nanta 1000x120 octubre17

Mostrando publicaciones por etiqueta: Censos

 

El número de ganaderos que declaran entregas de leche de cabra sigue descendiendo respecto al pasado año, aunque los porcentajes de descenso respecto a los mismos meses del pasado año se mantienen desde la primavera y ya no aumentan como lo hicieron durante el primer trimestre del año. Es una de las lecturas que puede extraerse de los datos de entregas obligatorias del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que indica que en agosto de este año hubo 5.793 productores españoles que vendieron leche de cabra, frente a los 5.983 del mismo mes del año anterior, por lo que el descenso porcentual se sitúa en el 3,2%.

Aunque se trata de un descenso bastante significativo, lo cierto es que es algo menor del que se había producido en el mes de julio, lo que indica que la caída en el número de ganaderos se ha frenado.

Por comunidades autónomas, las regiones con un mayor número de ganaderos de caprino lechero con entregas en agosto son las siguientes: Andalucía (2.931), Castilla-La Mancha (819), Extremadura (710), Murcia (370), Castilla y León (328), Canarias (324) y Comunidad Valenciana (102).

Un total de 90.670 explotaciones de ovino de carne continúan dadas de alta en España, según los datos de la base de datos Sitran divulgados recientemente por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). No significa que todas esas ganaderías sigan teniendo actividad, ya que simplemente pueden permanecer dadas de alta porque sus propietarios no las desactivaron al abandonar la actividad ganadera.

Estos datos están marcados por la estabilidad en los últimos años. Así, se ha producido un ligero descenso respecto al año anterior, en las que había un total de 91.615 granjas. Por lo tanto, se han perdido un millar de explotaciones. Sin embargo, si se toma como referencia el ejercicio 2011 se ha producido un incremento superior al 5%, ya que en aquel año había 85.002 explotaciones dadas de alta.

La distribución de explotaciones de ovino de carne por comunidades autónomas, ordenado de mayor a menor, es la siguiente: Galicia (22.374), Extremadura (15.538), Andalucía (14.198), Castilla y León (6.773), País Vasco (5.356), Asturias (4.948), Baleares (3.916), Aragón (3.748), Castilla-La Mancha (2.847), Cataluña (2.843), Cantabria (1.999), Navarra (1.930), Murcia (1.661), Comunidad Valenciana (1.177), Madrid (666), Canarias (381) y La Rioja (315).

 

 

Los sectores ovino y caprino forman parte del paisaje y el patrimonio cultural de muchos países europeos, son una fuente de empleo en las zonas agrícolas desfavorecidas y los productos tradicionales de alta calidad que producen son ampliamente reconocidos como el resultado de una agricultura sostenible y multifuncional que contribuye a preservar el medio ambiente y la cohesión social en las zonas rurales. De esta base parte un documento realizado por el Parlamento Europeo en el que se analiza el sector de los pequeños rumiantes, con un repaso al pasado y el futuro de estos sectores productivos.

“Sin embargo, el sector ovino y caprino de la UE ha estado experimentando dificultades económicas y estructurales en las últimas décadas, principalmente debido a una disminución constante del número de ganado, a raíz de brotes de enfermedades contagiosas y cambios de política en los planes de financiación pública. Con una población de unos 98 millones de animales y una producción que representa una pequeña proporción de la producción total de ganado de la UE, el sector de la ganadería ovina y caprina no garantiza la autosuficiencia. Es por ello que la UE se encuentra entre los principales importadores mundiales de ovinos y caprinos, principalmente de Nueva Zelanda y Australia. Además, dado que la ganadería ovina y caprina se encuentra entre las actividades agrícolas menos rentable, no es llamativo para las inversiones o para la incorporación de jóvenes productores”, analiza este documento del Europarlamento.

 

Existen varios instrumentos de política a nivel de la UE para apoyo a este sector en su capacidad para suministrar alimentos y bienes públicos, como el paisaje y la conservación de la biodiversidad. Sin embargo, teniendo en cuenta su baja rentabilidad y el hecho de que la producción se encuentra principalmente en zonas menos favorecidas, las partes interesadas ​​de la UE recomiendan la inclusión de medidas específicas de política en el marco de los actuales debates sobre la Política Agrícola Común después de 2020, así como la adopción de medidas de comunicación y promoción para reforzar la posición del sector con respecto a las opciones de los consumidores de la UE.

Por especies, el mayor número de registros se efectuó en las razas ovinas, que apuntaron 1.895.230 animales.

Según los datos recogidos por la Subdirección General de Medios de Producción Ganaderos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), el total de animales registrados en el Sistema Nacional de Información de Razas ARCA en 2016 fue de 4.727.903 ejemplares.

Por su parte, el censo caprino se sitúa en 269.346 animales de raza pura. Atendiendo a estos datos, podemos apreciar un ligero incremento general en el número total de ganado de selección con respecto a la cifra de 2015.

La raza que más animales registró el pasado año es la especie ovina fue la Rasa Aragonesa, con 431.029. En cuanto al caprino, destaca la Murciano-Granadina con 107.199 ejemplares.

Un total de 91.703 sementales caprinos se encuentran en la actualidad en las explotaciones españolas, según las Encuestas Ganaderas publicadas recientemente por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Teniendo en cuenta que hay 2.430.655 hembras adultas en el sector, significa que cada 26 cabras hay un macho en las ganaderías.

En el análisis por comunidades autónomas de cierta importancia en el sector, destacan los datos de Castilla-La Mancha, ya que en sus explotaciones cada semental está representado por 44 cabras adultas de media en las ganaderías de la región. Por su parte, Castilla y León y Murcia calcan prácticamente los datos a nivel nacional. Andalucía y Extremadura se encuentran algo por debajo de la media nacional, ya que prácticamente hay 24 cabras por cada macho en ambas comunidades autónomas. Canarias, con su propia idiosincrasia insular, tiene unos datos de 36 hembras por macho.

En el resto de comunidades autónomas, la mayoría tiene datos bastante por debajo de la media nacional, en ocasiones con una decena de hembras adultas por macho, lo que se explica por el reducido censo de las explotaciones caprinas en estos territorios, lo que obliga a reducir 

El censo de ovejas de producción lechera en España ha sufrido un importante descenso en el último año. Según los datos de las Encuestas Ganaderas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), se ha pasado de 2.391.525 hembras de ordeño a 2.224.465 ejemplares en los últimos datos de noviembre de 2016, por lo que se produce un importante descenso porcentual del 7%.

Respecto a las comunidades autónomas con un mayor número de ovejas lecheras, se producen descensos en las dos grandes locomotoras de este sector. Así, en Castilla y León se ha pasado de 1.146.614 a 1.076.153 animales, por lo que el censo cae en un 6,1%. Bastantes más significativos son los datos en Castilla-La Mancha, ya que baja de 812.478 a 699.202 ejemplares, por lo que en este caso la reducción llega hasta el 13,9%. Estos datos del Ministerio en el censo de ovejas de ordeño contrastan fuertemente con los de entregas obligatorias del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que hablan de un incremento de la producción láctea en esta comunidad autónoma.

En el resto de regiones con una cierta importancia del ovino de leche, destacan los incrementos del censo que se han registrado en Navarra (8,9%), al pasar de 83.155 a 90.542 ejemplares; además de Andalucía, que sube un 27,4% al evolucionar de 32.382 a 41.244 ovejas lecheras.

No es la parte más conocida del sector caprino, pero es una realidad que continúa teniendo una gran importancia productiva y social en España. Se trata del sector de caprino de carne, formado según las estadísticas oficiales del Ministerio de Agricultura, en forma de las Encuestas Ganaderas, de aquellas cabras adultas que no se ordeñan, es decir, cuya leche no se comercializa.

En concreto, el número de cabras de aptitud cárnica en España se eleva, con los datos más actualizados a finales del pasado año, a 734.470 animales, aproximadamente medio millón de ejemplares menos que las cabras de ordeño.

La mayor parte de estos animales se concentra en la parte sur de la península Ibérica. Así, Castilla-La Mancha lidera esta clasificación con un total de 280.267 cabras, seguido por Andalucía (117.151) y Extremadura (53.278). Dentro de estas regiones, destaca especialmente la provincia de Toledo, que tiene un total de 102.509 ejemplares.

Las siguientes regiones en importancia se encuadran en el noroeste peninsular, ya que Galicia cuenta con un censo de 40.598 cabras de carne y Castilla y León llega a los 39.279 ejemplares.

Los datos del resto de regiones son los siguientes: Cataluña (32.222), Aragón (29.581), Murcia (24.710), Canarias (22.460), Comunidad Valenciana (19.889), Asturias (17.103), Cantabria (16.439), País Vasco (14.975), Navarra (7.834), Baleares (7.721), La Rioja (5.673), Madrid (5.020).

El censo caprino en España ha experimentado un aumento considerable en el último año. Según los datos oficiales publicados por las Encuestas Ganaderas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), se ha pasado en el último año de 2.801.064 ejemplares de la especie caprina a 3.088.035 animales, lo que significa un incremento, en número redondos, de 287.000 cabras.

Lo más llamativo de estos datos es que prácticamente todo el incremento se debe a la evolución positiva del número de cabras lecheras. Así, se ha pasado de 983.143 a 1.253.737 cabras en ordeño. En términos porcentuales, se trata de un espectacular incremento del 27,5%.

En el censo de cabras lecheras, destacan los incrementos que se han registrado en Extremadura. Se ha triplicado el censo de este tipo de animales, al pasar de 47.227 a 147.161 ejemplares, seguramente debido a una reubicación estadística de cabras en la categoría correspondiente, ya que este espectacular incremento tiene su reflejo en el descenso que se da en las cabras para carne. Por otra parte, en Andalucía también ha habido una evolución significativa, pasando de 383.847 a 489.814 cabras en ordeño.

Por lo que respecta a la categoría de cabras adultas de aptitud cárnica, los números prácticamente se repiten, a pesar del cambio estadístico reflejado con anterioridad en Extremadura, ya que se pasa de 737.082 a 734.470 ejemplares.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha publicado de forma oficial los censos ganaderos del pasado mes de noviembre de 2016, en el que lo más llamativo en el caso del ovino es que el número de ovejas en España vuelve a caer por debajo de los 16 millones de cabezas. Así, se ha pasado en el último año de 16.026.374 a 15.962.892 ejemplares, por lo que se trata de una reducción porcentual del 0,4%.

La clasificación por comunidades autónomas es la siguiente: Extremadura (3.499.409), Castilla y León (3.048.030), Andalucía (2.322.293), Castilla-La Mancha (2.296.476), Aragón (1.736.395), Murcia (607.319), Cataluña (533.289), Navarra (508.138), Comunidad Valenciana (300.653), Baleares (298.604), País Vasco (253.660), Galicia (172.846), La Rioja (116.202), Madrid (105.631), Canarias (59.052), Cantabria (58.052), Asturias (47.204).

Por lo que respecta a las aptitudes productivas de las ovejas adultas, se han perdido unas 150.000 animales en ordeño, con un descenso de más de 110.000 ovejas únicamente en Castilla-La Mancha, mientras que las ovejas de producción cárnica se incrementan en unos 120.000 ejemplares.

(Este artículo forma parte de un serial en el que se muestran los datos más actualizados de los censos y la distribución geográfica de las principales razas de pequeños rumiantes en España)

 

La Cabra Galega es una raza de pequeños rumiantes que, como la mayoría de las autóctonas que están presentes en España, tiene su ámbito de actuación en una zona muy reducida de la geografía española, en concreto en la comunidad autónoma de la que toma el nombre.

Sin embargo, esta limitación geográfica no ha hecho que su difusión se estanque. Según los datos del sistema ARCA del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), esta raza ha logrado duplicar su censo en los últimos cinco años.

En concreto, las cifras y la zona geográfica de la raza Cabra Galega son las siguientes:

- Galicia. 1.075 animales. 69 ganaderías. Provincias: La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra.

Página 1 de 26

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder