foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: NORMATIVA

Foto 03-12-14

La Comisión Europea ha aceptado provisionalmente las propuestas de modificación del Pliego que define la IGP del lechazo de Castilla y León, que se recoge en el DOUE del pasado 28 de noviembre, abriendo un plazo de 3 meses para presentar las alegaciones que se consideren oportunas.

La propuesta de cambios, que es planteada por el órgano que dirige la IGP, modifica aspectos importantes que van desde la zona de producción, su forma de presentación e indentificación ante al consumidor, la edad de sacrificio...

5.   Modificaciones

Modificación 1

Descripción del producto: eliminación de la exigencia del control del peso en vivo de los lechazos al sacrificio en matadero.

La supresión de la medición del peso vivo al sacrificio en matadero se solicita ya que supone una duplicación de una medición que ya es controlada a través del peso de la canal, que es más preciso y objetivo y con el cual está directamente correlacionado.

Con el control del peso de la canal y manteniendo los requisitos de mayor importancia para determinar la calidad de la canal de los lechazos, como son el tipo de alimentación, el color, la conformación y el engrasamiento, parámetros todos contemplados en el pliego de condiciones IGP «Lechazo de Castilla y León», el producto seguirá cumpliendo con los criterios de calidad de la carne de los lechazos de la IGP.

Además de todo lo indicado, hay que decir que el proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» implica su revisión una a una. Si la canal está fuera de los rangos de pesos determinados en el pliego de condiciones, esta se rechaza automáticamente. En las canales cuyo peso cumple con el pliego de condiciones se procede a comprobar el resto de parámetros (conformación, color de la carne, color de la grasa externa, cantidad de grasa de los riñones, presencia del epiplón, etc.).

Texto que se suprime

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Modificación 2

Descripción del producto: eliminación del control de la edad de sacrificio del animal.

El término lechazo es sinónimo de «cordero lechal», es decir, cría de la oveja que todavía mama; por tanto, está directamente vinculado al tipo de alimentación, no a la edad. La edad es una consecuencia determinada por el momento natural del destete.

Con esta eliminación se pretende evitar duplicidades en los controles ya que este parámetro está directamente relacionado con otros que están contemplados en el pliego de condiciones y por lo tanto controlados, como el peso de la canal, el color y el estado de engrasamiento.

Se propone la supresión del control de la edad de sacrificio dado que el control individualizado de las canales garantiza el cumplimiento de los parámetros de calidad establecidos en el pliego de condiciones.

Los criterios utilizados para definir la calidad de la canal de este tipo de animales de corta edad y que solo son alimentados con leche materna son principalmente el color, el engrasamiento y el peso.

El peso de la canal está íntimamente relacionado con la edad de sacrificio, cuando aumenta la edad, aumenta el peso de la canal.

Los controles establecidos en el pliego de condiciones ofrecen garantías suficientes de que el animal se alimenta con leche materna exclusivamente hasta el momento del sacrificio, elemento esencial que confiere la especificidad a este producto. Además, existen controles destinados a garantizar que los lechazos solo se alimentan con leche materna:

Inscripción de las ganaderías que exclusivamente alimenten a sus lechazos con leche materna y control periódico de las mismas.

Control del color de la canal, rosa pálido o blanco nacarado (color derivado de la alimentación láctea).

Control de la grasa externa, del epiplón y de la grasa del riñón (color blanco céreo y la superficie de los riñones cubierta al menos en un 50 % de su superficie).

Análisis organoléptico del producto final.

El proceso de clasificación y etiquetado de las canales de la IGP «Lechazo de Castilla y León» se realiza mediante la inspección una a una de las canales, comprobando los parámetros antes mencionados. Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. En el caso de que un animal se presentase para su clasificación con una edad superior a los 35 días, habiendo tenido un desarrollo normal y armónico, superaría en canal el peso máximo de clasificación establecido y sería desestimado. En el caso de que este animal hubiese superado los 35 días de edad y su canal no superase el peso máximo establecido (casos muy excepcionales), se desestimaría dicha clasificación por no tener las proporciones armónicas, falta de engrasamiento renal y coloración más oscura.

Por lo tanto, controlando el peso de la canal, el color y el engrasamiento de los lechazos se tiene garantía de que los animales no superan los 35 días de vida y que son alimentados con leche materna. Esta modificación no tiene ninguna consecuencia sobre el método de producción y no afecta a la calidad del producto final.

Texto que se suprime

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Modificación 3

Descripción del producto:

En este apartado se ha modificado la redacción para evitar confusiones entre el peso de la canal y la forma de presentación del producto y se ha ampliado la información sobre el origen del localismo «lechazo». También se incluyen en las formas de presentación del producto la posibilidad de presentarlo en media canal y cortes primarios, esto se debe a que los hábitos alimenticios de los consumidores se han ido modificando como consecuencia de los cambios sociodemográficos que ha experimentado la población y que han propiciado una transformación en los patrones de consumo. Uno de los patrones que se han modificado es la demanda de formatos de alimentos de menor tamaño debido a la disminución de los integrantes de las familias, sin disminuir por ello la calidad de los mismos.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Se entiende por lechazo la cría de oveja que todavía mama, utilizándose este término indistintamente para referirse a machos y hembras, tratándose de un localismo que se utiliza en el ámbito geográfico de la cuenca del Duero.

El tipo de ganado apto para la producción de «Lechazo de Castilla y León» procederá de las razas: Churra, Castellana y Ojalada, admitiéndose únicamente los cruces entre las razas indicadas.

El «Lechazo de Castilla y León» deberá reunir los siguientes requisitos:

Cordero sin distinción de sexo.

Peso vivo al sacrificio en matadero: de 9 kg a 12 kg.

Edad de sacrificio: hasta 35 días.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales de las categorías «Extra» y «Primera» que se contemplan en la norma de calidad vigente y que cumplan las siguientes características:

Peso canal: dos formas de presentación:

a)

Sin cabeza ni asadura y con epiplón: de 4,5 kg a 7 kg.

b)

Con cabeza y asadura y epiplón: de 5,5 kg a 8 kg.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa.

Proporciones armónicas.

Contornos ligeramente redondeados.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

La alimentación de los lechazos será exclusivamente con leche materna.

Deberá decir:

El producto es la cría de ovino, tanto macho como hembra, nacida y criada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, procedente de las razas Churra, Castellana, Ojalada, o los cruces entre dichas razas, que se ha alimentado exclusivamente con leche materna.

La palabra «lechazo» es un localismo, que tiene su origen en la palabra «leche» y que define a la cría de oveja, tanto macho como hembra, alimentada con leche materna.

Serán amparadas por la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» las canales que cumplan las características siguientes:

Peso de la canal entre 4,5 y 7 kg. Si la presentación del lechazo se hace con cabeza y asadura, se incrementa el peso de la canal en 1 kg.

Clasificación de la canal: Categoría A calidad 1.a, según la Normativa Europea de Calificación de Canales de Ovino vigente.

Formas de presentación: canal con cabeza y asadura, canal sin cabeza y asadura, media canal y cortes primarios.

Conformación: perfil rectilíneo con tendencia subconvexa, proporciones armónicas y contornos ligeramente redondeados.

Características de la grasa: grasa externa de color blanco céreo. El epiplón cubrirá la canal. Los riñones aparecerán cubiertos de grasa, al menos, en la mitad de su superficie.

Color de la carne: blanco nacarado o rosa pálido.

Características de la carne: carne muy tierna, de escasa infiltración de grasa intramuscular, gran jugosidad y textura muy suave.

Modificación 4

Zona geográfica:

La zona geográfica de producción, antes restringida a determinadas comarcas de alto predominio cerealista, se amplía hasta abarcar toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Esta ampliación se basa en los datos de superficie de cereales que figuran en la declaración PAC de los últimos años correspondientes a todos los municipios de Castilla y León y a la existencia histórica de ganaderías de ovino de las razas autóctonas churra, castellana y ojalada en toda la Comunidad de Castilla y León. El análisis estos datos arroja que el 94,57 % de los municipios de Castilla y León son zonas cerealistas y por lo tanto cumplen con el vínculo establecido en el pliego de condiciones, basado en el binomio ovino autóctono con las zonas cerealistas que une y vincula el producto final con las raíces de su geografía, y es por esta razón por la que se considera razonable ampliar la zona de producción a toda la Comunidad de Castilla y León, siendo poco significativos el número de municipios que podían quedar excluidos.

Con ello se permite la producción en la zona periférica de la región, que presenta además ricos pastos naturales de importancia para la alimentación del ganado.

La zona geográfica propuesta para la IGP «Lechazo de Castilla y León» supone un incremento de 36 443 km2 de los 57 784 km2 que figuran en la versión del pliego de condiciones registrada actualmente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Zona de producción: comarcas de Castilla y León que coinciden con la distribución natural de las razas Churras, Castellana y Ojalada (En el pliego de condiciones se detallan uno a uno los municipios incluidos en la zona geográfica, no procede transcribirlos en este documento).

Zona de sacrificio y faenado: Comunidad de Castilla y León.

Deberá decir:

La zona geográfica de producción, sacrificio y faenado de los lechazos amparados comprenderá la totalidad de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Modificación 5

Prueba del origen:

Se ha reestructurado todo este apartado, básicamente para mejorar su comprensión y adaptarlo a la reglamentación vigente.

Se incluyen aclaraciones para garantizar la pureza de raza de los animales de las explotaciones y en cuanto a la alimentación exclusiva de los lechazos con leche materna; de esta forma se garantizan algunos de los elementos esenciales que confieren la especificidad a este producto.

Se cambia la identificación de los animales en la explotación; actualmente el pliego indica que deberá ser un crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguidas del número de orden y fecha de nacimiento. Esta identificación no es la contemplada en la legislación vigente y supondría que el animal debe llevar dos crotales.

Se modifica que la identificación de los lechazos pueda ser antes de la salida de la explotación y no al nacer como indica el Pliego vigente, como así se establece en la legislación vigente, artículo 4 punto 6 del Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina.

Se incorporan elementos de control del transporte de los animales, importantes de cara al bienestar de los animales, y de las características de la carne.

Se ha retirado el párrafo que menciona la actuación del comité de calificación de canales, ya que no era coherente con el proceso de certificación.

Se ha eliminado el contenido de los soportes físicos que acompañan al producto expedido ya que estos están especificados en el apartado sobre el etiquetado, se establece que esta identificación se debe realizar en el matadero.

Se incluye lo establecido en el artículo 4.2 del Reglamento de Ejecución (UE) n.o 668/2014 de la Comisión.

Se incluye el control de producción, transporte, el sacrificio y faenado de lechazos y la calificación de canales.

Se incluye el control del producto final mediante análisis organolépticos en laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Se han eliminado las referencias al Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Controles y certificación

Los lechazos aptos para producir carne protegida por la IGP procederán de explotaciones inscritas.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona de producción indicada en el punto C y los lechazos amparados deberán nacer y criarse en dichas explotaciones.

Los lechazos serán identificados al nacer con crotal en la oreja izquierda mediante la combinación de dos letras mayúsculas (siglas identificativas de la ganadería), seguida del número de orden y fecha de nacimiento, de acuerdo con el parte de nacimientos.

El sacrificio y faenado se realizará en mataderos, salas de despiece y envasado, inscritos en el registro de industrias del Consejo Regulador.

El Consejo Regulador, a través del Comité de Calificaciones de Canales, determinará la aptitud de las canales amparables por la Indicación Geográfica Protegida, basándose en lo establecido en el apartado B), colocando un soporte físico identificativo del «Lechazo de Castilla y León» que permita identificar al producto protegido.

Todas las canales con Indicación Geográfica Protegida que se expidan para el consumo deberán ir provistas del soporte físico, que contendrá en todo caso el logotipo del Consejo Regulador, la fecha de la matanza y número de identificación, no pudiendo ser comercializadas como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de precintos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, que deberán ser colocados en la propia industria y de acuerdo con las normas que determina el Consejo Regulador, y siempre en forma que no permita una segunda utilización.

En todo caso deberá existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y elementos de control del Consejo Regulador.

Las canales amparadas por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberán expedirse por las industrias inscritas por el Consejo Regulador en forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Deberá decir:

Solo podrán producir lechazos amparados las explotaciones ovinas que se encuentren inscritas en el registro oficial correspondiente y siempre que puedan garantizar la pureza de raza de sus animales.

Las explotaciones ovinas estarán enclavadas en la zona delimitada y los lechazos deberán nacer, criarse en dichas explotaciones y solo podrán alimentarse de leche materna.

Los lechazos serán identificados antes de su salida de la explotación según lo establecido por la legislación vigente, incluyendo además el logotipo de la IGP.

El transporte de los lechazos a matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados e irá acompañado de sus documentos de acompañamiento.

El sacrificio, faenado, despiece, envasado y distribución de la carne protegida se realizará exclusivamente en las instalaciones de los operadores inscritos en los registros de la estructura de control.

El producto expedido para el consumo irá en todo momento identificado, debiendo existir correspondencia entre los soportes físicos, etiquetas y otros elementos de control. La identificación se realizará en el matadero.

La carne amparada por la Indicación Geográfica Protegida únicamente deberá expedirse por operadores inscritos de forma que no perjudiquen su calidad o den lugar a desprestigio de la Indicación Geográfica Protegida.

Todos los operadores deberán poder determinar:

a)

El proveedor, la cantidad y el origen de todos los lotes de lechazos recibidos.

b)

El destinatario, la cantidad y el destino de las canales de lechazos etiquetadas.

c)

La correlación entre cada lote de lechazos vivos a que se refiere la letra a) y cada lote de canales de lechazos etiquetadas a que se refiere la letra b).

La producción, el transporte, el sacrificio y el faenado de lechazos y la calificación de canales serán sometidos a control.

El control de las características organolépticas de la carne se realizará mediante analíticas en un laboratorio que tenga la experiencia, el equipamiento, la infraestructura y el personal para llevar a cabo esas tareas.

Modificación 6

Método de obtención:

Se ha hecho una revisión en profundidad de este apartado, retirando así aspectos repetidos en otros apartados u otros ya previstos o prohibidos en la legislación vigente.

Se ha eliminado la mención al transporte de los animales al matadero por las mañanas ya que en la actualidad los mataderos sacrifican de forma continua.

Se ha eliminado el sacrificio de los animales antes de las 10 horas de su entrada al matadero, haciendo referencia a los plazos establecidos por la legislación actualmente vigente.

Por último se han establecido temperaturas para la conservación de la carne conforme a los límites establecidos en la legislación vigente para este tipo de productos, y se ha previsto que la comercialización de la canal etiquetada pueda ser mayor a los ocho días desde el sacrificio cuando esta vaya envasada en condiciones que permitan prolongar su vida útil.

También se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Las canales protegidas por la IGP procederán de los lechazos obtenidos de las razas indicadas en el punto B) y sus cruces, y que se alimenten exclusivamente de leche materna.

El Consejo Regulador podrá dictar normas de obligado cumplimiento sobre prácticas de explotación y manejo del ganado y sobre calidad de los piensos utilizados en la alimentación de las madres.

En ningún caso podrán recibir las madres promotores de crecimiento ni finalizadores.

La zona de sacrificio y faenado de la canal será la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El transporte del ganado al matadero se realizará en vehículos debidamente autorizados, de forma que el animal no sufra alteración o molestia que pueda afectar a su estado o integridad física.

Se evitará coger a los animales por la piel, dar golpes o el amontonamiento en el transporte. El transporte se realizará por la mañana, preferiblemente de madrugada, evitando recorridos largos.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos a este reglamento, deberán ser transportados en jaulas separadas en el vehículo y reposar en zonas separadas.

El tiempo de reposo será el mínimo imprescindible y, en cualquier caso, de acuerdo con los servicios técnicos del Consejo Regulador.

Todos los animales acogidos serán sacrificados el mismo día de entrada en el matadero y siempre antes de diez horas desde la entrada.

Todos los animales acogidos serán sacrificados de manera separada del resto.

El sacrificio y/o manipulación de los animales acogidos cuyas canales sean susceptibles de ser amparadas por la Indicación Geográfica Protegida, deberá realizarse en las industrias, debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros y autorizadas conforme a las disposiciones vigentes para el mercado nacional y comunitario.

En cualquier caso, el corte de la cabeza se hará a nivel de la articulación occipito-atloidea.

El oreo de las canales se realizará en cámaras a 4 °C hasta el día siguiente al del sacrificio. A partir de entonces las canales deberán conservarse en cámaras de refrigeración a 1 °C y por un período máximo de cinco días.

El período de comercialización no deberá superar los ocho días desde el sacrificio.

Deberá decir:

Los lechazos deberán nacer y criarse en explotaciones ovinas inscritas, no pudiendo salir de las mismas hasta su comercialización.

Los lechazos se alimentarán exclusivamente con leche materna.

La duración del transporte de los lechazos a matadero será conforme a lo dispuesto en la legislación vigente o norma que le sustituya.

Si en una misma zona de recogida existiesen ovinos acogidos y no acogidos, deberán ser transportados de forma que no den lugar a confusión.

Todos los animales acogidos serán sacrificados en el período de tiempo establecido por la legislación vigente y de manera separada del resto.

El sacrificio, faenado y/o despiece de los animales deberá realizarse en industrias debidamente inscritas al efecto en los correspondientes registros.

El corte de la cabeza se hará, cuando proceda, a nivel de la articulación occipito-atloidea.

Con posterioridad al sacrificio, las canales serán refrigeradas en el matadero. La refrigeración de las canales se realizará en cámara a temperatura entre 1 °C y 7 °C hasta la salida de las canales para su comercialización.

El período de comercialización de la carne, según lo señalado en este pliego de condiciones, será como máximo de ocho días desde el sacrificio. Si la carne se comercializase envasada o conservada en condiciones que prolonguen su vida útil, el período de comercialización podrá ser mayor, siempre y cuando se conserven las características descritas en el apartado «Descripción del Producto».

Modificación 7

Etiquetado:

Se desarrolla el contenido mínimo que deberán llevar las etiquetas, se incluye el nuevo logotipo de la IGP «Lechazo de Castilla y León» desde el año 2011 y se eliminan referencias a la autorización o al control efectuados por el Consejo Regulador para no contribuir a una restricción de la libre circulación de bienes y la libre prestación de servicios.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Todas las canales de «Lechazo de Castilla y León» que se expidan al consumo deberán ir provistos de un soporte físico que contendrá, en todo caso, el logotipo del Consejo Regulador, fecha de matanzas y número de identificación, no pudiendo ser comercializado como tales sin este requisito.

Cualquiera que sea el tipo de envase en que se expidan los lechazos para consumo, irán provistos de soportes físicos de garantía numerados, expedidos por el Consejo Regulador, colocados de forma que no permita una segunda utilización.

Las etiquetas con las que se comercialice el «Lechazo de Castilla y León» deberán ser aprobadas previamente por el Consejo Regulador.

Deberá decir:

Todas las canales y/o envases en que se expida carne de «Lechazo de Castilla y León» para el consumo deberán ir provistos de un soporte físico de garantía que contendrá, al menos, el logotipo de la denominación, fecha de sacrificio y número de identificación, colocados de forma que no permita una segunda utilización, no pudiendo ser comercializados como tales sin este requisito.

El logotipo de la denominación es:

Image

Modificación 8

Estructura de control:

La estructura de control es ahora el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, como autoridad competente.

Redacción actual del pliego de condiciones:

Constitución:

El control de la Indicación Geográfica Protegida «Lechazo de Castilla y León» corresponde al Consejo Regulador, órgano profesional formado por representantes del sector elaborador y productor.

Está constituido por:

Un presidente

Un vicepresidente

Cinco vocales en representación del sector ganadero

Cinco vocales en representación del sector industrial

Un vocal técnico representante de la Administración.

Los cargos de los vocales son renovados cada cuatro años, mediante elecciones democráticas.

Ámbito de competencias:

a)

En lo territorial, por las respectivas zonas de producción y elaboración.

b)

En razón de los productores, por los protegidos por la Indicación Geográfica Protegida en cualquiera de sus fases de producción, elaboración, circulación y comercialización.

c)

En razón de las personas, por las inscritas en los diferentes registros.

Funciones:

Elaborar y controlar los diferentes registros.

Orientar, vigilar y controlar la producción, acondicionado y calidad de la carne protegida. Los servicios de control y vigilancia se realizarán por inspectores, habilitados por la administración correspondiente, que actúan de forma imparcial respecto de los productores y transformadores.

Calificar el producto.

Promocionar y defender la Indicación Geográfica Protegida.

Actuar con plena responsabilidad y capacidad jurídica para obligarle y comparecer en juicios, ejerciendo las acciones que le correspondan en su misión de representar y defender los intereses generales de la denominación específica.

Deberá decir:

Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León

Ctra. de Burgos Km 119. Finca Zamadueñas

47071 Valladolid

Valladolid

ESPAÑA

Tel. +34 983412034

Fax + 34 983412040

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, a través de la Subdirección de Calidad y Promoción Alimentaria, es la autoridad competente que ejerce las funciones de verificación del cumplimiento del pliego de condiciones, así como la aplicación del régimen sancionador recogido en la Ley 1/2014, de 19 de marzo, Agraria de Castilla y León.

 

La Organización Interprofesional Láctea (Inlac) ya está preparada para que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publique en las próximas fechas la tercera edición de la Extensión de Norma del sector lácteo, después de que el proyecto haya pasado el último trámite burocrático con el informe favorable del Consejo General de Organizaciones Inteprofesionales Agroalimentarias.

En esta tercera Extensión de Norma, se repetirá la fórmula de la financiación con las entregas de leche oficiales no sólo de la leche de vaca, sino también con la leche de oveja y de cabra, como ya ocurrió en la segunda Extensión de Norma que finaliza su vigencia este próximo 31 de diciembre.

Para esta nueva campaña que pretende seguir fomentando el consumo de productos lácteos y dotando al sector de herramientas interprofesionales, está previsto recaudar en la leche de las tres especies una cuota creciente en cada uno de los cuatro años en la que estará vigente esta normativa. Así, será de 0,00030 euros por litro (0,30 euros por mil litros) en 2019; 0,00034 euros (0,34 euros por mil litros) en 2020; 0,00036 euros (0,36 euros por mil litros) en 2021); y 0,00040 euros (0,40 euros por mil litros) en 2022. La cuota a pagar se divide a partes iguales entre el productor y el primer comprador y se aplicará a toda la leche vendida en territorio español.

Por lo tanto, el pago de la cuota de producción recaerá sobre las explotaciones ganaderas productoras y vendedoras de leche cruda, además de los que destinen directamente al consumidor toda o parte de su leche o que elaboren productos lácteos de venta en la explotación. Se prorroga el sistema de recaudación, por el que los primeros compradores identificados por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) serán los encargados de aplicar y cobrar a los productores su cuota, además de abonar la suya propia.

Para esta tercera Extensión de Norma en pequeños rumiantes, Inlac espera seguir mejorando el grado de cumplimiento del pago de esta cuota y acercarse a la totalidad de la leche de oveja y cabra entregada en España, como ya ocurre prácticamente con vacuno. Según estimaciones de la propia organización interprofesional, este año se cerrará con un grado de cumplimiento de aproximadamente el 80% en ovino y el 60% en caprino.

Miércoles, 05 Diciembre 2018 11:47

¿Un gran hermano para los mataderos españoles?

Las imágenes difundidas recientemente sobre el manejo de corderos en un matadero de Segovia ha reabierto el debate sobre la conveniencia o no de obligar por ley a colocar cámaras de vigilancia en estas instalaciones, convertidas en algo parecido a un "gran hermano" que todo lo vea.
Fuentes de la industria cárnica y organizaciones animalistas y de los consumidores, consultadas, no son coincidentes en sus opiniones, pero sí en la disposición al diálogo para intentar alcanzar una solución que evite casos como los denunciados.
La Unión Europea (UE) es la que dictamina las leyes relativas al bienestar animal en el momento del sacrificio y España adaptó el Reglamento comunitario con un Real Decreto de 2014 en el que se recogen aspectos específicos sobre la formación del personal, la matanza de emergencia o la comercialización de productos de equipamiento de sujeción y aturdimiento.
En ninguno de ellos se menciona ni obliga a la instalación de cámaras de videovigilancia que graben estos procesos y es ahí donde discrepan las fuentes consultadas.
Desde la industria cárnica, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne (Anice) señala que no se oponen a la instalación de cámaras , "si eso contribuye a una mejora del control", pero tienen "dudas" de si es necesario, ya que la Ley comunitaria exige una presencia "permanente" de los servicios veterinarios oficiales en los mataderos para "vigilar" que se respetan los requisitos.
En esa línea, recuerdan que la normativa española y europea es la "más exigente del mundo", "es cumplida por todas" las empresas y, "si existe algún caso excepcional" de malas prácticas, el sector es el "primero en condenarlo" y en exigir "que se vigilen y sancionen".
Y apuntan que están abiertos al "debate y análisis" de este asunto, "lógicamente de la mano de la autoridad competente".
Fuentes de la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic) consideran -en la misma línea- que el uso de cámaras "con la finalidad de control" "no tiene mucho sentido", pues "ya existen métodos de control públicos y privados" que "garantizan el cumplimiento legislativo".
Los veterinarios oficiales "tienen que estar presentes" y son los encargados de "velar" que estas instalaciones aplican de forma correcta la legislación, añaden.
Las empresas, según Fecic, "invierten muchos recursos" tanto humanos como económicos para que sus instalaciones y procesos se llevan a cabo "en todo momento" según la normativa; e incluso mataderos "en muchas ocasiones" tienen que superar auditorías de certificación o del propio cliente que son "más exigentes" aún.
La organización en defensa de los animales Equalia fue la que difundió las imágenes del matadero de Segovia y ha lanzado una campaña de recogida de firmas para obligar por ley a la instalación de videovigilancia, que ya ha conseguido 25.000 rúbricas.
Su portavoz, Silvia Mayorga, defiende esta acción al entender que los consumidores "tienen derecho" a saber con "transparencia" si se cumple la normativa existente.
Tras afirmar que su asociación "no está en contra de la ganadería, ni de su industria", Mayorga defiende que se hagan "las cosas mejor" para que casos como el de Segovia no ocurran.
A su juicio, la instalación de cámaras "ayudaría en general a todos" porque su visionado "puede garantizar el correcto comportamiento" en las instalaciones.
Para el portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, es "clave" la petición de Equalia para "garantizar" que se cumplen los protocolos durante el sacrificio de los animales, un asunto que consideran sensible para los consumidores, ya que este tipo de cuestiones "inquieta a buena parte" de la ciudadanía.
Además de la videovigilancia, Sánchez es partidario de realizar más inspecciones "y sin aviso" para "que no se pueda prevenir al posible infractor".

 

Juan Javier Ríos- EFE

inlac jornadas web
La extensión de norma solicitada por INLAC tiene como objetivo realizar actividades de comunicación y promoción de la leche y los productos lácteos, fomentar la transparencia en la cadena láctea y contribuir a la vertebración sectorial
El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha presidido hoy la XXXVI reunión plenaria del Consejo General de Organizaciones Interprofesionales Agroalimentarias, dónde se han sometido a informe las solicitudes de extensiones de norma de la Organización Interprofesional Láctea, INLAC y la Organización Interprofesional Agroalimentaria de la Carne de Vacuno, PROVACUNO.
El Pleno del Consejo ha hecho informe favorable por unanimidad sobre la tercera extensión de norma con aportación económica, solicitada por la Organización Interprofesional Láctea, INLAC, para realizar actividades de comunicación y promoción de la leche y los productos lácteos, fomentar la transparencia en la cadena láctea, contribuir a la vertebración sectorial e impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica en el sector lácteo durante un período de cuatro años. 

El Grupo Operativo GoDehesa ha iniciado ya su andadura en Extremadura con el reto convertir la dehesa en un agroecosistema sustentable mediante el desarrollo e implementación de buenas prácticas acreditables con una norma de calidad, a la par que se mejora la rentabilidad de las explotaciones agropecuarias.
GoDehesa es un Grupo Operativo cofinanciado por los fondos europeos Feader, la Junta de Extremadura y el Gobierno de España y puesto en marcha por la Asociación para el Desarrollo del Tajo-Salor-Almonte (Tagus), Actyva Sociedad Cooperativa, Fundación Global Nature, la cooperativa Cooprado, Cynara Cardúnculus, la Fundación Fernando Valhondo Calaff y Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura.
A través de GoDehesa se han visitado ya numerosas fincas para hacer un diagnóstico inicial a fin de implementar después en ellas el modelo de gestión del manejo holístico del ganado, que consiste en el pastoreo gestionando los recursos existentes para conservar la dehesa y revertir la desertificación del territorio, según ha explicado el grupo en un comunicado.
Con ello, se pretende diseñar modelos de gobernanza y gestión público-privada a implementar en una serie de fincas piloto mancomunadas, basados en principios de restauración ambiental con máxima rentabilidad, que se plasmarán en una guía de buenas prácticas para el uso y gestión de esos espacios comunales.
Asimismo, se potenciará formación para capacitar a los productores en el desarrollo de habilidades en la planificación del pastoreo según el manejo holístico.
El grupo pretende además, según ha informado en un comunicado, generar una nueva norma de calidad Go-DEHESA basada en la restauración del ecosistema, en la que se incluye una mayor rentabilidad y empleabilidad de las fincas de dehesa, unas condiciones indispensables para asegurar la supervivencia del sistema.
Finalmente, se realizará también un análisis de mercado y una planificación estratégica para los productos de calidad diferenciada Go-DEHESA, con atributos relacionados con la restauración del medio ambiente y la generación de servicios de ambientales.
Se analizará su complementariedad con otras certificaciones, como pueden ser la ecológica, Razas Autóctonas, Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas.
Todo ello supondrá la obtención de múltiples beneficios ambientales al incidir en el aumento de la biodiversidad y la conservación de hábitats prioritarios que supone la dehesa.
Pero también beneficios sociales, porque mejorará la gobernanza en las explotaciones de dehesa y favorecerá el relevo generacional, según este grupo.
A ello se suman además beneficios económicos, al traducirse esta importante apuesta por la dehesa extremeña en un aumento de la productividad en la ganadería extensivo y un valor añadido en los productos finales. 

veterindustria hoy web

La reforma normativa europea del sector, la peste porcina africana y lo relacionado con las resistencias antimicrobianas, temas centrales de la reunión entre Agricultura y la patronal de sanidad animal

El director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Valentín Almansa, analizó conjuntamente con Veterindustria varios asuntos relacionados con el estado de la sanidad animal en nuestro país, en el transcurso de la reunión que mantuvo en su despacho oficial con una delegación de la asociación empresarial de la industria española de sanidad animal que encabezaba su presidente, Juan Carlos Castillejo, al que acompañaban el vicepresidente, Andrés Fernández, y el director general, Santiago de Andrés. A la reunión también asistieron la subdirectora general de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del MAPA, Beatriz Muñoz, e Inés Moreno, experta de dicha Subdirección.

Entre los temas de interés tratados durante el encuentro celebrado el pasado 29 de noviembre, hay que mencionar lo relacionado con la reforma normativa europea del sector, en concreto con la futura implementación de los nuevos Reglamentos de la Unión Europea sobre Medicamentos Veterinarios y sobre Piensos Medicamentosos, de inminente publicación, además de lo concerniente a la situación de la peste porcina africana en Europa y a nivel internacional por afectar a un sector tan importante como es el porcino, y donde investigadores y empresas de la industria de sanidad animal trabajan para encontrar una vacuna frente a esta enfermedad.

El análisis y comentarios sobre la lucha contra la aparición y diseminación de resistencias antimicrobianas, en particular por la puesta en marcha de la base de datos PRESVET actualmente en fase piloto, en el marco del Real Decreto 191/2018, que será de obligado cumplimiento a primeros del ya cercano 2019, fue otro de los temas de interés tratados en una reunión que se desarrolló en un clima de gran cordialidad y plena colaboración.

DEHESA ASOCIACION

La Federación Española de la Dehesa celebra la sentencia europea tras años de trabajo y lucha por un trato justo para la Dehesa.

* La Unión Europea reconoce la singularidad de la Dehesa con una histórica sentencia que anula una sanción de 263 millones a España.

* La Federación Española de la Dehesa (Fedehesa) y el conjunto de sus organizaciones y entidades han celebrado la sentencia dictada por el Tribunal General de la Unión Europea, que reconoce la singularidad de la dehesa y anula la sanción impuesta a España por supuestas irregularidades en pagos por ayudas a la Dehesa, cantidad que el Gobierno de España había repercutido en once comunidades autónomas.

La Presidenta de la Federación Española de la Dehesa (Fedehesa), María Pía Sánchez, ha mostrado su satisfacción con esta decisión judicial europea señalando el inmenso trabajo y lucha incansable de la federación y de todas sus entidades asociadas para lograr un trato justo para la dehesa, fruto de esfuerzos compartidos. “Un reconocimiento claro, incluso a nivel judicial, de la singularidad de la dehesa y de la necesidad de que este ecosistema sea reconocido y tratado de manera diferencial en la reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) que está en marcha”, ha señalado. “Es una gran noticia para este ecosistema que es modelo de desarrollo sostenible para España”, añadía Sánchez en declaraciones a los medios. Esta decisión judicial tiene lugar tras el recurso de anulación que en su día presentó España, a instancias,

entre otros, de la Junta de Extremadura y de Fedehesa, contra la decisión de la Comisión Europea de excluir de la financiación comunitaria determinados gastos efectuados con cargo a los fondos FEADER y FEAGA, y que afecta a las superficies de pastos permanentes declaradas en las campañas 2009 a 2013. El Tribunal General de Justicia de la Unión Europea publicaba hace unos días una sentencia que estima parcialmente la demanda que España interpuso contra la decisión de la Comisión Europea de aplicar una importante corrección financiera en relación con la admisibilidad de las superficies de pastos declaradas en el marco de las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC 2009-2013). Esta corrección ascendía a más de 260 millones de euros para dicho período y penalizaba especialmente a las superficies de pasto arbustivo y a las superficies de pasto arbolado declaradas en España para el cobro de las ayudas de la PAC.

En concreto, la sentencia anula la decisión de la Comisión en lo que se refiere a dos tipos de superficie, como es la superficie de pasto arbolado ubicada en la dehesa, que había sido penalizada con una corrección del 25% sobre los pagos realizados en la misma. Para el Tribunal ha quedado demostrado que su admisibilidad como superficie para el uso ganadero es superior a la de otros tipos de pasto arbolado, por lo que en ningún caso debería recibir una corrección de esa magnitud. Por otro lado, la superficie de pasto arbustivo declarada por ganaderos que hacen un uso forrajero fundamental de dicha superficie, en cuyo caso la Comisión había impuesto una corrección del 10% sobre los pagos ejecutados en dicha superficie, considerando el Tribunal que dicho cálculo no se ajusta a Derecho.

De esta forma, la decisión del Tribunal supone una reducción de la corrección financiera inicial, así como un reconocimiento a las superficies de los pastos arbustivos y arbolados mediterráneos que se declaran en el marco de la PAC y que son utilizados por los productores en sus explotaciones de ganadería extensiva en todo el territorio nacional. Desde España siempre se ha considerado que la citada corrección era desproporcionada y que no se estaba teniendo en cuenta el importante valor ambiental y forrajero de los pastos arbustivos mediterráneos, cuyo uso se estaba penalizando. Por ello, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación presentó una demanda para impugnar dicha sanción ante el Tribunal de Justicia de la UE.

El importe más elevado correspondía a la comunidad autónoma de Extremadura

De los 263 millones de euros de sanción impuesta al conjunto de España, el suroeste (Extremadura y Andalucía) era el más perjudicado con un 55% del importe total, correspondiendo casi un total de 80 millones a Extremadura, siendo el mayor importe del reparto entre once regiones debido a los 1,7 millones de hectáreas de dehesa afectadas en el territorio extremeño. En este sentido, el Director Ejecutivo de la Asociación de Gestores de Dehesas de Extremadura, Raúl Cabello, ha calificado esta decisión europea de “sensata, justa y positiva para el conjunto de sectores que en este ecosistema conviven, puesto que supone un avance en el reconocimiento real de un patrimonio español como es la Dehesa, cuya singularidad y complejidad debe estar presente en la normativa europea a través de un respaldo específico y un trato diferencial, favoreciendo su preservación y conservación de cara a la nueva Política Agraria Comunitaria”. A su vez ha destacado la importancia de la Dehesa para Extremadura, puesto “que este ecosistema agrosilvopastoral y ganadero es un escenario clave para el desarrollo de numerosas actuaciones de sectores punteros de la región extremeña, siendo sustento de numerosos pueblos y comarcas, generando empleo y riqueza, y en definitiva, actuando como anclaje para el mantenimiento del medio rural”, concluía Cabello.

Los gobiernos de la Unión Europea han dado el último paso para aprobar las nuevas normas sobre medicamentos veterinarios y piensos medicados, que entre otras novedades limita el uso de antibióticos en ganadería y fortalecen el marco de controles y vigilancia farmacológica. Las normativas deben ser ahora firmadas por las dos instituciones europeas con poderes legislativos (Parlamento Europeo y Consejo de la UE). Sus disposiciones, sin embargo, no se aplicarán totalmente hasta finales de 2021, según publica La Vanguardia.

El objetivo de las mismas es mejorar la lucha contra la resistencia a los antibióticos y mejorar la disponibilidad y seguridad de los medicamentos veterinarios y los piensos medicados. En concreto, limitan el uso de antibióticos en animales que todavía no están enfermos pero pueden correr el riesgo de estarlo, tanto en el caso de profilaxis como metafilaxis. Además, reserva el uso de antibióticos ‘críticos’ para el tratamiento de humanos, con el objetivo de que no pierdan su efectividad.

Por otro lado, las nuevas reglas establecen los criterios y obligaciones para las empresas dedicadas a comercializar piensos medicados.

Xavier Manteca, catedrático de Ciencia de los Alimentos de la Universidad Autónoma de Barcelona, participó en la II Conferencia Veterinaria y Bienestar Animal. Su ponencia partió de que el bienestar animal no puede medirse directamente, sino utilizando indicadores, por lo cual estos indicadores deben agruparse en un protocolo de evaluación.

Según informa la Organización Colegial Veterinaria Española, su ponencia se podría resumir en cuatro conclusiones:

1. El bienestar de los animales solo puede evaluarse utilizando varios indicadores, cuya validez debe demostrarse previamente.

2. La mayoría de protocolos de evaluación del bienestar que existen actualmente se han desarrollado para animales de granja.

3. Los protocolos deben adaptarse en función de las condiciones ambientales y de los animales.

4. La agregación de las diferentes medidas es un problema potencial de muchos protocolos.

La organización interprofesional del Ovino y Caprino de Carne (Interovic) ha dicho que este sector cumple con la normativa "más estricta" de bienestar animal y "está comprometido" con el "modelo ético" de producción.
Así ha reaccionado hoy en un comunicado tras la difusión, por parte de la organización en defensa de los animales Equalia, de un vídeo grabado en un matadero de corderos castellanoleonés que estaría incumpliendo la normativa sobre bienestar animal en el momento del sacrificio; un hecho que ha lamentado Interovic que lo considera "aislado".
En la nota, la interprofesional ha manifestado su "total rechazo" a las "malas prácticas" sobre bienestar animal que "puedan producirse en algún operador de este sector" y creen que constituye una "competencia desleal" con el resto de los empresarios y ganaderos que trabajan por ofrecer a la sociedad productos "seguros, de calidad y producidos de forma ética y responsable".
Desde Interovic, han pedido que "se vigile y se sancione" cualquier incumplimiento de la normativa en este ámbito, pues repercute "muy negativamente" en la reputación de un sector que "viene trabajando desde hace años para lograr los máximos niveles de sostenibilidad y responsabilidad".
La normativa española y europea en bienestar animal es la "más exigente del mundo" y ha reiterado que "el conjunto del sector cumple con esta normativa" ya que los "propios operadores, ganaderos, mataderos e industria elaboradora" son los "primeros" interesados en garantizar unos niveles de bienestar que contribuyan a la calidad del producto y al modo responsable de producción.
Interovic también ha recordado que para asegurar el cumplimiento de esta legislación hay una presencia "permanente" en los mataderos de los servicios veterinarios oficiales que pertenecen al cuerpo de funcionarios de las comunidades autónomas, que deben asegurar que "todos los operadores" cumplen con la normativa relativa a bienestar animal, ya que son las competentes en la materia.
Ha destacado el caso de "algunas empresas" que han ido más allá de esta exigencia y cuentan con la certificación voluntaria de su operativa en bienestar animal, "para satisfacer una demanda social creciente".
Interovic es "la primera interesada" en que se investigue, se detecte y se sancione cualquier posible actuación perjudicial para el bienestar de los animales, con el fin de garantizar los mayores niveles de cumplimiento de la normativa relativa al bienestar animal y contribuir con ello a restablecer la confianza de los consumidores.

Página 1 de 51

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder