msd 1000x120 mayo17

Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Alimentación

Brasil aseguró hoy que sus controles sanitarios y ambientales son "rigurosos" y que la investigación abierta a una veintena de plantas cárnicas se centra en asuntos "burocráticos", que no ponen en duda la calidad de sus productos.
"Lo que se investiga no es la calidad de los productos ni su condición sanitaria, sino la conducta de unos agentes públicos ligados a la fiscalización, a asuntos burocráticos", garantizó el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, en una teleconferencia con corresponsales extranjeros.
Reiteró además que, de las 4.837 plantas cárnicas que existen en el país, son investigadas solamente 21 y "ninguna por la calidad de sus productos, sino por cuestiones burocráticas de pocos fiscales que ya han sido separados de sus cargos".
Según Maggi, las dudas sobre la calidad surgieron por la forma en que la Policía Federal, responsable de las investigaciones, presentó el caso el pasado viernes, cuando informó sobre el desmantelamiento de una mafia de adulteración de carnes.
Además de ventilar diversas irregularidades en el procesamiento de las carnes, la Policía Federal dijo que una treintena de agentes fiscalizadores eran sobornados por empresas a fin de permitir que carnes no adecuadas para el consumo llegaran a las mercados.
"La forma en que se planteó insinuó que se investigaba la calidad del producto y no es verdad. Se investigan procesos burocráticos", afirmó Maggi.
"Se dijo que se usaban carnes no permitidas en embutidos y no es verdad. Se confundió el posible uso de embalajes de cartón con la posibilidad de que el cartón fuera mezclado con carne y tampoco es verdad, así como es mentira que se usaran sustancias cancerígenas", insistió.
Esa misma afirmación fue hecha por la Policía Federal tres días después de desatado el escándalo, mediante una nota oficial.
"Los hechos se relacionan directamente con el desvío de conducta profesional practicados por algunos funcionarios y no representa un mal funcionamiento generalizado del sistema de integridad sanitaria brasileño", sostuvo el organismo policial.
Maggi reiteró que la mayor preocupación del Gobierno es probar a los importadores de carnes brasileñas que no existen problemas de calidad, aunque volvió a admitir que el asunto acarrearle al país parte de su credibilidad y una importante pérdida de mercados.
Según sus cálculos, el escándalo puede costarle a Brasil, uno de los mayores exportadores de carnes del mundo, un 10 % de su mercado externo y pérdidas en torno a los 1.500 millones de dólares anuales.
Aún así, explicó que mantendrá contactos con todos los países que adquieren carnes brasileñas, a fin de intentar minimizar el impacto el impacto y demostrar la "excelencia" de los productos.
En ese sentido, celebró que la mayoría de los clientes de Brasil en los mercados globales ha aceptado el "autoembargo" que el propio Ministerio de Agricultura impuso a las firmas investigadas, a las que les ha cancelado temporalmente la licencia de exportación.
Según dijo el ministro, actualmente hay unos 5.000 contenedores, cuyo peso no precisó, embarcados en alta mar y con destino a muchos de los países importadores, entre los que figuran algunos de los que han suspendido por completo sus operaciones con Brasil.
"Los estamos rastreando y, según el caso, regresarán al país, aunque la mayoría es de plantas que no son investigadas, por lo que esperamos que sean recibidos", indicó.
El ministro citó como otra prueba de los estrictos controles que se aplican en Brasil las sanciones anunciadas hoy por el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) a 15 frigoríficos y una veintena de haciendas por comercializar ganado criado en áreas de protección ambiental o desforestadas ilegalmente.
Entre las firmas multadas está JBS, que figura entre las mayores exportadoras de carnes de Brasil y también entre las 21 investigadas por la supuesta adulteración de sus productos.
"Esa acción demuestra claramente que nuestras políticas de control a la deforestación funcionan y sirve para resaltar que el sistema de fiscalización es efectivo" y detecta las irregularidades que puedan ocurrir, indicó el ministro.

 

Eduardo Davis

En el marco del XXII Seminario sobre Armonización del Registro y Control de Medicamentos Veterinarios, efectuado en Quintana Roo, el funcionario del organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), informó que el titular de la dependencia, José Calzada Rovirosa, giró instrucciones para que se garantice a los consumidores nacionales y a los socios comerciales productos sanos e inocuos del ramo pecuario.

Delgadillo Álvarez, aseveró que “esa es la seguridad que México ofrece al mundo productos pecuarios sanos, pues es país libre de EEB, mejor conocida como mal de las vacas locas, así como de Fiebre Aftosa, Fiebre Porcina Clásica, Perineumónica Contagiosa Bovina, Peste Equina y Peste de los Pequeños Rumiantes”.

En el seminario participaron alrededor de 150 representantes de la OIE, así como de los servicios de salud animal y de la industria médica veterinaria de 29 países de América.

 

 

En un hecho sin precedentes, los líderes mundiales centraron su atención en cómo detener la propagación de las infecciones resistentes a los medicamentos antimicrobianos.

La resistencia a los antimicrobianos (AMR, por sus siglas en inglés) se produce cuando las bacterias, virus, parásitos y hongos desarrollan resistencia frente a los medicamentos que anteriormente eran capaces de curarlos. La reunión de alto nivel fue convocada por el Presidente del 71º período de sesiones de la Asamblea General, S.E. Peter Thomson.

"La resistencia a los antimicrobianos amenaza la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y requiere una respuesta global", afirmó el Sr. Thomson. "Los Estados miembros han acordado hoy una sólida declaración política que proporciona una buena base para la comunidad internacional para avanzar. Ningún país, sector u organización puede abordar este problema por sí solo", añadió.

Por vez primera, los Jefes de Estado se comprometieron a adoptar una estrategia de amplio alcance y coordinada para abordar las causas fundamentales de la AMR en múltiples sectores, en especial en la salud humana, la salud animal y la agricultura. Se trata tan solo de la cuarta ocasión en que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha abordado una cuestión relacionada con la salud: en ocasiones anteriores lo fueron el VIH, las enfermedades no transmisibles y el Ébola.

Los países reafirmaron su compromiso de desarrollar planes nacionales de acción frente a la AMR, basándose en el Plan de acción mundial sobre la resistencia a los antimicrobianos: el proyecto desarrollado en 2015 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Estos planes resultan necesarios para comprender toda la magnitud del problema y acabar con el mal uso de medicamentos antimicrobianos en la salud humana, sanidad animal y agricultura. Los líderes reconocieron la necesidad de contar con sistemas más robustos para controlar las infecciones resistentes a los medicamentos y el volumen de antimicrobianos utilizados en seres humanos, animales y cultivos, así como en intensificar la cooperación internacional y disponer de mayor financiación.

Por ello se comprometieron a endurecer la regulación de los antimicrobianos, a mejorar el conocimiento y la concienciación, promover las mejores prácticas, además de fomentar enfoques innovadores utilizando alternativas a los antimicrobianos y nuevas tecnologías para el diagnóstico y las vacunas.

“La resistencia a los antimicrobianos supone una amenaza fundamental para la salud humana, el desarrollo y la seguridad. Los compromisos asumidos hoy deben traducirse ahora en medidas inmediatas y eficaces para salvar vidas en los sectores de la salud humana, animal y ambiental. Se acaba el tiempo”, señaló Margaret Chan, Directora General de la OMS.

Las infecciones comunes y potencialmente mortales como la neumonía, la gonorrea y las infecciones postoperatorias, así como el VIH, la tuberculosis y la malaria, son cada vez más difíciles de tratar debido a la AMR. Si no se controla, se prevé que la AMR tenga consecuencias muy significativas a nivel social, económico y de seguridad sanitaria, que perjudicarán gravemente el desarrollo de los países.

El elevado nivel de AMR registrado hoy en día en el mundo es consecuencia del abuso y mal uso de los antibióticos y otros antimicrobianos en seres humanos, animales (incluyendo los peces cultivados), y cultivos, así como de la propagación de los residuos de estos medicamentos en el suelo, los cultivos y el agua. En el contexto más amplio de la AMR, la resistencia a los antibióticos se considera como la amenaza global más importante y urgente, que necesita de la atención internacional y nacional.

“La AMR no sólo es un problema en nuestros hospitales, sino también en nuestras explotaciones agrícolas y nuestros alimentos. La agricultura debe asumir su cuota de responsabilidad, utilizando los antimicrobianos de manera más responsable y reduciendo la necesidad de usarlos, y manteniendo una buena higiene en las granjas”, afirmó José Graziano da Silva, Director General de la FAO.

“Unos antibióticos eficaces y accesibles son tan vitales para la protección de la salud y el bienestar animal como para la salud humana. Instamos a las autoridades nacionales a apoyar firmemente a todos los sectores involucrados, mediante la promoción del uso responsable y prudente, las buenas prácticas y la aplicación de las normas y directrices establecidas”, aseguró Monique Eloit, Directora General de la OIE.

Los líderes presentes en la reunión de las Naciones Unidas hicieron un llamamiento a la OMS, la FAO y la OIE, en colaboración con bancos de desarrollo como el Banco Mundial y otras partes interesadas, para que coordinen su planificación y acciones e informen a la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2018.

Los países reclamaron una mejor utilización de las herramientas asequibles ya existentes para la prevención de infecciones en seres humanos y animales. Entre ellas la inmunización, el agua potable y el saneamiento, y una buena higiene en los hospitales y la cría de animales. También resulta fundamental la puesta en marcha de sistemas para garantizar un uso más adecuado de los antibióticos nuevos y de los ya existentes.

Además, pusieron de relieve las deficiencias del mercado, y solicitaron nuevos incentivos para la inversión en investigación y desarrollo de medicamentos nuevos, eficaces y asequibles, pruebas de diagnóstico rápido, y otras terapias importantes para sustituir a aquéllas que están perdiendo fuerza.

 

Destacaron igualmente que el precio asequible y el acceso a antibióticos, vacunas y otras herramientas médicas nuevas y ya existentes debería ser una prioridad mundial que tuviera en cuenta las necesidades de todos los países.

EFE El último truco en Marruecos para engordar con rapidez a los carneros ante la inminencia de la Fiesta del Sacrificio (23 de septiembre) consiste en administrar un producto con cortisona que les hace acumular grasas y aumentar así su peso.

Según el diario Al Massae, el producto en cuestión se llama Dardak, y es usado desde hace años por mujeres muy delgadas que desean ganar peso y curvas, aunque los médicos lo desaconsejan por los efectos secundarios de la cortisona.

En todo caso, varios ganaderos, indignados por los precios del pienso y del forraje, han probado a administrar Dardak a sus carneros con resultados espectaculares, pues los animales ganan peso a ojos vista.

Ayuda a este fenómeno la aparente falta de control por parte de las autoridades sanitarias, mientras que el diario se pregunta por los posibles riesgos para la salud que puede significar consumir un carnero lleno de corticoides.

En la Fiesta del Sacrificio, cada familia musulmana en todo el mundo mata y come a un carnero, por lo que durante las semanas previas los precios del animal suben por las nubes, y más en los casos de las familias urbanas que no tienen dónde guardar al animal y deben comprarlo con un solo día de antelación.

 

La Fundación CESFAC reunió en Madrid a los socios del proyecto europeo de investigación ‘Algadisk’. El objetivo de este proyecto, apoyado por la Comisión Europea, es el desarrollo de un innovador fotobiorreactor para la producción de biomasa de microalgas, de manera eficiente y medioambiental y económicamente sostenible.

Entre los socios de ‘Algadisk’ se encuentran las Universidades de Cranfield (Reino Unido) y Wageningen (Países Bajos) así como diferentes pymes y asociaciones de empresas líderes establecidas en España, Hungría, Eslovenia y Turquía, todos ellos bajo la coordinación de CESFAC.

El papel de las algas en la salud humana y la nutrición humana y animal está aumentando continuamente con nuevas investigaciones en las áreas de beneficios para la salud, como la capacidad para tratar y prevenir muchos tipos de enfermedades graves, infecciones, especialmente virales, enfermedades del corazón y cáncer. 

En medicina veterinaria es común el uso de sedantes o tranquilizantes para el manejo de los animales en algunos procedimientos clínicos como intubaciones, radiografías, cirugías y ecografías, entre otros. Sin embargo, este tipo de manejo –sedación mediante un fármaco- conlleva una serie de riesgos, principalmente las de depresiones del Sistema Nervioso Central, respiratoria, o de cardiovascular, que pueden llevar a la muerte del animal.

Es por ello que un equipo de científicos de las facultades de Ciencias Biológicas y de Ciencias Naturales y Oceanográficas de la Universidad de Concepción (UdeC), encabezado por Luis Aguayo, desarrolló una formulación farmacéutica que disminuye estos riesgos de depresión al combinar el químico Acepromizina -principal fármaco utilizado en la sedación, pero que sin embargo tiene efectos colaterales- con un fitofármaco que disminuye la toxicidad del químico, según informa la agencia de noticias Dicyt.

“La invención nuestra es que generamos una combinación de una sustancia que es altamente efectiva pero tóxica (acepromicina), con un componente que aislamos de un producto natural, cuya culminación reduce significativamente la toxicidad de los compuestos actualmente en uso”, explicó Aguayo.

A juicio de Aguayo, la innovación de este trabajo está en el descubrimiento de un neuroesteroide, una sustancia química derivada de los esteroides, que es capaz de interactuar con receptores a nivel molecular. “El cerebro tanto de los humanos como de los animales, tiene neuronas que cuentan con proteínas en la membrana; hay una proteína que se conoce como receptora de ‘GABA del tipo A’, estos receptores son afectados por el neuroesteroide, de manera que ahora este receptor aumenta su acción que, en el caso del GABA-A es la inhibición del cerebro”, explicó al investigador.

El uso de alimentos prebióticos y probióticos se puso de moda como una opción más saludable para el consumo humano, una tendencia que llegó a la fuerza a la alimentación animal hace ahora diez años cuando sustituyeron a los antibióticos incorporados en los piensos, que fueron prohibidos.

La directiva EC 1831/2003 daba por finiquitado el uso de los llamados Antibióticos Promotores de Crecimiento (APC) en los piensos animales, según recuerda el director del programa de Nutrición y Bienestar Animal del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de Cataluña, Joaquim Brufau.

Brufau detalla que, a principios de 2000, se confirmó que estos antibióticos -favorables en pequeñas dosis para mejorar el rendimiento de la producción ganadera- compartían genes de resistencia similares a determinados medicamentos humanos, generalmente antibióticos. “Eso para los médicos suponía un riesgo importante” de que los medicamentos perdieran su eficacia, remarca.

La Unión Europea decidió legislar al respecto y, en 2003, aprobó la normativa para prohibir los APC en los piensos, dando un plazo de tres años de adaptación. Es entonces cuando se abrió la vía a otros componentes en la alimentación animal que sirviesen como sustitutos de los antibióticos promotores del crecimiento. A juicio de Brufau, los prebióticos y probióticos “pueden ser los sustitutos, siempre y cuando no contengan, ni aporten genes de resistencia”.

Actualmente se sigue profundizando sobre las mejoras que pueden aportar estos componentes en el funcionamiento del intestino o sobre la salud del animal, además de analizar los posibles efectos beneficiosos para la productividad y el bienestar animal.

Por su parte, la directora técnica de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Cesfac), Ana Hurtado, señala que el sector ha “asumido y superado” estos cambios. “Las fábricas se han adaptado a la imposibilidad de utilizar estos aditivos antibióticos y se han sustituido por otros productos con características similares”, afirma Hurtado.

La toxemia de gestación es una enfermedad metabólica, que pese a haber disminuido considerablemente en las explotaciones de ovino como consecuencia de un manejo y alimentación adecuada en la etapa de preparto, sigue siendo un problema a prevenir en un número considerable de explotaciones, según informa la cooperativa Agropal en su página web.

Se trata de un trastorno metabólico caracterizado por hipoglucemia, nivel anormalmente reducido de azúcar en la sangre e hipercetonemia, nivel anormalmente aumentado de cuerpos cetónicos en la sangre, como consecuencia de un balance energético negativo. Aparece en las últimas seis semanas de gestación cuando las necesidades nutritivas son elevadas y la capacidad de ingesta de alimentos se ve reducida principalmente por el incremento de volumen del útero.

 

Bioquímica del trastorno metabólico

Ante la hipoglucemia, el animal trata de mantener niveles adecuados de glucosa en sangre para satisfacer las necesidades de sus tejidos vitales, neuronas y de los fetos.

Se inicia la gluconeogénesis hepática, formación de glucosa en hígado a partir de propionato.

Cuando el propionato se acaba el animal produce glucosa a partir de sustancias de reserva, de la grasa principalmente. Se produce lipolisis.

Dos posibilidades:

1. Formación de glucosa, para lo que necesitamos oxalato.

2. Formación de cuerpos cetónicos, cuando no hay oxalato, hipercetonemia.

 

Causas

1. Escasez o ausencia de alimento al final de la gestación.

2. Escasez de precursores de glucosa en la dieta, como pueden ser los almidones de los cereales.

3. Estrés, porque aumenta las necesidades o disminuyen la capacidad de ingesta de alimentos, es decir, porque agrava el balance energético negativo.

4. Animales muy delgados o muy gordos en la última fase de la gestación o con gestaciones múltiples.

Existe un progresivo y rápido desarrollo de los signos clínicos, siendo exitoso únicamente el tratamiento si detectamos precozmente la enfermedad. Tenemos que estar muy atentos a los primeros signos de torpeza del animal, es buen indicativo el movimiento de paja de la cama cuando obligamos a estos animales a levantarse.

 

Tratamiento

El mejor tratamiento de la toxemia de gestación es la prevención de la enfermedad, para lo cual se debe hacer un adecuado manejo de la alimentación.

Durante el preparto se deben suministrar alimentos energéticos, con alto contenido en almidones y de fácil digestión, como son los cereales. Las ovejas son rumiantes y por tanto debemos suministrar forrajes en su ración diaria, siendo la relación Forraje/Concentrado en esta fase de 50/50, estos forrajes deben ser de buena calidad.

Las necesidades de proteína en el preparto son menos elevadas que en otras fases productivas, aportando un mínimo del 12% de Proteína Bruta en la ración. Una parte importante de la proteína debe pasar sin modificaciones en el rumen ya que debemos evitar trabajo extra al hígado, por lo cual la debemos aportar con soja, colza o materias primas similares y no a base de urea.

Es fundamental que los animales lleguen al preparto, con una condición corporal adecuada, pues en este momento poco se puede hacer para corregirla, hay que evitar animales excesivamente gordos o muy delgados, alimentando a los animales de forma correcta en cada una de sus fases productivas.

Arturo F. Castellanos Ruelas

 

Profesor de la Universidad Autónoma de Yucatán. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En un momento en que el sector ovino busca nuevos caminos para consolidar su futuro y salir de la crisis que lo ha tenido atrapado en los últimos años con fuerzas renovadas, la producción ecológica se plantea como una alternativa para algunos ganaderos que quieran trabajar en un mercado tan singular y especializado, que ofrece buenas perspectivas para que algunos puedan obtener un valor añadido de su trabajo. La Junta de Andalucía ha publicado hace algunos meses un estudio que ayuda a los ganaderos de esa comunidad y a los de cualquier otra zona a entender mejor las claves de ese sistema de producción.

La introducción de este trabajo dice:

“El sector ovino es clave en la producción ganadera andaluza por el número de animales y también porque pone en valor importantes zonas y recursos naturales. A diferencia de otras especies sometidas a un régimen de explotación intensiva, el ovino obtiene los principales recursos para su alimentación a través del pastoreo, adoptando los ganaderos distintas formas de aprovechamiento según las características de cada zona.

La cabaña ovina en Andalucía es muy numerosa con más de tres millones de cabezas, siendo la cuarta por su tamaño a nivel nacional. En Andalucía el censo ovino representa el 64% del censo de rumiantes, de ahí su importancia dentro de nuestra Comunidad Autónoma.

En la producción ganadera ecológica andaluza, el ovino también es la especie más numerosa, alcanzando a finales de 2005 la cifra de 83.562 animales (MAPA, 2005). Esta cifra representa el 2,7% de la cabaña ovina andaluza total y su tendencia es la de continuar creciendo. La principal orientación productiva de la ganadería ovina en Andalucía es la producción de carne, esta misma situación se refleja en la producción ovina ecológica.

Las características intrínsecas del ganado ovino, la existencia de un importante número de razas autóctonas adaptadas a diferentes medios naturales y el uso de diferentes recursos locales así como la sinergia que esta especie presenta con los diferentes agroecosistemas, hacen del ganado ovino un componente esencial para el desarrollo de la producción ecológica y el manejo sostenible de los agroecosistemas en Andalucía.

Por tales motivos,en este libro se exponen las bases en que se sustenta la producción ovina ecológica, así como las tecnologías y las estrategias productivas y económicas que desarrollan los ganaderos ecológicos en esta especie. Se pretende que tanto productores como técnicos encuentren en él las bases para el inicio y el desarrollo de la producción ovina ecológica.

Para consultar el conjunto del trabajo pinche en el siguiente enlace

http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/portal/export/sites/default/comun/galerias/galeriaDescargas/cap/produccion-ecologica/folletoovino.pdf

 

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder