foro18 banner acta 1000x132 v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Mejora

Los ganaderos turolenses de razas autóctonas de ovino (Rasa Aragonesa, Ojinegra, Cartera y Maellana) denunciaron la “grave” situación que atraviesa el sector ante la supresión por parte del Gobierno de Aragón de las subvenciones que reciben las asociaciones que los agrupan, y que sirven para la realización de los programas de mejora genética y de sanidad animal, según publica Diario de Teruel.

Los responsables de estas asociaciones expusieron su problemática al vicepresidente primero de la Diputación de Teruel, Joaquín Juste, y al diputado delegado de Agricultura y Ganadería, Andrés Hernández, que les trasladaron el “apoyo sin fisuras” de la institución provincial. Asimismo, se mostraron dispuestos a incrementar las ayudas provinciales, cifradas en 40.000 euros, con dinero procedente de otras partidas.

El presidente de la Asociación de Ganaderos de Raza Ojinegra de Teruel (Agroji), Joaquín Soler, explicó que la situación es “muy grave” porque la cabaña “está bajando sin parar”. Esta caída está motivada por el envejecimiento del sector y las dificultades económicas para llevar a cabo el relevo generacional, así como por las escasas ayudas de la Política Agrícola Común (PAC), que prima la tierra. A estos problemas se suma ahora la desaparición de las subvenciones para el mantenimiento de las razas autóctonas por parte del Gobierno de Aragón, que no ha abonado las previstas para 2015 y que las ha eliminado de los Presupuestos de este año.

Soler destacó que la ganadería extensiva es fundamental para el sostenimiento del medio rural y para la protección del medio ambiente, y puso como ejemplo la limpieza de los montes a través del pastoreo. El presidente de Agroji señaló asimismo que los compradores les están proponiendo cruces industriales, pero que su deseo es mantener las razas puras y autóctonas.

Por eso, indicó que, sí se suprimen las ayudas complementarias otorgadas por el Gobierno de Aragón a las asociaciones, y que en los últimos años sumaban 200.000 euros, no podrán mantener los programas de mejora genética y sanidad animal. Puntualizó que esto conllevará el abandono de la cría de razas autóctonas, pero también la supresión de puestos de trabajo cualificados, como veterinarios e ingenieros agrónomos.

 

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Rasa Aragonesa (Angra), Adolfo Laviña, calificó la supresión de las subvenciones por parte del Gobierno de Aragón como “un golpe muy duro”. En su opinión, los ganaderos no pueden asumir sin ayudas institucionales el mantenimiento de los libros genealógicos y las mejoras genéticas. 

La Diputación Provincial de Cáceres, a través de la Sociedad Agropecuaria Provincial S.A., ha abierto el plazo de presentación de instancias para la adjudicación de ejemplares de ganado ovino de la raza Merino Precoz, de su explotación de ‘El Cuartillo’.

Se trata de machos y hembras, de cinco y seis meses de edad en el momento de su adjudicación, prevista para los primeros días del mes de marzo y que son producto del Programa de Conservación, Selección y Mejora puesto en práctica en la explotación. Un programa que ha convertido el rebaño en uno de los mejores de la raza.

Podrán solicitarlo todos los ganaderos de ovino que desarrollen su actividad en la provincia de Cáceres y deberán presentar sus solicitudes en el Registro General de la Diputación antes del día 19 de febrero.

 

 

 

Documento completo:

 

http://www.magrama.gob.es/es/estadistica/temas/novedades/informe_semanal_de_coyuntura_2016-01-27_tcm7-409671.pdf

Antonio Martínez Flores, presidente del Consorcio Manchego y de la asociación Agrama que gestiona el libro genealógico de la raza Manchega, reivindica en su artículo de opinión del último número de la revista del Consorcio ayudas dedicadas a la mejora genética y a las figuras de calidad en el Plan de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha.

“La mejora genética es la herramienta que nos proporciona un incremento de producción permanente y acumulable, consecuencia del desarrollo de la eficiencia productiva en las nuevas generaciones hasta el punto que, en los últimos cinco años (2010-2014), se ha significado un aumento en la producción de leche por oveja en la D.O.P. de 33 litros. Evidentemente, las ganaderías que pertenecemos al núcleo de selección somos las que seguramente más hemos mejorado, aunque también asumimos un mayor riesgo, hacemos un mayor esfuerzo económico, técnico, etc. y difundimos la mejora conseguida por la que resultan favorecidos un buen número de ganaderos. Por ello, hoy más que nunca, se requiere la ayuda de la Administración porque, solo unos pocos, ni podemos mantener o continuar con los programas emprendidos, ni poner en marcha otros como la selección genómica”, según recalca en el artículo.

 

“Debo subrayar el papel destacado que han tenido y tienen los Consejos Reguladores porque, además de asegurar el cumplimiento del Pliego de Condiciones, la certificación como Producto de Calidad Diferenciada y su promoción genérica, ejercen una acción indudable de defensa, de protección y de fomento de la raza”, afirma. 

Orientada la raza Merina en España hacia la producción de carne, como opción principal, y explotada generalmente en medios difíciles, el programa de selección

tiene como objetivo general la mejora cuanti-cualitativa de la producción de carne, manteniendo su rusticidad y características raciales, velando fundamentalmente por la pureza y selección de la raza, según recoge la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino.

Objetivos particulares de selección

- Mejora y uniformización del potencial de crecimiento de los corderos de raza Merina. Para ello, se llevan a cabo los correspondientes controles de crecimiento en granja y en estación.

- Mejoras de las cualidades maternas dentro de las condiciones de medios difíciles en que vive la raza, principalmente la producción de leche, fertilidad y prolificidad.

- Mantenimiento, y en su caso mejora, de las características raciales, incluida la producción de lana, evitando desviaciones del prototipo racial.

Criterios de selección - Para la mejora y uniformidad del potencial del crecimiento de los corderos se consideran, el peso a los 75 días y la ganancia media diaria desde los 30 a los 75 días.

- Para mejorar la capacidad de cría de las madres, se tiene en cuanta la ganancia media diaria entre 0 y 30 días, como principal indicador de la producción láctea.

- La fertilidad y prolificidad se miden mediante el control del intervalo entre partos y el número de corderos por parto, respectivamente.

- Para el mantenimiento y mejora de las características raciales se consideran las pautas reconocidas, establecidas en el estándar racial.

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra), organismo dependiente de la Comunidad de Madrid, colabora en la mejora, selección y conservación del ganado ovino, con la entrega anual a los ganaderos de Madrid que lo solicitan de reproductores selectos procedentes de explotaciones ganaderas del Imidra.

 

En concreto, las razas ovinas con las que se trabajan son la Colmenareña y Rubia de El Moral, ambas en peligro de extinción y ubicadas en las instalaciones de Finca La Chimenea.

Ensilar es una práctica de conservación de alimento. Sin embargo, en algunas ocasiones esta técnica aplicada al forraje puede producir resultados que no esperábamos, tales como pudrición del maíz, mermas en rendimiento, baja palatabilidad y finalmente afectar al ganado con una baja producción de leche, según explica un artículo publicado en la página web de la cooperativa Agropal.

El cuidado del ensilado comienza desde el momento de cultivar el maíz y se extiende hasta la alimentación del ganado. Así, el objetivo general puede ser cultivar maíz hasta el estado de madurez adecuado que permita la eficiente conversión y conservación en ensilado de alta calidad. El ensilado de maíz es un ingrediente muy utilizado en la alimentación de ganado lechero, por esta razón es importante reconocer algunos puntos cruciales para la elaboración de un buen producto que permita aprovechar eficientemente esta técnica de conservación.

Estos consejos están enfocados hacia los factores que podemos controlar y/o monitorizar, algunos de ellos son: madurez de la planta; contenido de humedad; tamaño de partícula; uso de aditivos; tipo de silo; manejo del silo.

 

Artículo completo:

 

http://www.agropalsc.com/servicios_noticias_d.shtml?idboletin=891&idarticulo=134280&idseccion=4430&idioma=

La Fundación Parque Científico Tecnológico Aula Dei ha presentado en Ejea de los Caballeros (Zaragoza) los resultados de Mycoprev, un proyecto europeo, financiado por el programa Poctefa, que ha trabajado en la prevención de la contaminación de los cereales por micotoxinas.

En la jornada celebrada en el Aula 4 del Centro Cívico Cultural de Ejea de los Caballeros, los socios españoles del proyecto (el Parque Científico Tecnológico de

Aula Dei y la Universidad de Zaragoza), presentaron un resumen de los objetivos del proyecto, las acciones llevadas a cabo y los resultados obtenidos. Entre los logros: la elaboración de un manual con recomendaciones de buenas prácticas de manejo de trigo y maíz, y una herramienta online que permite estimar el riesgo de contaminación por micotoxinas de un determinado cultivo.

Poctefa es el acrónimo de Programa de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra. Constituye el marco del apoyo financiero comunitario destinado a reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra.

En el entorno geográfico del País Vasco, existen dos razas de ovino lechero autóctonas: la Latxa (denominada Manech en el País Vasco Francés) y la Carranzana. Existen dos variedades de raza Latxa: Latxa Cara Negra (LCN) y Latxa Cara Rubia (LCR). Ambas se diferencian por el color de la piel y faneros y normalmente forman dos poblaciones separadas genéticamente. El censo total de estas razas se estima en torno a unas 770.000 ovejas repartidas entre el País vasco, Navarra y el País Vasco Francés.

El programa de mejora genética de las razas Latxa y Carranzana es un programa basado en selección en raza pura y en el mismo participa en torno a un 18% de la población total. Dentro de su objetivo de selección, que inicialmente fue exclusivamente el aumento de la producción lechera por oveja como medio para aumentar la rentabilidad y sostenibilidad económica de las explotaciones de ovino lechero, se han ido incorporando otro tipo de caracteres como son la composición química de la leche y la morfología mamaria. Además, se persigue el incremento de la resistencia a las encefalopatías espongiformes transmisibles en ovino. Este programa es llevado a cabo por Neiker.

 

La valoración genética de los reproductores se realiza todos los años dos veces. El progreso genético anual medio para el conjunto de la población que participa en el esquema de mejora se estima en torno a 3-3,5 litros por año, dependiendo de la variedad de ovino.

‘MEJORA GENÉTICA Y CALIDAD DE LAS PROTEÍNAS DE LA LECHE DE OVEJA’

Jurado, J.J. y Jiménez, M.A.

 

LA OVEJA RENTABLE

La rentabilidad de cualquier actividad económica está basada en el hecho de que los ingresos proporcionados por dicha actividad deben superar los gastos necesarios para obtenerla. En el campo de la mejora genética animal también se cumple este principio general y así podemos hablar de “ovejas rentables” como aquellas en las que los ingresos generados por la venta de su producción supera los gastos necesarios para producirla. Por consiguiente, se debe hablar de “mejora genética integral” del ganado ovino entendiendo que, en esta situación, la selección se hace en función de la rentabilidad de los animales y no considerando únicamente la producción, como se ha venido haciendo hasta ahora.

En el caso del ganado ovino lechero los ingresos se obtienen a través de la cantidad de leche vendida por animal. Si se tiene en cuenta la forma de pago actual de la leche, basada en el extracto quesero, los ingresos vienen determinados por los kg de grasa y proteína de la leche. A esto se añaden los ingresos proporcionados por la venta de corderos, la venta de otros subproductos (lana y estiércol) y los animales de desecho. Finalmente, también se obtiene un plus de dinero por la obtención de un recuento de células somáticas bajo en la leche producida.

En el capítulo de gastos se incluyen los costes de alimentación durante la lactación y en el periodo improductivo de los animales, el coste asociado a la recría de los corderos, el periodo de tiempo que va desde el nacimiento de la oveja hasta la edad en la que se produce el primer parto, el porcentaje de reposición, los alimentos comprados, la mano de obra adicional etc. Este es un capítulo que requiere la colaboración de especialistas en cada tema.

En la tabla 1 se presenta un estudio de costes realizado en rebaños de raza ASSAF (Milán y col., 2014) en la que se pone de manifiesto que la producción de leche es responsable del 78% de los ingresos, mientras que la alimentación y labores supone casi un 80% de los gastos. (Ver Tabla 1)

Tabla 1. Estructura de costes de los rebaños de raza Assaf en España.

(Milán M.J.,  Frendi F.,  Gonzalez-Gonzalez R.,  Caja G. ; J. Dairy Sci. 97 :5239–5249; 2014)

 

 

                                 

 

                               VALORES MEDIOS DE LOS REBAÑOS EN 2014

 

Número Rebaños del estudio ……………………… 20

Número de ovejas/rebaño  ……………………….  592 ovejas

Producción media ………………........................ 316 litros/oveja

Mano de obra …………………………………….........  72% familiar

 

INGRESOS   194.400  €/año

  Leche .................................  78,6%

  Cordero ..............................  13,2%

  Desecho .............................    0,5%

  Otros (Lana y estiércol) ......     0,8% 

  Subvención UE ............……..    6 ,9%

 

COSTES       185.900 €/año

    Alimentación ..................................   61,6%

    Labores ..........................................    18,2%

    Equipo+Amortización .....................      7,6%

    Intereses ........................................      3,0%

    Sanidad ..........................................      2,5%

    Energia+Agua+Suplementos ...........      2,2%

    Control lechero ...............................      0,5%

    Otros (seguros, esquileo, cuotas, etc.) .. 4,4%

 CONCLUSIONES

 

Beneficio medio rebaño (producción de leche) ....................................  8.500 €/año (7,4 €/oveja)

Intervalo  entre rebaños ...............................................................    de  -40,6 €  a  81,1   €/oveja

                                                   (sólo el 60% de los rebaños cubren todos sus gastos)

Margen Neto medio  ............................................................................. 31.000 €/año

Intervalo entre rebaños ....................................................................    de  0,6 €  a 108,4 €/año

 

   

Está claro que la mejor oveja no es la más productora sino la que más beneficio proporciona al ganadero. Todo aumento de la producción lleva implícito un aumento del gasto haciendo que algunos animales dejen de ser rentables. Esta idea, que en la actualidad se está imponiendo en la mejora genética llevada a cabo en el ganado vacuno de leche y de carne, debería introducirse en el mundo del ovino, buscando la rentabilidad de los animales en el corto plazo, en años y no en décadas. Desde un punto de vista genético, todos los caracteres medibles en un animal tienen una cierta regulación genética y están relacionados entre sí, de forma que son susceptibles de ser valorados genéticamente y por tanto, mejorados. Esto hace posible que los valores genéticos de aquellos caracteres que determinan la rentabilidad de una oveja puedan ser integrados en un índice conjunto o índice combinado (ICO) que, posteriormente, sea utilizado como criterio genético de selección de los reproductores.

Teniendo en cuenta lo expuesto hasta el momento, parece necesario incidir, no solo en lo que produce un animal sino también en el coste de esa producción. Por tanto, el criterio de selección del ganado debería ser la rentabilidad, medida en unidades monetarias.

 

LA MEJORA GENÉTICA PARA LA OVEJA RENTABLE

La mejora genética dirigida a conseguir una oveja rentable no supone la mejora de un solo carácter, sino que implica el estudio de muchos caracteres, todos aquellos que influyen en la rentabilidad de los animales. Es un principio de la mejora genética que el genoma de los animales no está formado por compartimentos estancos, de forma que un conjunto de genes afecte a un carácter solo, sino que, por el contrario, los genes son compartidos por muchos caracteres simultáneamente y esto hace que la mejora de uno afecte a los otros en el mismo sentido o en el contrario (es decir, los caracteres están relacionadas genéticamente). Además, la expresión de los genes de todos los caracteres está influenciada de forma diferente por el medio ambiente en el que vive el animal, de forma que es imprescindible corregir dicho ambiente para conocer el valor genético de los diversos caracteres.      

Hasta ahora, los programas de mejora genética en ovino de leche se han centrado en aumentar la cantidad de leche producida por las ovejas. Este enfoque ha sido, a nuestro modo de ver, el correcto puesto que las razas ovinas españolas partían de niveles de producción bajos. Han tenido que pasar muchos años hasta obtener buenos resultados, pero en la actualidad, los propios ganaderos reconocen que la mejora genética ha supuesto una mayor rentabilidad en la explotación de su ganado. Sin embargo, esta selección enfocada casi exclusivamente a la producción (cantidad) de leche, ha podido cambiar genéticamente otros caracteres relacionados con éste. Por este motivo y para conseguir el criterio de selección de la “oveja rentable” los genetistas esta obligados a estudiar otros caracteres, aquellos de los que disponga de información necesaria.

En el caso de la raza ASSAF se están estudiando (o se está en proceso de hacerlo) los siguientes caracteres:

- Forma de la curva de lactación.

- Persistencia de la lactación.

TO12 FORO INIA-Jurado Figuras 1 001

- Fertilidad.

- Calidad (grasa y proteína).

- Recuento de células somáticas.

- Morfología de la ubre.

- Emisión de leche.

- Resistencia al estrés térmico.

- Edad al primer parto e intervalo entre partos.

 

A continuación se describen los trabajos llevados a cabo en la raza Assaf relacionados con los caracteres de importancia económica de la

 producción. El objetivo final, en un futuro que esperamos no muy lejano, es su inclusión progresiva en el índice combinado (ICO), siendo posible seleccionar, de forma más eficiente, los animales más rentables.

Cantidad de leche

El programa de mejora genética de la raza Assaf está coordinado por la asociación de ganaderos ASSAF.E, responsable también de llevar el Libro GenealógiTO12 FORO INIA-Jurado Figuras 2 001co de la raza. Este programa, a nivel nacional, comenzó en al año 2005, remontándose sus inicios a los programas desarrollados por la Diputación de León y la Cooperativa Castellana de Ganaderos. En la actualidad, este programa está en plena actividad, y su objetivo de selección está basado en la cantidad de leche, grasa y proteína producida en 150 días de lactación. Los tres caracteres se combinan en un índice combinado de selección que pretende unificar, en un solo número, las características deseables en un animal.

Según datos de la última valoración genética (marzo de 2015), la producción media por lactación en 150 días está creciendo desde 1998 a razón de 9,5 kg/año. (Ver Figura 1)

Este incremento de la producción es atribuible, cada vez más, al nivel genético medio de la población que aumenta progresivamente 

 

hasta superar los kg de leche asociados al manejo (a partir del año 2010). La leche atribuible a los cuidados de los ganaderos (RAE) se ha

mantenido estable desde el año 2.000 y la asociada a otras circunstancias de la producción y no controladas por el ganadero (OE) supone una pequeña cantidad de la producción total, experimentando p

ocos cambios a lo largo de los años. El progreso genético de las ovejas productoras es de 7,51 kg/año (tendencia genética calculada entre los años de nacimiento 2003 y 2012), habiéndose observado que, tanto las ovejas madres como los sementales que dan lugar a la reposición, presentan un progreso genético anual considerable. (Ver Figura 2)

Algunos ganaderos, con un manejo distinto al general, están interesados en obtener la valoración genética para la producción de leche a 180 o 210 días. Esto se debe a que hay explotaciones en las que interesa tener ovejas que acumulen la mayor parte de la producción en los primeros días de lactación y por consiguiente, tengan un pico de producción alto, y explotaciones que buscan tener lactaciones más largas y picos de lactación menores. La valoración genética oficial se hace utilizando la lactación tipificada a 150 días (criterio de selección del programa de mejora). Sin embargo, para satisfacer la demanda de estos ganaderos, recientemente se ha realizado la valoración genética de las ovejas usando como criterio la producción en el día de lactación o ‘test day’. Con este valor cada ganadero puede obtener el valor genético de sus animales para cualquier número de días de lactación, sin más que multiplicar el valor genético obtenido para el día de lactación por el número de días que quiera. Es una manera de hacer que los ganaderos rentabilicen su ganado usando un criterio de selección más próximo a sus intereses particulares. Relacionado con 

esto, otro objetivo futuro se basa en la caracterización de la curva de lactación asociada al sistema de producción y la persistencia de la lactación de esta raza. Para ello se dispone de controles lecheros diarios individualizados proporcionados por los socios.

Un tema interesante es la posibilidad de utilizar técnicas de genética molec
ular (Selección Genómica) para tratar de acelerar el progreso genético. Este tipo de selección permite obtener una valoración genética de un animal en cualquier momento de su vida. Esta valoración es menos fiable que la que se obtendría utilizando su información productiva y/o su genealogía y posterior valoración estadística (BLUP) por lo que no puede sustituir a ésta. No obstante su uso puede ser útil como técnica de preselección de los candidatos a futuros reproductores. En la figura 3 se presenta un estudio de simulación en el que se compara el hipotético progreso genético que se alcanzaría en la cantidad de leche de las ovejas productoras si el programa de mejora de la raza actual continúa en los próximos 30 años, con el que se obtendría si además hubiera una preselección genómica del 50%, sólo en candidatos a sementales de Inseminación Artificial (IA), o bien sólo en candidatos a sementales de monta natural (MN) en los rebaños o bien, por último, sólo en el recrío de ovejas productoras en los rebaños. Tal y como se observa, al cabo de 30 años de selección la ventaja sería evidente, sobre todo en el último caso. Sin embargo, los costes derivados de la inversión en selección genómica

 serían considerables teniendo en cuenta los precios actuales del genotipado (aproximadamente 100€ por animal). Solo una considerable rebaja de los mismos haría aconsejable su integración de f

orma permanente en el programa de Mejora genética de la raza. Por el momento se pretende llevar a cabo el primero de los supuestos anteriores (es decir: preselección de candidatos a sementales de IA). Es estos momentos se está en la fase correspondiente al diseño de la población de referencia. (Ver Figura 3)

Calidad de la leche: grasa y proteínaEs importante señalar que la aplicación de la genómica no va a ahorrar ninguna de las tareas que hasta ahora se llevan a cabo en la selección tradicional. Será necesario seguir realizando el control lechero, registrar a los animales en el Libro Genealógico, y hacer la valoración genética estadística BLUP, ya que los principios y parámetros en los que se basa la selección genómica deben ser recalculados periódicamente. En resumen, la genómica es una herramienta útil en la selección genética pero no es un

TO12 FORO INIA-Jurado Figuras 3 001

a panacea que obvie el resto de las técnicas.

Al mismo tiempo que se valoran los animales para cantidad de leche también se valoran para cantidad (kg) de grasa y proteína produ

cida en 150 días de lactación. La tendencia genética es de 0,35 y 0,38 kg/año respectivamente para grasa y proteína, como se ve en 

ICO= ½ Ggr + ½ Gprla figura 2. Esto indica que la selección para leche no modifica sustancialmente la calidad de la misma aun cuando los genes que regulan los tres caracteres son compartidos.

Teniendo en cuenta la forma en la que se paga la leche al ganadero (por grado: suma de los porcentajes de grasa y proteína, es deci

donde Ggr es el valor genético para kg de grasa y Gpr   es el valor genético para kg de proteína.r, se pagan los kg de grasa más los de proteína sin que haya diferencia entre ellos) se ha elaborado un ICO que combina los valores genéticos para kg de grasa y proteína ponderados de la misma forma.  El ICO actualmente en uso es:

Calidad de la leche: Recuento de Células Somáticas

Otro factor que determina la calidad de la leche y que tiene influencia en el precio de la misma es el recuento de células somáticas. Se estima que puede ser responsable de una disminución de la producción de hasta un 20%, por consiguiente debe ser considerado como un factor a tener en cuenta en el cálculo de la rentabilidad de la oveja. El recuento de células somáticas (RCS) es un índice asociado a la presencia de inflamaciones mamarias. Es especialmente útil en el caso de mamitis subclínicas. Sus causas suelen ser ambientales por lo que un buen manejo soluciona muchos problemas, no obstante existen genes que confieren resistencia a la mamitis.

En la raza Assaf el RCS medio de la población es de 974.893 RCS/ml. Con menos de 500.000 (límite por debajo del cual se percibe un plus de 3 Ptas por litro) hay solo 11 ganaderos que supone un 7,19% de los rebaños controlados. Con más de un 1.000.000 (límite por encima del cual tiene penalización también de 3 Ptas por litro) hay 6

9 ganaderos que supone el 37% de los mismos.

El RCS en un control (test day) tiene una heredabilidad en la raza ASSAF de 0,1308±0,0301 y una repetibilidad de 0,3625±0,0383. Por consiguie

nte se puede seleccionar genéticamente con posibilidad de éxito. La resistencia a mamitis es la valoración genética del RCS con signo cambiado, de tal forma que, las ovejas con mayor valor genético para RCS son los animales menos resistentes y viceversa. Se está estudiando la posibilidad de incorporar la valoración genética para resistencia a mamitis en el ICO con una ponderación que se debería consensuar con los ganaderos.

Se sugiere que si un rebaño tiene una media de más de 1.000.000 de RCS/ml lo que debe mejorar es el manejo, y si tiene menos de 500.000 RCS/ml podría hacer selección genética. En otros casos podría hacer ambas cosas.

 

Morfología de la ubre

Como determinante de la aptitud al ordeño mecánico, la morfología de la ubre es imprescindible para mejorar la rentabilidad de las ovejas. Una mala conformación conlleva caída de pezoneras, retraso en el tiempo de ordeño, falta del reflejo de eyección, etc. lo que provoca un aumento de los gastos de manejo.

La morfología de la ubre incluye cinco caracteres: profundidad, inserción, verticalidad de pezones, tamaño de pez

ones y conformación general, caracteres que presentan de moderada a elevada heredabilidad. Se califican en una escala lineal de 1 a 9, en animales lactantes, y antes del ordeño (entre el 2º y 4º mes post-parto). El valor de la heredabilidad asegura que la respuesta a la selección genética será relativamente rápida.

Las valoraciones genéticas de los distintos caracteres que constituyen la conformación mamaria se pueden incorporar al ICO ponderadas de forma adecuada a la importancia económica que le atribuyen los ganaderos. En estos momentos se está en la fase de recogida y depuración de la información.

Fertilidad

Aunque en el ovino lechero la fertilidad no tiene la importancia que tiene en el ovino de carne, se está valorando la importancia de este carácter desde un punto de vista de la mejora de la rentabilidad económica. Se trata de un carácter que presenta una muy baja heredabilidad (como ocurre en la mayor parte de los caracteres reproductivos) haciendo muy

 difícil su selección genética. En estos momentos se está estudiando la base genética de la fertilidad de los animales a partir de los datos de la inseminación artificial y mediante el uso de herramientas genómicas. El objetivo es diseñar mecanismos de selección de animales más fértiles que contribuyan a incrementar la eficiencia y rentabilidad de las explotaciones, partiendo del hecho conocido de que existe un antagonismo entre los caracteres de producción y la fertilidad. La genómica tiene un papel muy importante que jugar a la hora de hacer selección ya que la baja heredabilidad del carácter fertilidad no permite una valoración genética estadística BLUP de calidad.

Intervalo entre partos y edad al primer parto

Ambos caracteres presentan heredabilidades moderadas, por lo que su selección podría ser factible. Está claro que tener animales más precoces que inicien la producción a edades más tempranas es económicamente valioso. Los intervalos entre partos dependen mucho más del manejo particular de cada ganadero, pero cabe 

la posibilidad de seleccionar para uniformizar el manejo general de la población. En todo caso son los ganaderos los que deben in

dicar a los genetistas la selección genética que les interesa llevar a cabo.

 

FUTURO DE LA SELECCIÓN GENÉTICA

En años venideros pensamos que la mejora genética se debe orientar a seguir incorporando al ICO caracteres con importancia económica en la rentabilidad de las ovejas, caracteres que irán surgiendo con cada nuevo estudio/análisis de la explotación del ganado ovino. En la actualidad y en este sentido, se está trabajando en el tema de es

trés térmico al que está sometida la actividad productiva de los animales, la resisten

La selección genómica va ser una aportación de gran valor en especial para la selección de caracteres poco heredables. En nuestracia a enfermedades y la sostenibilidad de la producción ovina. En el capítulo de los gastos, también se debería trabajar en determinar los costes que origina cada animal con el fin de completar la determinación de la rentabilidad.

 opinión se debe mantenerse la estructura actual de mejora de la raza y utilizar la genómica como herramienta auxiliar hasta ver el grado de protagonismo que toma en el futuro.

 

BIBLIOGRAFÍA CITADA

Milán M.J.,  Frendi F.,  Gonzalez-Gonzalez R.,  Caja G. (2014).-Cost structure and profitability of Assaf dairy sheep farms in Spain; J. Dairy Sci. 9

7 :5239–5249.

 

 

La asociación ASSAFE celebra este miércoles en Valladolid su tradicional curso de formación de la raza. Su presidente José Arévalo hace balance en esta entrevista con OVIESPAÑA de estos últimos doce meses y define las perspectivas de futuro de la raza, en las que toman relevancia el proyecto genómico de la asociación y la promoción de la inseminación artificial como vía más rápida de la transmisión de la mejora genética.

 

OVIESPAÑA.- Llega el tradicional curso de formación que ASSAFE realiza todos los años en otoño. ¿Cuáles son los principales temas que se van a tratar en la edición de este año?

JOSÉ ARÉVALO.- Como en ediciones anteriores, el tema principal es la mejora genética, presentado por nuestros genetistas Juan José Jurado y María Ángeles Jiménez. También abordaremos temas relacionados con la gestión de explotaciones, reproducción, aspectos sanitarios y una ponencia sobre transferencia de embriones.

 

OV.- ¿Sirve este evento también como foro de encuentro de los ganaderos?

J.A.- Sí, indudablemente .En este foro se reúnen ganaderos profesionales de varias comunidades que pertenecen a la asociación. Se invita también a ganaderos y veterinarios interesados en la raza, en conocer las actividades de la asociación e interesados en integrarse en ASSAFE. En la jornada se comparten experiencias de gestión y manejo, novedades, precios y opiniones sobre temas relacionados con el sector.

 

OV.- ¿Qué balance hace del último año en la asociación?

J.A.- El año ha sido bueno. En cuanto a mejora genética, hemos puesto en marcha la valoración morfológica mamaria y se han incluido como criterio de selección el Recuento de Células Somáticas (RCS) en las valoraciones genéticas. Por otra parte, el proyecto genómico está arrancando. Es un trabajo complejo en el que participan con ASSAFE varias cooperativas, Ovigen, universidades, la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Agricultura y varias empresas relacionadas con el sector. La asociación tiene grandes expectativas en este proyecto.

 

OV.- Las asociaciones de raza han tenido que acostumbrarse en los últimos años a desarrollar su trabajo sin ayudas de las administraciones. ¿Se han corregido los problemas ocasionados en el pasado? ¿Se notó un descenso en el número de ganaderos? ¿Los que quedan son conscientes de deben asumir el coste de la mejora?

J.A.- Los ganaderos de ASSAFE han asumido el coste de los trabajos que se realizan (ADN, Control Lechero, inseminaciones, cuotas) para avanzar en la mejora genética y no se ha visto especialmente resentida en su proyección. ASSAFE actualmente está aumentando el número de socios y los ganaderos están convencidos de que la mejora genética trae consigo una mejora de producción, que amortiza con creces esta inversión.

 

OV.- Una de las mayores apuestas de ASSAFE se centra en la utilización de la inseminación artificial. ¿Son los ganaderos cada vez más proclives a usarla?

J.A.- Sí. De hecho, en los tres últimos años hemos pasado de 20.000 inseminaciones aproximadamente a 40.000 que haremos este año. En el conjunto de Ovigen, en los dos últimos años se ha aumentado en un 18% anual y este año la tendencia es similar.

 

OV.- ¿Qué inconvenientes ven los ganaderos en la inseminación?

J.A.- En un principio desconocimiento y desconfianza que, con el tiempo, se ha ido transformando en todo lo contrario, gracias a la fiabilidad de los resultados que se han obtenido y al trabajo de difusión realizado desde ASSAFE y Ovigen. El reto que se nos plantea es aumentar el periodo de viabilidad de las dosis, que es de alrededor de seis horas, y aumentar la fertilidad en la medida de lo posible.

 

OV.- Como ganadero de raza Assaf, ¿cuáles son las mejoras cuantitativas que ha notado usted en su rebaño con la inseminación artificial y el programa de mejora genética de la raza en general?

J.A.- Desde 2008 que se hizo la primera valoración genética con fiabilidad en mi explotación, ha aumentado la producción de leche un 25%. No todo es consecuencia de la mejora genética, pero la mayoría sí, ya que es lo que más ha cambiado en estos años. El resto de factores, como sanidad, alimentación e instalaciones, ha cambiado poco en mi caso. El ganadero de Assaf que implanta el programa de mejora genética que ofrece ASSAFE en su rebaño, empieza a tener datos fiables (ADN, Control Lechero cuantitavo y cualitativo) y sobre todo, lo más importante, valoraciones genéticas de sus ovejas y de sus sementales. Esta información utilizada adecuadamente le da a un ganadero la seguridad de poder elegir los animales de reposición, teniendo en cuenta que sus progenitores transmitan el carácter de producir leche.

 

OV.- ¿Cuáles son los objetivos que se plantea la asociación en el próximo año? ¿Cuáles son sus próximos retos?

 

J.A.- El principal objetivo y reto de ASSAFE, en colaboración con Ovigen y con todas las cooperativas y empresas, es desarrollar el sector ovino en todo lo relacionado con la inseminación, la fertilidad, la mejora genética… y poder difundir entre los ganaderos las innovaciones desarrolladas. Es un sector poco desarrollado en este campo, comparándolo con otros como el vacuno o el porcino, en los que la inseminación artificial y la selección genética son herramientas de uso cotidiano en todas las explotaciones.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder