interovic 1000x120 junio19

divisor 10x70 blanco

vetia 480x90 marzo19divisor 10x70 blancosyva 480x90 junio19divisor 10x70 blanco

foro19 ovigen 480x90 2018divisor 10x70 blancoforo19 msd 480x90 2

Mostrando publicaciones por etiqueta: Sucesos

listeriosis en quesos

                                                                                                           FOTO: actu.fr

El consumo de queso contaminado con listeria y fabricado por la compañía Fromagère de la Brie ha causado en Francia dos muertes, mientras que otras cuatro personas tuvieron que ser hospitalizadas, informó este miércoles el diario "Le Parisien".
El primer fallecimiento por listeriosis se produjo el 3 de mayo y la víctima fue una mujer de 64 años residente en Yonne, en el centroeste de Francia.
En el registro efectuado en su domicilio se encontró en la nevera un queso de leche cruda contaminado con listeria y producido por esa empresa.
En el segundo caso, según anunció este lunes la agencia sanitaria de la región de Alta Francia, la infección, que se transmite principalmente por la ingestión de alimentos contaminados, provocó que una mujer embarazada perdiera al bebé.
Los ministerios de Sanidad y Agricultura de Francia anunciaron el pasado 10 de abril la retirada de quesos de Fromagère de la Brie tras hallar restos de la bacteria en esos productos.
El director de la empresa, Philippe Bobin, anunció en "Le Parisien" un día después su intención de dimitir "en quince días" y de encontrar un comprador para ayudar a salvaguardar los 65 puestos de trabajo.

Un hombre está investigado en Gran Canaria acusado de causar la muerte de varios animales en una finca de su propiedad, debido a las malas condiciones higiénico-sanitarias y falta de alimentación en la que estaban, ha informado la Guardia Civil.
En la finca, situada en la zona conocida como Rosiana, había cuatro animales muertos (una cabra, una oveja, un cordero, y una gallina), un perro no tenía agua ni comida y un cerdo estaba atado con cuerda de pequeñas dimensiones sin refugio, se informa en un comunicado.
Asimismo, varias gallinas estaban dispersas por la parcela sin alimentación, y todos los animales estaban desnutridos por falta de atención, sin alimentación, ni agua y en condiciones higiénico-sanitarias deficientes.
Los agentes rescataron con vida un cerdo, un perro, diez gallinas y un pavo y fueron trasladados al centro temporal de recogida de animales del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana. 

La Guardia Civil ha destapado, a partir de una investigación iniciada en Burgos, una trama de administración irregular de medicamentos en animales, que se extendía también a la provincia de Palencia, ha detenido a una persona e investigada a otras doce presuntamente implicadas en distinto grado.
Según ha informado este domingo la Guardia Civil en un comunicado, en el marco de la denominada Operación 'Sperandia', se ha detenido al dueño de una comercial veterinaria e investigado a otras doce personas, entre ellos cinco ganaderos, por su presunta participación, en distinto grado de autoría, en delitos contra la salud pública, falsedad documental, intrusismo profesional y pertenencia a grupo criminal.
La investigación se inició el pasado agosto en el ámbito de la operación Pangea XI, coordinada por la Guardia Civil en el marco de Europol y dedicada a la lucha contra el tráfico ilegal de medicamentos.
A raíz de una inspección llevada a cabo por el Seprona en un comercio dedicado a actividades veterinarias en Burgos, se descubrió que expedían recetas a nombre de explotaciones ganaderas "inactivas" del País Vasco y Cantabria.
Sin embargo, llamó la atención que esas explotaciones no eran las destinatarias reales de los medicamentos, bien porque su titular no poseía ya la explotación que figuraba en las recetas o por no ser cliente de esa comercial.
Las pesquisas demostraron que estas recetas eran validadas por tres veterinarios diferentes, los cuales al parecer firmaban las recetas a solicitud del dueño de la comercial sin realizar tratamiento alguno a los animales.
Tras las primeras investigaciones se verificó que casi 500 medicamentos habían salido de la comercial con destino desconocido, amparados por la firma de veterinarios que finalmente han sido investigados por falsedad de documento oficial y pertenencia a grupo criminal.
El siguiente paso de la investigación fue averiguar el destino de estos y otros medicamentos, cuya administración es exclusiva de veterinarios, que ha concluido con cinco ganaderos de las provincias de Burgos y Palencia investigados por intrusismo profesional.
Finalmente, ha sido detenido J.C.N.F. (45), e investigados L.MM (32), S.T.S. (42), S.A.G. (69), F.T.A. (71), L.M.N.T. (56), F.A.C. (61), J.L.C.R. (64), A.C.D.(58) F.J.C.D. (62), F.B.R.(65), A.H.V.(22) , J.P.M.(39).
La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Burgos, donde han sido entregadas las diligencias y coordinada por la Sección del Seprona de la Comandancia de Burgos.
También han colaborado la Diputación Foral de Vizcaya, la Junta de Castilla y León, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y el Consejo de Colegio de Veterinarios de España.
Según la Guardia Civil, las irregularidades señaladas conllevan un uso indebido de medicamentos sujetos a prescripción veterinaria sin un adecuado control, supervisión y responsabilidad de profesionales sanitarios, tanto en la dispensación de medicamentos (farmacéuticos), como en la prescripción de dichos medicamentos (veterinarios).
Al operar de este manera, se podrían ocasionar graves e innecesarios riesgos para la sanidad animal, la salud humana y el medio ambiente.

Agentes de la Guardia Civil han detenido en Córdoba a tres personas, de 73, 51 y 26 años, como supuestos autores de un delito de robo de 21 corderos en una explotación ganadera de la zona norte de la provincia cordobesa.
El instituto armado ha explicado en una nota que las investigaciones se iniciaron el pasado febrero tras observar los agentes un vehículo ocupado por dos personas, en un camino de acceso a una explotación ganadera.
Al considerarlo sospechoso, los agentes lo trataron de interceptar y solicitaron la colaboración de más agentes hasta comprobar que los ocupantes del vehículo habían supuestamente cometido un robo de corderos en dicha explotación.
El avance de las gestiones permitió a los investigadores sospechar que los corderos sustraídos pudieran ocultarse en una explotación ganadera ubicada en las inmediaciones de esta capital.
Una vez localizada e inspeccionada, en la que se encontraban el titular y dos familiares del mismo, localizaron en una de las instalaciones 21 corderos, cuya lícita procedencia no pudieron acreditar ninguna de estas tres personas, por lo que fueron intervenidos.
Tras comprobar que los corderos eran los mismos que habían sido sustraídos en el robo de la zona norte de la provincia, se procedió a la detención de lo tres sospechosos como supuestos autores de un delito de robo con fuerza. 

Los Mossos d'Esquadra han denunciado administrativamente al propietario de una explotación ganadera de Ulldecona por el abandono de cadáveres de ovejas, informa este jueves la policía de la Generalitat.
Los agentes fueron informados este lunes 26 de febrero de que cuatro cadáveres de ovejas habían sido tirados en un tubo de desagüe de la autopista AP-7 a su paso por Ulldecona.
A partir de estos hechos los policías iniciaron indagaciones e identificaron la explotación ganadera de la que habían salido los cadáveres.
Ayer miércoles los agentes inspeccionaron la explotación ganadera, donde detectaron otros cadáveres de ovejas en el interior de unas fosas ubicadas en unos terrenos adjuntos.
Los agentes denunciaron el mismo miércoles al propietario de la explotación por una infracción de la Ley 8/2003 de sanidad animal, concretamente por el abandono de cadáveres de animales que puedan causar un riesgo para la sanidad animal, salud pública o puedan contaminar el medio ambiente.
Se da la circunstancia de que el denunciado es reincidente en este tipo de infracción. 

La Guardia Civil investiga a dos vecinos de Almendral (Badajoz) como presuntos autores del robo de trece cabras, un cerdo y tres perros de raza mastín, además de material de uso ganadero, en explotaciones de este municipio.
En concreto, se les imputa dos delitos de robo y tres de hurto, según ha informado este viernes el instituto armado en una nota.
La investigación se inició el pasado diciembre a raíz de la denuncia de sustracción de trece cabezas de ganado caprino de una explotación ganadera de Almendral.
Efectivos del equipo ROCA determinaron que los animales podían haber sido trasladados a otras explotaciones ganaderas cercanas del mismo municipio, por lo que procedió a inspeccionar algunas de ellas, en una de las cuales sospecharon que podían hallarse ocultos.
Identificados los responsables de esta explotación, dos vecinos de Almendral, los agentes realizaron una visita a la explotación, en la que localizaron camufladas en un corralón trece cabras, así como un cerdo y un perro.
Asimismo, en establos y cuartos de herramientas, hallaron otros objetos de los que el responsable no pudo acreditar su procedencia.
Tras el análisis de los mismos y gestiones practicadas, la Guardia Civil averiguó que procedían de otros robos y hurtos perpetrados en fincas del mismo término municipal. 

 

Una juez ha condenado a un ganadero de Porrúa (Llanes) a 15 meses de prisión por un delito continuado de maltrato animal y ha pedido que se investigue si la madre y un amigo del acusado cometieron un delito de falso testimonio para favorecerle con su declaración.
La condena, dictada por la juez de lo Penal 2 de Oviedo, incluye además la inhabilitación al acusado, V.M.R., durante cuatro años, para el ejercicio, oficio o comercio relacionado con los animales y su tenencia.
La juez declara probado que V.M.R., al menos desde diciembre de 2017 hasta enero de 2018, privó a sus animales de "los más elementales cuidados", dejándoles encerrados sin comida, ni bebida y en condiciones higiénicas "deplorables".
Los vecinos alertaron del estado de abandono de los animales a la Policía Local de Llanes que, el 3 de enero de 2018, acudieron a la cuadra y hallaron dos gallinas muertas, dos ovejas muertas en avanzado estado de descomposición, y dos burros en estado de desnutrición.
Los burros presentaban fasciculaciones mandibulares y alta probabilidad de padecer cólico por impactación debido a la ingesta de la lana de las ovejas a falta de otro alimento, careciendo de agua y comida y pisando sus propios excrementos acumulados y a los animales en descomposición.
Asimismo, fueron hallados en las inmediaciones de la finca huesos de gallinas introducidos en dos sacos, así como el cadáver de una oveja en la zona del río.
La Asociación Mundo Vivo se hizo cargo de los dos burros, previa autorización judicial, desde el 4 de enero de 2018, a los que cuidaron y atendieron hasta que fueron sustraídos el 29 de enero de 2018, apareciendo ese mismo día en otra finca y devueltos a su procedencia.
Los burros fueron sustraídos, nuevamente, el 2 de febrero de 2018, y desde entonces se desconoce, tanto su estado, como su paradero.
V.M.R. tendrá que indemnizar a la Asociación "Mundo Vivo", en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia, por los gastos derivados de la atención dispensada a los burros, como pedía la abogada de la acusación particular, Laura de Pedro Lázaro.
La juez ha tenido en cuenta, entre otras pruebas, la declaración de un testigo que afirmó que los excrementos les llegaban a los burros por las rodillas, estaban encerrados, al 50 por ciento de su normal peso corporal, sucios, los cascos sin recortar y en un estado de abandono total.
Además, incidió en que vio gallinas muertas, "premeditadamente degolladas", así como una oveja muerta junto al río y un saco con huesos de 30 ó 40 gallinas.
La madre del acusado, M.E.B., y su amigo E.M.P. ofrecieron sendas declaraciones "mendaces, a sabiendas de su falsedad, con el evidente ánimo de tratar de favorecer al acusado", señala la sentencia a la que ha tenido acceso Efe, por lo que la juez pide que se investigue si ambos han incurrido en falso testimonio. 

La Guardia Civil, dentro del plan denominada operación Muton 2018, ha detenido a dos hombres por delitos de hurto de ganado, ocurridos en diversas localidades.

Los hechos ocurrieron a finales de noviembre, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de una serie de robos y hurtos en Antequera, Casabermeja, Periana y la propia capital, además, de Loja (Granada); sustrayéndose un total de 50 cabezas de ganado ovino y 12 de caprino.

Las investigaciones, llevadas a cabo por guardias civiles de los puestos de Colmenar y Casabermeja, dieron como resultado la detención de los presuntos autores, así como la recuperación de 34 cabezas de ganado ovino y ocho de ganado caprino, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Los animales, que fueron localizados en dos cortijos aislados de Casabermeja y Almogía, han sido entregados a sus propietarios en calidad de depositarios mientras continúan las investigaciones para tratar de recuperar el resto de los animales sustraídos.

La Guardia Civil, en colaboración con la dirección general de Salud Pública de la Conselleria de Sanidad valenciana, ha desarticulado una organización criminal que se dedicaba a la distribución, desde las provincias de Valencia y Madrid, de productos cárnicos en condiciones de insalubridad y ha inmovilizado más de mil toneladas de estas carnes.
Según ha informado la Guardia Civil, esta operación ha culminado con la detención de seis personas y la investigación de otras ocho, todas ellas de entre 25 y 60 años, a las que se imputan delitos contra la salud pública, organización criminal y blanqueo de capitales.
Los agentes han practicado tres registros y más de treinta inspecciones en empresas de las localidades valencianas de Alzira y Algemesi, así como en la madrileña de Alcobendas, en los que se han inmovilizado más de mil toneladas de productos cárnicos en mal estado por un valor de alrededor de cinco millones de euros.
El pasado mes de junio tuvieron conocimiento, a través de la Conselleria, de la localización de una empresa clandestina dedicada a la distribución de productos cárnicos insalubres, y los inspectores veterinarios del departamento de Salud de La Ribera levantaron acta de los incumplimientos.
Una vez conocidos los hechos, agentes del equipo de policía judicial de Carlet y miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Valencia iniciaron la operación Jamvina en coordinación con Sanidad.
Los miembros de la organización, que pertenecían a varias empresas que formaban parte del entramado, se dedicaban a introducir en el mercado alimentos en malas condiciones y en diversos formatos, y para ello utilizaban marcas comerciales de otras empresas con el objetivo de dar salida a estos productos.
Los presuntos autores evitaban el desembolso a la hora de destruir los productos caducados o en malas condiciones, y además, conseguían nuevos ingresos con la manipulación de las fechas de consumo preferente de las piezas enteras y las introducían de nuevo en el mercado por un precio menor.
Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Alzira. 

 

La Guardia Civil ha detenido en la localidad cordobesa de Hinojosa del Duque a dos ganaderos, como sospechosos del robo de ovejas y corderos en otra granja de la zona. Sustraían presuntamente los animales y les cambiaban la identificación, utilizando el código de su explotación para hacer una guía que les permitía venderlos como propios en los circuitos oficiales sin levantar sospechas.

El equipo ROCA de la Benemérita, especializado en el control de robos en el campo, había recibido a finales de 2017 la denuncia de un ganadero de Hinojosa del Duque que echaba en falta en su explotación casi medio centenar de corderos y varias ovejas. Después de la denuncia se iniciaron las pesquisas, que llevaron a sospechar de un ganadero de la localidad de Valsequillo, a cuya granja se realizó una visita y en una primera inspección ocular se fueron confirmando las sospechas.

Para continuar la investigación del caso, desde la Guardia Civil se pusieron en contacto seguidamente con los Servicios Veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) de Penarroya-Pueblonuevo, de la que depende esta explotación, para visitar oficialmente las instalaciones y hacer todas las comprobaciones oportunas en la documentación de la ganadería. Finalmente, el sospechoso confesó los hechos e implicó en los mismos a una mujer. Ambos han sido puestos a disposición judicial.

La operación ha permitido la recuperación de una parte de los animales sustraídos, que fueron devueltos a su dueño.

 

Página 1 de 71

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder