nanta 1000x120 octubre17

Mostrando publicaciones por etiqueta: Métodos reproductivos

Científicos de la Universidad de Zaragoza han determinado que el problema de la inseminación en el ganado ovino se encuentra en un proceso llamado capacitación por el cual las células adquieren capacidades para poder fecundar el óvulo.
Las características de los espermatozoides de este tipo de ganado son muy diferentes a las del resto de mamíferos, sobre todo su membrana, y no reaccionan de igual forma que los de otras especies ante el frío de la conservación.
Los científicos han descubierto que la capacitación tiene que ocurrir en las inmediaciones del ovocito, de lo contrario, la célula muere antes de alcanzarlo.
Según explican fuentes de la UZ en una nota de prensa, el frío induce la capacitación prematura de los espermatozoides, por eso, cuando se lleva a cabo la inseminación artificial con dosis congeladas, la mayor parte de los espermatozoides que ya están capacitados y se depositan en el cuello del útero de la hembra, alejados de los ovocitos, muere antes de llegar.
La investigación de los biólogos Teresa Muiño, José Cebrián y Rosaura Pérez, junto a su grupo de investigadores, se centró en el proceso de capacitación y en retrasarlo para conseguir aumentar la eficacia reproductiva.
Tras analizar el plasma seminal, determinaron que ciertas proteínas que contenía tenían efectos protectores y reparadores en los espermatozoides, que les ayudaban a cumplir su función en el cuerpo de la hembra, es decir, llegar hasta el ovocito y fecundarlo.
Además de esa función, también se demostró que intervienen decisivamente en los procesos tanto de capacitación, manteniendo a la célula sin cambios hasta el momento preciso, como de apoptosis, iniciando los procesos de muerte programada de la célula, en el caso de no haber cumplido su función de fecundar al ovocito.
Su último éxito, que les ha hecho alcanzar la portada de una de las revistas más prestigiosas sobre reproducción: Biology of Reproduction, ha sido la demostración de que capacitación y apoptosis comparten las mismas rutas metabólicas, "algo que ya esperábamos", afirma Teresa Muiño.
Según afirman los investigadores, las secuencias de estas proteínas de los mamíferos está muy conservada, es decir, muchas especies poseen proteínas muy similares, por lo que sería posible la aplicación de estos avances en otras especies.
Y al tratarse de agentes protectores y reparadores de las células, sería interesante estudiar su empleo en el transporte de órganos, así como en otros casos ajenos a la reproducción.
Los investigadores principales, durante una temporada en Suecia, trabajaron con un prototipo que no existía en España y que era muy útil para el reconocimiento de la superficie de los elementos, por lo que decidieron, con permiso previo, elaborar una en la propia Universidad de Zaragoza.
Tras tres años de trabajo con la escuela de Ingeniería y el equipo de instrumentación científica de la Universidad y muchas pruebas posteriores, han conseguido poner en funcionamiento un instrumento capaz de hacer un proceso cromatográfico de la misma muestra hasta 1.600 veces en una hora.
Además de ser la base para el desarrollo de este estudio, les permitió establecer un método de separación de espermatozoides de altísima calidad y de predicción de la fertilidad con un margen de error mínimo. 

Los próximos días 13, 14 y 15 de abril se celebrará el X Curso Teórico Práctico de Reproducción e Inseminación de Ovino y Caprino en el centro de OVIGEN, en la Granja Florencia (Zamora).

El Curso está dirigido a veterinarios y ganaderos del sector ovino y caprino. El número de plazas está limitado a 15 alumnos por curso. El precio de la matrícula es de 500 euros (Incluyendo documentación, café, comidas y certificado de asistencia).

El curso se va a desarrollar en tres días, con jornadas de mañana y tarde. En estas jornadas se van a combinar conocimientos teóricos con prácticas en el Centro de Selección y Mejora genéticas de OVIGEN.

 El programa definitivo y el boletín de inscripción pueden descargarse en el siguiente enlace 

Los próximos días 13, 14 y 15 de abril se celebrará el X Curso Teórico Práctico de Reproducción e Inseminación de Ovino y Caprino en el centro de OVIGEN, en la Granja Florencia (Zamora).

El Curso está dirigido a veterinarios y ganaderos del sector ovino y caprino. El número de plazas está limitado a 15 alumnos por curso. El precio de la matrícula es de 500 euros (Incluyendo documentación, café, comidas y certificado de asistencia).

El curso se va a desarrollar en tres días, con jornadas de mañana y tarde. En estas jornadas se van a combinar conocimientos teóricos con prácticas en el Centro de Selección y Mejora genéticas de OVIGEN.

 El programa definitivo y el boletín de inscripción pueden descargarse en el siguiente enlace 

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), adscrito al Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el Grupo Cooperativo Oviaragón y el  Institut National de la Recherche Agronomique (INRA) de Clermont Ferrand (Francia), han puesto a punto un procedimiento para identificar precozmente los animales gestantes, analizando el suero de las hembras por espectroscopia.
El procedimiento ha sido registrado en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), figurando como solicitantes CITA, INRA, INIA y Oviaragón. También ha sido publicado en la  prestigiosa revista Theriogenology.
El método ha sido testado en ganado ovino y permite conocer el estado de las ovejas a partir de los 18 días de gestación, con una exactitud muy próxima al 100% de forma  rápida y sin requerir el uso de ningún tipo de reactivo, por lo que puede ser una herramienta de gran utilidad para mejorar la eficiencia reproductiva de los rebaños.
Con tan solo una muestra de sangre el ganadero podrá  conocer el estado de gestación de los animales, algo imprescindible para realizar un correcto manejo del rebaño en función del estado de los ejemplares o de cara al comercio, compra, venta, etc.
Actualmente la detección de la gestación en animales se realiza de forma habitual  a través de ecografías o de métodos químicos, menos precoces o exactos y  que requieren el uso de reactivos. La colaboración entre estas entidades abre una nueva vía más rápida, eficaz y económica en el campo de la detección  de la gestación en animales.

El Centro de inseminación artificial Ardiekin, ubicado en la Granja Modelo de Arkaute (Álava), ha celebrado el vigésimo quinto aniversario de su fundación reuniendo a ganaderos, técnicos y representantes de las distintas administraciones, según informa FEAGAS.

En este centro se encuentran los machos en testaje y mejorantes de las razas Carranzana, Latxa Cara Rubia y Latxa Cara Negra de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Anualmente entran en el Centro entre 120 y 150 corderos. Entre los 15 y 18 meses de vida se ponen en testaje aquellos que son aptos para su uso en inseminación artificial y los que superan una primera selección que la realiza una comisión de selección formada por ganaderos y técnicos que tiene en cuenta los valores genéticos y criterios morfológicos. Cada año se preparan en torno a 24.000 dosis de semen refrigerado.

La directora técnica del Centro, Feli Arrese, comentó que “el fin del centro es trabajar para mejorar la productividad y el manejo de esta raza, de forma que se puedan luego trasladar estas mejoras a los rebaños”.

Los nuevos responsables de Ovigen se están encargando de visitar a cooperativas y veterinarios, con el objetivo de que se promocione la ventaja de la inseminación artificial y otros servicios para aumentar la producción en las ganaderías, desarrollar mejor los esquemas de selección y amplíen los servicios ofrecidos por las cooperativas a sus socios

El Centro de Genética Ovina y Caprina de Castilla y León (Ovigen) tiene un nuevo rumbo. El centro ubicado en la localidad zamorana de Toro cuenta desde hace nuevos meses con un plan de viabilidad que está siendo realizado por las asociaciones de raza, que además se han hecho cargo de la deuda que acumulaba el centro. Su objetivo es difundir la mejora genética y la inseminación artificial entre los productores de ovino lechero para conseguir que Ovigen sea rentable si la ayuda de las subvenciones públicas.

UN NUEVO OVIGEN

La historia del nuevo Ovigen comienza en el mes de febrero del presente año. La deuda que tiene que soportar el centro de genética ovina más prestigioso del territorio español está en aquel momento en unos 170.000 euros. Prácticamente sin ayudas públicas, ya que los consabidos recortes han propiciado que la Junta de Castilla y León ya no ‘apadrine’ un centro del que fue dueño en sus orígenes, la situación parece insostenible.

En ese momento, las asociaciones de raza deciden dar un cambio de timón y, lejos de lamentarse del final de las subvenciones, prestan a Ovigen el dinero que hace falta para saldar la deuda, conscientes de la importancia decisiva que tiene la inseminación artificial para el mantenimiento de los esquemas de selección y la difusión de la mejora genética. Son cinco asociaciones de ovino (Assaf, Churra, Lacaune, Castellana y Ojalada) y una de caprino (Murciano-Granadina). Cada una participa económicamente en esta operación de forma proporcional a su actividad en Ovigen. De hecho, alguna de ellas ha tenido que pedir un préstamo a una entidad financiera para poder hacerse cargo de su parte. Estas seis entidades asumen este nuevo papel protagonista, conscientes de la importancia capital de la inseminación artificial para el desarrollo de los esquemas de selección y con el convencimiento de que puede ser una actividad suficientemente rentable para que, sin dar beneficios, al menos permita que se mantenga económicamente sin ayudas públicas.

Una de las primeras decisiones fue el relevo en la gerencia, que pasa a ser asumida por la asociación con más actividad en el centro (Assaf), manteniéndose el resto de trabajadores del centro.

A continuación, se pone en marcha un plan de viabilidad cuyo punto principal es llegar a la autonomía económica del centro, sin la ayuda de una subvención de la administración regional que ya no puede darse por segura. Para conseguirlo, el objetivo es aumentar el número de dosis compradas por los ganaderos, ya que el volumen de actividad se considera imprescindible para conjugar los gastos fijos que tiene el centro.

Con estos condicionantes, se llega al punto actual. Los nuevos responsables de Ovigen se están encargando de visitar a cooperativas y veterinarios, con el objetivo de que se promocione la ventaja de la inseminación artificial entre los ganaderos de ovino. La idea es llegar a acuerdos por el que se consigan beneficios para todos los participantes: aumento de la producción en las ganaderías, desarrollo óptimo de los esquemas de selección y unos mayores servicios ofrecidos por las cooperativas a sus socios.

El mayor aval con el que se cuenta el centro zamorano es el prestigio que se ha labrado desde su puesta en marcha, ya que tecnológicamente es el centro más dotado del sur de Europa. El reto es conseguir que, de una vez por todas, los productores de ovino de leche sean conscientes de la necesidad de la inseminación artificial.

 PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

Para servir de impulso a Ovigen y a la inseminación artificial, tanto el centro como las asociaciones que han decidido tomar directamente la gestión se han involucrado en dos proyectos de investigación que cuentan con el apoyo de cooperativas del sector. El objetivo es, por un lado, alargar la ‘vida útil’ del semen refrigerado de ovino, mientras que el segundo proyecto busca avanzar en la genómica en ovino lechero. Ambos proyectos se han presentado para obtener financiación en la nueva línea de I+D+i del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Semen refrigerado

Hasta ahora, el semen refrigerado en ganado ovino únicamente puede utilizarse unas cuatro horas después de la extracción. Este hecho dificulta enormemente el operativo para la inseminación artificial en ovino, teniendo en cuenta además que la técnica para la utilización del semen congelado es bastante más complicada y con unos peores índices de fertilidad. Este proyecto, que consiste en obtener unos diluyentes que permitan alargar la ‘vida útil’ del semen refrigerado, había comenzado hace varios años y que ahora vuelve a retomarse. Se está realizando en colaboración con la Universidad de León y con la cooperativa zamorana Asovino.

El objetivo es conseguir prolongar el periodo de utilización del semen, durante algunas horas más o incluso un día. Este avance supondría un paso adelante muy importante para Ovigen, ya que ampliaría decisivamente su influencia geográfica a explotaciones ubicadas en comunidades autónomas alejadas de Castilla y León.

Genómica

Las asociaciones de raza Assaf, Churra y Lacaune se han unido junto con varias cooperativas integradas en el Consorcio de Promoción del Ovino y algunas madrileñas para presentar un proyecto sobre genómica en ovino lechero en el próximo Plan de Fomento de la Innovación en la producción ganadera. El objetivo es buscar financiación pública para desarrollar la genómica. Los actuales responsables de Ovigen están esperanzados con la puesta en marcha de esta herramienta en ovino lechero, que permitiría complementar los trabajos que ya se están realizando en valoración genética con una disminución de los costes y una mayor rapidez en el proceso. El acceso a esta financiación es clave, ya que el máximo inconveniente con el que se están encontrando las asociaciones en la actualidad es el elevado coste que tiene aplicar el proceso de la genómica al esquema de selección de una raza.

La valoración genómica consiste en estimar el efecto que tienen multitud de marcadores de tipo SNP (Polimorfismo de Nucleótido simple: posiciones de un solo nucleótido que pueden ser diferentes en el ADN de los animales) a partir de animales genotipados que se encuentran en control de rendimientos, y poder así aproximar el valor genético de otros animales de los que sólo se tiene su muestra de ADN.

 

La gran ventaja de la genómica es que acorta sensiblemente el intervalo entre generaciones para transmitir la mejora genética, ya que se puede estimar el valor de un cordero antes de que entre en su etapa reproductiva. Uno de los inconvenientes de esta técnica en ovino es que los marcadores genéticos son absolutamente diferentes en cada una de las razas de producción, por lo que los avances en alguna de las razas no podrían aplicarse al resto.

La página web de la Confederación de Asociaciones de Criadores de Ovino de Razas Latxa y Carranzana (CONFELAC) ha publicado la lista de sementales valorados de Latxa Cara Rubia y Cara Negra, con fecha de mayo de 2013.

 

Latxa Cara Rubia:

http://www.confelac.com/es/component/docman/doc_download/57-latxa-cara-rubia-2013

 

Latxa Cara Negra:

http://www.confelac.com/es/component/docman/doc_download/56-latxa-cara-negra-mayo-2013

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder