msd 1000x120 mayo17

Mostrando publicaciones por etiqueta: SANIDAD

Desde 1924, la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) trabaja para garantizar la transparencia en torno a la situación de las enfermedades animales en el mundo, lo que incluye las enfermedades que se trasmiten al hombre.

Reconocida por la Organización Mundial del Comercio (OMC) como organización internacional normativa de referencia, la OIE publica métodos de prevención y control de dichas enfermedades para garantizar la seguridad sanitaria del comercio mundial de animales y de sus productos derivados desde su producción.

El año 2016 marca el inicio de la puesta en marcha del 6º Plan Estratégico (2016-2020) de la OIE, cuyo objetivo es dar respuesta a tres prioridades principales:

- Controlar los riesgos sanitarios. En el contexto de la globalización, es esencial contar con medidas sanitarias que permitan prevenir y controlar las enfermedades animales para evitar su propagación y proteger la sanidad y el bienestar animal, así como la salud humana, la economía y el bienestar social de las poblaciones.

- Comunicar con total transparencia. Para gestionar las enfermedades animales y proteger las poblaciones es fundamental conocer la situación sanitaria a escala mundial y compartir la pericia veterinaria. Por eso, la OIE trabaja para mejorar constantemente su Sistema Mundial de Información Zoosanitaria (WAHIS), así como para difundir ampliamente la información que allí se publica.

- Fortalecer la resiliencia de los servicios de sanidad animal. La OIE ha seguido apoyando a los Países Miembros para reforzar los servicios veterinarios nacionales, los laboratorios de diagnóstico y la educación veterinaria, entre otras cosas, a través de distintos programas y herramientas que les ayudan a aplicar sus normas internacionales.

 Documento completo: http://www.oie.int/fileadmin/home/esp/informe2016/pdf/OIE_RA_ES_V4_OK.pdf 

(Durante la presente semana, OVIESPAÑA publica varias informaciones sobre los programas de saneamiento oficial del caprino en algunas de las comunidades autónomas con mayor importancia de este sector, tras la mesa redonda celebrada en el último Foro Nacional del Caprino)

Manuel Fernández Morente, jefe del Departamento de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, participó en el pasado Foro Nacional del Caprino celebrado en Carmona (Sevilla) con una ponencia titulada ‘Programas sanitarios oficiales en el sector caprino en Andalucía: financiación’.

El ponente comenzó su intervención recordando el marco normativo en el que se circunscriben las ayudas para la sanidad animal. Posteriormente pasó a definir los programas que son oficiales para el ganado caprino en la comunidad autónoma española con un mayor censo de esta especie. Se pueden encontrar de las siguientes categorías:

- Programas nacionales de vigilancia, control o erradicación de enfermedades animales con financiación de la UE. Se trata principalmente de brucelosis ovina y caprina y de tuberculosis bovina, en lo que afecta a los animales caprinos.

- Programas nacionales de enfermedades animales. Encefalopatías Espongiformes Transmibles, que en el caso del sector caprino se concreta en el scrapie.

- Programas autonómicos oficiales. Tuberculosis caprina. La administración está impulsando un cambio de este plan.

- Programas voluntarios de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG). Se incluyen el resto de planes, que corresponden normalmente al programa complementario de las ADSG.

El presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, Juan José Badiola, ha advertido este martes en León de que "la salud es un todo que no puede fragmentar en trozos" y ha subrayado la incidencia de la profesión veterinaria en la lucha contra muchas enfermedades que afectan a los seres humanos.
Badiola ha participado ayer tarde en el curso organizado por el Colegio Oficial de Veterinarios de León titulado 'Gestión de Riesgos Sanitarios. Un Mundo. Una Salud', que aborda los riesgos sanitarios que entraña la transmisión de enfermedades de animales a humanos.
En declaraciones a los periodistas antes de pronunciar su conferencia, el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, ha recalcado la importancia que la profesión veterinaria tiene en la salud pública y ha vaticinado que la globalización la dará todavía un mayor relieve.
Para frenar la incendia de enfermedades animales en seres humanos Badiola ha apostado por la prevención .
"Vivimos en un mundo global y la movilidad de personas, animales y mercancías es continua", ha señalado Badiola, quien ha indicado que a día de hoy se consumen alimentos a muchos miles de kilómetros del lugar en el que han sido producidos.
También ha llamado la atención sobre la incidencia que en la propagación de enfermedades está teniendo el cambio climático y especialmente las vectoriales, que son transmitidas por mosquitos o garrapatas, entre otros animales, con casos recientes en Castilla León, con un fallecido por fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en Europa Occidental, a raíz de la picadura de una garrapata.
"Eso se debe a que los animales también tienen la costumbre de viajar y muchas veces los vectores son transportados en aviones a lugares donde encuentran una climatología que también les es favorable", ha apostillado.
Ejemplo de ello, ha citado al mosquito-tigre "que ya se ha instalado en la en la cuenca mediterránea y está subiendo por el valle del Ebro".
"El verdadero problema es que se trata de una realidad muy compleja y muy cambiante que hay que abordar porque está claro que no se puede renunciar a la globalización", ha señalado .
También ha destacado que la seguridad alimentaria en España "es muy buena", gracias en parte a la labor de los veterinarios.
"Somos uno de los países del mundo con mayor nivel de seguridad alimentaria y cualquier turistas que vieja a España sabe que altamente improbable que contraiga una enfermedad de origen alimentario, y esos es así porque ha habido un trabajo sistemático de muchos años", ha recalcado.
Ha dicho que fruto de ese trabajo se ha conseguido prácticamente erradicar la enfermedad de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (vacas locas) en poco menos de 15 años.
Sobre el objeto del curso, el Sindicato de Veterinarios de León subraya su interés debido a que el 60% de las enfermedades humanas infecciosas son zoonóticas, es decir, tienen su origen en los animales y de las 5 nuevas enfermedades humanas que aparecen cada año, 3 son de origen animal.
Además, al menos un 75% de los agentes patógenos de las enfermedades infecciosas emergentes del ser humano (incluido el Ébola, el VIH o la gripe aviar) son de origen animal y el 80% de los agentes patógenos que pueden utilizarse con fines de bioterrorismo son zoonóticos.
La clausura del curso tendrá lugar el día 2 de junio y estará protagonizada por Rafael Laguens, presidente de la Federación de Veterinarios Europeos. 

(Durante la presente semana, OVIESPAÑA publica varias informaciones sobre los programas de saneamiento oficial del caprino en algunas de las comunidades autónomas con mayor importancia de este sector, tras la mesa redonda celebrada en el último Foro Nacional del Caprino)

La Región de Murcia cuenta con un total de 463 explotaciones de caprino y 168.776 reproductores censados, con una importante presencia en las comarcas de Altiplano y Alto Guadalentín. Se trata de explotaciones intensivas en su mayor parte, o semi-intensivas, con la raza Murciano-Granadina como principal protagonista, produccion destinada a la industria quesera y una media de unas 370 cabras por explotación, con poca superficie de tierra asociada a la explotación, alimentación basada en forrajes y concentrados, y mano de obra mayoritariamente familiar.

De esta descripción partió la ponencia impartida por Javier Sidrach de Cardona Ortín, jefe del Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura de Murcia, durante la última edición del Foro Nacional del Caprino. En su intervención describió los programas de saneamiento oficial en el ganado caprino de esta comunidad autónoma.

Brucelosis ovina y caprina

Murcia lleva varios años sin casos de brucelosis ovina y caprina en sus explotaciones, por lo que el próximo objetivo es conseguir la calificación de ‘oficialmente indemne’ a la enfermedad. Además, se ha ido reduciendo progresivamente el número de animales de reposición vacunados de brucelosis, desde los casi 125.000 ejemplares de la década de los 90 hasta los 10.944 animales del pasado ejercicio 2016.

Tuberculosis caprina

La Región de Murcia cuenta con una dilatada experiencia en la lucha contra la tuberculosis caprina, ya desde el año 1995, cuando se reguló de forma oficial este programa. Así, un sondeo epidemiológico señalaba que el 33% de las explotaciones y el 17% de los animales eran positivos a la enfermedad.

De esta forma, se realizan análisis a los animales mayores de 45 días, o de dos años en el caso de que estén vacunados contra la paratuberculosis. La prueba diagnóstica es intradermo reacción IDTB, realizada por los técnicos de las ADSG y asociaciones. También se controlan los movimientos entre explotaciones y se establecen medidas relativas a la reposición y a la bioseguridad en las granjas que tienen mayores problemas.

De esta forma, en la última década se ha conseguido reducir el porcentaje de explotaciones positivas de un peligroso 25,38% en el año 2006 a un 3,22% en el pasado ejercicio. Respecto a los animales positivos, se ha pasado de un porcentaje del 6,68% al 0,30% en la última década.

La Facultad de Veterinaria de la Universidad de León acogió el pasado 12 de mayo la defensa de la tesis titulada ‘Influencia del agente etiológico y la respuesta inmunitaria local sobre la patogenia de la paratuberculosis de los rumiantes’ por Miguel Fernández, bajo la dirección de los doctores Valentín Pérez, Julio Benavides y Mari Carmen Ferreras, todos ellos pertenecientes al Instituto de Ganadería y Montaña-CSIC-ULE. La defensa se realizó en la modalidad internacional y como miembros de Tribunal estuvieron presentes Juan José Badiola, de la Universidad de Zaragoza; Karen Stevensen, del Moredun Research Institute; y Joseba Garrido, de Neiker. Este estudio, compendio de cuatro artículos es prueba de un gran esfuerzo de trabajo y organización del doctorando y directores.

Desde hace décadas existe una colaboración activa entre el Departamento de Sanidad Animal de Neiker y el Departamento de Sanidad Animal de la Universidad de León y el Instituto de Ganadería y Montaña CSIC-ULE. La complementariedad de los conocimientos en aspectos histopatológicos, inmunológicos y microbiológicos de las enfermedades que afectan a los rumiantes domésticos, ha permitido colaborar en la resolución de casos clínicos, así como conocer mejor la patogenia de enfermedades como el maedi visna o la paratuberculosis. Este conocimiento generado ha permitido el desarrollo y mejora de las técnicas de diagnóstico y el establecimiento de planes de control eficaces para estas enfermedades.
Sin duda, la colaboración más intensa se ha llevado a cabo en el campo de la paratuberculosis con varios proyectos financiados, tanto a nivel estatal como europeo. De esta forma, los proyectos más recientes han dado lugar a numerosas tesis y publicaciones.

Una vaca de una explotación ganadera de Camargo (Cantabria) ha dado positivo en las pruebas de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), un caso que, según la Consejería de Medio Rural de Cantabria, no supone "riesgo para la salud", ni afecta "al estatus de la cabaña ganadera".
Fuentes de la Consejería de Medio Rural han subrayado a Efe la efectividad de las medidas de control que se han adoptado y "el avance" en la erradicación de esta enfermedad.
El pasado 9 de mayo se detectó este caso, con motivo del resultado positivo a la enfermedad en una res muerta en la explotación, una hembra de raza mestiza, que nació en 2002.
Las pruebas de diagnóstico se efectuaron en el marco del Programa Nacional de Vigilancia, Control y Erradicación de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), en concreto dentro del programa de vigilancia activa.
Este programa establece el muestreo en todo el territorio nacional de todos los bovinos muertos en explotación mayores de 48 meses de edad para determinar la evolución y prevalencia de la enfermedad.
La muerte del animal se produjo el pasado 22 de abril y tras la recogida del cadáver se procedió a la toma de muestra del encéfalo de la res, de acuerdo con lo establecido en el programa nacional.
El diagnostico inicial se efectuó en el Servicio de Laboratorio y Control de la Dirección General de Ganadería de la Consejería de Medio Rural de Cantabria.
Tras un primer resultado positivo, la muestra fue remitida para su análisis al Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid), de referencia en España, que confirmó la enfermedad el pasado 5 de mayo.
Tras la notificación del resultado por la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio, la comunidad autónoma de Cantabria efectuó la declaración oficial del foco el 9 de mayo.
Las mismas fuentes de la Consejería han dicho que este caso de Cantabria "no tiene riesgo para la salud, no afecta al estatus de la cabaña ganadera" de la región, ni conlleva restricciones al comercio ni al consumo humano.
"No hay peligro alguno para los consumidores toda vez que se sigue aplicando en los mataderos la eliminación de los MER (material especificado de riesgo), fundamentalmente cerebro y médula espinal, a partir de los 12 meses de edad de todos los animales sacrificados", explican.
Desde este departamento se indica que la aparición de este foco de EEB está "dentro de los parámetros de la evolución epidemiológica de la enfermedad" en España, considerando la edad del animal positivo.
También se destaca que sigue una disminución constante de los casos de encefalopatía espongiforme bovina, y se alude al incremento de la media de edades de los animales afectados.
Las fuentes consultadas por Efe señalan que en Cantabria se han declarado 25 casos de encefalopatía espongiforme bovina desde el primero que se produjo, en 2001. El último foco anterior al actual fue en 2007.
El de Cantabria es el segundo foco de esta enfermedad de 2017, después de otro en Castilla y León que apareció en marzo. 

Un nuevo caso de tembladera ovina o scrapie ha sido notificado en una explotación española. Según los datos oficiales que publica la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), esta enfermedad ha sido localizada en una granja del municipio albaceteño de Casas de Juan Núñez, perteneciente a la comarca veterinaria de Higueruela.

Con este caso, son ya una docena los confirmados desde el inicio del presente año 2017, con un importante flujo de casos que se han notificado en granjas de Castilla-La Mancha.

Un total de 24 distribuidores de Zoetis se desplazaron el pasado 11 de mayo a la capital madrileña para asistir a una jornada que la compañía centró en la Oestrosis ovina y su control, enfermedad parasitaria de gran relevancia en los rebaños ovinos.

 Como ponente invitado acudió Luis Miguel Ferrer, profesor e investigador del Departamento de Patología Animal del Área de Medicina y Cirugía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Ferrer desarrolló los aspectos claves de esta enfermedad parasitaria causada por larvas de Oestrus ovis que origina grandes pérdidas en el rebaño, ya que “provoca un descenso en las producciones debido a la dificultad respiratoria y malestar de los animales infestados”, explicó. La Oestrosis es una enfermedad estacional, por lo que es importante para el control de esta patología ajustar el tratamiento a momentos específicos del ciclo parasitario y emplear un producto de larga duración.

 En este sentido, intervino Manuela Jiménez, gerente de Marketing de Rumiantes de Zoetis, para explicar la solución que la compañía pone disposición del profesional veterinario frente a la Oestrosis ovina, entre otras parasitosis: Cydectin 2% LA, endectocida (moxidectina 20 mg/ml) de amplio espectro y elevada persistencia para el control de parásitos internos y externos en el ovino (nematodos, sarna y Oestrus ovis).

En el caso de la Oestrosis, Cydectin® 2% LA es eficaz frente a los tres estadios larvarios (L1, L2, L3) y tiene una persistencia registrada de 80 días frente a larvas L2. Según explicó Manuela, “la larga persistencia de Cydectin® 2% LA permite realizar un control eficaz de la Oestrosis adaptando su aplicación a las etapas de vuelo de las moscas en cada zona”.

La fiebre Q es una zoonosis de distribución mundial causada por ‘Coxiella burnetii’ y cuya principal vía de infección es la respiratoria, por inhalación de aerosoles contaminados con la bacteria. Entre sus reservorios destacan los rumiantes domésticos (caprino, ovino y bovino). Junto a la aparición esporádica de casos aislados en un contexto endémico, la fiebre Q produce aleatoriamente brotes epidémicos explosivos, con un gran impacto en la salud pública. De declaración obligatoria desde 2015, tras la detección de nuevos casos las autoridades de Salud Pública están imponiendo el control de la enfermedad en las explotaciones ganaderas. Así lo recuerda el documento de conclusiones de la jornada sobre fiebre Q que organizó recientemente el Grupo de Investigación de Sanidad de Rumiantes de la Universidad de Murcia.

En humanos, la fiebre Q puede manifestarse con un cuadro febril agudo con tres presentaciones básicas: neumonía atípica, forma febril con hepatitis o síndrome febril aislado. En pocas ocasiones, y bajo ciertas condiciones de predisposición (valvulopatías cardiacas, aneurismas, prótesis, o inmunodepresión), la infección aguda puede evolucionar hacia la cronicidad. La fiebre Q crónica suele expresarse

en forma de endocarditis con hemocultivos negativos, o como infección de aneurismas o prótesis vasculares. Si bien la fiebre Q aguda es habitualmente benigna, responde bien a diversos antimicrobianos y tiende a autolimitarse, la fiebre Q crónica evoluciona naturalmente a un curso tórpido que conduce al fallecimiento del paciente. Por otro lado, la infección por ‘C. burnetii’ en la mujer gestante puede ser causa de diversas patologías obstétricas que pueden determinar abortos.

En pequeños rumiantes la fiebre Q causa abortos, que pueden superar el 50% en ganado caprino. Los animales infectados excretan ‘C. burnetii’, mayoritariamente, a través de la placenta y los productos del parto, así como por fluidos vaginales y heces y, por ello, la paridera es el periodo de mayor riesgo zoonósico. Otras vías de eliminación de la bacteria son la leche y orina. Las ganaderías con antecedentes de abortos, deben priorizar el diagnóstico de la fiebre Q a partir de placentas y fetos, además de fluidos vaginales y suero sanguíneo, con el fin de instaurar precozmente, en su caso, estrategias de control frente a la enfermedad.

La gestión de las placentas y del estiércol es clave en las explotaciones infectadas. Las placentas han de retirarse rápidamente y almacenar en contenedores estancos (se pueden congelar), hasta que sean retiradas por un gestor de residuos biológicos. Tras un brote de fiebre Q, el estiércol juega un importante papel en la diseminación de ‘C. burnetii’, pues ante bajas precipitaciones y presencia de viento, las bacterias presentes en el estiércol pueden ser vehiculadas por el viento y causar brotes de fiebre Q en lugares distantes.

Como medidas de control complementarias, se recomienda utilizar calzado y ropa de uso exclusivo en la explotación afectada, para evitar vehicular la infección a zonas libres. También se ha de impedir el acceso de visitas a explotaciones infectadas, para evitar riesgos de contagio, especialmente durante el periodo de paridera, pues hay una alta correlación entre la excreción bacteriana por parte de los animales infectados y la contaminación bacteriana ambiental generada. Así mismo, conviene controlar otros reservorios de la infección, como garrapatas, roedores y otras especies (gatos o perros).

La prevención con vacuna inactivada en fase I reduce la incidencia de los abortos y mantiene bajos niveles de excreción bacteriana. Se recomienda vacunar y revacunar antes de la cubrición, así como vacunar y revacunar la reposición a los 3 meses de edad, con dosis de recuerdo anuales. La vacunación es una medida que se plantea a medio o largo plazo, debido a la formas de resistencia de ‘C. burnetii’, que persisten en el ambiente periodos prolongados. En lo que respecta a la compraventa de animales, por parte de explotaciones con episodios recientes de fiebre Q, ésta ha de hacerse con animales no infectados y vacunados.

La Región de Murcia cuenta con una importante cabaña ganadera de caprino, predominantemente intensiva y con parideras no estacionales, a pesar de lo cual la situación de la fiebre Q entre la población de la comunidad es poco conocida, con apenas una treintena de casos humanos comunicados. Por ello, en orden a estudiar el alcance de la fiebre Q en su población sería interesante, en primer lugar, valorar la seroprevalencia humana de la infección analizando una muestra representativa de sueros, para, posteriormente, intensificar los esfuerzos para mejorar el diagnóstico etiólogico de los posibles síndromes febriles de duración intermedia, neumonías, hepatitis, pacientes con valvulopatías y/o prótesis, y embarazadas con problemas obstétricos y abortos. Estos estudios implicarían tanto a médicos de Atención Primaria como a diversos especialistas del ámbito hospitalario, coordinados todos ellos por la autoridad comunitaria competente en Epidemiología y Salud Pública. La valoración conjunta de todos los resultados permitirá conocer el alcance de la fiebre Q en la población de la Comunidad de Murcia y valorar la necesidad ulterior de efectuar medidas de vigilancia, control y eventual profilaxis de la infección en la cabaña ganadera de la región.

Cuando en un silo aparecen microorganismos no deseados (listeria, clostridios, hongos…) perdemos calidad del forraje, perdida de materia seca, micotoxinas, aparición de enfermedades en los animales, listeria en leche, etc. La manera de controlar estos problemas es evitar la contaminación del silo con tierra o abono, eliminar el oxígeno en el interior del silo y utilizando productos como los inoculantes dirigidos a realizar las fermentaciones deseadas lo más rápido posible.

Estas recomendaciones son realizadas por los servicios técnicos de la cooperativa Agropal, que publican un completo artículo en su página web.

Para evitar problemas en el silo es especialmente importante la altura del corte, la compactación del silo y el presecado. Si un forraje se corta muy cerca del suelo tenemos el riesgo de incluir en el silo tierra, con el consecuente grave problema de listeria, esporas de clostridios, hongos y levaduras, que se multiplican más fácilmente en la zona baja del forraje donde existe más humedad y calor. Por lo que si se corta el forraje muy bajo conseguimos más cantidad, pero será de peor calidad y tendrá más posibilidades de incluir en nuestro silo agentes patógenos.

Otro de los factores que podemos manejar para disminuir los problemas es en la compactación del ensilado. Debemos eliminar el aire lo máximo posible, en el caso de silo en trinchera haciendo capas muy finas para que la presión del tractor sea lo más eficaz posible, y en el caso de las bolas de silo dando una presión adecuada al plástico.

El presecado es esencial para mantener los nutrientes del forraje y la materia seca del silo. Debemos conseguir la suficiente materia seca para que las bacterias acido lácticas puedan actuar. Pero no debemos secar demasiado el forraje ya que perdemos nutrientes por la pérdida de hojas y si está demasiado seco tampoco conseguiremos una buena compactación.

Finalmente, el uso de inoculantes y aditivos para dirigir la fermentación y bajar el pH lo antes posible controla la calidad sanitaria del silo, ya que las bacterias beneficiosas que inoculamos compiten con los microorganismos perjudiciales. Además, evitan el calentamiento cuando el silo se abre para su consumo. Los aditivos químicos que se utilizan en silos, como el ácido fórmico, sirven para reducir el pH del silo rápidamente para su conservación y además tiene una acción directa en la eliminación de bacterias patógenas como los Clostridium, E.Coli o la Listeria.

Página 1 de 160

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder