msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: MANEJO

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy tres órdenes con las condiciones de los seguros de compensación por pérdida de pastos, por la retirada y destrucción de animales muertos en las explotaciones y de la tarifa general ganadera, comprendidas en el 38 Plan de Seguros Agrarios Combinados.
En concreto, se indican las explotaciones y animales asegurables, las condiciones técnicas mínimas de explotación y manejo, el ámbito de aplicación, los periodos de garantía, el valor del suplemento de alimentación, las fechas de suscripción y el peso de subproducto de referencia de los animales.
El período de suscripción del seguro para la retirada y destrucción de animales muertos en las explotaciones y de la tarifa general ganadera se iniciará el 1 de junio de 2017 y finalizará el día 31 de mayo de 2018.
En cuanto a los seguros de compensación por pérdida de pastos, el período de suscripción se inicia el 1 de julio y finaliza el 31 de diciembre próximos para la zona Pirineos, Cantábrico y resto de Aragón y Cataluña mientras que comienza el 1 de julio y culmina el 5 de septiembre para la zona Centro peninsular, Extremadura, Andalucía y Baleares. 

La agalaxia contagiosa es una enfermedad bacteriana que afecta a pequeños rumiantes y que está causada por microorganismos pertenecientes al género ‘Mycoplasma’. Esta enfermedad puede ser considerada endémica en muchas zonas de España. Dadas su dificultad de control y las importantes pérdidas económicas que causa en las explotaciones afectadas, hacen de esta patología una de las más importantes en explotaciones de ganado ovino y caprino. Así lo recoge un resumen publicado por los servicios veterinarios de la cooperativa Agropal en su página web.

La agalaxia contagiosa se ha relacionado tradicionalmente con ‘Mycoplasma agalactiae’, que es la principal especie bacteriana causante de la enfermedad en ovejas. Sin embargo, existen otras especies de micoplasmas implicadas en esta patología, sobre todo en cabras, como son ‘Mycoplasma capricolum’ y ‘Mycoplasma mycoides’.

La sintomatología de la enfermedad, fundamentalmente en brotes agudos, puede ser la triada clásica asociada a la misma: queratoconjuntivitis, poliartritis y mamitis. Sin embargo, en la mayoría de los casos lo que se observa es la aparición de mamitis, calientes, de secreción acuosa, un aumento en el recuento de células somáticas en leche acompañado de un brusco descenso de la producción láctea de los animales.

La fuente de transmisión más importante de la agalaxia contagiosa es la introducción de animales infectados en las explotaciones. Esta es la principal causa por la que se pueden dar casos en explotaciones que han permanecido libres de la enfermedad hasta ese momento. En las granjas en que la agalaxia contagiosa se encuentra de forma endémica, que es lo más común en nuestra comunidad autónoma, se pueden producir reactivaciones periódicas de la enfermedad por diversas causas. Una vez en la granja, la principal vía de contagio entre animales es la galactófora entre ovejas y cabras durante el ordeño, pero no se pueden perder de vista los posibles contagios vía digestiva, respiratoria o genital.

Una vez presente la patología en el rebaño y realizado el diagnóstico, salvo que se decida el sacrificio de todo el rebaño, su control pasa por restablecer el estado subclínico de la enfermedad mediante el empleo de antibióticos con duración adecuada, generalmente 3 o 4 días. Entre los tratamientos antibióticos de elección se encuentran los macrólidos (como tilosina, eritromicina o espiramicina), lincosaminas (lincomicina) y quinolonas (enrofloxacina).

Una vez estabilizada la situación clínica en el rebaño pasaremos a realizar determinadas medidas de manejo de gran importancia:

- Selección y desvieje de individuos con secuelas de la enfermedad. Realización de palpaciones de ubres de forma periódica para la localización de estos individuos.

- Como ante cualquier enfermedad infecciosa, es preciso extremar al máximo las medidas de higiene aplicadas en la explotación. En el caso que nos ocupa, es vital un adecuado programa de higiene del ordeño en que se incluye un adecuado funcionamiento de la máquina de ordeño, una buena rutina de ordeño, y otras medidas como el baño de pezones, etc.

- Aunque el empleo de vacunas no nos protegerá completamente frente a la enfermedad (debido a las variaciones antigénicas del mycoplasma), es fundamental una vacunación sistemática de todos los animales del rebaño 2 o 3 veces al año. En el caso de las corderas y cabritas de reposición la inmunización se debe realizar a partir de los 3 ó 4 meses de vida, con una revacunación en el preparto.

- Es de gran importancia la aplicación de correctos tratamientos de secado de forma sistemática.

- La realización de controles periódicos de leche de tanque es de gran ayuda para conocer el estado sanitario del rebaño y de la efectividad o no de los tratamientos medicamentosos o vacunales aplicados.

- Controlar la entrada de animales mediante chequeos serológicos (recordar la existencia de animales asintomáticos que pueden portar la bacteria en el interior del pabellón auricular), evitar el contacto con otros rebaños (no compartir pastos, no acudir a ferias).

Castuera tendrá una Escuela de Pastores, con la que se pretende dar una respuesta a las demandas actuales del sector ovino extremeño, cuyo futuro pasa por "un cambio en la imagen del pastor con el garrote, a la del pastor que trabaja con su smartphone", según ha destacado su alcalde, Francisco Martos.
La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta, Begoña García, y el regidor de Castuera, han firmado el acuerdo de creación de la escuela, con la que se intentará poner freno al "grave" problema de relevo generacional.
Begoña García ha valorado la puesta en marcha de esta escuela porque "las exigencias de un pastor de antaño no tienen nada que ver con las exigencias actuales".
Por su parte, el alcalde, además de abogar por la modernización del sector, ha explicado que la escuela no solo formará a los alumnos en el manejo del ganado, sino que también tratará la comercialización y la exportación del producto, la gestión de las explotaciones y la transferencia de tecnología e información.
Además, varias entidades vinculadas al ovino han creado una red de entidades colaboradoras del propio sector, que serán el soporte y el destino de los nuevos pastores, ha subrayado Martos.
La escuela de pastoreo de Castuera se une a la que comenzó su actividad el pasado año en Casar de Cáceres e impartirá cursos de 450 horas, por los que pasarán entre 15 y 20 alumnos.
La titular de Políticas Agrarias ha incidido en la importancia del sector ovino en la región, donde existen casi 3,5 millones de cabezas de ganado, repartidas en 11.170 explotaciones ganaderas.
Ha asegurado que el proyecto, por el que la Junta realizará una inversión de 165.000 euros, "trata de rescatar lo mejor de la cultura ganadera extremeña, ampliarlo y adaptarlo a las exigencias actuales, como la sanidad".
Además de las dos escuelas de pastoreo, Extremadura cuenta con cuatro escuelas de formación agraria en Moraleja, Navalmoral, Don Benito y Villafranca, con 314 alumnos matriculados.

La integración de la ecografía en el manejo de la cría y la gestación de los pequeños rumiantes es una ventaja para los productores, los clínicos y los investigadores. En la última década, los avances a la tecnología de ultrasonido han mejorado la calidad de imagen y creado sondas que pueden imagen más profunda en el útero. El aumento de la portabilidad hace que el ultrasonido sea posible y conveniente en la granja.

De esta premisa parte una revisión científica publicada en la revista Small Ruminant Research y realizada por dos investigadoras de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos. En concreto, las autoras son Amanda K. Jones y Sarah A. Reed.

Los diagnósticos de embarazo pueden realizarse mediante ecografía transrectal o transabdominal, y son más sensibles después del día 30 de gestación en la oveja. El indicador más fuerte del embarazo es la visualización de un feto con un latido del corazón, aunque el líquido en el útero y el desarrollo de las estructuras del placentoma también son indicativos del embarazo. El número fetal también se puede determinar durante la precoz hasta la mitad de la gestación, lo que permite predecir el tamaño de la camada. A medida que avanza la gestación, las características fetales se pueden utilizar para estimar la edad gestacional y seguir el crecimiento con el tiempo. Además, el sexo fetal puede determinarse durante la gestación temprana por la posición del tubérculo genital o durante la mitad de la gestación por la presencia de genitales externos. Por lo tanto, el ultrasonido es útil para los productores, ayudando con decisiones eficaces de sacrificio y recría, conteo fetal y sexaje, y alimentando adecuadamente a la presa durante la mayoría de la gestación.

Además, la ecografía permite a los productores y clínicos calcular las fechas de parto, vigilar las ovejas y ser susceptible a la toxemia durante la gestación tardía, supervisar el parto y controlar el crecimiento anormal del feto de manera no invasiva. Todos estos factores contribuyen al manejo adecuado de la gestación en los pequeños rumiantes, lo que en última instancia puede mejorar la salud y el crecimiento de los animales y la eficiencia y rentabilidad de las operaciones. 

 
300 líderes del sector agroganadero asisten a la primera conferencia agroambiental de Alltech en Pekín
 
 
La “Conferencia ambiental para una agricultura y ganadería ecológicas en China”, celebrada por Alltech en Pequín el 8 y 9 de marzo, reunió a líderes de casi 300 empresas agroganaderas para fomentar el debate y el compromiso en la conservación energética, la optimización de la producción, la mejora de las prácticas de manejo y la normativa y legislación en materia agroganadera. Para apuntalar su compromiso por una agricultura y una ganadería más sostenibles en China, 10 empresas agroganaderas firmaron una propuesta en la que acordaron optimizar sus procesos de producción y trabajar conjuntamente para materializar el objetivo de una agricultura y una ganadería verdes en China. Por otro lado, la Alianza de Suelos y Fertilizantes de China firmó con Alltech un memorándum de cooperación para impulsar de forma conjunta la agricultura regional, la integración ganadera y el desarrollo sostenible de la producción animal.
El documento de políticas chino conocido como “Documento Central n.º 1” establece como prioridades para el 2017 la agricultura y la ganadería, y fija objetivos para el desarrollo sostenible del país y la protección medioambiental. En los últimos años, el sector agroganadero chino ha atraído una mayor atención y ha sido objeto de una mayor presión gubernamental tras la aprobación de leyes más estrictas dirigidas a dar respuesta a las inquietudes generadas por la seguridad en el suministro de alimentos y el impacto medioambiental en la tierra, el agua y la atmósfera de las actividades agrícolas y ganaderas.
Desde 1989, Alltech respalda lo que conocemos como principio ACE (Animal, Consumer, Environment) por el que nos comprometemos a operar en beneficio de los animales, los consumidores y el medioambiente”, destacó el Dr. Mark Lyons, vicepresidente global de Alltech y director de la región Gran China. “Compartimos la visión de China y somos asimismo conscientes de los desafíos a los que se enfrentan los productores en el campo y la granja. Nuestra intención es que la conferencia de esta semana encienda la mecha para que el sector agroganadero chino una sus fuerzas en aras de encontrar soluciones prácticas que permitan lograr una agricultura y ganadería sostenibles”.
La “Conferencia ambiental para una agricultura y ganadería ecológicas en China” organizada por Alltech cubrió un amplio abanico de temas, como el impacto económico del medioambiente en la agricultura, el control medioambiental en porcicultura mediante una tecnología nutricional avanzada, la comprensión de la nueva legislación o una perspectiva general sobre posibles leyes futuras, entre otros.
En su informe anual “El estado de la agricultura y la alimentación” de 2016, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación estima que aproximadamente una quinta parte de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero procede de las actividades agrícolas y ganaderas, incluida la silvicultura, la pesca y la producción animal.
Para afrontar esta situación, China ha presentado las “Diez medidas para la prevención y el control de la contaminación atmosférica” creando un marco normativo más estricto en materia de control de la contaminación del aire. Por ejemplo, el gobierno apuesta por el desarrollo de fertilizantes de liberación lenta y la disminución de las emisiones de amoníaco. Asimismo, la ley de 2016 de prevención de la contaminación atmosférica establece que deben reducirse las emisiones de amoníaco y de compuestos orgánicos volátiles, e insta a las empresas ganaderas a limitar la liberación de gases malolientes.
Según el Dr. Richard Murphy, director de investigación del centro de Biociencia europeo de Alltech, los rumiantes, como las vacas o las ovejas, producen la mayor parte de metano (un gas de efecto invernadero) y toda la industria está actualmente trabajando para lograr reducir la cantidad que se libera en la producción de un litro de leche.
“El modelo de fermentación in vitro de Alltech puede evaluar las emisiones de metano simulando el rumen”, explicó el Dr. Murphy. “Mediante los análisis rutinarios y la evaluación de la fermentación in vitro, el modelo de rumen artificial ayuda a los ganaderos a controlar la ración diaria, mejorar la digestibilidad del forraje, optimizar la fermentación ruminal y, de este modo, reducir de forma eficaz las emisiones derivadas del metabolismo ruminal”.
En la conferencia, el foro dedicado a los rumiantes reunió a expertos reconocidos que abordaron cómo puede seguir desarrollándose la industria lechera protegiendo al mismo tiempo el medioambiente. Por ejemplo, la mejora de la digestibilidad del alimento para optimizar la fermentación ruminal es una manera eficaz de reducir las emisiones; por otro lado, seleccionar la forma y la dosis de los suplementos minerales puede reducir el contenido de metales pesados en las heces. Gracias a las experiencias y a los datos facilitados por estos expertos mundiales, la protección del medioambiente se mostró como un objetivo alcanzable desde el punto de vista práctico y económico.
Dado que la producción ganadera en China es cada vez más intensiva y a gran escala, la presencia excesiva de metales pesados en los suelos se ha convertido en un problema ambiental acuciante. Según las estimaciones del “Comunicado nacional de investigación sobre el estado de contaminación de los suelos” publicado por el Ministerio de Protección del Medio Ambiente y el Ministerio de Ordenación Territorial y de Recursos de China, el 19,4 % de los suelos chinos presenta niveles superiores a los considerados normales. Los principales contaminantes son el cadmio, el níquel, el cobre, el arsénico, el mercurio y el plomo. Una parte significativa de la contaminación por metales pesados, como el arsénico y el cobre, procede de la alimentación y las heces.
Para atajar este problema, Alltech cuenta con un sistema completo de control de calidad que permite regular la contaminación por metales pesados de los aditivos para alimentos y piensos”, destacó Steve Elliott, director global de la división de nutrición mineral de Alltech. “Nuestros minerales orgánicos y nuestro programa único de tecnología de sustitución total pueden suponer un gran avance para lograr reducir la contaminación ambiental por metales pesados”.
En China, la mayor fuente de contaminación por amoníaco es el uso extensivo de fertilizantes nitrogenados en la agricultura. El recurso excesivo a fertilizantes y plaguicidas químicos ha provocado problemas graves como la degradación del suelo o la aparición de plagas resistentes, entre otros. En consecuencia, esta problemática también se incluyó en los controles estatales más estrictos sobre la contaminación del aire contemplados en las “Diez medidas para la prevención y el control de la contaminación atmosférica”.
Para hacer frente a esta situación, Alltech Crop Science dirige sus esfuerzos a la salud de un aliado oculto: los microorganismos del suelo.
Creemos que la vida natural tiene sus propios secretos, y la vitalidad de los suelos depende de la diversidad de sus microbios”, declaró Weimin Ma, director de Alltech Crop Science para China. “Alltech recurrirá a su saber único en microbiología, enzimas y nutrigenómica para reducir el uso de fertilizantes químicos y promover en China la salud de los suelos y el ciclo natural de los nutrientes”.
En la conferencia, la Alianza de Suelos y Fertilizantes de China y Alltech firmaron un memorándum de colaboración para explorar de forma conjunta las posibilidades agroecológicas encaminadas a impulsar la salud de los suelos y los cultivos. Con la fuerza que aportan las soluciones de Alltech basadas en la fomentación microbiana, ambas partes comparten la misma visión de desarrollar ecosistemas agrícolas saludables y reducir el uso de plaguicidas, de acuerdo con el objetivo del Departamento chino de Agricultura de frenar el aumento del uso de plaguicidas en el 2020.

La Junta de Castilla y León ha aprobado llevar a cabo a finales del mes de marzo el pago de las ayudas asociadas al sector ovino caprino por un importe cercano a los 30 millones de euros, una vez fije el FEGA los importes unitarios correspondientes por oveja y cabra.

Del mismo modo, y cuando el Fondo de Garantía Agraria establezca los importes definitivos de los diferentes pagos correspondientes a 2016, la Junta de Castilla y León efectuará las liquidaciones que resulten de los porcentajes del 5 por ciento del Pago Básico, Pago Verde y de la ayuda directa a jóvenes, así como del 10 por ciento de las diferentes ayudas asociadas, han concluido desde la Consejería.

 

Ayudas al vacuno de cebo y al ovino y caprino

 

Provincia

Nº de perceptores

Cabezas

Importes (euros)

Ávila

826

53.530

1.151.395

Burgos

228

13.858

264.736

León

509

30.520

612.117

Palencia

208

12.635

238.150

Salamanca

1.777

116.785

2.686.843

Segovia

676

82.098

1.438.625

Soria

78

4.605

94.432 

Valladolid

218

25.850

469.133

Zamora

544

35.761

748.574

Total

5.064

375.642

7.704.008

Ante la convocatoria esta semana de ayudas dirigidas a la mejora de terrenos forestales con vocación silvopastoral, la más importante para los ganaderos de cuantas impulsa la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ASAJA de Castilla y León ha pedido un mayor apoyo y financiación para este programa, que repercute directamente en que los montes estén saneados y acojan ganado, evitando el abandono y el riesgo de incendio.

ASAJA considera que esta ayuda está ‘infrafinanciada’ sobre todo si se compara con la destinada a reforestación, también convocada estos días, que recibe un presupuesto cuatro veces mayor. “Con frecuencia la administración se esfuerza más en sumar nueva superficie forestadas, y luego se despreocupa de cómo se encuentra la que ya está plantada. Pero esto no es una carrera a ver quién suma más hectáreas, lo importante es que las masas forestales estén gestionadas correctamente”, recalca ASAJA.

Las ayudas para labores de mejora y prevención de daños en terrenos forestales con vocación silvopastoral, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, financian la planificación previa y posterior ejecución de diversas actuaciones en la explotación ganadera beneficiaria. La percepción de la ayuda compromete al ganadero durante cinco años. Por su naturaleza, esta ayuda es muy importante principalmente para los ganaderos de extensivo de toda la periferia de Castilla y León, sobre todo de vacuno, aunque también de ovino, caprino y equino.

El desbroce y las labores de mejora de montes cumplen con un doble objetivo. Por un lado, permiten que el ganado paste con comodidad en unas masas cada vez más abandonadas por la despoblación de las zonas rurales. Por otro, al abrir zonas pastables, se limpia de vegetación y monte bajo que con frecuencia propicia la propagación de incendios forestales. Además, tal como subraya ASAJA, “es una política que refuerza el compromiso del sector ganadero con las políticas medioambientales, y es obligación de la administración promover esta colaboración, dado que los ganaderos y agricultores son los principales pobladores y sostenedores del territorio y del medio ambiente”.

Según la información publicada por Juan Javier Ríos en EFEAGRO, la proliferación de macrogranjas en la ganadería española es una tendencia en auge que genera filias y fobias y posiciones enfrentadas entre los que consideran que estos proyectos llevan a la ruina a las pequeñas explotaciones y los que lo ven como una oportunidad para potenciar el desarrollo rural.

El tema vuelve a la actualidad tras el proyecto, por parte de la cooperativa ‘Valle de Odieta’, de construir una granja de 20.000 vacas de leche en el municipio soriano de Noviercas.

Esta iniciativa cuenta, por un lado, con la firme oposición de organizaciones agrarias e instituciones como COAG, UPA o incluso el Gobierno vasco pero, por otro, es apoyada por el Ayuntamiento de Noviercas, por la Diputación soriana o por Asaja.

La división entre los productores es patente: mientras COAG y UPA ven un “despropósito” este proyecto, Cooperativas Agro-alimentarias pide una “reflexión profunda” sobre el impacto social y medio ambiental y Asaja, por su parte, la defiende por la oportunidad de desarrollo que supone para la provincia.

La cooperativa impulsora de esta macrogranja ha declinado, por su parte, hacer declaraciones a Efeagro pero sí lo ha hecho el presidente de la Diputación de Soria, Luis Reyes, quien ve la apertura de la vaquería como “una oportunidad para romper la tendencia de pérdida de población” de la provincia, que es “la única de España con menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado”.

Pone el acento en los 200 puestos de trabajo directos previstos y otros indirectos en áreas como el cultivo de forrajes para alimentar a ese ganado o el tratamiento de sus residuos. A su juicio, aunque el sector lácteo español “lo está pasando muy mal” “la solución” al problema no es negarse a proyectos como el de “la granja en Noviercas”.

Otros sectores

El sector porcino, sin embargo, está más acostumbrado a macrogranjas que se extienden por diferentes puntos de la geografía española, como es el caso de la que la empresa ‘Jisap’ tiene en La Pueblanueva (Toledo), con un tamaño un 165 % superior al de una explotación media. Allí se crían 3.000 cerdas reproductoras y ya tienen pensado ampliar otras tres granjas en Jaén para alcanzar esos volúmenes de producción.

El veterinario de ‘Jisap’, Juan Jiménez, asegura que, normalmente, este tipo de granjas son “más modernas” y el trabajo está “más sofisticado y protocolarizado”, con grupos específicos de inseminación, partos o tratamientos.

Incide en los beneficios que esa especialización del trabajo reporta en áreas como el bienestar o la salud animal y pone como ejemplo esta granja toledana en la que las cerdas que van a parir por primera vez se aislan del resto. Lo hacen así porque “normalmente” se suelen ver más afectadas por enfermedades por lo que, en caso de afecciones, “se pueden atajar más fácilmente”.

El sector del ovino tampoco escapa a esta tendencia con la creación de centros de tipificación que acogen a miles y miles de corderos.

Se prevé que en Pozoblanco (Córdoba), entre en funcionamiento el mayor centro de tipificación de corderos de Andalucía; un proyecto de la cooperativa ‘Merino del Sur’ que quiere habilitar seis naves con capacidad para más de 10.000 animales.

El presidente de la cooperativa, Gabriel Rodríguez, asegura que contar con estos grandes centros permite la obtención de corderos “lo más homogéneos posibles”, un requisito indispensable para facilitar la apertura de nuevos mercados.

Al igual que en ‘Jisap’, Rodríguez incide en que esta gran infraestructura estará adaptada a las últimas tecnologías en los procesos de alimentación y de clasificación automática de los corderos.

La cooperativa confía en que la Junta de Andalucía agilice los trámites para que el centro pueda estar operativo el año que viene, según señala Rodríguez.

Las macrogranjas se convierten, pues, en una tendencia en la ganadería que, de momento, encuentra más reticencias para prosperar en el vacuno de leche debido a las crisis cíclicas que le afectan desde hace años.

FRAN SAURA ARMELLES

Hace 5 años se inició en la Universidad de Zaragoza una actividad docente basada en la Trashumancia, que pretendía dar a conocer a los estudiantes de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza una forma de vida tradicional y una forma de entender o manejar el ganado ovino. Es así como nació esta verdadera joya que pueden experimentar y vivir durante 6 días los estudiantes del último curso de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

La oveja es uno de los animales más vinculados a nuestra historia y a los hábitos y costumbres de nuestra tierra. La trashumancia es una forma de explotación extensiva del ganado ovino que supone el desplazamiento de los animales, conducidos por el hombre, desde los pastos de verano, en zonas de montaña, hasta las dehesas de invierno y viceversa.

Esta práctica milenaria se consolidó legalmente en Castilla en 1273 con la creación, por Alfonso X “El Sabio”, del Concejo de la Mesta, asamblea de ganaderos para defender sus privilegios e intereses, y tuvo su momento de esplendor en los siglos siguientes. Sin embargo, la Mesta ya desapareció en el siglo XIX y las circunstancias sociolaborales y productivas de la ganadería ovina y  caprina han propiciado  que la actividad trashumante se haya reducido sensiblemente en comparación a tiempos pasados. En la actualidad, la importancia de esta actividad no procede tanto del número de animales que trashuman sino de los nuevos valores que ha adquirido por su estrecha vinculación con el territorio.

Conscientes del valor añadido que genera esta actividad ganadera, desde la Facultad de Veterinaria se puso en marcha este proyecto en el que los estudiantes del último año del Grado en Veterinaria acompañan a uno de estos rebaños trashumantes en su caminar, desde la Sierra de Albarracín (Teruel) hacia las estribaciones de Sierra Morena en la provincia de Jaén, con la finalidad de vivir en primera persona la problemática y la complejidad que supone la trashumancia de un rebaño de más 3000 ovejas, haciendo un recorrido de casi 600 kilómetros durante 24 días en convivencia estrecha con el medio. Esta actividad se desarrolla entre los días 1 (salida de Guadalaviar – Teruel) y 24 de noviembre (llegada a Vilches – Jaén), y tiene un recorrido de unos 580 Km.DSC 0272 web

Por tanto, durante el pasado mes de noviembre se realizó  por quinto año consecutivo la actividad que viene a denominarse “La Trashumancia como elemento integrador entre conocimientos teóricos y prácticos en la producción ovina y la adquisición de competencias transversales” en la que participan, año tras año, estudiantes de la Facultad de Veterinaria y varios  profesores  de  la  Universidad  de  Zaragoza.  Como  de  costumbre,  la  actividad  dio comienzo el día 31 de Octubre, en el que los ocho primeros estudiantes se desplazaron hasta Guadalaviar para encontrarse con los pastores y empezar la vereda. Ese primer día se les brinda a los estudiantes con una visita al museo de la Trashumancia de Guadalaviar guiada por Humi Martinez, quien lo hace con maestría y cariño, como hija y hermana de pastores trashumantes.

Durante  la  primera  quincena  los  dos  grupos  de  estudiantes  que  participaron no  tuvieron grandes incidencias, a excepción de una avería en el coche del pastor hatero, el cual tuvo que pasar dos días en el taller. Pero gracias a la colaboración de todos, una furgoneta de los estudiantes se convirtió en el vehículo de apoyo para esos días. A este problema, solo se unió las noches heladas y las mañanas de escarcha sobre las tiendas de campaña, pero eso no es nada para la emoción con que viven los estudiantes este magnífico proyecto.

El tercer periodo transcurrió con normalidad, y unos bonitos y soleados días les acompañaron a los ocho estudiantes por las llanuras manchegas. Sin embargo, el cuarto y último grupo en el que fueron los últimos ocho estudiantes, tuvieron que padecer las inclemencias del tiempo en la entrada a tierras andaluzas. Varios días seguidos de lluvia sin cesar y un paso por el que tenían que pasar las 3000 ovejas cortado por inundación. Pero gracias a la ayuda de algunos agricultores de la zona, con sus tractores cortaron la riada y pudieron pasar todos, personas y animales.Avalancha web

El día 15 de diciembre, al igual que en las ediciones anteriores, tuvo lugar en la Facultad de Veterinaria la jornada de clausura de la actividad docente: “Trashumancia”. La sesión se inició a las 18 horas en el salón de actos con una gran asistencia de alumnos y profesores.

Los alumnos participantes en dicha actividad expusieron sus experiencias con apoyo de videos e imágenes. En las diferentes exposiciones hicieron referencia a la diversidad del territorio atravesado, la orografía y el paisaje cambiantes, al estado de la Cañada Conquense, especialmente  deteriorada  por  la  acumulación de escombros  y  basuras  a  su paso  por  La Mancha, a los tratamientos aplicados a algunas ovejas y a uno de los perros, que sufría un hematoma  en  el  pabellón  auricular,  a  las  anécdotas  de  la  vereda  y,  sobretodo,  a  las dificultades ocasionadas por la lluvia en los últimos días, ya en la provincia de Jaén. Asimismo, al igual que en otras ediciones, destacaron lo que había supuesto la experiencia vivida, el buen ambiente y la amistad surgida de la convivencia con los compañeros, profesores y pastores.

A continuación, D. Manuel Rodríguez Pascual (Instituto de Ganadería de Montaña de León), impartió la conferencia titulada: “Trashumancia y producción de lana. El viaje de las merinas a las antípodas”. D. Manuel Rodríguez, nacido en León, es Veterinario e Ingeniero Técnico Agrícola e investigador de la trashumancia y el pastoreo. Fue distinguido con una beca del programa “Scholars in residence”, dirigido a expertos e intelectuales de todo el mundo, que le permitió estudiar el pasado y presente del ganado merino en España y en Australia. Asimismo, es un gran divulgador de la trashumancia, la mesta y el pastoreo. Ha publicado varios libros como:  “La  trashumancia,  cultura,  cañadas  y  viajes”,  “De  Babia  a  Sierra  Morena. Un viaje ancestral por la Cañada Real de la Vizana o de la Plata y otras vías pecuarias”, “Los puertos y la trashumancia en los valles de Sajambre y Valdeón: tradición y perspectivas de futuro”, y también ha participado y es coautor de otras obras y artículos científicos.

Para finalizar, se procedió a la entrega de diplomas a los participantes y D. Juan José Badiola, Catedrático del Departamento de Patología Animal y Presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, clausuró la jornada.

Descripción de un día de Vereda

Se  realiza  la  organización  de  los  grupos  que  acompañarán  a  los  pastores  en  los  cuatro periodos, siendo cada uno de ellos de 6 días. La conformación de cada uno de los grupos se compone de 8 estudiantes y 2 profesores de la Universidad de Zaragoza como responsables.IMG 0173 web

El primer día de cada periodo se parte de la facultad con los vehículos de alquiler, y se dirigen al punto de encuentro donde les esperan los pastores con su rebaño. Es aquí donde empieza la actividad y el trabajo de los alumnos y del profesorado. Cada día, el grupo camina junto con los pastores y las 3000 ovejas, a excepción de dos personas que   acompañan al hatero. Serán estos últimos, los que se encarguen de comprar los víveres en los pueblos más cercanos, cortar las carreteras por las que debe cruzar el ganado y montar el campamento donde se dormirá esa noche. Los ocho restantes, colaborarán a lo largo de toda la jornada, a que el ganado no invada los campos sembrados, en el tratamiento de algún animal y en la toma de datos y muestras para la realización de algunos Trabajos Fin de Grado. Al día siguiente, los hateros serán otros y así sucesivamente hasta terminar el periodo. Llegado el sexto día, los estudiantes y profesores se dirigen de nuevo cargados con todo el material, hacia la facultad de Veterinaria para  realizar  el  intercambio  con  el  grupo  del  siguiente  periodo,  quienes  partirán  un  día después desde la misma facultad.

 

…y así sucesivamente, hasta completar los 4 periodos!

III SIMPOSIO MSD ANIMAL HEALTH

de Gestión Integral para Pequeños Rumiantes

 

■■■ “LA GESTIÓN INTEGRAL ES LA ÚNICA VÍA PARA CONOCER Y RESOLVER LOS MUCHOS PROBLEMAS QUE SE PLANTEAN EN LA MARCHA DIARIA DE UNA GRANJA DE OVINO”

 

Durante el III SIMPOSIO MSD ANIMAL HEALTH de Gestión Integral para Pequeños Rumiantes se celebró la presentación de los finalistas de los Premios G10 2016. Los asistentes votaron entre los trabajos presentados para decidir los ganadores.

Estos premios pretenden ser un reconocimiento al esfuerzo de los técnicos implicados en gestión, así como una motivación más para seguir trabajando hacia la excelencia de las explotaciones.

TERCER PREMIO G10 EN 2016

CÉSAR GARCÍA / GANADERO (SEGOVIA)

LA EXPLOTACIÓN

La experiencia se refiere a la puesta en marcha de una explotación de ovino de carne, en la que el uso de la Gestión Integral ha resultado ser una herramienta clave para conseguir su rentabilidad. La granja empezó a funcionar en el año 2011 con unas 800 ovejas de raza Churra, inscritas en la asociación de criadores ANCHE, acogiéndose a las ayudas de incorporación y plan de mejora. Un camino que acabó siendo más quebrado y tortuoso de lo que inicialmente parecía…

Al plantearnos la actividad, hicimos una planificación en la que preveíamos que íbamos a tener una serie de ingresos y de gastos, que en la realidad no se cumplieron por una serie de circunstancias ajenas a la propia explotación. De todas formas, siguiendo el lema de: ‘Lo que no se mide, no se gestiona’, intentamos que la Gestión Integral nos guiara para poder tomar las mejores decisiones en cada momento, y eso nos ayudó mucho a superar esas dificultades.

La pusimos en marcha de forma global en el año 2013, con el uso del Programa G10, y desde entonces la granja ha evolucionado de forma positiva, mejorando los datos económicos del rebaño y de la agricultura.

La explotación está en una finca que tiene un pequeño cercado. Originariamente, era una explotación de mi padre que se dedicaba a la producción de porcino. En ese mismo terreno construimos la nave nueva para comenzar con la actividad y ampliamos la superficie cercada para tener más espacio y posibilidad de hacer siembras para el pastoreo del ganado en determinadas épocas.

La nave tiene un pasillo de alimentación y se utiliza carro unifeed, con dieta única a base fundamentalmente de forrajes y granos, de los que disponemos en la propia explotación, al tener base agrícola propia. Además disponemos de prácticamente todo el término del pueblo para pastar con las ovejas, que son unas 1.000 hectáreas.

En cuanto a la mano de obra, en principio la explotación está pensada para acoger una mano de obra familiar de dos personas.

En conjunto se hicieron fuertes inversiones al principio, que se preveían cubrir con subvenciones públicas (121.000 euros, que al final fueron algo menos porque no se ejecutaron algunas partidas) y el resto con una hipoteca, que obligó a buscar avales. Pero el plan inicial se torció, porque los técnicos de la Junta de Castilla y León nos aseguraron que la subvención se cobraría en un corto periodo de tiempo, quizás en tres o cuatro meses después de certificar las inversiones, y los meses fueron pasando y el dinero no llegaba, por lo que se tuvo que pedir un nuevo préstamo para poder cubrir la subvención. Cuando la situación económica de la explotación era ya muy comprometida llegó el pago de la subvención, tres años y medio después. El coste financiero de ese retraso fue de 30.000 euros.MSD FOTOS CÉSAR GARCÍA 2 web

AÑO 2013

Empezamos el año con un sistema de tres parideras, como la mayoría de las ganaderías de la misma aptitud: una a finales de invierno, otra en verano y la última en octubre. El número de partos por hembra y año era únicamente de 0,80. ¡Ni siquiera llegábamos a un parto por oveja y año! El intervalo entre partos era de 456 días y la prolificidad era de 1,19 corderos por parto. Y la distribución a lo largo del año era muy irregular, con muchos animales producidos en el primer semestre, mientras que cuando valen más, durante el segundo semestre, no éramos capaces de producirlos. Con la particularidad, además, de que, al no tener experiencias en ganado ovino, no se alimentaba bien a las ovejas, los corderos no se criaban en condiciones y el carnicero decidía en ocasiones no comprarlos.

Los ingresos que tenía la explotación en aquellos momentos, más del 50% procedían de la venta de los corderos, y las subvenciones suponían el 37% que es una cifra excesivamente alta. En la distribución de los gastos, la alimentación únicamente representaba el 34%, la mano de obra asalariada suponía también un gasto muy bajo y el capítulo de ‘otros’ representa un 60%, ya que incluía los préstamos a los que debía hacer frente la explotación. Lógicamente, no había renta disponible.

Al final del año, las conclusiones que sacamos para corregir esa situación con la información que nos aportaba el Programa G10 era que debíamos mejorar el control reproductivo, con medidas concretas para asegurar las cubriciones en el anoestro y obtener una mayor producción en las épocas de año más favorables en precios; que eran necesarias más jaulas de partos para reducir la mortalidad de los corderos, y que era conveniente mejorar el aporte de proteína para lo cual se pensó en incorporar soja a la ración de las ovejas paridas. También nos planteamos, una vez hecha una prospección del mercado de la paja,  comprar una empacadora de grandes pacas prismáticas que, al tiempo que nos ahorrara los jornales para el aprovisionamiento de paja y heno nos permitiera tener ingresos extra para afrontar los gastos del rebaño (¡¡¡Qué moral tenemos habiendo encontrado una ocupación rentable trabajando para terceros y manteniendo un rebaño que, en ese momento era “una ruina” total…!!! Cuestión de vocación y amor propio).

AÑO 2014

En el siguiente año, después de poner en marcha las mejoras ya mencionadas, encaminadas a mejorar el control reproductivo, se logró tener tres parideras más definidas y homogéneas, además de una mejor distribución de partos a lo largo del año. También se consiguió aumentar el número de partos por oveja y año, llegando a la cifra de 1,06, y se logró reducir el intervalo entre partos a 344 días. El número de corderos por parto era en ese momento de 1,26.

Con todo ello, la curva de venta de los corderos se adaptaba mejor a la curva de los precios aprovechando las épocas más favorables, y eso repercutía en nuestra rentabilidad. Además, se habían producido prácticamente el doble de corderos, y por tanto se habían vendido muchos más. Los números de la explotación ese año cambiaron radicalmente y cuando por fin se cobró la subvención por incorporación la situación comenzó muy lentamente a mejorar.

Al final del año, hicimos un análisis de la situación y comprobamos que se habían aumentado los partos por oveja y año, pero aún se debía seguir mejorando la reproducción; sobre todo la cubrición en época de anoestro ya que la paridera de otoño seguía siendo mucho más corta que la de febrero. Entonces se decidió pasar de tres a cuatro parideras, porque la falta de cubrición de determinados animales provoca que deban esperar mucho tiempo antes de volver a una cubrición y, si en realidad no se cubren, tomar la decisión de eliminar esos animales. Otro aspecto que también nos animó a aumentar el número de parideras, fue que nos permitía adaptarnos mejor a la demanda del carnicero, obteniendo así los mejores precios posibles a pesar de hacer del trabajo en la nave más continuo y tener que ampliar las jornadas en determinadas épocas en la agricultura para llegar a todas las tareas a tiempo.MSD FOTOS CÉSAR GARCÍA 3 web

Otro aspecto que valoramos a la hora de obtener más partos fue el hecho de que las ovejas cambiaban demasiado de condición corporal según el momento de producción; nos preocupaba sobre todo que el “efecto acordeón” era demasiado acusado y las ovejas no tenían tiempo de recuperarse para la siguiente cubrición tras el período de cría, con lo que el tratamiento de fertilidad servía de poco o nada. Además, en el pastoreo andaban mucho y no comían demasiado. En una charla de Ángel Ruiz Mantecón en el grupo de gestión creado en Segovia, nos informó de que el buen funcionamiento del rumen de la oveja está relacionado con la flora ruminal y sus necesidades de nitrógeno, y en nuestro caso no estaban bien cubiertas. Por esa razón, se introdujeron melazas en la ración en las épocas de carencia de proteína en los pastos, para intentar que no cayera la condición corporal de las ovejas. Casi desde el primer día empezamos a ver resultados positivos y cambios en el comportamiento del rebaño que estaba mucho más relajado y dedicaba mucho más tiempo a la rumia (porque estaba satisfecho).

AÑO 2015

Después de poner en marcha todas esas medidas, el año 2015 se desarrollaron cuatro parideras de una forma bastante definida. Los resultados mejoraron con un aumento de partos por cordera y año, hasta llegar a 1,12 partos, y una reducción en el intervalo entre partos hasta los 326 días. La prolificidad se ha estabilizado en unos datos de 1,19 corderos por parto.

El hecho de tener cuatro parideras nos ha permitido seguir adaptándonos a la curva de precios del lechazo para venderlos en la época más favorable, y el precio medio del cordero en el año ha subido ligeramente. No obstante, comparando los datos de 2015 con los de 2014, hemos producido y vendido un menor número de corderos, porque decidimos hacer un gran desvieje de los animales que no se cubrían con facilidad o que no criaban correctamente a los corderos. Pero eso no ha impedido que, después de cobrar la subvención y de las mejoras, la renta disponible en 2015 haya sido positiva.

Al analizar el diagrama de toma de decisiones que nos aporta el Programa G10, vemos que aún nos queda camino por recorrer para llegar al objetivo de 1,35 partos por oveja y año que sería conveniente alcanzar, pero nos vamos acercando. De hecho, en 2016 se sigue el plan productivo de cuatro parideras y vamos a estar bastante cerca de ese primer objetivo para plantearse otras cuestiones más adelante.

Un aspecto al que tendremos que prestar especial atención es la edad al primer parto, ya que estamos en una cifra aproximada de 21 meses, debido fundamentalmente a los problemas que hemos tenido con la alimentación por nuestra inexperiencia, ya que no logramos un desarrollo de los animales adecuado para que se cubran a una edad razonable (7-8 meses).

De todas formas, y como conclusión, puedo decir que estamos satisfechos en conjunto de la marcha de la explotación. Trabajamos integrados en el Grupo G10 que se ha creado en Segovia y eso nos sirve de gran apoyo.

Nuestro objetivo es que la explotación sea rentable, segura y sostenible. Y estamos convencidos de que el éxito radica en el trabajo constante en la explotación y en hacer una gestión correcta conociendo a fondo la realidad de la explotación en todos sus aspectos.

Página 1 de 47

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder