Mostrando publicaciones por etiqueta: Sucesos

La Guardia Civil de Navarra ha imputado como presunta autora de los delitos de maltrato animal y de usurpación de inmueble a una persona que había ocupado una antigua granja de Alsasua y tenía en su interior animales en muy mal estado junto con cadáveres de otros animales muertos.

Se trata de una persona de 35 años, según informa la Guardia Civil que ha llevado a cabo esta actuación, a través del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), después de que vecinos de la localidad alertaran a la Policía Local de los fuertes olores que desprendía la vieja instalación.

 Los policías se personaron en las instalaciones de una antigua  granja y observaron por una ventana unas instalaciones  muy deficitarias, donde convivían unos animales en mal estado con restos y cadáveres de otros animales muertos. 

Los agentes de Policía Local informaron de estos hechos al Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra y estos al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, que se hizo cargo finalmente de la investigación

Al acceder a la nave los agentes hallaron los restos de 11 ovejas muertas, así como un cerdo vietnamita con síntomas de desnutrición severa y 2 gallinas que aparentemente habrían sobrevivido alimentándose de los cadáveres de las ovejas. En otra habitación contigua se encontró un perro aparentemente también abandonado. 

Todos los animales pertenecían a la persona que, finalmente ha sido investigada por un delito de maltrato animal (por abandono) y segundo delito de usurpación de inmueble. 

La persona investigada supuestamente había ocupado sin autorización las instalaciones en las que mantenía a los animales encerrados y sin ocuparse de ellos durante las últimas semanas.

Veterinarios del Servicio Ganadería gestionaron las acciones con los animales muertos, así como a la desinfección de las instalaciones y retirada de los que permanecían vivos.

El SEPRONA de la Guardia Civil de Navarra recuerda que la tenencia de cualquier tipo de animal supone una serie de obligaciones inherentes, las cuales deben de tenerse en cuenta antes de cualquier adquisición.

Un tren con seis pasajeros a bordo ha alcanzado este miércoles un rebaño de ovejas en Tui sin que se hayan registrado daños personales.

El rebaña estaba compuesto por siete ovejas, seis de las cuales fallecieron tras recibir el impacto del convoy, informaron fuentes del 112 Galicia.

Personal de Adif informó del incidente, que se produjo a la altura de Guillarei, al filo de las 14.00 horas.

La circulación ferroviaria quedó interrumpida hasta que los animales y la locomotora siniestrada fueron retiradas de la vía.

Los pasajeros afectados llegaron a sus destinos tras ser trasladados en otros medios, señalan las fuentes.

El 112 Galicia puso el incidente en conocimiento de la Guardia Civil, la Policía Local y Protección Civil de la localidad. 

 

Una veintena de ovejas han muerto en un incendio ocurrido esta madrugada en una granja de Olazti/Olazagutía, sin que ninguna persona se viera afectada.

A partir de las 2.21 horas se han comenzado a recibir llamadas en el teléfono 112 de SOS Navarra de personas que circulaban por la N-1 en las que se informaba de un incendio en un lugar situado a las afueras de Olazti/Olazagutía, en el camino Arkinaurrutiko, según informa el Gobierno Foral.

Ante estos avisos se han movilizado bomberos de Altsasu/Alsasua, que han comprobado que el fuego afectaba a un cobertizo anexo a la nave de una granja en la que había alrededor de 120 ovejas, así como a una pajera con unos 160 metros cúbicos de paja, por lo que han solicitado apoyo del parque de Cordovilla así como de los bomberos de Agurain/Salvatierra (Álava).

El incendio no ha llegado a afectar al interior de la nave, pero sí la ha inundado el humo que ha provocado la muerte por inhalación de monóxido de carbono (CO) de una veintena de cabezas de ganado. El resto, un centenar, ha sido puesto a salvo.

Las tareas de extinción han concluido hacia las 5.30 horas. La Policía Foral se ha hecho cargo de la investigación de las causas del suceso.

La Guardia Civil ha identificado, localizado y detenido a J.R.G., de 30 años, como presunto autor de un delito de maltrato de animales domésticos, al atropellar presuntamente de manera intencionada en varias ocasiones a un rebaño ovino y dejar malheridas a varias ovejas.

Según ha informado hoy la Guardia Civil, los hechos ocurrieron días atrás en la comarca burgalesa del Arlanza, a plena luz de día.

Cuando se produjo el incidente, a primera hora de la tarde, las ovejas se encontraban pastando bajo el control de su propietario.

El vehículo que conducía el a la postre detenido abandonó un camino forestal anexo a la finca donde se encontraban los animales y de manera presuntamente intencionada se dirigió hacia el rebaño atropellando indiscriminadamente al ganado, realizando varias pasadas.

Algunas ovejas presentaban fracturas severas en las extremidades y otras muchas resultaron contusionadas, por lo que habrá que esperar al informe veterinario final para conocer el alcance de los daños.

Las gestiones realizadas por los guardias civiles han permitido identificar al presunto autor, que una vez localizado ha sido detenido por un delito de maltrato de animales domésticos.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Salas de los Infantes (Burgos). 

 

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha comunicado que ha sido informada por la Xunta de Galicia, "a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri)" de que se han detectado en el proceso de fabricación de productos lácteos en la industria Casa Macán, en Taboada (Lugo), "incumplimientos graves que no pueden garantizar la seguridad de los productos elaborados".

Por ello, la propia agencia ha comunicado que "estos productos están siendo retirados de los canales de comercialización desde el inicio de la notificación de alerta", así como que "no se ha confirmado en España ningún caso asociado a esta alerta".

En todo caso, "recomienda a las personas que tengan en su domicilio los productos incluidos en esta alerta" que "se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra".

"Como consecuencia de esta actuación, las autoridades competentes de Galicia han suspendido cautelarmente todas las actividades de la industria y han ordenado la retirada de todos los productos elaborados", añade, dado que están afectados por la alerta todos los lotes de "manteca cocida de vaca" y quesos de la marca de las denominaciones de origen Arzúa-Ulloa y Tetilla.

También está incluido el queso de barra Costeño y el queso gallego en lonchas.

"Según la información disponible hasta el momento", precisa la agencia, "los productos han sido distribuidos a las comunidades autónomas de Galicia, Cataluña y Castilla-La Mancha".

Esta información ha sido trasladada por la Aesan a todas las comunidades autónomas a través del Sciri, con el objeto de que continúe la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Por su parte, la Consellería de Sanidad ha precisado que esos "incumplimientos graves" han sido detectados "en un control oficial" realizado en las instalaciones de la Lácteos Casa Macán, en Taboada.

Como consecuencia de esos incumplimientos, precisa el departamento autonómico, los servicios veterinarios de Salud Pública de la Consellería de Sanidad en la zona de Lugo han "suspendido cautelarmente todas las actividades de la industria", además de "intervenir todos los productos" que había en la empresa láctea y de ordenar la retirada de los que ya estaban en los canales de distribución.

 

La Guardia Civil ha instruido diligencias a un ganadero del municipio pacense de Siruela como presunto autor de un delito de maltrato animal por la muerte de 60 ovejas merinas en su explotación de Cabeza del Buey, también en la provincia de Badajoz.
Además de los animales fallecidos, los agentes encontraron más de 300 cabezas de ganado ovino de la raza merina, de la variedad negra, estabulado, sin agua ni comida, ha informado este martes el instituto armado en una nota.
Los veterinarios de la Junta de Extremadura que acudieron a la finca con los agentes, el pasado día 4, certificaron su "extrema delgadez" y el evidente estado de desnutrición y abandono en que se encontraban, hasta tal punto que algunas de ellas eran incapaces de mantenerse en pie debido a su debilidad.
Durante la inspección de la explotación, comprobaron que los 60 cadáveres de los animales estaban diseminados por las inmediaciones de los establos y amontonados en un remolque en diferentes estados de descomposición.
Por estos hechos, al titular le han instruido diligencias por un supuesto delito de maltrato animal con resultado de muerte, tras la omisión en la debida atención y cuidado, así como por la desnutrición y "absoluta falta" de salud e higiene de los animales.
El hombre se enfrenta a penas de prisión de hasta un año e inhabilitación de hasta tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales, que se pueden agravar por la muerte hasta 18 meses de prisión y 4 años de inhabilitación. 

 

 
Un agente junto a una rebaño de ovejas. - GUARDIA CIVIL
 

 

La Guardia Civil investigaba, según El Periodico de Extremadura una decena de robos de ganado ovino en las fincas Aguzadera y Dehesa Boyal, un total de 140 cabezas. Aprovechando la ausencia de los encargados, el supuesto autor se desplazaba con su vehículo y lo cargaba de animales.Los agentes investigaron hasta hallar 30 cabezas en dos fincas de Jerez de los Caballeros. Los animales estaban camuflados, pero fueron reconocidos después por sus propietarios.

En la investigación, se inspeccionó el lugar, se recogieron huellas, vestigios y testimonios con los que se pudieron implicar en el robo a un vecino de Jerez, que, supuestamente, tras modificar las marcas identificativas de la explotación a la que pertenecían, las habría vendido a dos ganaderos jerezanos sabiendas de su procedencia ilícita.

A los ahora detenidos, se les considera. a uno de ellos autor material de un total de una decena de robos en explotaciones ganaderas, en las que se apoderó de 140 de cabezas de ganado ovino; y a los otros dos, autores de los delitos de receptación del mismo. Los agentes recuperaron una treintena de cabezas, que posteriormente fueron devueltas a sus legítimos propietarios.

 

 

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Jerez de los Caballeros como presunto autor del robo de 140 cabezas de ganado ovino en dos explotaciones de Oliva de la Frontera, así como a otros dos vecinos por el delito de receptación de las mismas.
La Guardia Civil de Oliva de la Frontera y el Equipo ROCA de Jerez de los Caballeros investigaban una decena de robos de cabezas de ganado ovino en explotaciones ganaderas de las fincas conocidas como Aguzadera y Dehesa Boyal, ascendiendo a un total de 140 reses.
Los hechos se llevaban a cabo durante la ausencia de sus trabajadores o encargados de las fincas, desplazándose el autor de la acción delictiva con su vehículo, donde cargaba y transportaba a los animales que sustraía.
Establecidos los dispositivos de servicios para tratar de identificar al autor de los robos y recuperar el ganado sustraído, y ante las sospechas de que éste pudiera encontrarse en fincas cercanas, los agentes llevaron a cabo inspecciones, lo que permitió localizar a una treintena de ellas en dos explotaciones ganaderas del municipio pacense de Jerez de los Caballeros.
Aunque estos animales se encontraban camuflados entre otros, fueron reconocidos sin ningún género de dudas por sus legítimos propietarios.
En el transcurso de la investigación, con las inspecciones técnico oculares realizadas en el lugar de los hechos, recogida de huellas y vestigios, los agentes pudieron implicar en el robo del ganado a un vecino de Jerez de los Caballeros.
Tras modificar las marcas identificativas de la explotación a la que pertenecían, las ofrecía a dos ganaderos jerezanos, quienes, aunque sabían su procedencia ilícita, presuntamente las adquirían.

rebaño abandonado LORCA

La Guardia Civil investiga a los propietarios de una granja de Lorca en la que los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) han encontrado un centenar de cabras y ovejas desnutridas y en un deplorables estado de salubridad junto a una treintena de cadáveres de ovino y caprino.
La explotación ganadera está ubicada en un paraje rural cerca de la rambla del río Amir y el Seprona acudió a la finca tras recibir una denuncia ciudadana sobre el estado en el que se encontraban los animales.
En su interior hallaron dispersos por el recinto numerosos restos de animales muertos en diferentes estados de putrefacción, algunos de ellos momificados y otros con evidencias de una muerte reciente.
Los cadáveres estaban diseminados por el recinto y algunos de ellos se encontraban en los rediles en los que se alojaba ganado vivo en evidente estado de desnutrición.
Junto a veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de Lorca la Guardia Civil examinó la documentación de la granja que desveló otras irregularidades como la falta de rotal de identificación a una decena de los rumiantes.
Contra los dos varones propietarios de la granja la Guardia Civil ha abierto diligencias por un presunto delito de maltrato animal que ya ha remitido al Juzgado de Instrucción de Lorca que ha asumido el caso.
El Seprona ha tramitado además varias propuestas de sanción administrativa por irregularidades en la documentación de la granja y de los animales.

El gran incendio forestal de Gran Canaria, que acabó con 1.300 hectáreas de suelo "rígido y ganadero", ha provocado la inutilización de pozos de agua que abastecen la actividad agroganadera, motivo por el que numerosos granjeros han tenido que abandonar sus pastos habituales.
Así lo han explicado este jueves los representantes de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Canarias (COAG-Canarias) en una conferencia de prensa, al considerar que Gran Canaria se encuentra ante "un nuevo desafío para la actividad agroganadera tras al fuego".
El incendio ha promovido una "situación inestable" en relación al riego de los pastos de los ganaderos canarios, sobre todo, en aquellos cultivos más sensibles como las hortalizas o las papas, que ahora mismo "se hallan deshidratados y es casi imposible recuperarlos".
La catástrofe, que ya se encuentra en su fase de control, devastó los pastos y la comida de los animales, lo que supondrá "un grave problema para generar alimentos de producción local", ha subrayado el presidente de COAG-Canarias, Rafael Hernández.
Asimismo, el fuego obligó a desplazar a más de 4.000 cabezas de ganado y generó una situación crítica con respecto al mantenimiento hídrico de la isla, ya que afectó a la infraestructura de las tuberías de riego y habrá que repararlas para mantener tanto los pastos como los ganados.
"El incendio ha sido una verdadera catástrofe que ha provocado una lacra de deforestación y deshidratación de Gran Canaria", ha explicado el presidente La Unión de Asociaciones de La Reserva de La Biosfera de Gran Canaria, Cristóbal Sánchez, que, a su juicio, es el motivo por el que el incendio ha sido en esta ocasión tan voraz.
La organización profesional agraria ha convocado una cumbre con el presidente del Cabildo insular y con el presidente del Gobierno regional para reflexionar acerca de las medidas que han de tomar para evitar que otro incendio de esta magnitud afecte a la isla.
Ambos ponentes han atribuido la dimensión del fuego originado en Valleseco a "la nefasta gestión del territorio", de ahí a que hayan considerado que es necesario "cambiar la normativa tan pesada que obstaculiza el uso de los recursos forestales".
Hernández ha asegurado que el Plan Insular de Organización, promovido por el Cabildo, no había incluido a ningún ingeniero técnico agrícola y que, de ahí, sea "necesario" una modificación del mismo.

Página 1 de 72

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder