msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: ADS

La Junta de Andalucía quiere dar una vuelta de tuerca a su programa de tuberculosis caprina. Desde hace unos años, esta comunidad autónoma líder en ganado caprino cuenta con un programa de lucha contra esta enfermedad, al que se acogen voluntariamente los ganaderos que así lo consideran. Sin embargo, la administración autonómica está considerando diversas herramientas para conseguir que aumente el número de ganaderos que quieren participar en este programa y, de esta forma, contribuir a la mejora de la sanidad de la cabaña.

Teniendo en cuenta que hacer obligatorio el programa puede suponer problemas para muchas ganaderías, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía está a la espera de que la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) incluya a la tuberculosis caprina como enfermedad de declaración obligatoria y, de esta forma, se puedan destinar ayudas públicas a los ganaderos que están en el programa y deban sacrificar a los animales que den positivo. De esta forma, se considera desde la administración que se ampliaría el número de ganaderos que acceden a este programa para obtener una calificación de sus explotaciones, lo que redunda en un beneficio a la hora de vender genética.

Los objetivos del programa de erradicación de tuberculosis caprina son los siguientes: asegurar un alto nivel de salud pública y seguridad alimentaria; mejorar la competitividad, cohesión y crecimiento económico de las zonas rurales; promover prácticas de manejo en instalaciones ganaderas caprinas que eviten o dificulten la transmisión de enfermedades; facilitar el comercio de la ganadería caprina andaluza.

Los ganaderos participantes en el programa deben cumplir los siguientes requisitos: estar indemne u oficialmente indemne de brucelosis; pertenecer a una Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) o tener un veterinario responsable del programa; cumplir medidas de bioseguridad y de manejo apropiadas para la obtención de la calificación; los ganaderos que se acojan al programa de calificación están obligados a ejecutarlo durante al menos cinco años.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado luz verde a la convocatoria de ayudas para el año 2017 para la ejecución de los programas de erradicación, control y vigilancia de determinadas enfermedades de los animales y de identificación animal por parte de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas en Castilla-La Mancha.

La finalidad de estas subvenciones, a las que se destinará un presupuesto superior a los 3,6 millones de euros, es la financiación de las actividades de diagnóstico y toma de muestras por parte de los veterinarios de estas agrupaciones en cumplimiento de los Programas nacionales de Erradicación y Vigilancia de enfermedades animales vigentes. Los programas se dirigen a la erradicación de enfermedades como la brucelosis bovina, ovina y caprina, la tuberculosis bovina y caprina, la adquisición de vacunas para la salmonelosis en aves ponedoras, la erradicación de la encefalopatía espongiforme bovina y el programa de vacunación frente a la lengua azul. “Tenemos ganaderos comprometidos en Castilla-La Mancha y lo justo y necesario es que haya un gobierno comprometido con ellos”, ha resaltado Nacho Hernando, portavoz del gobierno regional.

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Ortiz, ha reclamado más fondos comunitarios para los programas de sanidad animal que se desarrollan en esta Comunidad dada su posición fronteriza con África.
Ortiz ha subrayado el hecho de que Andalucía se encuentra en un lugar que supone un importante riesgo de entrada de enfermedades infecciosas procedentes del continente africano, lo que obliga a su cabaña ganadera a hacer "un mayor esfuerzo" de control del que luego se benefician "todos los socios europeos".
En su intervención en la apertura del I Simposio de Sanidad Animal organizado por Asaja-Cádiz en Jerez, la titular de Agricultura ha recordado que esta petición de recursos económicos ya se ha trasladado en varias ocasiones al Gobierno central y a las autoridades europeas porque bajo su punto de vista "a la larga es rentable para todos los contribuyentes".
Carmen Ortiz ha destacado que la sanidad animal es "una prioridad" por su papel en el buen funcionamiento de una actividad con "gran importancia económica" en el medio rural andaluz porque "crea riqueza en equilibrio con el entorno natural y genera empleo en nuestros pueblos".
Por esta razón, Ortiz ha remarcado que "desde Andalucía venimos implementando potentes programas de vigilancia y control de determinadas enfermedades, para detectarlas y actuar cuanto antes".
Como ejemplo del éxito que están cosechando estas actuaciones que desarrolla la Consejería, se ha referido al caso de la vacunación frente a la lengua azul, que "está permitiendo tener la enfermedad controlada en un entorno de alto riesgo, gracias al esfuerzo de los ganaderos y las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG)".
En total, en los dos últimos años se han aplicado más de 17 millones de dosis de vacunas frente a los serotipos 1 y 4 de esta enfermedad, destinándose desde la consejería 4,7 millones de euros a esta intervención.
Los programas de Control y Erradicación de enfermedades ganaderas se ejecutan en Andalucía fundamentalmente desde las ADSG, un modelo de actuación que, como ha comentado Carmen Ortiz, supone "una apuesta por la corresponsabilidad de los ganaderos y el apoyo público" para llevar a cabo estas actuaciones.
Actualmente, están realizando programas sanitarios en la Comunidad Autónoma 77 Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera que reúnen más de 27.000 explotaciones.
Desde el Gobierno andaluz se valora a estas entidades como "el mejor instrumento para aplicar de forma eficiente los programas sanitarios", ha comentado la consejera, quien ha añadido que desde 2012 se han concedido a las ADSG cerca de 25 millones de euros en ayudas que apoyan su labor diaria.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Huesca ha mostrado su preocupación ante la previsión de que no se paguen las ayudas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS), ayudas correspondientes a este año 2016.

Por este motivo, ha solicitado una reunión con el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, para trasladarse el sentir del colectivo profesional veterinario, según informa en un comunicado la institución colegial.

El colectivo oscense lamenta que problemas burocráticos impidan el pago de estas necesarias ayudas a la vez que "no entiende" el proceder del Gobierno aragonés, e incide en la importancia de la actual estructura de Agrupaciones de Defensa Sanitaria tanto de la provincia de Huesca como del resto de Aragón.

Además consideran "de suma importancia" el mantenimiento de esta estructura, por su contribución a la sanidad de la cabaña ganadera aragonesa y, consecuentemente, a la salud pública de la ciudadanía.

Hay que tener en cuenta que, si no se produce un desbloqueo en el proceso de concesión de estas ayudas, está en grave riesgo el sistema sanitario impuesto y creado por la administración pública hace tres décadas.

El montante de ayudas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria de Aragón fue en 2015 de 1,3 millones de euros, según la citada nota.

A lo largo de 2016 se han producido diferentes correcciones en la cantidad, reduciéndose hasta llegar a 590.000 euros (que era la cantidad que se iba a asignar a las ADS).

Sin embargo, un retraso interno en el proceso administrativo deja en vía muerta la concesión de estas ayudas, con el consiguiente quebranto económico para las 150 Agrupaciones de Defensa Sanitaria que hay en Aragón.

Estas entidades, a lo largo de sus 30 años de funcionamiento en las tres provincias aragoneses, han controlado y en muchos casos erradicado problemas sanitarios como la rabia, el quiste hidatídico, las pestes porcinas o la encefalopatía bovina, entre otras enfermedades. 

El Consejo Rector de la Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) Ovipor-Andévalo se reunió en Huelva, donde ha determinado proponer la disolución de la organización, tras veinte años de funcionamiento y haber servido de modelo al resto de ADSG de Andalucía. La decisión, tomada unánimemente, se elevará a la Asamblea el próximo sábado, 11 de junio, donde los socios votarán el futuro de la agrupación, de la que depende el mantenimiento del buen estatus sanitario ganadero de más de 35 municipios onubenses, 1.453 explotaciones de rumiantes y porcino, así como un censo total de 172.244 cabezas de ganado, según publica Agrodiario Huelva. En caso de voto afirmativo, la ADSG dejaría de funcionar desde el próximo 1 de enero de 2017.

El buen funcionamiento de sus servicios veterinarios logró la erradicación de la brucelosis ovina y caprina en sus cientos de explotaciones integradas, hace ahora más de una década. Todo ello, a pesar de la falta de profesionalización del sector en la provincia, con más de la mitad de las explotaciones de pequeños rumiantes por debajo de los 50 animales, lo que ha supuesto un obstáculo importante.

Éxitos aparte, la decisión de echar el cierre viene motivada, según se indica en un comunicado “por el retroceso que la ADSG viene experimentado en los últimos años por causas varias”. En primer lugar, señalan, “por la falta responsabilidad de la administración andaluza al no controlar debidamente las explotaciones no asociadas, las cuales incumplen sistemáticamente los programas sanitarios obligatorios dentro de las ADSG”. En segundo, “por el exceso de exigencias burocráticas que deben afrontar técnicos y ganaderos en dichas asociaciones”.

Por último, en la nota se añade que “debido no sólo a  la disminución de las ayudas sino también el incumplimiento del compromiso económico correspondiente a los ejercicios 2014 y 2015. En consecuencia, todo ello conlleva que el lema ‘Sanidad animal a coste reducido’, con el que se premiaba a los ganaderos comprometidos con la erradicación de enfermedades en sus explotaciones, deje de tener sentido”.

 

Entre las consecuencias que se derivarán del cese de su actividad, se puede adelantar que “se producirá un retroceso en el estatus sanitario de las cabañas ganaderas onubenses, así como un importante incremento en los costes de producción de la ganadería extensiva de la provincia, ya de por sí muy castigada con la reforma de la PAC y la escasa o nula ayuda a la dehesa”.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica este miércoles la convocatoria de las ayudas destinadas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) de la comunidad autónoma, con el objetivo de que sirvan para ejecutar los programas nacionales de erradicación y control de determinadas enfermedades animales, así como la labor de identificación animal.

El crédito presupuestario total de esta convocatoria es de 4.604.834,95 euros. El plazo de presentación de solicitudes es de un mes.

Resolución de 13/05/2016, de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, por la que se convocan para el año 2016 las ayudas reguladas por la Orden de 30/12/2014, de la Consejería de Agricultura, por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de ayudas para la ejecución de los programas de erradicación, control y vigilancia de determinadas enfermedades de los animales y de identificación animal por parte de las agrupaciones de defensa sanitaria ganaderas (ADSGs) en Castilla-La Mancha.

Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM)

18 de mayo de 2016

 

http://docm.castillalamancha.es/portaldocm/descargarArchivo.do?ruta=2016/05/18/pdf/2016_5375.pdf&tipo=rutaDocm

 

 

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado la resolución por la que se distribuyen 1,5 millones de euros entre un total de 181 Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) de la comunidad autónoma, como ayudas para que puedan abordar sus programas sanitarios.

Resolución de 27 de abril de 2016, de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, de concesión de ayudas para las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG) y Apícolas (ADSA), en la Comunidad Autónoma de Extremadura para el año 2016.

Diario Oficial de Extremadura (DOE)

17 de mayo de 2016

http://doe.gobex.es/pdfs/doe/2016/930o/16060697.pdf

El Consejo Asesor Regional de las Organizaciones Profesionales Agrarias (Caropa) aprobó el proyecto que establece las bases reguladoras de las subvenciones destinadas a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) de la Región de Murcia, con un presupuesto de 578.000 euros.

Estas subvenciones permiten a las ADSG llevar a cabo programas sanitarios de prevención, control, lucha y erradicación de determinadas enfermedades animales.

La finalidad de estas ayudas es la compensación de los costes derivados de las actuaciones que realizan los ganaderos para prevenir enfermedades en el ganado con acciones como la supervisión técnica veterinaria de los programas sanitarios y su gestión administrativa, toma de muestras realizadas por el veterinario y adquisición de material y de pruebas diagnósticas propias de los programas sanitarios.

 

Los beneficiarios de estas ayudas son las ADSG oficialmente reconocidas e inscritas en el Registro nacional. Las subvenciones se conceden para la vigilancia de una serie de enfermedades. En el caso de ovino y caprino, se trata de brucelosis, tuberculosis y lengua azul.

Las directoras generales de Fondos Agrarios, Carmen García Frago, y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura de la Región de Murcia, Carmen Teodora Morales, mantuvieron un encuentro con representantes del sector ganadero para tratar asuntos relacionados con la tramitación de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), en la campaña 2015, y las subvenciones a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) de rumiantes.

García Frago reconoció que “la aplicación de la nueva PAC está provocando un retraso no deseado de las ayudas. Para subsanar estas dificultades se están reforzando los sistemas en todos los niveles de la tramitación”.

Las especies ganaderas sobre las que mayor repercusión tienen los pagos de la PAC son ovino, caprino y vacuno. Para la campaña 2015, el total de pagos asociados asciende a 11,3 millones de euros, a recibir por un total de 1.450 ganaderos.

Durante la reunión se explicó que las ayudas asociadas al vacuno de leche ya han sido abonadas a los ganaderos. “Esta misma semana comenzarán los pagos al de ovino y caprino que aún no habían recibido la cantidad asignada”, anunció la directora general de Fondos Agrarios.

 

Asimismo, Carmen Teodora Morales informó de las ayudas que recibirán en este año las Agrupaciones de Defensa Sanitaria, por un importe global de 578.000 euros, para el mantenimiento de programas sanitarios en la ganadería.

La Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) de ovino, caprino y vacuno de leche ‘San Isidoro’, ubicada en la provincia de Ciudad Real, ha perdido su condición de forma voluntaria al pasarse todos los ganaderos a la ADSG ‘El Fontanal’, según recoge el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).

 

Resolución de 05/04/2016, de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, por la que se publica la Resolución de 04/04/2016 por la que se acuerda la pérdida de la condición de agrupación de defensa sanitaria ganadera (ADSG), a la ADSG San Isidoro, de la provincia de Ciudad Real.

 

Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM)

15 de abril de 2016

 

http://docm.castillalamancha.es/portaldocm/descargarArchivo.do?ruta=2016/04/15/pdf/2016_3915.pdf&tipo=rutaDocm

Página 1 de 8

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder