Mostrando publicaciones por etiqueta: Mejora

Un cebadero de corderos de la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros ha realizado una experiencia, en la que participaron expertos de la Universidad de Zaragoza y de Oviaragón, sobre la introducción en el mercado cárnico de corderos procedentes de ovejas lecheras, pero normalmente esta opción se ve afectada por lo que se considera una alta mortalidad durante la etapa de lactancia artificial en

este tipo de corderos. Por lo tanto, se ha ensayado con un nuevo sistema de explotación para intentar reducir ese nivel de mortalidad y facilitar su crecimiento hasta pesos elevados sin engrasar.

Para realizar este estudio, se trabajó con 763 corderos divididos en seis periodos, con el empleo de tres sistemas diferentes de manejo: slat + placa calefactora; slat + lámpara infrarroja; paja + lámpara infrarroja. Se ha evaluado el efecto de los parámetros ambientales del alojamiento ganadero sobre el desarrollo de los corderos. Por lo tanto, se midieron factores ambientales (temperatura, humedad relativa, dióxido de carbono y amoniaco) y factores productivos (peso de entrada, peso a los 15 días, peso al mes, ganancia media diaria y número de bajas).

“Los resultados obtenidos sugieren que el sistema de manejo basado en suelo de paja con calefacción con lámpara infrarroja es la opción más deseable, tanto desde un punto de vista ambiental como por su influencia positiva en los factores productivos. Del estudio de la relación del peso de entrada con las bajas, se ha obtenido una curva de predicción de las mismas, de utilidad para la determinación del precio máximo a pagar por cordero en función de su peso de entrada que garantice la rentabilidad del proceso”, señalan las conclusiones de este trabajo.

Fruto de este experimento, se presentó una comunicación en el X Congreso Ibérico de Agroingeniería, que se celebró del 3 al 6 de septiembre en Huesca. Los autores que firman la comunicación son los siguientes: Jesús Pedro Val Aguasca, Pablo Martín Ramos, Esperanza Horcas, Jesús Yániz Pérez de Albéniz y Francisco Javier García Ramos.

La Fundación Centro Tecnológico de Miranda de Ebro y el ITACyL organizan una jornada sobre gestión de datos para la mejora de la productividad en las explotaciones de ovino, que se celebrará el próximo 27 de noviembre en la Estación Tecnológica de la Leche, ubicada en Palencia (Finca Viñalta).

Esta jornada, que está dirigida a veterinarios, ganaderos, cooperativas y otros profesionales del sector, tiene como objetivo profundizar en las herramientas y tecnologías que pueden apoyar la gestión y sostenibilidad de la producción ovina. El programa incluye varias exposiciones, en las que se hablará sobre el ‘internet de las cosas’ y su aplicación a la trazabilidad de la producción, la eficiencia energética, los costes en ovino lechero y la reducción en el uso de antibióticos.

 

Programa – Miércoles, 27 de noviembre

10.00 horas. Bienvenida y presentación de la jornada. Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), Fundación Centro Tecnológico de Miranda de Ebro (CTME) e Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL).

10.15 horas. ‘Modelos de arquitectura IoT para la gestión de explotaciones ganaderas y trazabilidad de información mediante blockchain’. David Ayala Dulanto, del Centro Tecnológico de Miranda de Ebro.

11.05 horas. ‘Herramientas para la gestión. Eficiencia energética de explotaciones de ovino de leche: Enerlácteo Ovino’. Raúl Bodas Rodríguez, del ITACyL.

11.45 horas. Café-Networking.

12.00 horas. ‘Herramientas para la gestión de costes de explotaciones de ovino de leche. Red de explotaciones ovinas: simulador de costes’. María José Fernández de la Cal, de la Dirección General de Producción Agropecuaria de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

12.50 horas. ‘Inmunoterapia y Big Data: herramientas para optimizar el uso de antibióticos en ovino de leche’. Guillermo Pardo Pizarro, jefe de Rumiantes de Laboratorios Ovejero.

13.40 horas. Turno de preguntas y debate.

Eva Muñoz Mejías, gerente de Gestión de Programas de Cría (Gescan) una ponencia en la jornada organizada por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Caprino de Raza Florida (Acriflor) sobre la importancia de las conexiones genéticas para el funcionamiento de los programas de mejora de las diferentes razas.

La experta señaló que la producción animal es un proceso complejo donde intervienen la acción e interacción de un gran número de factores ligados al animal, al medio ambiente y al hombre, que los trata de modificar en su beneficio.

Así, para que la evaluación genética de los animales de una ganadería se pueda comparar con los de otra, debe existir una relación genética o parentesco mínimo entre algunos de los animales en ambos grupos, a través de ancestros comunes.

Normalmente, en las evaluaciones donde se consideran varios rebaños o grupos contemporáneos, los grupos desconectados se eliminan, ya que cuando las conexiones genéticas entre los rebaños son insuficientes, las diferencias genéticas aditivas entre los animales de estos rebaños pueden confundirse con diferencias ambientales.

La OPA valora los resultados alcanzados por Castilla y León en sanidad animal, lo que se ha traducido en un crecimiento de las ventas dentro y fuera de España

La organización agraria ASAJA de Castilla y León asistirá mañana viernes a la reunión convocada por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para abordar mejoras en el programa de erradicación de enfermedades animales, cumpliendo el compromiso que adquirió en campaña electoral.

ASAJA valora que el presidente de la Junta reconozca que la sanidad animal es hoy la principal preocupación de los ganaderos, y en particular de los de vacuno extensivo, que es donde está centrado el problema. ASAJA será receptiva a las propuestas de Presidencia, que se materializarán a través de la consejería de Agricultura y Ganadería, y entiende que no supondrán una ruptura respecto al Programa de Erradicación en vigor, sino modificaciones técnicas que, sin comprometer unos resultados favorables y en todo caso de los mejores de toda España, faciliten la gestión de las explotaciones, den mayor transparencia a los procedimientos, minimicen posibles errores, y reduzcan el quebranto económico en las ganaderías afectadas.

ASAJA “ha venido colaborando con los equipos que en cada momento ha tenido la consejería de Agricultura y Ganadería al frente del área de sanidad animal, y algunas de nuestras propuestas, que no todas, se han tenido en cuenta y han dado resultados evidentes”. ASAJA defiende un programa sanitario único para toda España, algo que en la práctica hoy no es así.

ASAJA quiere valorar el trabajo y esfuerzo que se ha hecho en Castilla y León en los últimos años, tanto administración como ganaderos, para mejorar de forma más que significativa la sanidad de la cabaña ganadera en las distintas especies animales, aplicando con éxito tanto programas nacionales como otros propios, lo que convierte a la ganadería de la comunidad autónoma en una referencia a nivel nacional. Este hecho se ha traducido en mejora de resultados zootécnicos de las explotaciones y en el crecimiento de las ventas de animales vivos y de animales destinados al sacrificio dentro y fuera de nuestras fronteras.

Especialistas del INTA Balcarce –Buenos Aires– avanzan en la identificación de corderos resistentes para la raza Texel. En el mediRAZA Texel Argentina webo plazo, se espera que los primeros animales seleccionados sean incorporados en las evaluaciones de reproductores.

Los parásitos gastrointestinales son uno de los principales problemas sanitarios que afectan a los ovinos en pastoreo. Como sucede en otros lugares del mundo, en la Argentina la especie que más pérdidas económicas ocasiona es Haemonchus contortus, un nematodo que puede provocar mortandades superiores al 20 % en las majadas con disminuciones cercanas al 28 % en la ganancia de peso y del 10 % en la producción de vellón.

Durante las últimas cuatro décadas, el control de los parásitos por medio de fármacos antiparasitarios ha generado poblaciones de nematodos resistentes a la mayoría de los grupos químicos. La rápida adaptación y resistencia de los parásitos a los nuevos fármacos reduce significativamente la vida útil de los antiparasitarios.

Como respuesta a esta situación, una de las estrategias que propone la investigación científica mundial es la selección de animales genéticamente resistentes. En la Argentina, especialistas del INTA trabajan en esta perspectiva y avanzan en la identificación de corderos resistentes para la raza Texel –hasta el momento no se conoce información en el país sobre la variabilidad genética de la raza para esta característica–. En el mediano plazo, se espera que los primeros animales seleccionados sean incorporados en las evaluaciones de reproductores.

Juliana Papaleo, investigadora del INTA Balcarce –Buenos Aires–, destacó que el estudio apunta a “lograr majadas más resistentes a los parásitos gastrointestinales, que tengan buena productividad y se desparasiten menos veces al año”.

De acuerdo con la investigadora, la inversión en estas tecnologías trae beneficios económicos para el productor. “Con el tiempo, se reduce el número de animales muertos por causas de parasitosis y disminuyen otras variables como costos de insumos, tiempo y mano de obra”, detalló Papaleo, quien agregó: “A su vez, estas condiciones representan un beneficio para el ambiente y permiten que los potreros estén más limpios de parásitos para utilizarlos en momentos críticos del ciclo productivo, como la parición”.

Hasta el momento, las evaluaciones permitieron identificar el potencial de resistencia en algunos animales de la raza Texel y, como línea de investigación, complementan los trabajos realizados en la raza Corriedale. Las pruebas fueron desarrolladas durante dos años y constituyen la etapa inicial de mediciones y armado de la base de datos.

En este sentido, la especialista aclaró que las pruebas experimentales deberán continuar por, al menos, cinco años a fin de que puedan realizarse estimaciones de parámetros genéticos con un grado de confiabilidad aceptable.

En esta instancia del proceso, “la propuesta es invitar a productores y/o cabañeros que estén interesados en el estudio a fin de obtener información de diferentes ambientes y manejos, incrementar el volumen de registros y aumentar la precisión de los resultados”, enfatizó Papaleo. Además de las mediciones, los investigadores conservan muestras de sangre de los animales evaluados para, a futuro, realizar análisis de ADN que permitan estudiar algunos genes candidatos relacionados con la respuesta inmune innata, hallados en la raza Corriedale.

Para la raza Corriedale, las estaciones experimentales del INTA en Mercedes –Corrientes– y Concepción del Uruguay –Entre Ríos– junto con el Instituto de Genética del INTA tienen un reservorio de cerca de 10 años de registros, que permitió construir estimaciones de parámetros genéticos e iniciar la realización de estudios a nivel de genoma.

 

Aporte al mejoramiento genético

A partir del ensayo con la raza Texel, se espera que la información científica generada sea incorporada en las evaluaciones de reproductores en el mediano plazo –por ejemplo, en PROVINO– y adoptada por los criadores en sus planes de mejoramiento genético.

Esta tecnología es aconsejable para establecimientos medianos y/o grandes, con un plantel reproductivo superior a 100 madres. Para aplicarla, la unidad debe contar con cierta infraestructura de manga, corrales y potreros para la identificación de los animales, período de encierre controlado y toma de muestras.

Para la implementación del ensayo, se requiere la inoculación de corderos de alrededor de seis meses de edad con un número conocido de larvas. Luego, se evalúa la respuesta de cada animal a la infección del parásito mediante el conteo de huevos en heces (HPG); los que presentan menor eliminación de huevos (menor HPG) se consideran “resistentes” a la parasitosis.

El desarrollo de resistencia parasitaria a los antihelmínticos es un carácter genético que posee una heredabilidad de mediana a baja y, por esta razón, el progreso es relativamente lento y requiere constancia. “En este proceso, lo importante es que el productor no pierda de vista los objetivos productivos que se planteó para su establecimiento e incorpore la resistencia a la parasitosis como una característica más a la hora de seleccionar animales”, explicó Papaleo.

Este comportamiento es la base para implementar un plan de mejoramiento genético, en el que deben identificarse los individuos superiores genéticamente generación tras generación.

En esta línea, Papaleo indicó: “Los resultados esperados dependerán del número de animales evaluados y del compromiso del productor de continuar con la evaluación en el tiempo, debido a que, para realizar la selección, es indispensable identificar a los animales y llevar registros de las características que buscan mejorarse, teniendo en cuenta que el ambiente y el manejo siempre influyen en la expresión del genotipo de cada animal”.

En el mundo, la bibliografía científica reporta diferencias genéticas de la resistencia a nematodos gastrointestinales tanto entre razas como dentro de la misma raza, principalmente en zonas tropicales y subtropicales donde el parásito sobrevive durante todo el año. Países como Australia, Nueva Zelanda y Uruguay incorporan esta característica en algunos Catálogos de Padres.

Control de parásitos

Las hembras de la especie de nematodo Haemonchus contortus pueden poner entre 5000 y 10000 huevos por día. En temporadas cálidas y de abundantes lluvias, las tasas de infestación pueden ser tan altas como para provocar daños clínicos y muerte en pocas semanas.

En el sur bonaerense, la haemonchosis predomina durante febrero, marzo, abril y mayo y, al coincidir con la etapa posterior al destete, los corderos son los más susceptibles a contraer la enfermedad. La menor tasa de infestación se registra en julio y agosto –como sucede en la pampa húmeda y en la Mesopotamia–; en otras partes de la Argentina, el parásito está presente todo el año y afecta a todas las categorías de animales.

Con relación a las desparasitaciones, Mercedes Lloberas –investigadora del INTA Balcarce– dijo que no existe un protocolo que determine una cantidad por año, sino que, más bien, depende de varios factores como la región del país, el clima, el tipo de explotación ganadera, la categoría de animal y el manejo del pastoreo.

“Para decidir si es necesario aplicar antiparasitario, lo ideal es realizar un monitoreo mensual –o quincenal en períodos críticos– de 10 animales por categoría mediante el conteo de huevos por gramo en materia fecal (HPG) y, en función del análisis de coprocultivo, definir la clase de fármaco”, puntualizó Lloberas.

De acuerdo con la especialista, pueden considerarse dos momentos críticos en el año: el periparto y el destete. “En ambos casos, se deberá evaluar la necesidad de la desparasitación del animal y también en la planificación de la rotación de los potreros a fin de contar con una pastura limpia de parásitos para estas categorías”, recomendó.

Otra sugerencia es que cada establecimiento realice un Test de Reducción del Conteo de Huevos. “Con este test, se puede estimar la eficacia antihelmíntica a través de la comparación de los HPG en animales antes y después del tratamiento antiparasitario y ayuda a no ejercer presión en la resistencia al fármaco”, amplió Lloberas.

Por último, la especialista aclaró que, si bien no es posible eliminar definitivamente los problemas ocasionados por los parásitos gastrointestinales, el objetivo es establecer un control integrado que contribuya a reducir las pérdidas a nivel productivo y económico.

El gobierno federal ha sancionado la Política Nacional de Incentivos a Ovinocaprinocultura. Con la nueva ley, la planificación de la política nacional se formulará e implementará junto con las entidades de los sectores de producción de ovejas y cabras, así como la industria de procesamiento, e instituciones federales, estatales y municipales.

El plan, al que asistieron investigadores de Embrapa Cabras y Ovejas (Sobral, CE) y Embrapa Pecuária Sul (Bagé, RS), durante los debates y la formulación, tiene como objetivo estandarizar los procesos con el objetivo de garantizar la regularidad en el suministro. y eficiencia en la productividad. También se centra en mejorar la calidad del producto, la seguridad alimentaria y la lucha contra el pastoreo regulando el sacrificio y el comercio de los productos de cría de ovinos y caprinos.

La legislación también prevé estimular la fabricación industrial, familiar y artesanal de productos ovinos y caprinos; investigación, asistencia técnica y extensión rural; Modernización tecnológica y gestión de cadenas productivas. También vale la pena destacar el mejoramiento genético de los animales, con el desarrollo de razas que son más productivas, adaptadas y capaces de generar productos de mejor calidad para el consumidor.

Según el investigador Embrapa Goats and Sheep, Octávio Rossi de Morais, la nueva ley es importante porque demuestra la preocupación del gobierno federal con la ovinocaprinocultura como un elemento importante en la ganadería nacional. Según él, los productores rurales, organizados en asociaciones y cooperativas, a partir de la Política Nacional, podrán exigir nuevas políticas para el sector. Como ejemplo, citó la industria láctea de cabras y ovejas, que siempre ha tenido dificultades para operar, porque no tiene una legislación específica. "Lo que tenemos hoy en términos de legislación para el procesamiento se aplica a la leche bovina. Hoy en día es mucho más difícil aprobar una leche de cabra lechera pequeña que una lechería industrial para leche de vaca porque ya existe una ley específica para la leche de vaca y no para los pequeños rumiantes ".

Para Morais, tan pronto como el gobierno establezca una política nacional para el ganado ovino y caprino, será más fácil orientar el trabajo sobre las leyes que favorecen al sector. Respecto a la participación de Embrapa en la formulación de la nueva política, el investigador explicó que correspondía a los dos centros de investigación revisar el texto original basado en el conocimiento del sector productivo, destacando las peculiaridades de las pequeñas creaciones, los productores familiares, que tienen una Potencial para desarrollarse como productores de animales, leche y carne, con características diferenciadas. "Lo que puede favorecer y mucho la cuestión económica de este segmento", dijo, recordando que hay una gran expectativa de aumentar las inversiones para el sector. "Principalmente hoy, buscamos trabajar con esta visión de productos diferenciados,

La nueva ley tuvo su origen en el Proyecto de Ley de la Cámara (PLC) 107/2018, del diputado federal Afonso Hamm (PP-RS). En el Senado, el senador Lasier Martins (Podemos-RS) informó sobre el asunto en la Comisión de Agricultura y Reforma Agraria (CRA) y lo aprobó en la Plenaria el 21 de mayo.

Entre los instrumentos planeados para desarrollar la ovinocaprinocultura se encuentran el asociativismo, el cooperativismo, los acuerdos productivos locales y los contratos de asociación de producción integrada; Certificación de origen, calidad social y de producto; Crédito para la producción, industrialización y comercialización. y seguros rurales.

La sanción de la Política Nacional de Ovinocaprinocultura es otro ejemplo del trabajo de Embrapa en la construcción de leyes y políticas públicas, así como con el Código Forestal y la Renovación , situaciones en las que Embrapa busca articular, a través de las Relaciones Institucionales y Organizaciones gubernamentales de la Secretaría de Inteligencia y Relaciones Estratégicas (Grig / Sire), una estrategia conjunta que vincula la investigación, el gobierno y el sector privado.

Ovinocaprinocultura en Brasil

El rebaño de cabras en Brasil creció un 16,1% entre 2006 y 2017, según el Censo Agropecuario y Ganadero del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). En todo el país, el número de animales aumentó de 7,1 millones a 8,2 millones en el período. 
El número de cabezas de cabras en Brasil aumentó en tres regiones: el noreste (de 6.4 millones a 7.6 millones, o 18.3%), el norte (139.7 mil a 188.6 mil, o 35%), y Centro Oeste (75.9 mil a 108.8 mil, o 43.3%). Solo las regiones sur y sureste mostraron una reducción en el rebaño de cabras entre los años analizados por el IBGE.

Pero el número de ovejas, en el período, tuvo una leve caída del 2,8%. A pesar de la disminución en los niveles nacionales, el noreste, una región responsable de casi dos tercios de la manada brasileña, tuvo un aumento del 15,9% en el número de cabezas de ovejas entre 2006 y 2017.

En la región semiárida del noreste, las cabras y las ovejas a menudo se crían juntas, en extensas granjas en la caatinga, un bioma rico en especies forrajeras. También hay pequeñas creaciones donde estos animales comparten espacio con otras especies. 
El Censo Agropecuario también revela que el número de establecimientos agrícolas enfocados en la cría de cabras aumentó de 286.6 mil a 333.9 mil entre 2006 y 2017, lo que representa un crecimiento del 16.5%. Además, el comercio de animales aumentó un 65%, saltando de 1,15 millones a 1,90 millones de cabezas. El avance se refleja en el valor total obtenido con la venta de estos animales en 2017: R $ 290 millones, casi un 300% más que los R $ 73 millones registrados en 2006.

El FORO NACIONAL DE OVINO acogió durante la sesión de tarde de la primera jornada unas ponencias dirigidas a detallar la situación actual de las técnicas de transferencia de embriones en ganado ovino como vía para la mejora genética de las explotaciones.

Fernando Freire, gerente de Ovigén, fue el encargado de moderar este seminario en el que también participaron José Manuel Vázquez, técnico del propio centro de inseminación, y el ganadero segoviano Luis Bravo, de la granja Torreanaya, que ha participado en una experiencia con esta técnica de reproducción artificial, señalando que se deben vencer algunas limitaciones técnicas para que esta herramienta sea totalmente efectiva.

En su intervención, Vázquez señaló que la trasferencia de embriones es un método de reproducción asistida basado en la obtención de múltiples embriones de una misma hembra donante y transferidos, antes de la edad de implantación, a varias hembras receptoras.

Según señaló el ponente de Ovigén, esta técnica presenta varios aspectos que resultan interesantes:

- Acelera la mejora genética.

- Acorta el intervalo generacional.

- Incrementa el número de descendientes por hembra de alto valor genético.

- Introducción y difusión de razas de alto valor comercial.

- Facilita el transporte internacional de material genético.

- Minimiza los riesgos sanitarios.

- Conservación de razas y diversidad genética.

La Asociación Española de Criadores de Ovino Selecto de Raza Lacauna (Aesla) sigue con la consolidación de su Programa de Mejora Genética de la mano de la Universidad Politécnica de Valencia y del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (CITA). Así, se han trasladado al Centro Agropecuario de la Diputación de Córdoba los primeros machos de raza Lacaune nacidos en ganaderías de Aesla con los que se realizará testaje mediante su uso por inseminación.

Así, las dos primeras explotaciones de la asociación en aportar machos al esquema son de la provincia de Zamora. En concreto, se trata de las ganaderías de Elías Alonso Fernández, de la localidad de Maire de Castroponce; y El Colmenar SC, de Cubillos del Pan.

La elección de estos machos en prueba se ha realizado en base a criterios productivos, de composición de la leche y morfología mamaria de sus ascendientes, con la observación de cuatro parámetros: ángulo del pezón, profundidad de la ubre, altura de la ubre respecto al corvejón y equilibrio de las dos mamas.

Se va a continuar con este trabajo y el objetivo para 2020 es alcanzar alrededor de 40 sementales en prueba para poder mejorar y difundir la raza Lacaune entre todos los ganaderos españoles, según señala la asociación.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Caprino de Raza Florida (Acriflor) organiza dos jornadas técnicas con el título de ‘Situación y evolución del programa de mejora genética de la raza caprina Florida: libro genealógico y selección de reproductores por las evaluaciones genéticas’.

La primera de las jornadas se celebrará el día 11 de junio en el Parador de Carmona (Sevilla), mientras que la segunda será dos días después, 13 de junio, en el Salón de Actos del CID de Tentudía, en la localidad de Monesterio (Badajoz). Ambas jornadas tendrán idéntico programa y ponentes.

 Programa común

11.30 horas. Inauguración.

12.00 horas. ‘Nuevo programa de cría: objetivos y criterios de selección’. Antonio Molina Alcalá (catedrático del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba y director técnico del Programa de Mejora de la Raza Florida).

12.15 horas. ‘Cómo interpretar las valoraciones genéticas y no morir en el intento’. Antonio Molina Alcalá (catedrático del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba y director técnico del Programa de Mejora de la Raza Florida).

13.00 horas. ‘Herramientas fundamentales en el Programa de Mejora Genética: controles de rendimientos (lecheros y morfológicos)’. Juan Carlos Mena Mestre (técnico veterinario de Acriflor).

13.15 horas. ‘Herramientas fundamentales en el Programa de Mejora Genética: análisis de filiación’. Rafael Márquez Serrano (técnico de Acriflor).

13.30 horas. ‘Herramientas fundamentales en el Programa de Mejora Genética: inseminación artificial’. Marta Rodríguez Zarco (técnica veterinaria de Acriflor).

14.00 horas. Clausura.

Durante el año 2018 participaron en los Controles de Rendimiento para la realización de las pruebas de valoración individual de machos y hembras jóvenes, siguiendo las directrices del Programa de Mejora para las razas Ovinas Precoces, un total de 10.447 animales de 62 ganaderías, manteniéndose el número de ganaderías participantes, pero incrementándose en un 29,84% el número de animales.

En este control de rendimientos participan animales de las razas Fleischschaf, Ile de France, Merino Precoz y Berrichon du Cher, con la siguiente distribución por lo que respecta a las razas:

- Fleischschaf. En el último año se ha pasado de 29 a 33 ganaderías en control de rendimientos. Iniciaron el control un total de 7.423 ejemplares, de los que terminaron 5.316, con notables subidas respecto al ejercicio anterior.

- Ile de France. Las 14 ganaderías que participan en el control de rendimientos iniciaron este proceso con 1.379 animales, prácticamente los mismos que en el año anterior. Finalizaron 1.113, que es una cifra notablemente superior a la del ejercicio 2017.

- Merino Precoz. Se bajó el número de explotaciones participantes de 10 a 13, aunque subió el número de animales que finalizó el control, pasando de los 711 ejemplares de 2017 a los 779 del pasado año.

- Berrichon du Cher. Las 5 explotaciones participantes propiciaron que finalizara el control de 149 animales, una cantidad muy inferior a los 412 del año anterior.

Página 1 de 18

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder