interovic 1000x120 junio19

divisor 10x70 blanco

vetia 480x90 marzo19divisor 10x70 blancosyva 480x90 junio19divisor 10x70 blanco

foro19 ovigen 480x90 2018divisor 10x70 blancoforo19 msd 480x90 2

Mostrando publicaciones por etiqueta: Bioseguridad

Antonio Contreras, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Murcia, fue el encargado de señalar los matices centrales de la bioseguridad en las explotaciones de ovino, uno de los temas principales sobre los que ha girado la primera jornada del FORO NACIONAL DE OVINO.

Contreras señaló que la evolución de las normativas comunitarias sobre las resistencias antimicrobianas obliga a extremar la bioseguridad en las explotaciones ganaderas, en concreto en las de ovino, teniendo en cuenta además el menor desarrollo de este concepto de la bioseguridad en las granjas de pequeños rumiantes en relación con otros sectores como el porcino o la avicultura.

“La base del éxito de la aplicación de las medidas de bioseguridad en las explotaciones depende directamente del interés de los ganaderos”, señaló el catedrático de Sanidad Animal, quien destacó la importancia de la entrada de nuevos animales a las explotaciones, además del manejo de la paridera, que definió como un momento clave que condiciona la rentabilidad de las explotaciones.

 

Mesa redonda

Tras la intervención de Antonio Contreras, se celebró una mesa redonda con la presencia de dos nuevos expertos. En primer lugar, intervino Fernando Hernández, director de la Granja Cerromonte, aportando una visión más práctica de las medidas de bioseguridad que deben aplicarse en una explotación de ovino. A continuación fue el turno de Enrique Ruiz, director de investigación y desarrollo de la empresa Zotal, que detalló las partes que debe tener un plan de higiene.

Unas adecuadas medidas de bioseguridad son importantes para evitar la entrada y difusión de enfermedades transmisibles en las explotaciones ganaderas. Hasta donde conocemos, en España no existe ningún estudio que investigue las medias de bioseguridad que se aplican en las granjas de ovino y caprino. Por ello, el objetivo de este trabajo ha sido la identificación de las principales medidas de bioseguridad que se llevan a cabo en las explotaciones de pequeños rumiantes españolas y el estudio de la influencia de diversos factores (tamaño del rebaño, antigüedad de la explotación, composición del rebaño, tipo de producción y sistema productivo) en su aplicación.

El estudio se llevó a cabo mediante la elaboración de una encuesta que fue enviada a veterinarios del sector. Según los resultados obtenidos, la bioseguridad es mejorable y el tamaño de la explotación es un factor importante (las medidas de bioseguridad analizadas se aplican con más frecuencia en las explotaciones de mayor tamaño). Es el primer trabajo sobre bioseguridad en pequeños rumiantes realizado en España y puede ser el punto de partida para futuras investigaciones que ayuden a conocer mejor el sector y a mejorar la bioseguridad.

Este trabajo fue presentado en forma de comunicación en el Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) celebrado en Salamanca, con la firma de los siguientes autores: D.D. Lavilla, L.M. Ortega Mora e I. Ferre, todos ellos del grupo Saluvet de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

Valentín Almansa, director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, analizó en su ponencia del I Congreso Nacional de la Profesión Veterinaria las repercusiones que tiene la sanidad animal tanto sobre la salud pública como en la economía.

Partiendo del principio de que la primera prioridad de la sanidad animal es la salud pública, Valentín Almansa propuso considerar la sanidad como una inversión. “Sin sanidad animal no hay rentabilidad, sin sanidad no hay posibilidad de acceder a los mercados globales”, afirmó. Por eso, en cierto punto, la veterinaria es una carrera económica. Puso como ejemplo el caso de la lengua azul: 14 millones de euros invertidos en combatir la enfermedad garantizan 340 millones de ingresos por exportaciones. En el caso de la peste porcina africana, si la enfermedad lograse penetrar en territorio español pondría en riesgo 1.800 millones de euros en exportaciones y en el caso de la fiebre aftosa la cifra se eleva a 2.500 millones. El desarrollo de la producción ganadera en España está ligado a la exportación. Por eso consideró que el cierre de fronteras para impedir el paso a la enfermedad no es una solución porque implicaría que se nos cerraría los mercados exteriores. Respecto a las enfermedades emergentes y reemergentes, alertó de que tenemos que estar vigilantes para impedir la llegada de fiebre aftosa o de peste porcina. Dio un repaso a la magnífica situación de la brucelosis aunque se produjera un pequeño foco que hay que erradicar, consideró buenos los datos sobre tuberculosis ante la que no se puede bajar la guardia, y mostró su preocupación por el serotipo 8 de lengua azul, ya que los serotipos 1 y 4 están controladosAlmansa también consideró un desafío el control de la introducción de productos cárnicos que se produce en el tráfico de pasajeros, un tema complicado de abordar y un reto de comunicación porque supone concienciar a millones de personas.

Y concluyó con lo que considera retos de futuro:

- La bioseguridad como gran barrera a la entrada de enfermedades. “La bioseguridad es una forma de pensar y todavía no acabamos de asumirlo”, dijo. Según Almansa seguimos teniendo descuidos y señaló la preocupación por los problemas de bioseguridad en el transporte de animales.

- Las antibiorresistencias. Empezamos a tener muchas cepas bacterianas que han adquirido biorresistencia y somos líderes de Europa en algunas cepas. Considera que ha pasado el momento de explicar para pasar al momento de actuar, mandando mensajes claros con medidas sancionadoras. En este tema considera que la reciente implantación de Presvet puede dar resultados positivos porque la base de datos de recetas veterinarias sirve para apoyar a la mayoría de veterinarios que lo hacen bien y echa del sistema al escaso porcentaje que lo hacen mal.

- Regular de una vez por todas la figura del veterinario de explotación. A este respecto señaló que el MAPA ha presentado un borrador al Consejo General de Colegios Veterinarios. Para Almansa, el ganadero tiene que ver al veterinario como una inversión, como alguien que puede aportar valor añadido.

LUCIANO DÍEZ DÍEZ. Presidente del Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla y León

LOGOTIPO COLEGIO VETERINARIOS CYL 

lucianoEl Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla y León considera necesario, por el bien de todos, un control de las poblaciones de animales silvestres que conviven con  nosotros en el medio rural y que interaccionan en sus hábitats con las actividades agrícolas, ganaderas, lúdicas y deportivas.

Las proliferaciones incontroladas de alguna de las especies de animales silvestres, puede poner en peligro la frágil supervivencia de otras que están en peligro de extinción.

 Además hay que tener en cuenta otros factores que nos afectan a todos relacionados con el concepto “Salud”. Entendido este concepto como ‘Una Única Salud’ que afecta conjuntamente a todos los seres vivos, humanos, animales domésticos y silvestres y también al medioambiente en el que todos convivimos, pues cualquier alteración grave en una de las partes va a afectar a todas las demás que forman el conjunto.

Con un poco de memoria recordaremos las epidemias de sarna por la superpoblación de ungulados y escasez de alimento para todos ellos, o la Tularemia de las liebres, ambas enfermedades zoonóticas que se contagian a los humanos.

O que en temporadas de superpoblaciones de conejos son cuantiosos los daños en los cultivos agrícolas y leñosos. Otro tanto ocurre con los jabalíes y otros ungulados que a mayores provocan graves accidentes de tráfico.

Volviendo al tema de la Salud, que como sanitarios es el que más nos compete, es innegable que el incremento incontrolado de ciertas especies silvestres incrementa el riesgo de contagio de enfermedades zoonóticas entre ellos y a la población humana, bien directamente, o a través de nuestros animales domésticos con los que comparten el medio ambiente.

La Tularemia de las liebres, la Tuberculosis, la Triquinelosis, la Brucelosis y otras son enfermedades compartidas entre los animales y las personas y el riesgo de contagio se incrementa con el aumento incontrolado de las poblaciones silvestres, sobre todo de jabalíes y otros ungulados.

Sin olvidarnos del gran peligro en la sanidad animal que en la actualidad se cierne sobre Europa. La Peste Porcina Africana que se está extendiendo a través de las poblaciones de jabalíes.

Aunque no se trate de una zoonosis, el impacto socioeconómico que tendría si llegase a alcanzar a la producción de cerdos en nuestra Comunidad, como en el resto de España, en un momento en que estamos a la cabeza de Europa en su producción, sería enorme y provocaría una grave crisis en la producción ganadera. Uno de los pilares de producción del medio rural, medio de vida de muchos ganaderos y trabajadores que contribuye a fijar población y a combatir el despoblamiento de la hoy denominada ‘España desierta’.

A esto hay que añadir la gran preocupación de los ganaderos de extensivo en varias provinciascomo Ávila, Segovia y otras, ante las pérdidas provocadas por la expansión del lobo y las responsabilidades que se les puedan achacar por los daños o accidentes provocados por sus animales al huir asustados ante un ataque.

Por eso se debe demandar que la administración competente estudie y controle correctamente la evolución de estas poblaciones, con equipos multidisciplinares integrados por veterinarios, biólogos, ingenieros…, preferentemente funcionarios, como garantía de independencia, que están destinados sobre el terreno y no en los despachos de las ciudades, que obtengan y se hagan públicos los datos sobre la evolución de las poblaciones de animales silvestres y su estado sanitario, con la finalidad de evitar daños y contagios que alteren esa ‘UNA SALUD’ del conjunto ya mencionado.

Que en la regulación de las medidas que se tomen para controlar las poblaciones se obligue a la supervisión por personal competente en sanidad animal, veterinarios, de las piezas abatidas y de la correcta eliminación de residuos y desechos, para que en caso de ser susceptibles de contagiar enfermedades infecciosas ya mencionadas antes, o parasitarias como Hidatidosis o la Triquinelosis, no se contribuya a la diseminación y pervivencia en el medio de aquello que queremos evitar.

Por todo esto consideramos que se puede utilizar la caza  como medio para el necesario control de las poblaciones y que al hacer este control genera una actividad lúdica y económica que ayuda a la supervivencia en el medio de la población rural.

 

Jabalí enfermo Fauna silvestre web

El control de las infecciones compartidas por la vida silvestre y el ganado requiere la comprensión y cuantificación de las interacciones interespecíficas entre las especies involucradas. Esto es particularmente importante en sistemas extensos de múltiples huéspedes, en los cuales los animales domésticos controlados interactúan con especies silvestres no controladas, abundantes y en expansión, como los ungulados silvestres. Por lo tanto, se ha cuantificado en un estudio realizado con expertos de Visavet las interacciones interespecíficas entre el jabalí (y el ganado en libertad en la España mediterránea, junto con su variabilidad espacio-temporal.

La frecuencia de interacción fue significativamente mayor durante las horas crepusculares debido a la superposición de la actividad de ambas especies, y también durante la primavera y el otoño, probablemente debido a una mayor agregación individual en torno a los recursos compartidos. Finalmente, la frecuencia de interacción fue mayor cerca de los recursos compartidos más significativos (por ejemplo, puntos de agua) pero fue menor en áreas con vegetación densa.

Los resultados presentados aquí muestran la utilidad del monitoreo por GPS para cuantificar las interacciones y ayudar a aclarar el proceso de transmisión de patógenos en la interfaz de la fauna y el ganado en la España mediterránea, junto con los principales factores de riesgo espacio-temporales.

En un escenario cambiante en el que las poblaciones europeas de ungulados silvestres están aumentando, se requieren medidas más eficientes con las que controlar las interacciones para satisfacer las demandas de los agricultores y los administradores. Estos resultados, por lo tanto, proporcionan hipótesis direccionales que podrían utilizarse para diseñar programas de control de enfermedades.

El artículo ha sido publicado en la revista Plos One y está firmado por los siguientes investigadores: R. Triguero Ocaña, J.A. Barasona, F. Carro, R.C. Soriguer, J. Vicente y P. Acevedo.

LENGUA AZUL Ovino web

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado su Programa de Control de la Lengua Azul, en el que se hace un repaso a la evolución y la situación actual de esta enfermedad en España.

Los serotipos del virus de la lengua azul detectados en la España peninsular en los últimos años han sido:

· Serotipo 1. Detectado en España por primera vez en julio de 2007.

· Serotipo 4. Detectado por primera vez en territorio peninsular en octubre de 2004 y, tras su erradicación, nuevamente se detectó en octubre de 2010.

· Serotipo 8. Detectado por primera vez en la península en enero de 2008 y erradicado en enero de 2013.

Ante la aparición de los serotipos mencionados, se han ido implementando las medidas de control pertinentes que implicaron la puesta en marcha de un programa de vigilancia sexológica y virológica, clínica y entomológica, el control del movimiento de animales de especies susceptibles a la enfermedad desde las zonas restringidas, así como un programa de vacunación frente a los diferentes serotipos.

Las medidas de control implantadas en los últimos años frente a los tres serotipos conllevaron largos periodos de silencio epidemiológico y una reducción muy importante en el número de focos desde la temporada 2015-16.

España, por tanto, se encuentra actualmente dividida en tres zonas respecto a la enfermedad de la lengua azul: las zonas de restricción por serotipo 4 y por los serotipos 1-4 en el suroeste peninsular, y una zona libre incluyendo el resto del territorio norte y este peninsular, así como los territorios insulares.

Las zonas de vacunación obligatoria de ganado ovino y vacuno para los serotipos 1 y 4 coinciden con sus respectivas zonas de restricción. Además, debido a la situación del serotipo 8 en Francia existe una zona de vacunación voluntaria frente a este serotipo en la franja fronteriza, que mantiene el estatus de libre.

verde que te quiero verde webNeiker-Tecnalia, Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) y Basque Centre for Climate Change (BC3) promoverán y liderarán la investigación científica y la transferencia de conocimiento en relación con la diseminación de las resistencias a antibióticos en el medio ambiente y el riesgo que ello supone para la salud ambiental y humana. Las tres entidades han firmado un convenio para impulsar la iniciativa ‘Joint Research Lab on Environmental Antibiotic Resistance’ (JRL). JRL integrará la investigación realizada en Euskadi en este ámbito con el objetivo de asegurar su eficiencia y garantizar el máximo impacto de los resultados.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las bacterias resistentes a los antibióticos son actualmente una de las principales amenazas para nuestra salud. Se estima que para 2050 diez millones de personas podrían morir anualmente por infecciones causadas por bacterias resistentes a antibióticos. En la Unión Europea, cada año mueren 33.000 personas por el mismo motivo. Las crecientes concentraciones de antibióticos y sus productos de degradación en el medio ambiente presionan a las bacterias, que generan y diseminan genes de resistencias a antibióticos. Estos genes de resistencia a antibióticos pueden propagarse de bacterias ambientales a patógenos humanos y esto motiva que su tratamiento se vuelva más difícil o que los tratamientos sean cada vez menos efectivos.

Las actividades de investigación de todos los grupos del JRL se dirigirán al estudio de la presencia de antibióticos, genes de resistencia y elementos genéticos móviles como contaminantes emergentes en el medio ambiente. Otra de las áreas de actuación previstas será la elaboración de mapas de los contaminantes emergentes implicados en la diseminación de resistencias a antibióticos en el medio ambiente.

Neiker-Tecnalia desarrollará técnicas biológicas para monitorizar el riesgo de diseminación de resistencias a antibióticos en el medio ambiente. Las actuaciones de Neiker en esta iniciativa se enmarcan dentro del Plan Estratégico de la Gastronomía y Alimentación de Euskadi 2020 (PEGA 2020), que promueve el desarrollo de una cadena de valor de la alimentación y gastronomía segura, saludable, singular y sostenible  (social, cultural, económica y medioambientalmente).

Para ello está previsto el desarrollo de herramientas de diagnóstico del impacto de los contaminantes emergentes, el desarrollo de estrategias de mejora de la salud ambiental, ensayos de investigación sobre el efecto de factores medioambientales y la puesta en marcha de actividades de divulgación, transferencia y formación sobre la problemática de las resistencias a antibióticos.

Entre las acciones previstas destacan priorizar líneas de investigación afines en los másteres de la UPV/EHU, liderar proyectos de investigación, promover la realización de tesis doctorales, buscar vías para la transferencia del conocimiento y tecnología generada al tejido empresarial de nuestro entorno y atraer financiación de fondos públicos destinados al apoyo de la investigación, especialmente a través de programas locales de ayudas y por medio de convocatorias del Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea.

La iniciativa ‘Joint Research Lab on Environmental Antibiotic Resistance’ nace en el marco de Euskampus Fundazioa.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado unas normas de bioseguridad aplicables en el caso de que se produzca un posible caso de virus del valle del Rift.

Estas normas de bioseguridad se dividen en este documento del Ministerio de Agricultura en cuatro partes: personas, vehículos, animales y las relativas a los veterinarios de campo.

 Personas

1) Limitar al máximo la entrada de personas ajenas a la explotación. Si se produce una visita deberá quedar registrada. Sólo habrá una entrada disponible bajo control constante.

2) Evitar por parte de los ganaderos las visitas a otras explotaciones con animales susceptibles.

3) Adoptar medidas estrictas de desinfección en las entradas, mediante pediluvios empleando desinfectantes autorizados o en sustitución lejía o sosa al 2%.

4) Uso de jabones desinfectantes para la limpieza antes y después de entrar en la explotación.

5) Es obligatorio disponer de vestuario y calzado para ser utilizado exclusivamente dentro de la explotación. A la finalización de la visita este material deberá permanecer en la explotación hasta su destrucción o desinfección.

6) No utilizar, prestar, intercambiar utensilios propios de la explotación (material, herramientas, vehículos, ropa...) en otras explotaciones.

7) No utilizar estiércol, purines y/o cama de paja fuera de la explotación.

8) Especial precaución con visitantes de alto riesgo como transportista, veterinarios, etc.

 Vehículos

1) Restringir todos los movimientos innecesarios.

2) Instalación de vados de limpieza y desinfección o medios equivalentes a la entrada a las explotaciones.

3) Limpieza y desinfección obligatorias de todos los transportes a la entrada y salida de la granja.

4) Limpieza y desinfección de la vestimenta de conductores y visitantes.

 Animales

1) Reforzar las medidas de control contra animales silvestres, aves, roedores e insectos mediante vallados de la granja, telas mosquiteras, mallas pajareras, cierre de puertas, cebos y trampas para roedores, etc.

 Veterinarios de campo

1) El vehículo se dejará fuera de la explotación, es necesario tener en cuenta que el virus puede persistir en zonas aledañas a la explotación que son usadas por los animales como zonas de pastoreo, zonas de ejercicio etc. Se tendrá cuidado de que el vehículo no pase a través de estas zonas contactando por teléfono previamente con la explotación y pidiendo información respecto a estosaspectos. El vehículo debe considerarse y mantenerse como un espacio limpio de virus.

2) Llevar a la explotación sólo el material, objetos y acompañantes estrictamente necesarios. Se debe minimizar al tránsito de vehículos, material y personas en todo lo posible. Será importante por ello la planificación previa de cada una de las visitas. Deberemos aprovechar todos aquellos medios, tanto personales como materiales, que puedan estar en la explotación, cuantas menos cosas se introduzcan en la explotación menos material tendremos que sacar y por lo tanto, la probabilidad de saquemos el virus con nosotros o con nuestras cosas también será menor.

3) El equipo de protección deberá ser puesto antes de entrar y estará compuesto por: mono de material resistente y desechable (Ej. Tyvek®), gorro, mascarilla (aunque no es obligatorio como en otras enfermedades hay que tener en cuenta que el virus puede persistir en la garganta de las personas y ser transportado aquí a otra explotación), guantes, todos ellos también desechables, botas impermeables de goma resistentes. Se podría utilizar calzas pero únicamente como complemento a las botas de goma ya que es probable que las calzas se rompan durante las operaciones a realizar en la granja.

4) Todos los elementos que vayan con nosotros (móviles, cuadernos, jeringuillas, vacunas, termómetros, etc.) deberán ir en medios que los protejan de la contaminación que sean lavables y desinfectables. (se pueden introducir enla explotación en bolsas de plástico herméticas).

5) A la entrada y a la salida lavaremos y desinfectaremos cualquier elemento que tenga la posibilidad de estar contaminado que haya entrado en contacto con los animales infectados, o inspeccionados de forma directa o indirecta. Aquello que sea desechable lo eliminaremos en el interior de la explotación antes de abandonarla.

6) Se colocarán pediluvios, empleando desinfectantes autorizados, o en sustitución lejía o sosa al 2%, en todas las entradas y salidas de la explotación. Los pediluvios a la entrada de la explotación y también a la entrada de cada una de las dependencias de esta deberán estar protegidos contra la lluvia ya que la lluvia puede hacer disminuir la concentración del desinfectante, el contenido deberá ser renovado según las indicaciones del fabricante.

7) Antes de abandonar la explotación se realizará una limpieza y desinfección de las manos con especial cuidado de limpiar bien las uñas. En cada visita independientemente de los medios de limpieza y desinfección presentes en la propia explotación, el equipo veterinario de campo llevará consigo agua y desinfectante suficiente como para llevar a cabo una adecuada limpieza y desinfección tanto del personal como del equipo.

Investigadores españoles han desarrollado un trabajo para estimar el riesgo de introducción de insectos voladores por el viento en un país, identificando áreas y períodos de alto riesgo de incursión de enfermedades transmitidas por vectores. Este riesgo se puede caracterizar por el papel de las temperaturas adecuadas y las corrientes de viento en la supervivencia y los movimientos de los insectos pequeños, respectivamente.

El modelo predice la densidad numérica de los insectos introducidos en el espacio y el tiempo basándose en tres procesos: la advección debida a las corrientes de viento, la deposición en el suelo y la supervivencia debida a las condiciones climáticas.T022 Miasis Lucientes F2

La ganadería española ha sufrido muchos brotes de fiebre catarral ovina desde 2004 y numerosos expertos señalan que los ‘culicoides’ transportados por el viento de las zonas afectadas en el norte de África son una posible causa. Este trabajo implementa experimentos numéricos que simulan la introducción de ‘Culicoides’ en 2004. El modelo identificó al sur y este de España, particularmente entre junio y noviembre, como el mayor riesgo de introducción de ‘Culicoides’ transportados por el viento, que coincide con los datos de campo sobre brotes de lengua azul en España este año . Esta validación sugiere que este modelo puede ser útil para predecir la introducción de patógenos en el aire de importancia para la productividad animal.

Este estudio está publicado en la revista científica Plos One y cuenta con la autoría de cinco investigadores de la Universidad Complutense de Madrid. Se trata de Eduardo Fernández Carrión, Benjamín Ivorra, Ángel Manuel Ramos, Cecilia Aguilar Vega y José Manuel Sánchez Vizcaíno. Además, también participa Beatriz Martínez López, de la Universidad de California (Estados Unidos).

 

Las mejoras que se han implantado durante los tres últimos años y las que se prevén para 2018 han posibilitado una reducción continuada del precio, al tiempo que se ha mejorado el nivel de servicio

Trabajadores de Sarga en la retirada

El Gobierno de Aragón, a través de la empresa pública Sarga, entidad gestora del servicio público de recogida de animales muertos en explotaciones ganaderas, reducirá a partir del 1 de junio de 2018 el precio de recogida de cadáveres a 0,16 euros el kilo de cualquier ganadería excepto la bovina (M.A.R.).

En 2015, el precio por la retirada de este tipo de cadáveres era de 0,23 euros por kilo., y a lo largo de la actual legislatura se ha aplicado una reducción del 28%. En 2017, Sarga retiró 57.166.000 kilos de animales muertos en su mayoría cerdos, lo que da una idea del impacto que esta reducción de precio supone para el sector ganadero, puesto que el 93% de la retirada se acoge a esta reducción.

Esta reducción ha sido posible gracias a la consolidación en los tres últimos años de los procesos de transferencia, de recogida selectiva (cuya eficiencia ha mejorado en más de 8 puntos porcentuales en los últimos 12 meses), y a las mejoras obtenidas en las licitaciones de suministros y servicios complementarios.

La valoración por parte de los usuarios es positiva

Durante 2017, el 99,42% de las recogidas se realizaron dentro de las 48 horas posteriores al aviso de retirada. Este dato supone un record histórico en el Servicio Público y lo sitúa a la altura de los mejores niveles de servicio del sector logístico. Este hecho, junto con la decidida apuesta del Gobierno de Aragón por la reducción del precio del servicio, se refleja en un alto grado de satisfacción por parte de los usuarios preguntados a través de una encuesta, que sitúa la valoración global del servicio en un 8,39 sobre 10.

La calidad del servicio se ha mantenido durante los primeros meses de 2018 a pesar de las complicaciones meteorológicas sufridas en toda la Comunidad, que han supuesto un incremento en la dificultad para realizar el trabajo con normalidad, tanto por las afecciones generales a la circulación por carretera, como por la imposibilidad del acceso a las propias explotaciones ganaderas. Así, el nivel de servicio apenas se ha resentido en un 0,5% pese a dichas complicaciones. Desde el Servicio Público de Recogida también se han realizado trabajos puntuales durante la riada del año 2018, aunque en menor medida que en el año 2015. Y es que la evacuación preventiva ordenada por el Gobierno de Aragón ha supuesto una importante reducción de las bajas en explotaciones ganaderas.

Nuevas mejoras para el 2018

En este mes de mayo se han recibido ocho nuevos camiones de recogida para el Servicio Público, que vendrán a sustituir a otros vehículos más antiguos, con lo que aumentará la capacidad operativa de la flota, y por tanto su utilización. Además, los nuevos vehículos incorporan mejoras en la seguridad y en el equipamiento, en especial para el proceso de carga y descarga de contenedores. Tanto estos nuevos camiones como el resto de la flota están equipados con un navegador que ayuda a la planificación de las rutas, desarrollado y probado en 2017, y que está completamente desplegado en 2018.

Así mismo, en 2018 el personal veterinario de Sarga está trabajando de forma coordinada con el Servicio Público de Recogida para reforzar la bioseguridad de los procesos en toda la cadena logística, de forma que se asegure el mantenimiento de los más altos estándares y permita mantener un expediente impoluto como hasta la fecha.

Finalmente, con el doble objetivo de mejorar el flujo de información y de comunicación con los ganaderos y de construir entre todos los agentes implicados un mejor proceso, en marzo de este año se ha enviado un decálogo de buenas prácticas a todas las explotaciones, y a lo largo de 2018 está prevista la implantación de una app y de otras mejoras tecnológicas en el ámbito de la comunicación.

Página 1 de 3

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder