Mostrando publicaciones por etiqueta: Censos

El descenso interanual en el número de ganaderos que entregan leche de oveja a las industrias lácteas llegó en el mes de octubre, último con datos actualizados del FEGA, al porcentaje más bajo de todo el año 2019. Se pasó de los 3.272 productores que había en el sector en octubre de 2018 a los 3.095 ganaderos en el mismo mes del pasado año, por lo que el descenso porcentual se sitúa en el 5,4%. Por lo tanto, se está moderando ligeramente el descenso en el número de ganaderos, después de que se alcanzaran porcentajes de caída del 7,7% en el mes de enero.

En el caso de las dos comunidades autónomas con un tejido más consolidado del ovino lechero, los porcentajes de reducción interanual se sitúan ligeramente por encima de la media nacional. Así, en Castilla y León se ha pasado de 2.039 a 1.917 ganaderos en el último ejercicio, por lo que desciende un 6%. En el caso de Castilla-La Mancha, la evolución negativa es del 5,6%, ya que se ha pasado de 957 a 903 productores.

El mapa nacional de productores de ovino lechero en octubre de 2019 se completa de la siguiente forma: Extremadura (87), Madrid (74), Andalucía (29), Navarra (23), Canarias (17), Aragón (12), Cataluña (10), País Vasco (9), Comunidad Valenciana (9), La Rioja (5), Cantabria (3), Murcia (2) y Asturias (1). Debe tenerse en cuenta que en el caso de País Vasco y Navarra, ambas regiones se encuentran en los niveles más bajos en el número de ganaderos de todo el año, por la estacionalidad de la producción de sus explotaciones extensivas de raza Latxa con orientación productiva quesera, y que dejan de producir leche durante varios meses de verano y otoño.

Por último, no ha habido entregas de leche de oveja en las comunidades autónomas de Galicia y Baleares, mientras que un productor francés entregó leche de oveja en octubre a algún comprador español.

Mejorar la situación sanitaria de las 13.128 cabras censadas en 613 granjas en Navarra es el objetivo de la campaña que el Gobierno foral ha puesto en marcha para lograr el registro, identificación y diagnóstico de salud de todos los ejemplares, garantizar sus buenas condiciones y erradicar la tuberculosis caprina.
La campaña "Objetivo: Cabras sanas" se compone de cartas, carteles y trípticos con información detallada que se enviarán a los ganaderos de ovino-caprino, y que se difundirán asimismo a través de las oficinas del Gobierno y de las entidades locales, a las que se solicita también su colaboración.
Según ha señalado el Ejecutivo foral, en Navarra existen 13.628 cabras registradas en 613 granjas distribuidas por todo el territorio.
Aunque tradicionalmente las cabras se han criado para producir leche, carne o como animales guía para el pastoreo de rebaños de ovino, actualmente una parte importante del censo existente es propiedad de personas que mantienen ejemplares individuales o pequeños grupos como hobby o para controlar la vegetación de huertos y parcelas de recreo.
Las cabras, como otras especies animales, pueden padecer enfermedades, algunas de las cuales son transmisibles a las personas.
Se da la circunstancia de que en el año 2019 se han detectado varios focos de tuberculosis en cabras, y por ello se va a reforzar la campaña para el control y erradicación de esta enfermedad, contribuyendo a mejorar la salud pública y también la salud de la cabaña caprina.
La campaña recuerda la obligación que tienen los propietarios de registrar e identificar a todas las cabras. Para ello, deben ponerse en contacto con los servicios veterinarios del Departamento de Desarrollo Rural en Pamplona o en las distintas oficinas comarcales.
Los mensajes de la campaña recuerdan la importancia de las cabras, no solo como productoras de cabritos y leche, sino también por su papel en el control de la vegetación, la prevención de incendios y el mantenimiento de la limpieza de terrenos particulares y públicos.
Sin embargo, advierten de que algunas enfermedades que afectan a las cabras, como la brucelosis y la tuberculosis, pueden afectar también a las personas contagiándose por vía respiratoria o consumiendo leche cruda de las cabras. Por ello es fundamental mantenerlas en perfectas condiciones sanitarias.
Las pruebas diagnósticas, que son obligatorias, se realizarán de forma gratuita. Durante el año 2020, el Servicio de Ganadería se pondrá en contacto con los titulares para realizar las pruebas de diagnóstico de la tuberculosis caprina.

Un total de 3.297 explotaciones de la especie ovina en España están inscritas en alguna de las 48 razas puras que operan a nivel nacional y que tienen actualizadas sus estadísticas en la base de datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Por lo que respecta al número de animales, hay inscritos un total de 1.770.795 ejemplares de la especie ovina, que representa el 11,2% del censo nacional.

 

Diez razas con más censo

A continuación, se recogen los datos y la distribución geográfica de las diez razas ovinas con más censo de España:

- Rasa Aragonesa. 347.197 animales en 454 explotaciones. Aragón (provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel): 365.870 animales en 443 explotaciones. Castilla y León (provincia de Soria): 5.047 animales en 6 explotaciones. Cataluña (provincias de Tarragona y Barcelona): 2.080 animales en 4 explotaciones. Andalucía (provincia de Córdoba): 1.200 animales en 1 explotación.

- Manchega. 184.990 animales en 160 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Albacete): 184.260 animales en 159 explotaciones. Madrid: 730 animales en 1 explotación.

- Churra. 147.435 animales en 124 explotaciones. Todas ellas en Castilla y León (provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora).

- Assaf. 144.969 animales en 131 explotaciones. Castilla y León (provincias de León, Zamora, Salamanca, Palencia, Valladolid, Ávila, Segovia y Burgos): 129.473 animales en 113 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Guadalajara, Cuenca y Ciudad Real): 6.613 animales en 7 explotaciones. Madrid: 4.293 animales en 4 explotaciones. Navarra: 2.173 animales en 3 explotaciones. Aragón (provincia de Teruel): 1.095 animales en 1 explotación. Andalucía (provincia de Cádiz): 769 animales en 1 explotación. Cataluña (provincias de Lleida y Barcelona): 553 animales en 2 explotaciones.

- Merina. 136.002 animales en 239 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 111.258 animales en 166 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Toledo, Ciudad Real y Cuenca): 8.893 animales en 11 explotaciones. Andalucía (provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén): 8.382 animales en 29 explotaciones. Aragón (provincias de Zaragoza y Teruel): 4.336 animales en 22 explotaciones. Castilla y León (provincias de León, Salamanca y Soria): 3.128 animales en 10 explotaciones. Madrid: 5 animales en 1 explotación.

- Segureña. 124.106 animales en 226 explotaciones. Andalucía (provincias de Huelva, Sevilla, Cádiz, Códoba, Jaén, Málaga, Granada y Almería): 97.976 animales en 197 explotaciones. Murcia: 22.370 animales en 20 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Cuenca y Albacete): 2.118 animales en 3 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincias de Castellón y Alicante): 1.470 animales en 4 explotaciones. Aragón (provincia de Huesca): 152 animales en 1 explotación. Cataluña (provincia de Barcelona): 20 animales en 1 explotación.

- Latxa. 86.431 animales en 213 explotaciones. País Vasco (provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava): 50.356 animales en 137 explotaciones. Navarra: 36.075 animales en 76 explotaciones.

- Navarra. 78.806 animales en 97 explotaciones. Navarra: 75.128 animales en 93 explotaciones. La Rioja: 1.810 animales en 2 explotaciones. Castilla y León (provincia de Soria): 1.281 animales en 1 explotación. País Vasco (provincia de Álava): 587 animales en 1 explotacion.

- Xisqueta. 61.277 animales en 84 explotaciones. Cataluña (provincia de Lleida): 35.923 animales en 53 explotaciones. Aragón (provincia de Huesca): 25.354 animales en 31 explotaciones.

- Castellana. 54.006 animales en 79 explotaciones. Castilla y León (provincias de Zamora, Salamanca, Valladolid, Ávila, Segovia y Burgos): 53.479 animales en 78 explotaciones. La Rioja: 527 animales en 1 explotación.

 

Resto de razas

A continuación, se recogen los datos principales del resto de razas con las estadísticas actualizadas:

- Ripollesa. 36.467 animales en 48 explotaciones. Cataluña.

- Roya Bilbilitana. 36.414 animales en 64 explotaciones. Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

- Lacaune. 35.333 animales en 25 explotaciones. Castilla y León, Extremadura, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid.

- Chamarita. 27.641 animales en 14 explotaciones. La Rioja.

- Fleischschaf. 23.593 animales en 51 explotaciones. Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

- Castellana Negra. 23.333 animales en 74 explotaciones. Castilla y León y La Rioja.

- Ojinegra de Teruel. 20.533 animales en 38 explotaciones. Aragón y Comunidad Valenciana.

- Lojeña. 17.214 animales en 35 explotaciones. Andalucía y Extremadura.

- Ansotana. 13.947 animales en 13 explotaciones. Aragón.

- Ojalada. 12.723 animales en 15 explotaciones. Castilla y León.

- Mallorquina. 12.678 animales en 75 explotaciones. Baleares.

- Churra Tensina. 12.133 animales en 27 explotaciones. Aragón.

- Montesina. 10.611 animales en 26 explotaciones. Andalucía, Murcia y Castilla-La Mancha.

- Alcarreña. 9.484 animales en 14 explotaciones. Castilla-La Mancha.

- Cartera. 9.379 animales en 14 explotaciones. Aragón.

- Canaria. 9.068 animales en 74 explotaciones. Canarias.

- Merina Negra. 8.386 animales yçen 68 explotaciones. Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Madrid.

- Maellana. 8.274 animales en 14 explotaciones. Aragón y Cataluña.

- Talaverana. 7.932 animales en 18 explotaciones. Castilla-La Mancha.

- Colmenareña. 7.740 animales en 23 explotaciones. Madrid y Castilla-La Mancha.

- Manchega Negra. 6.155 animales en 16 explotaciones. Castilla-La Mancha.

- Guirra. 5.643 animales en 20 explotaciones. Comunidad Valenciana.

- Ile de France. 5.479 animales en 27 explotaciones. Extremadura, Andalucía, Castilla y León, Cantabria y Asturias.

- Merina de Grazalema. 5.424 animales en 36 explotaciones. Andalucía y Extremadura.

- Xalda. 5.130 animales en 223 explotaciones. Asturias, Castilla y León, Cantabria, Madrid y Extremadura.

- Ovella Galega. 4.847 animales en 102 explotaciones. Galicia.

- Sasi Ardi. 4.741 animales en 52 explotaciones. País Vasco y Navarra.

- Merino Precoz. 4.504 animales en 21 explotaciones. Extremadura, Andalucía, Castilla y León y Asturias.

- Roja Mallorquina. 4.029 animales en 55 explotaciones. Baleares.

- Aranesa. 3.746 animales en 33 explotaciones. Cataluña.

- Menorquina. 3.332 animales en 70 explotaciones. Baleares.

- Canaria de Pelo. 2.451 animales en 22 explotaciones. Canarias, Andalucía y Castilla y León.

- Carranzana. 2.235 animales en 20 explotaciones. País Vasco.

- Rubia del Molar. 1.816 animales en 8 explotaciones. Madrid.

- Berrichon du Cher. 1.643 animales en 12 explotaciones. Extremadura, Castilla y León, Andalucía y Navarra.

- Carranzana Negra. 1.006 animales en 15 explotaciones. País Vasco.

- Palmera. 293 animales en 10 explotaciones. Canarias.

- Ibicenca. 239 animales en 18 explotaciones. Baleares.

Un total de 269.628 ejemplares de la especie caprina pertenecen a alguna de las 22 asociaciones de raza pura de caprina que operan en España. Por lo tanto, únicamente el 9,8% del censo nacional está en alguna asociación de raza, con un total de 1.034 explotaciones que se encuentran trabajando bajo el amparo de los libros genealógicos.

Los datos por raza, numeradas de mayor a menor censo, son los siguientes:

- Murciano-Granadina. 107.363 animales y 188 explotaciones. Andalucía (provincias de Cádiz, Málga, Córdoba, Jaén, Granada y Almería): 35.731 animales y 81 explotaciones. Murcia: 26.3499 animales y 29 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Albacete): 13.419 animales y 17 explotaciones. Castilla y León (provincias de León, Zamora, Salamanca, Valladolid, Ávila y Burgos): 8.726 animales y 13 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 8.152 animales y 18 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincias de Castellón, Valencia y Alicante): 6.800 animales y 16 explotaciones. Madrid: 3.728 animales y 2 explotaciones. Cataluña (provincias de Girona y Barcelona): 2.232 animales y 8 explotaciones. Aragón (provincias de Huesca y Teruel): 1.982 animales y 3 explotaciones. Cantabria: 94 animales y 1 explotación.

- Malagueña. 37.073 animales y 76 explotaciones. Andalucía (provincias de Sevilla, Cádiz, Málaga, Córdoba, Granada y Jaén): 31.479 animales y 61 explotaciones. Castilla y León (provincias de León, Palencia y Ávila): 2.652 animales y 6 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 1.400 animales y 5 explotaciones. La Rioja: 797 animales y 2 explotaciones. Navarra: 448 animales y 1 explotación. Castilla-La Mancha (provincia de Guadalajara): 297 animales y 1 explotación.

- Florida. 25.464 animales y 77 explotaciones. Andalucía (provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla, Málaga, Córdoba, Granada y Almería): 13.892 animales y 39 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 8.001 animales y 27 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Toledo y Ciudad Real): 1.455 animales y 6 explotaciones. Castilla y León (provincias de León y Ávila): 1.068 animales y 2 explotaciones. La Rioja: 559 animales y 1 explotación. Cataluña (provincia de Tarragona): 340 animales y 1 explotación. Aragón (provincia de Teruel): 149 animales y 1 explotación.

- Majorera. 13.951 animales y 66 explotaciones. Todas ellas en Canarias (provincias de Santa Cruz y Las Palmas).

- Payoya. 12.256 animales y 41 explotaciones. Andalucía (provincias de Sevilla, Cádiz, Málaga, Córdoba y Granada): 12.110 animales y 40 explotaciones. Cataluña (provincia de Tarragona): 146 animales y 1 explotación.

- Verata. 9.503 animales y 31 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 6.822 animales y 22 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincia de Ciudad Real): 1.374 animales y 1 explotación. Castilla y León (provincias de Salamanca y Ávila): 1.143 animales y 7 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincia de Valencia): 164 animales y 1 explotación.

- Guadarrama. 9.165 animales y 24 explotaciones. Madrid: 6.286 animales y 16 explotaciones. Castilla y León (provincias de Zamora y Ávila): 2.879 animales y 8 explotaciones.

- Blanca Celtibérica. 8.920 animales y 44 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincias de Guadalajara y Albacete): 6.772 animales y 29 explotaciones. Andalucía (provincias de Granada y Almería): 1.346 animales y 10 explotaciones. Murcia: 802 animales y 5 explotaciones.

- Blanca Andaluza o Serrana. 7.948 animales y 41 explotaciones. Andalucía (provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba, Málaga, Jaén, Granada y Almería): 7.176 animales y 38 explotaciones. Extremadura (provincia de Badajoz): 682 animales y 1 explotación. Castilla-La Mancha (provincias de Cuenca y Ciudad Real): 90 animales y 2 explotaciones.

- Tinerfeña. 6.941 animales y 41 explotaciones. Todas ellas en Canarias (provincia de Santa Cruz).

- Palmera. 6.570 animales y 60 explotaciones. Todas ellas en Canarias (provincia de Santa Cruz).

- Negra Serrana. 5.617 animales y 15 explotaciones. Castilla-La Mancha (provincia de Albacete): 4.192 animales y 7 explotaciones. Andalucía (provincia de Jaén): 814 animales y 7 explotaciones. Comunidad Valenciana (provincia de Valencia): 611 animales y 1 explotación.

- Blanca de Rasquera. 4.565 animales y 22 explotaciones. Todas ellas en Cataluña (provincias de Girona, Barcelona y Tarragona).

- Bermeya. 2.873 animales y 68 explotaciones. Todas ellas en Asturias.

- Moncaína. 2.747 animales y 47 explotaciones. Todas ellas en Aragón (provincia de Zaragoza).

- Pirenaica. 2.272 animales y 31 explotaciones. Aragón (provincias de Huesca y Zaragoza): 1.599 animales y 21 explotaciones. Cataluña (provincias de Lleida y Barcelona): 334 animales y 6 explotaciones. Navarra: 295 animales y 3 explotaciones. Castilla y León (provincia de Soria): 44 animales y 1 explotación.

- Retinta. 2.175 animales y 14 explotaciones. Extremadura (provincias de Cáceres y Badajoz): 1.956 animales y 12 explotaciones. Castilla y León (provincia de León): 219 animales y 2 explotaciones.

- Azpi Gorri. 1.351 animales y 39 explotaciones. Todas ellas en el País Vasco (provincias de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava).

- Agrupación de las Mesetas. 1.268 animales y 7 explotaciones. Todas ellas en Castilla y León (provincias de León, Zamora, Salamanca y Ávila).

- Galega. 1.161 animales y 58 explotaciones. Todas ellas en Galicia (provincias de La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra).

- Ibicenca. 285 animales y 31 explotaciones. Todas ellas en Baleares.

- Mallorquina. 160 animales y 13 explotaciones. Todas ellas en Baleares.

Por comunidades autónomas, el número de cabras inscritas en asociaciones oficiales son las siguientes: Andalucía (102.548), Castilla-La Mancha (27.599), Canarias (27.462), Murcia (27.301), Extremadura (27.013), Castilla y León (17.999), Madrid (10.014), Cataluña (7.617), Comunidad Valenciana (7.575), Aragón (6.477), Asturias (2.873), La Rioja (1.356), País Vasco (1.351), Galicia (1.161), Navarra (743), Baleares (445) y Cantabria (94).

Los últimos datos publicados por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) confirman la tendencia de abandono de la actividad en ovino lechero, con cifras que disminuyen en todas las zonas productoras. A nivel nacional, en el pasado mes de septiembre entregaron leche de oveja a las industrias lácteas un total de 3.200 productores en España, lo que significa una notable reducción del 6,9% frente a los 3.437 ganaderos que se encontraban en la actividad en septiembre del ejercicio anterior.

En Castilla y León, principal comunidad autónoma en la producción de leche de oveja, se ha pasado en el último año de 2.141 a 2.018 productores, lo que significa una reducción del 5,7%, algo por debajo de la media nacional. No es así en Castilla-La Mancha, que baja hasta un 7,7% al pasar de 965 a 891 ganaderos en el último año.

La lista por comunidades autónomas de ganaderos con entregas de leche de oveja en el mes de septiembre se complementa de la siguiente forma: Extremadura (80), Madrid (75), Navarra (35), Andalucía (29), Canarias (15), Aragón (12), País Vasco

(12), Comunidad Valenciana (10), Cataluña (9), La Rioja (6), Cantabria (3), Murcia (3), Galicia (1) y Asturias (1).

La ‘España vaciada’ de ovino de leche tiene una situación de precios mucho más positiva para los ganaderos que lo que ocurre en las comunidades autónomas con más censo y más tradición en la producción de leche de oveja. La falta de competencia entre los productores y el reducido número de vendedores frente a unos compradores que en ocasiones necesitan abastecerse de leche con cierta urgencia provocan que los precios sean muy diferentes en esa parte de la geografía nacional en la que el ovino de leche es una anécdota. Se trata de las nueve comunidades autónomas españolas peninsulares con una producción limitada: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia.

Según los datos del último informe de entregas del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), la media ponderada en esas regiones españolas durante el pasado mes de agosto fue de 8,57 euros por hectogrado, es decir, 14,26 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína). Dentro de este grupo, los precios autonómicos medios más altos se sitúan en el Principado de Asturias, con 11,86 euros por hectogrado (19,73 pesetas por grado), y sobre todo en Cataluña, con 14,07 euros por hectogrado (23,41 pesetas por grado).

Por lo tanto, se puede afirmar que los 81 productores que vendieron leche de oveja en agosto en estas nueve regiones tuvieron un precio medio un 27,8% superior a los de Castilla y León, que aglutina casi dos terceras partes de la producción nacional y que en el mes estival se quedó en 6,71 euros por hectogrado de media (11,16 pesetas por grado). En relación con la media nacional, que fue de 7,08 euros por hectogrado (11,78 pesetas por grado), la situación de esta ‘España vaciada’ de ovino lechero es un 21% superior.

Unas doscientas cabras salvajes habitan en el macizo del Montgrí, en plena Costa Brava, según el seguimiento realizado en los dos últimos años por técnicos de la Subdirección General de Actividades Cinegéticas y del Cuerpo de Agentes Rurales de la Generalitat.
Según el informe, en el que ha participado también personal del Parque Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter y el Ayuntamiento de Torroella de Montgrí, la población de estos animales es ligeramente más numerosa que a principios de año, cuando se situaba en unos 150 ejemplares.
Los análisis realizados en el marco de un acuerdo de colaboración con la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) confirman que todas las cabras están libres de enfermedades de declaración obligatoria y que pueden generar preocupación como la lengua azul, tuberculosis, brucelosis o sarna.
Solo dos ejemplares que aparecieron muertos tenían síntomas de neumonía, habitual en la especie en un momento de sequía y debilidad de los animales.
Un trabajo genético en colaboración con el Servicio de Ecopatología de Fauna Salvaje de la UAB y un laboratorio portugués de la Universidad de Aveiro establece que las cabras salvajes del Montgrí son autóctonas sin indicio de presencia de alguna híbrida con las del tipo doméstico o con la de los Alpes.
La diversidad es baja y la endogamia elevada tal como es habitual en grupo de pocos ejemplares que se escaparon de un antiguo y ya extinto parque zoológico cercano de Sobrestany.
Estas cabras se han adaptado al medio hasta conformar una población estable que se analiza para evitar que genere problemas.
Para ello, cinco ejemplares están equipados con emisoras que permiten conocer sus movimientos y que, por el momento, muestran que nunca han salido del macizo en el que habitan.

Foto: camping-castellmontgri.com

En los últimos años ha disminuido significativamente el censo de ovino en España, reduciéndose el número de explotaciones y, de forma muy acusada, la producción de carne. Aunque en este declive han intervenido diversos factores que han condicionado la rentabilidad del sector, el coste de la alimentación del ganado es uno de los más importantes.

Para revertir esta tendencia, es importante identificar los mecanismos subyacentes que regulan la eficiencia alimentaria en la especie ovina. Uno de los factores que puede afectar a la eficiencia alimentaria de los corderos es la alimentación recibida en la fase de lactancia, ya que en este momento tiene lugar la colonización bacteriana de las mucosas del tracto gastrointestinal. Durante la lactancia se produce una compleja interacción a nivel de las mucosas entre los nutrientes, la microbiota comensal y el sistema inmunitario inmaduro del animal. Sin embargo, se desconocía si la restricción de alimento en esta etapa inicial de la vida de los corderos puede alterar el establecimiento de la microbiota epimural y el desarrollo del sistema inmunitario, afectando a la eficiencia alimentaria y a la susceptibilidad a desarrollar alteraciones de origen nutricional como la acidosis ruminal.

Además, no existían estudios en ganado ovino que hayan valorado si la restricción durante la lactancia puede predisponer a padecer alteraciones metabólicas en las fases de cebo y recría que perjudiquen a la eficiencia alimentaria.

Por todo ello, se planteó un trabajo de investigación que se ha plasmado en una tesis doctoral presentada por Javier de Frutos Vidal ante la Universidad de León, titulada ‘Efecto de la alimentación en la fase de lactancia sobre la eficiencia de utilización del alimento en el periodo posdestete y su relación con la microbiota del tracto digestivo, el estatus oxidativo e inmunológico en el ganado ovino’. Su objetivo general ha sido estudiar el efecto de la restricción alimentaria de corderos durante la fase de lactancia con el fin de identificar algunas de las causas subyacentes a una baja eficiencia alimentaria (alteraciones en el sistema inmunitario, la microbiota epimural y el metabolismo) en las fases de cebo y recría.

A modo de conclusión, en las condiciones del estudio, la restricción alimentaria durante la fase de lactancia provoca una modificación de la comunidad bacteriana epimural de íleon y colon, que es detectable en el periodo de cebo. La alimentación restringida durante la lactancia también dirige la respuesta inmunitaria del íleon hacia un perfil proinflamatorio que puede persistir en el periodo posdestete. Además, la restricción alimentaria en corderos lactantes promueve la aparición de alteraciones metabólicas relacionadas con el metabolismo lipídico y la función hepática en las fases de cebo y recría, respectivamente.

Todos estos cambios causados por la restricción temprana de alimento pueden contribuir a disminuir la eficiencia alimentaria de los corderos durante el periodo de engorde, sin que se vea afectada su susceptibilidad a desarrollar acidosis ruminal.

 

Documento completo: https://buleria.unileon.es/bitstream/handle/10612/11084/Tesis%20de%20Javier%20de%20Frutos.pdf?sequence=1&isAllowed=y 

El sector del ovino lechero cuenta con un 7,4% menos de ganaderos que hace un año. Así lo muestran las estadísticas oficiales de entregas de leche que publica mensualmente el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). En agosto de 2018, hubo 3.643 ganaderos que entregaron leche de oveja a las industrias queseras, cantidad que se ha reducido hasta los 3.372 productores en agosto del presente año. Por lo tanto, se trata de esa fuerte reducción del 7,4% en términos porcentuales.

La situación es bastante similar en las dos comunidades autónomas que lideran la producción de leche de oveja a nivel nacional. En Castilla y León, se ha pasado de 2.217 a 2.077 ganaderos de ovino lechero en el último año, por lo que el descenso se sitúa en el 6,3%. En el caso de Castilla-La Mancha, la proporción en el abandono es algo más elevada, ya que es del 7,9% al pasar de 1.000 a 921 ganaderos en los últimos doce meses.

El goteo en el abandono de la actividad en el caprino lechero continúa siendo una preocupante constante en este subsector ganadero. Según los últimos datos publicados de forma oficial por el FEGA, en agosto del presente año entregaron leche de cabra a las industrias lácteas un total de 5.067 productores, lo que significa un notable descenso del 6,6% frente a los 5.426 ganaderos que permanecían en la actividad en agosto de 2018. En cifras absolutas, se trata de un descenso de 359 productores, lo que significa que prácticamente cada día abandona una explotación en España, constante que se viene repitiendo en los últimos meses.

Por comunidades autónomas, la única región con importancia en el caprino lechero español que ha aumentado su número de ganaderos en España es Extremadura, al pasar de 629 a 638 productores en la comparación de agosto de 2018 y agosto de 2019, aunque esta circunstancia puede deberse a situaciones estacionales. En el caso de Andalucía, la principal comunidad autónoma en producción de leche de cabra, el descenso se sitúa en el 8,8%, por encima de la media nacional, al pasar de 2.786 a 2.540 ganaderos. Sin embargo, el descenso porcentual más significativo se da en Castilla y León, que baja hasta un 10% al pasar de 329 a 296 ganaderos con entregas de leche de cabra en el último año.

Página 1 de 33

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder