foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Contratos

La leche de cabra vendida bajo la modalidad del contrato oficial ha descendido durante el mes de agosto, según muestran las estadísticas de ese mes publicadas en su página web por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), teniendo en cuenta los datos que se extraen de la base de datos Infolac. Así, en el mes de octubre se vendían bajo contrato un total de 467 millones de litros de leche de cabra, lo que significa un descenso del 3,3% respecto a los 483 millones que estaban contemplados en septiembre.

Respecto al comprador en esos contratos, la situación ha permanecido prácticamente estable en el caso de los acuerdos cooperativos, ya que se ha pasado de 222 a 221 millones de litros de leche de cabra, mientras que la gran diferencia ha estado en la firma de contratos con las industrias lácteas, ya que ha bajado en un mes de 261 a 246 millones de litros.

De todos modos, la comparación entre octubre de 2018 y el mismo mes del ejercicio anterior muestra una clara evolución al alza de la utilización de los contratos en el sector del caprino de leche. Así, en octubre de 2017 se comercializaban bajo contrato unos 425 millones de litros, por lo que en la actualidad ha subido un 9,9%.

Por último, en octubre hay firmados un total de 5.984 contratos, de los que 2.512 son con cooperativas y 3.472 con industrias. Esta cifra global también ha descendido respecto a septiembre, cuando se situaba en 6.129 contratos, de nuevo con una reducción más acentuada en el caso de los contratos firmados directamente con industrias lácteas.

 

 

Los incrementos en el precio de la leche de cabra para el próximo año comienzan a concretarse en cifras. Si el precio de mercado durante el primer trimestre del año

2018 se situó en las explotaciones españolas en el entorno de los 6,61 euros por hectogrado, es decir, 11 pesetas por grado de extracto quesero (suma de los porcentajes de grasa y proteína), en esta ocasión habrá subidas en el precio. De hecho, algunas industrias lácteas ya están ofreciendo contratos para pagar la leche de cabra a 7,21 euros por hectogrado (12 pesetas por grado) durante los meses de enero y febrero. Por lo tanto, el cambio de dinámica en el mercado que se viene produciendo desde mediados del presente año va a tener una clara influencia en el mercado de 2019.

La duda está en saber si ese precio de 12 pesetas será el que impere en el mercado durante los primeros meses del año o los productores conseguirán imponer la menor presencia de leche en el mercado para elevar algo más esos precios en la mayor parte de las operaciones. Conscientes de su posición de fortaleza en los últimos meses y de los cambios que pueden producirse prácticamente en el día a día de las negociaciones, las grandes cooperativas que operan en España no están firmando contratos de larga duración, y en muchos casos ni siquiera trimestrales, ya que consideran que la renovación mensual puede ser más beneficiosa para sus asociados.

El sector del ovino de leche sufre "una de las peores crisis de toda su historia", según el coordinador de Unión de Campesinos de Castilla y León UCCL, Jesús Manuel González Palacín, quien ha asegurado hoy que si no se firman contratos en diciembre podrían peligrar 5.000 empleos en la Comunidad.
Así lo ha expresado hoy en declaraciones a los medios durante su participación en la Jornada sobre Asociacionismo Agrario que ha organizado UCCL en Segovia.
En este sentido, ha recalcado la importancia de apoyar a un sector del que viven directamente más de 2.000 familias y que genera otros más de 2.500 puestos de trabajo en Castilla y León.
Aunque hay industrias importantes que, tal y como ha señalado, "parece que va a hacer un gesto" al sector, son medidas "totalmente insuficientes" para garantizar la viabilidad, ya que se está pagando a los productores a 0,72 euros el litro cuando estiman que el coste de producción está a partir de 0,84 euros por litro.
Por eso, ha advertido de que si los precios no suben hasta alcanzar, al menos, los costes de producción, muchos ganaderos dedicados al ovino de leche abandonarán la región.
A su juicio, la Consejería de Agricultura y Ganadería "se tiene que implicar mucho más" y "presionar" a la industria agroalimentaria, que recibe mucho dinero de las propias administraciones, por lo que estas "tienen que exigir como contrapartida que al menos se paguen los costes de producción", ha aseverado.
Para evitar una posición de dominio clara de la industria ha defendido un equilibrio mediante herramientas como una única Organización Común de Mercados Agrícolas o permitir que los productores tengan la potestad de negociar precios dignos.
Ante esta situación el papel de la administración es, según González Palacín, "hacer de árbitro" y no asumir que "el mercado manda".
Por otra parte, ha valorado la firma del acuerdo con China para la exportación de jamón nacional, ya que el asiático constituye un mercado "importantísimo".
Eso sí, ha indicado que lo ideal sería que detrás del jamón vayan otros productos como los quesos de oveja, para contribuir a paliar la crisis por la que está pasando el sector a través de las exportaciones. 

 

 

La última semana del mes de noviembre ha sido fulgurante por lo que respecta a las negociaciones para el mercado de la leche de oveja en 2019, por lo que respecta a Castilla y León, principal comunidad productora de leche de oveja a nivel nacional.

La situación de precios altos y de incertidumbre que opera en el caprino de leche ha tenido una influencia en el ovino, por lo que algunas industrias ya están presentando contratos encima de la mesa con precios para todo el año, mientras los representantes de los productores tienen mayores pretensiones que los precios que están dispuestos a ofrecer por ahora el sector transformador.

En un mercado que cambia prácticamente cada día y en el que no se descartan mayores novedades, la noticia es que algunas industrias lácteas ya están presentando ofertas con precios para todo el año y con incrementos de 0,15 euros por hectogrado (0,25 pesetas por grado) para la leche producida durante los meses de primavera. Se trata de las industrias que pagaron un precio más bajo el pasado año durante ese segundo trimestre, ya que ofrecieron 6,16 euros por hectogrado (10,25 pesetas por grado). Sin embargo, el aspecto positivo es que siguen apostando por cotizaciones significativamente altas en el último semestre del año, por lo que el precio medio del año se incrementaría con estas ofertas.

A la espera de que se produzcan nuevos movimientos por parte de las industrias lácteas, es previsible que la primera semana de diciembre sea ya prácticamente definitiva para dibujar el panorama de precios que tendrán los productores de leche de oveja de Castilla y León durante el ejercicio 2019.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado los datos de la base Infolac relativos a la utilización de contratos lácteos en los sectores de pequeños rumiantes, actualizados al mes de septiembre. Se constata una estabilidad de los datos en ovino y un ligero incremento de su uso para la leche de cabra.

Leche de oveja

En el sector del ovino de leche hay firmados un total de 4.174 contratos, de los que 2.028 son acuerdos cooperativos y 2.146 son compromisos adquiridos directamente por los ganaderos con las industrias lácteas. Se ha producido una ligera reducción desde el mes de agosto, cuando el total era de 4.206 contratos.

Por lo que respecta al volumen de leche dentro de estos contratos, los datos de septiembre indican que cumple la regulación un total de 425 millones de litros de leche de oveja en España, frente a los 426 millones del mes anterior. Por lo tanto, se produce una estabilidad en este apartado. Teniendo en cuenta que la producción anual de leche de oveja en 2017 fue de unos 512 millones de litros de leche en España según los datos de entregas del FEGA, los contratos llegan a un 83% de la producción.

Las cooperativas han sido las protagonistas de una mayor implantación de los contratos obligatorios en el sector del ovino de leche, según se desprende del último informe elaborado con datos del mes de agosto por la base de datos Infolac, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Según esta estadística del octavo mes del año, el volumen de leche que se enmarca dentro de los acuerdos cooperativos en el sector se eleva a 240 millones de litros, cuando en el mes de julio apenas suponía 158 millones de litros. Por su parte, los documentos firmados directamente entre productores y transformadores sigue estable en los 186 millones de litros.

De esta forma, el total de leche de oveja que se vende a través de algún contrato es de 426 millones de litros anuales. Teniendo en cuenta que la producción española en el año 2017 se situó en 512 millones de litros, según los datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), se deduce que aproximadamente un 83% de la leche de oveja española está cumpliendo la legislación y vendiéndose bajo la fórmula del contrato.

Por número de contratos, los acuerdos cooperativos han subido de los 1.320 de julio a los 2.038 de agosto, mientras que en el caso de los contratos con industrias ha pasado de 2.220 a 2.168 contratos.

Un total de 477 millones de litros de leche de cabra se venden anualmente bajo la modalidad del contrato obligatorio, según las estadísticas correspondientes al pasado mes de agosto proporcionadas por la base de datos Infolac. Según estos datos, se produce una ligera evolución al alza de los contratos en caprino, que tienen una elevada presencia en el sector.

De ese total de 477 millones de litros bajo contrato, hay 257 millones que son firmados directamente por los ganaderos con las industrias transformadoras, mientras que 220 millones de litros entran dentro de la categoría de acuerdos cooperativos. En número de contratos, los firmados con la industria también son más numerosos, con 3.558 documentos registrados ante la administración, mientras que en el caso de acuerdos cooperativos son 2.478. Debe tenerse en cuenta que un productor puede tener más de un contrato dependiendo de si es proveedor de más de una industria, ya que la legislación obliga a que cada venta realizada entre un ganadero y un comprador se regule bajo contrato.

“Hartos de la situación de precariedad laboral”, así comienza el comunicado de los trabajadores del sector de la veterinaria clínica de Cataluña que han decidido organizarse y crear el primer Sindicato de Veterinaria de Cataluña. Los responsables de la iniciativa aseguran que “la veterinaria se encuentra en un momento clave y cada vez somos más los profesionales que estamos indignados con la situación laboral y que queremos poner fin”, según publica Animal’s Health.

Concretamente, buscan acabar con los pagos en negro, salarios mileuristas, situaciones de irregularidad en los contratos y con las horas extras ilegales. Por ello, resaltan que “nos ponemos de pie para no tener que seguir renunciando a nuestra vida social y privada en favor de muchos empresarios que se aprovechan de la falta de regulación y de organización”.

Por otra parte, hacen referencia a la creación del convenio colectivo y que pretende entrar en vigor el primer semestre del 2019. Los veterinarios catalanes se quejan de que no les están dejando participar y que no han sentado en la mesa de negociación a los trabajadores para elaborar dicho convenio. “Otra vez los trabajadores estamos siendo ignorados, relegados a unos sindicatos mayoritarios como CCOO y UGT que decidirán qué es lo mejor para un veterinario o un auxiliar cuando ni siquiera saben qué es trabajar en una clínica”, explican.

Situaciones muy dispares en lo que se refiere al sector ovino y caprino de leche en función de la utilización de los contratos lácteos y los acuerdos cooperativos, según los últimos datos correspondientes al mes de julio y publicados por la base de datos Infolac, que depende del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y que controla la utilización de estos contratos que, según la normativa, son obligatorios.

Si en caprino prácticamente toda la leche producida se vende bajo la fórmula del contrato, en ovino queda mucho camino por hacer y se han empeorado los últimos datos.

 

Ovino de leche

El último informe de Infolac concluye que se venden en este sector un total de 344 millones de litros de leche de oveja con contratos lácteos, que incluyen la fórmula de los acuerdos cooperativos. Teniendo en cuenta que, también a fecha de julio, los datos del último año móvil del FEGA indican que en España se venden un total de 517 millones de litros, únicamente se venden bajo contrato el 66,5% de la producción total, es decir, dos terceras partes.

Ese porcentaje ha ido descendiendo de forma progresiva durante el último año.

 

Caprino de leche

El nivel de contratación en el sector caprino de leche ha aumentado de forma muy significativa hasta los datos de Infolac de julio. De hecho, ese informe señala que se venden bajo contrato o acuerdo cooperativo un total de 471 millones de litros. Teniendo en cuenta que la producción anual de agosto de 2017 a julio de 2018 se sitúa en 484 millones de litros, se trata de un porcentaje del 97,3%.

 

 

Los contratos en el sector lácteo se plantearon como una de las principales garantías para las explotaciones ganaderas, dada el alto riesgo que supone trabajar con un producto tan perecedero, ofreciendo a los productores seguridad de que iban a vender la leche y de que iban a conocer con anterioridad el precio al que se la iban a pagar.

Desde su implantación, esta herramienta había ido ganando importancia en las relaciones de compradores y vendedores y su utilización era cada día más frecuente, llegando a regular en el mes de marzo de 2017 la compraventa de 425 millones de litros en el conjunto del mercado español, sumándolos  contratos de industrias con sus ganaderos proveedores y los de las cooperativas con sus socios (acuerdos). Esto suponía que prácticamente el 80% de las operaciones del mercado estaban protegidas por un contrato.

Desde entonces, sin embargo, y a lo largo de todo el año 2017 y de la primera parte de 2018, las cosas han cambiado y la mala situación que vive el mercado ha tenido, entre otras consecuencias, la de una inseguridad y desregulación creciente en esas relaciones entre industrias y ganaderos.

Los últimos datos hechos públicos por el FEGA-INFOLAC, referidos a los tres primeros meses de 2018, reflejan que más de 100 millones de litros de leche han quedado desregulados en ese periodo, sin la protección de contratos que aseguren ni el precio al que se va a cobrar la leche, ni siquiera la garantía de la entrega, reduciéndose el volumen de leche `protegida’ a solo 329 millones de litros.

Como puede verse en el gráfico adjunto, la situación ha afectado sobre todo a las relaciones directas entre los ganaderos y las industrias lácteas, en las que casi un tercio de la producción entregada ha dejado de estar regulada por contratos. Pero también ha afectado a las relaciones entre las cooperativas y sus socios, en las que se ha reducido en casi un 13% el volumen de la leche regulada por los acuerdos que se firman para dar estabilidad a las entregas.

Visto por zonas de producción, la situación de mayor inestabilidad es la que se vive en Castilla-La Mancha y en la leche que recogen directamente las industrias, donde el volumen sin regular es mayor y el uso de contratos con periodicidad inferior a los 3 meses es más frecuente (65% de los casos).

produccion  leche portada1web

Página 1 de 4

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder