Mostrando publicaciones por etiqueta: Inmunidad

 

El correcto desarrollo de la respuesta inmune frente a una vacuna depende en gran medida de la actividad de una serie de moléculas localizadas en la superficie de distintas células del sistema inmune denominadas coestimuladores. Estas moléculas a su vez se activan a gracias a la interacción con sus ligandos específicos, cuya expresión está finamente regulada durante esta respuesta. Aunque estos elementos se conocen bien en humanos y ratones, una especie frecuentemente usada en la experimentación animal, están pobremente descritos en otras especies animales.

 

“En este trabajo hemos estudiado por primera vez en ovejas dos sistemas de coestimuladores constituidos cada uno por un receptor y un ligando específicos”, dice José Rojas, primer autor de esta investigación. Mediante técnicas de inmunomicroscopía confocal y citometría de flujo, los autores han identificado la localización y actividad de los coestimuladores CD27 y OX40, pertenecientes a la familia de los receptores del factor de necrosis tumoral y sus ligandos específicos, CD70 y OX40L, en la activación del sistema inmune ovino.

 

El grupo ha desarrollado vectores virales seguros que permiten la expresión de versiones modificadas de estos ligandos in vivo. “El objetivo es utilizarlos para estimular la respuesta inmune frente a distintas vacunas frente a enfermedades de ovejas en desarrollo en nuestro laboratorio”, según Verónica Martín, responsable del trabajo. En general, el uso de inmunoestimuladores específicos de nueva generación como los desarrollados en este trabajo constituye una herramienta novedosa para potenciar la eficacia de los protocolos vacunales actuales, en especial para su aplicación en la sanidad animal.

 

Este trabajo ha sido desarrollado en el Instituto Nacional de Investigación Agroalimentaria (INIA).

 

 

 

 

La lengua azul es una enfermedad viral transmitida por vectores que afecta tanto a los rumiantes domésticos como a los salvajes y se caracteriza por una lesión vascular que resulta en necrosis tisular, hemorragia y edema, entre otras lesiones. Esta enfermedad es causada por el virus de la lengua azul, uno de los patógenos del ganado más importantes del mundo. Este virus se caracteriza por tener varios serotipos.

 

En el Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación Agroalimentaria (INIA), el grupo del doctor Ortego ha desarrollado una vacuna experimental universal frente al virus de la lengua azul. El régimen de vacunación desarrollado se basa en una primera dosis del vector viral ChAdOx1 originado a partir del adenovirus de chimpancé y que actualmente se está ensayando como vacuna frente a COVID-19, y una segunda dosis de recuerdo con virus MVA (virus vaccinia modificado Ankara). Ambos vectores virales ChAdOx1 y MVA expresan la proteína NS1 o una versión truncada de esta proteína, muy conservada entre los 29 serotipos del virus de la lengua azul y que induce una fuerte respuesta inmune celular TCD8 protectora. La eficacia de esta vacuna experimental se ha probado primero en el modelo de ratón, quedando los animales vacunados protegidos frente a la infección con dosis letales de los serotipos 4 y 8 del virus. Posteriormente, se ha comprobado su eficacia en ovejas, huésped natural del virus de la lengua azul.

 

Las vacunas comerciales autorizadas en Europa frente al virus de la lengua azul son vacunas inactivadas específicas de serotipo. El desarrollo de una vacuna universal que proteja frente a múltiples serotipos del virus supone un importante avance en el desarrollo de métodos profilácticos de control del virus de la lengua azul.

 

 

 

 

Carlos Montbrau y Mireia Fontseca, investigadores de I+D de Hipra, ofrecieron en el primer seminario del Foro Nacional de Ovino una interesante ponencia titulada ‘Desarrollo de una vacuna: desde la idea hasta el producto’. Este primer seminario del Foro llevó el título de ‘Las vacunas: la clave de la prevención en ovino’, moderado por Teresa Calvo, Corporate Brand Manager en Hipra.

 

En el desarrollo de una vacuna, Montbrau y Fontseca señalaron que hay varias fases de trabajo:

 

-      Fase 0. Definición del producto o fase de concepto. Conocimiento de la enfermedad, conocimiento del patógeno y búsqueda de antígenos.

 

-      Fase 1. Investigación del producto: pruebas iniciales de concepto.

 

-      Fase 2. Desarrollo del producto: pruebas para el registro.

 

-      Fase 3. Desarrollo. Ensayos clínicos.

 

-      Fase 4. Confección del dossier de registro y envío a las autoridades.

 

Como conclusión, los ponentes señalaron que para desarrollar una vacuna, hay mucho trabajo y dedicación de personas y recursos. El conocimiento previo es muy importante para este trabajo. “En Hipra desde hace muchos años, sólo se desarrollan nuevas vacunas, por lo que nos hemos centrado en la prevención y nos ha dado mucho conocimiento en proyectos del futuro”, señalaron. Por último, se debe tener en cuenta que hay muchos factores que afectan a la inmunología.

 

 

 

 

Miguel Ángel Sanz, técnico de pequeños rumiantes de Hipra, desarrolló en la primera sesión del Foro Nacional de Ovino una ponencia titulada ‘Planes vacunales: hacer fácil lo difícil’.

 

La charla de Sanz comenzó recordando la necesidad de la correcta manipulación de las vacunas para que puedan cumplir su cometido. También se debe decidir frente a qué enfermedades se debe vacunar. Por otra parte, se deben tener en cuenta una serie de factores en las explotaciones para decidir el programa vacunal: las vacunas que se van a poner, si se va a hacer por lotes o en sábana, organizar las vacunaciones con los periodos de cubrición y separar lo suficiente las vacunas para que haya una buena reacción del sistema inmune.

 

El ponente repasó los principales programas vacunales de Hipra, recordando las pautas frente a enfermedades como la enterotoxemia, abortos contra clamidias y salmonela, procesos respiratorios, mamitis por estafilococos y la agalaxia contagiosa.

 

Las conclusiones de la ponencia del técnico de pequeños rumiantes de Hipra fueron las siguientes:

 

-      No hay un programa estándar para todas las explotaciones. El programa vacunal debe adaptarse a cada explotación.

 

-      El objetivo de un programa vacunal debe ser la prevención de enfermedades. No se debe afrontar desde un visto curativo.

 

 

 

Enfermedad de los corderos amarillosPeriódicamente, desde hace décadas, se reciben avisos desde los servicios veterinarios de los mataderos, preocupados por el decomiso de canales de corderos debido a su coloración amarillenta «corderos amarillos».

Este proceso afecta a canales de corderos, generalmente con buena conformación, procedentes de animales aparentemente sanos y sin patologías previas, casi siempre han sido de la cabecera de la parición.

Analizando la evolución temporal de los decomisos o la aparición de canales «ictéricas», podemos observar (datos de Casa de Ganaderos de Zaragoza en corderos sacrificados en Mercazaragoza) que existe una fuerte concentración del problema en los meses finales de primavera y principios de verano, con casos puntuales a lo largo del año.

Esta primavera, el pico de canales «ictéricas» está siendo más elevado que en años anteriores, concentrándose sobre todo en algunas explotaciones. Dado que la mortalidad de estos animales en los cebaderos es prácticamente nula y una vez descartada la posible causa del color amarillo por pigmentos carotenoides, se decidió, desde el Servicio Clínico de Rumiantes de la Universidad de Zaragoza en colaboración con la Cooperativa Casa de Ganaderos de Zaragoza, el laboratorio EXOPOL, Diagnósticos y Vacunas S.L. y varios veterinarios clínicos y de Agrupaciones de Defensa Sanitaria, estudiar las posibles causas de este problema para intentar prevenir su aparición .

Hasta la fecha se ha realizado el control previo al sacrificio de 400 corderos, fotografiando la córnea y conjuntiva ocular, tomando temperaturas rectales y recogiendo muestras de sangre y orina de aquellos animales sospechosos. Con las muestras de sangre se han realizado hematologías y estudios moleculares para la detección de hemoparásitos. Posteriormente, se ha realizado el seguimiento en matadero, tomando muestras de vísceras correspondientes a canales amarillas en las para su posterior estudio histopatológico, microbiológico y molecular.

Los resultados obtenidos creemos que aportan nuevos datos para aclarar la etiología del proceso, ampliando el diagnóstico diferencial clásico de enterotoxemia por la toxina alfa de Clostridium perfringens tipo A o intoxicación por cobre.

Como es normal en los trabajos que lleva a cabo el SCRUM con sus colaboradores directos, los resultados serán presentados en futuras reuniones y congresos y publicados en revistas acordes a la importancia de los resultados, para beneficio de la ganadería y veterinarios de este sector.

 

La fiebre aftosa es una enfermedad viral aguda que causa importantes pérdidas económicas. Se necesitan vacunas con nuevos adyuvantes de bajo costo que estimulen las respuestas inmunes protectoras y se pueden analizar en un modelo de ratón para predecir su efectividad en el ganado.

 

En este sentido, investigadores argentinos han analizado en un estudio los efectos sobre la magnitud y el tipo de inmunidad provocada en ratones y bovinos en respuesta a una vacuna basada en el virus de la fiebre aftosa inactivado (iFMDV) formulado con ISPA.
En este trabajo, se informó por primera vez que una vacuna de serotipo A del virus de la fiebre aftosa inactivada adyuvada con ISPA es capaz de inducir protección contra el desafío en un modelo de ratones y de mejorar las respuestas inmunes específicas contra el virus en el ganado.

 

El estudio se publicó en la revista Frontiers in Veterinary Science con la firma de los siguientes investigadores: Juan E. Bidart, Claudia A. Kornuta, Mariela Gammella, Victoria Gnazzo, Ivana Soria, Cecilia A. Langellotti, Claudia Mongini, Roxana Galarza, Luis Calvinho, Giuliana A. Lupi, Valeria Quattrocchi, Ivan Marcipar y Patricia Zamorano.

 

 

 

ovejas en el campo web

Un equipo liderado por el CSIC ha empleado el virus Sendai, que afecta a ratones, para activar el sistema de defensa de las células ovinas frente a infecciones por lentivirus

Un equipo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado estimular la defensa inmune frente a virus en células de ovejas empleando el virus Sendai, un paramixovirus asociado a enfermedades respiratorias en ratones. Los investigadores han logrado que este virus infecte las células sin llegar a matarlas, lo que provoca que sean capaces de responder ante una infección posterior por lentivirus. Los resultados, publicados en la revista Vaccines, abren la vía al desarrollo de nuevas vacunas que emplean versiones atenuadas de virus adaptados a determinadas especies para prevenir infecciones graves en otras.

 

El éxito en la defensa frente a las infecciones está condicionado por la capacidad inicial de respuesta del organismo, un primer estímulo que se conoce como inmunidad innata. Casi todas las células de cualquier organismo vivo tienen mecanismos propios de defensa que participan en la inmunidad innata frente a cualquier infección.

 

En este estudio, llevado a cabo en colaboración con investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, los científicos han usado el virus Sendai para estimular la actividad inmune en células de otro animal, las ovejas, a las cuales el virus no causa ninguna enfermedad.

 

“Este virus es considerado un potente inductor de respuestas inmunes innatas en varias especies, incluidos los humanos. Sin llegar a matar las células ovinas infectadas por el virus de Sendai, hemos visto cómo estas se vuelven refractarias a una infección posterior por lentivirus, un grupo que puede causar enfermedades graves en pequeños rumiantes y otros animales, incluido el ser humano tras la infección con virus de inmunodeficiencia humana o VIH”, explica el investigador del CSIC Ramsés Reina, que trabaja en el Instituto de Agrobiotecnología, un centro mixto del CSIC y el Gobierno de Navarra.

 

En concreto, lo que hace el virus Sendai es estimular la respuesta antiviral infectando virtualmente todas las células de un cultivo de macrófagos de una forma no productiva, es decir, sin generar nuevos virus y sin llegar a matar las células.

 

“Presentando fragmentos de proteínas en su superficie, los macrófagos son capaces de estimular determinados linfocitos e impulsar la respuesta inmune adaptativa, que tiene una capacidad de memoria a largo plazo y es más específica frente a patógenos concretos. Esta capacidad del virus de Sendai para llegar a un gran número de macrófagos podría usarse para diseñar virus recombinantes con capacidad vacunal. Estos serían capaces de expresar proteínas de otros microorganismos y, de esta manera, inducirían la inmunidad adaptativa”, concreta el investigador del CSIC.

 

Prevención de infecciones graves


Según los investigadores, el trabajo demuestra que la activación de la respuesta inmune innata mediante un virus no patogénico interfiere en la infección de otro virus que sí lo es. Esta estrategia podría ser usada en la prevención de algunas infecciones estimulando la denominada inmunidad entrenada, que consiste en enseñar a las defensas del organismo a recordar de forma duradera el primer estímulo.

 

Reina explica: “La inmunidad entrenada implica que un primer estímulo en la respuesta inmune innata activa un proceso de apertura en la lectura de ciertos genes inflamatorios. Esta apertura se mantiene en el tiempo, lo que llamamos memoria epigenética, y determina que tengamos una mayor respuesta frente a algunos estímulos, los cuales vuelven a activar la inmunidad innata frente a una nueva infección”.

 

Esta memoria epigenética podría ser utilizada, por ejemplo, para conseguir una estimulación inmunológica inespecífica que, aunque no proteja completamente frente a algunos virus, incremente la expresión de ciertos genes antivirales y proinflamatorios, lo que sería suficiente para prevenir una infección grave.

Salmonella vista en el microscopio electrónico-NIAID

Investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) han demostrado el alto potencial del aceite esencial de orégano para controlar infecciones provocadas por bacterias resistentes a tratamientos basados en antibióticos tradicionales como la salmonella.
En un comunicado, la Fundación Descubre ha explicado que en sus análisis los científicos han probado que esta sustancia natural tiene actividad antimicrobiana y que las cepas no parecen generar resistencia por mutación, por lo que podría ser una buena alternativa a los antibióticos en el control de esta infección.
En el laboratorio, los expertos introdujeron las cepas en placas que contenían diferentes concentraciones de aceite esencial de orégano con el fin de determinar la concentración capaz de evitar la proliferación de cepas resistentes aparecidas por mutación genética.
"Estudios previos que hemos realizado destacan el elevado potencial de los aceites esenciales de canela, clavo, tomillo rojo y común y orégano frente a las enterobacterias, que forman parte de la flora intestinal normal de los humanos y otros muchos animales", según ha explicado Belén Huerta, directora de este trabajo.
Concretamente, el de orégano presenta una gran actividad inhibitoria y bactericida, razón por la cual fue elegido para realizar estos ensayos, por lo que podría ser una buena alternativa a los antibióticos en el control de infección por salmonella.
Además de determinar el potencial de este aceite esencial para su uso en el control de la infección por salmonella en los animales, los investigadores analizaron la respuesta de las bacterias a la enrofloxacina, un antibiótico frente al que esta bacteria puede hacerse resistente por mutación.
Tras usarlo en el ensayo para comparar con el aceite de orégano, comprobaron que, pese a no aparecer ningún tipo de mutación, las bacterias sí se hacían más resistentes y, por tanto, había que subir la concentración de antibiótico para combatirlas.
Con estos resultados, los científicos continúan evaluando las propiedades antimicrobianas de los aceites esenciales y su aplicación en otras bacterias.
Este estudio, financiado con fondos del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) de la Junta de Andalucía, se suma a otras investigaciones en las que este equipo lleva cuatro años trabajando y que se centran en valorar la actividad antimicrobiana de varios aceites esenciales frente a 85 cepas de 28 variedades diferentes de salmonella. 

FOTO: Salmonela vista en el microscopio electrónico. Rocky Mountain Laboratories, NIAID,

La Federación Andaluza de Asociaciones de Caprino de Raza Pura (Cabrandalucía), organizadora del Foro Nacional del Caprino, trabaja con celeridad en los últimos días para tener preparado lo antes posible un programa oficial de ponencias y mesas redondas para la undécima edición de este foro, que en esta ocasión se celebrará los días 14 y 15 de mayo en la localidad almeriense de El Ejido.

El técnico Juanma Micheo, que un año más será el encargado de confeccionar el programa de actividades de este evento, está ideando un programa en el que se romperá la clásica estructura de años anteriores en tres bloques, para ofrecer algunas ponencias temáticas de mayor contenido, mesas redondas e, incluso, algunas tertulias con la participación de ganaderos, que habían demandado este tipo de iniciativas en las encuestas realizadas en años anteriores.

Los temas generales sobre los que probablemente tratará este XI Foro Nacional del Caprino son los efectos del cambio climático en pequeños rumiantes, las mejoras reproductivas con la utilización de inseminación artificial sin hormonas artificiales, los avances en genómica, la prevención de enfermedades y la alimentación en la reposición.

Será el undécimo año consecutivo que se celebre este Foro Nacional del Caprino organizado por Cabrandalucía, siempre en una ciudad andaluza. Será la segunda ocasión que se celebre en la provincia de Almería, ya que la capital almeriense acogió el evento en 2013. También se celebró en tres ocasiones en Antequera (Málaga) y también en Guadix (Granada), Sevilla, Granada, Ronda (Málaga), Carmona (Sevilla) y Córdoba.

 

La bacteria intracelular ‘Chlamydia abortus’ es el agente causal del aborto enzoótico ovino (AEO). La sintomatología de esta enfermedad no se observa hasta que la bacteria coloniza la placenta, causando finalmente el aborto. Los animales infectados se convierten en portadores que diseminarán la bacteria en los siguientes estros.

Este proceso de latencia/multiplicación activa sugiere que las hormonas sexuales de la hembra, estradiol y progesterona, podrían desempeñar un papel importante en la fisiopatología del AEO, afectando a la resolución de la infección clamidial y también a la eficacia de la vacunación. Sin embargo, los mecanismos a través los cuales las hormonas sexuales de la hembra afectan a la infección por ‘C. abortus’ no se han estudiado en profundidad. Así pues, el objetivo principal de una tesis doctoral ha sido analizar el efecto de las hormonas sexuales, 17ß-estradiol y progesterona, sobre la cinética de la infección y la respuesta inmunitaria inducida por ‘C. abortus’ en modelos experimentales murinos y ovinos.

La tesis doctoral fue presentada por Antonio Murcia Belmonte ante la Universidad Complutense de Madrid, con el título de ‘Papel del estradiol y la progesterona en la infección por Chlamydia abortus en modelos murinos y ovinos: influencia sobre la eficacia de la vacunación’.

Los resultados indican que, bajo las condiciones experimentales establecidas, el estradiol favorece la resolución de una primoinfección por ‘C. abortus’, mientras que la progesterona no interfiere de manera significativa en la resolución y en la respuesta inmunitaria generada tras ella. En el modelo experimental ovino utilizado, el tratamiento con progesterona durante la inmunización vacunal con una vacuna inactivada experimental frente a ‘C. abortus’ aumenta el efecto protector de la misma y minimiza la gravedad de las lesiones de la infección, incrementando la presencia de linfocitos ‘Treg’, que no bloquea el desarrollo de una respuesta inmunitaria de memoria efectiva inducida por la vacunación.

 

Página 1 de 3

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder