foro18 oviesp 1000x170 1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Censos

 

 

Las cifras son prácticamente idénticas en lo que se refiere a 2016 y 2017. Según la Oficina Estadística Europea (Eurostat), el censo ovino en España ha pasado de 15.962.890 ejemplares en el ejercicio 2016 a 15.963.110 animales en el pasado año, lo que significa un aumento de apenas 220 ovejas, insignificante desde el punto de vista porcentual. De todos modos, hay que tener en cuenta que estos datos facilitados a Eurostat por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) son aún provisionales, ya que falta por cerrar toda la estadística de provincias y tipo de animales.

Con estos datos de 2017, se confirmaría la estabilidad en el censo del ganado ovino alcanzada desde el año 2015, cuando se llegó a 16.026.370 animales, es decir, sólo con unas 90.000 ovejas más, después de los continuos descensos que se han ido registrando en la última década.

De esta forma, España mantiene el segundo puesto en la clasificación de países de la Unión Europea por censo de ganado ovino, únicamente por detrás del Reino Unido, que tiene una cabaña de ovejas de 24.566.000 animales, también con datos provisionales de 2017. Además, el censo español es muy superior al de otros países europeos del sur de Europa con una importante presencia del sector ovino, como son los casos de Rumanía (9.772.800), Grecia (8.565.000), Italia (7.215.400) y Francia (6.877.000).

 

 

Más de 350 productores, en concreto 356 ganaderos, dejaron de entregar leche de oveja en España durante el pasado año, según se desprende de los datos del último informe de entregas elaborado por el FEGA. Así, en el pasado mes de diciembre de 2016 entregaron leche un total de 3.919 productores, mientras que en el mismo mes del pasado año la cifra había bajado hasta 3.563 ganaderos, lo que indica un descenso porcentual del 9,1% durante el último año, una cifra considerable que deberá confirmarse en los primeros informes de entregas relativos al presente año.

Por comunidades autónomas, las entregas de diciembre se realizaron por las cifras de ganaderos que se especifican a continuación: Castilla y León (2.135), Castilla-La Mancha (1.006), Navarra (90), Extremadura (89), Madrid (84), País Vasco (39), Andalucía (32), Canarias (32), Comunidad Valenciana (12), Aragón (11), Cataluña (11), La Rioja (9), Cantabria (7), Murcia (3), Asturias (1) y otros (2).

La raza Payoya, originaria de las serranías andaluzas, ha comenzado a implantarse en otras zonas de la península Ibérica. Así, los catalanes Anna Boleda y Pere Artigas compraron hace unos años un total de 120 ejemplares para su explotación de Tarragona, debido a su capacidad rústica y su buena morfología mamaria, para la producción de leche. En la actualidad, producen yogures, cuajadas, quesos azules y tartas con la leche procedente de este rebaño de cabras, según recoge la web Horse Press.

Además, mediante el pastoreo de los animales se pretende vigorizar el monte mediterráneo de la zona y evitar incendios forestales. Ahora el próximo proyecto de esta explotación es poder transformar en las instalaciones propias toda la leche que producen sus cabras, con el objetivo de incrementar el valor añadido de las explotaciones.

Este ejemplo de implantación de la raza Payoya en una provincia alejada de sus habituales zonas de producción es motivo de orgullo para la asociación que gestiona su libro genealógico.

La raza Payoya cuenta con un censo oficial de algo más de 10.000 ejemplares distribuidos en una treintena de ganaderías, con la gran mayoría de las explotaciones en Andalucía.

 

 

Los datos publicados por el FEGA son concluyentes. Únicamente 3.387 ganaderos de ovino realizaron entregas de leche durante el pasado noviembre, último mes que consta en las estadísticas de este organismo oficial. Se trata de una reducción muy significativa respecto al mismo periodo del año anterior, ya que baja un 6,8% respecto a noviembre de 2016. De esta forma, se trata de la reducción porcentual más grande del año en términos interanuales.

Se da la circunstancia de que en el citado ejercicio 2016 no hubo prácticamente cambio en el número de ganaderos de octubre a noviembre, al pasar de 3.657 a 3.634 productores. Sin embargo, en 2017 hubo 3.527 productores en octubre y los citados 3.387 en noviembre.

Por otra parte, la distribución autonómica de los ganaderos con entregas de leche de oveja en noviembre es la siguiente: Castilla y León (2.086), Castilla-La Mancha (992), Extremadura (93), Madrid (78), Andalucía (31), Navarra (27), Canarias (23), Comunidad Valenciana (12), Aragón (11), Cataluña (10), La Rioja (8), País Vasco (6), Cantabria (5), Murcia (3) y Asturias (1).

 

 

Un total de 5.151 ganaderos realizaron entregas oficiales de leche de cabra durante el mes de noviembre de 2017, según los datos que han sido publicados recientemente por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Esta cifra supone una disminución del 3,1% respecto a los 5.314 productores de caprino de leche que había en noviembre de 2016. Con este porcentaje, se repite la constante de descensos alrededor del 3% cuando se comparan los mismos meses de los ejercicios 2016 y 2017.

En la clasificación por comunidades autónomas de productores con entregas de leche de cabra en el mes de noviembre, se obtienen los siguientes datos: Andalucía (2.586), Castilla-La Mancha (758), Extremadura (587), Murcia (353), Castilla y León (301), Canarias (281), Comunidad Valenciana (98), Madrid (73), Cataluña (62), La Rioja (14), Aragón (9), Asturias (9), Cantabria (7), País Vasco (5), Galicia (4), Navarra (3) y Baleares (1).

 

La cabaña ganadera de La Palma, entre los años 2003 y 2016, se ha reducido un 27%, según se desprende del informe del Observatorio de Sostenibilidad 2017 de la Reserva de la Biosfera, que se elabora con datos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Agua del Gobierno de Canarias, pasando de 31.766 ejemplares en 2003 a solo 23.169 en 2016. El censo más importante es el de cabras, que supone un 73% del conjunto, y que en ese periodo ha pasado de 26.735 cabezas (2003) a solo 16.816 (2016). El censo de ovino, por su parte, ha bajado hasta 1.688 cabezas (7,28% del total).

 

 

La comunidad autónoma de Andalucía afianza su posición de principal región en el caprino lechero de España. En la región del sur peninsular se ubican un total de 2.736 ganaderías de las 5.470 que declararon entregas de leche de cabra durante el pasado mes de septiembre, según los últimos datos publicados por el FEGA. Es decir, Andalucía tiene la mitad de los ganaderos de este sector.

El resto de comunidades autónomas con un número superior al centenar son las siguientes: Castilla-La Mancha (806); Extremadura (645); Murcia (357); Castilla y León (321); Canarias (301); Comunidad Valenciana (102).

Respecto a la evolución respecto al año anterior, en septiembre se ha experimentado un descenso en el número de ganaderos del 3% respecto al mismo mes del año 2016, al pasar de 5.639 a los citados 5.470 productores.

 

El número de ganaderos que declaran entregas de leche de cabra sigue descendiendo respecto al pasado año, aunque los porcentajes de descenso respecto a los mismos meses del pasado año se mantienen desde la primavera y ya no aumentan como lo hicieron durante el primer trimestre del año. Es una de las lecturas que puede extraerse de los datos de entregas obligatorias del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), que indica que en agosto de este año hubo 5.793 productores españoles que vendieron leche de cabra, frente a los 5.983 del mismo mes del año anterior, por lo que el descenso porcentual se sitúa en el 3,2%.

Aunque se trata de un descenso bastante significativo, lo cierto es que es algo menor del que se había producido en el mes de julio, lo que indica que la caída en el número de ganaderos se ha frenado.

Por comunidades autónomas, las regiones con un mayor número de ganaderos de caprino lechero con entregas en agosto son las siguientes: Andalucía (2.931), Castilla-La Mancha (819), Extremadura (710), Murcia (370), Castilla y León (328), Canarias (324) y Comunidad Valenciana (102).

Un total de 90.670 explotaciones de ovino de carne continúan dadas de alta en España, según los datos de la base de datos Sitran divulgados recientemente por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). No significa que todas esas ganaderías sigan teniendo actividad, ya que simplemente pueden permanecer dadas de alta porque sus propietarios no las desactivaron al abandonar la actividad ganadera.

Estos datos están marcados por la estabilidad en los últimos años. Así, se ha producido un ligero descenso respecto al año anterior, en las que había un total de 91.615 granjas. Por lo tanto, se han perdido un millar de explotaciones. Sin embargo, si se toma como referencia el ejercicio 2011 se ha producido un incremento superior al 5%, ya que en aquel año había 85.002 explotaciones dadas de alta.

La distribución de explotaciones de ovino de carne por comunidades autónomas, ordenado de mayor a menor, es la siguiente: Galicia (22.374), Extremadura (15.538), Andalucía (14.198), Castilla y León (6.773), País Vasco (5.356), Asturias (4.948), Baleares (3.916), Aragón (3.748), Castilla-La Mancha (2.847), Cataluña (2.843), Cantabria (1.999), Navarra (1.930), Murcia (1.661), Comunidad Valenciana (1.177), Madrid (666), Canarias (381) y La Rioja (315).

 

 

Los sectores ovino y caprino forman parte del paisaje y el patrimonio cultural de muchos países europeos, son una fuente de empleo en las zonas agrícolas desfavorecidas y los productos tradicionales de alta calidad que producen son ampliamente reconocidos como el resultado de una agricultura sostenible y multifuncional que contribuye a preservar el medio ambiente y la cohesión social en las zonas rurales. De esta base parte un documento realizado por el Parlamento Europeo en el que se analiza el sector de los pequeños rumiantes, con un repaso al pasado y el futuro de estos sectores productivos.

“Sin embargo, el sector ovino y caprino de la UE ha estado experimentando dificultades económicas y estructurales en las últimas décadas, principalmente debido a una disminución constante del número de ganado, a raíz de brotes de enfermedades contagiosas y cambios de política en los planes de financiación pública. Con una población de unos 98 millones de animales y una producción que representa una pequeña proporción de la producción total de ganado de la UE, el sector de la ganadería ovina y caprina no garantiza la autosuficiencia. Es por ello que la UE se encuentra entre los principales importadores mundiales de ovinos y caprinos, principalmente de Nueva Zelanda y Australia. Además, dado que la ganadería ovina y caprina se encuentra entre las actividades agrícolas menos rentable, no es llamativo para las inversiones o para la incorporación de jóvenes productores”, analiza este documento del Europarlamento.

 

Existen varios instrumentos de política a nivel de la UE para apoyo a este sector en su capacidad para suministrar alimentos y bienes públicos, como el paisaje y la conservación de la biodiversidad. Sin embargo, teniendo en cuenta su baja rentabilidad y el hecho de que la producción se encuentra principalmente en zonas menos favorecidas, las partes interesadas ​​de la UE recomiendan la inclusión de medidas específicas de política en el marco de los actuales debates sobre la Política Agrícola Común después de 2020, así como la adopción de medidas de comunicación y promoción para reforzar la posición del sector con respecto a las opciones de los consumidores de la UE.

Página 1 de 26

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder