Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Investigación

 

 

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha celebrado en Zamora una jornada de encuentro con los ganaderos de ovino y caprino que se han adherido al Programa de Control de Agalaxia Contagiosa. Esta reunión estaba especialmente dirigida a aquellos profesionales que no han tenido resultados favorables en sus explotaciones y tenía el objetivo de poder establecer con ellos distintas estrategias de trabajo que permitan ir reduciendo la caída productiva que ocasiona esta enfermedad.

Durante la jornada, Christian de la Fe, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Murcia e investigador experto en esta enfermedad, ha presentado los resultados de la evaluación del programa y las medidas sanitarias y de manejo a implementar en las explotaciones afectadas.

Mediante estas acciones, la Consejería establece un punto de encuentro y seguimiento con el sector ovino y caprino en relación a las estrategias de lucha frente a la agalaxia contagiosa. El asesoramiento para la mejora de las condiciones sanitarias de las explotaciones ganaderas es uno de los pilares en los que se fundamentan los programas sanitarios destinados a ovino y caprino aprobados por la Junta de Castilla y León, en la que la Comunidad es pionera a nivel nacional.

La Consejería hace una importante apuesta por apoyar a los ganaderos en la mejora sanitaria de sus explotaciones ya que esto es imprescindible para aumentar la competitividad productiva, facilitar los canales comerciales y lograr la apertura de mercados.

Esta jornada se enmarca en el Proyecto Europeo de Cooperación Transfronteriza Ovispid, del que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es beneficiario principal, cuyo objetivo es la mejora del tejido empresarial de productores de ganado ovino y caprino.

Mejoras en sanidad animal

Castilla y León ha realizado un gran avance en la erradicación de enfermedades de importancia en salud pública en las especies ovina y caprina. Una vez que la brucelosis ovina y caprina ha sido erradicada en la Comunidad y que la prevalencia de tuberculosis caprina es residual, Castilla y León da un paso más y aborda el control de otras enfermedades con el objetivo de incrementar el nivel sanitario de las explotaciones y  promover la competitividad productiva, confiriendo ventajas en la comercialización de animales vivos y sus producciones.

Por ello, en el año 2017 se iniciaron los pasos para establecer un ‘Programa de Vigilancia y Control de Agalaxia Contagiosa’, que posteriormente tuvo reflejo a nivel nacional. La agalaxia contagiosa se manifiesta clínicamente con una temperatura elevada, inapetencia, alteraciones en la consistencia de la leche en ovejas productoras, con descenso y ulterior desaparición de la producción láctea, cojera y, en algunos animales, queratoconjuntivitis. Además, las hembras gestantes pueden abortar. Adicionalmente, conlleva restricciones comerciales al movimiento de animales vivos y a la exportación de productos de origen animal.

En este momento ya hay 200 ganaderos de la Comunidad se han adherido al programa oficial promovido por la Consejería, con un censo aproximado en sus explotaciones de 180.000 animales.

Los resultados desde que se implantó el programa regional hace dos años muestran un buen estatus sanitario en Castilla y León ya que, aproximadamente, un 70% de las explotaciones analizadas han sido negativas a todas las pruebas.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural consciente de la vulnerabilidad del sector ovino y caprino, especialmente del eslabón productor, tiene además un firme compromiso con el rejuvenecimiento del sector, la mejora de la fortaleza y el posicionamiento de los productores, el aumento de la competitividad y el impulso de la comercialización.

Programas en la Comunidad

Castilla y León fue la primera Comunidad Autónoma en promover el programa de vigilancia y control de Agalaxia Contagiosa que posteriormente tuvo su reflejo en un Programa Nacional. Además, es la única región con programas oficiales de lucha aprobados frente a otras dos enfermedades de importancia en pequeños rumiantes: maedi visna y epididimitis ovina y ha establecido reglamentariamente los requisitos sanitarios para los centros de testaje de ovino, punto muy importante en materia de sanidad animal.

Ovispid

Ovispid es un proyecto enmarcado en el ‘Programa de Cooperación Transfronteriza de la UE Interreg V A España Portugal’, del que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es beneficiario principal y que tiene como único socio la Escola Politécnica de Bragança.

El objetivo del proyecto es impulsar programas innovadores que permitan mejorar la calidad de los productos y la productividad de las empresas de explotación ovina y caprina para fomentar la competitividad y viabilidad de dichas empresas, reactivando la economía de la zona y su internacionalización y mejorando su posicionamiento en el mercado internacional, mediante la transferencia de conocimiento a ambos lados de la frontera.

Además, este proyecto ha permitido la puesta a punto de un área de diagnóstico ovino basado en biología molecular en el Laboratorio de Sanidad Animal de Zamora, convirtiéndolo en el centro que a nivel regional aglutinará el diagnóstico de estas enfermedades que afectan al ganado ovino y caprino de Castilla y León.

La brucelosis ovina es una enfermedad extendida a nivel mundial causada por ‘Brucella melitensis’ y ‘Brucella ovis’, dos especies que portan lipopolisacárido liso o rugoso, respectivamente. La vacuna Rev1 se usa contra ‘B. melitensis’ y ‘B. ovis’ pero induce una respuesta anti-lipopolisacárido suave que interfiere con el serodiagnóstico de ‘B. melitensis’, lo que impide su uso contra ‘B. ovis’ donde ‘B. melitensis’ está ausente.

En una experiencia desarrollada en ratones por investigadores españoles de la Universidad de Navarra y del CITA de Aragón, a través de diferentes pruebas, se mostró que la vacuna Rev1, eliminando algunos lipopolisacáridos y portando anticuerpos activados que podrían diferenciarse de los evocados por cepas de tipo salvaje, se podría utilizar como una vacuna ante ‘Brucella ovis’.

Este estudio se ha publicado en la prestigiosa revista científica internacional Veterinary Research y está firmado por los siguientes autores: Beatriz Aragón Aranda, María Jesús de Miguel, Estrella Martínez Gómez, Amaia Zúñiga Ripa, Miriam Salvador Bescós, Ignacio Moriyón, Maite Iriarte, Pilar M. Muñoz y Raquel Conde Álvarez.

Numerosos factores afectan al Recuento de Células Somáticas de la leche producida en cabras lecheras, incluidos factores fisiológicos como la etapa de lactancia y factores patológicos como la infección bacteriana intramamaria por estafilococos. La asociación entre las infecciones intramamarias y la inflamación de la ubre, y especialmente las diferencias en la respuesta inflamatoria entre las diferentes especies de estafilococos, aún no se han identificado.

En este contexto, investigadores de Estados Unidos y Canadá realizaron un estudio con el objetivo de utilizar datos de un estudio longitudinal publicado recientemente que caracterizó el estado de la infección intramaaria a lo largo del tiempo para evaluar el efecto específico de la especie de cada estafilococo implicado en el Recuento de Células Somáticas, y para evaluar el efecto del tiempo desde el diagnóstico de la infección intramamaria en esta relacion.

Como conclusiones, la seropositividad de lentivirus y el estado medio de la infección intramamaria contralateral se asociaron con el Recuento de Células Somáticas. El estado de la infección intramamaria por estafilococo se asoció con las células somáticdas, con diferencias entre especies. Por lo tanto, ‘Staphyloccocus caprae’, ‘Staphylococcus epidermidis’, ‘Staphylococcus simulans’ y ‘Staphylococcus xylosus’ se asociaron con un Recuento de Células Somáticas más elevado que otras especies.

Por otra parte, el tiempo transcurrido desde el primer diagnóstico no modificó la relación entre el estado de la infección intramamaria y el posterior Recuento de Células Somáticas.

El estudio ha sido publicado en forma de artículo en la revista internacional Preventive Veterinary Medicine, con la firma de los siguientes autores: Véronique Bernier Gosselin, Simon Dufour y John R. Middleton, investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Missouri (Estados Unidos), de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Montreal (Canadá) y de la Red de Trabajo de Mastitis (Canadá).

‘Oestrus ovis’ es un parásito de ovejas y cabras, en el que las larvas de mosca son parásitos obligatorios de las cavidades nasales y sinusales. La oestrosis es endémica en regiones cálidas y secas, especialmente en áreas mediterráneas de Europa, África y América.

En primer lugar, los animales infectados sufren un ataque de moscas, cuando las moscas adultas inyectan larvas de la primera etapa en sus fosas nasales y, en segundo lugar, los huéspedes sufren miasis del seno nasal con signos respiratorios clínicos variables. La perturbación causada a los pequeños rumiantes durante el pastoreo y los efectos durante el desarrollo de las larvas pueden tener graves consecuencias en la producción ganadera.

La evolución de ‘O. ovis’ depende del clima. El parásito está muy bien adaptado a su entorno, pudiendo sufrir hipobiosis dentro o fuera del huésped, de acuerdo con las condiciones climáticas y la estacionalidad. Por lo tanto, comprender la epidemiología y el ciclo de vida de O. ovis es crucial para diseñar medidas de control efectivas de esta miasis.

Además, no se debe olvidar que la infestación de ‘O. ovis’ se considera una zoonosis, ya que causa oftalmomiasis en el hombre en muchas partes del mundo.

Estas conclusiones se extraen de un artículo realizado por investigadores del Departamento de Patología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza y del Instituto Agroalimentario de Aragón (CITA), que se centra en describir la información principal sobre este parásito recopilada en los últimos veinte años. Los autores del artículo publicado en la revista Small Ruminant Research son los siguientes: María Jesús Gracia, Marta Ruiz de Arcaute, Luis Miguel Ferrer, Miguel Ángel Ramo, Carmen Jiménez y Luis Figueras.

La encefalopatía transmisible del visón es una enfermedad por priones transmitida por alimentos. La evidencia epidemiológica y experimental sugiere similitudes entre los agentes de esta patología con la encefalopatía espongiforme bovina. Un experimento realizado en Estados Unidos demuestra la susceptibilidad de cuatro genotipos diferentes de ovejas al agente de encefalopatía adaptado al bovino por inoculación intracraneal.

Los cuatro genotipos de ovejas utilizados en este experimento tenían polimorfismos correspondientes a los codones 136, 154 y 171 del gen priónico: V136R154Q171 / VRQ, VRQ / ARQ, ARQ / ARQ y ARQ / ARR. Todas las ovejas inoculadas intracranealmente sin comorbilidades desarrollaron signos clínicos y tuvieron PrPSc detectable por diferentes métodos. Hubo distribución periférica de PrPSc en el ganglio trigémino y los husos neuromusculares; sin embargo, a diferencia de la tembladera clásica, las ovejas inoculadas con el agente bovino de la encefalopatía espongirme del visón no tenían PrPSc inmunohistoquímicamente detectable en el tejido linfoide.

En general, estos resultados demuestran que las ovejas son susceptibles al agente de la encefalopatía transmisible del visón adaptado para bovinos, y la distribución tisular de PrPSc en ovejas es distinta de la tembladera clásica.

Esta investigación se ha publicado en forma de artículo en la revista científica Frontiers in Veterinary Science, firmado por expertos estadounidenses del Centro Nacional de Sanidad Animal, el Instituto Científico de Oak Ridge y la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Iowa State: Eric D. Cassmann, S.J. Moore, Jodi D. Smith y Justin J. Greenlee.

La afección pulmonar es la forma de enfermedad más grave y generalizada causada por los lentivirus de pequeños rumiantes en las ovejas. La infección implica contacto directo entre animales y la ruta de infección más importante es por vía respiratoria. De esta premisa parte un artículo publicado en una revista científica internacional por un grupo de investigadores españoles, que analizan diversos aspectos de esta patología.

La enfermedad es insidiosa y puede verse en animales de un año en adelante. La disnea no productiva es el signo clínico más común y la neumonía intersticial con aumento de tamaño y volumen pulmonar son los puntos de referencia patológicos. La detección temprana de animales infectados es un paso clave para el diagnóstico y se logra mejor mediante Elisa de tercera generación que incluyen un diseño de múltiples trenes para detectar genotipos divergentes. El diagnóstico diferencial debe establecerse con adenocarcinoma pulmonar ovino, la forma visceral de linfadenitis caseosa ovina, complejo respiratorio ovino, neumonía gangrenosa e infecciones bacterianas y parasitarias, como es el caso de ‘Dyctiocaulus filaria’ o ‘Oestrus ovis’.

El control se logra combinando medidas serológicas y de manejo y se basa en el sacrificio total o selectivo de animales infectados y el reemplazo con corderos no infectados. La segregación serológica y el reemplazo con la descendencia de ovejas seronegativas también es una opción adecuada para el control. La selección de ovejas resistentes podría ser una opción futura. Por último, la afección pulmonar por lentivirus de los pequeños rumiantes en ovejas debe tenerse en cuenta ante una disnea crónica no productiva.

El artículo se ha publicado en la revista Small Ruminant Research y está firmado por investigadores del Departamento de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza, del CITA de Aragón y del Instituto de Agrobiotecnología – CSIC de Navarra. Se trata de Lluis Luján, Martín Pérez, Damián de Andrés y Ramsés Reina.

· Con este acuerdo, el área de Animal Health fortalece su cartera de productos de tecnología para productos biológicos

Bayer Animal Health GmbH y VLPbio – The Vaccines Company S.L. han firmado un acuerdo de colaboración internacional para investigar y desarrollar una nueva generación de soluciones inmunoterapéuticas que dirijan la alta demanda para opciones de tratamiento innovadoras en el área de la medicina veterinaria.

Bayer Animal Health y VLPbio han acordado investigar y desarrollar de forma conjunta inmunoterapias veterinarias basadas en la tecnología patentada por VLPbio, diseñada para inducir respuestas inmunes específicas frente a patologías aún sin resolver. Esta tecnología de partículas pseudovirales quiméricas (Ch-VLPs) es una plataforma de presentación de antígenos para activar una respuesta inmune específica.

Ambas compañías compartirán conocimiento sobre enfermedades no cubiertas en el sector veterinario y desarrollarán estratégias hacia alternativas de tratamiento centradas en el cliente y empleando la tecnología Ch-VLP. Esta colaboración tiene como objetivo crear herramientas que den forma al futuro de la sanidad animal y desarrollen nuevos productos para la prevención y tratamiento de enfermedades en animales, mejorando así su bienestar.

Para el Dr. Douglas Hutchens, Bayer Animal Health’s Head of Drug Discovery, External Innovation & Chief Veterinary Officer, “este acuerdo nos permitirá intensificar nuestro foco en la inmunoterapia. Estamos muy orgullosos de colaborar con una de las startups más innovadoras de la industria y creemos firmemente que esta colaboración aumentará nuestra capacidad innovadora”.

Por su parte, Pablo Gutiérrez, Director General en VLPbio, comentó: “Nuestro compromiso con esta colaboración se basa en tres ventajas competitivas de nuestra compañía: el potencial innovador de nuestra tecnología, la experiencia y la capacidad de nuestro equipo humano así como un plan estratégico sólido de nuestro desarrollo. Esta posición está siendo reconocida en la industria: VLPbio fue una de las 12 compañías de innovación finalistas en el Animal Health Investment Forum Europe 2019 elegida para presentar sus productos y tecnologías como propuesta para la inversión en el área de salud”.

Investigadores brasileños han realizado un estudio con el objetivo de estimar los niveles de proteína total en el calostro de las ovejas de Santa Inês y en el suero sanguíneo de corderos mediante refractometría digital para determinar la transferencia de inmunidad pasiva a los corderos en condiciones de granja. Se tomaron muestras de calostro y suero sanguíneo de cordero a las 6, 12, 24 y 48 horas después del parto para medir la proteína sérica total mediante un refractómetro digital Brix. La confirmación del estado inmunológico de los corderos se realizó mediante la prueba de turbidez de sulfato de zinc (ZST) en muestras de sangre recogidas de corderos 12 y 24 horas después del parto.

La concentración total de proteínas en el calostro disminuyó significativamente entre 6 y 12 horas después del parto. Esta reducción fue acompañada por un aumento significativo en la concentración de proteína sérica total de los corderos, lo que indica la ocurrencia de transferencia de inmunidad pasiva en las primeras 12 horas de vida de estos recién nacidos.

Estos hallazgos fueron confirmados por la prueba ZST, que mostró una reacción positiva en 82.75% y 75.86% de las muestras después de 12 y 24 horas, respectivamente.

El estudio se ha publicado en la prestigiosa revista científica internacional Small Ruminant Research y está firmado por lo siguientes investigadores: Marcela Ribeiro Santiago, Glaucia Brandao Fagundes, Dayana Maria do Nascimento, Luciana Rocha Faustino, Cleidson Manoel Gomes da Silva, Francisca Elda Ferreira Dias, Anibal Pereira de Souza, Monica Arrivabene y Tania Vasconcelos Cavalcante.

La encefalitis transmitida por garrapatas es una importante zoonosis viral transmitida por garrapatas en Europa y algunas partes de Asia. Los humanos pueden infectarse por la picadura del animal y, en algunos casos, también por el consumo de leche cruda no pasteurizada y productos lácteos crudos de rumiantes. Las investigaciones serológicas de los rebaños de ordeño pueden ayudar a evaluar el riesgo de infección de la encefalitis transmitida por garrapatas en humanos. Existen algunas lagunas en el conocimiento sobre la inmunidad en animales, por ejemplo, con respecto a la longevidad de la inmunidad. Además, no se sabe nada acerca de una posible memoria inmunológica de larga duración que pueda reactivarse rápidamente mediante un contacto adicional con el virus.

En este contexto, investigadores alemanes han realizado un estudio que concluye que el riesgo de una infección alimentaria por la encefalitis tranmistida por garrapatas fue bajo. Sin embargo, los riesgos pueden ser mayores en algún rebaño. Los títulos de anticuerpos en cabras y ovejas pueden durar mucho tiempo después del contacto con el virus, aunque a un nivel bajo. Esto debe tenerse en cuenta en los casos en que el riesgo de una infección alimentaria se evalúa en una explotación mediante investigaciones serológicas. El recuerdo inmunológico da lugar a la sospecha de que la memoria inmunológica después de un primer contacto con este virus dura muchos años, probablemente toda la vida.

El artículo ha sido publicado en la revista BMC Veterinary Research con la firma de los siguientes investigadores alemanes: Christine Klaus, Ute Ziegler, Donata Hoffmann, Franziska Press, Christine Fast y Martin Beer.

Las intervenciones de sanidad animal tienden a centrarse en las enfermedades transfronterizas o zoonóticas de los animales y se presta poca atención a las enfermedades que afectan principalmente la producción y la productividad del ganado, que son motivo de preocupación para los pequeños productores. Para comprender las prioridades de enfermedades de los criadores de ganado de hombres y mujeres y cómo estos impactan en las explotaciones familiares de países en desarrollo, se ha desarrollado un estudio en Etiopía en el que se han utilizado métodos participativos para dilucidar prioridades, razones para la priorización, conocimiento sobre enfermedades de pequeños rumiantes y sus vías de transmisión.

Los resultados indican que las preocupaciones principales fueron enfermedades respiratorias y parásitos gastrointestinales en áreas de tierras altas con sistemas mixtos de cultivos y ganado, mientras que en las zonas de sistema pastoril, las prioridades eran las enfermedades respiratorias y neurológicas. En general, tanto los hombres como las mujeres que se dedican a la ganadería tenían poca conciencia de las enfermedades zoonóticas.

En conclusión, las prioridades de los programas nacionales de control de enfermedades no coinciden completamente con las prioridades de los productores. Por lo tanto, tales herramientas participativas deberían desempeñar un papel fundamental al diseñar intervenciones sostenibles de sanidad ganadera.

Este estudio se ha publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores del Instituto Internacional de Investigación Ganadera de Etiopía: Biruk A. Gemeda, Hiwot D. Wodajo, Wole K. Wakjira, Annet A. Mulema, Solomon G. GebreMichael y Barbara Wieland.

Página 1 de 35

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder