Mostrando publicaciones por etiqueta: Censos

El mayor censo de cabras en ordeño en la geografía española se distribuye en las comunidades autónomas de todo el sur peninsular, como Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha y Extremadura, además del caso de las islas Canarias. Así lo muestran los últimos datos de las Encuestas Ganaderas, realizadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Las tres provincias españolas con un mayor número de cabras en ordeño, según el último censo actualizado al pasado mes de noviembre son Murcia (118.327), Málaga (106.006) y Las Palmas (91.043).

Otras provincias con un número importante de censo en ordeño son las siguientes: Sevilla (81.132), Cáceres (74.210), Almería (72.923), Badajoz (71.476), Granada (63.538), Cádiz (57.140), Ávila (46.812), Ciudad Real (42.510), Toledo (42.492), Santa Cruz de Tenerife (37.192), Albacete (32.472), Huelva (24.868), Córdoba (24.821), Alicante (19.090), Madrid (18.982), Jaén (18.962) y Castellón (11.929).

 

Ocho provincias españolas están por encima de las 100.000 ovejas de aptitud lechera, según los datos que figuran en las últimas Encuestas Ganaderas, elaboradas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Estas ocho provincias están repartidas entre las comunidades autónomas de Castilla y León y Castilla-La Mancha, las dos principales regiones en producción de leche de oveja en España.

Así, Ciudad Real vuelve a ser la provincia española con un mayor número de ovejas en ordeño. En concreto, se trata de 323.739 animales. Esta provincia manchega está seguida en la clasificación nacional por otras dos de Castilla y León. En concreto, se trata de Zamora (309.044 ovejas en ordeño) y Valladolid (201.895 ejemplares). A continuación, se encuentran los casos de Toledo (155.425), Albacete (142.787), León (140.646), Palencia (121.307) y Cuenca (117.842). Entre estas ocho provincias, reúnen el 70% del censo nacional.

Por comunidades autónomas, las regiones con más censo son Castilla y León (939.700), Castilla-La Mancha (776.770), Extremadura (144.626), Navarra (91.204), País Vasco (72.868), Andalucía (39.609) y Madrid (36.055).

 

Ya hay cifras oficiales para poner datos concretos a la caída del censo de cabras lecheras en Andalucía. Después de meses de especulaciones e impresiones sobre ese descenso que se había registrado por diversos motivos, entre los que destaca el programa voluntario de control frente a la tuberculosis caprina, la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El sector caprino andaluz finalizó el ejercicio 2018 con un total de 499.260 cabras en ordeño. Un año después, esa cantidad se había reducido hasta los 449.390 ejemplares, por lo que el descenso porcentual es del 10%. Por lo que respecta al censo nacional de cabras en ordeño, la reducción es del 5,4%, ya que se ha pasado de 1.202.746 a 1.138.124 animales. Entre las comunidades autónomas con importancia del ganado ovino, se da la circunstancia de que Castilla y León incrementa ligeramente este apartado, con una evolución de las 73.022 a las 74.203 cabras.

Por lo que respecta a los datos en general del censo caprino, se confirman los datos aportados por la oficina estadística Eurostat, que indican una reducción global del 3,6%, ya que se ha pasado de 2.764.790 a 2.664.941 cabras en las explotaciones del territorio nacional. Todas las regiones importantes sufren descensos porcentuales que se sitúan entre el 2% y el 6%. Las principales comunidades autónomas por censo caprino son las siguientes: Andalucía (991.844), Castilla-La Mancha (415.991), Extremadura (267.018), Murcia (217.274), Canarias (204.934) y Castilla y León (145.717).

 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha dado ya a conocer los datos por comunidades autónomas y por provincias del censo de ovino en 2019, con los datos de las Encuestas Ganaderas. El dato más llamativo es el fuerte descenso que se produce en las dos grandes regiones del ovino lechero, como son Castilla y León y Castilla-La Mancha, aunque lo cierto es que sólo en esta última se ve afectado de forma importante el censo de orientación láctea.

En términos globales, el censo de ovejas en España ha bajado en el último año de 15.852.525 a 15.371.417 ejemplares, como ya habían avanzado los datos de la oficina comunitaria Eurostat, con una caída porcentual del 3%. Ahora se sabe, con los datos disgregados por comunidades autónomas, que Castilla y León ha pasado de 2.900.865 a 2.689.415 ovinos, por lo que desciende un 7,3%. En el caso de Castilla-La Mancha, la reducción es del 6,3%, al evolucionar de 2.382.412 a 2.233.149 animales.

Aunque los datos globales son parecidos en estas dos regiones, el análisis de la evolución teniendo en cuenta la aptitud de las hembras reproductoras es muy diferente. El descenso en Castilla y León se debe principalmente a la caída en el censo de ovejas de carne, de un 12,9%, mientras que las de ordeño sólo han bajado un 2%. En el caso de Castilla-La Mancha, la situación es radicalmente distinta, ya que las ovejas lecheras bajan un 8,6%, mientras que las de carne sólo descienden un 2,2%.

Por su parte, Extremadura continúa siendo la región española con mayor número de ejemplares ovinos. De hecho, en el último año ha subido un 0,5% para situarse en los 3.690.179 animales. Otras comunidades autónomas que están por encima del millón de ejemplares han tenido leves caídas. Así, Andalucía ha bajado un 1,2% para llegar a los 2.182.845 animales, mientras que Aragón ha caído un 1% para situarse en 1.653.859 ovinos.

El resto de regiones, ordenadas por número de animales, son las siguientes: Murcia (607.793), Cataluña (504.490), Navarra (475.306), Baleares (284.435), Comunidad Valenciana (283.789), País Vasco (219.080), Galicia (190.104), La Rioja (107.647), Madrid (105.511), Asturias (59.071), Canarias (43.095) y Cantabria (41.248).

 

Un total de 3.189 ganaderos entregaron leche de oveja a las industrias lácteas durante el último mes del pasado año, según los datos estadísticos oficiales que actualiza el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Esta cantidad es un 7,1% inferior a los 3.434 ganaderos que había en la actividad en el mes de diciembre de 2018, por lo que se acentúa la reestructuración que se está viviendo durante los últimos años en el sector del ovino lechero.

En el caso de Castilla y León, que es la comunidad autónoma que acapara algo menos de dos tercios de la producción nacional de ovino lechero, la reducción en el número de ganaderos ha sido algo más acentuada, en concreto del 7,3%, al pasar de 2.014 a 1.868 ganaderos en la comparación de los meses de diciembre de 2018 y 2019.

Por lo que respecta a Castilla-La Mancha, tiene un descenso más importantes en términos relativos, ya que baja un 7,7%. En números absolutos, evoluciona de 959 a 885 ganaderos.

Por lo tanto, las dos regiones que reúnen alrededor del 90% de la producción nacional de leche de oveja son las que más descensos han tenido en el número de ganaderos.

El número de ganaderos que entregaron leche de cabra durante el pasado mes de diciembre de 2019 marcó un mínimo histórico, según los datos oficiales que ha publicado el FEGA y con el que se ha cerrado el pasado año. En concreto, siguen en la actividad un total de 4.607 ganaderos, lo que significa una reducción del 6,1% respecto a los productores que entregaron leche de cabra en el mes de diciembre de 2018.

Por comunidades autónomas, destaca el notable descenso que se produce en Andalucía, comunidad autónoma líder en la leche de cabra. De los 299 ganaderos que dejaron la actividad en el ámbito nacional, un total de 199 fueron en esta comunidad autónoma del sur peninsular, que pasó de 2.467 a 2.268 productores, por lo que descendió un 6,1%.

El resto de regiones con un número de ganaderos por encima del centenar son las siguientes: Castilla-La Mancha (666), Extremadura (559), Canarias (284), Murcia (283) y Castilla y León (272).

El censo oficial de ganado caprino que ha suministrado España a la oficina estadística europea Eurostat indica que este sector ganadero ha perdido un 3,6% de su censo en el último año. Así, se ha pasado de los 2.764.790 ejemplares que constaban en las estadísticas de 2018 a los 2.664.940 animales del pasado ejercicio 2019, por lo que han desaparecido del censo prácticamente unos 100.000 caprinos en España.

Además, se trata del dato más bajo en el último lustro y se constata una reducción que se viene registrando desde el año 2016, cuando se alcanzó el tope con 3.088.400 animales. Por lo tanto, se ha producido en los tres últimos años un descenso del 13,7%.

En el total de la Unión Europea, España es el segundo país con más censo caprino, por detrás de Grecia, que en esta última actualización cuenta con 3.568.000 animales. Otros tres países comunitarios se encuentran por encima de la barrera del millón de caprinos, aunque a gran distancia de los dos primeros. Se trata de Rumanía (1.525.200), Francia (1.242.000) e Italia (1.058.720). El resto de países con las estadísticas actualizadas a 2019 son las siguientes: Países Bajos (551.000), Portugal (313.540), Bulgaria (228.740), Alemania (146.000), Austria (92.500), Croacia (82.000), Hungría (63.000), Lituania (15.100), Letonia (11.690) y Malta (5.590).

El censo de ganado ovino en España marca un mínimo histórico en 2019. Según los datos provisionales que proporcionaron el pasado viernes la mayor parte de los Estados Miembros de la Unión Europea a la oficina estadística comunitaria Eurostat, España tuvo el pasado año un censo total de 15.371.420 ejemplares de la especie ovina. Después de varios ejercicios en los que el número de ovejas en España se movía alrededor de los 16 millones, en el último año se ha producido un descenso porcentual del 3%, ya que en 2018 se partía de 15.852.525 ovinos.

Este dato de 2019 supone un mínimo histórico, que estaba situado en anterioridad en el ejercicio 2014, con un total de 15.431.830 ejemplares.

Además, el descenso en la última década del ovino en España se sitúa en el 22%, ya que en 2009 había un total de 19.718.195 animales de esta especie en el territorio nacional. Si se realiza la comparación con las dos últimas décadas, la reducción es del 36%, ya que en 1999 se registraban un total de 23.965.000 ejemplares.

Según las estadísticas de Eurostat, España se convertirá en 2020 en el país de la Unión Europea con un mayor censo de ganado ovino, después de que se confirmara la salida del Reino Unido el pasado 31 de enero. En 2019, que fue el último año de permanencia británica, las islas volvieron a obtener el liderazgo con 21.799.000 animales. Además, hay otros nueve países con datos actualizados a 2019 y que se encuentran por encima del millón de ejemplares: Rumanía (10.237.700), Grecia (8.310.000), Francia (7.105.000), Italia (7.000.880), Irlanda (3.908.280), Portugal (2.131.960), Alemania (1.550.900), Bulgaria (1.274.860) y Hungría (1.061.000). Por último, la lista de países con censo ovino actualizado en la Unión Europea se completa de la siguiente forma: Países Bajos (758.000), Croacia (666.000), Austria (402.660), Suecia (379.460), Lituania (152.100), Letonia (99.820) y Malta (13.160). No hay datos de Bélgica, Chequia, Dinamarca, Estonia, Chipre, Luxemburgo, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Churra (Anche) cuenta en la actualidad con un total de 141 ganaderías inscritas, lo que significa una reducción del 11,3% respecto a las 159 explotaciones que tenía esta asociación de raza a principios del ejercicio 2019. Del total de ganaderías, 71 realizan ordeño a sus ovejas, mientras que las otras 70 se dedican únicamente a la producción de carne.

La totalidad de las ganaderías de Anche se encuentran en ocho de las nueve provincias de Castilla y León, con la excepción de Ávila y con la siguiente distribución provincial: Burgos (44, con 16 de leche y 28 de carne); Palencia (29, con 17 de leche y 12 de carne); Zamora (25, con 19 de leche y 6 de carne); León (15, con 4 de leche y 11 de carne); Segovia (12, con 4 de leche y 8 de carne); Valladolid (9, todas ellas de leche); Salamanca (4, con 2 de leche y 2 de carne); Soria (3, todas ellas de carne).

Respecto al año anterior, el mayor número de ganaderías se ha perdido en el norte de la comunidad autónoma, con ocho explotaciones menos en la provincia de Burgos, dos en León y tres en Palencia. Además, también hay cuatro ganaderías menos en el caso de Valladolid.

La base de datos Sitran, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), cuenta en la actualidad con casi 170.000 explotaciones inscritas en los sectores ovino y caprino. En concreto, se trata de 114.035 en ovino y 75.557 en caprino, aunque debe tenerse en cuenta que hay 21.604 en Galicia que están contabilizadas en las dos especies, por lo que el número total se acerca a esas 170.000 granjas.

Esta base de datos Sitran muestra las explotaciones que están dadas de alta, pero que no necesariamente tienen alguna actividad ganadera en la actualidad. Son datos de enero de 2020.

 Ovino

El número total de explotaciones inscritas es de 114.035, de las que 90.281 están en la categoría de producción de carne, 6.613 en la de leche y 9.854 son mixtas. Además, hay 1.265 cebaderos y 5.857 explotaciones que entran en la categoría de ‘otras’.

Por comunidades autónomas, Galicia ocupa el primer puesto con 21.604 instalaciones, aunque en este caso se incluyen juntas las de ovino y las de caprino. Les siguen Andalucía (20.347), Extremadura (17.431) y Castilla y León (10.847). El resto de regiones están en el siguiente orden: Asturias (6.765), País Vasco (6.409), Castilla-La Mancha (6.272), Aragón (4.735), Baleares (4.150), Cataluña (3.722), Cantabria (3.223), Navarra (2.582), Murcia (1.961), Comunidad Valenciana (1.375), Canarias (1.183), Madrid (1.058), La Rioja (360), Melilla (6) y Ceuta (5).

Las 114.035 explotaciones actuales significan un incremento del 0,2% respecto a las 113.779 que había registradas en 2019. Las ganaderías de carne han subido un 0,4%, al pasar de 89.963 a 90.281 instalaciones, mientras que las de leche han bajado un 1,9% al evolucionar de 6.742 a 6.613 granjas. Además, en este último sector el descenso en la última década ha sido del 39,5%, ya que en 2010 había 10.931 explotaciones lácteas.

 Caprino

Hay 75.557 granjas dadas de alta, de las que 54.630 son para la producción de carne, 6.262 son de leche, 9.929 son mixtas, 616 son de cebo y 3.966 en ‘otras’.

Galicia vuelve a ocupar el primer puesto, con esas 21.604 ganaderías que en realidad son tanto de ovino como de caprino. La lista se completa de la siguiente forma: Andalucía (16.433), Extremadura (8.092), Aragón (3.955), Castilla-La Mancha (3.294), País Vasco (3.210), Castilla y León (3.064), Cataluña (2.991), Asturias (2.772), Murcia (2.241), Cantabria (1.907), Canarias (1.634), Baleares (1.565), Comunidad Valenciana (1.242), Navarra (741), Madrid (528), La Rioja (273), Melilla (6) y Ceuta (5).

En el último año se han perdido un 0,2% de explotaciones, ya que en 2019 había inscritas 75.696 granjas. En aptitud lechera se ha caído un 2,9%, ya que se partía de las 6.446 explotaciones del pasado año a las 6.262 actuales.

Página 1 de 34

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder