Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Investigación

 

Pedro Martín Palomino, profesor de Patología Infecciosa de la Universidad Alfonso X El Sabio y gerente del Laboratorio Veterinario Aljibe, fue el encargado de abrir el cuarto seminario del Foro Nacional de Ovino, titulado ‘Bioseguridad, bienestar y patologías en pequeños rumiantes’. La ponencia, que se ofreció gracias a la colaboración de Vetia, versó sobre la pasteurelosis neumónica en pequeños rumiantes.

 

El ponente señaló que es una de las infecciones bacterianas más comunes en pequeños rumiantes y la enfermedad respiratoria más importante. Es un proceso respiratorio de naturaleza multifactorial, que involucra miembros bacterianos de la familia ‘Pasteurellaceae’, que forman parte de la microbiota normal del tracto respiratorio superior de los animales.

 

“Representa una de las principales causas de pérdidas económicas, debido a la elevada morbilidad, gastos en tratamiento y a su influencia negativa en la ganancia de peso de los corderos y los chivos”, señaló Martín Palomino.

 

El control de la pasteurelosis neumónica en pequeños rumiantes es complejo, debido a su etiología multifactorial y a que el tratamiento antibiótico y la vacunación tienen importantes limitaciones. “El control de los brotes se basa en la vacunación, pero sólo es efectiva parcialmente, debido a la multiplicidad de agentes infecciosos, a la variabilidad de los mismos y a la participación de otros factores, como medio ambiente y manejo, en la presentación de la enfermedad. Las condiciones de explotación y manejo del ganado ovino en nuestro país son muy variadas y es necesario estudiar qué prácticas de manejo más habituales en nuestros sistemas de explotación suponen un riesgo de desarrollo de estos procesos respiratorios tan limitantes de la producción”, advirtió el experto.

 

La presentación finalizó con los resultados de un estudio realizado, en el que las principales conclusiones fueron las siguientes:

 

- La presencia de ‘Pasteurella multocida’ en pequeños rumiantes se asocia con lesiones neumónicas craneoventrales de consolidación, englobadas en la definición de bronconeumonía fibrinosa.

 

- Las pruebas tradicionales de caracterización microbiológica identificaron ‘P. multocida’ en todos los aislados microbiológicos de pulmón, por lo que podemos afirmar que resultan ser métodos eficaces para determinar la presencia de la bacteria.

 

- La PCR a tiempo final fue una técnica útil para discriminar entre los animales positivos y negativos a ‘P. multocida’ tipo A, a través de la identificación parcial del gen hyaD-hyaC.

 

- ‘Pasteurella multocida’ tipo A participa en la etiología de la pasteurelosis neumónica ovina y caprina, teniendo una elevada incidencia en los procesos neumónicos de estos animales (40%).

 

 

 

 

El correcto desarrollo de la respuesta inmune frente a una vacuna depende en gran medida de la actividad de una serie de moléculas localizadas en la superficie de distintas células del sistema inmune denominadas coestimuladores. Estas moléculas a su vez se activan a gracias a la interacción con sus ligandos específicos, cuya expresión está finamente regulada durante esta respuesta. Aunque estos elementos se conocen bien en humanos y ratones, una especie frecuentemente usada en la experimentación animal, están pobremente descritos en otras especies animales.

 

“En este trabajo hemos estudiado por primera vez en ovejas dos sistemas de coestimuladores constituidos cada uno por un receptor y un ligando específicos”, dice José Rojas, primer autor de esta investigación. Mediante técnicas de inmunomicroscopía confocal y citometría de flujo, los autores han identificado la localización y actividad de los coestimuladores CD27 y OX40, pertenecientes a la familia de los receptores del factor de necrosis tumoral y sus ligandos específicos, CD70 y OX40L, en la activación del sistema inmune ovino.

 

El grupo ha desarrollado vectores virales seguros que permiten la expresión de versiones modificadas de estos ligandos in vivo. “El objetivo es utilizarlos para estimular la respuesta inmune frente a distintas vacunas frente a enfermedades de ovejas en desarrollo en nuestro laboratorio”, según Verónica Martín, responsable del trabajo. En general, el uso de inmunoestimuladores específicos de nueva generación como los desarrollados en este trabajo constituye una herramienta novedosa para potenciar la eficacia de los protocolos vacunales actuales, en especial para su aplicación en la sanidad animal.

 

Este trabajo ha sido desarrollado en el Instituto Nacional de Investigación Agroalimentaria (INIA).

 

 

 

 

La lengua azul es una enfermedad viral transmitida por vectores que afecta tanto a los rumiantes domésticos como a los salvajes y se caracteriza por una lesión vascular que resulta en necrosis tisular, hemorragia y edema, entre otras lesiones. Esta enfermedad es causada por el virus de la lengua azul, uno de los patógenos del ganado más importantes del mundo. Este virus se caracteriza por tener varios serotipos.

 

En el Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación Agroalimentaria (INIA), el grupo del doctor Ortego ha desarrollado una vacuna experimental universal frente al virus de la lengua azul. El régimen de vacunación desarrollado se basa en una primera dosis del vector viral ChAdOx1 originado a partir del adenovirus de chimpancé y que actualmente se está ensayando como vacuna frente a COVID-19, y una segunda dosis de recuerdo con virus MVA (virus vaccinia modificado Ankara). Ambos vectores virales ChAdOx1 y MVA expresan la proteína NS1 o una versión truncada de esta proteína, muy conservada entre los 29 serotipos del virus de la lengua azul y que induce una fuerte respuesta inmune celular TCD8 protectora. La eficacia de esta vacuna experimental se ha probado primero en el modelo de ratón, quedando los animales vacunados protegidos frente a la infección con dosis letales de los serotipos 4 y 8 del virus. Posteriormente, se ha comprobado su eficacia en ovejas, huésped natural del virus de la lengua azul.

 

Las vacunas comerciales autorizadas en Europa frente al virus de la lengua azul son vacunas inactivadas específicas de serotipo. El desarrollo de una vacuna universal que proteja frente a múltiples serotipos del virus supone un importante avance en el desarrollo de métodos profilácticos de control del virus de la lengua azul.

 

 

 

 

José Luis Blasco, Laura Elvira y Jorge Gutiérrez, técnicos de MSD Animal Health, presentaron en el tercer seminario del Foro Nacional de Ovino, una completa ponencia titulada ‘Guía práctica del manejo del calostro: conclusiones y aprendizajes del estudio de la calidad del calostro en las razas de ovino de España’. El título del seminario fue ‘El poder del calostro y su microbiota para conseguir una Recría 10 en ovino’. Los ponentes repasaron las cuatro C’s del calostro, que son calidad, cantidad, cuándo y contaminación.

 

Las conclusiones de la ponencia impartida por los tres técnicos de MSD Animal Health fueron las siguientes:

 

-      Existe una gran variabilidad de calostros, debido al manejo. Cada explotación es un mundo, por lo que se debe trabajar en cada granja, pero existen grandes posibilidades de mejora. Se deben afinar todos los aspectos.

 

-      Se pueden aplicar protocolos en cada granja a través del veterinario asesor, que permita auditar el proceso para analizar aspectos como el método de encalostrado, la posible contaminación, la pasteurización del calostro…

 

-      El refractómetro de Brix es una herramienta de mucha utilidad en las explotaciones.

 

-      Optimizar el proceso de encalostrado da resultados a corto plazo. De esta forma, se maximiza la salud con beneficios en el plan sanitario del preparto, se mejora la respuesta inmune de los corderos y se minimiza la patología neonatal.

 

-      El calostro permite que los corderos tengan una mayor ganancia de peso y que las ovejas tengan una mayor vida productiva.

 

 

 

 

Juan Miguel Rodríguez Gómez, del Departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Universidad Complutense de Madrid, participó en el tercer seminario digital del Foro Nacional de Ovino. Este webinar estuvo presentado por Marta Velázquez, Marketing Manager de MSD Animal Health. La mayor parte de los estudios realizados sobre el calostro ovino se han centrado en su composición en macronutrientes y micronutrientes. Pero no hay que olvidar que el calostro se compone de muchos elementos que son biológicamente activos: péptidos antimicrobianos, citoquinas, inmunoglobulinas, neurotransmisores… con un efecto sinérgico en la práctica.

 

El investigador también realizó un resumen de los estudios realizados en microbiota del calostro humano, que es una rama investigadora mucho más avanzada en estos conceptos.

 

Como conclusión, el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, señaló las dudas que surgen en el estudio de los aspectos presentados en la ponencia: “El estudio del microbioma ovino tiene muchos aspectos todavía a desarrollar. A día de hoy, prácticamente tenemos más preguntas que conclusiones y estamos en fases muy básicas, que esperemos que en diez o quince años tengamos las herramientas suficientes para utilizar un calostro que contenga su propia microbiota, o que incluso se pueda añadir la microbiota de ovejas donantes en el caso de calostros que se pastericen”.

 

 

 

 

La fiebre aftosa es una enfermedad devastadora del ganado causada por el virus de la fiebre aftosa. Los brotes de esta enfermedad en un país siempre resultan en pérdidas económicas conspicuas para la industria ganadera, y posteriormente conducen a daños socioeconómicos graves debido a la imposición inmediata del embargo comercial. Los diagnósticos rápidos y precisos son imprescindibles para controlar este virus infeccioso.

 

Así, científicos internacionales han realizado una revisión, en la que los métodos basados ​​en el ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (Elisa) utilizados en el diagnóstico de la fiebre aftosa se revisan ampliamente, en particular el Elisa de bloqueo en fase líquida y de competición en fase sólida. También se destaca la diferenciación de los animales infectados de los animales vacunados utilizando métodos basados ​​en Elisa, en los que se revisa intensamente el papel de la poliproteína 3ABC como marcador. Recientemente, más estudios se centran en los métodos de diagnóstico molecular, que detectan los ácidos nucleicos virales basados ​​en la reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa y la amplificación isotérmica mediada por bucle de transcripción inversa.

 

Las tiras reactivas tienen algunas ventajas distintivas sobre otros métodos de diagnóstico, por lo que el análisis a menudo no requiere la ayuda de un dispositivo externo, lo que reduce en gran medida el coste por prueba. Además, la prueba de diagnóstico ‘in situ’ puede ser realizada fácilmente por personal no capacitado, incluidos los ganaderos, y los resultados se pueden obtener en pocos minutos.

 

El artículo se ha publicado en la revista Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores: Chuan Loo Wong, Chean Yeah Yong, Hui Kian Ong, Kok Lian Ho y Wen Siang Tan.

 

 

 

 

En Australia existe una confusión documentada por parte de los productores sobre el pedero ovino y el conocimiento de qué herramientas están disponibles para el diagnóstico y manejo del pie. Según una investigación realizada recientemente en Australia, la enfermedad puede ser debilitante, tanto para el bienestar de las ovejas como para el bienestar del productor, ya que es una enfermedad muy difícil de manejar y erradicar.

 

Por lo tanto, obtener una comprensión de las percepciones de la enfermedad por parte de los productores puede ayudar a asegurar que cualquier acción futura para el manejo y control esté en línea con las identificadas por los productores.

 

Los resultados indican que la satisfacción con el diagnóstico del pedero es baja, mientras que la satisfacción con los métodos de control es alta. También hubo una comprensión general deficiente del pedero como una enfermedad, y una desconfianza general.

 

Esta investigación aborda una brecha en la literatura sobre cómo las condiciones sociológicas afectan el diagnóstico y el control de la enfermedad del pedero. Proporciona tres recomendaciones principales: simplificar el mensaje de diagnóstico, fomentar una cultura de confianza entre los productores de ovejas y aumentar el apoyo gubernamental, como una forma de abordar este problema.

 

Esta investigación se ha publicado en forma de artículo en la revista científica internacional Frontiers in Veterinary Science con la firma de los siguientes autores: Nickala Best, Ramón Menéndez, Grant Rawlin, Robert Stuter, Brendan Rodoni y Travis Beddoe.

 

 

 

 

Carlos Montbrau y Mireia Fontseca, investigadores de I+D de Hipra, ofrecieron en el primer seminario del Foro Nacional de Ovino una interesante ponencia titulada ‘Desarrollo de una vacuna: desde la idea hasta el producto’. Este primer seminario del Foro llevó el título de ‘Las vacunas: la clave de la prevención en ovino’, moderado por Teresa Calvo, Corporate Brand Manager en Hipra.

 

En el desarrollo de una vacuna, Montbrau y Fontseca señalaron que hay varias fases de trabajo:

 

-      Fase 0. Definición del producto o fase de concepto. Conocimiento de la enfermedad, conocimiento del patógeno y búsqueda de antígenos.

 

-      Fase 1. Investigación del producto: pruebas iniciales de concepto.

 

-      Fase 2. Desarrollo del producto: pruebas para el registro.

 

-      Fase 3. Desarrollo. Ensayos clínicos.

 

-      Fase 4. Confección del dossier de registro y envío a las autoridades.

 

Como conclusión, los ponentes señalaron que para desarrollar una vacuna, hay mucho trabajo y dedicación de personas y recursos. El conocimiento previo es muy importante para este trabajo. “En Hipra desde hace muchos años, sólo se desarrollan nuevas vacunas, por lo que nos hemos centrado en la prevención y nos ha dado mucho conocimiento en proyectos del futuro”, señalaron. Por último, se debe tener en cuenta que hay muchos factores que afectan a la inmunología.

 

 

 

 

La tuberculosis animal es una enfermedad zoonótica de distribución mundial que está causada principalmente por ‘Mycobacterium bovis’, una micobacteria perteneciente al complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’ (CMT). En la Península Ibérica, la presencia de reservorios silvestres como el jabalí, entre otras causas, ha dificultado la erradicación de la tuberculosis en las explotaciones ganaderas.

 

a mayor parte de la información disponible proviene del centro y sur de España, donde, en algunas zonas, la prevalencia de la tuberculosis animal es elevada tanto en el ganado doméstico como en las poblaciones de ungulados silvestres. Sin embargo, en regiones del norte peninsular, donde la prevalencia de tuberculosis y la densidad de jabalí son más bajas, el papel de este ungulado silvestre en la epidemiología de la enfermedad es todavía objeto de estudio.
Por ese motivo, un estuio de Neiker se planteó determinar la presencia de anticuerpos frente al CMT en las poblaciones de jabalí del País Vasco, donde existe una baja prevalencia de tuberculosis en el ganado bovino, así como describir su distribución espacial y temporal. Para ello, entre 2010 y 2016 se recogieron sueros de 1.902 animales que se analizaron mediante la técnica Elisa. Además, con toda la información disponible en relación con los jabalíes y la presencia del CMT entre el ganado de la zona, se trató de determinar los factores de riesgo.

 

En total, el 17% de los jabalíes presentaron anticuerpos frente al CMT, siendo esta prevalencia más alta que las observadas en otras regiones del norte peninsular con características similares, como Asturias y Galicia. Los factores asociados con la presencia de jabalíes seropositivos fueron el año, la provincia de origen de los animales, el número de vacas positivas a CMT en la zona, la distancia a granjas positivas y la presencia de matorral.

 

Como conclusión, es necesario llevar a cabo más estudios para comprender mejor el papel del jabalí en la epidemiología de la tuberculosis en zonas de baja prevalencia en ganado y su importancia a la hora de desarrollar estrategias de control frente a la enfermedad.

 

Este trabajo se ha publicado en la revista Plos One con la firma de los siguientes autores: Lucía Varela Castro, Vega Álvarez, Íker A. Sevilla y Marta Barral.

 

 

 

 

Utilizando datos de ventas y la información sobre el uso de antimicrobianos en animales se recopila de forma acumulativa en toda la Unión Europea, que es obligatoriamente documentada e informada por cada país y publicada en informes anuales, se pueden realizar comparaciones transfronterizas del consumo de antimicrobianos, a pesar de su ambigüedad debido a las diferentes unidades y figuras clave utilizadas.

 

Para mejorar la comparabilidad, la Agencia Europea de Medicamentos ha introducido la unidad de corrección de población (UCP) como una unidad teórica de medida. Esto representa la biomasa de una población ganadera y está relacionada con el consumo de antibióticos. Sin embargo, la UCP no considera la variabilidad de cómo se compone estructuralmente una población ganadera con respecto a las proporciones de los tipos de producción que contiene.

 

Para lograr una mejor comparabilidad entre las diferentes poblaciones, una investigación alemana aplicó un sistema de estandarización en un ejemplo artificial y en datos reales de consumo de antimicrobianos obtenidos de la base de datos VetCAb-S (Consumo veterinario de antibióticos - Centinela). Esto se realizó cuantificando el consumo de antibióticos por el ganado en regiones ejemplares mediante la cantidad de sustancia activa utilizada y sometiéndolo a un procedimiento de estandarización directo para identificar y medir las diferencias en el consumo en relación con la composición de la estructura de la población.

 

La consideración de la estructura de la población produce efectos sustanciales al comparar el uso de antimicrobianos en el ganado. La comparación del uso de antimicrobianos en dos poblaciones ganaderas diferentes mostró que su composición estructural tiene un impacto en el consumo total.

 

Para lograr una comparabilidad más convincente en el contexto del monitoreo del consumo de antibióticos en las poblaciones de ganado, se recomienda utilizar un método de estandarización indirecto. Esto supone que las poblaciones de animales se pueden estructurar adecuadamente en consecuencia. En consecuencia, la información detallada sobre el uso de antimicrobianos por especie debe estar disponible para este tipo de estratificación.

 

Este artículo se ha publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science, con la firma de los siguientes autores: Katharina Hommerich, Charlotte Vogel, Svetlana Kasabova, Maria Hartmann y Lothar Kreienbrock.

 

 

 

Página 1 de 45

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder