Mostrando publicaciones por etiqueta: Contratos

La presidenta de Asaja Toledo, Blanca Corroto, ha apuntado que los problemas de sanidad que afectan a la cabaña ganadera extensiva de la comarca de Talavera y las limitaciones en agricultura y ganadería en las zonas protegidas (ZEPA y LIC) son los grandes problemas en la provincia.
Corroto ha explicado, en nota de prensa de Asaja, que estos puntos están dentro de la tabla reivindicativa de la manifestación convocada por la organización agraria el jueves en Toledo.
La presidenta ha informado que en varias zonas de la provincia, sobre todo en las comarcas de Talavera, Los Montes y La Jara, están apareciendo focos de tuberculosis en granjas de producción extensiva de vacuno, ovino y, principalmente, caprino.
Esta situación, ha dicho, es "especialmente preocupante" si se tiene en cuenta que esa enfermedad estaba "prácticamente erradicada" y que desde hace 12 años no era obligatoria la vacunación.
En su opinión, el crecimiento descontrolado de especies cinegéticas en la región (jabalí, corzo y ciervo, sobre todo), así como la disminución de los presupuestos públicos destinados a sanidad animal han provocado el repunte de casos de tuberculosis en granjas extensivas.
En este sentido, ha pedido mayor control de la fauna silvestre, más presupuesto para sanidad animal e incrementar los baremos de indemnización por sacrificio obligatorio de la cabaña ganadera afectada.
Por otro lado, ha alertado de las restricciones en zonas ZEPA, pues en Castilla-La Mancha casi la mitad de la superficie útil está afectada por figuras de protección de la naturaleza (LIC, ZEC, ZEPA), "lo que supone perjudicar gravemente a los agricultores y ganaderos con limitaciones graves que afectan al sistema productivo y suponen una carga añadida para los productores", han subrayado.
En el caso de la comarca de Talavera, Corroto ha anunciado que Asaja está preparando alegaciones al Plan de Gestión de la ZEPA Valle del Tiétar y los embalses de Rosarito y Navalcán, y LIC Sierra de San Vicente y valles del Alberche y Tiétar, tal y como ha hecho con los planes de gestión de otras zonas de la región.
La ZEPA mencionada abarca una superficie de 117.541 hectáreas, de la cual el 96 % es de propiedad privada y afecta a cultivos agrícolas (el 20 % de la superficie protegida tiene este uso) pero, sobre todo, a la ganadería.
De hecho, hay una cabaña ganadera de 83.500 cabezas de vacuno, 130.000 de ovino y caprino y 99.000 de porcino.
Entre las limitaciones recogidas en el borrador del plan de gestión se establece que las granjas de ganado de producción extensiva solo podrán incrementar su cabaña ganadera en un animal por cada hectárea, cuando lo normal es que se permitan seis reses por hectárea y, en cuanto a la ganadería intensiva, no se dan autorizaciones para la construcción de nuevas naves.
Por todo ello, y bajo el lema 'Sin campo no hay vida', el 6 de abril, a partir de las 11:45 horas, agricultores y ganaderos convocados por Asaja Toledo se manifestarán por las calles de la capital castellanomanchega.
La marcha partirá desde el parque de las Tres Culturas (entrada por la Avenida de Europa) y durante el recorrido se parará en la Delegación Provincial de Agricultura y en la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha para entregar la tabla reivindicativa que recoge las demandas de los agricultores y ganaderos a las Administraciones central y regional. 

Los productores de leche de oveja y cabra en España encaran este año de forma incierta, con un inicio marcado por la bajada de precios en origen, tras un 2015 en el que en líneas generales las cotizaciones fueron estables, según ha explicado a Efeagro fuentes del sector.
El presidente de la cooperativa segoviana La Mesta, Luis Bravo, ha recordado que el año pasado fue "bastante bueno" y con precios "decentes" para la leche de oveja por un ligero descenso de la producción, una mayor demanda interna de queso puro de oveja y un incremento de las ventas a Francia e Italia.
El año 2016 ha comenzado, no obstante, con descensos de precios, un hecho que tiene "un motivo claro" y es que los "grandes compradores, que son pocos a nivel nacional", los están bajando, ha añadido Bravo.
A ello se suma la crisis en la leche de vaca -con más producción y precios bajos-, que se ha notado en el mercado del queso de mezcla, al incrementarse el porcentaje que se añade de leche de vaca en detrimento del de oveja.
Desde la cooperativa zamorana Ovino de Campos, su presidente, Máximo Granado, ha calificado a 2015 como un ejercicio "muy estable", en el que los productores estuvieron "contentos", aunque prevé que esta tónica no continúe en los próximos meses.
Según Granado, el 31 de marzo finalizarán los contratos firmados con la industria y no se han cerrado los nuevos, a su juicio porque el sector industrial no quiere por la "mucha inestabilidad" que ha introducido en el mercado la leche de vaca.
Por otra parte, ha resaltado el trabajo que están desarrollando para culminar con éxito un proyecto de integración suprautónomico para crear una cooperativa de primer grado que les posicione mejor en la cadena de valor láctea.
En lo que se refiere al sector caprino, el presidente de la Unión de Productores de Caprino (Uniproca), José Manuel Sanz, ha coincidido en analizar que 2015 fue "de transición" hacia "un año malo, que es 2016".
A pesar de que 2015 fue estable en líneas generales para el caprino, se anotaron algunos descensos de precios mensuales provocados por una mayor producción, por la "ausencia de exportación", por el final de las compras que hacía directamente Francia y por los bajos precios de la leche de vaca, que "están arrastrando" a la baja los índices del caprino.
En este sentido, tanto Bravo como Sanz coinciden en expresar su queja por que no haya una normativa con un "protocolo fiable" sobre etiquetado de quesos para que se ofrezca información "clara" del porcentaje de leche de oveja, cabra y/o vaca que tiene un queso.
En su opinión, se ven perjudicados porque "se está echando mucha más leche de vaca", aunque la etiqueta no lo detalle.
Sanz ha apostado por abrir nuevos mercados (preferentemente en Asia-Pacífico y África) y por que las cooperativas "se impliquen más" en la cadena de producción, para lo cual pone ha citado como ejemplo a la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (Covap).
A esta cooperativa, precisamente, vende su leche de cabra la ganadera Mari Carmen Herruzo, quien tras más de una década de trabajo en el sector y con más de 162.000 litros de producción al año, recuerda las oscilaciones de los precios en origen de los últimos años.
Según Herruzo, se ha pasado de la crisis de 2011-2012 a máximos históricos en 2014, a unas cotizaciones estables, en general, en 2015, y a que no les hayan bajado en estas primeras semanas de 2016 (como era habitual en otros inicios de año), por lo que confía en que esa estabilidad se mantenga a lo largo del ejercicio.

La Organización Interprofesional Láctea (Inlac) se encuentra trabajando en la actualidad en el diseño de un nuevo contrato-tipo para las transacciones comerciales de leche cruda, del que se solicitará de forma inminente su homologación. El objetivo de este nuevo contrato es que contribuya a facilitar las negociaciones entre los ganaderos y las industrias lácteas.

Así se lo comunicaron al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) varias asociaciones presentes en la primera reunión de seguimiento del acuerdo lácteo.

 

Lo cierto es que el modelo actual de contrato-tipo no ha encontrado una amplia acogida en el sector, por lo que respecta a los pequeños rumiantes. Durante más de un año, el Magrama ha ido publicando mensualmente los porcentajes de utilización del contrato-tipo de leche, que en teoría era obligatorio para todas las transacciones. Sin embargo, los últimos datos actualizados pertenecen al pasado mes de marzo. Aunque en vacuno de leche la proporción de ganaderos con contrato era bastante significativa (89,1%), no ocurría lo mismo en los casos del ovino (31,9%) y el caprino (37,8%).

La interprofesional láctea INLAC, en su labor de preservar los intereses de todos los eslabones de la cadena, está trabajando para alcanzar un acuerdo que ponga fin a la a la crisis del sector. Este acuerdo será posible gracias a la voluntad de trabajo y entendimiento de todos los agentes y protegerá la sostenibilidad de la producción, la industria y distribución.

INLAC está trabajando en alcanzar el consenso que resuelva con carácter estructural y estratégico la actual crisis del sector lácteo. La base de este acuerdo es crear valor y asegurar que se distribuye adecuadamente entre todos los operadores del sector a través de compromisos de contratación equiparables y de transparencia en la comunicación y difusión estadística de los distintos precios practicados en las transacciones a lo largo de la cadena. “Estamos trabajando para que el sector lácteo sea sostenible en todos sus eslabones” afirma el presidente de INLAC, Ramón Artime. La interprofesional es muy consciente de la grave situación que están atravesando los ganaderos y está convencida de que este acuerdo aliviará la situación en la que se encuentran algunas explotaciones.

 

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha favorecido este entorno de consenso a través de la celebración durante los últimos meses de reuniones periódicas lideradas por la ministra Isabel García-Tejerina y el secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas en las que ha incorporado tanto a los productores y la industria láctea, como los representantes de la distribución, todos imprescindibles en la consecución de este objetivo.

El número de compradores en el mercado de la leche de cabra se ha incrementado ligeramente en el último año. Durante el pasado mes de junio, un total de 209 operadores realizaron compras de leche de cabra, según consta en las declaraciones obligatorias realizadas ante el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Este número de compradores es el más bajo del año 2015, pero lo cierto es que supone un incremento frente a los 201 que declararon entregas en el mes de junio del pasado ejercicio 2014. En términos porcentuales, se trata de un aumento del 4%.

Por comunidades autónomas, la distribución de compradores en la actualidad es la siguiente: Andalucía (39); Castilla-La Mancha (35); Extremadura (27); Cataluña (23); Castilla y León (20); Canarias (14); Comunidad Valenciana (14); Asturias (12); Murcia (10); Aragón (5); Cantabria (4); Madrid (2); Galicia (1); Navarra (1); La Rioja (1); Baleares (1).

La Semana Verde de Galicia, que se celebra del 11 al 14 de junio en el recinto ferial de Silleda (Pontevedra), tendrá protagonismo de las razas autóctonas gallegas, en concreto de la Ovella Galega y la Cabra Galega, de las que habrá una exposición de animales.

Además, en la jornada del viernes 12 de junio las ‘Jornadas Técnicas de Razas Autóctonas Gallegas en Peligro de Extinción’, estarán dedicadas a los pequeños rumiantes, con los siguientes temas:

- Logotipo ‘100 Raza Autóctona Ovella Galega’ y logotipo ‘100% Raza Autóctona Cabra Galega: una realidad.

- Medicina preventiva en los pequeños rumiantes.

 

- Procesos patológicos en los pequeños rumiantes.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente trasladará a la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) ocho tipos de modelos de contratos lácteos remitidos por las organizaciones agrarias para que la agencia abra una investigación y determine si son legales o no, según publica Agroinformación.

Así lo ha asegurado el secretario general de Agricultura y Alimentación del Departamento, Carlos Cabanas, tras mantener una nueva reunión con los miembros que componen la Organización Interprofesional Láctea (Inlac) para seguir estudiando la adaptación del sector al nuevo paquete lácteo y al fin de las cuotas. Cabanas ha señalado que falta “información complementaria” en la documentación remitida por las organizaciones agrarias para determinar si los ganaderos han firmado toda su producción láctea bajo este tipo de modelos remitidos a la AICA o no. La AICA será ahora la que tendrá que iniciar la investigación y determinar estos asuntos, según Cabanas.

En esta reunión, la organización UPA ha pedido que se activen medidas como la compra de intervención o el almacenamiento privado, pero Cabanas ha recordado que este tipo de acciones están reguladas por la legislación comunitaria y no dependen del Departamento. A pesar de que no depende del Magrama, ha subrayado que, “si fuese necesario”, se puede hacer una petición a la UE para que tome la decisión pertinente. El objetivo del Ministerio, según ha remarcado, es que no se quede “ni un litro de leche por recoger" y “asegurar que los precios responden a los costes de producción”.

Aparte de ello, en la mesa se han planteado diversas actuaciones, como un plan estratégico para la creación de organizaciones de productores supra-autonómicas y de campañas de información entre los ganaderos españoles sobre el nuevo ‘paquete lácteo’.

Se ha hablado también de trabajar junto a la interprofesional Inlac en la puesta en marcha de un código de buenas prácticas o en la implementación y actualización de índices de referenciación de precios para firmar los contratos lácteos.

 

Asimismo, se ha avanzando en el estudio de la necesidad de ayudas acopladas para determinadas explotaciones lácteas de zonas de montaña, la necesidad de acciones de promoción y consumo en espacios como las escuelas y la puesta en marcha de un plan de acción coordinado que potencie la presencia de la industria láctea española en el mercado internacional.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha pedido a las organizaciones agrarias que elaboren un listado con las industrias lácteas y primeros compradores que están cerrando contratos a la baja con los ganaderos para determinar si incumplen la legislación, según publica Agroinformación.

Así lo ha asegurado en declaraciones a los periodistas el secretario general de Agricultura y Alimentación del Departamento, Carlos Cabanas, tras reunirse con representantes de Cooperativas Agro-alimentarias y de las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, componentes a su vez de la Organización Interprofesional Láctea (INLAC), para analizar cómo sigue el mercado de la leche de vaca tras un mes sin cuotas.

 

Según ha señalado Cabanas, el Ministerio ha pedido “de forma urgente” que le informe de las industrias o primeros compradores que estarían generando “actuaciones que no responden a las buenas prácticas” para “comprobar” si están incumpliendo la legislación vigente y, si fuera así, imponer las sanciones correspondientes. “Vamos a analizar, por grupos de ganaderos, con qué industrias están recibiendo las ofertas, qué ofertas son y cuáles son las razones por las que están facilitando dichos contratos con precios a la baja para el productor”, afirmó.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha advertido de que el Gobierno llevará “un control estricto” del cumplimiento de los llamados “contratos lácteos” para la compra de leche a los productores, según publica el diario Córdoba.

Para ello, ha adelantado que hay un plan de control acordado con las comunidades autónomas que ha entrado en vigor el 1 de mayo y para el que el Ministerio vigilará por su cumplimiento a través de la Agencia de Información y Control, primero aplicando las sanciones establecidas en la ley de la cadena alimentaria.

“Hay un régimen de control y un régimen sancionador, en el caso de que no se cumplan estas medidas importantes para reforzar la posición del ganadero”, ha apostillado la ministra, que ha rememorado que desde el primer momento el actual Gobierno de España “se ha volcado” con el sector.

Ante la posibilidad de que bajen los precios, ha insistido en la importancia de los contratos de larga duración, en los que además se ha trabajado con índices de referencia, aunque ha reconocido que la leche es un producto afectado por la estacionalidad.

Los diferentes índices de referenciación de precios de la leche de oveja, puestos en marcha por la Organización Interprofesional Láctea (INLAC), no están encontrando una buena acogida en el sector, según muestran los datos del ‘Anexo al informe de actualización del estado de implantación de los contratos’, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) con datos del pasado mes de febrero.

Así, únicamente el 2% de los contratos lácteos firmados en leche de oveja utilizan un precio referenciado, al que se une el 0,7% que utiliza un sistema mixto. Por el contrario, el 97,3% usa un precio fijo.

 

El caso del ganado caprino es distinto, ya que el precio fijo se utiliza en un 66% de los contratos, mientras que se utiliza algunos de los índices de referenciación de precios en el 34% de los casos.

Página 1 de 3

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder