foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Ordeño

En la actualidad, no sólo es necesario evaluar la calidad de la leche por sus características físico-químicas (grasa, proteína, extracto seco), sino también por sus características microbiológicas y tecnológicas para la elaboración de queso y productos lácteos.

Sin embargo, el recuento de gérmenes mesófilos totales es considerado, por diversos estudios, como poco específico para determinar la calidad microbiológica de la leche, ya que no caracteriza los diferentes grupos microbianos que puede contener ésta, y que pueden provenir de muy diversas fuentes como el interior de la ubre, la suciedad en el ambiente, la maquinaria de ordeño, los tanques de refrigeración, etc. Estas determinaciones son muy interesantes no sólo para asegurar la calidad microbiológica de la leche, sino para diagnosticar su origen y establecer las medidas de prevención y control necesarias.

De esta premisa parte un artículo publicado en el último número de la revista Consorcio Manchego. Por lo tanto, una de sus conclusiones es que los recuentos de mesófilos totales son insuficientes para evaluar en leche de tanque los riesgos relacionados con la sanidad mamaria, por su escasa relación con los recuentos de estafilococos, o para evaluar el riesgo de aparición de ‘hinchazón tardía’ en quesos, por su falta de relación con el recuento de esporas butíricas.

Por ello, los sistemas de control de calidad de la leche deberían establecer procedimientos para evaluar los riesgos de las ganaderías respecto a la sanidad mamaria, principalmente mediante recuentos de estafilococos, y el riesgo de recuentos de esporas butíricas que puedan provocar problemas de ‘hinchazón tardía’, y con ello complementar las actuales determinaciones rutinarias de mésofilos totales, con el objetivo de asegurar la calidad microbiológica de la leche tanto desde el punto de vista de seguridad alimentaria como tecnológico.

El artículo está realizado por varios investigadores del Cersyra de Valdepeñas, el Laboratorio Interprofesional Lácteo de Castilla-La Mancha y la Universidad de Córdoba: Lorena Jiménez, Jesús Romero, Ana Garzón, María Dolores Pérez Guzmán y Ramón Arias.

El Consorcio de Promoción del Ovino ha realizado un estudio de las instalaciones de ordeño de un total de 330 explotaciones que trabajan en esta cooperativa de primer grado, cuya sede social se encuentra en la localidad zamorana de Villalpando. El objetivo de este estudio fue comprobar el estado y los parámetros técnicos, y por lo tanto el mantenimiento, en los que se encuentran las máquinas de ordeño de esta importante zona de producción de ovino lechero. Los resultados de este estudio han sido publicados, entre otros, en el pasado Congreso de la SEOC celebrado en Zaragoza.

La principal conclusión de este estudio del Consorcio sobre las máquinas de ordeño de sus socios es que los parámetros técnicos medios de las instalaciones analizadas pueden considerarse como satisfactorias. También se analizaron las características mayoritarias de esas salas:

- Antigüedad media de las salas de ordeño de 16,3 años, siendo de 3,2 años el periodo transcurrido desde la última revisión.

- El dimensionado de las salas es de 35,5 plazas.

- Únicamente 2 salas de las 330 analizadas son rotativas.

- El 63,5% tienen la línea de leche cerrada en anillo, mientras que el 36,5% restante tienen el lactoducto de fondo ciego.

- Un 70,8% de las instalaciones tiene variador.

- El número medio de unidades de ordeño es de 13,5, atendidas por 2 ordeñadores de media.

Además, se evidenció una asociación muy significativa entre una mala regulación del caudal y de la reserva de vacío con un incremento en el Recuento de Células Somáticas (RCS) de la leche de tanque. Además, un buen mantenimiento de los diámetros de las conducciones de aire y leche permiten reducir el recuento bacteriológico de la leche.

Este estudio se ha realizado en colaboración entre el Consorcio de Promoción del Ovino y el Departamento de Producción Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, con la firma de los siguientes autores: M.T. Juárez, C. García Jimeno, L.F. de la Fuente y C. Gonzalo.

Los estafilococos son las bacterias más comunes aisladas de la leche de cabra. Esto incluye a ‘Staphylococcus aureus’, un importante patógeno humano y animal, y varios estafilococos coagulasa negativos o SNC. En un estudio realizado en Estados Unidos, se identificaron aislamientos de ‘S. aureus’ a partir de muestras de leche de cabra y de las manos y narices de las personas que ordeñaban a las cabras. Se recogieron un total de 497 muestras de leche, 502 hisopos nasales de cabra y 97 hisopos humanos en 30 lecherías de cabra de Carolina del Norte. Se utilizó una encuesta para obtener información sobre las prácticas de manejo del hato para cada lechería y para ayudar en la evaluación de la asociación entre esas prácticas y la presencia de estafilococos.

Se encontró una prevalencia muy baja del 1,4% (6/497) de ‘S. aureus’ en la leche, pero una prevalencia considerablemente más alta del 46,2% (232/502) de ‘S. aureus’ en los hisopos nasales de cabra. Casi un tercio (32.6%; 162/497) de las muestras de leche de cabra fueron positivas para el cultivo del SNC, con ‘S. simulans’, ‘S. caprae’, ‘S. xylosus’ y ‘S. chromogenes’ comúnmente aislados. Las muestras de manos de lecheros y de sus fosa nasales fueron más frecuentemente positivas (25.8%; 25/97) para ‘S. aureus’ que las muestras de leche de cabra (1.4%; 6/497).

Se encontró una amplia gama de rutinas de ordeño y los ordeñadores no siempre usaban los guantes (solo el 10% de las granjas que siempre usaban guantes). El uso más común de la leche fue el consumo en el hogar y 28 de las 30 lecherías de cabra reportaron el consumo de leche sin pasteurizar.

Este estudio se ha publicado en la revista científica Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte: Kevin L. Anderson, Rachael Kearns, Roberta Lyman y Maria T. Correa.

La rutina de ordeño y los ajustes de la máquina de ordeño son factores cruciales para influir en la producción de leche, el trabajo de ordeño y el estado del pezón. El objetivo de un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Milán (Italia) fue evaluar si los diferentes niveles de vacío aplicados durante el ordeño de cabras pueden afectar la emisión de leche, la estabilidad al vacío y las mediciones de pezones.

En la granja experimental de la universidad, se ordeñaron 29 cabras lecheras alpinas una vez al día, probando tres niveles diferentes de vacío de ordeño (30, 36 y 42 kPa). El estudio se dividió en cuatro períodos durante la lactancia, semanas semanas cada uno, cambiando el vacío de ordeño cada semana. Las mediciones del flujo de leche se realizaron utilizando dispositivos Lactocorder (aproximadamente 700 observaciones), mientras que, para verificar la estabilidad al vacío, los dispositivos Vadia se utilizaron para recolectar un total de 220 curvas de vacío. Las dimensiones de los pezones antes y después del ordeño se midieron una vez a la semana. La clasificación de las formas de las tetinas se basó en la relación entre el diámetro y la longitud antes del ordeño.

Las curvas de flujo de leche fueron influenciadas por el nivel de vacío de ordeño. Los valores más altos de flujo pico y promedio de leche se registraron utilizando el nivel de vacío más alto. El nivel de vacío afectó el porcentaje de leche emitida en los primeros tres minutos de ordeño; en particular, utilizando el nivel de vacío de ordeño más alto, el 92,5% de la leche se liberó en los primeros tres minutos.

No se encontraron diferencias en la producción total de leche y en el recuento de células somáticas de leche utilizando diferentes niveles de vacío. Tanto el nivel de vacío en el tubo de leche corto como el nivel de vacío en la cámara de la boquilla fueron influenciados significativamente por el nivel de vacío del sistema: a medida que el nivel de vacío del sistema aumentó, el primer parámetro aumentó mientras que el segundo disminuyó.

Los niveles de vacío más altos y más bajos probados (42 y 30 kPa) causaron cambios más evidentes en las dimensiones de las tetas antes y después del ordeño en comparación con el vacío medio (36 kPa). Además, la forma del pezón influyó significativamente en el vacío en el extremo del pezón. En conclusión, el nivel de vacío medio de 36 kPa parece ser menos estresante para el tejido del pezón y más eficiente en términos de rendimiento de ordeño que los niveles extremos de vacío.

El artículo se ha publicado en la revista científica Small Ruminant Research y está firmada por los siguientes autores: M. Zucali, A. Tamburini, A. Sandrucci, G. Gislon.

 

El sensor de recuento de células GEA DairyMilk M6850 ha conseguido el Premio del Público como Novedad del año en la feria EuroTier2018, que tuvo lugar del 13 al 16 de noviembre en Hanover (Alemania).

Es el primer sistema del mundo para la detección en tiempo real de la mastitis en cada cuarterón de manera individual durante el proceso de ordeño. Gracias a que la medición se realiza utilizando un método de medición fuerte, puramente físico y patentado, el GEA DairyMilk M6850 garantiza un bajo mantenimiento, es muy fiable y no requiere de consumibles adicionales.

La elección de la Novedad del Año ha sido uno de los aspectos más destacados del programa de esta feria durante muchos años. "Nos complace especialmente el Premio del Público para el GEA DairyMilk M6850 porque demuestra que hemos acertado con este proyecto y su desarrollo. El contacto próximo con nuestros clientes es una fuente enormemente importante de desarrollo para nuestros productos. Este premio es, por lo tanto, un honor para todos nosotros", afirma Christian Müller, Head of Product Group Management Milking & Dairy Farming en GEA.

El sensor de recuento de células GEA DairyMilk M6850 es parte de la cartera de productos para el ordeño automático en GEA y puede ser instalado opcionalmente en sistemas DairyProQ y Monobox. Junto al equipo de ordeño, ofrece una reducción significativa en la carga de trabajo, favoreciendo acciones como la selección y la evaluación de los animales del próximo ordeño. Las actualizaciones del GEA DairyMilk M6850 permiten reequipar los sistemas ya existentes.

gea 1

 

 

 

(Foto arriba)Susanne Klimpel (Head of Product Management for Application & Components en GEA) y Frank Hölscher (Head of Serial Products-Animal & Parlor Accessories en GEA) en la ceremonia de entrega de los premios en Hanover. (Image: GEA)

(Foto abajo)  Christian Müller (Head of Product Group Management Milking & Dairy Farming at GEA) y Dirk Ahting (Head of Milking & Dairy Farming Sales North-West Germany at GEA) con el premio Novedad del Año del sensor de recuento de células GEA DairyMilk M6850. (Image: GEA)

gea 2

LA PRODUCCIÓN CAE EL 11% EN CASTILLA-LA MANCHA Y UN 7% EN CASTILLA Y LEÓN

La producción de leche de oveja en España durante el mes de junio, que es el que marca el punto de inflexión en la campaña, ha sufrido un recorte importante de casi un 3% con respecto a los datos del mismo mes de 2017, según datos del FEGA. Esto supone que se han entregado 2.320.000 litros menos que en junio del año anterior, acelerándose así el ritmo de caída en la producción, que lleva ya tras meses a la baja con porcentajes cada vez más altos.OVINO 18-LOS FRANCOS ORDEÑO Foto 1 web

Parece claro, por tanto, que el sector ha cambiado de tendencia y que los bajos precios que perciben los ganaderos empiezan a hacer mella y les obligan a cambiar sus estrategias productivas después de más de dos años de aguante. De hecho, la comunidad donde más se ha acusado ese recorte de la producción ha sido la de Castilla-La Mancha, que es donde el mercado ha andado más revuelto en los últimos meses, con granjas a las que se ha dejado incluso de recoger leche y una presión a la baja constante en los precios. En esta comunidad se han dejado de ordeñar en junio casi 1.650.000 litros con respecto a junio de 2017, que es una caída del 11%. Y el dato resulta más elocuente porque en esta región el aumento de la producción había sido constante desde hace cuatro años, sin que pareciera que los problemas de precios influyeran en las decisiones de los ganaderos. En Castilla y Léon, que es la zona con mayor producción a nivel nacional, la situación en junio ha sido más estable y la producción apenas ha caído en 600.000 litros, una cifra significativa pero que sólo supone el 1,7% de recorte.

El Centro Regional de Selección y Reproducción Animal (CERSYRA), adscrito al Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal de Castilla La Mancha (IRIAF) ha organizado un curso de Ordeño Mecánico en Pequeños Rumiantes que se llevará a cabo entre los días 18 y 19 de septiembre en Valdepeñas (C. Real).

El plazo de inscripción ya está abierto y hay un total de 30 plazas disponibles. El curso consta de una duración de 15 horas.

Se analizarán algunas cuestiones teóricas para el correcto funcionamiento del ordeño en pequeños rumiantes, con las siguientes claves:

- Diseño de las instalaciones de ordeño mecánico.

- Tipos de salas de ordeño.

- La máquina de ordeño y sus componentes.

- La aptitud al ordeño mecánico.

- Rutinas de ordeño en ganado ovino.

- Limpieza y mantenimiento de la instalación de ordeño. Conservación de la leche.

- Efecto del ordeño mecánico en el estado sanitario de la glándula mamaria y en la calidad de la leche ordeñada.

- Práctica de ordeño en la explotación de ovino lechero ‘La Nava del Conejo’ gestionada por AGRAMA.

Se puede encontrar información actualizada en la página Web del CERSYRA http://pagina.jccm.es/agricul/cersyra/formacion.htm

 

Martinez - ordeño raza Murciano-granadina 001 WEB

 

La IGA (International Goat Association) y Cabraespaña han establecido una línea de colaboración para publicar durante los próximos días los poster que bajo la coordinación de esta Asociación se han presentado en el FORO NACIONAL DEL CAPRINO de 2018, organizado por Cabrandalucía. La segunda entrega analiza una evolución de la mejora genética en la raza caprina española Murciano-Granadina.

 

 

Existe un interés creciente en llevar un único ordeño diario a las explotaciones de ovino. A pesar de la pérdida en la producción de leche debido a la reducción en la frecuencia de ordeño, un ordeño diario tiene varias ventajas para la gestión de la granja, particularmente el ahorro de mano de obra.

Así, se ha estudiado el impacto de las adaptaciones de gestión asociadas con un cambio al sistema de un ordeño al día en una amplia gama de granjas de ovejas lecheras en Francia. Para tal fin, se desarrolló un modelo para evaluar la capacidad de tres adaptaciones de manejo de la ganadería para compensar las pérdidas debidas a la transición a un ordeño diario: aumentar el tamaño del rebaño, aumentar el período de ordeño y aumentar el pastoreo la dieta de las ovejas.

Los resultados del modelo muestran que, dependiendo de la granja, la transición a en el primer día de ordeño reduce la producción de leche de la ganadería en un 18-19% y causa una disminución del 8-16% en la rentabilidad de la granja. En el corto plazo, es posible hacer adaptaciones para limitar las pérdidas tanto en la producción de leche como en los ingresos del hogar al alargar el período de ordeño y/o al hacer un mejor uso del pasto. Por el contrario, aumentar el número de ovejas ordeñadas no compensa la pérdida de ingresos.

Para la gran variedad de granjas probadas, el sistema de un ordeño al día representa un buen compromiso entre la gestión flexible de la carga de trabajo y el rendimiento de las granjas de ovejas lecheras.

 

 

El descenso en los precios que se está registrando en el sector del ovino lechero en la presente primavera, tanto para la mayoría de los ganaderos que firmaron contratos anuales como para aquellos que van negociando mes a mes, tiene sus efectos en otros aspectos relacionados con la comercialización de la leche.

Una de las situaciones que se está viviendo en el sector son las grandes dificultades, y en algunos casos directamente la imposibilidad, de cambiar de empresa láctea de recogida, con el objetivo de buscar un mejor precio por su producción. Así lo señala José Manuel Bermejo, responsable de ovino de la organización agraria UCCL: “Un ganadero individual no puede cambiar de empresa de recogida, porque depende de las rutas que tengan las industrias, por lo que no tiene la posibilidad de encontrar otro comprador. Y en el caso de que alguna industria accediera, se le descontaría al ganadero en el precio una cantidad por gastos de transporte que le haría inviable cambiar de comprador”.

Por otra parte, Bermejo reiteró la petición de UCCL para que se realice un estudio sobre los costes de producción de ovino lechero, con los datos de ganaderías individuales que ya enviaron las propias organizaciones agrarias: “Es algo a lo que se comprometió la Junta de Castilla y León para que estuviera listo entre mayo y junio, con el que se podrían cambiar los precios de los contratos anuales, según se comprometió la propia industria”.

Página 1 de 4

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder