Mostrando publicaciones por etiqueta: REPRODUCCIÓN

Perú ha autorizado la llegada de semen de las especies ovina y caprina procedente de España, lo que puede significar un nuevo paso en la internacionalización de las razas españolas, debido al potencia que tiene el sector sudamericano en general, y el peruano en particular. Mediante una Resolución del Ministerio de Agricultura y Riego de Perú, se establecen esos requisitos sanitarios, que son los siguientes:

- España es libre de fiebre aftosa, peste bovina, peste de los pequeños rumiantes, viruela ovina y caprina, fiebre del valle del Rift, pleuroneumonía contagiosa caprina y estomatitis vesicular.

- En el establecimiento de origen de los animales, no se ha presentado ningún caso de scrapie ni agalaxia contagiosa en los últimos dos años.

- El semen fue obtenido de animales que permanecieron en un centro de inseminación artificial autorizado.

- Los animales donantes permanecieron al menos treinta días en el centro antes de la toma del semen.

- El centro y diez kilómetros a la redonda no están en una zona de cuarentena.

- El semen fue tomado, manipulado y almacenado según las normas de la OIE.

- Los animales no presentaron el día de la toma ni durante los treinta días siguientes ningún signo clínico de fiebre aftosa, peste bovina, peste de los pequeños rumiantes, lengua azul, viruela ovina y caprina, epididimitis ovina, brucelosis ovina, brucelosis caprina y scrapie.

- Lengua azul. El donador ha resultado negativo a una prueba serológica ELISA o de inmunodifusión entre 21 y 60 días después de la última toma de semen para la exportación.

- Epididimitis ovina. Los donantes proceden de rebaños acreditados como libres de ‘Brucella ovis’ o resultaron negativos a una prueba. Además, el semen debe estar exento mediante una prueba de cultivo microbiológico.

- Brucelosis ovina y caprina, diferente a ‘Brucella ovis’. Resultados negativos a dos pruebas simultáneas: prueba del antígeno tamponado y fijación del complemento o ELISA. Ambas realizadas durante los treinta días anteriores a la toma del semen a partir de la misma muestra sanguínea.

- Aborto enzoótico de las ovejas. Los animales permanecieron dos años en explotaciones sin casos y los animales dieron resultado negativo a una prueba de PCR durante las dos o tres semanas posteriores a la extracción del semen o una prueba de fijación de complemento efectuada en el mismo periodo.

- Scrapie. Los animales han permanecido en una zona libre de la enfermedad desde su nacimiento y no manifestaron ningún signo clínico durante la toma del semen.

- Virus de Schmallenberg. Resultados negativos a una prueba ELISA o a una PCR.

- La inspección veterinaria confirma en el embarque la integridad de los termos y de los precintos.

- El semen diluido y tratado se ha mantenido separado de otro semen que no cumple los estándares de la OIE. El semen recolectado fue congelado y mantenido en nitrógeno líquido durante los treinta días posteriores a la colección.

 

- El termo o termos para el almacenamiento y transporte del semen son nuevos o han sido desinfectados.

Fernando Hernández, director técnico de la Granja Cerromonte, ha realizado un estudio de los efectos de la terapia antibiótica intramamaria sistemática en el secado sobre el rendimiento productivo. El estudio se recoge en la tesis doctoral presentada por Hernández ante la Universidad Complutense de Madrid, con el título de ‘Influencia del manejo reproductivo sobre los índices productivos de una explotación intensiva de ovino lechero de raza Lacaune de España: bases para mejorar la productividad’.

“Este tema es muy actual y muy discutido en la vaca lechera, en la que llevaba más de 30 años como una pauta totalmente implantada. En la vaca se cuestiona actualmente el papel de las terapias antibióticas sistemáticas frente a un uso más racional de antibióticos en producción animal. Aun así, es indiscutible que un nivel elevado de células somáticas en la leche refleja un nivel elevado de infecciones intramamarias, con la consecuente pérdida de producción y las implicaciones en bienestar animal que esto conlleva”, señala el autor en el resumen de la tesis.

En el estudio, de manera semejante a lo demostrado repetidamente en el ganado bovino lechero, se observa una clara mejora productiva tras la instauración de la terapia antibiótica intramamaria general con cefapirina, con una reducción clara de las células somáticas (de un 50%) y una mejora en la calidad de la leche (leve elevación del contenido en grasa y proteína, con una clara y muy significativa elevación de la producción diaria de leche), por lo que se puede considerar que la antibioterapia de secado se asocia con una mayor producción de leche diaria y total durante las lactaciones siguientes en ovejas lecheras de raza Lacaune, en condiciones de manejo intensivo. También se asocia con un recuento de células somáticas significativamente menor y un ligero aumento en el contenido de grasa y proteína de la leche producida en lactaciones posteriores.

Estos hallazgos sugieren que la terapia antibiótica de secado puede ser eficaz para mejorar la salud y la productividad de ovejas de raza Lacaune, así como para otras razas ovinas lecheras en condiciones de manejo intensivo.

El Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén) ha confirmado, un año más, su compromiso con los sectores ovino y caprino, con la celebración de su ya tradicional curso teórico-práctico, que ha cumplido su undécima ocasión con un nuevo éxito de participantes. “Únicamente podemos ofertar quince plazas, porque en el caso de haber más alumnos, no se podrían realizar con calidad las sesiones prácticas que despiertan tanto interés en los asistentes. De nuevo, se han cubierto todas las plazas. Este año no hemos tenido alumnos de otros países, pero sí de regiones alejadas de Castilla y León, como ha sido el caso de Cataluña o Andalucía”, explica Fernando Freire, gerente de Ovigén.

En esta ocasión, además de los aspectos relativos a la inseminación, se ha querido dar una vuelta de tuerca a los contenidos del programa con una apuesta por informar sobre la transferencia de embriones. “Se trata de informar a los asistentes de las nuevas técnicas reproductivas y de su aplicación a los programas de mejora. Destaca el caso de la transferencia de embriones, que cada vez tiene una mayor importancia en nuestro sector, y es el camino que también estamos tomando las asociaciones”, señala Freire, que también ejerce como gerente de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Assaf (Assafe).IMG-20170713-WA0001

De todos modos, la inseminación artificial también ha tenido cabida en el programa de este año, con un cambio que se va notando progresivamente en el perfil de los alumnos que quieren participar en este curso, según explica Freire: “En un principio este curso estaba dirigido a veterinarios, que son los que nos demandaban tener formación en estos aspectos, pero cada vez son más ganaderos los que quieren estar presentes, porque se está extendiendo la práctica de que los ganaderos sean los que realicen las inseminaciones en las explotaciones, en un proceso que ya vivió el vacuno”.

Por otra parte, la jornada ha servido para mostrar el nuevo espéculo para inseminación en ovino que se está fabricando en la actualidad, con el objetivo de alcanzar una mayor fertilidad en las razas ovinas al adaptarse de forma más adecuada a la especial morfología del aparato reproductor de las ovejas, y un manejo más fácil, al no ser necesario levantar a los animales para aplicar la inseminación. Este nuevo dispositivo, denominado ‘espéculo tubular de gran formato’, cuenta en su diseño con la colaboración del veterinario Luis Ernesto Reyes Ávila y con el propio centro de Ovigén. En la actualidad, se están realizando pruebas por parte de diferentes asociaciones, antes de que se entre en la fase de comercialización del espéculo.

En conclusión, el balance de este curso de Ovigen es plenamente satisfactorio. “Además de las ponencias, sirve como punto de encuentro para los expertos en reproducción de los sectores de ovino y caprino. Se comparte mucha información por la variedad de los perfiles de asistentes y ponentes”, concluye Freire.IMG-20170713-WA0011

 

Resumen del programa

El XI Curso Teórico-Práctico de Reproducción e Inseminación Artificial en Ganado Ovino y Caprino se ha desarrollado en las instalaciones del Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén) durante los días 12, 13 y 14 de julio.

El curso arrancó en la primera jornada con un repaso a la fisiología y las características reproductivas de las dos especies, un análisis del control de la actividad reproductiva en ovino y una charla sobre la ecografía reproductiva en pequeños rumiantes. Estos tres aspectos se complementaron con otras tres sesiones prácticas en las que se aplicaron los conocimientos teóricos ofrecidos por los ponentes.

La jornada del jueves se centró de forma más exclusiva en la inseminación artificial. En primer lugar, se dio un repaso a las técnicas de inseminación en la oveja, para desgranar posteriormente los factores que influyen en los resultados de inseminación. Ya por la tarde, se habló de esta técnica de la inseminación artificial en caprino. Las prácticas del día se centraron en inseminación vaginal, la técnica laparoscópica y, por último, la aplicación en caprino y la recogida y elaboración de dosis seminales.IMG-20170713-WA0009

 

Por último, el curso se cerró el viernes con una sesión eminentemente teórica. Así, se habló de la transferencia de embriones y fecundación in vitro en ganado ovino, de la gestión de la reproducción en una explotación intensiva de ovino lechero y del programa de mejora genética de la raza Rasa Aragonesa y el uso de la tecnología MOET (Multiple Ovulation and Embryo Transfer). El curso se cerró con una mesa redonda sobre la aplicación de las tecnologías reproductivas a los programas de mejora genética y con la entrega de los certificados de asistencia.

 

 

Nota remitida a noticias Oviespaña 29 de junio 2017. Marcelo De las Heras, Luis Miguel Ferrer, Delia Lacasta, Aurora Ortín, Juan José Ramosy Teresa Navarro. Universidad de Zaragoza.

En las noticias de Oviespaña del miércoles 28 de junio de 2017 se ha insertado una noticia que informa sobre el uso de ecografías para el diagnóstico y erradicación del adenocarcinoma pulmonar ovino (APO). Desearía dar a conocer de forma breve mi opinión sobre la misma, ya que creo que esa técnica no es tan adecuada para el control y erradicación del APO como se propone. Como es conocido, el APO está causada por un retrovirus (JSRV,Jaagsiektesheep retrovirus). Aunque no de forma comercial, existe una prueba en sangre en la que se pueden detectar animales infectados por este virus y en diferentes fases de la enfermedad.Se trata de PCR, altamente específico aunque poco sensible de forma individual, que se realiza en un extracto de las células blancas de la sangre. Este test ha sido capaz de detectar la infección hasta en un 80% de los animales en rebaños afectados de APO. Con esta prueba detectamos tanto animales con tumores pulmonares como infectados. Un examen con ultrasonidos parece que puede detectar nódulos de a partir de unos 2 cm en el pulmón. Pero esta técnica no diferencia claramente entre lesiones neoplásicas y no neoplásicas. Esto hace a esta técnica inespecífica para detectar lesiones tumorales de pequeño tamaño. Además, según se puede leer en el artículo original,solo se examina una zona concreta de los pulmones, dejando sin evaluar extensas áreas pulmonares donde lesiones iniciales de estos tumores pueden originarse. Por lo tanto, aunque puede ser una técnica informativa sobre el estado de los pulmones en los animales que nos permitiría eliminar animales con clínica avanzada de la enfermedad, no parece muy recomendable su uso para el control y erradicación de la APO porque no es capaz de detectar específicamente ni lesiones iniciales de APO ni los animales que están infectados por el JSRV.

Marcelo De las Heras / Luis M. Ferrer / Delia Lacasta / Aurora Ortín / Juan José Ramos /  Teresa Navarro

Departamento de Patología Animal. Universidad de Zaragoza

 

La transferencia embrionaria es un procedimiento donde un embrión es colectado (lavado) o recuperado de los cuernos uterinos de una hembra donante y luego transferido al útero de otra receptora durante la duración de la gestación. El procedimiento comienza sobre-estimulando a la donante administrando dosis de hormona folículo estimulante (FSH) dos veces por día por 4 días consecutivos, lo que resultara en la super-ovulación de la hembra.

Se dice que la primera trasferencia exitosa fue de un embrión de conejo en 1890, con ello se entendió que otro vientre de la misma raza podría continuar con el procedimiento de gestación.

En vacuno el procedimiento es en estos momentos muy habitual en todas las razas puras, tanto en las de carne como las de leche, abriendo además la posibilidad del sexado. Una buena vaca donante puede producir 80-100 embriones en un año.

El procedimiento resulta todavía caro y es preciso que lo realicen profesionales capacitados para garantizar resultados adecuados. A los ganaderos les preocupa sobre todo el coste, la garantía en el sexados, las garantías de sanidad de los animales y la seguridad de la preñez.

En este último aspecto, en el caso del vacuno las probabilidades de preñez en estos momentos son en los embriones congelados de alrededor del 50% y mejoran en un 10% con embriones frescos. En las experiencias in vitro los porcentajes se reducen más, por debajo del 30%.

En el caso del ovino y el caprino españoles, los casos que se producen son sobre todo de tipo experimental. Apenas existe un mercado abierto con oferta privada estable. Hay algunas experiencias que podrían impulsar su desarrollo en las razas lecheras Assaf y Manchega. En caprino, también existe la posibilidad de obtener embriones de las razas Florida, Manchega y Murciano-Granadina. Acrimur ha desarrollado recientemente exportaciones de embriones de esta última raza a la República Dominicana. También el centro de genética Ovigen está planteando la potenciación de esta técnica para impulsar la difusión genética con mayor rapidez y en ámbitos más amplios.

En el mundo hay experiencias muy interesantes en los principales países productores de ovino para carne o para lana, desde Australia o Nueva Zelanda, a Uruguay, Argentina, Chile o México. En este último país el Gobierno está impulsando un programa para impulsar el uso de inseminación y transferencia de embriones para mejorar los niveles de producción medios en las granjas. Hay razas con una amplia experiencia, como Merino, Corriedale, Dohne, Pelibuey, Suffolk, Hampshire, Texel…

Se necesita de todas formas regular y estandarizar los procedimientos que se aplican en esta tecnología en los diferentes países y regular con más precisión el mercado y los movimientos internacionales para garantizar su desarrollo. Sólo así se podrán garantizar las inversiones que puedan realizar los centros públicos o la iniciativa privada en este mercado y solo así se podrá garantizar a los ganaderos una inversión rentable. 

El centro OVIGEN, que es un referente nacional en España para la producción y gestión del semen y de la inseminación artificial en ovino y caprino, ha convocado para los próximos días 12, 13 y 14 de julio próximos la 11ª edición del  ‘Curso Teórico-Práctico de Reproducción e Inseminación de Ovino y Caprino’.

La convocatoria, de carácter internacional, está dirigida a veterinarios, técnicos y ganaderos que quieran mejorar su formación en la gestión reproductiva de los pequeños rumiantes y conocer los últimos avances en el manejo del semen y la implantación de la inseminación.

El curso tiene un enfoque teórico y práctico que lo hace muy atractivo y constituye una de sus grandes ventajas frente a otras iniciativas de este tipo, porque ayuda a obtener una información más útil y de mayor calidad para el trabajo posterior de los alumnos asistentes, gracias a las instalaciones con que cuenta el propio centro Ovigen.

En ediciones anteriores participaron alumnos de diversos países en los que el ovino y el caprino constituyen especies de referencia en la producción ganadera.

En la edición de 2017 se podrán seguir las lecciones por streaming y quienes lo deseen podrán formular sus preguntas a los ponentes a través del chat on-line.

Teresa García-Seco Romero defenderá una tesis doctoral en el Centro Visavet de la Universidad Computense de Madrid con el título de ‘Epidemiología de la fiebre Q en rumiantes domésticos en la zona central de la Península Ibérica’.

‘Coxiella burnetii’ es el agente etiológico de la fiebre Q, zoonosis que presenta una distribución mundial y cuyo principal reservorio y fuente de infección para el hombre son los rumiantes domésticos. En estos, la principal consecuencia de la infección es el aborto, especialmente en el caso de pequeños rumiantes, estando más asociada a problemas de fertilidad en el bovino. Tradicionalmente se ha considerado que la fiebre Q tenía un impacto menor en la producción animal dada su frecuente presentación en forma de infecciones inaparentes. Sin embargo, a lo largo de los años ha quedado demostrada la capacidad de esta enfermedad para producir importantes brotes clínicos en rumiantes, y de hecho actualmente se considera una de las principales causas de aborto infeccioso en rumiantes domésticos. Los animales infectados excretan un elevado número de bacterias en el momento del parto o del aborto, que contaminan el ambiente y pueden dar lugar a nuevas infecciones de individuos susceptibles. La baja dosis infectiva de ‘C. burnetii’, su gran resistencia ambiental y su capacidad para desplazarse largas distancias con el viento la convierten en un patógeno altamente contagioso y cuya transmisión puede llegar a ser difícil de controlar. La transmisión al hombre se produce principalmente por vía aerógena a través de la inhalación de aerosoles contaminados.
Si bien en humanos la fiebre Q también se caracteriza por dar lugar a un alto porcentaje de infecciones inaparentes (en torno al 60% de los casos), la complicación de determinadas formas clínicas de la enfermedad puede llegar a producir la muerte. Además, su carácter crónico también puede dar lugar a cuadros clínicos altamente invalidantes. Todo ello, junto con el incremento del número de casos comunicados en la última década, tanto esporádicos como incluidos en amplios brotes que han llegado a afectar a miles de personas (normalmente asociados a rumiantes domésticos), ha puesto de manifiesto las importantes consecuencias que esta enfermedad tradicionalmente desatendida puede llegar a tener en salud pública.
Por todo ello, en los últimos años se ha incrementado el interés por el estudio de los distintos aspectos de esta enfermedad, promoviéndose la investigación y la vigilancia de la misma por parte de administraciones públicas y diversos organismos internacionales. Sin embargo, a pesar de que actualmente la fiebre Q es una enfermedad de declaración obligatoria tanto en animales como en el hombre en un gran número de países, no está sometida a planes de monitorización oficiales en la mayoría de ellos. Esto hace que la situación de la enfermedad en rumiantes domésticos no se conozca con precisión en muchas regiones, y que su prevalencia se considere en general subestimada. Además, siguen existiendo aún aspectos de su epidemiología que no están plenamente caracterizados.
En el caso de España, existen regiones endémicas como el País Vasco o Canarias en las que se han detectado numerosos casos e incluso brotes humanos en las últimas décadas, que han propiciado el estudio de la fiebre Q en los rumiantes domésticos en las mismas. Sin embargo, en muchas otras zonas del país la información sobre la situación de la cabaña ganadera respecto a esta enfermedad es escasa o incluso inexistente, a pesar de que se han detectado casos humanos en todo el territorio español. En este contexto, el presente trabajo tiene como objetivo determinar la situación epidemiológica de la fiebre Q en rumiantes domésticos en la zona de la meseta central - en concreto las comunidades autónomas de Castilla y León y Madrid - región de alta producción ganadera, pero en la que la información disponible sobre la enfermedad es prácticamente inexistente.
Los resultados ponen de manifiesto la amplia exposición a ‘C. burnetii’ en las especies de rumiantes domésticos estudiadas tanto en Castilla y León como en la Comunidad de Madrid, así como la influencia de factores espaciales en la distribución de los casos en menor o mayor grado dependiendo del estudio y de la región, siendo esta influencia mucho más marcada en Castilla y León. Esta información, junto con la referente a los factores de riesgo identificados, compartidos hasta cierto punto en aquellos evaluados en más de un estudio, podría ser de utilidad a la hora de diseñar planes de vigilancia de la enfermedad en las zonas de estudio con el fin de evitar un aumento de los niveles de prevalencia, así como, llegado el caso, para el correcto diseño de planes de control de brotes si estos tuvieran lugar.

Más información:

https://www.visavet.es/es/epidemiologia-de-la-fiebre-q-en-rumiantes-domesticos-en-la-zona-central-de-la-peninsula-iberica/72=170/

 

 

Un total de 91.703 sementales caprinos se encuentran en la actualidad en las explotaciones españolas, según las Encuestas Ganaderas publicadas recientemente por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Teniendo en cuenta que hay 2.430.655 hembras adultas en el sector, significa que cada 26 cabras hay un macho en las ganaderías.

En el análisis por comunidades autónomas de cierta importancia en el sector, destacan los datos de Castilla-La Mancha, ya que en sus explotaciones cada semental está representado por 44 cabras adultas de media en las ganaderías de la región. Por su parte, Castilla y León y Murcia calcan prácticamente los datos a nivel nacional. Andalucía y Extremadura se encuentran algo por debajo de la media nacional, ya que prácticamente hay 24 cabras por cada macho en ambas comunidades autónomas. Canarias, con su propia idiosincrasia insular, tiene unos datos de 36 hembras por macho.

En el resto de comunidades autónomas, la mayoría tiene datos bastante por debajo de la media nacional, en ocasiones con una decena de hembras adultas por macho, lo que se explica por el reducido censo de las explotaciones caprinas en estos territorios, lo que obliga a reducir 

La determinación ecográfica de la gestación entre 45 y 90 días de gestación ha revolucionado el manejo reproductivo en las ovejas hace más de 30 años y ahora se establece como un componente esencial de la planificación y la productividad de la salud de los rebaños, según señala P.R. Scott, de la Universidad de Midlothian (Reino Unido), en un artículo publicado en la revista científica Small Ruminant Research.

Las mediciones ultrasonográficas de las profundidades de grasa y músculo sobre las costillas 12 y 13 en corderos en crecimiento pueden reflejar con precisión la composición de la canal y han sido incorporadas en programas de mejoramiento en razas de carne ovina. Estos servicios de ultrasonido a menudo pueden ser entregados por paraprofesionales, que individualmente analizan decenas de miles de ovejas anualmente. En la actualidad, el examen ultrasonográfico en la práctica de los pequeños rumiantes se limita en gran medida a la investigación de animales pedigríneos valiosos individuales remitidos a escuelas veterinarias u otros centros de especialización, a pesar de la publicación de artículos clínicos que ilustran su aplicación en una amplia gama de enfermedades comunes incluyendo enfermedades respiratorias, patologías del hígado y del riñón.

En la actualidad, se está investigando el examen de todas las ovejas adultas en el rebaño para el adenocarcinoma pulmonar ovino en un intento de eliminar esta enfermedad, que no tiene una prueba de diagnóstico disponible comercialmente o una medida obvia de control de la manada. La investigación ultrasonográfica es mucho más barata que las pruebas bioquímicas clínicas comunes, por ejemplo, análisis hematológicos o mediciones de proteínas (albúmina y globulina, proteínas de fase aguda, fibrinógeno e haptoglobina). La capacidad de registrar los hallazgos ultrasonográficos como imágenes o archivos de vídeo directamente a teléfonos móviles, tabletas y ordenadores portátiles permite a los médicos transmitir estos datos a un especialista si una segunda opinión resulta necesaria. La telemedicina está bien establecida en varias disciplinas veterinarias y será cada vez más frecuente en el diagnóstico de imágenes en la práctica de pequeños rumiantes durante la próxima década.

 

 

Página 1 de 16

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder