Mostrando publicaciones por etiqueta: Genética

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el convenio entre la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios y siete asociaciones de criadores de ganado ovino y vacuno para el depósito y custodia de su material genético.

En el ovino, se trata de las razas Navarra, Churra y Rasa Aragonesa, mientras que del vacuno se guardará material de las razas Avileña-Negra ibérica, Retinta, Pirenaica y Parda de Montaña.
Los convenios tendrán una duración de 15 años, con posibilidades de prórroga.
En virtud del acuerdo será obligación del Gobierno coordinar y supervisar tanto la custodia como la devolución del material genético de la raza y liberar ese material cuando se quiera, por ejemplo, reconstituir una raza extinta o apoyar la conservación de una raza en peligro de extinción.
Por su parte, las asociaciones se comprometen a facilitar el personal técnico especializado para colaborar en las tareas de elección de las muestras o presentar los informes necesarios que justifiquen la utilización del material almacenado en el Banco Nacional de Germoplasma. 

COBADU ha puesto de manifiesto una vez más la apuesta firme por una formación constante a sus socios tanto ganaderos como agricultores. Este martes, el ovino y caprino han sido protagonistas en Zamora con motivo de la Jornada que COBADU en colaboración con URCACYL ha organizado en el Colegio Universitario de Zamora. Estas jornadas han cumplido 20 ediciones, un número que refleja el esfuerzo de los técnicos de la cooperativa por estar cerca de sus socios y mantenerlos al día de la actualidad del sector, aclarar dudas o simplemente escuchar cómo ha ido el día en su explotación.

Ha sido Elías Martín, responsable de Ovino de la cooperativa quién ha dado la bienvenida a los asistentes ya pasadas las once de la mañana mientras seguían llegando los socios de distintos puntos de toda la provincia. Teresa Enríquez, veterinaria de la cooperativa especializada en ovino y caprino y además responsable de la valoración de machos, ha sido la encargada de abrir el programa formativo. Enríquez se ha centrado en la importancia del macho en la explotación, a veces, “un gran olvidado” que se convierte en fundamental en muchas explotaciones para mejorar su rentabilidad.

Ha continuado Miguel Ángel Sanz, veterinario del Servicio Técnico Veterinario de pequeños rumiantes de HIPRA, hablando de minimizar las pérdidas en la explotación en caso de que se detecten mamitis. Con su presentación, los socios de COBADU han aprendido a localizar y gestionar este tipo de crisis de una manera efectiva y han seguido con detenimiento los vídeos e imágenes explicativos que han dejado claros los síntomas de esta enfermedad además de dar soluciones a la hora de que no afecte a la rentabilidad de la granja.

Como ya es habitual en las jornadas formativas que organiza COBADU, se contó con la participación de José Manuel Domínguez, técnico de ganadería y desarrollo rural de URCACYL. El veterinario ha analizado el mercado de la leche de ovino y caprino en profundidad y ha avanzado las novedades en la PAC 2020 que no serán, a priori, no demasiado significativas, aunque siempre este punto es de gran interés para los socios. Rafael Sánchez, director general de COBADU, ha clausurado la jornada haciendo un análisis del sector ovino y caprino en la cooperativa, hablando de número de socios, venta de pienso y servicios veterinarios en relación a este tipo de explotaciones. Además, el director general ha puesto en conocimiento de los socios las inversiones que se están llevando a cabo en la actualidad y las que se llevarán a cabo en poco tiempo en las instalaciones centrales y la red de almacenes de COBADU.

Eva Muñoz Mejías, gerente de Gestión de Programas de Cría (Gescan) una ponencia en la jornada organizada por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Caprino de Raza Florida (Acriflor) sobre la importancia de las conexiones genéticas para el funcionamiento de los programas de mejora de las diferentes razas.

La experta señaló que la producción animal es un proceso complejo donde intervienen la acción e interacción de un gran número de factores ligados al animal, al medio ambiente y al hombre, que los trata de modificar en su beneficio.

Así, para que la evaluación genética de los animales de una ganadería se pueda comparar con los de otra, debe existir una relación genética o parentesco mínimo entre algunos de los animales en ambos grupos, a través de ancestros comunes.

Normalmente, en las evaluaciones donde se consideran varios rebaños o grupos contemporáneos, los grupos desconectados se eliminan, ya que cuando las conexiones genéticas entre los rebaños son insuficientes, las diferencias genéticas aditivas entre los animales de estos rebaños pueden confundirse con diferencias ambientales.

Antonio Molina Alcalá, del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba, presentó en las jornadas técnicas organizadas durante este año por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Caprino de Raza Florida (Acriflor) la ponencia titulada ‘Nuevo programa de cría de la raza Florida: objetivos y criterios de selección’, en el que se desgranaron los aspectos funcionales en los que se está trabajando para la posible incorporación al programa de mejora de esta raza caprina autóctona.

El experto señaló en primer lugar que el objetivo es mejorar la rentabilidad de la explotación ganadera, tanto en la vía del incremento de los ingresos como de la disminución de costes. A este camino se puede llegar por diversas vías, como son la comercialización, la alimentación, la sanidad, el manejo, la reproducción o la propia mejora genética. Sin embargo, recordó que la mejora ambiental es muy rápida y puede ser espectacular, pero no se transmite a la descendencia y desaparece cuando cesa la causa que la creó. En cambio, la mejora genética es lenta, pero es duradera y se transmite. De todos modos, también afirmó que deben aplicarse conjuntamente para ser eficientes, ya que para que exista un progreso genético deben existir unas condiciones ambientales mínimas, mientras que la mejora genética permite a su vez que las mejoras ambientales tengan repercusión en el fenotipo.

Así, Molina Alcalá señaló los aspectos que pueden incluirse en la selección de la cabra Florida:

- Aptitud quesera. El extracto quesero no es un buen indicador, sino que es el porcentaje de caseína en leche, aunque es muy caro. De todos modos, se podría incluir en los datos ofrecidos por el Control Lechero Oficial y genotipar para los genes de las caseínas, especialmente alfa-S1 y kappa caseína.

- Características morfológicas. Trabajar con rasgos primarios de la calificación morfológica lineal y con otros índices morfológicos que se pudieran desarrollar.

- Fertilidad. Se utilizarían los datos de edad al primer parto, intervalo entre partos, días abiertos y días al parto.

- Longevidad. Existe una fuerte correlación positiva entre longevidad, vida productiva y productividad acumulada y su elevada variabilidad demuestra un amplio rango de actuación para su optimización. Además, no hay globalmente inconvenientes fisiológicos de las lactaciones largas y muy largas. Habría que definir el mejor criterio de selección: longevidad real (del nacimiento al sacrificio), vida productiva (desde el primer parto hasta el último secado), días en leche hasta una edad determinada, longevidad funcional o longevidad real o productiva.

- Prolificidad y supervivencia de las crías.

- Resistencia al estrés térmico. El ponente señaló que existe un claro componente genético de mayor o menor suspecptibilidad al estrés por calor, ya que las cabras que más producen son más susceptibles. Tampoco se debe olvidar al estrés térmico por frío, para lo que se debe definir un nuevo índice de confort térmico específico, teniendo en cuenta aspectos como la temperatura, la humedad y el viento.

Por último, el profesor de la Universidad de Córdoba señaló que a medio plazo empezarán a tener importancia objetivos relacionados con la resistencia a enfermedades, como tuberculosis, paratuberculosis y parasitarias. Sin embargo, a día de hoy no constituyen un objetivo claro o no se dan las circunstancias para poder abordarlos.

La línea de trabajo futura respecto al estrés por calor en la raza Manchega pasa por profundizar en el conocimiento de los mecanismos que regulan la respuesta de los animales al calor. Dicho conocimiento se centrará no sólo en conocer los genes que regulan esa respuesta, sino también saber como interactúan con otros genes implicados en la capacidad productiva y reproductiva, según señala un artículo publicado en el último número de la revista Consorcio Manchego.

El esfuerzo que la asociación está llevando a cabo en la puesta en marcha del programa de selección genómica sería muy útil para el desarrollo de estos estudios. Sin embargo, este artículo también señala que la repercusión del estrés por calor sobre los niveles reproductivos y productivos no parecen ser excesivamente preocupantes en el momento actual, aunque las previsiones climatológicas y la intensificación productiva pueden romper la capacidad de adaptación de los animales a las condiciones ambientales con un impacto en la sostenibilidad de los rebaños de ovino de raza Manchega en el futuro.

Por lo tanto, desde la asociación Agrama y los grupos de investigación colaboradores se están llevando a cabo los estudios necesarios para desarrollar herramientas de control genético que permitan mantener o mejorar la tolerancia al estrés por calor en esta raza.

El artículo está firmado por los siguientes autores: María Jesús Carabaño (INIA), Manuel Ramón (IRIAF), María Dolores Pérez Guzmán (IRIAF), Óscar García (Agrama), Clara Díaz (INIA), Magdalena Serrano (INIA) y Roberto Gallego (Agrama).

Se incorpora un nuevo semental de la Raza Caprina Florida en el centro de reproducción “IFAPA de Hinojosa del Duque”, Córdoba, existiendo un total de 19 sementales.

El semental incorporado en el día de hoy procede de la explotación de Pedro Martín Martínez, cuyas siglas de libro genealógico son PN, situada en el término municipal de Usagre, provincia de Badajoz. La ganadería mencionada, además de participar activamente en el Programa de Mejora Genética de la Raza Caprina Florida, es una explotación calificada frente a brucelosis y tuberculosis caprina e incluida en los programas oficiales voluntarios de control y erradicación frente Agalaxia Contagiosa y tembladera clásica.

El semental incorporado de nombre ALPE, cuenta con 6 meses de edad y su madre se caracteriza por encontrarse entre las mejores cabras valoradas genéticamente, con un valor genético de leche de 105, un valor genético en Kilos de grasa y proteína de 9 y un valor genético de kilo de proteína de 4, contando con una producción media de 810 kg de leche en algo menos de 300 días de duración de lactación.

El pasado mes de septiembre, la empresa GESCAN Gestión de Programas de Cría SL, ha sido reconocida oficialmente como Centro Cualificado de Genética, al cumplir las condiciones y requisitos establecidos en el Real Decreto 45/2019 de 8 de febrero, por que se establecen las normas zootécnicas aplicables a los animales de raza pura. 

 El apartado I) del artículo 3 del Real Decreto 45/2019 de 8 de febrero, define como Centro Cualificado de Genética a cualquier entidad pública o privada reconocida oficialmente para llevar a cabo la evaluación genética de animales y/o análisis de los parámetros genéticos en un programa de cría, así como el asesoramiento científico a las asociaciones de criadores. Esta entidad también cuenta con suficientes recursos materiales y personales, experiencia y formación técnica para el desarrollo de dichas funciones.

GESCAN Gestión de Programas de Cría SL, es una empresa que nace con el propósito de ofrecer a las Asociaciones de Criadores de Razas Puras un servicio integral que abarque todas las actuaciones técnicas, administrativas, de gestión técnico-económica, promoción y difusión, así como proyectos de digitalización de procesos. Su ámbito de actuación es nacional y su sede está en Canarias  y se encuentra dentro del Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, siendo la primera y única empresa de ámbito de veterinario que forma parte de su conglomerado de empresas.

Para GESCAN, este reconocimiento supone un gran avance. Un salto cualitativo muy importante para seguir trabajando con las razas de ganadería autóctonas y puras. 

http://gescansl.com/gescan-reconocida-oficialmente-como-centro-cualificado-de-genetica-animal 

 

roya bilbilitana

roya bilbilitana

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el convenio entre la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios y tres asociaciones de criadores de ganado ovino de raza pura para el depósito y custodia de su material genético.

raza  maellana

raza maellana

Se trata de las razas cartera, maellana y roya bilbilitana, que depositarán dicho material en el Banco Nacional de Germoplasma Animal, según recoge el texto, en el que se detalla que el convenio tendrá una duración de cuatro años, con posibilidades de prórroga.
En virtud del acuerdo será obligación del Gobierno coordinar y supervisar tanto la custodia como la devolución del material genético de la raza y liberar ese material cuando se quiera, por ejemplo, reconstituir una raza extinta o apoyar la conservación de una raza en peligro de extinción.
Por su parte, las asociaciones se comprometen a facilitar el personal técnico especializado para colaborar en las tareas de elección de las muestras o presentar los informes necesarios que justifiquen la utilización del material almacenado en el Banco Nacional de Germoplasma.

razas cartera

 

raza cartera

 

ovino pelibuey sudamérica

La evaluación genómica del músculo Longissimus dorsi en 167 ovinos criollos de pelo (ovejas) permitió identificar 15 genes que interferirían directamente con la capacidad de retención de agua (CRA), y 11 más con respecto al pH (acidez)

Para llevar a cabo la investigación se sacrificaron 63 animales de la variedad racial Sudán –provenientes del Cesar–, 44 etíopes de Córdoba, y 60 pelibuey del Valle del Cauca.

 Dentro de las plantas de sacrificio los procedimientos se realizaron con base en los lineamientos estandarizados que dictan las normativas del Invima. La finalidad del estudio es determinar cuáles ejemplares de ovinos criollos de pelo, dentro de los caracterizados, cumplen con la producción de carne de mejor calidad.

 Esto corresponde a uno de los resultados del investigador Herman Alberto Revelo Cuaspud, candidato a doctor en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira.

 La problemática surge por la carencia de una estructura adecuada en términos productivos y tecnológicos en la producción de carne de ovino en el país, lo que representa una desventaja para competir en mercados internacionales, e incluso no satisfacer la demanda nacional.

 Después de 24 horas post mortem, la metodología consistió en extraer el músculo Longuissimus dorsi de la canal izquierda, para luego empacarlo al vacío y almacenarlo a 4 oC. Una vez trascurrido un periodo de maduración de 7 días, se efectuaron mediciones sobre el músculo para obtener las características de pH y CRA.

 En seguida se realizó un análisis de asociación genómica (GWAS) para identificar regiones relacionadas con pH y CRA de los 167 ovinos. El resultado determinó cuáles genes específicamente producen las variables genómicas que más adelante permiten identificar qué animal concreto cuenta con la mejor genética en términos de calidad.

 “La justificación de este trabajo es mostrarle a la comunidad científica y al productor que realmente vale la pena estudiar el ovino criollo”, explica el investigador Revelo.

 La razón principal del estudio es que este animal se acopla mejor al sistema productivo del campesino inmerso en una economía rural, por lo cual es imprescindible la caracterización genética para desarrollar programas de mejoramiento genético mediante selección asistida de esta varianza.

 Origen de los ovinos criollos

 Otra perspectiva de la investigación fue establecer la diversidad genética y la estructura de tres ecotipos de ovinos criollos de pelo (Sudán, etíope y pelibuey) y su relación genética con otras razas del mundo.

 Actualmente su estructura no está descrita porque “estos ovinos criollos colombianos son el resultado de la introducción de razas de origen ibérico durante el periodo de colonización y la subsecuente introgresión (movimiento de genes de una especia a otra) de razas de África”, apunta el investigador.

 La metodología fue similar a la anterior en términos de genotipificación de las tres variedades raciales de los ovinos mencionados, aunque esta vez se compararon con 16 razas de América, Europa y África previamente secuenciadas por el Consorcio Internacional Ovino de Genómica.

 Entre los resultados se encontró que el ecotipo pelibuey presenta una introgresión genómica de la raza BlackBelly del Caribe, mientras que el ecotipo etíope comparte información genómica con la raza churra de Europa.

 Por su parte, el ecotipo Sudán presenta una introgresión con las razas europeas ojalada, bergamasca, castellana, churra y aragonesa, y las razas morada nova, St. Ines y St. Elizabeth, de Brasil y Jamaica.

 Los ecotipos de pelo colombianos son descendientes de razas españolas y comparten un componente genético común con las razas establecidas en América. Según el doctorando, estos resultados “sustentan la necesidad de asignar el estatus de raza a estas poblaciones localmente adaptadas”.

 Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 2005 la cifra de ovinos en el mundo superó los 1.000 millones, es decir un animal cada seis personas; de estos, América Latina y el Caribe tienen un 8 %. En ese mismo año la estimación para Colombia fue de 2.180.000 animales.

 La Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Colombia (Asoovinos) detalla características productivas que le confiere al ovino por encima de otras especies. Por ejemplo, tiene una mayor capacidad reproductiva, un intervalo entre partos de casi la mitad del bovino, con un número de crías más alto.

 Cuenta además con la posibilidad de triple propósito: carne, lana y leche. Es menos costoso por unidad, lo que disminuye riesgos y aumenta posibilidad de autoconsumo. Además destacan las propiedades organolépticas de la carne por su sabor.

 

Un estudio ha estimado por primera vez en España los parámetros genéticos de los caracteres reproductivos relacionados con la fertilidad en caprino, utilizando los datos reproductivos de dos razas con diferente nivel de intensificación, como son Payoya y Florida. Este estudio se presentó en forma de póster en el pasado Foro Nacional del Caprino, en la sesión organizada en colaboración con la International Goat Association (IGA).

Para este trabajo se han utilizado 215.516 partos controlados (72.514 de Payoya y 143.002 de Florida), de 73.726 cabras (22.603 Payoya y 51.123 de Florida) del núcleo de control lechero de ambas razas. Se estimaron los componentes de la varianza y se calcularon los parámetros genéticos de diferentes criterios de selección para fertilidad analizados: edad al primer parto (EPP), intervalo entre el primer y segundo parto (ISP), intervalo entre el segundo y tercer parto y el resto (ITP) y el intervalo entre todos los partos (IEP).

A pesar de su limitada magnitud, las heredabilidades son suficientemente elevadas para asegurar un progreso genético adecuado si son utilizados como criterios de selección en ambas razas. En ambas razas se recomienda la utilización de los parámetros de edad al primer parto e intervalo entre el primer y segundo parto.

En los próximos meses se pretende presentar la primera valoración genética para caracteres reproductivos en ambas razas e incorporar dicha información al catálogo actual o a uno específico en función de los sementales mejorantes que se determinen.

Los autores de la investigación son E. Muñoz Mejías (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), C. Ziadi (Universidad de Córdoba), O. González Casquet (Asociación de Criadores de la Raza Payoya), M. Sánchez (Universidad de Córdoba), M.D. López (Acriflor) y A. Molina (Universidad de Córdoba).

Página 1 de 36

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder