ovinnova 1000x120 septiembre18divisor 10x70 blanco

Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Investigación

Investigadores tunecinos han realizado un experimento con el objetivo de estudiar la oxidación de los lípidos, los rasgos microbiológicos y físico-químicos y los atributos sensoriales de los embutidos realizados a partir de carne de ovejas de desecho alimentadas con residuos de destilación de romero.

La conclusión es que agregar romero a la dieta de oveja descartada generó embutido con alto valor en cuanto a las características nutricionales y los rasgos sensoriales. Este aditivo natural y disponible permite la creación de un nuevo producto cárnico procesado que se puede agregar a la gama de salchichas convencionales. Además, tuvo un efecto positivo en la reducción de agentes microbianos en el animal.

Este estudio se ha publicado en la prestigiosa revista científica internacional Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Y. Ben Abdelmalek, I. Essid, S. Semeti y N. Atti.

Ante la aparición de un brote de lengua azul, las primeras sospechas se basan en los signos clínicos característicos y en la presencia de vectores en la zona del brote. Para confirmar el diagnóstico se requieren pruebas de laboratorio. En España, el diagnóstico de esta enfermedad ha de realizarse por los laboratorios de diagnóstico de las Comunidades o por el Laboratorio Nacional de Referencia de la Lengua Azul (Laboratorio Central de Veterinaria de Algete), según recuerda el portal sanidadanimal.info elaborado por el centro Visavet de la Universidad Complutense de Madrid.

El diagnóstico se basa en el aislamiento del virus y su identificación a partir de muestras de sangre y tejidos, así como en la detección de anticuerpos en animales no vacunados, siendo las técnicas que se realizan de dos tipos principales.

Diagnóstico serológico

- Test Elisa para la detección de anticuerpos frente al virus de la lengua azul; disponible en todos los laboratorios de diagnóstico de la enfermedad.

- Serotipificación por seroneutralización. Técnica de confirmación serológica disponible frente a los diversos serotipos del virus en el Laboratorio Nacional de Referencia.

Identificación del agente

- Aislamiento del virus. Se realiza mediante la inoculación intravenosa en huevos de gallina embrionados de 10-12 días de edad o por inoculación en líneas celulares.

- Detección-identificación de genoma vírico y tipificación por RT-PCR. La técnica de la RT-PCR genérica se encuentra disponible en los Laboratorios de diagnóstico de Lengua Azul de las comunidades autónomas. Además, el Laboratorio Nacional de Referencia dispone de técnicas de RT-PCR específicas para los diferentes serotipos (serotipos 1, 4 y 8).

‘Staphylococcus aureus’ es responsable de un gran número de infecciones relacionadas en salud humana y animal. Por esa razón, se ha investigado la presencia de esta bacteria en muestras de animales y muestras de pacientes humanos hospitalizados en Bangladesh. Inicialmente, se aisló ‘S. aureus’ y se identificó por morfología de colonias, tinción de Gram y pruebas bioquímicas (pruebas de catalasa y coagulasa). Las muestras positivas para ‘S. aureus’ se examinaron mediante reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para determinar su estado de MRSA. De las 100 muestras de animales, 29 fueron positivas para ‘S. aureus’. De las 150 muestras humanas que se recolectaron, 64 fueron positivas a ‘S. aureus’ y, de éstas, 34 (53,1%) fueron positivas a MRSA.

Los resultados de las pruebas de susceptibilidad a los antimicrobianos mostraron que los aislamientos de ‘S. aureus’ con genes mecA mostraron resistencia a la penicilina (100%), oxacilina (100%), eritromicina (73,5%), ciprofloxacina (70,6%) y gentamicina (67,7%). La resistencia más baja se encontró contra la ceftazidima y no se obtuvieron aislamientos resistentes a la vancomicina. La presencia de resistencia en humanos y animales parece ser una gran amenaza para el tratamiento eficaz de antimicrobianos. El uso prudente de los antimicrobianos reducirá la resistencia antimicrobiana. Los hallazgos ayudarán a encontrar el tratamiento más adecuado y reducir la resistencia a los antimicrobianos en el futuro mediante la implementación de un uso prudente de los antimicrobianos.

Un resumen de esta investigación se ha publicado en la revista científica BMC Veterinary Research en un artículo firmado por los siguientes autores: M.M. Rahman, K.B. Amin, S.M.M. Rahman, A. Khair, M. Rahman, A. Hossain, A.K.M.A. Rahman, M.S. Parvez, N. Miura y M.M. Alam.

 

 

La técnica de Maldi-Tof (‘Matrix-assisted laser desorption/ionization time of flight’) es un método rápido y fiable, que es capaz de identificar una gran variedad de bacterias una vez aisladas. El Maldi-Tof funciona mediante el uso de excitación de proteínas por láser para crear un patrón de espectro único para cada microorganismo. Los perfiles creados por esta técnica pueden considerarse como huellas dactilares, ya que dichos perfiles varían considerablemente entre microorganismos. Los resultados se comparan con miles de espectros en una base de datos de referencia, a partir de la cual se llega a una identificación bacteriana.

Este ensayo proporciona una nueva plataforma de diagnóstico que supera las limitaciones de los diagnósticos tradicionales, que requieren mucho tiempo y son laboriosos, y elimina la necesidad de la fermentación de azúcares o el uso de kits de identificación. En los últimos años, los estudios de investigación han mostrado que el Maldi-Tof es una herramienta de diagnóstico poderosa y fiable para la identificación y discriminación de patógenos causantes de mastitis, incluidos los estafilococos no aureus. Estudios de investigación anteriores describieron el uso del Maldi-Tof para la identificación de estafilococos no aureus a partir de leche, pero el ensayo nunca se había estudiado para identificación de muestras no lácteas o ambientales.

Un estudio realizado en Dinamarca ha concluido que Maldi-Tof es una herramienta valiosa para la identificación y tipificación de las especies de estafilococos no aureus a partir de muestras de leche, pero es menos útil para la identificación de aislados de muestras no lácteas. Además, tanto en la primera como en la segunda ronda, el rendimiento de Maldi-Tof para la identificación de aislados procedentes de la leche fue mayor que para los procedentes de la piel de los pezones, según resume una entrada de CReSA en su blog.

Una posible explicación es que estas bacterias no identificadas de la piel de los pezones provienen de su microbiota natural (bacterias comensales), que no se han incluido previamente en la base de datos presente en el sistema, que tiene una representación principal de agentes patógenos. Además, los hallazgos mostraron que la gran mayoría de los aislamientos no identificables se originaron a partir de la piel de los pezones.

Un resumen de esta investigación se ha publicado en forma de artículo en la revista científica internacional Journal of Dairy Science, con la firma de los siguientes investigadores: I.S. Mahmmod, B. Nonnemann, L. Svennesen, K. Pedersen e I.C. Klaas.

La fiebre Q es una zoonosis de distribución mundial causada por la bacteria ‘Coxiella burnetii’, que se mantiene en la naturaleza a través de un ciclo doméstico del que forman parte los animales de granja, especialmente los rumiantes, y un ciclo salvaje en el que están implicados los animales silvestres y las garrapatas. Las personas se contagian por inhalación de aerosoles contaminados procedentes de establecimientos donde se manejan animales, a través del polvo contaminado con coxiellas procedentes de tejidos placentarios, líquidos del parto y heces de animales infectados.

Existe, por lo tanto, un riesgo profesional claramente asociado al contacto con animales. Sin embargo, en ocasiones, se han producido casos en personas en los que no se ha podido demostrar el contacto directo con animales. En la investigación de este tipo de brotes el abordaje multidisciplinar, y el concepto de ‘One Health’ (una salud) aplicado al estudio de la fiebre Q resulta muy adecuado, porque aúna de forma integral la investigación de aspectos de la enfermedad en humana, el reservorio animal y el medio ambiente.

En el País Vasco, ha habido varios brotes importantes en humana en los tres últimos años, relacionados la mayoría con la falta de medidas de bioseguridad en explotaciones ganaderas. En todos ellos ha participado un grupo pluridisciplinar constituido por epidemiólogos de salud pública, especialistas médicos, Osalan (salud laboral), los Servicios de Ganadería de la Diputaciones Forales y el Departamento de Sanidad de Neiker. Uno de los brotes tuvo lugar en una planta de separación de residuos urbanos y afectó al 50% de los trabajadores, probablemente debido a arrojar placentas y fetos de abortos ovinos o caprinos a los contenedores de residuos urbanos. Otro se produjo en una fábrica de máquina-herramienta, sin relación con el mundo ganadero, pero en la cual uno de los trabajadores, que tenía un rebaño caprino, trasladó la infección a la fábrica a través del calzado, afectando al 27% de los trabajadores. Por otra parte, en 2017 tuvo lugar un primer brote asociado a visitas a explotaciones en plena paridera en un rebaño caprino con una alta tasa de abortos y un segundo brote asociado al transporte de mascotas por una empresa de mensajería. Los resultados de este último brote los han presentado los responsables de la investigación del brote en salud pública (Gobierno Vasco) (Alonso el al, 2018), en la XXXVI Reunión Científica Anual de la Sociedad Española de Epidemiología y XIII Congresso da APE. El jurado ha valorado muy positivamente la colaboración entre grupos de epidemiólogos, veterinarios, médicos e investigadores para hallar el origen del brote, y avanzar en las medidas de control y prevención de la fiebre Q.

El ADN de la bacteria de la tuberculosis determina la eficacia de los medicamentos para tratar esta enfermedad, según un estudio que demuestra que los perfiles de resistencia a partir del dato genómico puede predecir si un paciente será o no resistente a un fármaco, según publica La Vanguardia.

El trabajo, publicado en la revista New England Journal of Medicine, investiga la susceptibilidad de los pacientes de tuberculosis a distintos medicamentos mediante el estudio del ADN de la bacteria, en unos descubrimientos que pueden tener su efecto en el ganado, ya que se trata de una zoonosis.

En este proecto, se decidió evaluar si la secuenciación del ADN de la bacteria ‘Mycobacterium tuberculosis’ podría servir para predecir con precisión los perfiles de susceptibilidad a los fármacos antituberculosos de uso más común. Los investigadores han analizado secuencias de genoma completo de un total de 10.209 cepas de tuberculosis aisladas de pacientes en 16 países distintos de los seis continentes. El estudio demuestra que los perfiles de resistencia a partir del dato genómico pueden predecir con alta sensibilidad las resistencias a un determinado tratamiento.

El sector caprino es una de las principales fuentes de alimentos y proteínas que se consume en todo el mundo. El crecimiento de esta industria se enfrenta a desafíos tales como la infección y los agentes patógenos. El parto es un período muy dinámico. La coincidencia de la inmunosupresión periparturienta y un aumento en el desprendimiento de huevos de parásitos representan un desafío para la salud y la producción animal. Por lo tanto, el período del periparto se asocia con relajación en la inmunidad y un aumento en los conteos parasitarios. Por su parte, las galectinas constituyen una familia conservada evolutivamente de proteínas de unión a \ beta - galactósido. Estas proteínas se unen a la superficie de helmintos parasitarios, así como a otros patógenos, iniciando la respuesta inmune del huésped, por lo que es necesaria una mayor investigación para conocer el desarrollo inmunitario del animal.

Un artículo sobre este asunto ha sido publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research por investigadores de la Universidad Agrícola y Técnica de Carolina del Norte (Estados Unidos): Kingsley Ekwemalor, Sarah Adjei-Fremah, Emmanuel Asiamah, Egbogoye Eluda-Okoludoh, Bertha Osei y Mulumebet Worku.

Las infecciones por nematodos gastrointestinales (GIN, por sus siglas en inglés) son una limitación común en los rebaños basados en pastos y causan una disminución en la salud animal, la productividad y la rentabilidad de las granjas. Las prácticas actuales de control para evitar pérdidas de producción de infecciones por GIN en el ganado dependen en gran medida del uso de medicamentos antihelmínticos. Sin embargo, debido al uso continuado de estos medicamentos durante más de tres décadas, la industria ahora se enfrenta cada vez más con poblaciones de nematodos resistentes a los antihelmínticos disponibles. Esta resistencia emergente antihelmíntica (AR) en nemátodos enfatiza la necesidad de un cambio hacia enfoques de control más sostenibles que limiten, prevengan o reviertan el desarrollo de esas resistencias.

La adopción de métodos de diagnóstico para el control sostenible podría permitir decisiones de tratamiento más informadas y reducir el uso excesivo de antihelmínticos. Se han desarrollado y evaluado recientemente diferentes enfoques de control selectivo y selectivo dirigido o dirigido antihelmíntico que ralentizan la presión de selección para la resistencia antihelmíntica. Ahora es el momento de transformar estos conocimientos en directrices para el control sostenible y comunicarlos a toda la comunidad de agricultores.

Con este enfoque, se ha publicado un artículo en la prestigiosa revista científica Frontiers in Veterinary Science que revisa la adopción actual de tales prácticas sostenibles con un enfoque en los factores sociopsicológicos del ganadero que afectan esta adopción. Se investiga la formación al ganadero como una posible herramienta para cambiar el comportamiento actual e implementar con éxito estrategias de tratamiento antihelmínticas más sostenibles.

El artículo está firmado por los investigadores belgas Edwin Claerebout, Johannes Charlier y Fiona Vande Velde.

La necesidad de reducir el uso de antimicrobianos en la producción lechera ha impulsado la búsqueda de soluciones alternativas. Como las infecciones de la glándula mamaria son una de las principales razones para la administración de antibióticos a los rumiantes lácteos, los probióticos mamarios se han presentado recientemente como una posible alternativa para el tratamiento de la mastitis.

Para evaluar la validez de esta propuesta, investigadores franceses han realizado una evaluación general del conocimiento relacionado con los probióticos para la salud mamaria al examinar sus posibles modos de acción y confrontar estos mecanismos con la inmunobiología de las infecciones de las glándulas mamarias.

A partir de este análisis, parece que actualmente no existe una base científica sólida para el uso de probióticos para prevenir o tratar la mastitis. Las perspectivas de los probióticos orales no son prometedores, los de probióticos intramamarios deben considerarse con precaución, pero que los probióticos de los ápices de los pezones merecen más investigación.

El análisis se ha publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science y está firmado por Pascal Rainard, del INRA; y Gilles Foucras, de la Escuela Nacional Veterinaria de Toulouse.

Las enfermedades animales están entre los factores más limitantes de la producción ganadera. Su impacto puede variar de una caída en la productividad y un acceso restringido a los mercados a la eliminación de todo un rebaño o manada y, por lo tanto, generar graves consecuencias económicas. En algunos casos, las enfermedades animales también constituyen una amenaza para la salud de las personas.

La implementación adecuada de los principios de bioseguridad puede prevenir la transmisión de agentes patógenos a los animales, seres humanos y al entorno, tal y como lo detallan las normas y las directrices de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE). Estas medidas, entre las que figuran las buenas prácticas ganaderas y el control de los desplazamientos de los animales y de sus productos derivados, resultan fundamentales a la hora de prevenir y contener los brotes. En el marco de la 28.a Conferencia de la Comisión Regional de la OIE para Europa, llevada a cabo en Tiflis, Georgia, del 17 al 21 de septiembre de 2018, se presentaron los resultados de una encuesta sobre la aplicación de la bioseguridad en los distintos sistemas de producción a nivel individual, nacional y regional. Las conclusiones del estudio muestran que, en materia de bioseguridad, la gran mayoría de los países encuestados posee una legislación nacional apropiada (94,87%) y planes de acción ejecutados (92,31%). Sin embargo, solamente la mitad de los participantes indicó que sus países cuentan con los fondos nacionales necesarios para respaldar la implementación de medidas de bioseguridad o buenas prácticas ganaderas (53,85%).

“La capacidad de los países para implementar las medidas de bioseguridad en sus territorios es crucial. Invertir en la formación adecuada y en la concientización de todos los sectores implicados es una responsabilidad de las autoridades nacionales para poder cambiar los comportamientos y mejorar la eficacia de los programas de control sanitarios”, señala la OIE.

Página 1 de 22

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder