foro18 oviesp 1000x170 1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Bioseguridad

En la actualidad, la estrategia más empleada para luchar contra la paratuberculosis es la de mantener unas condiciones higiénico-sanitarias apropiadas junto con la eliminación de casos positivos. “Estas medidas suponen una gran inversión de tiempo y dinero y han mostrado no ser demasiado efectivas debido en gran parte a la falta de sensibilidad de las técnicas de diagnóstico”, según señala Neiker en su blog corporativo. Por ello, resulta necesario explorar otras alternativas.

En este sentido, la vacunación ha mostrado ser una herramienta de control muy eficaz en cuanto a la reducción de casos clínicos y excreción de ‘Mycobacterium avium subsp. paratuberculosis’ a través de las heces, además de ser ventajosa desde el punto de vista del coste beneficio.

Por otro lado, la selección genética asociada a marcadores de resistencia a la PTB también se muestra como una herramienta prometedora y es por ello por lo que el Departamento Sanidad Animal de Neiker apuesta por llevar a cabo investigaciones que tratan ambos aspectos.

 Fuente: Neiker

AUTOR: JOSE MARIA BELLO DRONDA (Small Ruminant Product Manager. NANTA)

 La 1ª parte de este trabajo se puede consultar en el siguiente vínculo 

https://www.oviespana.com/informacion-de-ovino/monografias-de-ovino/buenas-practicas-en-manejo-de-cebaderos-de-corderos-i 

 

► El control de la patología en cebaderos de corderos en escenarios de desmedicalización requiere la evaluación (auditorías) de aspectos relacionados con las instalaciones, el manejo, el bienestar , la bioseguridad , la nutrición, la monitorización de patógenos, la mejora de los diagnósticos, la aplicación racional de tratamientos y la utilización, en su caso, de vacunas

OVINO 20 NANTA-Bienestar F2 Cebadero web

► La monitorización de los patógenos de un cebadero, de forma rutinaria y normalizada nos ayudará a realizar tratamientos más eficaces y justificados y el empleo de técnicas diagnósticas cuantitativas como la CMI nos ayudará no solo a mejorar los tratamientos sino a disminuir la probabilidad de generar resistencias antimicrobianas

De cara a los nuevos escenarios que aconsejan el uso prudente y responsable de los antimicrobianos  queremos enfocar esta segunda parte hacia 4 apartados fundamentales:

● Papel de la nutrición.

● Monitorización de patógenos en un cebadero.

● Diagnósticos certeros y utilización racional y justificada de los antimicrobianos.

● Profilaxis vacunal.

Los problemas sanitarios en este tipo de explotaciones producen pérdidas económicas en concepto fundamentalmente de mortalidad, morbilidad y decomisos que no son difíciles de cuantificar. Más de un 60% de estas pérdidas se deben al Complejo respiratorio Ovino (CRO),  (Luzón 1999) de etiología multifactorial en la que Mannheimia haemolítica y Pasteurella multocida juegan un papel preponderante junto a otros gérmenes (Gonzalez 2015, Lacasta et al. 2008, Martin y Cid 2013). La multiprocedencia de animales, las instalaciones, el bienestar y la bioseguridad son factores predisponentes que favorecen el asentamiento y desarrollo del CRO y cuya mejora supone las correspondientes inversiones por lo que es necesario hacer auditorías especializadas y normalizadas para detectar los puntos más críticos (ver artículo precedente).  Los cuatro aspectos que vamos a desarrollar en este artículo completarían el conjunto de medidas que se pueden tomar para poder ejercer esta actividad ganadera en los escenarios futuros de desmedicalización (ESQUEMA 1).OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 001OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 002

 1.- PAPEL DE LA NUTRICIÓN

El impacto de la alimentación en la sanidad de los corderos en cebo es evidente. Por ejemplo la preservación de la salud ruminal está bastante ligada al padecimiento de problemas respiratorios (Nagaraja y Lechtemberg 2007, Enemark 2009), máxime ante la especial predisposición de las especies rumiantes a la patología respiratoria (Fraile 2013). La salud ruminal, que es evaluable en condiciones de campo (Bello 2017) debería condicionar la formulación del alimento, que estaría orientado a la preservación de la salud de la pared ruminal. Aparte del empleo potencial de amortiguadores de panza, estaríamos hablando de tener en cuenta la degradabilidad ruminal del almidón y controles exhaustivos de calidad para evitar diferencias entre los diferentes servicios de pienso.

Por otra parte, la coccidiosis es otro factor cuya presencia agrava el padecimiento del CRO (Gonzalez et al. 2016). Por ejemplo el decoquinato es un tratamiento de elección para el control de esta infestación (Berriatua et al. 1994, Taylor y Bartram, 2102). Su utilización puede suponer una disminución significativa de la morbilidad en determinadas épocas del año (Bello 2017). No obstante, existen aditivos en el mercado a los que se le atribuye un cierto efecto anticoccidiósico, como son algunos aceites esenciales (AE). Aunque con resultados inconsistentes en algunas ocasiones, estos productos sí que pueden tener efectos de  una mejora dela eficacia del cebo por una menor excreción de metano y menores niveles de desaminación ruminal (Calsamiglia et al. 2006). En  nuestra opinión, la utilización de estos productos es positiva pero deberían ser testados en condiciones adecuadas, con datos de cebadero y matadero.

 

2.- MONITORIZACIÓN DE PATÓGENOS EN UN CEBADERO

En un escenario en el que los tratamientos con antimicrobianos han de ser debidamente justificados con analíticas que así lo aconsejen, la especial idiosincrasia de estas explotaciones (con altos niveles de mezcla de microbismos por la multiprocedencia) podrá aconsejar en ocasiones la metafilaxia, es decir,  el  tratamiento de todos los  animales de la explotación (sanos y enfermos) ante la aparición de un brote de patología.

La monitorización de los patógenos de una explotación es un arma imprescindible para poder orientar los tratamientos antes de la llegada de la analítica correspondiente (ya que nos basamos en las analíticas precedentes), nos ayudarán a disminuir la probabilidad de generar resistencias, a mejorar la eficiencia de los mismos y a justificarlos en ausencia de analíticas.

En un estudio realizado por NANTA entre 2015 y 2017 de más de 100 casos (TABLA 1), en 26 cebaderos, se ha analizado la sensibilidad de los microorganismos aislados frente a los antimicrobianos al uso.

En el  23.5 % de las muestras no se consiguió aislar ningún patógeno. Esto fue más frecuente en los meses calurosos, seguramente porque el cadáver objeto de la necropsia no estaba en las debidas condiciones para tomar muestras, o por el deterioro de las mismas en el transporte. Por ello pensamos que la técnica de los lavados traqueobronquiales a partir de animales enfermos  es una buena alternativa  ya que el 100% de los realizados han conseguido el aislamiento de al menos un patógeno. (FOTO 1).

OVINO 20 NANTA-Bienestar F1 Lavado traqueobronquialOVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 003OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 004OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 005

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 006

 

 

 

Centrándonos únicamente en la casuística respiratoria, en el GRAFICO 1 se observan los porcentajes de casos en los que se aísla P.multocida, M.haemolitica o ambos (infecciones mixtas). Por ejemplo en medicaciones en pienso con una sola premezcla (SulfadiazinaTrimetoprim y Tetraciclinas) el 50% de los casos ambas cepas eran resistentes a uno de estos antimicrobianos, y en el 23.5% ambos patógenos eran resistentes a los dos antibióticos.

En los GRAFICOS 2 Y 3 se observa la sensibilidad de algunos de los antimicrobianos más utilizados en ovino de cebo frente a M. haemoliticaP. multocida (respectivamente) a partir de los antibiogramas realizados en el estudio. Se observan diferencias en la sensibilidad a los antimicrobianos más utilizados en pienso y agua.

Según nuestro estudio dada la prevalencia de los mismos agentes en un cebadero a lo largo del tiempo (las mismas cepas suelen ser bastante estables) establecemos la periodicidad de tomas de muestras en 3 meses, aunque, podría ser más frecuente dependiendo de la problemática particular de cada cebadero en cuestión.

De este modo, monitorizando los cebaderos, podemos obtener una información sobre la sensibilidad de los antimicrobianos más utilizados (o registrados en la especie) a sus propios patógenos, orientando mejor los tratamientos y pudiéndolos justificar en su caso.

 

3.- DIAGNÓSTICOS CERTEROS Y UTILIZACIÓN RACIONAL Y JUSTIFICADA DELOS ANTIMICROBIANOS

El diagnóstico más utilizado en la patología de animales en producción es el aislamiento y la identificación del germen y el correspondiente antibiograma que, de una forma cualitativa, nos da idea de la sensibilidad o resistencia de los diferentes antimicrobianos a dicho agente. El criterio de que si una cepa determinada aislada en un laboratorio es “sensible”, “resistente” o “intermedio” está basado en los diámetros de los halos de inhibición de los discos, asociados a un “punto de corte”. Este valor es la concentración mínima inhibitoria (CMI o parámetro cuantitativo) o el diámetro del halo de inhibición (parámetro cualitativo) a partir del cual podemos asegurar que el tratamiento va a ser eficaz teniendo en cuenta la dosis registrada de ese fármaco para una determinada especie. Es decir si en dos casos clínicos diferentes se obtienen unos valores de CMI de 0,5 y 1 microgr/mL del antibiótico A frente al microorganismo B y conocemos que el punto de corte es 0,8 microgr/mL podemos afirmar que el tratamiento funcionará en la primera granja pero en la segunda no (Fraile 2013).

En ovino de cebo no hay estudios publicados sobre dichos “puntos de corte” y los que utilizan los laboratorios son valores extrapolados de otras especies y establecidos por el CLSI o el  EUCAST (organismo europeo referencia de sensibilidad a los antimicrobianos).OVINO 20 NANTA-Bienestar F3 cebadero web

En nuestro estudio hemos adoptado dos novedades para mejorar y afinar los diagnósticos, asegurando unos tratamientos eficaces y que además puedan disminuir la probabilidad de producir resistencias. Nos hemos centrado en los dos patógenos más importantes protagonistas del CRO  (M.haemolitica, P. multocida) y en los productos más utilizados en tratamientos vía pienso (Sulfadiazina y Trimetoprim y Tetraciclinas). Las dos novedades son:

* Cuantificación de la sensibilidad mediante el cálculo rutinario de la CMI (Concentración Mínima Inhibitoria). Para ello hemos seleccionado cepas aisladas en nuestro trabajo y hemos calculado las CMIs  de ambos patógenos y de ambos productos mediante las técnicas de MICRODILUCIÓN  Y E –TEST, comparando además dichos valores con los diámetros de los halos de inhibición que producen en los antibiogramas convencionales. De este modo sabemos cuál es la concentración mínima de antimicrobiano ante la cual, el patógeno queda inhibido.

* Hemos realizado un análisis  farmacocinéticopara determinar la concentración de estos dos antimicrobianos en estado estacionario a las dosis habituales. Estos estudios han permitido establecer los “puntos de corte” de los antimicrobianos aludidos en ambos patógenos.

Esta forma de trabajo en el diagnóstico del CRO es completamente novedosa e inédita en cebo de corderos, aunque se utiliza en otras especies como el porcino (Fraile 2013).

Cabría preguntarse qué diferencias se obtienen en la práctica a la hora del diagnóstico entre el antibiograma convencional y la técnica por CMI. En el GRAFICO 4 se detallan las diferencias en el caso de Mannheimia y Pasteurella con la SxT. Como puede observarse en el caso de Pasteurella, habría más porcentaje de efectividad en CMI que en EUCAST al contrario delos que sucede en Mannheimia. En nuestro proyecto se incluyen también los mismos estudios pata la TETRACICLINA, la ENROFLOXACINA y la DOXICICLINA que son los antimicrobianos más utilizados por vía oral en cebaderos.

OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 007

 

 

 

4.- PROFILAXIS VACUNAL

Generalmente la sensibilidad de Pasteurella a los antimicrobianos más utilizados por vía oral es mayor que la de Mannheimia. Por otra parte ya hemos comentado que más de un 20% de las infecciones mixtas (que a su vez suponen más de un 40% de los casos de nuestro estudio) son resistentes a las dos premezclas más utilizadas en cebo de corderos vía pienso.  Se deduce que, en estas condiciones, la vacunación frente a Mannheimia puede suponer una estrategia imprescindible para el control del CRO en escenarios futuros (y presentes) de desmedicalización.OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 008OVINO 20 NANTA-Bienestar GRÁFICOS 009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En las FIGURAS 1 y 2 se detallan las condiciones y los resultados de un ensayo realizado en Zaragoza (Franco y Navarro S.L.) en un cebadero regulador, comparando los resultados técnicos y de decomisos de corderos vacunados con el producto OVIPAST (MSD-ANIMAL HEALTH) frente a los resultados globales del cebadero a lo largo de 7 años. Si bien estos resultados obtenidos en condiciones de campo no son extrapolables a la generalidad de los cebaderos, sí que es cierto que sugieren una mejoría del estatus sanitario digno de tener en cuenta en situaciones en las que se aconseja un uso más racional y responsable de antimicrobianos.

 

5.- CONCLUSIONES

■ El control de la patología en cebaderos de corderos en escenarios de desmedicalización requiere la evaluación (auditorías) de aspectos relacionados con las instalaciones, el manejo, el bienestar , la bioseguridad (abordados en un artículo anterior), la nutrición, la monitorización de patógenos, la mejora de los diagnósticos, la aplicación racional de tratamientos y la utilización, en su caso, de vacunas.

■ La preservación de la salud ruminal y el control de la coccidiosis son aspectos clave que se pueden abordar a través de la alimentación.

■ El empleo de aditivos para el control de la coccidiosis y la mejora de la eficiencia nutricional son alternativas a tener en cuenta.

■ La monitorización de los patógenos de un cebadero, de forma rutinaria y normalizada nos ayudará a realizar tratamientos más eficaces y justificados.

■ El empleo de técnicas diagnósticas cuantitativas como la CMI nos ayudará no solo a mejorar los tratamientos sino a disminuir la probabilidad de generar resistencias antimicrobianas (aspecto importante al estar inmersos en un Plan Nacional  de Resistencias).

 

6.- BIBLIOGRAFÍA

- Bello J.M. (2017). Monitorización de parámetros de alimentación, producción y calidad de canal y de carne en cebaderos comerciales de corderos. Tesis doctoral. Universidad de Zaragoza. Zaragoza (España).

- Berriatua, E., Green, L. E. ; Morgan, K. L. (1994). A descriptive epidemiological study of coccidiosis in early lambing housed flocks. Veterinary Parasitology, 54(4).

- Calsamiglia S. ; Busquet M. ; Cardozo P.W. ; Castillejos L. ; Ferret A.(2006).Invited Review: Essential Oils as Modifiers of Rumen Microbial Fermentation..J. Dairy Sci. 90:2580–2595 doi:10.3168/jds.2006-644.

- Enemark J.M.D (2009)..The monitoring, prevention and treatment of sub-acute ruminal acidosis (SARA): A review..The Veterinary Journal 176 (2009) 32–43.

- Fraile L. (2013). Antimicobial therapy in swine. A practical approach.Ed. Servet. Grupo Asis Biomedia S.L.Pages 25-43.

- González J.M. (2015a).  Factores que condicionan la supervivencia de los corderos tipo ternasco. Estudio del Complejo Respiratorio Ovino: Presentación, formas lesionales, agentes implicados y serotipificación de Pasteurella haemolitica. Tesis doctoral. Universidad de Zaragoza. Zaragoza (España).

- González, J. M., Bello, J. M., Rodríguez, M., Navarro, T., Lacasta, D., Fernández, A.,  De las Heras, M. (2016). Lamb feedlot production in Spain: Most relevant health issues. Small Ruminant Research 142, 83:87.

- Lacasta  D. ; Ferrer L.M. ; Ramos J.J. ; González J.M. ; De las Heras M.(2008).Influence of climatic factors on the development of pneumonia in lambs..Small Ruminant Research 80 : 28 32.

- Luzón, J. (1999). Influencia de las afecciones respiratorias en los principales parámetros productivos de los corderos tipo ternasco. Tesis doctoral. Universidad de Zaragoza. Zaragoza (España).

- Martin M.C. ; Cid M.D. (2013). Pasterellosis Neumónica ovina y caprina. Epidemiología y Control de los procesos respiratorios en pequeños rumiantes. Monografía. Revista Pequeños Rumiantes. Publicación de la Sociedad española de Ovinotecnia y Caprinotecnia. Volumen 13. Nº 3 :6-16.

- Nagaraja, T. G., &Lechtenberg, K. F. (2007). Acidosis in feedlot cattle. Veterinary Clinics of North America: Food Animal Practice, 23(2), 333-350.

- Taylor, M. A., Bartram, D. J.(2012). The history of decoquinate in the control of coccidial infections in ruminants. J. vet. Pharmacol. Therap. 35, 417–427.

El IRTA-CReSA forma parte de una nueva red, aprobada el pasado 1 de julio, liderada por el Instituto de Química Médica (IQM) del CSIC y con la participación de la Universidad de Alcalá, la Universidad Pompeu Fabra, y el Isglobal. Nuria Busquets, del Subprograma de Enfermedades Exóticas, es la responsable del CReSA de esta iniciativa financiada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, en la convocatoria de redes de excelencia (SAF 2016 a 81856-REDT). La reunión inicial del proyecto tendrá lugar en Barcelona durante el próximo mes de noviembre.

La aparición de nuevos virus y/o la reaparición de otros ya conocidos y en rápida expansión representa una seria amenaza a la salud mundial y un reto difícil para el desarrollo de nuevas terapias antivirales. Un grupo particularmente alarmante de enfermedades virales (re)emergentes lo constituyen las transmitidas por artrópodos (insectos), también denominadas enfermedades arbovirales.

La expansión de los vectores transmisores es especialmente relevante. Por tanto, existe un riesgo de introducción de estas enfermedades en nuestro medio, como ha ocurrido en otros países europeos recientemente. Por ello, el principal objetivo de ‘Rearbovir’ es crear una red de investigadores que abarquen de la química a la biología, que combinen la experiencia y el conocimiento técnico sobre identificación de dianas, validación de las mismas y diseño y desarrollo de nuevos fármacos con potencial terapéutico frente a enfermedades arbovirales. La red incluye grupos de química médica, modelado molecular, biología y virología molecular, expertos en modelos animales y vectores, y en diagnóstico de laboratorio de pacientes infectados, y persigue la valorización de resultados mediante un abordaje global e integrador del problema.

Los objetivos particulares de REARBOVIR son:

- Coordinar el intercambio de resultados e hipótesis de trabajo entre los participantes.

- Promover el intercambio de estudiantes y facilitar el acceso a las herramientas e infraestructuras disponibles en los grupos participantes.

- Abrir el campo a otros investigadores.

- Participar en iniciativas de mayor envergadura a nivel internacional.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante la flexibilización que planea el Ministerio de Agricultura sobre las medidas de prevención frente a la posible expansión de fiebre aftosa en España con el fin de permitir la entrada de ovino en Melilla procedente de Marruecos, pide que no se contemplen excepciones ante la imposibilidad de eliminar totalmente los riesgos de propagación de la enfermedad.

La organización así lo ha manifestado en un documento remitido a la Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria donde ha destacado el peligro que supone la entrada de cantidades importantes de ovino de Marruecos, donde la fiebre aftosa está presente, y además en un período concentrado en el tiempo, con destino a la tradicional celebración de la Pascua del Aid El Kebir.

Unión de Uniones, desde el respeto a todas las confesiones, considera que permitir la entrada de ovino supone elevar de manera muy significativa el riesgo de entrada también de la fiebre aftosa, por más que se intente garantizar que la documentación y los controles sean los más adecuados; y se pregunta quién asumirá las responsabilidades en el caso de que estos fallen.

Unión de Uniones ha señalado que de declararse un foco de esta enfermedad en Melilla, supondría un importante problema porque España podría perder su calificación de estado libre de fiebre aftosa. Por otro lado, dado el importante intercambio y movimiento de personas y mercancías entre Melilla y la Península no sería descartable su transmisión, lo que ocasionaría graves consecuencias para la sanidad de los animales, domésticos y salvajes, e importantes pérdidas económicas.

La organización considera que no se debe aprobar la excepcionalidad propuesta en la modificación de Orden por los riesgos que conlleva y que han de favorecerse alternativas existentes para que los habitantes de Melilla dispongan de las reses necesarias para atender sus tradiciones sin que ello suponga aumentar de forma tan considerable los riesgos de fiebre aftosa para España.

FIEBRE AFTOSA

La fiebre aftosa es una enfermedad animal vírica grave que afecta, especialmente, al ganado rumiante y porcino. Está caracterizada por pequeñas úlceras en la boca y otras lesiones que provocan alta mortalidad en animales jóvenes e importantes afectaciones en adultos Al ser muy contagiosa entre el ganado, aunque se controle y se trate, puede provocar importantes pérdidas económicas.

 

LA BIOSEGURIDAD ES FUNDAMENTAL PARA CUALQUIER CENTRO DE SEMENTALES DE ALTA CALIDAD

El Centro de selección y mejora genética de ovino y caprino de Castilla y León (OVIGÉN) sigue ampliandoLAZARETO OVIGEN 2 WEB y mejorando sus servicios al sector ganadero con la incorporación dentro de sus instalaciones de una nueva construcción, que realizará las funciones de nave de cuarentena cumpliendo todas las medidas de bioseguridad requeridas para evitar la entrada de enfermedades con patologías que supongan un peligro.

El nuevo edificio tiene unas dimensiones de 250 metros cuadrados y su puesta en funcionamiento permitirá duplicar la capacidad actual para estancia de los animales candidatos a sementales en el periodo de seguridad que deben pasar antes de entrar en contacto con el resto de los sementales ovinos y caprinos que ya están en el centro.

La distribución interior dispone de 12 compartimentos, pasillo de manejo y pasillo de alimentación.  La nueva instalación tendrá habilitada una zona de salto para entrenamiento de los machos, lo que permitirá que sean funcionales desde su fecha de salida de lazareto, una vez finalizado el periodo de cuarentena.

Los machos permanecen en la nave de cuarentena por un período de 6 meses, durante el cual se realizan análisis cada mes y medio para la detección de enfermedades que establece la normativa. Una vez superado este periodo de garantía sanitaria los futuros sementales se incorporan a la nave principal para iniciar la elaboración de dosis.

LAZARETO OVIGEN 3 WEB

Javier Lucientes, doctor en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza y catedrático de Parasitología y Enfermedades Parasitarias del Departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, es actualmente el coordinador del Programa Nacional de Vigilancia Entomológica de Lengua Azul y otras enfermedades de transmisión vectorial del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente, y del Programa de Vigilancia Entomológica en aeropuertos y puertos frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas y de potenciales vectores autóctonos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este experto ofreció en el Colegio de Veterinarios de Las Palmas un curso sobre ‘Nuevas amenazas para la salud global (One Health): las enfermedades transmitidas por vectores’ el pasado 27 de enero. “Hemos tratado de actualizar los conocimientos, sobre todo lo que son enfermedades transmitidas por vectores, por insectos y ácaros. Algunos conceptos han ido cambiando en los últimos años y también hemos hablado de algunas enfermedades emergentes”.

“Como una de las zonas donde hacemos un trabajo muy detallado y exhaustivo es Canarias, es interesante explicar el trabajo que se está haciendo. Incluso algunas de las personas que han venido al curso están colaborando en la vigilancia de vectores importados. Hay que vigilar la presencia de estas enfermedades y prever los métodos de control de estos insectos para evitar la transmisión de las mismas”, señaló.

 

Por otra parte, Lucientes se refirió a la importancia del cambio climático en una mayor actividad de estos vectores, entre los que se encuentra el de la lengua azul: “El cambio climático esta originando un aumento de temperaturas medias anuales, sobre todo las invernales. Esto hace que los inviernos sean cada vez más cálidos favoreciendo la supervivencia de los vectores. Lo que estamos detectando con los sistemas de vigilancia es que la presencia de muchos de estos insectos se ha alargado hasta diciembre e incluso hasta enero. Como empiezan a aumentar las temperaturas antes, comienzan a adelantar su actividad. Y lo que estamos consiguiendo con el cambio climático es que se ha ampliado el período de actividad de estos insectos, con lo cual se ha alargado el período de poder transmitir estas enfermedades, y han empezado a colonizar algunas zonas, sobre todo en el norte de España o en las zonas de montaña donde antes no estaban porque cuando llegaba el frío en invierno los mataba”.

España ha tenido dos focos de scrapie durante el primer mes del presente año, según los datos oficiales que ofrece la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Después de un primer foco que se confirmó en la localidad murciana de Jumilla, el segundo caso del año se ha localizado en una explotación del municipio segoviano de Carbonero el Mayor.

 

Durante el pasado año 2016, en España se notificaron un total de 23 casos de scrapie.

La actividad de los serotipos de la lengua azul permanece prácticamente estable desde el pasado mes de noviembre, según la información oficial que consta en la página web de la Comisión Europea. Así, la situación actual es la siguiente:

- Zona G. Serotipos 1, 2, 4 y 16. Italia: Cerdeña (excepto zona T).

- Zona H. Serotipo no especificado. Malta.

- Zona I. Serotipos 1 y 4. España: Huelva, Cádiz, Málaga, Sevilla, Córdoba, Jaén (comarcas de Jaén, Linares y Andújar), Ciudad Real (comarcas de Almadén, Almodóvar del Campo, Malagón, Calzada de Calatrava, Piedrabuena, Valdepeñas y Villanueva de los Infantes), Toledo (comarcas de Belvís de la Jara, Los Navalmorales, Oropesa y Talavera de la Reina), Badajoz, Cáceres (comarcas de Logrosán-Zorita, Cáceres, Navalmoral de la Mata, Trujillo y Plasencia) y Ávila (comarcas de Candeleda y Arenas de San Pedro). Portugal: Algarve.

- Zona J. Serotipo 1. España: todo el territorio excluyendo Baleares, Canarias y zona I. Italia: Emilia Romagna (provincias de Ravenna, Rimini y Forli Cesena), Lazio (provincias de Frosinone, Latina y Rieti), Liguria (La Spezia), Marche y Toscana. Portugal: todo el territorio peninsular excepto zona I.

- Zona K. Serotipos 1 y 8. Reino Unido: Bailiwick of Guernsey.

- Zona T. Serotipos 1, 2, 4, 8 y 16. Francia: Haute-Course y Corse-du-Sud. Italia: Cerdeña (provincia de Olbia Tempio).

- Zona X. Serotipos 4 y 16. Chipre: todo el territorio. Grecia: islas del Dodecaneso y Samos.

- Zona Z. Serotipos 1 y 16. Italia: Lazio (provincias de Roma y Viterbo), Basilicata y Umbria.

- Zona A1. Serotipos, 1, 2, 4, 9 y 16. Italia: Calabria, Sicilia y Puglia (provincias de Bari, Brindisi y Lecce).

- Zona A2. Serotipos 1, 2 y 16. Italia: Abruzzo, Campania y Molise.

- Zona A3. Serotipo 4. Grecia: todo el territorio griego excepto las islas Cícladas y Chios. Bulgaria: todo el territorio. Rumanía: todo el territorio. Hungría: Komarom-Esztergom, Pest, Nograd, Heves, Somogy, Fejer, Jasz-Nagykun-Szolnok, Bekes, Baranya, Tolna, Bacs-Kiskun, Csongrad, Zala, Veszprem y Hajdú-Bihar y parte de los condados de Vas, Gyor-Moson-Sopron, Borsod-Abauj-Zemplen y Szalbocs-Szatmar-Bereg. Eslovaquia: distritos de Rimavska Sobota, Ludenec, Zvolen, Velky Krtis, Levice, Nove Zamky y Komarno. Croacia: todo el territorio. Eslovenia: varios municipios de las regiones de Murska Sobata y Ptuj.

- Zona A4. Serotipos 1, 4, 8 y 16. Grecia: isla de Lesbos.

- Zona A5. Serotipos 1, 2, 9 y 16. Italia: Puglia.

 Mapa de serotipos:

 

http://ec.europa.eu/food/animal/diseases/controlmeasures/docs/bluetongue_restrictedzones-map.jpg

La lengua azul o fiebre catarral ovina es una enfermedad incluida en el Código Sanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la Unión Europea. Las medidas frente a esta enfermedad están reguladas por el Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, que incorpora al ordenamiento jurídico interno la Directiva 2000/75/CE, del Consejo, de 20 de noviembre, por la que se aprueban disposiciones específicas relativas a las medidas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina. Esta Directiva está desarrollada mediante el Reglamento (CE) n.º 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre, por el que se establecen disposiciones de aplicación de la Directiva 2000/75/CE, del Consejo, en lo relativo al control, el seguimiento, la vigilancia y las restricciones al traslado de determinados animales de especies sensibles a la fiebre catarral ovina.

La lucha frente a los diferentes serotipos del virus de la lengua azul que han sido detectados en España se ha llevado a cabo mediante un programa de vigilancia, un programa de vacunación y el control de los movimientos de los animales sensibles. La adaptación de los programas de lucha a la evolución epidemiológica de la enfermedad se ha realizado mediante sucesivas órdenes ministeriales, siendo la última de ellas la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la lengua azul.

En la aplicación del programa nacional de vigilancia frente a la lengua azul se ha constatado la circulación del serotipo 4 del virus de la lengua azul fuera de los límites de la zona restringida para el serotipo 4 establecidos en la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre. Por otro lado, se ha constatado también la reintroducción del serotipo 1 en la provincia de Cádiz, fuera de la zona de vacunación para este serotipo establecida en 2013 con el objetivo de controlar la circulación del virus en el norte de Cáceres y provincias limítrofes.

Asimismo, se evidencia la necesidad de establecer condiciones para el movimiento de especies sensibles a la lengua azul ubicadas en centros autorizados en base al anexo C del Real Decreto 1881/1994, de 16 de septiembre, por el que se establecen las condiciones de policía sanitaria aplicables a los intercambios y las importaciones en la Comunidad de animales, esperma, óvulos y embriones no sometidos, con respecto a estas condiciones, a las normativas comunitarias específicas a que se refiere la sección 1.ª del anexo A del Real Decreto 1316/1992, de 30 de octubre, cuando estos animales vayan destinados a otros organismos, institutos o centros autorizados.

En consecuencia, procede derogar la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre, a fin de definir las nuevas zonas de restricción frente al virus de la lengua azul en España, establecer las zonas de vacunación obligatoria y voluntaria para ambos serotipos así como las condiciones para el movimiento dentro y entre las nuevas zonas restringidas.

En el procedimiento de elaboración de esta disposición han sido consultados las comunidades autónomas y los sectores afectados.

En su virtud, y al amparo de lo establecido en el artículo 8 de la Ley 8/2003, de 24 de abril de sanidad animal, y en la disposición final segunda del Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, dispongo:

Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación.

El objeto de la presente orden es establecer medidas específicas de protección contra la lengua azul, de aplicación a todo el territorio nacional.

Artículo 2. Definiciones.

1. A los efectos de esta orden, serán de aplicación las definiciones previstas en el artículo 3 de la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, en el artículo 2 del Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, y en el artículo 2 del Reglamento (CE) n.º 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007, por el que se establecen disposiciones de aplicación de la Directiva 2000/75/CE, del Consejo, en lo relativo al control, el seguimiento, la vigilancia y las restricciones al traslado de determinados animales de especies sensibles a la fiebre catarral ovina.

2. Asimismo, se entenderá como:

a) Zona restringida frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul: las provincias, comarcas y municipios listados en el anexo I.

b) Zona restringida frente al serotipo 1 del virus de la lengua azul: las ciudades de Ceuta y Melilla y la totalidad del territorio peninsular español.

c) Zona libre: las comunidades autónomas de las Islas Canarias y de las Islas Baleares.

d) Explotación vacunada: aquella explotación en la que, durante el último año, se ha llevado a cabo una vacunación y revacunación, en caso de primovacunaciones, de acuerdo a las especificaciones de la vacuna y que ésta haya alcanzado la totalidad de animales ovinos y bovinos mayores de 3 meses presentes en la explotación en la fecha de vacunación.

Artículo 3. Requisitos para los movimientos intracomunitarios y hacia zona libre de animales, su esperma, óvulos y embriones de especies sensibles desde las zonas restringidas.

Los animales, su esperma, óvulos y embriones de especies sensibles de explotaciones situadas en las zonas restringidas podrán moverse para vida o sacrificio directamente hacia zona libre o hacia territorio de otros Estados miembros con las condiciones que establece al efecto el Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre.

Artículo 4. Requisitos para los movimientos nacionales de animales de especies sensibles dentro y entre las zonas restringidas.

1. La autoridad competente autorizará el movimiento de animales de especies sensibles dentro y entre las zonas restringidas tanto con destino vida como sacrificio, salvo que se trate de:

a) Los animales de especie ovina y bovina procedentes de las respectivas zonas de vacunación contemplados en los apartados 1 y 2 del artículo 6, en cuyo caso a partir del 30 de junio del año en curso, y hasta el inicio del siguiente Periodo Estacionalmente Libre del Vector, tal y como se define en el anexo V del Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007, sólo se autorizará el movimiento si se trata de animales:

1.º Procedentes de explotaciones vacunadas, y

2.º Vacunados frente a los respectivos serotipos o animales menores de 4 meses procedentes de madres vacunadas, y

3.º Los vehículos en los que se transporten sean desinsectados antes de la carga.

b) Los animales de especies sensibles a la lengua azul ubicados en organismos, institutos y centros autorizados de acuerdo con el Anexo C del Real Decreto 1881/1994, de 16 de septiembre, por el que se establecen las condiciones de policía sanitaria aplicables a los intercambios y las importaciones en la Comunidad de animales, esperma, óvulos y embriones no sometidos, con respecto a estas condiciones, a las normativas comunitarias específicas a que se refiere la sección 1.ª del anexo A del Real Decreto 1316/1992, de 30 de octubre, destinados a otro organismo, instituto o centro autorizado, en cuyo caso la autoridad competente autorizará dichos movimientos de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 7, 8 y 9 del Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007.

2. Durante el Periodo Estacionalmente Libre del Vector, tal y como se define en el anexo V del Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007, se permitirá el movimiento de los animales de especies sensibles si no presentan signos clínicos en el día de su transporte, salvo los contemplados en la letra b) del apartado 1, que se moverán de acuerdo con las condiciones recogidas en dicha letra.

Artículo 5. Requisitos para los movimientos nacionales de esperma, óvulos y embriones de especies sensibles dentro y entre las zonas restringidas.

La autoridad competente autorizará el movimiento de esperma, óvulos y embriones de especies sensibles dentro de las zonas restringidas y entre las zonas restringidas cuando ofrezcan las oportunas garantías de salud en función de una evaluación del riesgo favorable respecto a las medidas contra la propagación del virus de la fiebre catarral ovina y a la protección frente a los vectores que requieran las autoridades competentes del lugar de origen y hayan sido aprobadas por las autoridades competentes del lugar de destino, previamente al desplazamiento de dichos productos.

Artículo 6. Vacunación de especies sensibles.

1. La vacunación frente al serotipo 1 del virus de la lengua azul de los animales de las especies ovina y bovina mayores de 3 meses de edad es obligatoria en el caso de que dichos animales se ubiquen en las provincias, comarcas y municipios enumerados en el anexo II.

2. La vacunación frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul será obligatoria en los animales de la especie ovina y bovina mayores de 3 meses en el caso de que dichos animales se ubiquen en la zona restringida frente al serotipo 4 establecida en el anexo I.

3. Se realizarán cuatro campañas anuales consecutivas de la vacunación prevista en los apartados 1 y 2, debiendo haber finalizado la primera campaña con anterioridad al 30 de junio del 2015.

Será responsabilidad del titular de la explotación, a través del veterinario autorizado correspondiente, realizar la vacunación prevista en este artículo. La autoridad competente establecerá los controles oportunos para asegurarse de que la campaña se realiza correctamente.

4. Sin perjuicio de lo establecido en los apartados 1 y 2, la autoridad competente podrá aplicar programas vacunales obligatorios especiales en determinadas explotaciones que considere de riesgo especialmente alto para la transmisión del virus de la lengua azul.

5. La vacunación se realizará con los siguientes requisitos:

a) En el caso de la especie bovina, deberán grabarse los datos de la vacunación (tipo de vacuna, serotipo y fecha de aplicación) en la base de datos del Registro General de Identificación Individual de Animales (RIIA) establecido conforme el Real Decreto 728/2007, de 13 de junio, por el que se establece y regula el Registro general de movimientos de ganado y el Registro general de identificación individual de animales.

b) En el caso de la especie ovina, en aquellos animales que deben estar identificados electrónicamente según el Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina, se harán constar los datos de la vacunación (tipo de vacuna, serotipo y fecha de aplicación) en la base de datos del RIIA, prevista en el Real Decreto 728/2007, de 13 de junio. Cuando los animales no estén identificados electrónicamente, los datos de la vacunación se incluirán en el libro de registro de la explotación.

c) Las autoridades competentes de las comunidades autónomas llevarán a cabo un registro de los animales vacunados, en los que, al menos, figurará el año y mes de primo vacunación y de sucesivas vacunaciones, el código de explotación y la identificación individual de los animales, cuando proceda.

d) Los datos necesarios para el registro de la vacunación, referidos en las letras a), b) y c) anteriores, deberán notificarse a la autoridad competente por el veterinario autorizado correspondiente, o en su caso el titular de la explotación, en un plazo máximo de 7 días desde la aplicación de cada dosis vacunal.

e) Con el fin de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 11.2 del Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, las autoridades competentes de las comunidades autónomas remitirán a la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, los programas vacunales que pretendan aplicar en su territorio, a fin de trasladarlo a la Comisión Europea.

f) En todos los casos, la vacunación se llevará a cabo con vacuna inactivada. Los animales deberán estar vacunados de acuerdo con el protocolo de aplicación de dosis recogido en la autorización de comercialización de la vacuna.

6. En aquellos casos en los que no sea obligatoria la vacunación de los animales mayores de tres meses pertenecientes a las especies ovina y bovina frente al virus de la lengua azul, el titular de los animales podrá optar por vacunarlos siempre que:

a) La vacunación sea prescrita por un veterinario que la aplicará o supervisará su aplicación.

b) El veterinario o en su caso el titular de la explotación, en un plazo máximo de siete días, comunique a la autoridad competente la información que se requiera para asegurar el cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras a), b) y c) del apartado 5 de este artículo.

c) La vacunación se podrá realizar frente al serotipo 1 en animales de la especie ovina y bovina en el resto de territorios de la zona restringida frente al serotipo 1 no incluidos en el apartado 1 de este artículo.

d) La vacunación se llevará a cabo con vacuna inactivada.

Artículo 7. Régimen sancionador.

En caso de incumplimiento de lo dispuesto en la presente orden será de aplicación el régimen de infracciones y sanciones previsto en la Ley 8/2003, de 24 de abril, sin perjuicio de las posibles responsabilidades civiles, penales o de otro orden que puedan concurrir.

Disposición adicional única. Modificación de las zonas restringidas.

Las zonas de restricción consistirán en un área de al menos un radio de 50 km a partir de la explotación infectada. Dicha zona podrá ser modificada teniendo en cuenta la situación geográfica y los factores ecológicos, las condiciones meteorológicas, la presencia y distribución del vector, los datos históricos de distribución de la enfermedad.

Se habilita al Director General de Sanidad de la Producción Agraria a modificar mediante resolución, que se publicará en el «BOE», las zonas restringidas del anexo de esta orden en base a las notificaciones recibidas de las comunidades autónomas.

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.

Queda derogada la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la lengua azul.

Disposición final primera. Título competencial.

Esta orden se dicta al amparo de lo dispuesto en el artículo 149.1, regla 16.ª, de la Constitución Española, que atribuye al Estado la competencia exclusiva en materia de bases y coordinación general de la sanidad.

Disposición final segunda. Entrada en vigor.

La presente orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Madrid, 29 de enero de 2015._La Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

ANEXO I

ZONA RESTRINGIDA FRENTE AL SEROTIPO 4 DEL VIRUS DE LA LENGUA AZUL

Se considerará zona restringida frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul los siguientes territorios:

a) En la Comunidad Autónoma de Andalucía:

1.º Provincias de Córdoba, Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla.

2.º En la provincia de Jaén: las comarcas veterinarias de Alcalá la Real, Huelma, Úbeda, Linares, Andújar, Jaén y Santiesteban del Puerto.

3.º En la provincia de Granada: la comarca veterinaria de Motril (Costa de Granada).

b) En la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha: las provincias de Toledo y Ciudad Real.

c) En la Comunidad Autónoma de Castilla y León:

1.º En la provincia de Ávila: las comarcas veterinarias de Arenas de San Pedro, Candeleda, Cebreros, El Barco de Ávila, Las Navas del Marqués, Navaluenga y Sotillo de la Adrada.

2.º En la provincia de Salamanca: las comarcas veterinarias de Béjar y Sequeros.

d) La Comunidad Autónoma de Extremadura.

e) En la Comunidad Autónoma de Madrid: las comarcas veterinarias de Aranjuez, Arganda del Rey, Alcalá de Henares, Colmenar Viejo, El Escorial, municipio de Madrid, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias, Torrelaguna y Villarejo de Salvanés.

ANEXO II

ZONAS DE VACUNACIÓN OBLIGATORIA FRENTE AL SEROTIPO 1

1. En la Comunidad Autónoma de Andalucía:

a) Las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, y Sevilla.

b) En la provincia de Granada: la comarca de Motril.

c) En la provincia de Jaén: las comarcas veterinarias de Alcalá la Real, Andújar, Huelma, Jaén, Linares, Santiesteban del Puerto y Úbeda.

2. En la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha:

a) En la provincia de Toledo:

1.º Las comarcas veterinarias de Belvís de la Jara y Oropesa.

2.º En la comarca veterinaria de Navalmorales: el municipio de San Bartolomé de las Abiertas.

3.º En la comarca veterinaria de Talavera de la Reina: los municipios de Almendral de la Cañada, Buenaventura, Calera y Chozas, Castillo de Bayuela, Cazalegas, Cervera de los Montes, El Real de San Vicente, Hinojosa de San Vicente, Marrupe, Mejorada, Montesclaros, Navamorcuende, Pepino, La Iglesuela, La Pueblanueva, Las Herencias, San Román de los Montes, Sartajada, Segurilla, Sotillo de las Palomas, Talavera de la Reina y Velada.

b) En la provincia de Ciudad Real: las comarcas veterinarias de Almadén, Almodóvar del Campo y Piedrabuena (antiguas comarcas de Piedrabuena y Horcajo de los Montes).

3. En la Comunidad Autónoma de Castilla y León:

a) En la provincia de Ávila: La comarca veterinaria de Candeleda.

b) En la provincia de Salamanca: La comarca veterinaria de Sequeros.

4. En la Comunidad Autónoma de Extremadura:

a) En la provincia de Badajoz: las comarcas veterinarias de Azuaga, Don Benito, Castuera, Herrera del Duque, Jerez de los Caballeros y Zafra.

b) En la provincia de Cáceres:

1.º Las comarcas veterinarias de Coria, Logrosán (Zorita), Plasencia y Valencia de Alcántara.

2.º En la comarca veterinaria de Cáceres: los municipios de Garrovillas, Hinojal, Monroy, Santiago de Campo y Talaván.

3.º En la comarca veterinaria de Navalmoral: los municipios de Aldeanueva de la Vera, Almaraz, Belvís de Monroy, Berrocalejo, Bohonal de Ibor, Carrascalejo, Casatejada, Collado, Cuacos de Yuste, El Gordo, Garganta la Olla, Guijo de Santa Bárbara, Jaraiz de la Vera, Jarandilla de la Vera, Losar de la Vera, Madrigal de la Vera, Majadas, Mesas de Ibor, Millanes, Navalmoral de la Mata, Peraleda de la Mata, Robledillo de la Vera, Romangordo, Rosalejo, Saucedilla, Serrejón, Talaveruela de la Vera, Talayuela, Toril, Torremenga, Valdecañas de Tajo, Valdelacasa del Tajo, Valdehúncar, Valverde de la Vera, Viandar de la Vera, Villanueva de la Vera y Villar del Pedroso.

 

El último caso detectado, que se corresponde con el serotipo 1, se encuentra localizado en Tarifa (Cádiz)

 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha analizado con las organizaciones profesionales agrarias, representantes de Cooperativas Agroalimentarias (antigua Faeca), la Federación de Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) y las ADSG de la provincia de Cádiz y Sevilla la estrategia de lucha contra el serotipo 1 del virus de la lengua azul, con el fin de controlar la enfermedad y evitar su dispersión en Andalucía.

El encuentro se ha producido tras declarar, el pasado 31 de octubre, la aparición del serotipo 1 de lengua azul en Tarifa (Cádiz); por ello, se han expuesto las condiciones que deben reunir los movimientos de animales, conforme a lo establecido en la Orden ministerial que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por la que se amplían las zonas restringidas frente a los serotipos 1 y 4 y se establecen las condiciones para el movimiento dentro y entre las nuevas zonas restringidas, así como los movimientos hacia zonas libres.

El director general de la Producción Agrícola y Ganadera, Rafael Olvera, ha destacado que desde la Consejería "se trabaja conjuntamente con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, siguiendo en todo momento sus recomendaciones relativas a la vigilancia de la enfermedad, la detección de focos, pruebas para la detección del serotipo y la regulación del movimiento". También ha apuntado que "el Ministerio está perfectamente informado de la situación de Andalucía, puesto que el objetivo es desarrollar una estrategia global para que la enfermedad no se extienda en esta Comunidad y tampoco por el resto del territorio español".

Fiebre catarral ovina

La lengua azul no es una enfermedad contagiosa, ya que no se transmite por contacto directo o indirecto entre animales. No existen riesgos para la salud pública asociados a la lengua azul. La transmisión se produce mediante mosquitos de la especie Culicoides, que son los vectores biológicos, si bien no todas las especies de Culicoides resultan vectores eficientes de la enfermedad.

Se han descrito 24 serotipos diferentes del virus de la lengua azul, aunque en Europa sólo se han detectado algunos de ellos hasta el momento (1, 2, 4, 8, 9, 16). En los últimos años, en Andalucía se han detectado brotes del serotipo 1, 8 y 4. La virulencia del virus varía considerablemente entre las distintas cepas, siendo el serotipo 1 más virulento. También hay otros factores que influyen en la gravedad del cuadro clínico, como por ejemplo la edad del animal, el estado de carnes, la raza, el estrés, la densidad de mosquitos infectados o la presión viral en la zona, entre otras.

La prevención y el control de las enfermedades transmitidas por mosquitos resultan de una gran complejidad, por ello, se recomienda el control de los vectores para impedir la diseminación del virus mediante el empleo de insecticidas y repelentes o de mallas que impidan la entrada de los mosquitos en las explotaciones. También se recomienda la desinsectación de los transportes y de los animales en el movimiento de los mismos.

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder