acrilflor 480x90 marzo16divisor 10x70 blancointerovic 480x90 mayo17divisor 10x70 blancodelavaldivisor 10x70 blancoinatega

Mostrando publicaciones por etiqueta: Bioseguridad

 

LA BIOSEGURIDAD ES FUNDAMENTAL PARA CUALQUIER CENTRO DE SEMENTALES DE ALTA CALIDAD

El Centro de selección y mejora genética de ovino y caprino de Castilla y León (OVIGÉN) sigue ampliandoLAZARETO OVIGEN 2 WEB y mejorando sus servicios al sector ganadero con la incorporación dentro de sus instalaciones de una nueva construcción, que realizará las funciones de nave de cuarentena cumpliendo todas las medidas de bioseguridad requeridas para evitar la entrada de enfermedades con patologías que supongan un peligro.

El nuevo edificio tiene unas dimensiones de 250 metros cuadrados y su puesta en funcionamiento permitirá duplicar la capacidad actual para estancia de los animales candidatos a sementales en el periodo de seguridad que deben pasar antes de entrar en contacto con el resto de los sementales ovinos y caprinos que ya están en el centro.

La distribución interior dispone de 12 compartimentos, pasillo de manejo y pasillo de alimentación.  La nueva instalación tendrá habilitada una zona de salto para entrenamiento de los machos, lo que permitirá que sean funcionales desde su fecha de salida de lazareto, una vez finalizado el periodo de cuarentena.

Los machos permanecen en la nave de cuarentena por un período de 6 meses, durante el cual se realizan análisis cada mes y medio para la detección de enfermedades que establece la normativa. Una vez superado este periodo de garantía sanitaria los futuros sementales se incorporan a la nave principal para iniciar la elaboración de dosis.

LAZARETO OVIGEN 3 WEB

Javier Lucientes, doctor en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza y catedrático de Parasitología y Enfermedades Parasitarias del Departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, es actualmente el coordinador del Programa Nacional de Vigilancia Entomológica de Lengua Azul y otras enfermedades de transmisión vectorial del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente, y del Programa de Vigilancia Entomológica en aeropuertos y puertos frente a vectores importados de enfermedades infecciosas exóticas y de potenciales vectores autóctonos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este experto ofreció en el Colegio de Veterinarios de Las Palmas un curso sobre ‘Nuevas amenazas para la salud global (One Health): las enfermedades transmitidas por vectores’ el pasado 27 de enero. “Hemos tratado de actualizar los conocimientos, sobre todo lo que son enfermedades transmitidas por vectores, por insectos y ácaros. Algunos conceptos han ido cambiando en los últimos años y también hemos hablado de algunas enfermedades emergentes”.

“Como una de las zonas donde hacemos un trabajo muy detallado y exhaustivo es Canarias, es interesante explicar el trabajo que se está haciendo. Incluso algunas de las personas que han venido al curso están colaborando en la vigilancia de vectores importados. Hay que vigilar la presencia de estas enfermedades y prever los métodos de control de estos insectos para evitar la transmisión de las mismas”, señaló.

 

Por otra parte, Lucientes se refirió a la importancia del cambio climático en una mayor actividad de estos vectores, entre los que se encuentra el de la lengua azul: “El cambio climático esta originando un aumento de temperaturas medias anuales, sobre todo las invernales. Esto hace que los inviernos sean cada vez más cálidos favoreciendo la supervivencia de los vectores. Lo que estamos detectando con los sistemas de vigilancia es que la presencia de muchos de estos insectos se ha alargado hasta diciembre e incluso hasta enero. Como empiezan a aumentar las temperaturas antes, comienzan a adelantar su actividad. Y lo que estamos consiguiendo con el cambio climático es que se ha ampliado el período de actividad de estos insectos, con lo cual se ha alargado el período de poder transmitir estas enfermedades, y han empezado a colonizar algunas zonas, sobre todo en el norte de España o en las zonas de montaña donde antes no estaban porque cuando llegaba el frío en invierno los mataba”.

España ha tenido dos focos de scrapie durante el primer mes del presente año, según los datos oficiales que ofrece la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Después de un primer foco que se confirmó en la localidad murciana de Jumilla, el segundo caso del año se ha localizado en una explotación del municipio segoviano de Carbonero el Mayor.

 

Durante el pasado año 2016, en España se notificaron un total de 23 casos de scrapie.

La actividad de los serotipos de la lengua azul permanece prácticamente estable desde el pasado mes de noviembre, según la información oficial que consta en la página web de la Comisión Europea. Así, la situación actual es la siguiente:

- Zona G. Serotipos 1, 2, 4 y 16. Italia: Cerdeña (excepto zona T).

- Zona H. Serotipo no especificado. Malta.

- Zona I. Serotipos 1 y 4. España: Huelva, Cádiz, Málaga, Sevilla, Córdoba, Jaén (comarcas de Jaén, Linares y Andújar), Ciudad Real (comarcas de Almadén, Almodóvar del Campo, Malagón, Calzada de Calatrava, Piedrabuena, Valdepeñas y Villanueva de los Infantes), Toledo (comarcas de Belvís de la Jara, Los Navalmorales, Oropesa y Talavera de la Reina), Badajoz, Cáceres (comarcas de Logrosán-Zorita, Cáceres, Navalmoral de la Mata, Trujillo y Plasencia) y Ávila (comarcas de Candeleda y Arenas de San Pedro). Portugal: Algarve.

- Zona J. Serotipo 1. España: todo el territorio excluyendo Baleares, Canarias y zona I. Italia: Emilia Romagna (provincias de Ravenna, Rimini y Forli Cesena), Lazio (provincias de Frosinone, Latina y Rieti), Liguria (La Spezia), Marche y Toscana. Portugal: todo el territorio peninsular excepto zona I.

- Zona K. Serotipos 1 y 8. Reino Unido: Bailiwick of Guernsey.

- Zona T. Serotipos 1, 2, 4, 8 y 16. Francia: Haute-Course y Corse-du-Sud. Italia: Cerdeña (provincia de Olbia Tempio).

- Zona X. Serotipos 4 y 16. Chipre: todo el territorio. Grecia: islas del Dodecaneso y Samos.

- Zona Z. Serotipos 1 y 16. Italia: Lazio (provincias de Roma y Viterbo), Basilicata y Umbria.

- Zona A1. Serotipos, 1, 2, 4, 9 y 16. Italia: Calabria, Sicilia y Puglia (provincias de Bari, Brindisi y Lecce).

- Zona A2. Serotipos 1, 2 y 16. Italia: Abruzzo, Campania y Molise.

- Zona A3. Serotipo 4. Grecia: todo el territorio griego excepto las islas Cícladas y Chios. Bulgaria: todo el territorio. Rumanía: todo el territorio. Hungría: Komarom-Esztergom, Pest, Nograd, Heves, Somogy, Fejer, Jasz-Nagykun-Szolnok, Bekes, Baranya, Tolna, Bacs-Kiskun, Csongrad, Zala, Veszprem y Hajdú-Bihar y parte de los condados de Vas, Gyor-Moson-Sopron, Borsod-Abauj-Zemplen y Szalbocs-Szatmar-Bereg. Eslovaquia: distritos de Rimavska Sobota, Ludenec, Zvolen, Velky Krtis, Levice, Nove Zamky y Komarno. Croacia: todo el territorio. Eslovenia: varios municipios de las regiones de Murska Sobata y Ptuj.

- Zona A4. Serotipos 1, 4, 8 y 16. Grecia: isla de Lesbos.

- Zona A5. Serotipos 1, 2, 9 y 16. Italia: Puglia.

 Mapa de serotipos:

 

http://ec.europa.eu/food/animal/diseases/controlmeasures/docs/bluetongue_restrictedzones-map.jpg

La lengua azul o fiebre catarral ovina es una enfermedad incluida en el Código Sanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la Unión Europea. Las medidas frente a esta enfermedad están reguladas por el Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, que incorpora al ordenamiento jurídico interno la Directiva 2000/75/CE, del Consejo, de 20 de noviembre, por la que se aprueban disposiciones específicas relativas a las medidas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina. Esta Directiva está desarrollada mediante el Reglamento (CE) n.º 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre, por el que se establecen disposiciones de aplicación de la Directiva 2000/75/CE, del Consejo, en lo relativo al control, el seguimiento, la vigilancia y las restricciones al traslado de determinados animales de especies sensibles a la fiebre catarral ovina.

La lucha frente a los diferentes serotipos del virus de la lengua azul que han sido detectados en España se ha llevado a cabo mediante un programa de vigilancia, un programa de vacunación y el control de los movimientos de los animales sensibles. La adaptación de los programas de lucha a la evolución epidemiológica de la enfermedad se ha realizado mediante sucesivas órdenes ministeriales, siendo la última de ellas la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la lengua azul.

En la aplicación del programa nacional de vigilancia frente a la lengua azul se ha constatado la circulación del serotipo 4 del virus de la lengua azul fuera de los límites de la zona restringida para el serotipo 4 establecidos en la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre. Por otro lado, se ha constatado también la reintroducción del serotipo 1 en la provincia de Cádiz, fuera de la zona de vacunación para este serotipo establecida en 2013 con el objetivo de controlar la circulación del virus en el norte de Cáceres y provincias limítrofes.

Asimismo, se evidencia la necesidad de establecer condiciones para el movimiento de especies sensibles a la lengua azul ubicadas en centros autorizados en base al anexo C del Real Decreto 1881/1994, de 16 de septiembre, por el que se establecen las condiciones de policía sanitaria aplicables a los intercambios y las importaciones en la Comunidad de animales, esperma, óvulos y embriones no sometidos, con respecto a estas condiciones, a las normativas comunitarias específicas a que se refiere la sección 1.ª del anexo A del Real Decreto 1316/1992, de 30 de octubre, cuando estos animales vayan destinados a otros organismos, institutos o centros autorizados.

En consecuencia, procede derogar la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre, a fin de definir las nuevas zonas de restricción frente al virus de la lengua azul en España, establecer las zonas de vacunación obligatoria y voluntaria para ambos serotipos así como las condiciones para el movimiento dentro y entre las nuevas zonas restringidas.

En el procedimiento de elaboración de esta disposición han sido consultados las comunidades autónomas y los sectores afectados.

En su virtud, y al amparo de lo establecido en el artículo 8 de la Ley 8/2003, de 24 de abril de sanidad animal, y en la disposición final segunda del Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, dispongo:

Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación.

El objeto de la presente orden es establecer medidas específicas de protección contra la lengua azul, de aplicación a todo el territorio nacional.

Artículo 2. Definiciones.

1. A los efectos de esta orden, serán de aplicación las definiciones previstas en el artículo 3 de la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, en el artículo 2 del Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, y en el artículo 2 del Reglamento (CE) n.º 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007, por el que se establecen disposiciones de aplicación de la Directiva 2000/75/CE, del Consejo, en lo relativo al control, el seguimiento, la vigilancia y las restricciones al traslado de determinados animales de especies sensibles a la fiebre catarral ovina.

2. Asimismo, se entenderá como:

a) Zona restringida frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul: las provincias, comarcas y municipios listados en el anexo I.

b) Zona restringida frente al serotipo 1 del virus de la lengua azul: las ciudades de Ceuta y Melilla y la totalidad del territorio peninsular español.

c) Zona libre: las comunidades autónomas de las Islas Canarias y de las Islas Baleares.

d) Explotación vacunada: aquella explotación en la que, durante el último año, se ha llevado a cabo una vacunación y revacunación, en caso de primovacunaciones, de acuerdo a las especificaciones de la vacuna y que ésta haya alcanzado la totalidad de animales ovinos y bovinos mayores de 3 meses presentes en la explotación en la fecha de vacunación.

Artículo 3. Requisitos para los movimientos intracomunitarios y hacia zona libre de animales, su esperma, óvulos y embriones de especies sensibles desde las zonas restringidas.

Los animales, su esperma, óvulos y embriones de especies sensibles de explotaciones situadas en las zonas restringidas podrán moverse para vida o sacrificio directamente hacia zona libre o hacia territorio de otros Estados miembros con las condiciones que establece al efecto el Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre.

Artículo 4. Requisitos para los movimientos nacionales de animales de especies sensibles dentro y entre las zonas restringidas.

1. La autoridad competente autorizará el movimiento de animales de especies sensibles dentro y entre las zonas restringidas tanto con destino vida como sacrificio, salvo que se trate de:

a) Los animales de especie ovina y bovina procedentes de las respectivas zonas de vacunación contemplados en los apartados 1 y 2 del artículo 6, en cuyo caso a partir del 30 de junio del año en curso, y hasta el inicio del siguiente Periodo Estacionalmente Libre del Vector, tal y como se define en el anexo V del Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007, sólo se autorizará el movimiento si se trata de animales:

1.º Procedentes de explotaciones vacunadas, y

2.º Vacunados frente a los respectivos serotipos o animales menores de 4 meses procedentes de madres vacunadas, y

3.º Los vehículos en los que se transporten sean desinsectados antes de la carga.

b) Los animales de especies sensibles a la lengua azul ubicados en organismos, institutos y centros autorizados de acuerdo con el Anexo C del Real Decreto 1881/1994, de 16 de septiembre, por el que se establecen las condiciones de policía sanitaria aplicables a los intercambios y las importaciones en la Comunidad de animales, esperma, óvulos y embriones no sometidos, con respecto a estas condiciones, a las normativas comunitarias específicas a que se refiere la sección 1.ª del anexo A del Real Decreto 1316/1992, de 30 de octubre, destinados a otro organismo, instituto o centro autorizado, en cuyo caso la autoridad competente autorizará dichos movimientos de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 7, 8 y 9 del Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007.

2. Durante el Periodo Estacionalmente Libre del Vector, tal y como se define en el anexo V del Reglamento (CE) nº 1266/2007, de la Comisión, de 26 de octubre de 2007, se permitirá el movimiento de los animales de especies sensibles si no presentan signos clínicos en el día de su transporte, salvo los contemplados en la letra b) del apartado 1, que se moverán de acuerdo con las condiciones recogidas en dicha letra.

Artículo 5. Requisitos para los movimientos nacionales de esperma, óvulos y embriones de especies sensibles dentro y entre las zonas restringidas.

La autoridad competente autorizará el movimiento de esperma, óvulos y embriones de especies sensibles dentro de las zonas restringidas y entre las zonas restringidas cuando ofrezcan las oportunas garantías de salud en función de una evaluación del riesgo favorable respecto a las medidas contra la propagación del virus de la fiebre catarral ovina y a la protección frente a los vectores que requieran las autoridades competentes del lugar de origen y hayan sido aprobadas por las autoridades competentes del lugar de destino, previamente al desplazamiento de dichos productos.

Artículo 6. Vacunación de especies sensibles.

1. La vacunación frente al serotipo 1 del virus de la lengua azul de los animales de las especies ovina y bovina mayores de 3 meses de edad es obligatoria en el caso de que dichos animales se ubiquen en las provincias, comarcas y municipios enumerados en el anexo II.

2. La vacunación frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul será obligatoria en los animales de la especie ovina y bovina mayores de 3 meses en el caso de que dichos animales se ubiquen en la zona restringida frente al serotipo 4 establecida en el anexo I.

3. Se realizarán cuatro campañas anuales consecutivas de la vacunación prevista en los apartados 1 y 2, debiendo haber finalizado la primera campaña con anterioridad al 30 de junio del 2015.

Será responsabilidad del titular de la explotación, a través del veterinario autorizado correspondiente, realizar la vacunación prevista en este artículo. La autoridad competente establecerá los controles oportunos para asegurarse de que la campaña se realiza correctamente.

4. Sin perjuicio de lo establecido en los apartados 1 y 2, la autoridad competente podrá aplicar programas vacunales obligatorios especiales en determinadas explotaciones que considere de riesgo especialmente alto para la transmisión del virus de la lengua azul.

5. La vacunación se realizará con los siguientes requisitos:

a) En el caso de la especie bovina, deberán grabarse los datos de la vacunación (tipo de vacuna, serotipo y fecha de aplicación) en la base de datos del Registro General de Identificación Individual de Animales (RIIA) establecido conforme el Real Decreto 728/2007, de 13 de junio, por el que se establece y regula el Registro general de movimientos de ganado y el Registro general de identificación individual de animales.

b) En el caso de la especie ovina, en aquellos animales que deben estar identificados electrónicamente según el Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina, se harán constar los datos de la vacunación (tipo de vacuna, serotipo y fecha de aplicación) en la base de datos del RIIA, prevista en el Real Decreto 728/2007, de 13 de junio. Cuando los animales no estén identificados electrónicamente, los datos de la vacunación se incluirán en el libro de registro de la explotación.

c) Las autoridades competentes de las comunidades autónomas llevarán a cabo un registro de los animales vacunados, en los que, al menos, figurará el año y mes de primo vacunación y de sucesivas vacunaciones, el código de explotación y la identificación individual de los animales, cuando proceda.

d) Los datos necesarios para el registro de la vacunación, referidos en las letras a), b) y c) anteriores, deberán notificarse a la autoridad competente por el veterinario autorizado correspondiente, o en su caso el titular de la explotación, en un plazo máximo de 7 días desde la aplicación de cada dosis vacunal.

e) Con el fin de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 11.2 del Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, las autoridades competentes de las comunidades autónomas remitirán a la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, los programas vacunales que pretendan aplicar en su territorio, a fin de trasladarlo a la Comisión Europea.

f) En todos los casos, la vacunación se llevará a cabo con vacuna inactivada. Los animales deberán estar vacunados de acuerdo con el protocolo de aplicación de dosis recogido en la autorización de comercialización de la vacuna.

6. En aquellos casos en los que no sea obligatoria la vacunación de los animales mayores de tres meses pertenecientes a las especies ovina y bovina frente al virus de la lengua azul, el titular de los animales podrá optar por vacunarlos siempre que:

a) La vacunación sea prescrita por un veterinario que la aplicará o supervisará su aplicación.

b) El veterinario o en su caso el titular de la explotación, en un plazo máximo de siete días, comunique a la autoridad competente la información que se requiera para asegurar el cumplimiento de los requisitos establecidos en las letras a), b) y c) del apartado 5 de este artículo.

c) La vacunación se podrá realizar frente al serotipo 1 en animales de la especie ovina y bovina en el resto de territorios de la zona restringida frente al serotipo 1 no incluidos en el apartado 1 de este artículo.

d) La vacunación se llevará a cabo con vacuna inactivada.

Artículo 7. Régimen sancionador.

En caso de incumplimiento de lo dispuesto en la presente orden será de aplicación el régimen de infracciones y sanciones previsto en la Ley 8/2003, de 24 de abril, sin perjuicio de las posibles responsabilidades civiles, penales o de otro orden que puedan concurrir.

Disposición adicional única. Modificación de las zonas restringidas.

Las zonas de restricción consistirán en un área de al menos un radio de 50 km a partir de la explotación infectada. Dicha zona podrá ser modificada teniendo en cuenta la situación geográfica y los factores ecológicos, las condiciones meteorológicas, la presencia y distribución del vector, los datos históricos de distribución de la enfermedad.

Se habilita al Director General de Sanidad de la Producción Agraria a modificar mediante resolución, que se publicará en el «BOE», las zonas restringidas del anexo de esta orden en base a las notificaciones recibidas de las comunidades autónomas.

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.

Queda derogada la Orden AAA/2029/2014, de 29 de octubre, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la lengua azul.

Disposición final primera. Título competencial.

Esta orden se dicta al amparo de lo dispuesto en el artículo 149.1, regla 16.ª, de la Constitución Española, que atribuye al Estado la competencia exclusiva en materia de bases y coordinación general de la sanidad.

Disposición final segunda. Entrada en vigor.

La presente orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Madrid, 29 de enero de 2015._La Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

ANEXO I

ZONA RESTRINGIDA FRENTE AL SEROTIPO 4 DEL VIRUS DE LA LENGUA AZUL

Se considerará zona restringida frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul los siguientes territorios:

a) En la Comunidad Autónoma de Andalucía:

1.º Provincias de Córdoba, Cádiz, Huelva, Málaga y Sevilla.

2.º En la provincia de Jaén: las comarcas veterinarias de Alcalá la Real, Huelma, Úbeda, Linares, Andújar, Jaén y Santiesteban del Puerto.

3.º En la provincia de Granada: la comarca veterinaria de Motril (Costa de Granada).

b) En la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha: las provincias de Toledo y Ciudad Real.

c) En la Comunidad Autónoma de Castilla y León:

1.º En la provincia de Ávila: las comarcas veterinarias de Arenas de San Pedro, Candeleda, Cebreros, El Barco de Ávila, Las Navas del Marqués, Navaluenga y Sotillo de la Adrada.

2.º En la provincia de Salamanca: las comarcas veterinarias de Béjar y Sequeros.

d) La Comunidad Autónoma de Extremadura.

e) En la Comunidad Autónoma de Madrid: las comarcas veterinarias de Aranjuez, Arganda del Rey, Alcalá de Henares, Colmenar Viejo, El Escorial, municipio de Madrid, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias, Torrelaguna y Villarejo de Salvanés.

ANEXO II

ZONAS DE VACUNACIÓN OBLIGATORIA FRENTE AL SEROTIPO 1

1. En la Comunidad Autónoma de Andalucía:

a) Las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, y Sevilla.

b) En la provincia de Granada: la comarca de Motril.

c) En la provincia de Jaén: las comarcas veterinarias de Alcalá la Real, Andújar, Huelma, Jaén, Linares, Santiesteban del Puerto y Úbeda.

2. En la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha:

a) En la provincia de Toledo:

1.º Las comarcas veterinarias de Belvís de la Jara y Oropesa.

2.º En la comarca veterinaria de Navalmorales: el municipio de San Bartolomé de las Abiertas.

3.º En la comarca veterinaria de Talavera de la Reina: los municipios de Almendral de la Cañada, Buenaventura, Calera y Chozas, Castillo de Bayuela, Cazalegas, Cervera de los Montes, El Real de San Vicente, Hinojosa de San Vicente, Marrupe, Mejorada, Montesclaros, Navamorcuende, Pepino, La Iglesuela, La Pueblanueva, Las Herencias, San Román de los Montes, Sartajada, Segurilla, Sotillo de las Palomas, Talavera de la Reina y Velada.

b) En la provincia de Ciudad Real: las comarcas veterinarias de Almadén, Almodóvar del Campo y Piedrabuena (antiguas comarcas de Piedrabuena y Horcajo de los Montes).

3. En la Comunidad Autónoma de Castilla y León:

a) En la provincia de Ávila: La comarca veterinaria de Candeleda.

b) En la provincia de Salamanca: La comarca veterinaria de Sequeros.

4. En la Comunidad Autónoma de Extremadura:

a) En la provincia de Badajoz: las comarcas veterinarias de Azuaga, Don Benito, Castuera, Herrera del Duque, Jerez de los Caballeros y Zafra.

b) En la provincia de Cáceres:

1.º Las comarcas veterinarias de Coria, Logrosán (Zorita), Plasencia y Valencia de Alcántara.

2.º En la comarca veterinaria de Cáceres: los municipios de Garrovillas, Hinojal, Monroy, Santiago de Campo y Talaván.

3.º En la comarca veterinaria de Navalmoral: los municipios de Aldeanueva de la Vera, Almaraz, Belvís de Monroy, Berrocalejo, Bohonal de Ibor, Carrascalejo, Casatejada, Collado, Cuacos de Yuste, El Gordo, Garganta la Olla, Guijo de Santa Bárbara, Jaraiz de la Vera, Jarandilla de la Vera, Losar de la Vera, Madrigal de la Vera, Majadas, Mesas de Ibor, Millanes, Navalmoral de la Mata, Peraleda de la Mata, Robledillo de la Vera, Romangordo, Rosalejo, Saucedilla, Serrejón, Talaveruela de la Vera, Talayuela, Toril, Torremenga, Valdecañas de Tajo, Valdelacasa del Tajo, Valdehúncar, Valverde de la Vera, Viandar de la Vera, Villanueva de la Vera y Villar del Pedroso.

 

El último caso detectado, que se corresponde con el serotipo 1, se encuentra localizado en Tarifa (Cádiz)

 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha analizado con las organizaciones profesionales agrarias, representantes de Cooperativas Agroalimentarias (antigua Faeca), la Federación de Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) y las ADSG de la provincia de Cádiz y Sevilla la estrategia de lucha contra el serotipo 1 del virus de la lengua azul, con el fin de controlar la enfermedad y evitar su dispersión en Andalucía.

El encuentro se ha producido tras declarar, el pasado 31 de octubre, la aparición del serotipo 1 de lengua azul en Tarifa (Cádiz); por ello, se han expuesto las condiciones que deben reunir los movimientos de animales, conforme a lo establecido en la Orden ministerial que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por la que se amplían las zonas restringidas frente a los serotipos 1 y 4 y se establecen las condiciones para el movimiento dentro y entre las nuevas zonas restringidas, así como los movimientos hacia zonas libres.

El director general de la Producción Agrícola y Ganadera, Rafael Olvera, ha destacado que desde la Consejería "se trabaja conjuntamente con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, siguiendo en todo momento sus recomendaciones relativas a la vigilancia de la enfermedad, la detección de focos, pruebas para la detección del serotipo y la regulación del movimiento". También ha apuntado que "el Ministerio está perfectamente informado de la situación de Andalucía, puesto que el objetivo es desarrollar una estrategia global para que la enfermedad no se extienda en esta Comunidad y tampoco por el resto del territorio español".

Fiebre catarral ovina

La lengua azul no es una enfermedad contagiosa, ya que no se transmite por contacto directo o indirecto entre animales. No existen riesgos para la salud pública asociados a la lengua azul. La transmisión se produce mediante mosquitos de la especie Culicoides, que son los vectores biológicos, si bien no todas las especies de Culicoides resultan vectores eficientes de la enfermedad.

Se han descrito 24 serotipos diferentes del virus de la lengua azul, aunque en Europa sólo se han detectado algunos de ellos hasta el momento (1, 2, 4, 8, 9, 16). En los últimos años, en Andalucía se han detectado brotes del serotipo 1, 8 y 4. La virulencia del virus varía considerablemente entre las distintas cepas, siendo el serotipo 1 más virulento. También hay otros factores que influyen en la gravedad del cuadro clínico, como por ejemplo la edad del animal, el estado de carnes, la raza, el estrés, la densidad de mosquitos infectados o la presión viral en la zona, entre otras.

La prevención y el control de las enfermedades transmitidas por mosquitos resultan de una gran complejidad, por ello, se recomienda el control de los vectores para impedir la diseminación del virus mediante el empleo de insecticidas y repelentes o de mallas que impidan la entrada de los mosquitos en las explotaciones. También se recomienda la desinsectación de los transportes y de los animales en el movimiento de los mismos.

 

   * La agalaxia es una enfermedad muy difícil de controlar y de fácil contagio, con el agravante de que las administraciones no han establecido un plan oficial para lograr su erradicación

   * En Castilla y León es muy habitual que haya explotaciones de ovino contagiadas en las que los propios ganaderos no son siquiera conscientes del brote de la enfermedad en su rebaño

    * En lo relativo al contagio, no se han constatado importantes diferencias en razas, edades o sexos; pero sí se ha comprobado que las infecciones más graves se dan en jóvenes y lactantes

    * Para erradicar la enfermedad, ante la falta de un programa desde la Administración, la unidad de actuación debe ser la granja y sería bueno que existiesen grupos de explotaciones coordinadas en su trabajo

 

INTRODUCCIÓN

La agalaxia contagiosa es una enfermedad producida en los pequeños rumiantes por especies del género Mycroplasma, caracterizada a nivel clínico por una triada de síntomas localizados: mamarios, articulares y oculares. Así, el animal enfermo desarrolla problemas de conjuntivitis, mamitis y artritis.

Hay que tener en cuenta que los microplasmas son procariotas de naturaleza flexible sin pared celular y están reconocidos como los organismos con “vida libre” más pequeños. Además, se pueden asociar a otros micoplasmas para desarrollar más enfermedades.

LA ENFERMEDAD

Epidemiología

El primer inconveniente que se encuentra el veterinario para estudiar el tratamiento de esta enfermedad es delimitar la unidad epidemiológica. Es una cuestión bastante complicada, ya que está muy condicionada por el movimiento de los animales y ligada principalmente a la introducción de portadores. Estas circunstancias hacen que sea una enfermedad muy difícil de controlar y de fácil contagio, con el agravante de que las administraciones no han establecido un plan para su erradicación.

  Las formas mas típicas de presentación de la enfermedad son la epidémica o la endémica/esporádica, aunque se pueden encontrar todo tipo de situaciones intermedias:

a) Presentación epidémica. Se puede dar en casos de explotaciones que están libres de la enfermedad, 


b) 
Presentación endémical esporádica
. Es la situación  subclínica, en la que la enfermedad esta oculta y es más difícil de encontrar. Es lo más habitual en las explotaciones de ovino de Castilla y León y se da la circunstancia que ni los propios ganaderos son conscientes del brote de la enfermedad en su rebaño. Lo más preocupante es que esta forma subclínica ya produce pérdidas económicas para el ganadero, pero en el futuro se producirán reactivaciones de la enfermedad que serán más perjudiciales.pero que a su vez están desprotegidas. La llegada de animales contagiados o portadores de la Agalaxia puede producir la epidemia.

El “Mycroplasma agalactiae” es un organismo que, en general, tiene dificultades para perdurar, pero que puede aguantar bastante tiempo bajo unas circunstancias determinadas:BIOSEGURIDAD FRENTE A LA AGALAXIA-tabla 1

-Animales enfermos. El microplasma viaja en todas las secreciones de los animales contagiados por la enfermedad. Tiene una curación bacteriológica bastante complicada, por lo que se producen frecuentes recaídas.

-En los animales que son portadores asintomáticos, que suelen quedar en la explotación cuando el ganadero cree que ya ha erradicado la agalaxia de su rebaño, pero el microplasma aparece en otras circunstancias. En concreto, en excreción de leche sin síntomas clínicos (aunque con un alto nivel de RCS) y con un acantonamiento en ganglios retromamarios (ojos y articulaciones), heces y secreciones vaginales. Además, en caprino se ha demostrado la existencia de portadores auriculares, algo que no ha podido confirmarse en ovino.

-En el medio ambiente, el microplasma es capaz de sobrevivir en periodos prolongados en heces, agua y camas. Su nivel de perdurabilidad en leche es bastante variable. Así, puede aguantar unos cuatro meses en una leche que tenga una temperatura de 8ºC, mientras que puede estar hasta nueve meses si la temperatura desciende a –10ºC.

En lo relativo al contagio, no se han constatado importantes diferencias en razas, edades o sexos. Sin embargo, sí se ha comprobado que las infecciones más graves se dan en jóvenes y lactantes, ya que aún no han desarrollado un mecanismo inmune.

Hay que tener en cuenta que hay un periodo de inmunidad postinfección de aproximadamente unos 6 meses, aunque no evita reinfecciones, sino que solamente se produce una atenuación de los síntomas.ológico adecuado. De todos modos, debido a que es una enfermedad cuyo contagio tiene que ver con el manejo y que muchas explotaciones conviven con ella sin saberlo, existe un mayor riesgo epidemiológico en las hembras en ordeño.

Por otra parte, hay una serie de factores que aumentan la gravedad de la enfermedad:

                        + Virulencia y dosis infectante.

BIOSEGURIDAD FRENTE A LA AGALAXIA-tabla 2

                        + La mamaria es la vía más eficaz de contacto.

                        + El intervalo entre exposiciones a la enfermedad.

                        + Factores estresantes y enfermedades asociadas.

                        + Factores zootécnicos, como las características de la ordeñadora o las rutinas de ordeño.

Respecto a los mecanismos de contagio, existen varias vías:

                 * Vía digestiva. Esencial en la transmisión vertical.

                   * Vía respiratoria. Tiene un papel limitado. 

                  * Vía galactófora. Es la principal en los animales de ordeño.

         * Vías genital, cutánea (a través del esquileo) o vectores. Se han realizado pocos estudios al respecto y no hay conclusiones determinadas.

Por lo tanto, se puede resumir que existe la transmisión vertical, que se da con el calostro o la leche infectada de la madre al hijo. La posible transmisión a través de la placenta aún presenta muchas dudas. Por su parte, la transmisión horizontal directa es de un alto riesgo, con factores que aumentan las posibilidades de contagio como el tipo de manejo en el ordeño, el hacinamiento o el estrés. La posibilidad de la transmisión de la agalaxia contagiosa a los seres huma-nos se encuentra en fase de estudio.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad puede realizarse a través de un contacto etiológico directo comprobando los síntomas en los animales enfermos o a través de un diagnóstico serológico. El problema es que se trata de una técnica laboriosa y que presenta problemas de sensibilidad y especificidad. Se ha constatado que el mejor método es el ELISA, que se ha erigido como la mejor herramienta epidemiológica de diagnóstico. Es más fiable a nivel de rebaño que atendiendo sólo a los individuos. Su principal inconveniente es que puede interferir con la vacunación, por lo que se hace imprescindible una sistematización de las vacunaciones con unos criterios de-finidos para conocer la situación de cada animal.

Control 

Una vez constatada la presencia de la enfermedad, el tratamiento de la agalaxia contagiosa se encuentra con una serie de limitaciones:

                        * La ausencia de pared celular en los microplamas les da una resistencia importante a los B-lactámicos.

                        * Inaccesibilidad de los órganos diana, como es el caso del ojo.

                        * Inaccesibilidad de los focos inflamatorios agudos.

                        * Carácter bacteriostático de algunos antibióticos.

                        * Resistencias a macrólidos, lincosamidas, tetraciclinas y quinolonas.

La vacunación del rebaño es uno de los mecanismos que puede aplicarse. Es cierto que no protegen del todo ante la enfermedad, pero sí disminuyen de forma considerable la gravedad de sus síntomas. Las limitaciones con las que se encuentra la vacuna es:

-Escaso poder inmunógeno de los microplasmas, incluso tras una infección natural.

     -Diversidad antigénica

       -Escaso éxito en la prevención de infecciones.

-Aparición de la agalaxia contagiosa clínica, e incluso epidémica, en rebaños con buenas pautas vacunales.

 Las pautas de vacunación que se siguen en la mayoría de los protocolos de la enfermedad hablan de una revacuna a los quince días de la vacuna inicial y una tercera de recuerdo a los 4 o 6 meses. En los animales de reposición, debe aplicarse

BIOSEGURIDAD FRENTE A LA AGALAXIA-tabla 3

a partir de los 3 meses. La dosis más efectiva es la que se aplica entre 1 y 2 meses antes del parto. Pero lo más importante es que todo este proceso de vacunación debe aplicarse bajo un estricto criterio veterinario.

Por último, se debería aplicar un estricto programa de aplicación para la prevención y erradicación de la enfermedad, aunque es algo que es muy difícil de aplicar en la situación práctica actual de los rebaños de Castilla y León. Deben hacerse una serie de acciones:

+ Definición del estatus sanitario del rebaño. Prohibición de la vacunación para comprobar el estado real de la explotación y la realización de chequeos serológicos sistemáticos.

+ Protección de los rebaños sanos a través del aislamiento de los rebaños positivos. Es imprescindible la emisión de certificados sanitarios, la restricción en los intercambios de ganado, el aislamiento de los rebaños positivos a los pastos colectivos y la cuarentena de las ganaderías afectadas.

+ Saneamiento de los rebaños infectados. Identificación y sacrificio de los animales infectados y la utilización de vaciados sanitarios, además de la cuarentena y la vigilancia clínica y serológica.

 

SITUACIÓN ACTUAL

Situación en España

Los datos propios del autor indican que el 10% de las mamitis subclínicas encontradas son debidas a la actuación del microplasma que produce la agalaxia contagiosa. Un 60% de estas muestras han sido recogidas en Castilla y León.

Por otra parte, los datos referentes a las mamitis clínicas indican una prevalencia aún más alta del miro-plasma, que se acerca al 20%.

Situación en Castilla y León

Para estudiar la incidencia que tiene la enfermedad en Castilla y León, se han realizado análisis de la leche en tanque. Este tipo de chequeo tiene una sensibilidad limitada, ya que no detecta de una forma fácil al micro-plasma, por lo que se supone que hay más incidencia de la enfermedad que lo que muestran los datos.

Además de los análisis que muestran la incidencia de la enfermedad, la agalaxia contagiosa está marcada por una serie de factores en Castilla y León que no debe olvidarse para hacer un análisis completo:

a) Marcado desconocimiento de la situación actual. Está provocado por la ausencia de diagnósticos sistemáticos.

b) Déficit en los programas coordinados de control. Así, se produce una dificultad para predecir el futuro de la enfermedad.

c) Ausencia de medidas básicas de bioseguridad.

d) Grandes dificultades para el veterinario clínico. Un brote clínico de agalaxia contagiosa puede echar por tierra años de mejora en producción lechera, calidad láctea, genética…

e) Es una enfermedad olvidada por la Administración, que no ha puesto medidas para erradicarla. Aunque se trata de una enfermedad de declaración obligatoria, en raras ocasiones se suele cumplir.

Para conocer la incidencia de la enfermedad, pueden analizarse unos casos concretos:

* Cooperativa 1. Según datos facilitados por Jesús Matilla en análisis de leche en tanque, el 36% de los rebaños situados en la cooperativa están contagiados. Sin embargo, 35 de los 40 casos están distribuidos tan sólo en 5 municipios, de los 18 que componen la cooperativa. En esos 5 municipios, están infectados 35 de las 56 explotaciones.

Se da la circunstancia de que son municipios con mucho censo de ganado, ya que aglutinan 25.000 de las

37.000 ovejas de la cooperativa. Además, en estos municipios tiene mucha importancia en trasiego de ganado a través de las vías pecuarias debido al pasto-reo. Además, en los 5 municipios hubo hace algo más de tres años brotes agudos de agalaxia contagiosa, tras el cambio de la vacuna utilizada.

* Cooperativa 2. Según datos cedidos por Fernando Martínez, un 18% de los rebaños fueron encontrados positivos, en el 50% de los municipios, aunque con una concentración clara en pueblos concretos. Se constató que el 75% de las ganaderías infectadas vacunan menos de dos veces al año, mientras que el 100% de las explotaciones con brote clínico no vacunaban y la mayor parte hacían pasto-reo. Además, las ganaderías positivas y sin clínica habían tenido algún brote clínico en el pasado. En este caso hay una menor relevancia en la compra de animales. Estos datos muestran la importancia de la sistematización de las vacunaciones y la coordinación entre explotaciones para erradicar la enfermedad.

 En el caso de Castilla y León, la región, como unidad epidemiológica, no puede ser abordada por los veterinarios clínicos sin el apoyo de la Administración. Por lo tanto, se debe tomar la referencia de la explotación como unidad epidemiológica y de la agrupación ganadera como unidad de trabajo. Se impone la necesidad de que hay grupos coordinados de trabajo dentro de una región.

 

¿QUÉ HACER CON LA AGALAXIA CONTAGIOSA?

Sistematizar el diagnóstico en un área endémica

El veterinario clínico debe realizar análisis sistemáticos de la leche de tanque. También debe realizarse un perfil serológico anual, incluyendo un porcentaje de corderas de reposición entre los 6 y los 18 meses de edad y de animales en primera lactación. Además, no hay que olvidar que deben mantener-se “poblaciones policía” sin vacunar, para controlar la incidencia de la enfermedad. Por último, debe definirse el estatus sanitario de cada re-baño y, por lo tanto, fijar los requisitos y los plazos para considerar negativo un rebaño.

Lucha contra la agalaxia contagiosa en un rebaño infectado

La primera fase es luchar contra un brote epidémico, para conseguir que se quede en una situación  subclínica:

-Reestablecer la situación subclínica mediante blanqueo antibiótico (y sintomático) de suficiente duración (3-4 días).

-Registrar y aislar a los animales afectados clínicamente.

-Esperar a que la situación a nivel colectivo se estabilice.

-Selección y desvieje de animales con secuelas, a través del historial y la exploración clínica.

-Medidas de manejo urgentes: aislamiento, ordeñadora, rutina de ordeño, baño de pezones…

Sin embargo, hay que ser conscientes de que el control del brote clínico sólo es el comienzo. Posteriormente, se trata de afrontar una situación endémica con una serie de medidas:

                        * Registro y análisis de casos clínicos. Mamitis indurativas, calientes, bilaterales y de secreción acuosa.

                        * Palpación periódica de ubres para hacer un desvieje de los animales crónicos.

                        * Descartar las ovejas sospechosas como madres de reposición.

                        * Tratamiento sistemático al secado.

                        * Vacunación sistemática. Dos o tres veces al año para corderas a partir de los 3 o 4 meses y en el preparto.

            * Manejo del rebaño. Comprobación del funcionamiento de la ordeñadora, rutina y desinfección de pezones.

                       * Cuidado higiénico de los alojamientos. Especial atención a las camas y comederos y bebederos.

                      * Otras medidas de interés pueden ser la cría se-parada de las corderas de reposición y el cultivo in-dividual de leche. Una medida que resulta más discutida es la posibilidad de sustituir el encalostramiento por la lactancia artificial.

                        * Finalmente, es fundamental la eliminación de animales excretores en leche.

La práctica muestra que la erradicación completa de la enfermedad es muy complicada cuando se encuentra en una situación subclínica.

El ponente analizó durante algún tiempo la situación creada en una explotación intensiva con 400 animales que no tuvo entrada de animales ni con-tacto con otros rebaños. Otros datos de interés de este rebaño son que tenía una ordeñadora deficiente durante los primeros tres años del estudio, pero que en cambio se aplicaba una rutina correcta de ordeño, tratamiento antimicoplásmico de secado y un desvieje estricto de animales con lesiones mamarias. El RCS medio anual es de más de 400.000 células por mililitro.

En los análisis realizados durante los cuatro años de estudio, se llegó a observar que se pasaba de una manera casi continuada de cultivos positivos a negativos, incluso con la aparición de dos brotes clínicos durante los 16 chequeos realizados en la explotación durante esos cuatro años.

También es importante el seguimiento y la eliminación de portadores en el cultivo de leche.

Problemas para el veterinario clínico

-La ausencia de planes de control globales y simultáneos provoca una falta de colaboración del ganadero, por lo que se impone la necesidad de que haya una obligatoriedad para erradicar la agalaxia contagiosa.

-Diferente respuesta de las vacunas comerciales.

-Problemas legales en la prescripción de antibióticos para el ganado ovino.

-Dificultad en la aplicación de blanqueos antibióticos por el periodo de retirada de estos y la existencia de fondos de reserva.

-Escasa colaboración de la Administración ante la aparición de un brote.

 

¿CÓMO AFRONTAR LA ERRADICACIÓN?

 En primer lugar, se debe hacer una aplicación sistemática de la bioseguridad, la persistencia de chequeos analíticos negativos duran-te un número de años que no está determinado y la existencia de condiciones si-milares en la zona geográfica. También son importantes la supresión de la vacunación y la eliminación de seropositivos en la población no vacunada. Finalmente, se debe seguir realizando un seguimiento en los análisis de la población.

 

PREVENIR LA ENTRADA DEL MICROPLASMA

El ganadero debe mostrar especial atención a la entrada y salida de animales en su explotación. Por esa razón, la compra y venta de animales es un asunto comprometido para el veterinario clínico, por lo que al menos se deben aplicar criterios éticos dentro de la agrupación ganadera, para no provocar contagios entre rebaños. Además, sólo se deben introducir en las explotaciones animales seropositivos, hay que guardar los periodos de cuarentena y no acudir a ferias donde haya contactos con otros animales.

Por otra parte, deben aplicarse otras medidas de bioseguridad como la utilización de calzas y de barreras de desinfección.

Por último, debe continuarse con la vacunación y evitar cualquier contacto con rebaños sospechosos, por lo que se debe evitar compartir pastos y trayectos pecuarios como calles o caminos.

 

CONCLUSIONES

1ª) El carácter endémico, con clínica de baja intensidad, y la ausencia de sistematización en el diagnóstico implican que muchos rebaños infectados pasen desapercibidos.

 2ª) En las zonas endémicas es prioritaria la identificación de rebaños libres de la enfermedad, con el fin de centrar sobre ellos los esfuerzos de bioseguridad.

3ª) La serología es una herramienta de diagnóstico infrautilizada.

4ª) Las medidas de control deben instaurarse de forma coordinada a nivel de todos los rebaños de una misma unidad epidemiológica.

5ª) Se destacó el importante papel que juegan los animales portadores crónicos en el mantenimiento de la enfermedad en el rebaño, así como el bajo porcentaje de animales excretores que pueden estar presentes en un momento determinado.

 6ª) Sería importante una mayor implicación por par-te de la Administración.

 7ª) Se evidenció la creciente preocupación de los veterinarios clínicos por la problemática de los residuos medicamentosos en leche por su aplicación masiva en el control de la enfermedad.

Publicado en Tierras-Ganadería nº 105 

 

‘Prácticas de salud y sanidad en ecológico’, es el título del curso, que se impartirá en el Centro de Formación del Medio Rural (CFMR) de Navalmoral de la Mata, en el que ganaderos de ovino y caprino aprenderán el uso de técnicas homeopáticas y terapias ecológicas para el cuidado de las cabañas ganaderas.

Comprender la complejidad y la importancia de mantener el equilibrio ruminal de los animales, realizar prácticas de manejo sobre control de parasitosis, y conocer técnicas de uso de remedios homeopáticos y de plantas medicinales en las prácticas de salud, son los aspectos fundamentales que se abordarán en el curso de formación que se iniciará el próximo lunes 14 de octubre y que tendrá una duración de veinte horas.

Una formación a través de la que se pretende que los alumnos adquieran una visión global de la salud de su rebaño, “para lo que es importante mantener el equilibrio en los rumiantes, así como saber optimizar la suplementación”, según el jefe de estudios del CFMR de Navalmoral de la Mata, José María González.

La Asociación Ecologistas en Acción Granadilla ha abogado hoy por la conservación y la propagación de los perros de raza mastín para defender como ha ocurrido “desde hace centenares de años” al ganado de los ataques del lobo, dada su reaparición en el norte de Extremadura.

 

El responsable del área de Naturaleza de esta asociación, Carlos Pino, ha detallado que el lobo ibérico procedente del sur de Castilla y León se está “expandiendo” de manera natural por las zonas en las que está desapareciendo el ganado.
Este colectivo ha insistido en que el lobo es un patrimonio natural único que aporta su belleza y presencia al turismo de naturaleza como un recurso más de sus potencialidades turísticas y ha denunciado el uso de venenos con el norte extremeño para la erradicación de carnívoros como el zorro meloncillo o los tejones.

Las autoridades veterinarias de Italia han confirmado en las últimas fechas hasta 13 casos del serotipo 1 de la lengua azul en la isla de Cerdeña, según los datos oficiales de la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Estos focos se localizan en las comarcas de Ogliastra, Olbiatempio, Nuoro y Sassari. Sus fechas de confirmación están entre el 22 de julio y el 6 de agosto.

 

En el presente año 2013, se han notificado en Italia un total de 152 casos de lengua azul.

Página 1 de 2

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder