Mostrando publicaciones por etiqueta: Identificación

La Consejería de Medio Rural ha dado un plazo improrrogable de diez días a los propietarios del ganado caprino incontrolado que se desplaza por las zonas altas del desfiladero de La Hermida para recoger sus animales y que puedan ser identificados.
La Dirección General de Medio Natural ha detectado la presencia de ganado caprino incontrolado en las zonas altas del tramo de la carretera N-621 que discurre por el desfiladero entre las localidades de Lebeña y Castro Cillorigo.
Los técnicos de este departamento han comprobado que muchas de estas cabras no disponen de identificación auricular.
Ante el riesgo que puede suponer la presencia de animales incontrolados, cuya trazabilidad sanitaria se desconoce, Medio Rural ha publicado hoy una resolución en el Boletín Oficial de Cantabria en la que ordena su recogida inmediata para poder controlarlos e identificarlos en un plazo improrrogable de diez días.
Medio Rural advierte de que si no son retirados en ese plazo, podrá llevar a cabo su incautación y, en su caso, el sacrificio de los animales por incumplimiento de la normativa vigente. 

En España se sacrifican anualmente unos 2,5 millones de lechazos, de los que 1,8 millones corresponden a Castilla y León. Sin embargo, no todos ellos proceden de ganaderías de la región. Y es que alrededor de 200.000 vienen de fuera, principalmente de Francia, se sacrifican en los mataderos de Burgos y Palencia y se venden en el mercado como si fuera un producto de nuestra tierra. Así lo denuncia el presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo, quien insiste en la necesidad de que se “identifique” la procedencia de los lechazos para evitar confusiones, según publica Burgos Conecta.

 

Dujo considera esta práctica “inmoral” e insiste en que “arruina a los ganaderos de Castilla y León y engaña a los consumidores de este país”. Sobre todo ahora que se acercan las Navidades, muchos ciudadanos compran lechazos que han sido sacrificados en nuestros mataderos pensando que son producto de los ganaderos de la región, cuando no es así. 

El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha aprobado la contratación del suministro de unidades de identificación individual de animales de las especies ovina y caprina. A esta adquisición se van a destinar 1.373.000 euros y las 1.269.000 unidades que se van a adquirir se distribuyen entre crotales visuales y electrónicos, bolos y minibolos ruminales.

Esta compra propuesta por la Consejería de Agricultura y Ganadería responde a la necesidad de cumplir con la normativa comunitaria que establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina. La identificación individual está compuesta por una marca auricular (crotal) y un identificador electrónico (bolo ruminal).

Para el año 2015 se tendrán que suministrar 214.000 unidades mientras que para los años 2016 y 2017 habrá que poner a disposición de la Consejería 527.500 unidades cada año.

Los animales que se han de identificar son los ejemplares de las razas ovina y caprina nacidos a partir del 9 de julio de 2005, antes de cumplir los seis meses, o, en cualquier caso, antes de la salida de la explotación salvo que su destino fuera el sacrificio y no hubieran cumplido doce meses. La administración es la encargada de suministrar las unidades de identificación.

 

La adquisición se contratará por procedimiento abierto y la Consejería de Agricultura y Ganadería deberá disponer del material correspondiente al año 2015 en un plazo de 15 días hábiles desde la adjudicación del contrato. Las necesidades de material de los años 2016 y 2017 se suministrarán antes del 31 de diciembre de cada año, fechas que podrán modificarse en función de las necesidades de material.

El Gobierno de Canarias ha aprobado una normativa en la que pretende solucionar los problemas generados por la falta de actualización del sistema de identificación electrónica individual en las especies ovina y caprina en Canarias.

De esta forma, la nueva normativa establece que los ganaderos deberán presentar en el mes de diciembre de cada año una declaración obligatoria con las altas y bajas de los animales presentes en la explotación.

 Resolución de 11 de agosto de 2015, por la que se establecen medidas en materia de identificación y registro de las especies ovina y caprina en la Comunidad Autónoma de Canarias.

 Boletín Oficial de Canarias (BOC). 20 de agosto de 2015

 http://sede.gobcan.es/boc/boc-a-2015-162-3947.pdf

Gerardo Caja, catedrático de Producción Animal de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), fue el encargado de impartir la ponencia inaugural desarrollada bajo el título ‘Las nuevas tecnologías en la gestión del ovino’, con la que ha arrancado el Foro Nacional del Ovino, que se celebra del 16 al 18 de junio en Aranda de Duero (Burgos).

Tras hacer un repaso por los datos del sector ovino, Caja incidió en la necesidad de aplicar las nuevas tecnologías en las explotaciones, debido a que cada vez se cuenta con menos tiempo y atención para cada animal debido a la estructura de las ganaderías, se tienen razas más productivas que al mismo tiempo requieren de una mayor vigilancia, se dispone de menos mano de obra y el sector necesita una modernización que haga atractiva la actividad ganadera a los emprendedores más jóvenes y se pueda realizar el relevo generacional.

Ante esta necesidad, el catedrático de la UAB se refirió al concepto de Precision Livestock Farming (PLF), que en castellano puede traducirse como ‘ganadería de precisión’. Así, aseguró que en el entorno europeo los datos tomados en las explotaciones están adquiriendo cada vez un mayor valor, mientras que las Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TIC) son las soluciones que ya están listas para su implantación. A continuación, el ponente desgranó algunas soluciones tecnológicas que ya se están aplicando en distintos sectores ganaderos. Algunos ejemplos son el control de rendimientos, tanto en leche como en carne, o el recuento de células somáticas. Por último, Caja destacó que una identificación eficiente de los animales resulta imprescindible para poder aplicar estas soluciones en las ganaderías.

Marruecos va a dotarse, entre este año y el próximo, de un dispositivo que permitirá identificar casi tres millones de cabezas de ganado, bovino y camélido, lo que lo convertirá en el primer país del norte de África en poseerlo.
El anuncio, que recoge el diario "Ajourd'hui le Maroc", fue hecho ayer por el ministro de Agricultura, Aziz Ajanuch, en una feria agrícola regional.
Costará al estado 120 millones de dirhams (11 millones de euros) identificar a sus 2,7 millones de cabezas de vacuno y sus 120.000 camélidos (esencialmente dromedarios).
Cada animal llevará dos crotales (etiquetas) en las orejas con un "número de serie" compuesto por 16 cifras y letras que indican su trazabilidad, es decir, toda su trayectoria vital y sanitaria desde su nacimiento.
Los crotales, asociados además a un documento individualizado por cada animal, estarán conectados a una base de datos nacional, desde la que se pueden detectar problemas sanitarios, pero también tendencias de consumo.
Por el momento, la muy abundante cabaña ovina (ovejas y cabras en menor medida) queda fuera del sistema, dado su elevado número y su vida más corta.
El gobierno va a emprender en las cadenas de televisión una campaña de comunicación entre los ganaderos para convencerles de la necesidad de integrarse en el sistema de trazabilidad y en las ventajas que les aportará.

La asociación profesional AESLA, que agrupa a los principales ganaderos de ovino Lacaune en España y es la encargada de la gestión del Libro Genealógico y del Programa de Mejora de esta raza, celebró el pasado 12 de noviembre en Córdoba su curso anual de formación con la asistencia de casi medio centenar de ganaderos, en el que se analizaron diversos aspectos de actualidad relacionados con la actividad de la asociación y con los problemas de sus socios.
La primera charla, impartida por técnicos del Laboratorio Nacional de Referencia para las Encefalopatías de Algete, se centró en la problemática que supone el escrapie para el ovino en estos momentos. El ponente analizó, entre otros aspectos, los importantes cambios que se han producido en el estudio de esta enfermedad, definiendo nuevos "tipos de escrapie", y los avances que se han conseguido en los sistemas de análisis de esta patología.
Después, se analizaron los distintos sistemas de trabajo con lectores electrónicos que utilizan varias asociaciones de ovino de carne españolas, y se presentó de forma práctica la actualización que está preparando AESLA en la gestión de los datos de los rebaños de sus socios, instalando en 3 lectores SIRA la nueva versión del LibroWeb (2.0), que se puso a prueba con las ovejas del Centro Agropecuario de la Diputación de Córdoba, donde se celebraba el curso.
El tercer apartado del curso se dedicó a la práctica de la inseminación artificial en ovino, que es una apuesta de futuro de AESLA para garantizar un desarrollo correcto en la mejora de los rebaños de esta raza. Los ganaderos asistentes recibieron información sobre las ventajas que esta práctica supone y sobre los métodos más correctos para desarrollarla.

El Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) ha publicado una actualización de la normativa sobre identificación electrónica individual en ovino y caprino para las explotaciones de esta comunidad autónoma.

Todos los animales de las especies ovina y caprina nacidos en el País Vasco deberán identificarse mediante un dispositivo electrónico y una marca auricular. A su vez, el dispositivo electrónico podrá ser un bolo ruminal o una marca auricular electrónica.

Los medios de identificación deberán colocarse en los animales en un plazo máximo de seis meses a partir de su nacimiento y, en cualquier caso, antes de que el animal abandone la explotación donde ha nacido. No obstante, el plazo para colocar los medios de identificación se amplía hasta los nueve meses de edad, y en cualquier caso antes de que abandone la explotación de nacimiento si lo hiciera antes de esta edad, para los animales criados en sistemas de ganadería extensiva.

Los animales destinados a sacrificio en el territorio nacional antes de los doce meses de edad pueden identificarse mediante una única marca auricular.

 

Orden de 9 de octubre de 2014, de la Consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, por la que se establecen normas de desarrollo y aplicación en la Comunidad Autónoma del País Vasco en materia de identificación y registro del ganado ovino y caprino.

 

Boletín Oficial del País Vasco (BOPV)

28 de octubre de 2014

 

http://www.lehendakaritza.ejgv.euskadi.net/r48-bopv2/es/bopv2/datos/2014/10/1404549a.pdfonn

La existencia y aplicación adecuada de la identificación y registro de los animales, y de sus movimientos, es una condición básica para el control y gestión de las explotaciones ovinas y caprinas, desde la perspectiva de la seguridad alimentaria y la sanidad animal, así como para la aplicación de diferentes regímenes de ayudas comunitarias de modo que su incumplimiento puede dar lugar a reducciones o la anulación de las mismas. Por eso, el Gobierno Vasco ha publicado una orden que renueva el registro de explotaciones y los sistemas de identificación con el fin de adaptarlos a la normativa de rango superior en el ámbito español y comunitario.

Serán las diputaciones forales quienes gestionarán y mantendrán actualizados los datos de las explotaciones ovinas y caprinas correspondientes a su territorio y suministrarán de forma continuada a la base de datos creada a nivel regional.

A los efectos de su inclusión en el Registro General de Explotaciones Agrarias de la Comunidad Autónoma del País Vasco, a las explotaciones de ovino y caprino se les asignará a una de las siguientes clasificaciones zootécnicas:

Explotaciones de reproducción: aquéllas que disponen de hembras reproductoras destinadas a la producción de leche o de corderos o cabritos. De conformidad con su orientación productiva pueden ser:

1) Explotación para la producción de leche: aquélla que tiene por objeto la producción y, en su caso, la comercialización de leche o productos lácteos; en consecuencia, las ovejas o las cabras están sometidas al ordeño con aquella finalidad.

2) Explotación para la producción de carne: aquélla que tiene por objeto la producción de corderos o cabritos; en consecuencia, las ovejas o las cabras no se someten al ordeño con la finalidad de comercializar leche o productos lácteos.

3) Mixta: aquélla que reúne varias orientaciones productivas.

Explotaciones de cebo o cebaderos: aquellas explotaciones que no disponen de animales destinados a la reproducción y están dedicadas al engorde de animales destinados al sacrificio.

Explotación de autoconsumo: se considerará como tal aquella subexplotación que tiene destinada su producción al consumo familiar, sin que en ningún caso se comercialice parte alguna de la misma. Se considerará como explotación de autoconsumo las explotaciones que cumplan los siguientes criterios:

- Censo de ovinos o caprinos inferiores a 30 reproductores machos o hembras, según el registro de explotaciones y las declaraciones anuales obligatorias que se señalan en el artículo 13.

- No existencia en el año anterior de documentos de traslado de animales a otras explotaciones, incluidos los mataderos.

- No existencia en el año anterior de declaración de entregas de leche de las empresas lácteas.

Todos los animales de las especies ovina y caprina nacidos en la CAPV deberán identificarse mediante un dispositivo electrónico y una marca auricular.

El dispositivo electrónico podrá ser:

- Un bolo ruminal, de las características recogidas en los anexos I y III del Real Decreto 685/2013, y sus modificaciones posteriores.

- Una marca auricular electrónica, de las características establecidas en el Real Decreto 685/2013.

Los medios de identificación deberán colocarse en los animales en un plazo máximo de seis meses a partir de su nacimiento y, en cualquier caso, antes de que el animal abandone la explotación donde ha nacido.

No obstante, a lo indicado en el punto 1, el plazo para colocar los medios de identificación se amplía hasta los nueve meses de edad, y en cualquier caso antes de que abandone la explotación de nacimiento si lo hiciera antes de esta edad, para los animales criados en sistemas de ganadería extensiva. Se considera como ganadería extensiva, a los efectos de esta Orden, la explotación ganadera con clasificación zootécnica de reproducción para carne y leche y en la que los animales se exploten en régimen de pastoreo. La Dirección de Agricultura de Gobierno Vasco realizará la comunicación pertinente sobre la ampliación del plazo de identificación al Ministerio competente en materia de ganadería.

Los animales destinados a sacrificio en el territorio nacional antes de los doce meses de edad pueden identificarse mediante una única marca auricular

El titular de la explotación o propietario de los animales será el responsable de que los animales a su cargo estén correctamente identificados.

En caso de pérdida o deterioro de un medio de identificación, éste será sustituido por uno nuevo, de similares características y con el mismo código de identificación animal que el extraviado o deteriorado. Para ello, las persona titular de la explotación, responsable de los animales, deberá solicitar los duplicados una vez que se constate la pérdida de los medios de identificación.

Todos los animales de las especies ovina y caprina que sean identificados electrónicamente, según lo dispuesto en la presente Orden, se integrarán en un Registro Autonómico de Identificación Ovina. El Registro Autonómico de Identificación Ovina estará informatizado y su sistema de gestión permitirá que la información aportada por las diputaciones forales se refleje en él de forma inmediata. A su vez este registro será el responsable de trasladar los datos a los registros.

Todos los movimientos de los animales de las especies ovina y caprina se integrarán en un registro autonómico informatizado de movimientos de ganado. Las personas titulares o poseedoras de animales, excepto las transportistas, facilitarán a las autoridades competentes la información relativa al traslado de animales, desde y hacia su explotación utilizando los modelos oficiales. En caso de animales identificados individualmente en el documento de traslado se recogerá, además, el código de identificación individual de los animales objeto de movimiento.

Las personas titulares o poseedores de animales, excepto la transportista, deberán tener actualizado en su explotación un libro de registro de la explotación.

Las personas titulares de explotaciones ovinas y caprinas deberán comunicar a las autoridades competentes anualmente, antes del 1 de marzo de cada año, el censo total de animales, por especies, existentes en su explotación a día 1 de enero del mismo año.

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder