administración autonómica andaluza se realizan mediante las encuestas a ganaderías de caprino de leche ubidadas en las provincias de Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla.

Repentino incremento en el precio del pienso compuesto para el ganado de caprino lechero. Este concentrado ha pasado de costar una media de 229,03 euros por tonelada en la última semana del mes de octubre a los 233,39 euros con los que se ha cerrado el mes de noviembre, según marcan las cotizaciones oficiales de la plataforma Silum, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Después de un año en el que la estabilidad había sido la nota dominante en el precio del pienso compuesto, incluso con una notable tendencia a la baja, en el último mes se ha producido un importante incremento del 1,9%.

Sin embargo, lo cierto es que los precios del concentrado para caprino continúan siendo bastante más bajos que el pasado año a estas alturas de ejercicio. En noviembre de 2018, la cotización era de 238,47 euros por tonelada, por lo que el precio actual es un 2,1% inferior.

Por lo que respecta al coste de la ración completa para caprino lechero, que la plataforma Silum calcula teniendo en cuenta los precios de los concentrados y de los forrajes, no se ha producido prácticamente ningún cambio en el último mes, ya que se ha pasado de los 210,26 euros por tonelada de octubre a los 210,28 euros de noviembre. Respecto al pasado año, el coste actual de la ración es un 1,5% inferior, ya que en noviembre de 2018 se elevaba hasta los 213,46 euros por tonelada.

Los precios de la ración completa para ovino lechero han disminuido durante el último año. Según muestran los datos de la plataforma Silum, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el mes de noviembre ha finalizado con un precio de la ración de 195,02 euros por tonelada, según el cálculo que se realiza en función de las cotizaciones de los forrajes y de los concentrados. Esta cantidad es un 0,2% superior a los 194,72 euros con los que había finalizado octubre, pero sin embargo es un 4,3% inferior a los 203,74 euros por tonelada que se registraban en el sector en noviembre de 2018. Por lo tanto, el coste de la alimentación en ovino lechero durante el último año se ha reducido en ese porcentaje del 4,3%.

Por lo que respecta al precio de los piensos compuestos, que también es registrado por la plataforma Silum, la reducción es más significativa que en el caso de la ración completa. En noviembre de 2018 tenía un coste de 237,54 euros por tonelada, cantidad que ha bajado hasta los 224,83 euros en los últimos datos del presente año. Por lo tanto, se ha producido una reducción porcentual que se cifra en el 5,4%. Así, la disminución en el precio del pienso compuesto ha tenido una mayor influencia en la reducción de la ración que la evolución en la cotización de los forrajes.

La tuberculosis caprina es una zoonosis con repercusiones sanitarias y económicas. Los programas de control de la tuberculosis caprina se basan en una estrategia de prueba y eliminación utilizando las pruebas de tuberculina intradérmica y la vigilancia del matadero. Sin embargo, este enfoque no siempre es factible y puede tener una sensibilidad limitada en circunstancias específicas.

En este sentido, un estudio realizado por investigadores españoles evaluó el rendimiento de una nueva prueba experimental basada en el complejo de proteínas P22 (Elisa P22) en dos rebaños infectados con tuberculosis utilizando muestras de leche y suero y se comparó con las pruebas de diagnóstico basadas en células.

Se observaron diferencias significativas en los resultados cualitativos y cuantitativos entre rebaños utilizando muestras de suero y leche en el Elisa P22. Entre los animales sacrificados, la prueba detectó una mayor proporción de animales positivos en cultivo de lesiones.

El Elisa P22 con muestras de leche demostró una sensibilidad similar en comparación con las muestras de suero, lo que sugiere que podría ser una prueba valiosa para el control de la tuberculosis en cabras lecheras.

Este estudio se ha publicado en la revista científica Research in Veterinary Science, con la firma de los siguientes investigadores españoles: A. Roy, J.A. Infantes Lorenzo, M. Domínguez, I. Moreno, M. Pérez, N. García, T. García Seco, J. Álvarez, B. Romero, C. Gortázar, L. de Juan, L. Domínguez y J. Bezos. Estos investigadores pertenecen a la empresa Biofabri, al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Investigación Carlos III, al centro Visavet, al Departamento de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid y al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) de Castilla-La Mancha.

ASAJA denuncia la persistente descompensación entre los precios de ambos países

ASAJA ha denunciado la “persistente descompensación” entre los precios pagados por la leche de vaca a los ganaderos franceses y a los españoles, a pesar de ser nuestro país deficitario en esta producción, y paradójicamente receptor de partidas sobrantes de Francia, que por el contrario genera excedentes respecto a su consumo nacional lácteo.

Según los datos del Observatorio del Mercado de la leche de Vaca de la Unión Europea, desde la vuelta del verano el diferencial entre los precios pagados en Francia y los de España marca cotizaciones récord a favor de la primera. Así, en el último mes contabilizado, noviembre, en Francia la leche se mantuvo a 37,40 euros/100 kg, mientras que en España se pagó a 32,14 euros/kg; es decir, casi 5 céntimos de diferencia por cada litro de leche.

En porcentaje, eso supone que los ganaderos españoles cobran alrededor de un 14% menos que los vecinos franceses, cuando los costes de producción de sus explotaciones en ningún caso son superiores a los de las nuestras. Así, una explotación media, que obtiene alrededor de 900 toneladas de leche al año, percibiría 45.000 euros menos estando ubicada en España en lugar de en Francia.

ASAJA critica que “esta irregularidad en los precios se consolide sin que las administraciones reaccionen: es obvio que algo pasa en nuestro mercado, y en concreto en nuestras industrias, que está dañando el equilibrio de la cadena alimentaria, en perjuicio de nuestros ganaderos”. La organización profesional agraria recuerda que, hasta que existieron las cuotas, en España históricamente se pagaba el precio de Francia más los céntimos que se repercutían por el coste del transporte de su leche hasta aquí, “una relación que obedecía a la lógica, y que suponía alrededor de 5 pesetas por litro de las de entonces”, subraya ASAJA. Por el contrario, desde el fin de las cuotas, “se rompió cualquier lógica y Francia consigue vender su leche a mayor precio que la nuestra y encima entrar con sus excedentes en nuestro mercado en condiciones favorables”.

Pese a las numerosas promesas de las administraciones para propiciar unos precios justos y estables, el mercado de la leche sigue siendo muy complicado, y los ganaderos aún no han podido superar el impacto de crisis muy duras y prolongadas que han llevado a no pocos al cierre, concentrándose progresivamente la producción en las granjas más dimensionadas. En los últimos cinco meses, la media de precios en la UE ha experimentado un suave aumento, aunque aún no se han recuperado los niveles que existían si quiera en noviembre de 2018, 36,07 euros frente a los 35,02 de este noviembre. En el caso de España, según los datos de la Comisión Europea, en noviembre de 2019 el precio por 100 kilos era de 32,14 euros mientras que en 2018 era de 32,33 euros.

El precio de la leche de oveja destinada a la transformación de la Denominación de Origen (DO) Queso Manchego no experimenta cambios durante el actual mes de diciembre, según las cotizaciones acordadas en la última sesión de la Lonja Agropecuaria de La Mancha, situada en Albacete, y que es considerada como lonja de referencia para este producto. Por lo tanto, se mantiene en un precio medio de 8,67 euros por hectogrado, es decir, 14,43 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). Se trata del mismo precio que había durante el mes de noviembre.

Sin embargo, lo cierto es que los precios actuales son significativamente superiores a los que había en el mercado de la leche de oveja para la DO Queso Manchego en el pasado ejercicio. Así, en diciembre de 2018 el precio era de 7,83 euros por hectogrado (13,03 pesetas por grado de extracto quesero), por lo que se ha producido una evolución positiva del 10,7% en el último año.

De todos modos, los precios siguen siendo más bajos de los que se registraban en los ejercicios anteriores, cuando la leche de oveja para la DO Queso Manchego tenía una cotización bastante más alta. Por ejemplo, en diciembre de 2017 se pagaba a 9,25 euros por hectogrado (15,39 pesetas por grado). Por lo tanto, se ha bajado un 6,3% en los dos últimos años.

El último mes del año traerá escasas variaciones en un mercado de la leche de cabra que ha ido subiendo paulatinamente de precio según avanzaban los meses del presente ejercicio. Finalmente, se repetirán en las principales zonas productoras los precios medios que se dieron durante el mes de noviembre. Así, el mínimo es de 9,01 euros por hectogrado, es decir, 15 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). También serán bastante habituales las operaciones que se cierren con una cotización de 9,31 euros por hectogrado (15,50 pesetas por grado).

Incluso se cerrarán operaciones de compraventa de leche de cabra a 9,62 euros por hectogrado (16 pesetas por grado), como ya ocurrió en meses precedentes. Esta oferta de precios en niveles muy alto se circunscribe a necesidades urgentes de suministro por parte de industrias queseras de tipo mediano y pequeño. Sin embargo, desde el propio sector productor alertan de que cinluso algunas industrias han decidido reducir o prácticamente eliminar su actividad transformadora durante algunas semanas, coincidiendo con una época del año en la que además se reduce sustancialmente la producción de leche de cabra por motivos estacionales, debido a sus stocks de queso.

Respecto a las previsiones de precios para el próximo año, lo cierto es que todavía no hay prácticamente contactos entre productores y transformadores para negociar los precios y las condiciones de venta para el ejercicio 2020, ni para siquiera los primeros meses del año. Las industrias queseras intentarán rebajar unos precios que han ido subiendo durante todo el año, la evolución de la exportación será un factor clave para conocer la disponibilidad de leche de cabra que habrá en el mercado español. Por lo tanto, habrá que esperar a las últimas semanas del año, o incluso ya al inicio de 2020, para comenzar a vislumbrar la marcha del mercado de leche de cabra en el próximo ejercicio.

Investigadores polacos han realizado un estudio que tuvo como objetivo determinar la expresión de citocinas, que está asociada con la respuesta inmunológica de las cabras lecheras contra lentivirus de pequeños rumiantes (SRLV). El estudio se realizó en 26 cabras lecheras en su segunda a sexta lactancia, que se dividieron por raza y paridad en dos grupos: animales infectados de forma natural por SRLV y no infectados. Todas las cabras en el estudio fueron asintomáticas. Las muestras de leche y sangre, que sirvieron como material estudiado, se tomaron los días 7, 30, 120 y 240 de la lactancia. La expresión de genes y proteínas de varias citocinas se estudió utilizando métodos de PCR en tiempo real y Elisa.

La expresión de INF-β e INF-γ estaba regulada negativamente en las células somáticas de la leche (MSC) de cabras infectadas con SRLV. Sin embargo, se observó una mayor concentración de INF-β en el MSC en cabras infectadas. Por lo tanto, los lentivirus de los pequeños rumiantes probablemente influye en el sistema inmunitario de los animales infectados, al desregular la expresión de las citocinas.

Además, los estudios epigenéticos pueden aclarar los mecanismos por los cuales los lentivirus de los pequeños rumiantes regulan la expresión de genes y proteínas del huésped.

El estudio se ha publicado en la revista científica BMC Veterinary Research con la firma de los siguientes autores: Justyna Jarczak, Danuta Sloniewska, Jaroslaw Kaba y Emilia Bagnicka.

La progresiva desaparición de explotaciones en ovino lechero no está suponiendo una reducción en la capacidad productiva del sector, debido al mayor dimensionamiento de las explotaciones que continúan en la actividad. De hecho, en los primeros nueve meses del presente año 2019, cada granja de ovino lechero ha producido una media de 109.906 litros, cruzando los datos de producción del FEGA con el número mensual máximo de productores que han entregado leche de oveja durante ese periodo. Esa cantidad es un 19,4% superior a los 92.076 litros que se produjeron de media por ganadería en el año 2016.

Además, las cifras demuestran que se está produciendo una evolución al alza paulatina en los volúmenes medios de producción por explotación de ovino lechero, ya que la media en los primeros nueve meses de 2017 se situó en 97.945 litros, cantidad que aumentó a 104.947 litros en 2018 y que se ha situado en los citados 109.906 litros en el mismo periodo del presente ejercicio.

En el análisis por comunidades autónomas, las dos principales zonas de producción de ovino lechero se encuentran con medias de producción por encima de la media nacional, y además han crecido también por encima de la media en estos últimos tres año. Así, Castilla y León ha pasado de los 95.127 litros de media en 2016 a los 115.018 litros en el presente año, con una subida del 20,9%. Más signficativo ha sido el incremento de Castilla-La Mancha, al pasar de 101.938 a 129.680 litros de producción media por granja en los últimos tres años, con lo que el porcentaje de subida se eleva al 27,2%.

Las comunidades autónomas con una mayor producción media por explotación en España se sitúan en la zona mediterránea, ya que Murcia tiene unos 429.9331 litros de media por granja en los nueve primeros meses del año, al contar únicamente con tres explotaciones y todas de tamaño considerable, mientras que la media en la Comunidad Valenciana es de 165.583 litros. También están por encima de la media nacional las regiones de La Rioja (149.033) y Aragón (135.183). Por su parte, los datos más bajos de producción media se encuentran en el norte peninsular, en concreto en Cantabria (7.766), Galicia (6.000) y Principado de Asturias (4.333)

Página 1 de 300

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder