Mostrando publicaciones por etiqueta: Ordeño

La pandemia del Covid-19 ha tenido un impacto sin precedentes en las poblaciones de todo el mundo. Para contribuir a la respuesta global a esta crisis, el Grupo Tetra Laval donará 10 millones de euros a varias organizaciones que apoyan los sistemas de atención sanitaria en los países en los que operamos. “Nuestros pensamientos y preocupaciones están con todos aquellos cuyas vidas se han visto afectadas”, asegura la empresa.

Al tiempo que mantiene importantes medidas para asegurar la salud y la seguridad de sus empleados, el Grupo Tetra Laval, que incluye a Tetra Pak, Sidel y DeLaval, está totalmente comprometido en desempeñar su papel para asegurar el suministro ininterrumpido de alimentos durante estos tiempos difíciles.

“Estamos agradecidos por la constante contribución de nuestros empleados para hacer frente a este enorme desafío, en el esfuerzo por mantener la salud y la seguridad de las personas, así como la continuidad de los suministros de alimentos”, concluye.

 

Ocho provincias españolas están por encima de las 100.000 ovejas de aptitud lechera, según los datos que figuran en las últimas Encuestas Ganaderas, elaboradas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Estas ocho provincias están repartidas entre las comunidades autónomas de Castilla y León y Castilla-La Mancha, las dos principales regiones en producción de leche de oveja en España.

Así, Ciudad Real vuelve a ser la provincia española con un mayor número de ovejas en ordeño. En concreto, se trata de 323.739 animales. Esta provincia manchega está seguida en la clasificación nacional por otras dos de Castilla y León. En concreto, se trata de Zamora (309.044 ovejas en ordeño) y Valladolid (201.895 ejemplares). A continuación, se encuentran los casos de Toledo (155.425), Albacete (142.787), León (140.646), Palencia (121.307) y Cuenca (117.842). Entre estas ocho provincias, reúnen el 70% del censo nacional.

Por comunidades autónomas, las regiones con más censo son Castilla y León (939.700), Castilla-La Mancha (776.770), Extremadura (144.626), Navarra (91.204), País Vasco (72.868), Andalucía (39.609) y Madrid (36.055).

 

Ya hay cifras oficiales para poner datos concretos a la caída del censo de cabras lecheras en Andalucía. Después de meses de especulaciones e impresiones sobre ese descenso que se había registrado por diversos motivos, entre los que destaca el programa voluntario de control frente a la tuberculosis caprina, la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El sector caprino andaluz finalizó el ejercicio 2018 con un total de 499.260 cabras en ordeño. Un año después, esa cantidad se había reducido hasta los 449.390 ejemplares, por lo que el descenso porcentual es del 10%. Por lo que respecta al censo nacional de cabras en ordeño, la reducción es del 5,4%, ya que se ha pasado de 1.202.746 a 1.138.124 animales. Entre las comunidades autónomas con importancia del ganado ovino, se da la circunstancia de que Castilla y León incrementa ligeramente este apartado, con una evolución de las 73.022 a las 74.203 cabras.

Por lo que respecta a los datos en general del censo caprino, se confirman los datos aportados por la oficina estadística Eurostat, que indican una reducción global del 3,6%, ya que se ha pasado de 2.764.790 a 2.664.941 cabras en las explotaciones del territorio nacional. Todas las regiones importantes sufren descensos porcentuales que se sitúan entre el 2% y el 6%. Las principales comunidades autónomas por censo caprino son las siguientes: Andalucía (991.844), Castilla-La Mancha (415.991), Extremadura (267.018), Murcia (217.274), Canarias (204.934) y Castilla y León (145.717).

 

“El ordeño es una gran fuente de información. Y lo que no se mejora, se degrada continuamente”. Así de contundente fue Alejandro López Castiello, de la empresa Alpavet, en el inicio de su intervención en el Curso de Formación de Assafe, en el que explicó su experiencia en vacuno de leche para la gestión de las explotaciones a partir de los datos tomados en el ordeño.

Así, recordó que con el ordeño se pueden conocer los datos de producción, pero también los flujos medios y parciales. “Para ser eficientes, no se necesita una instalación de ordeño más grande y no es necesario tener la mayor producción, sino que debemos tener un elevado flujo de ordeño y atender a las pérdidas de tiempo en las tareas antes y después del ordeño”, afirmó López Castiello, tras señalar que la eficiencia se puede medir a través de los indicadores de ‘litros por puesto y hora’ y ‘animales por puesto y hora’.

Por otra parte, el ponente afirmó que es necesaria una evaluación continua de los trabajadores para realizar formación, en un contexto de dificultad para las explotaciones de encontrar mano de obra.

López Castiello se refirió al programa CronoMilking, diseñado para técnicos de calidad de leche, que puede aportar más información sobre intervalos de trabajo, aumentar la información sobre los flujos y otro tipo de datos.

“La informatización es la diferenciación. Los ganaderos deben prestar atención a la calibración de los medidores y exigir formación en programas de gestión de ordeño”, apuntó el ponente a modo de conclusión.

La asociación de criadores Assafe, que gestiona el libro genealógico de la raza Assaf, organiza el Curso de Formación que se celebrará este miércoles, día 13 de noviembre, en la Feria de Muestras de Valladolid, situada en la avenida Ramón Pradera de la la capital vallisoletana. En esta ocasión, se centrará esta jornada técnica en aspectos relacionados con la inseminación, la salud de ubre, la gestión del ordeño y el nuevo plan oficial en Castilla y León de lucha contra el maedi visna. La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León ha anunciado que el consejero Jesús Julio Carnero estará presente en este curso de formación. “Queremos seguir acercando a los ganaderos los temas que más les interesan y que más influencia tendrán en la rentabilidad de sus explotaciones”, asegura José Arévalo, presidente de Assafe.

En primer lugar, Ángel Ruiz Mantecón presentará los primeros resultados del Grupo Operativo ‘Mejora de aspectos reproductivos en explotaciones ovinas de Castilla y León’, en el que se presentarán algunos aspectos que permiten aumentar la fertilidad de la inseminación artificial en ovino, como son la edad de las ovejas a inseminar, los días transcurridos desde el parto anterior y la mejora de la alimentación.

Posteriormente se hablará de sanidad de la ubre de la mano de Demetrio Herrera, experto en calidad de leche. “Se trata de un estudio muy interesante que se ha hecho con las ganaderías de la asociación para observar su Recuento de Células Somáticas, con grandes diferencias entre explotaciones, y su impacto económico”, según señala Fernando Freire, gerente de Assafe. A continuación, Alejandro López Castiello, especialista en la monitorización del ordeño en ganado vacuno, trasladará al ovino algunas de estas ventajas.

Para finalizar la jornada de mañana, asistirá Olga Mínguez, jefa del Servicio de Sanidad Animal de la Junta de Castilla y León, que desgranará las claves del segundo plan puesto en marcha por la comunidad autónoma para el control y erradicación del maedi visna. Así, los ganaderos de Assaf podrán resolver sus dudas sobre la aplicación de esta nueva normativa. “Se ha logrado incluir la indemnización por sacrificio, que es algo muy importante para que los ganaderos se animen a participar en el programa. Además, no se trata de un plan obligatorio en teoría, pero sí que lo es para los ganaderos que quieran enviar animales a los centros de testaje”, apunta Freire.

Ya por la tarde, en una sesión cerrada únicamente para los socios de la asociación, los veterinarios de Assafe resolverán las dudas que puedan plantearse entre los ganaderos sobre las actividades que se desarrollan en el día a día de sus ganaderías, mientras que se hará el reconocimiento anual a aquellos productores que más han destacado en aspectos como producción de leche, calidad de leche, valor ICO de sus animales o inseminaciones realizadas, entre otros.

 

Programa – Miércoles, 13 de noviembre

9.30 horas. Recepción y entrega de documentación.

10.00 horas. Presentación y apertura del curso. Representante de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

10.00 horas. ‘¿Cómo mejorar los resultados de la inseminación artificial en base a los datos de Assafe’. Ángel Ruiz Mantecón, del Instituto de Ganadería de Montaña (CSIC).

11.00 horas. ‘Monitorización de la salud de la ubre y la calidad de la leche a partir de los datos de control lechero’. Demetrio Herrera Mateo, técnico veterinario de Salud de Ubre y Calidad de Leche de Q-Llet (Barcelona).

11.45 horas. ‘El ordeño: una gran fuente de información’. Alejandro López Castiello, veterinario clínico y técnico de calidad de leche de Alpavet (Talavera de la Reina, Toledo).

12.30 horas. Pausa-café.

13.00 horas. ‘Segunda fase del Programa para la Vigilancia y Control de la Enfermedad de Maedi Visna en Castilla y León’. Olga Mínguez González, jefa de Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

14.00 horas. Mesa redonda. Turno de preguntas.

14.30 horas. Comida.

16.30 horas. ‘Aclaraciones de las actividades desarrolladas en Assafe: inseminación artificial, monta dirigida, pruebas de paternidad, pruebas genómicas, proyectos en desarrollo’. Veterinarios de Assafe.

17.30 horas. Menciones a los socios destacados por su contribución al Programa de Mejora.

APAG Extremadura ASAJA se ha mostrado partidario de que en España se mantenga el horario de invierno, que entra en vigor este fin de semana, y que no se aplique el de verano, porque considera que es "perjudicial" para las labores agroganaderas.
Ante el debate existente sobre qué horario sería el mejor para España, como ha pedido la Unión Europea, la organización agraria ha abogado por el horario de invierno y que no se produzca el adelanto de hora que se lleva a cabo el último fin de semana de marzo.
Según su presidente, Juan Metidieri, el horario de verano no solo disminuye las horas que se pueden aprovechar para trabajar, sino que también supone un incremento en el coste energético y perturba los ritmos en muchas labores que no entienden de relojes, como puede ser el ordeño.
Por ello, ha solicitado que, una vez entre en vigor este fin de semana, "no se varíe más el huso horario, porque es un limitante para las labores agrícolas y ganaderas", tal y como recoge en nota de prensa. 

El Centro Autonómico de Control Lechero Oficial de Castilla y León ha realizado recientemente una encuesta a los ganaderos usuarios sobre la eficacia de los servicios ofrecidos por este centro, que es gestionado por la Unión de Asociaciones Ganaderas de Castilla y León (Uagcyl). La encuesta se ha realizado entre los días 23 de julio y 25 de septiembre, mediante un cuestionario web de 16 preguntas, dirigidas a los 425 ganaderos de Castilla y León, que en se encontraban dados de alta en el Control Lechero Oficial y disponían de una cuenta de correo electrónico. Finalmente, se recibieron respuestas de un 12% de las personas encuestadas.

La encuesta permitía su cumplimentación de forma anónima o identificándose en la última pregunta, con el fin de personalizar las respuestas a las diferentes sugerencias planteadas.

En general, las valoraciones de los ganaderos sobre el servicio prestado por Uagcyl son muy positivas, con notas muy altas otorgadas por los propios productores. En la cuestión que se observa un mayor margen de mejora es en el tiempo que esperan los ganaderos hasta que tienen los resultados del control lechero.

A continuación se recogen las preguntas y las valoraciones dadas por los ganaderos, en una escala en la que 10 es el mayor grado de satisfacción y 1 es el más bajo:

- Antelación con la que el controlador llega a la explotación antes del ordeño. Promedio: 9,38.

- Grado de limpieza de los utensilios empleados por el controlador. Promedio: 9,22.

- Calidad general del trabajo realizado por el controlador habitual. Promedio: 9,10. Como añadido a esta pregunta, únicamente un 12% de los encuestados apuntaron aspectos que se deberían revisar para mejorar la puntuación. En concreto, se refirieron a mejoras técnicas en la PDA, en los medidores y en los trabajadores. 

- Rapidez con la que se reciben los resultados de analíticas del Control Lechero. Promedio: 7,16.

- Satisfacción con la información que aporta el informe del Control Lechero. Promedio: 8,38.

- Satisfacción con la información que aporta el servicio de SMS. Promedio: 8,00.

- Satisfacción con la información que aporta el área privada de la web. Promedio: 8,55.

- Grado de satisfacción general con el servicio que presta el Centro Autonómico de Control Lechero de Castilla y León. Promedio: 8,41. En esta pregunta, un 24% de los encuestados aportaron aspectos que se pueden mejorar, con un amplio catálogo de sugerencias: realizar el control de vacaciones sin coste, trabajar más sobre la genética, ser más exactos en la medición, rapidez en el envío de resultados, mejorar los procesos de la toma de muestras, formar mejor a los controladores, reducir el coste de los controles, cambiar los medidores, añadir datos de diagnósticos de gestación.

 

Más información: http://www.uagcyl.es/editor_noticias/archivos_usuarios/file/PDF/Encuesta%20sobre%20el%20Control%20Lechero%20en%20Castilla%20y.pdf 

El tiempo de ordeño es un factor determinante en la rentabilidad de las explotaciones ganaderas de ovino de leche, ya que los ingresos se basan principalmente en la leche extraída y buena parte de los costes dependen del tiempo de trabajo empleado, y por lo tanto, de la eficacia del ordeño. De esta premisa parte un trabajo de fin de grado publicado por Julia Moreno de Ramón en la Universidad Católica de Valencia.

El experimento se realizó con el propósito de conocer la eficacia del ordeño en una explotación de ovino lechero de raza Lacaune. Con este objetivo se utilizaron los 3.385 animales. Los principales resultados de este estudio han determinado que existen diferencias significativas en la cantidad de leche producida y los tiempos de ordeño según el origen y el número de lactaciones de las ovejas.

Las principales conclusiones son que las medias productivas de leche fueron óptimas al compararlos con datos oficiales de la raza. Sin embargo, los tiempos de ordeño son mejorables. Se propone que en la futura elección de reproductores se incluyan los animales con mejor adaptación al ordeño mecánico, estimado no solo en producción lechera, sino también en tiempos de ordeño y flujos de emisión de leche.

Para estudiar el efecto de las prácticas de manejo y las características de la máquina de ordeño en la variación del recuento de células somáticas (SCC) y el recuento total de bacterias (TBC) de leche de tanque en rebaños de ovejas lecheras, se realizaron un total de 3,458 registros correspondientes a 340 lotes auditados del Consorcio de Promoción del Ovino, cuyos resultados se han publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research.

Los valores promedio se establecieron para el tamaño de la explotación (485,6 ovejas), la tasa de reemplazo (21,1%), la capacidad de la sala (35,7 puestos), el número de unidades de ordeño (13,8), el ordeño en vacío (36.2 kPa), la capacidad de aire de la bomba a 50 y 36 kPa (106,4 y 158,3 litros por minuto por unidad de ordeño), reserva manual (122,3 litros por minutos por unidad de ordeño), aire, leche y consumo del sistema de unidades de ordeño (8,0 a 12,5 litros por minuto por unidad de ordeño), diámetros internos del aire principal y tubos de leche (5,9 mm y 4,2 mm por unidad de ordeño), tasa de pulsación y relación (161,1 c/min y 57,4%), edad y tiempo desde la última revisión de la instalación de ordeño (16,3 años y 48,1 meses), temperatura de la leche de tanque (3,4 °C) y la temperatura del agua de lavado en la salida del calentador de agua (62,1 °C).

La terapia con antibióticos en seco, el tiempo transcurrido desde la última revisión de la máquina de ordeño y la temperatura del agua caliente fueron factores críticos que influyeron en la variación bacteriología y células somáticas. También se obtuvo una calidad de la leche de tanque optimizada para explotaciones de mayor tamaño, mantenimiento diario de camas, un sistema de tubería de leche de bajo nivel, la presencia de la línea aérea de pulsación, mayor reserva manual, menor consumo de sistema de leche, y mayores diámetros de tuberías principales de aire y pulsaciones. Los mayores diámetros de la tubería de leche y las tasas de pulsación ≥180 c/min se asociaron con un recuento de células somáticas más pequeño, pero con mayor bacteriología, mientras que las tasas de pulsación ≥60% aumentaron las células somáticas, pero disminuyeron la bacteriología.

En general, los resultados permitirán la optimización de los programas educativos y de gestión de riesgos en el sector de las ovejas lecheras para mejorar la salud mamaria de los rebaños.

En este estudio han participado investigadores de la Universidad de León (Carlos Gonzalo y Luis Fernando de la Fuente) y técnicos del Consorcio de Promoción del Ovino (María Teresa Juárez y Mª Carmen García Jimeno).

José Ramón Díaz, catedrático de la Universidad Miguel Hernández, ha estado presente en el FORO NACIONAL DE OVINO, para hablar sobre el ordeño en ganado ovino, en concreto la diferencia entre la línea alta y la baja, en costes y en resultados productivos.

El ponente presentó algunos datos de un estudio realizado por el Consorcio de Promoción del Ovino en sus propias ganaderías, en las que el 79% de las granjas cuentan con máquinas de ordeño con líneas bajas, mientras que las líneas altas únicamente están en el 21% de las explotaciones. Si únicamente se tienen en cuenta las salas instaladas en los últimos diez años, el porcentaje de instalación es parecido entre los dos tipos.

Por otra parte, Díaz señaló que altos niveles de vacío combinados con velocidades altas de pulsación y también altos niveles de pulsación, se produce un alto recuento de células somáticas, lo que podría indicar problemas de mamitis. También es perjudicial el hecho de niveles bajos de vacío y velocidades bajas de pulsación.

Por último, se refirió al coste de las líneas bajas y altas. Las primeras tienen un mayor coste de compra inicial, más coste de mantenimiento y de funcionamiento, además de más coste de la mano de obra. Sin embargo, no hay diferencias en datos de producción y calidad. “No hay diferencias significativas en producción, composición de leche y bienestar de los animales”, señaló el experto.

Página 1 de 5

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder