msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Investigación

Un grupo de investigadores estadounidenses ha elaborado un artículo, que se ha publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research, sobre la estimación de los parámetros genéticos para la resistencia de las ovejas a parásitos internos. Los autores del artículo son los siguientes: L. Ngere, J.M. Burke, A.D. Herring, J.O. Sanders, T.M. Craig, J.A. van Wyk y D.G. Riley.

El correcto manejo de estos parámetros puede resultar fundamental para obtener las mejores estimaciones de los parámetros genéticos que influyen en las resistencias del ganado ovino a parásitos internos, en particular a ‘H. contortus’. Así, la edad de parición o la edad durante la lactancia en las ovejas pueden ser factores importantes que influyen en la resistencia, por lo que los autores consideran que debe estudiarse a fondo.

El veterinario Igor Ajuriaguerra Arana ha ganado el primer premio "BVDzero Award 2016" por un trabajo de investigación sobre la diarrea vírica bovina (BVD), una infección del ganado bovino causada por un pestivirus que puede provocar desde abortos e infertilidad, hasta la enfermedad mortal de las mucosas.
Se trata de la primera edición de este premio europeo, dotado con 5.000 euros y convocado por la multinacional farmacéutica Boehringer Ingelheim, al que se presentaron casi medio centenar de trabajos de numerosos países.
Ajuriaguerra, veterinario clínico de rumiantes en una empresa de Solares, ha recibido el galardón en Santander, de manos del consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, Jesús Oria, quien ha ensalzado la labor de los veterinarios de explotación para garantizar la sanidad y competitividad de la cabaña ganadera de Cantabria.
Oria ha destacado el papel imprescindible que juegan estos profesionales en la prevención de enfermedades en los rebaños, "estando alerta -ha dicho- y adoptando todas las medidas necesarias encaminadas a evitar un posible problema sanitario".
Según el consejero, cuando se da una situación de este tipo la comunicación inmediata se vuelve "vital" para la Administración y, por ello, ha agradecido a este gremio su "cooperación y colaboración" en las medidas que se han de implantar.
El consejero se ha referido a la "cada vez mayor relevancia" que está adquiriendo el bienestar animal, al tiempo que ha recordado la tarea "fundamental" de los veterinarios para evitar el uso "inapropiado e indiscriminado" de antibióticos, que contribuyen al desarrollo de resistencias y que se torna en la actualidad como uno de los mayores problemas de salud pública.
"El aumento del consumo de antimicrobianos en el sector ganadero es alarmante", ha recalcado Oria, quien ha llamado a todos los involucrados a incrementar los esfuerzos para limitar el uso de estos productos, asegurar un control más uniforme de su utilización y prohibir el uso preventivo de antibióticos para todas las formas de administración, informa el Gobierno en un comunicado.
El presidente del Colegio Oficial Veterinario de Cantabria, Juan José Sánchez Asensio, ha expresado el orgullo de la organización por el galardón internacional concedido a uno de sus colegiados y ha dicho que este premio evidencia el alto nivel científico e investigador de los veterinarios en Cantabria, una faceta, a su juicio, "poco reconocida, escasamente valorada e insuficientemente apoyada.
En su opinión, el premio es también un reconocimiento a la labor de los veterinarios clínicos que visitan todas y cada una de las explotaciones ganaderas de Cantabria para solucionar los problemas puntuales que allí se presentan, pero también para asesorarlas técnicamente de modo que sean más eficientes y viables, mejorando su rentabilidad".
El presidente ha reivindicado la figura del veterinario de explotación recogido en la Ley de Sanidad Animal (2003) y su desarrollo ya iniciado en Cantabria, aunque todavía, ha añadido, queda un largo recorrido, según informa el Colegio de Veterinarios.

Un equipo de investigadores de la Universidad Rockefeller (Estados Unidos) ha desarrollado un arma completamente nueva contra las bacterias que son responsables de muchas enfermedades. En concreto, los investigadores han diseñado moléculas que logran algo que los virus hacen mucho mejor que el sistema inmune humano: dirigirse a moléculas de carbohidratos específicos que se encuentran en las superficies de las células bacterianas, según publica ABC.

“Los virus que infectan bacterias poseen moléculas que reconocen y se ligan a estos componentes comunes de la superficie de la célula bacteriana, algo que es muy complejo para el sistema inmune humano. Hemos manipulado estas moléculas y las hemos puesto a trabajar ayudando al sistema inmunológico humano a luchar contra los patógenos microbianos”, explica Vincent A. Fischetti, jefe del Laboratorio de Patogénesis e Inmunología Bacteriana de la Universidad Rockefeller.

El equipo de Fischetti utilizó este método en ratones para tratar con éxito las mortales infecciones causadas por ‘Staphylococcus aureus’ resistente a la meticilina, una bacteria que es resistente a los antibióticos convencionales. Los datos sugieren que pueden haber encontrado una nueva forma de combatir las superbacterias como ésta.

 

 

 

Las superbacterias, como se llama de forma coloquial a las cepas bacterianas que se han vuelto resistentes a los antibióticos, suponen una de las mayores amenazas para la salud mundial del siglo XXI. Casi un millón de personas mueren anualmente en el mundo por infecciones resistentes a los antimicrobianos. Y se estima que esta cifra alcance los diez millones a mediados del siglo. Por eso la comunidad médica sitúa ya la resistencia antimicrobiana al mismo nivel que la crisis del VIH/SIDA y demanda a la comunidad internacional que se coordine para solucionar el problema.

Según un informe de la OCDE publicado en 2015, existe una relación estrecha entre la resistencia a los antibióticos y su consumo, tanto humano como animal. En consumo de antibióticos en el medio hospitalario, España se encuentra por encima de la media europea, con unas cifras estimadas del 46 %, lo que nos sitúa en quinta posición en cuanto al consumo de antibió ticos en Europa a nivel hospitalario. Sólo este dato puede darnos una idea de la tasa tan elevada de selección y diseminación de la resistencia a los antimicrobianos que existe en España. Ante este escenario, la comunidad internacional ha dado por primera vez una respuesta conjunta y ha reconocido los riesgos de la resistencia antimicrobiana a escala global. La Asamblea General de la ONU ha aprobado una declaración en la que los 193 países miembros se comprometen a llevar a cabo medidas que frenen esta amenaza. Según el informe de Review on Antimicrobial Resistance, 700.000 personas mueren al año en el mundo a causa de enfermedades que no se pueden curar con antibióticos (25.000 en la Unión Europea). Las proyecciones apuntan a que esta cifra alcance los 10 millones en 2050.

Ha costado años visibilizar esta cuestión en el plano internacional, pero por fin los políticos empiezan a oír las súplicas de los expertos de la comunidad médica. En la reunión del G20 celebrada en Hangzhou el pasado septiembre de 2016, los líderes mundiales reconocieron el grave peligro que supone para la salud pública y el crecimiento y la estabilidad económicas la resistencia antimicrobiana (RAM), un sentimiento compartido en una reunión especial de alto nivel celebrada en las Naciones Unidas sobre el tema a finales de ese mes. Sin embargo, a pesar de la intensificación de las llamadas de urgencia, las acciones concretas para contener la resistencia a los medicamentos siguen siendo lentas e incompletas, y muchos observadores conocedores de la problemática temen que las soluciones emprendidas sean insuficientes y lleguen demasiado tarde.

En este marco tan funesto, cada vez existen más evidencias de que las multinacionales farmacéuticas —cuyo propósito debería ser curar a las personas y poner los medios para que se desarrollasen nuevos medicamentos— contribuyen en realidad a extender la resistencia a los antibióticos con la contaminación que provocan sus centros de producción o los de sus proveedores. Existe toda una serie de informes recientes que señalan este aspecto como la tercera causa más importante de la resistencia antimicrobiana. Según estos informes, las condiciones insalubres en los procesos productivos y el inadecuado tratamiento de los vertidos generados por la fabricación de antibióticos en China e India (donde se fabrican la mayor parte de nuestros medicamentos) amplifican el ya de por sí fuerte impacto que tiene el consumo excesivo de antibióticos en la medicina humana y su incontrolado uso en la cría animal.

El presente informe aborda por primera vez la relación entre las fábricas farmacéuticas de la India y la incidencia de las bacterias resistentes, y describe la cadena de suministros por la que circulan los antibióticos desde su producción en las fábricas contaminantes hasta los pacientes de Europa y Estados Unidos. En una investigación realizada en el terreno por la agencia de investigación periodística Ecostorm en junio de 2016 bajo la supervisión de Mark Holmes, de la Universidad de Cambridge, el análisis de las muestras de agua recogidas dio como resultado unos altos niveles de bacterias resistentes a los medicamentos en tres ciudades indias: Hyderabad, Nueva Delhi y Chennai.

De un total de 34 lugares analizados, se encontraron 16 en los que existen bacterias resistentes a los antibióticos. En cuatro de estos lugares, se detectó que la resistencia se producía a los tres tipos de antibióticos más grandes que existen: cefalosporinas, carbapenemos y fluoroquinolonas. En ocho de ellos, se encontraron bacterias resistentes a las cefalosporinas y a las fluoroquinolonas. En otros cuatro se encontró resistencia o a las cefalosporinas o a las fluoroquinolonas. De las fábricas de antibióticos analizadas, tres que pertenecen respectivamente a Aurobindo Pharma, Orchid Chemicals, y Asiatic Drugs and Pharmaceuticals, y que suministran sus productos internacionalmente de manera directa o indirecta, resultaron ser focos de resistencia.

Un examen detallado de la información de acceso público sobre las cadenas de suministro y la que se obtuvo en virtud de las leyes de transparencia muestra que los antibióticos fabricados por estas empresas se exportan a Europa y Estados Unidos, llegando por ejemplo al Sistema Nacional de Salud del Reino Unido, a los hospitales franceses, empresas sanitarias alemanas y grandes farmacéuticas estadounidenses. Se encontraron además vínculos entre las fábricas contaminantes chinas y los mercados occidentales.

Aunque probablemente solo se trate de la punta del iceberg, esta investigación confirma lo que ya sabíamos sobre el impacto de la contaminación producida por las cadenas de suministro del sector farmacéutico y muestra que se necesita actuar con urgencia para atajar este problema. En la era de los viajes y el comercio internacional, las superbacterias, una vez creadas, pueden expandirse rápidamente por el mundo, lo que significa que la contaminación de las farmacéuticas indias y chinas no es solo un problema localizado para las personas que viven en estas regiones, sino que puede acelerar una de las mayores crisis globales a las que se enfrenta la humanidad en este milenio.

Una empresa en particular, Aurobindo, con sede en Hyderabad y también en España, aparece como una de las más peligrosas. Con una larga trayectoria de vertidos contaminantes en sus fábricas de la India, Aurobindo importa también las materias primas para la elaboración de los antibióticos desde fábricas contaminantes en China. Aurobindo está muy bien relacionada con los principales representantes de la industria farmacéutica, entre ellos las multinacionales estadounidenses McKesson y CVS Health, y cuenta con una red internacional de subsidiarias que le brindan acceso directo a los mercados de exportación occidentales. Aún así, ambiciona seguir expandiéndose en todo el mundo y aumentar su cuota de mercado. Pero, ¿con qué coste para la salud humana?

El mensaje de este informe es claro en lo que se refiere a la lucha contra la resistencia antimicrobiana: tenemos que centrarnos en todas y cada una de las tres causas que están en el origen del problema (humana, animal e industrial) si no queremos perder la batalla. En el plano mediático, hemos observado que visibilizar la responsabilidad del sector farmacéutico se convierte en una tarea difícil, y que tanto las campañas institucionales de prevención como el foco informativo se centran en el mal uso de los antibióticos por parte de médicos y pacientes y en el abuso de los antibióticos en la agricultura intensiva, Sin embargo, la OMS sí que deja entrever la contaminación como una de las causas del aumento de la Resistencia, concretamente en “los residuos antimicrobianos que penetran en el suelo, los cultivos y el agua”.

En un momento en el que cada vez se tiene más consciencia del peligro que representan los efluentes de las fábricas de antibióticos, los mayores compradores de antibióticos, tanto del sector público como del privado, deben utilizar su poder como consumidores para exigir que la industria farmacéutica se responsabilice de sus actos. Resulta inaceptable que los residuos no respondan a ningún tipo de control, supone una amenaza evidente para la salud pública y perjudica a la reputación de la industria en su conjunto. Por consiguiente, este problema debería preocupar a los clientes de las compañías farmacéuticas, a los inversores y a las autoridades sanitarias por igual. El equipo de investigación de este informe se puso además en contacto con 20 entidades relacionadas con la sanidad española para preguntar si conocían la problemática, y, en el caso afirmativo, desde qué perspectiva lo trabajaban. Sólo una de las organizaciones encuestadas había tratado el tema de la amenaza de las superbacterias y enfocaba el origen de este fenómeno en el mal uso de los antibióticos por parte de los pacientes, situando las malas prácticas por parte de la industria farmacéutica en los últimos puestos en la cadena de responsabilidades.

La cadena de suministros del sector farmacéutico sigue rodeada de misterio. Por eso, los compradores deberían pedir mucha más transparencia sobre el origen de nuestros antibióticos y exigir a las farmacéuticas un cambio parecido al que ha experimentado la industria textil después de los dramáticos y trágicos accidentes ocurridos en las fábricas textiles, como el del Rana Plaza en Bangladesh. Al final de este informe, se exponen una serie de pasos prácticos que la industria y los organismos reguladores deberían seguir a fin de establecer un modelo de buenas prácticas en un sector cuyo comportamiento medioambiental deja mucho que desear.

Ver el informe completo siguiendo este enlace

https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/informe-resistencia-antibioticos.pdf


 

 

El laboratorio de servicios analíticos de micotoxinas 37+® de Alltech situado en Dunboyne (Condado de Meath, Irlanda) ha sido acreditado con la norma internacional ISO/IEC 17025:2005 otorgada por Perry Johnson Laboratory Accreditation, Inc.

Esta evaluación, objetiva y realizada por terceros, avala los requisitos técnicos y de gestión del laboratorio y garantiza la exactitud y la imparcialidad de sus resultados analíticos.

l alltechEl laboratorio europeo de análisis de micotoxinas 37+, inaugurado en abril de 2016, es el tercero de este tipo para Alltech, que cuenta con dos laboratorios similares en EE. UU. y China. El ámbito de validez de la acreditación incluye el método analítico patentado 37+ LC/MS/MS, una técnica de vanguardia que permite detectar y cuantificar la presencia de más de 37 micotoxinas distintas a concentraciones de partes por billón (ppb) y partes por trillón (ppt).

Esta acreditación sienta las bases de la detección de micotoxinas a nivel mundial y ratifica la confianza que han depositado nuestros clientes en el análisis preciso, exacto y exhaustivo que ofrece el programa de análisis de micotoxinas 37+ de Alltech”, destacó Steve Mobley, responsable del laboratorio europeo de análisis de micotoxinas 37+ de Alltech.

“Nuestro enfoque analítico nos permite investigar más a fondo los problemas de salud de los animales de producción, analizar las tendencias globales en micotoxinas y desarrollar programas completos y personalizados de control de micotoxinas para nuestros clientes”, añadió.

Dirigido por la Dra. Emma Daniels, químico analítico sénior y coordinadora del laboratorio, el laboratorio europeo 37+ de Alltech ofrece servicios muy demandados con una elevada capacidad de procesamiento de perfiles de micotoxinas para acelerar el proceso de detección, ahorrando así tiempo y dinero a los ganaderos, los agricultores y los productores de alimentos europeos.

Junto con su programa de manejo de micotoxinas, Alltech sigue compilando una exhaustiva base de datos que permite identificar problemáticas asociadas con las micotoxinas a nivel mundial. Hasta la fecha, los laboratorios de análisis de micotoxinas de Alltech han procesado más de 14.000 muestras desde que, en 2012, se inauguró el primer laboratorio específico en Lexington (Kentucky, EE. UU.).

Los resultados obtenidos en las muestras de ensilados procedentes de Norteamérica analizadas en enero y febrero han revelado la presencia de tricotecenos de tipo B y ácido fusárico. Aunque los tricotecenos de tipo B siguen siendo las micotoxinas más habituales en los ensilados con efectos sobre la salud y la productividad de los animales, se ha detectado recientemente un aumento de los casos de contaminación por tricotecenos de tipo A y micotoxinas de Penicillium. En Europa, los tricotecenos de tipo B son frecuentes en los ensilados, aunque también existe un riesgo elevado de contaminación por micotoxinas de Penicillium, un tipo de micotoxina que se observó en el 45 % de las muestras analizadas a una concentración media de 1533 ppb.

Para obtener más información sobre el programa de manejo de micotoxinas de Alltech, visite www.knowmycotoxins.com.

 


La coccidiosis, que afecta a animales de reposición y de cebo (animales jóvenes), y la toxoplasmosis, en hembras gestantes, son enfermedades parasitarias que tienen gran importancia en las explotaciones ganaderas debido a las pérdidas económicas que pueden producir. En ganado ovino y caprino presentan unos síntomas y un curso muy similar, según un artículo publicado en la página web de la cooperativa Agropal.

En el caso de la coccidiosis, las pérdidas económicas se deben fundamentalmente al retraso en el crecimiento de las animales afectados por la diarrea que presentan, a las que se suman las muertes que puede llegar a causar. En cuanto a la toxoplasmosis, estas pérdidas son consecuencia de los abortos. También pueden producirse fallos de fertilidad. Como ocurre en todas las enfermedades, a las pérdidas directas mencionadas, hay que sumar las indirectas, derivadas de los tratamientos que se deben adoptar para combatirlas.

Transmisión

Para poder prevenir estas enfermedades, se deben conocer para poder aplicar las medidas de control adecuadas.

La transmisión de los coccidios se produce de forma horizontal, es decir, entre animales afectados o portadores de la enfermedad y animales sanos. La mayoría de los animales adultos son portadores y, aunque no están enfermos, excretan el parásito a través de la heces, pudiendo infectar a corderos y chivos. Va a ser en estos animales jóvenes donde la multiplicación del parásito va a causar la enfermedad. Una alta densidad de animales en la explotación, así como unas condiciones higiénicas inadecuadas de la cama, humedad sobre todo, van a favorecer la presentación de la patología en nuestra granja.

En la aparición de la toxoplasmosis en las explotaciones van a jugar un papel fundamental los gatos. Estos animales son portadores del Toxoplasma, eliminándolo a través de sus heces y contaminando el alimento de las ovejas y cabras gestantes. El contacto del parásito con cabras y ovejas vacías no causa problemas, incluso puede inducir en el animal el desarrollo de una cierta resistencia frente a la enfermedad. En esta patología se produce una especie de círculo vicioso: el gato se convierte en portador al comer placentas y corderos procedentes de abortos causados por el Toxoplasma. Los ratones y ratas infectados por el parásito también juegan un papel muy importante en el mantenimiento de la infección en la granja al ser cazados por los gatos.

Síntomas

En la coccidiosis se observa un cuadro diarreico, con heces generalmente de aspecto pastoso, aunque no siempre, y color verde grisáceo, que no tiene por qué afectar a todos los animales. Los afectados presentan además un claro retraso del crecimiento, lana o pelo lacio, abdomen distendido y una deficiente condición corporal en general. Es necesario diferenciar las diarreas por coccidios de otras diarreas de origen bacteriano (cómo son la colibacilosis o la clostridiosis), de diarreas de origen mecánico (empachos), así como de las producidas por otros procesos parasitarios (criptosporidios, por ejemplo).

En cuanto a la toxoplasmosis, si la infección se produce en fases tempranas de la gestación de la oveja o cabra se pueden producir reabsorciones embrionarias, que se van a traducir en tasa de fertilidad inferiores a las normales en nuestra granja. Cuando la infección del animal ocurre entre los 60 y los 120 días de gestación pueden originarse fetos desiguales, nacer uno vivo y otro muerto, débil o momificado. También se puede dar un alto índice de mortalidad perinatal sin que existan evidencias de otros procesos patológicos. Se debe realizar también un adecuado diagnóstico deferencial con otras enfermedades que cursan con abortos, cómo son las Clamidiosis, Fiebre Q, Virus Border, etc.

Control

Las principales medidas de control ante la coccidiosis son las siguientes:

- Separación de animales sanos y afectados de diarrea.

- Cambio frecuente y empleo de productos secantes para evitar excesiva humedad en la cama de los animales.

- Reducción de la densidad de cabritos y corderos.

- Tratamientos farmacológicos empleados con supervisión y prescripción veterinaria y ‘con cabeza’, es decir, con diagnóstico previo y a la dosis adecuada. Con su empleo de forma inadecuada y continua corremos el riesgo de que el parásito desarrolle resistencias que los van a inutilizar. Los productos más empleados son el diclazuril y decoquinato, aunque hay otras posibilidades, como el totrazuril.

Respeto a la toxoplasmosis, las medidas son las siguientes:

- Evitar el contacto de gatos con nuestros animales en la medida de lo posible y que sus heces contaminen los alimentos de ovejas y cabras.

- Vacunación de ovejas y cabras no gestantes un mes antes de la cubrición, como muy tarde, consiguiendo su protección durante 18 meses al menos.

- Los tratamientos recomendados, aunque de eficacia variable, son sulfadimidina y decoquinato.

Los Colegios de Veterinarios de Huesca, Teruel y Zaragoza, y la Universidad de Zaragoza organizaron el pasado 30 de marzo una jornada de presentación de casos clínicos a cargo de los alumnos del Servicio Clínico de Rumiantes ‘Scrum’, de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

Esta jornada se realiza anualmente como resultado de la colaboración entre las tres instituciones mencionadas y con el objeto de ayudar a la mejora de la cabaña ganadera de Aragón, aportando una mejor cobertura didáctica, profesional y práctica al alumnado del Servicio Clínico de Rumiantes y, por consiguiente, a la formación de los futuros veterinarios aragoneses.

La jornada se desarrolló en tres sesiones, de aproximadamente una hora de duración cada una, moderadas por los secretarios de los Colegios de Huesca y Teruel, y por el presidente del Colegio de Zaragoza. Se expusieron un total de 13 comunicaciones sobre casos clínicos remitidos al Servicio Clínico de Rumiantes (Scrum) por los veterinarios externos y sobre las investigaciones llevadas a cabo en el Scrum para mejorar los conocimientos sobre estos casos, o sobre los diferentes problemas que afectan a los pequeños rumiantes, y que han sido transmitidos por otros veterinarios al Scrum para su estudio. Cada comunicación tuvo una duración de 10 minutos de exposición en presentación de PowerPoint, acompañadas de abundantes fotografías de los casos estudiados y con una ronda de preguntas a los ponentes.

Al final de la tercera sesión se evaluaron las diferentes comunicaciones y se hizo entrega de un premio a las tres mejores presentaciones calificadas, que fueron las siguientes:

- Primer premio. Alba Placed Genovés, por la presentación de ‘Estudio comparativo de la almohadilla plantar de vacas y ovejas’.

- Segundo premio. Cristina Hernández Navarro, por la presentación de ‘Estudio de la eficacia vacunal frente a la enfermedad de los abscesos’.

- Tercer premio- Ángela Arroyo Jiménez, por la presentación de ‘Catarata en ovino. Solución quirúrgica como modelo experimental’.

El acto fue clausurado por el director general de la Feria de Muestras, Rogelio Cuairán; por el decano de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza, Manuel Gascón; y por el presidente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, Jesús García López. En palabras del presidente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, “los veterinarios hemos estado presentes en esta Feria en más de una decena de jornadas técnicas relacionadas con la sanidad, la producción y el bienestar animal”.

Cerró el acto el decano de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza animando a los profesores y alumnos del Scrum a seguir en la misma línea de esfuerzo y trabajo en beneficio de la ganadería de ovino de Aragón y en la formación de los futuros veterinarios de la región.

 

 

Un animal saludable es aquel que presenta un óptimo estado de producción y que expresa todo su potencial en carne, leche o lana. Para que esto se cumpla el animal debe estar en óptima condición nutricional y libre de estrés. Por lo tanto, el rol del productor es asegurar alimento y bienestar al animal, con lo cual se previenen un gran número de enfermedades, y por consiguiente, la mortalidad, traducido en una mayor rentabilidad para el sistema productivo. Para reconocer un animal sano basta sólo con observarlo, se presenta alerta y consciente a su entorno, activo, con su cabeza erguida mirando lo que pasa a su alrededor. Por el contrario, cuando un animal no presenta las características antes mencionadas y se separa de su grupo, a menudo indica que tiene problemas de salud. Otra manera de saber si un ovino es saludable es midiendo sus constantes fisiológicas, como son: • Frecuencia cardíaca, que debe ser entre 70 y 90 latidos por minuto. • Frecuencia respiratoria, entre 10 a 20 ciclos por minuto. • Temperatura rectal, la cual debe ser de aproximadamente 39°C. Dentro de las enfermedades que provocan mayores pérdidas económicas en los sistemas productivos ovinos encontramos las parasitarias, afecciones podales, diarrea, neumonía e hipotermia en corderos. Sin embargo, al guiarse por un calendario sanitario y realizar los manejos rutinarios se pueden prevenir gran parte de las enfermedades antes mencionadas.

…/

Para la fabricación de un calendario sanitario (Cuadro 3) es necesario considerar el clima donde se encuentra el predio, ya que los parásitos necesitan humedad y temperatura para desarrollarse. Otro factor a tener en cuenta, es la geografía, ya que la fasciola hepática (pirihuín) se desarrolla en partes bajas donde el agua tiende a estancarse. 105 El período más crítico es en otoño, esto por la temperatura y humedad existente, a diferencia de la primavera. En esta última existe mayor volumen de forraje, donde los animales consumen menor cantidad de larvas. Es importante tener en cuenta que aproximadamente el 95% de los parásitos se encuentra en la pradera y sólo el 5% en los animales, por lo que hay que realizar una debida rotación de pastoreo. En especial con animales jóvenes, que son los más susceptibles a los parásitos. Por otro lado, los animales adultos desarrollan cierto tipo de inmunidad a estos, que se ve disminuida en casos de enfermedad y mala nutrición en el pre y post parto en ovejas. En tal sentido, una desparasitación estratégica debería realizarse un mes después del parto en adultos y corderos. Otro aspecto a considerar es la vía de administración del antiparasitario, que puede ser subcutánea u oral. Ésta última protege al rebaño por 20 días aproximadamente, dependiendo de la calidad del producto, mientras que los productos subcutáneos pueden incluso llegar a proteger por más de 50 días. Es importante aclarar que el término “vacunar” está mal utilizado al referirse a la desparasitación. Vacunar se refiere a aplicar una vacuna, cuya acción es producir anticuerpos, que otorgaran inmunidad al animal contra ciertas enfermedades. De ahí, que es importante diferenciar que todo lo que se inyecta no son vacunas. Además, de las desparasitaciones es importante realizar periódicamente las vacunaciones contra enfermedades clostridiales, dos veces en el año. Se recomienda efectuar un mes antes del parto, de esta forma la oveja entrega inmunidad a la cría. También se puede aplicar una segunda vacunación previo al servicio o encaste. Los corderos y corderas deben vacunarse entre los 45 y 60 días de vida y re vacunar sólo a las borregas de reposición 30 días después de la primera vacunación. Es importante la desparasitación cada 3 meses de los perros que puedan existir en el predio, ya que ellos son huéspedes intermediarios de parásitos que afectan a los ovinos.

 

PUEDE CONSULTAR EL DOCUMENTO COMPLETO EN EL SIGUIENTE ENLACE

La hidatidosis es una enfermedad parasitaria crónica y compleja que puede afectar tanto a animales como a personas (zoonosis), en los cuales se desarrollan quistes hidatídicos. Su diagnóstico se basa en técnicas de ultrasonografía que suelen detectar la enfermedad en estadios avanzados. Su tratamiento puede ser farmacológico, aunque generalmente se aplica cirugía.

Una investigación del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA, centro del CSIC) abre la puerta al desarrollo de nuevos diagnósticos y tratamientos. Por primera vez se ha demostrado que los quistes hidatídicos contienen exosomas, diminutas microvesículas que incluyen proteínas que pueden ser claves para el éxito del parásito.

“Los exosomas se están estudiando mucho en cáncer y en infecciones virales, ya que participan en la comunicación intercelular y pueden manipular la respuesta inmunitaria”, explica Raúl Manzano, investigador del IRNASA. En algunos parásitos como trematodos y nematodos, ya se habían detectado, pero no en el caso de los cestodos, que son los que provocan la hidatidosis, según publica la agencia de noticias Sinc.

Su hallazgo puede ser de vital importancia para entender la relación entre el parásito y el hospedador, es decir, para saber “cómo el parásito es capaz de conseguir una infección, de desarrollarse dentro del hospedador, bien sea un animal o una persona, y de mantenerse”.

La clave está en las moléculas que transportan estas microvesículas, que son muy diversas y complejas. Si los científicos logran conocerlas al detalle, se podrán “desarrollar herramientas para el diagnóstico, la prognosis y muy posiblemente el tratamiento de la enfermedad”, comenta el experto, del grupo de investigación liderado por Mar Siles en el IRNASA.

El primer paso ha sido detectar estos exosomas y caracterizar sus proteínas. El resultado acaba de publicarse en un artículo de la revista científica Veterinary Parasitology, pero solo se trata de una aproximación inicial para abordar los quistes hidatídicos desde un nuevo punto de vista.

Algunas de las proteínas identificadas se encuentran en la mayoría de los exosomas estudiados, mientras que otras son específicas del parásito. Los autores han determinado cuáles son las proteínas mayoritarias en estas microvesículas, un dato que puede ser muy importante porque algunas de ellas son inmunomoduladoras y pueden tener dianas específicas en el hospedador para modelar la respuesta inmunitaria a favor del parásito.

Si más adelante se encuentran estas microvesículas en la circulación de los animales afectados por la enfermedad, su detección podría servir para emitir diagnósticos precisos y su bloqueo para futuros tratamientos. “Algunas de las moléculas de la carga de los exosomas pueden ser específicas de diferentes fases del quiste en el hospedador y vamos a intentar buscarlas”, según apunta Raúl Manzano.

Además, los investigadores han empezado a caracterizar las moléculas de ARN presentes en los exosomas, y en concreto los microRNAs, que también pueden estar interviniendo en la comunicación intercelular entre el parásito y el hospedador y modular la respuesta inmunitaria regulando la expresión de ciertos genes implicados en la defensa frente al parásito.

Este estudio, en el que han colaborado el centro de investigación biomédica CIC bioGUNE de Vizcaya y otros científicos italianos, forma parte del proyecto europeo Heracles, que trata de avanzar en la lucha contra la hidatidosis, una enfermedad compleja a nivel epidemiológico y sobre la cual aún existen muchas incertidumbres acerca de su diagnóstico, seguimiento y tratamientos.

 

En una campaña oficial para mejorar la sanidad animal, el Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires realizó un estudio serológico que ha  llevado a detectar por primera vez en Argentina la presencia de brucelosis en felinos, que han sido esterilizados para evitar la propagación de la enfermedad.

En concreto, se detectaron tres gatos portadores de Brucella abortus tipo 1 por el ANLIS.

La brucelosis es una enfermedad infectocontagiosa de curso crónico que afecta tanto al hombre (zoonosis) como a los animales domésticos, la fauna silvestre y los mamíferos marinos. Su prevención es de importancia para la salud pública, dada la incapacitación física que sufren las personas afectadas.

En muchos países como España se desarrollan campañas reiteradas de saneamiento ganadero desde hace décadas en rebaños de ovino, vacuno o caprino para controlar su presencia y evitar su propagación.

El contagio a seres humanos se da a través del contacto directo. Los animales infectados eliminan las bacterias después de un aborto o de un parto, también a través de la leche, secreciones vaginales, semen, sangre, orina y heces, contaminando pastos, agua y el medio ambiente.

 

Página 1 de 12

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder