msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Mejora

El Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén) ha incrementado potencialmente su capacidad de acoger sementales de las diferentes razas de ovino y caprino con los que se trabaja en este centro ubicado en la localidad zamorana de Toro. Tras la construcción del nuevo lazareto, que tiene capacidad para que unos 70 o 80 animales pasen el periodo de cuarententa antes de entrar propiamente al proceso de extracción de semen, se han ocupado prácticamente la mitad de esas plazas, por lo que se ha aumentado la capacidad de acoger machos para llegar a los 352 ejemplares que se encuentran en la actualidad.

La gran mayoría de los sementales son de raza ovina, con 339 animales. Las razas mayoritarias en Ovigén son la raza Assaf (162) y Churra (132), mientras que también hay ejemplares de Castellana (27), Ojalada (10) y Lacaune (8).

Por su parte, la representación caprina en Ovigén está formada en la actualidad por sementales de la raza Murciano-Granadina, con una docena de animales, y un único ejemplar de Boer.

El Gobierno regional recupera el Laboratorio de Mejora Genética Animal del CERSYRA en Valdepeñas, desmantelado en la anterior legislatura
El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, considera el Programa de Mejora Genética de AGRAMA “vital para un sector estratégico en nuestra región”. El anterior Ejecutivo autonómico desmanteló el laboratorio valdepeñero y lo trasladó a Toledo, obligando a realizar los análisis de la leche en empresas privadas fuera de Castilla-La Mancha debido a los precios impuestos.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha firmado un convenio con la Asociación de Ganaderos de Raza Ovina Manchega (AGRAMA) que realiza el proyecto de mejora genética de esta raza, fruto del compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con el sector ganadero “de importancia estratégica en nuestra región”.
 
Con este acuerdo el Gobierno regional pone a disposición de los ganaderos su Laboratorio de Genética Animal para ofrecer apoyo técnico y científico a través del Centro Regional de Selección y Reproducción Animal de Castilla-La Mancha (CERSYRA) de los recursos públicos tanto humanos como materiales. Con esta firma, “recuperamos lo que nunca debió irse de aquí de Valdepeñas y, además, lo hacemos en un centro en el que también hemos recuperado el nombre, porque, lamentablemente, hasta el nombre desapareció en la legislatura pasada", ha recordado el consejero.
 
En este sentido, Martínez Arroyo ha considerado un “gravísimo error” el abandono de la política de apoyo por parte del anterior Gobierno regional para la mejora genética del ovino manchego, un asunto que “no nos podemos permitir aquí en Castilla-La Mancha”. El servicio de análisis genético para los ganaderos de AGRAMA es fundamental dado que es el instrumento que establece, sin ningún género de dudas, la pertenencia a la raza ovina manchega.
 
Cabe recordar que el laboratorio de genética del CERSYRA estuvo muchos años colaborando con la Asociación de Ganaderos de Raza Ovina Manchega para este fin hasta que el anterior Gobierno lo desmanteló y se llevó los equipos al Laboratorio Regional Agroalimentario y Ambiental (LARAGA), en Toledo, con un precio inasumible para los ganaderos, que se vieron obligados a realizar los análisis de las muestras de leche en laboratorios privados fuera de Castilla-La Mancha.
 
Con la firma de hoy, el Gobierno regional “recupera el papel que nunca debería haber perdido la Administración”, ha subrayado el consejero, quien ha garantizado que los controles de leche se realizarán de nuevo en el CERSYRA de Valdepeñas y que AGRAMA será la encargada de recoger las muestras. Martínez Arroyo ha recordado que el CERSYRA es uno de los centros dependientes del IRIAF, por lo que los análisis se van a realizar con el personal y los equipos que había en el propio centro, ya que la Consejería ha recuperado hasta la maquinaria.
 
Rescate al pastoreo
 
Además, el consejero ha mostrado el apoyo del Gobierno regional al ovino manchego con una importante línea de ayuda de rescate a los pastores. "Una de las maneras de apostar por el mantenimiento de este tipo de razas, de la manchega en general, no solamente de la blanca sino también la negra, es apostar por el pastoreo", ha señalado. 
 
En esta materia, el Consejo de Gobierno ha aprobado recientemente una línea específica para fomentar el pastoreo en Castilla-La Mancha y, en concreto, para recuperar a aquellos pequeños ganaderos en extensivo que se quedaron fuera de la convocatoria del año 2015 “por falta de presupuesto".
 
De esta manera, el Gobierno del presidente Emiliano García-Page apoya “a los ganaderos que están pastando el territorio” y apuesta, fundamentalmente, “por los ganaderos que más apoyo necesitan de la Administración” que son los de la ganadería extensiva y, así, “estaremos apoyando nuestras razas". El objetivo es atender a 700 ganaderos de extensivo que quedaron fuera en la convocatoria de 2015 por falta de previsión presupuestaria del Ejecutivo anterior.
 
Los beneficiarios de estas ayudas son aquellos titulares de explotaciones ganaderas ubicadas en Castilla-La Mancha que se obliguen a cumplir en su explotación agraria los compromisos de la medida durante cinco años. La resolución entró en vigor el mismo día de su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, el 2 de febrero de 2017, y el plazo de presentación de las solicitudes será el mismo que el de la solicitud única, en principio hasta el 30 de abril pero con probabilidad de ampliación, ateniéndose a lo sucedido en años anteriores.
 
Con esta ayuda el Gobierno regional pretende impulsar una práctica ganadera extensiva tradicional ligada al factor suelo como es el aprovechamiento de pastos y rastrojeras mediante pastoreo con ganado de las especies ovina y/o caprina. La ganadería extensiva es importante para el mantenimiento de la actividad ganadera en amplias zonas de Castilla-La Mancha y es imprescindible para lograr una conservación de los ecosistemas agrarios y sus recursos.
 
Para ello, se pretende promover una gestión racional de los aprovechamientos ganaderos que permita conseguir el mejor aprovechamiento de rastrojeras y superficies pastables, con el respeto a unas cargas ganaderas máximas y mínimas adecuadas.

 La Consejería de Agricultura y la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega (Agrama) han reanudado su colaboración para la mejora genética de la raza ovina manchega mediante los controles genéticos que se realizarán en el Cersyra, en Valdepeñas.
El convenio que ha sido firmado hoy en el Centro de Selección y reproducción Animal (Cersyra), dependiente de la Consejería, por el titular de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y el presidente de Agrama, Antonio Martínez Flores, permitirá mejorar la producción de la raza.
El consejero ha destacado la labor que, desde hace años, desempeña Agrama en la mejora genética de la raza ovina manchega y que ha contado con la "colaboración histórica" del Gobierno regional a través del Cersyra, si bien ha recordado que esa colaboración se interrumpió en 2011.
Por ello ha valorado que en el día de hoy se retome ese apoyo, después de que el anterior Gobierno regional abandonara su política de apoyo a la mejora genética de esta raza.
En este sentido, Martínez Arroyo se ha felicitado por volver a colaborar con Agrama y a apostar por los ganaderos que" mantienen vivo el medio rural", y ha considerado que la decisión del anterior Ejecutivo autonómico "fue un gravísimo error que no se puede permitir Castilla-La Mancha".
Hasta ahora, los controles de mejora genética los tenían que realizar los ganaderos a través de empresas privadas de fuera de Castilla-La Mancha, ha explicado el titular de Agricultura quien ha precisado que con el convenio de colaboración se ha "recuperado el papel que nunca debió perder la Administración autonómica".
El programa de mejora genética permitirá seguir avanzando en este campo para que los ganaderos vean "rentable" su apuesta por el ovino manchego, "la raza que mejor representa a Castilla-La Mancha", ha concluido el consejero.
Por otro lado, a preguntas de los periodistas, Martínez Arroyo ha destacado el proyecto de recuperación de oveja manchega negra, una variedad en peligro de extinción, que también desarrolla Agrama a través de una ayuda del Programa de Desarrollo Rural.
El consejero ha opinado que una de las mejores maneras para mantener la raza ovina manchega en general es apostar por el pastoreo, en alusión a la línea específica para fomentar el pastoreo en Castilla-La Mancha que fue aprobada en el último Consejo de Gobierno.
Esta convocatoria permitirá recuperar a los ganaderos que se quedaron fuera de la 2015 por falta de presupuesto, ha precisado Martínez Arroyo, que ha subrayado que "es un compromiso adquirido por el Gobierno regional al inicio de la legislatura para apoyar realmente a los ganaderos que están pastando en el territorio". 

La Diputación Provincial de Teruel destina 40.000 euros en total para asociaciones y explotaciones ganaderas

La Diputación Provincial de Teruel destina 40.000 euros en total para asociaciones y explotaciones ganaderas

La Diputación Provincial de Teruel dedica no pocos esfuerzos económicos y profesionales para la mejora continua de la ganadería de la provincia. A través de líneas estratégicas de subvenciones y, muy especialmente, mediante el trabajo que se lleva a cabo en la Masía “El Chantre”, la labor que desarrolla es constante para ofrecer un producto cada vez mejor y con mejores prestaciones a los posteriores consumidores de género ganadero.

De todas ellas, la ganadería ovina de la provincia es la beneficiaria del programa de mejora, destinado a incrementar la productividad de las explotaciones preservando y optimizando el patrimonio genético perfectamente adaptado a determinadas zonas turolenses, así como concienciando a los ganaderos de carne de ovino sobre la necesidad de ofrecer un producto tipificado y de calidad que permita una mejor comercialización.

Para conseguirlo, la Diputación Provincial de Teruel ha puesto en marcha una línea de subvenciones dotada con 40.000 euros y destinada a incentivar económicamente las actuaciones de mejora genética desarrolladas tanto por las explotaciones ganaderas particulares como por las Entidades Gestoras de los Libros Genealógicos de las razas. Una cuantía que pretende colaborar con todos los sectores que desarrollan una ingente labor en favor de la mejora de la ganadería ovina.

El diputado responsable del Área de Agricultura y Ganadería, Andrés Hernández, ha recalcado que estas ayudas “suponen una inyección económica fundamental para garantizar que la buena labor que están desarrollando no se vea interrumpida y siga adelante con el mismo éxito que hasta ahora”. Una tarea que realizan, según ha asegurado, en estrecha colaboración con los productores: “trabajamos de la mano con los ganaderos turolenses para la mejora de las especies de nuestra provincia”, ha resaltado el responsable de la DPT.

Esa labor conjunta ha sido muy destacada por Hernández, que ha explicado que “disponemos de ganaderos asociados que son los que nos suministran animales cuando los necesitamos o a los que suministramos también nosotros cuando lo requieren”. Ese hecho ha sido tildado por el diputado como “la prueba más evidente del trabajo conjunto entre todos para seguir haciendo de nuestra ganadería un sector trascendental para la economía turolense y con un gran reconocimiento también fuera de nuestro territorio”.

Junto a ello, Hernández ha destacado que el “pilar” fundamental de toda la tarea que acomete la Diputación Provincial de Teruel en materia ganadera y ovina es la Masía “El Chantre”. Desde allí, ha especificado, “se acometen estudios de inseminación artificial, los controles, la limpieza genética de los animales y también el enlace con los ganaderos asociados para poder gestionar la calidad de los animales con los que se están trabajando”. Todas ellas tildadas por el diputado como “muy relevantes” porque, en virtud de las mismas, “los animales salen con una genética mejorada, una morfología uniforme, no poseen ninguna enfermedad, aspecto muy importante, y todo ello provoca que todos los actores implicados sepan que genéticamente y sanitariamente están controlados”.

Los beneficios que provoca esta labor constante de coordinación entre la Diputación Provincial de Teruel y los ganaderos son indudables -ha recalcado Hernández- porque de esta manera los productores tienen la certidumbre de que poseen animales de mejor calidad y los consumidores poseen las garantías de que la carne existente en las tiendas y comercios está genéticamente controlada”.

Programa de mejora ovina en la provincia de Teruel

Una vez cerrado el plazo de la convocatoria, se recibieron en los Servicios Agropecuarios un total de cinco solicitudes de Entidades Gestoras de los Libros Genealógicos. Concretamente fueron la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de la Raza Rasa Aragonesa (ANGRA), la Unión de Productores de Rasa Aragonesa (UPRA), la Asociación de Ganaderos de la Raza Ojinegra (AGROJI), la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Raza Cartera (ANGORCA) y la Asociación de Criadores de Ovino de Raza Maellana (ARAMA).

Tal y como se recogían en las bases de la convocatoria, y teniendo en consideración los criterios allí establecidos, UPRA, ANGRA y AGROJI, al superar el 15% del censo total de animales inscritos en los Libros Genealógicos de las razas acogidas a este programa, podrán percibir hasta 5.000 euros en cada uno de los casos. ANGORCA, por su parte, se sitúa entre el 4% y el 15%, por lo que su montante será de 3.000 euros como máximo. Y ARAMA, al tener un porcentaje inferior, dispondrá de una subvención máxima de 2.000 euros.

Junto a ellas, para la presente convocatoria se recibieron un total de veintidós solicitudes de otras tantas explotaciones ganaderas, de las que dos quedaron excluidas al no reunir las especificidades de la misma. El resultante de la subvención a recibir por cada una de ellas vendrá determinada al multiplicar los puntos obtenidos por el valor resultante otorgado a cada punto.

 

La IV Jornada Técnica sobre ganado ovino es un Acto que se celebra cada dos años en la Masía El Chantre (DPT). La organiza el Grupo Consolidado de Investigación Aplicada del Gobierno de Aragón denominado “Mejora de la Eficiencia de la producción ovina de carne”.

A lo largo del Acto se van a presentar nuevas técnicas genéticas, reproductivas y de control técnico-económico orientadas a aumentar la rentabilidad y hacer más eficiente la producción de ovino de carne. Algunas de estas técnicas se están aplicando en la explotación ovina de El Chantre, con el objetivo de que sea un Centro de Demostración de Producción Ovina en Zonas Semiáridas.

Esperamos que esta Jornada sirva para facilitar el intercambio de ideas entre ganaderos y técnicos sobre la aplicación de las nuevas tecnologías y que, finalmente, sea un día de confraternización entre todos los participantes.

José Folch

 

Coordinador del Grupo Consolidado 

La inseminación artificial es una técnica de reproducción que permite conseguir una mejora genética y sanitaria del rebaño en cualquier época del año, según explica un artículo publicado por la cooperativa Agropal en su página web y que dedica al ganado caprino.

Así, refleja que con la inseminación artificial se evita la introducción de machos procedentes de otras explotaciones, cuyo estado sanitario no se conoce completamente. Además, las dosis seminales proceden de centros en los que las exigencias sanitarias son muy elevadas y el estado sanitario de los animales está perfectamente controlado. También es importante tener un correcto control del estado sanitario antes de optar por esta herramienta.

Por otra parte, es muy importante una correcta selección de las hembras sobre las que se aplica la inseminación artificial, para que los índices de fertilidad sean lo más altos posibles. Se deben tener en cuenta los siguientes factores:

- Edad. Al aumentar la edad de las cabras, disminuye la tasa de fertilidad de la inseminación.

- Estado de carnes. Animales con buena condición corporal.

- Estación del año. Debido a la estacionalidad sexual de algunas razas caprinas, sobre todo en las foráneas, la mejor época del año para la inseminación artificial es desde el mes de junio al mes de diciembre, evitando los días más calurosos del verano.

- Fecha desde el último parto. La fertilidad se resiente en animales inseminados antes de transcurridos cinco meses desde su último parto.

- Producción lechera el mes anterior. En cabras de altas producciones en la lactación anterior también puede resentirse la tasa de fertilidad.

 

Artículo completo:

http://www.agropalsc.com/servicios_noticias_d.shtml?idboletin=891&idarticulo=138128&idseccion=4430&idioma

 

 

 

El diagnóstico de los lentivirus de pequeños rumiantes (SRLVs), el virus de Maedi Visna y el virus de la Artritis y encefalitis caprina, es difícil porque no existe un método diagnóstico estándar. De esta premisa partía la tesis doctoral titulada ‘Análisis epidemiológico de las infecciones por lentivirus de pequeños rumiantes (SRLVs) y su contribución al estudio de la patogenia por estos virus’, realizada por Nuria Barquero Beña en la Universidad Complutense de Madrid.

El primer objetivo de esta tesis era determinar si la leche podría ser un sustrato adecuado para el diagnóstico de SRLVs en lugar de la sangre. Para ello se analizaron con el test de ELISA muestras de 50 ovejas tanto de  leche como de sus correspondientes muestras de sangre. La concordancia entre los resultados de ELISA en sangre y leche fue de un 90% y el valor kappa fue de un 0,79. Estos resultados apoyan que la leche es un sustituto adecuado de la sangre en el diagnóstico de SRLVs. Además, se realizó un estudio serológico en la región central de España utilizando muestras de leche de 413 animales (250 ovejas y 163 cabras) procedentes de 13 explotaciones. Todas las explotaciones fueron positivas a la infección. Entre los animales, el 60,0% de las ovejas y el 8,0% de las cabras analizadas fueron seropositivas. Este es uno de los primeros estudios que utiliza leche en lugar de sangre para estimar la seroprevalencia de SRLVs así como el estudio de prevalencia más reciente en esta región de España. Además cada muestra fue analizada usando una técnica de PCR (PCR-pol, que amplifica un fragmento en el gen pol, que está altamente conservado en retrovirus), que aumentó el porcentaje de animales detectados por ELISA. Un total de 72,2% de las ovejas y un 28,8% de las cabras fue positivo a SRLVs por ELISA y/o PCR. Se concluyó que tanto ELISA como PCR se pueden usar para el diagnóstico de SRLV en leche.

Asimismo, se utilizó también una segunda técnica de PCR (PCR-LTR, que amplifica un fragmento en el ADN proviral LTR) para el diagnóstico de SRLVs. La detección del genoma proviral, a pesar de ser sensible, es difícil debido a la heterogeneidad de los genomas de los SRLVs. Leche de 194 ovejas y 163 cabras procedentes de granjas de la región central de España fueron analizadas usando ambas técnicas de PCR y sus resultados comparados con los resultados obtenidos por ELISA. Cuando se comparó con el ensayo serológico, la concordancia de ambas pruebas de PCR fue muy baja (0,024 y 0,020 en ovejas, y 0,124 y 0,114 en cabras para PCR-pol y PCR-LTR, respectivamente). A la vista de estos resultados, se podría concluir que la eficacia de la PCR para el diagnóstico de SRLVs es baja y una combinación de PCR y ELISA debiera ser usada para el diagnóstico.

Se llevó a cabo un estudio epidemiológico para identificar factores de riesgo asociados a la infección por SRLVs en la región central de España. Las mismas 194 ovejas y 163 cabras del párrafo anterior fueron analizadas para la detección de SRLVs usando las técnicas de ELISA yPCR-pol. El objetivo de este estudio era explorar la relación entre las diferencias en la prevalencia de SRLVs y la localización geográfica de la explotación, las manifestaciones mamarias de la enfermedad y posibles factores relacionados con el rebaño que puedan favorecer la transmisión. Los resultados del análisis multivariable mostraron una asociación entre la infección por SRLVs, la localización geográfica del rebaño y el sistema de explotación.

Además se exploraron las diferencias en la productividad entre animales infectados y no infectados. Los parámetros productivos fueron medidos en 62 ovejas y 28 cabras. Todos los parámetros productivos estudiados (como la producción láctea, el número de días en lactación y el número de crías nacidas) parecían estar reducidos en el grupo SRLV-positivo, tanto en ovejas como en cabras. A pesar de que estas diferencias no eran significativas, parece que los animales infectados eran menos productivos que los no infectados. El análisis estadístico comparando animales infectados con no infectados no mostró ninguna relación estadística con respecto a la calidad de la leche.

El último objetivo de esta tesis fue evaluar la presencia en el tiempo de anticuerpos específicos por ELISA y de ADN proviral de SRLV mediante la técnica PCR-pol. Se llevó a cabo un estudio de seis meses en muestras de leche de 28 ovejas y 31 cabras criadas de forma intensiva. El porcentaje de animales con anticuerpos anti-SRLV se incrementó durante el periodo de estudio. La seroprevalencia en ovejas era de un 28% al inicio del estudio (diciembre) y al final del mismo (junio) se había incrementado hasta un 52,4%. El porcentaje de ovejas PCR positivas se incrementó desde diciembre (8,0%) hasta abril (37,5%), pero descendió de forma marcada en junio (9,5%). En cabras, la seroprevalencia inicial de 5,6% (en marzo) se incrementó hasta 16% (en septiembre), pero el porcentaje de cabras PCR-positivas permaneció estable durante el periodo de estudio y osciló entre 35,3% y 55,6%, dependiendo del mes.

De las ovejas positivas, 21,43% fueron PCR-positivas antes de que los anticuerpos pudieran ser detectados, y en muchas de estas ovejas los resultados de PCR pasaron a ser negativos cuando se detectaron los anticuerpos. Varios animales fueron siempre ELISA-positivo o seroconvirtieron durante el estudio pero nunca fueron PCR positivo (14,3% y 7,1%, respectivamente). Todo esto sugiere un control eficiente de la infección mamaria por SRLVs mediante la respuesta del sistema inmune humoral. En cualquier caso, en el 14,28% de las ovejas, los anticuerpos fueron detectados antes de la detección del ADN proviral, implicando una respuesta menos efectiva en estos animales. Por otro lado, la presencia de anticuerpos en la leche de las cabras no pareció ser eficiente en controlar la presencia de SRLVs en leche, a pesar de que el 12,9% de las cabras llegó a ser PCR-negativo durante el periodo de estudio.

 

Documento completo:

http://eprints.ucm.es/20088/1/T34342.pdf 

 

 

Gastón Scayola, vicepresidente de Frigorífico San Jacinto, dijo que todo el trabajo "prolijo" que han venido realizando los actores del rubro ovino en el país "lo tenemos que redoblar a partir de ahora y tenemos que seguir apostando a la calidad, a la diferenciación de la certificación".

Citó que se debe continuar mostrando y afinando la potencialidad, "ya sea por la certificación de procesos".

A su vez, remarcó que Uruguay "tiene un diferencial, que podemos mostrar a Estados Unidos, que no lo tiene Australia; tenemos la posibilidad de certificar el bienestar animal, la posibilidad de demostrar el cuidado ambiental del Uruguay, entonces tenemos que seguir apostando a la calidad, a las grifas, a la certificaciones, para que la lana y la carne sigan siendo los propulsores de este rubro".

Scayola agregó que lo logrado hasta ahora no alcanza y que hay desafíos que tenemos por delante.

"Todos los actores tenemos deberes, desde las autoridades oficiales acompañar y ayudar al proceso de habilitación de los siguientes mercados. Con Estados Unidos no alcanza, tenemos que salir atrás de México para conseguir la colocación de los ovinos adultos, tenemos que salir a conquistar Europa e Israel", afirmó Scayola.

Subrayó que a nivel productivo hay que "copiar los buenos ejemplos del mundo" y explicó que "Nueva Zelanda con majadas que han venido en descenso ha logrado multiplicar la producción".

Por su parte, el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham pidió "desestacionalizar lo más posible la producción".

Explicó al Pais en su edicción de Uruguay,  "hoy en los cuatro meses de fin de año, de septiembre a diciembre, se está faenando el 66% del total del año y eso tiene una explicación lógica, climática, pero con una producción tan escasa de animales para faena, claramente eso deja una debilidad de posicionamiento en los mercados muy importante y es que la oferta exportable es significativamente muy baja".

También dentro de los desafíos, sostuvo que "el sector, en términos de posicionarse mejor en los mercados tiene que tener en cuenta en sus líneas de trabajo, de gestión, de investigación y de coordinación de la cadena de producción".

El titular del INAC dijo que el sector está expectante por la "inminente apertura del mercado de Estados Unidos para la carne ovina con hueso; creo que va a ser un hito que lo vamos a recordar" y brindó datos estadísticos de 2015, donde se mataron menos de 900.000 ovinos.

El pleno de la Diputación de Teruel aprobó un programa de apoyo al sector ganadero, en este caso orientado a la mejora ovina y con una dotación de 40.000 euros, según publica Diario de Teruel.

La mitad del importe se destinará a las explotaciones ganaderas y el resto, a las asociaciones de las razas autóctonas a las que se dirigen las ayudas: Rasa Aragonesa, Ojinegra de Teruel, Cartera y Maellana. El objetivo es mantener y mejorar genéticamente estas razas.

Podrán beneficiarse de las ayudas las veinte explotaciones de esas razas que obtengan la mayor puntuación según los criterios objetivos establecidos. Serán un máximo de doce explotaciones de Rasa Aragonesa, cinco de Ojinegra de Teruel, dos de Cartera y una de Maellana. 

Página 1 de 13

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder