Mostrando publicaciones por etiqueta: Trazabilidad

Cobadu materializó las recientes certificaciones en bienestar animal y trazabilidad para sus granjas de porcino en una gala a la que acudieron más de 130 ganaderos. La apertura y moderación del acto corrió a cargo de Alberto Megía, responsable de porcino de Cobadu, quién agradeció el “trabajo en equipo y el gran esfuerzo de ganaderos y compañeros”. Megía destacó el hecho de que la cooperativa sea pionera en España en poseer la certificación PAED y destacó además que es la tercera entidad nacional con las tres fases de la certificación auditadas. Se dirigió también a los ganaderos para animarles a mantener los certificados y afrontar con trabajo los nuevos retos en Bienestar Animal.

La siguiente en intervenir en la jornada fue Sandra Montejano, gerente de alimentación de Aenor, que se dirigió tanto a los ganaderos como a la parte técnica de Cobadu para pormenorizar y desgranar el contenido de los certificados y aclarar los resultados de las auditorias efectuadas en las granjas. Sandra puso en valor la buena conexión entre los veterinarios y técnicos con los ganaderos y sus animales observada en las auditorías y animó a seguir trabajando en la misma línea para seguir a la vanguardia del sector.

El director de Anprogapor, Miguel Ángel Higuera, no pudo acudir a la jornada por problemas de agenda pero si quiso estar presente a través de un vídeo en el que transmitió su enhorabuena a todos los presentes. Higuera dio su apoyo tanto a los ganaderos como a toda la cooperativa para que sigan trabajando por conseguir la excelencia en su sistema productivo e ir todos acordes superando los retos actuales del sector.

Inmaculada García, gerente de Aenor en Castilla y León, entregó las certificaciones a Rafael Sánchez en nombre de toda la cooperativa. “El día de hoy significa un paso trascendental que debe también considerarse un punto y seguido, un impulso para ganaderos y técnicos para seguir avanzando en esta materia, y por seguir a la vanguardia del sector”, explicó el director general de Cobadu. “Éste es un compromiso no solo con el Bienestar Animal, sino con la sociedad en general, ya que a través de estos certificados ofrecemos una mayor información y transparencia al consumidor”.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) presentó durante la pasada semana en una reunión sectorial la necesidad de realizar una modificación e la normativa alrededor del sistema Letra Q, en todo lo que se refiere al control de la calidad y trazabilidad de la leche, tanto de vaca como de pequeños rumiantes, para establecer una serie de controles sanitarios.

Por lo que se refiere a las explotaciones, los controles que se realizarán en la propia granja serán una inspección visual, control de temperatura, limpieza del tanque y de la sala de ordeño, prueba de acidez y estabilidad al alcohol en el caso de sospecha de deterioro microbiológico y una prueba de antibióticos ‘in situ’ en caso de sospecha. También se tomarán muestras de leche para analizar la bacteriología, las células somáticas y la presencia de residuos de antibióticos, además de otros aspectos como la grasa, la proteína, el extracto seco y el punto crioscópico.

Además de una mejora en el programa de gestión del sistema Letra Q, se prevé que se establezcan una serie de alertas que recibirá el ganaderos, consistentes en positivos a residuos de antibióticos en muestra de tanque y de cisterna, superación del límite máximo establecido para el recuento de colonias de gérmenes y también en el caso de superar el límite máximo para el recuento de células somáticas.

La Directiva 2003/99/CE sobre la vigilancia de las zoonosis y los agentes zoonóticos, tiene como finalidad la adecuada vigilancia de las zoonosis, los agentes zoonóticos, y la resistencia a antimicrobianos ligada a ellos, dichas áreas de vigilancia se han reforzado con la publicación de la Decisión de la Comisión 652/2013.

La Decisión de la comisión 652/2013/EU define las pautas para el establecimiento de programas de vigilancia que permitan el seguimiento y la notificación de la resistencia a antimicrobianos de las bacterias zoonóticas y comensales, y recomienda, en la medida de lo posible, el empleo de las muestras y/o aislados obtenidos en el marco de los programas nacionales de control ya existentes, como es el caso de los programas nacionales de control de Salmonella (PNCS) establecidos en avicultura (gallinas ponedoras, pollos de engorde y pavos de engorde).

El programa engloba el establecimiento de programas de vigilancia de zoonosis y resistencia a antimicrobianos de aquellos microorganismos/especies animales no incluidos en los PNCS pero incluidos en la Decisión 652/2013 (Campylobacter coli, C. jejuni, Escherichia coli indicador y E. coli productores de betalactamasas de espectro ampliado/pAmpC) y otras bacterias que decidan incluirse como Yersinia enterocolítica o Staphylococcus aureus meticilin resistente.

El Ministerio de Agricultura externaliza una parte de las actividades relacionadas con la vigilancia de resistencia a antimicrobianas, concretamente para la ejecución del Programa de vigilancia de resistencias a antimicrobianos se utiliza un contrato público que se adjudica por procedimiento abierto periódicamente. Desde el año de inicio del programa hasta la actualidad la realización del mismo, que incluye las siguientes actividades el diseño del programa, la toma de muestras, el aislamiento, la identificación y caracterización de microorganismos sometidos al programa de vigilancia, el análisis de datos obtenidos y formación continua de profesionales implicados en la resistencia a antimicrobianos, la ha venido realizando el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet). Anualmente se recopilan los resultados en un informe que se transmite a la Subdirección de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica este viernes, día 10 de febrero, la Orden AYG/65/2017, por la que se regula el registro e identificación de los agentes que intervienen en el sector de la leche cruda de vaca, oveja y cabra en Castilla y León. Según se explica en el preámbulo de la propia normativa, el propósito es unificar las dos órdenes que se encontraban vigentes en la comunidad autónoma, una de ellas destinada al vacuno y otra a los pequeños rumiantes. Además, se quieren simplificar algunos aspectos, ya que la Directiva de Servicios de la Unión Europea establece que el régimen de autorización únicamente resulta exigible para las instalaciones del lavado de cisternas, ya que son susceptibles de generar daños al medio ambiente o la salud pública. Para la inscripción del resto de agentes, se considera suficiente un régimen de declaración responsable. Respecto a las altas y bajas de los tanques de frío, la comunicación es ya suficientemente garantista. Por último, también se pretenden reducir las cargas administrativas para lograr una mayor dinamización empresarial.

Así, esta orden tiene por objeto regular en Castilla y León la identificación y registro de todos los agentes que produzcan, transporten, recojan, mantengan, transformen o posean leche cruda de vaca, oveja y cabra, así como las instalaciones de lavado de cisternas, los laboratorios oficiales y los de análisis de muestras de leche cruda de vaca, oveja y cabra acreditados para dar cumplimiento al sistema de controles establecido en la normativa aplicable. También se deberán identificar todos los contenedores que alberguen leche cruda procedente de hembras de esas especies. El registro de los silos será obligatorio para aquellos que alberguen leche cruda de vaca, y voluntario para aquellos que alberguen leche de oveja y/o cabra.

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León inscribirá los establecimientos y contenedores, además de los agentes del sector lácteo a los que pertenezcan, en la base de datos Letra Q. De esta forma, las explotaciones ganaderas que produzcan leche para su comercialización o destinen directamente al consumidor toda o parte de su producción o elaboren productos lácteos de vaca, oveja o cabra en la explotación (venta directa), quedarán inscritas de oficio siempre y cuando figuren inscritas en la sección ganadera del registro de explotaciones agrarias de Castilla y León con la clasificación zootécnica de producción de leche o producción mixta. Los titulares de dichas explotaciones deberán comunicar a la autoridad competente las altas y bajas de los tanques de frío, con anterioridad a la primera comercialización de leche. Así, el código de explotación pasará a ser también el código de identificación que tendrá en la base de datos Letra Q.

 

Por otra parte, los productores deberán mantener en la explotación un registro actualizado de entregas de leche conforme se establece en la Orden AYG/118/2013, de 22 de enero, por la que se aprueba el modelo de libro registro de explotación ganadera, así como los modelos de comunicaciones o solicitudes en relación con los sistemas de identificación. Además, el personal encargado de la recogida de la leche proporcionará al productor un recibo o comprobante de cada entrega, que contendrá al menos la siguiente información: Identificación del productor; explotación (unidad de producción); fecha y hora de recogida; cantidad de leche entregada; Identificación del operador y de la cisterna que la recoge; si se ha realizado o no toma de muestras.

El Colegio de Veterinarios de Huesca organizó el pasado 26 de octubre una jornada informativa sobre la receta veterinaria electrónica, con el modelo denominado ‘Prescrivet’, en el que se valoró la importancia de la receta electrónica como garantía de trazabilidad. Los encargados de impartir la jornada fueron Fulgencio Fernández, presidente del Colegio de Veterinarios de Murcia y responsable de la puesta en marcha del proyecto; y Darío Morón, técnico informático de la Organización Colegial Veterinaria de España.

La presentación corrió a cargo de Fernando Carrera, presidente del Colegio de Veterinarios de Huesca, que se refirió a la receta electrónica como herramienta muy útil para el día a día de un veterinario y de su trascendencia en la trazabilidad.

Sobre este punto incidió Fulgencio Fernández, quien argumentó que la trazabilidad es algo que nadie pone en duda hoy en día, y por ello debe garantizarse que todo el proceso vital de un animal esté salvaguardado en materia sanitaria.

El presidente del Colegio de Veterinarios de Murcia reflexionó sobre la profesión veterinaria aludiendo al hecho de que la expedición de las recetas es de las pocas cosas que quedan como algo propio y exclusivo del veterinario. Afirmó que “el trabajo diario de los veterinarios dignifica a la profesión; no obstante, la receta electrónica vendrá a dignificar todavía más su labor”.

La implantación de medidas de ahorro energético en las explotaciones agrícolas y ganaderas les permiten reducir entre un 5 y un 10 % su huella de carbono, que es el indicador que refleja la cantidad de emisiones de gases efecto invernadero, responsables del cambio climático.
Así lo ha asegurado a Efeagro el director ejecutivo de la empresa Solidforest, Rubén Jiménez, tras presentar los resultados de un estudio hecho en España sobre la huella de carbono en el mundo rural, a petición de la organización profesional agraria UPA.
Dentro del proyecto, se han llevado a cabo durante tres años cálculos de huella de carbono de 130 productos agropecuarios -hortofrutícolas, sector aceitunero, vinícola, ganadero y cerealista- de 33 explotaciones de todo el país.
Tras realizar los primeros cálculos de huellas de carbono, Jiménez ha detallado que se les proponía a los agricultores y ganaderos medidas de ahorro energético, como cambio de calderas por calderas de biocombustible, instalaciones fotovoltaicas y mejora de los motores o de los sistemas eléctricos para reducir pérdidas.
Una vez implantadas dichas medidas, los técnicos aguardaban el tiempo suficiente para que la finca comenzase a trabajar con los nuevos sistemas para volver a medir la huella de carbono.
En ese momento, según Jiménez, se demostraba esa reducción de la huella de carbono de entre un 5 y un 10 %, respecto al sistema productivo anterior.
A su juicio, esa reducción es "interesante", aunque no "tan enorme" como podría conseguirse en el sector industrial o servicios.
En ese sentido, ha detallado que si bien el sector ganadero tiene un consumo "importante" energético y eléctrico, supone una "pequeña parte" de las emisiones que genera.
De hecho, el estudio revela que, en el caso de la ganadería, las mayores emisiones de gases proceden del estiércol y la fermentación entérica de las cabezas de ganado.
En la agricultura, la actividad que más aporta a la huella de carbono es la fertilización.
Según el informe, la huella de carbono en las explotaciones ganaderas es superior a las explotaciones agrícolas.
De los diferentes productos estudiados, destaca que la colza, el algodón y el maíz generan más huella de carbono porque tienen un elevado uso de fertilizantes para los rendimientos productivos generados.
En cambio, las explotaciones de naranja o pimiento dejan una huella menor porque la ratio producción-fertilización está más equilibrada.
El subdirector de la Oficina Española de Cambio Climático, Eduardo González, ha señalado la necesidad de actuar con "urgencia" ante el cambio climático, un problema "global" que afecta a la sociedad actual y "a las próximas generaciones".
Ha hecho un llamamiento para que todos los países inviertan en mitigar la emisión de gases de efecto invernadero, porque es "más rentable" que la "inacción" y "tener que soportar las consecuencias derivadas del cambio climático".
Según ha mantenido durante la presentación del informe, UPA ha sido "proactiva" elaborando este proyecto, que permite "obtener información y datos para reducir la emisiones" en las explotaciones, que, a su vez, apostarán por una gestión de "mayor eficiencia y ahorro energético".
Por su parte, el coordinador técnico de UPA para este proyecto, Javier Alejandre, ha remarcado que la organización veía necesario este estudio que permitiera saber al sector en qué punto se encuentra en cuanto a la huella de carbono. "Queremos conocer los elementos de nuestra actividad productiva para ver qué afecta más al calentamiento global y ver dónde podemos actuar", ha indicado. Alejandre espera que las conclusiones de este estudio sean tenidas en cuenta en el diseño de futuras políticas sobre medio ambiente y cambio climático.

Ser más efectivos en la detección de residuos de medicamentos veterinarios en los alimentos de origen animal ha sido una de las conclusiones de las jornadas celebradas por el Centro Tecnológico Ainia.

Bajo el título ‘Residuos de medicamentos veterinarios en alimentos de origen animal: problemática, legislación y control’, en el encuentro se ha planteado que

estos sistemas pueden ser un mayor control en el empleo de hormonas, la implementación de autocontroles para la detección de residuos en mataderos y procedimientos de actuación por sospecha o trazabilidad. En las jornadas se ha recordado que la Unión Europea (UE) sólo permite el uso de medicamentos en animales destinados a la producción de alimentos que hayan sido autorizadas por la Agencia Europea de Medicamentos. Además, limita la utilización de sustancias farmacológicamente activas sólo en animales productores de alimentos si han sido objeto de una evaluación de riesgo.

En 2013, la UE detectó 108 alertas relacionadas con residuos de medicamentos en productos alimenticios cárnicos y derivados, entre otros, mientras que en lo que va de 2014 se han identificado 43 alertas.

La responsable de la sección de Cromatografía del Departamento de Análisis Químicos de Ainia, Begoña Company, ha profundizado en los retos en el control analítico de los residuos veterinarios. Company ha resaltado que el desafío pasa por encontrar un método analítico multiresiduos, es decir, que sea capaz de analizar muchos residuos a la vez, lo que supone una aligeración del proceso de entrega de resultados. Actualmente, según ha apuntado, la técnica de la cromatografía es la que está siendo más estudiada y perfeccionada para tal fin.

Así como el desarrollo de la trazabilidad bovina obligatoria, a través de la cual Uruguay es ejemplo en todo el mundo despertó el interés de varios países, ahora el compartimento ovino acaparó la atención de las autoridades de la Unión Europea y otras naciones de América del Norte que también quieren conocer más sobre esa experiencia, según publica el diario uruguayo El País.

El director general de los Servicios Ganaderos (MGAP), Francisco Muzio, dijo que en el marco de las reuniones bilaterales mantenidas por la delegación uruguaya en la Asamblea Anual de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), celebrada en París, las autoridades de la Unión Europea “se mostraron muy interesados en aplicarlo” y en conocer más a fondo la experiencia que es inédita en el mundo.

 

 

El director general de Agricultura y Ganadería del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural (DAAM), Miquel Molins, acompañado del subdirector general de Ganadería, Joaquim Cifra, ha presidido la reunión de la Mesa Sectorial Agraria del ovino y caprino, que se celebró en la sede de Prodeca y que contó con la participación por parte del sector de los representantes de Unión de Pagesos, Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC), Asaja- Aeall, la Federación de Entidades Catalanas de Ganaderos de Ovino y Caprino (Fecoc), la Asociación Catalana de Fabricantes de Piensos (Asfac), Anafric, la Federación Catalana de Industrias de la Carne (Fecic) y la Asociación de Ganaderos de Caprino de Cataluña (ARCC), según publica Eurocarne.

En el transcurso de la reunión, el Departamento informó del estado de las actuaciones realizadas en el marco del Plan de recuperación del sector ovino y caprino de Cataluña. Entre estas actuaciones destacan las orientadas a promocionar el consumo de carne de cordero, en las que participan tanto el sector productor, como el de la transformación, comercialización y distribución.

El objetivo principal es incentivar el consumo de la carne de cordero y cabrito, trabajando los diferentes aspectos que deben permitir al consumidor percibir la carne de cordero con unas bondades nutritivas comparables a cualquier otra carne roja y, por lo tanto susceptible de ser incluida en la dieta habitual, desatándose la de un consumo puramente festivo, que es el que actualmente se le destina.
En este sentido, tanto el DAAM como el propio sector coinciden en la necesidad de buscar nuevos formatos para las piezas que se comercializan, más pequeñas y fáciles de cocinar, de acuerdo con los hábitos de consumo actuales, siendo imprescindible la colaboración los carniceros y restauradores para cumplir este objetivo. El reforzamiento de la información sobre el origen de la carne en el punto de venta, el impulso de la venta de proximidad, el apoyo a los distintivos de calidad y las campañas de promoción, con charlas técnicas y demostraciones prácticas a los prescriptores de la carne de cordero son otros pilares que se ha acordado potenciar, con actuaciones como las catas a los consumidores en general.
Otra cuestión tratada en profundidad en la reunión fueron las novedades que supone para las explotaciones de ovino y caprino el nuevo Decreto de ordenación de las explotaciones ganaderas (Decreto 40/2014), en la que destaca, de una parte, la obligatoriedad para las explotaciones de reproducción y reposición de disponer, en un plazo máximo de tres años, de una valla perimetral; y, por otro, las condiciones de ubicación entre las explotaciones de ovino y caprino y respecto a otros establecimientos que supongan un riesgo higiénico-sanitario.
En cuanto a la tasa de identificación del ganado ovino y caprino, que entró en vigor el pasado 31 de enero, de acuerdo con la Ley 2/ 2014 de 27 de enero de medidas fiscales administrativas, financieras y del sector público, el DAAM ha asumido el compromiso de revisar esta tasa conjuntamente con el sector para el próximo año 2015.
En cuanto a las cuestiones sanitarias, se informó también del control sanitario de los rebaños de ovino y caprino, especialmente en cuanto a la brucelosis, se analizó su evolución y la situación actual, con unas resultados para 2013 de mínima prevalencia. Este hecho hace que el DAAM, tal y como se informó, se plantee el objetivo de iniciar, a medio plazo, el proceso de obtención para Cataluña de ‘región oficialmente indemne de brucelosis ovina y caprina’.

Por último se informó que recientemente han sido realizados los pagos de las ayudas de las campañas 2010, 2011 y 2012 de las líneas gestionadas por la Dirección General de Agricultura y Ganadería: ‘Ayudas al fomento de razas autóctonas en peligro de extinción’, ‘Ayudas al fomento de razas autóctonas en régimen extensivo’, ‘Ayudas SANDACH’, ‘Ayudas para la ejecución de los Programas Sanitarios’, ‘Ayudas para la mejora de la calidad de la leche’, y ‘Ayudas para el control oficial del rendimiento lechero’. Y en cuanto a las ayudas directas, gestionados por la Dirección General de Desarrollo Rural, se informó que se ha efectuado todos los pagos correspondientes a la campaña 2013 y sólo falta por pagar ‘la Ayuda para productores de ovino y caprino con producción amparada por denominaciones de calidad’, cuyo pago ya se está tramitando y se abonará en junio.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha publicado los criterios para la asignación de derechos de pago único de la reserva nacional, un sistema que da prioridad al acceso de jóvenes al campo y a productores de zonas con desventajas.

La circular, que publica en su web, regula las condiciones y requisitos mínimos, así como los métodos de cálculo aplicables a cada uno de los casos por los que se puede acceder a la Reserva Nacional de acuerdo con la legislación comunitaria y nacional.

La constitución de una Reserva Nacional de derechos de Pago Único tiene como finalidad facilitar la participación de nuevos agricultores en el régimen de Pago Único o tener en cuenta las necesidades particulares de algunas regiones, según el FEGA.

Se podrá hacer uso de la reserva nacional para asignar, de forma prioritaria, derechos de pago a los agricultores que comiencen su actividad Agraria.

En el caso de los sectores ovino-caprino y del sacrificio de bovinos, las unidades de producción por las que se pide a la Reserva Nacional podrán no figurar en la solicitud única, pero sí deberán constar en el Registro del Sistema Integral de Trazabilidad Animal (Sitran).

Página 1 de 3

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder