Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Investigación

 

Las ovejas fueron domesticadas hace más de 10.000 años en el Medio Oriente, y desde entonces la leche de las ovejas gradualmente se hizo muy popular, no solo para beber sino también para hacer quesos y otros productos lácteos. Hoy en día, estos productos lácteos también son importantes para las personas con alergia a la leche de vaca, y estos productos son una parte esencial de la dieta diaria local en regiones del mundo que no son adecuadas para vacas y cabras.

 

El consumo de leche cruda y productos lácteos crudos tiene un riesgo zoonótico, y con respecto a las ovejas, los principales patógenos asociados con dichos productos lácteos son: ‘Brucella melitensis’, ‘Campylobacter spp.’, ‘Listeria spp.’, ‘Salmonella spp.’, ‘Escherichia coli’ productora de toxina Shiga, ‘Staphylococcus aureus’, virus de la encefalitis transmitida por garrapatas y ‘Toxoplasma gondii’. Especialmente, los niños pequeños, las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas inmunocomprometidas, y aquellos que padecen enfermedades deben ser conscientes del riesgo de consumir leche cruda y productos lácteos crudos.

 

Este último riesgo puede reducirse mediante el manejo adecuado de la salud del rebaño, la prevención de la contaminación durante el ordeño, el procesamiento adecuado de la leche, el transporte y el almacenamiento refrigerado. Solo los procesos que igualan la pasteurización reducen suficientemente los riesgos zoonóticos de la leche y los productos lácteos, pero un enfriamiento adecuado es esencial y se debe evitar la recontaminación. Por lo tanto, se deben aplicar prácticas estrictas de higiene durante todo el proceso de producción y la cadena de suministro, especialmente para la leche cruda y los productos lácteos crudos. Los sistemas de producción a pequeña escala presentan un mayor riesgo en comparación con los sistemas de producción industrializados debido a un proceso de producción menos protocolizado y controlado.

 

En este contexto, se ha realizado un estudio internacional que describe los riesgos zoonóticos de los patógenos de las ovejas y su transmisión a través de la leche. Además, se describen rutas de contaminación, posibilidades de multiplicación y medidas de prevención de las mismas. Se resumen algunos brotes humanos importantes causados ​​por el consumo de leche de oveja y sus productos, y finalmente se discuten sus implicaciones.

 

El artículo se ha publicado en la revista científica internacional Small Ruminant Research y está elaborado por varios investigadores holandeses: René van den Brom, Ariaeke de Jong, Erik van Engelen, Annet Heuvelink y Piet Vellema.

 

 

 

 

Como resultado de la crisis sanitaria creada por la Encefalopatía Espongiforme Bovina, se decidió crear en las instalaciones que Neiker tiene en Derio (Vizcaya), un laboratorio de alto nivel de bioseguridad en el que se pudieran llevar a cabo estudios con agentes infecciosos de alto riesgo. En este laboratorio se trabaja con enfermedades priónicas, y los patógenos que producen enfermedades como la gripe aviar, la fiebre Q o la tuberculosis, entre otros patógenos que afectan a la sanidad animal.

 

El buen estado sanitario de los animales de producción es de gran importancia, no solo por las repercusiones económicas y para garantizar servicios sino, porque tres de cada cuatro enfermedades infecciosas humanas provienen de los animales, según señala Neiker.

 

En estos momentos, de crisis sanitaria, tanto las instalaciones como el equipo humano de Neiker se han puesto a disposición del Departamento de Salud Pública del Gobierno Vasco. Además, se están aprovechando estas instalaciones para trabajar en el desarrollo de test rápidos para el diagnóstico de COVID-19.

 

 

 

ovejas en el campo web

Un equipo liderado por el CSIC ha empleado el virus Sendai, que afecta a ratones, para activar el sistema de defensa de las células ovinas frente a infecciones por lentivirus

Un equipo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado estimular la defensa inmune frente a virus en células de ovejas empleando el virus Sendai, un paramixovirus asociado a enfermedades respiratorias en ratones. Los investigadores han logrado que este virus infecte las células sin llegar a matarlas, lo que provoca que sean capaces de responder ante una infección posterior por lentivirus. Los resultados, publicados en la revista Vaccines, abren la vía al desarrollo de nuevas vacunas que emplean versiones atenuadas de virus adaptados a determinadas especies para prevenir infecciones graves en otras.

 

El éxito en la defensa frente a las infecciones está condicionado por la capacidad inicial de respuesta del organismo, un primer estímulo que se conoce como inmunidad innata. Casi todas las células de cualquier organismo vivo tienen mecanismos propios de defensa que participan en la inmunidad innata frente a cualquier infección.

 

En este estudio, llevado a cabo en colaboración con investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, los científicos han usado el virus Sendai para estimular la actividad inmune en células de otro animal, las ovejas, a las cuales el virus no causa ninguna enfermedad.

 

“Este virus es considerado un potente inductor de respuestas inmunes innatas en varias especies, incluidos los humanos. Sin llegar a matar las células ovinas infectadas por el virus de Sendai, hemos visto cómo estas se vuelven refractarias a una infección posterior por lentivirus, un grupo que puede causar enfermedades graves en pequeños rumiantes y otros animales, incluido el ser humano tras la infección con virus de inmunodeficiencia humana o VIH”, explica el investigador del CSIC Ramsés Reina, que trabaja en el Instituto de Agrobiotecnología, un centro mixto del CSIC y el Gobierno de Navarra.

 

En concreto, lo que hace el virus Sendai es estimular la respuesta antiviral infectando virtualmente todas las células de un cultivo de macrófagos de una forma no productiva, es decir, sin generar nuevos virus y sin llegar a matar las células.

 

“Presentando fragmentos de proteínas en su superficie, los macrófagos son capaces de estimular determinados linfocitos e impulsar la respuesta inmune adaptativa, que tiene una capacidad de memoria a largo plazo y es más específica frente a patógenos concretos. Esta capacidad del virus de Sendai para llegar a un gran número de macrófagos podría usarse para diseñar virus recombinantes con capacidad vacunal. Estos serían capaces de expresar proteínas de otros microorganismos y, de esta manera, inducirían la inmunidad adaptativa”, concreta el investigador del CSIC.

 

Prevención de infecciones graves


Según los investigadores, el trabajo demuestra que la activación de la respuesta inmune innata mediante un virus no patogénico interfiere en la infección de otro virus que sí lo es. Esta estrategia podría ser usada en la prevención de algunas infecciones estimulando la denominada inmunidad entrenada, que consiste en enseñar a las defensas del organismo a recordar de forma duradera el primer estímulo.

 

Reina explica: “La inmunidad entrenada implica que un primer estímulo en la respuesta inmune innata activa un proceso de apertura en la lectura de ciertos genes inflamatorios. Esta apertura se mantiene en el tiempo, lo que llamamos memoria epigenética, y determina que tengamos una mayor respuesta frente a algunos estímulos, los cuales vuelven a activar la inmunidad innata frente a una nueva infección”.

 

Esta memoria epigenética podría ser utilizada, por ejemplo, para conseguir una estimulación inmunológica inespecífica que, aunque no proteja completamente frente a algunos virus, incremente la expresión de ciertos genes antivirales y proinflamatorios, lo que sería suficiente para prevenir una infección grave.

 

La primera ronda de consultas regionales de las nueve regiones de la peste de los pequeños rumiantes de África, Asia, Oriente Medio y Europa, iniciada en 2015, se completó a principios de 2018. Estas reuniones brindaron la oportunidad de presentar la ‘Estrategia mundial para el control y la erradicación de la PPR y sus instrumentos’.

 

Cuando los países hayan creado capacidad para ejecutar y completar evaluaciones epidemiológicas exhaustivas y hayan establecido sistemas de vigilancia adecuados, la realización de actividades de vacunación selectiva durante un período comprendido entre dos y cuatro años debería bastar para tener controlada la situación de un país en materia de peste de los pequeños rumiantes y avanzar hacia la erradicación de la enfermedad. La delimitación de las nueve regiones conlleva ventajas evidentes en cuanto a promoción de la comunicación y colaboración eficaces entre países vecinos. La alineación con las comunidades económicas regionales de cada región ofrece oportunidades claras de apoyo logístico y administrativo en las regiones que contribuirán en mayor medida a la ejecución del Programa mundial.

 

No obstante, desde la perspectiva epidemiológica, el comportamiento de la enfermedad en condiciones reales no siempre se corresponde con las fronteras nacionales.

 

Debido a múltiples factores, como las consideraciones geográficas y climáticas, los patrones de los movimientos de pastoreo, las rutas comerciales y las distribuciones de las comunidades a través de las fronteras nacionales, la propagación de la enfermedad puede seguir patrones que superan los límites de estas regiones definidas según criterios administrativos.

 

 

 

Reducir el uso de antibióticos para frenar la aparición de resistencias que dificultan el tratamiento eficaz de las infecciones bacterianas es uno de los principales retos sanitarios a nivel global, tanto en la medicina humana como en la veterinaria. Un equipo de investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, liderado por el profesor Ángel Gómez Martín, ha testado por primera vez el empleo de probióticos en ovejas para prevenir infecciones urogenitales, como las vaginitis.

Los resultados, publicados en un número especial de la revista científica internacional Animals, han mostrado efectos positivos de esta estrategia alternativa a los antibióticos, disminuyendo los porcentajes de neutrófilos asociados al uso de esponjas vaginales, que pueden causar infección e inflamación, y sin afectar al estado de salud general de los animales, ni a su fertilidad.

En el ámbito de la ganadería ovina, las infecciones genitales en las ovejas repercuten en su capacidad reproductiva, afectando a la sostenibilidad del sector y a los esquemas de selección genética de razas selectas. El tratamiento de este tipo de infecciones es cada vez más complejo, por el aumento de las resistencias bacterianas a los antibióticos conocidos, la escasez de desarrollo de nuevos antibióticos y la reducción en el número de antibióticos que ahora se permiten para uso ganadero.

Las esponjas vaginales pueden causar alteraciones en la microbiota vaginal de estos animales, lo que favorece la aparición de patógenos oportunistas que pueden causar infecciones. “Este trabajo ha evidenciado además que el empleo de esponjas vaginales en corderas produce una inestabilidad de la microbiota vaginal que favorece la aparición de vaginitis ocasionadas por enterobacterias y que la presencia de estas bacterias está relacionada de forma estadísticamente significativa con una pérdida en la biodiversidad bacteriana vaginal. En resumen, hay un problema infeccioso de considerables repercusiones reproductivas que ha de ser abordado”, destaca Ángel Gómez.

El equipo investigador ha estado íntegramente compuesto por profesores de la Facultad de Veterinaria de la CEU UCH de Valencia, que forman parte el Grupo de Investigación Agentes Microbiológicos asociados a la Reproducción (ProVaginBio): Ángel Gómez Martín, Juan José Quereda, Empar García Roselló, Marta Barba, María L. Mocé, Jesús Gomis, Estrella Jiménez Trigos, Esther Bataller, Rebeca Martínez Boví, Ángel García Muñoz y Ángel Gómez Martín.

 

Países de todo el mundo se interesan por prevenir brotes de viruela caprina para aumentar la sanidad de sus rebaños. Un ejemplo es Vietnam que, aunque enfrenta casos esporádicos, su brote más reciente tuvo la mayor tasa de morbilidad, mortalidad y letalidad registrada. Por lo tanto, debido a la probabilidad de una recurrencia generalizada de la infección por viruela caprina, se realizó un análisis de ese brote basado en parámetros seleccionados de señalización, manejo y patrón de enfermedad (signos y patología). Esto incluye el examen de animales, la inspección de las instalaciones y el muestreo de tejidos, según una investigación realizada por investigadores locales.

Se descubrió que el grupo de edad susceptible era en chivos entre 3 y 6 meses de edad, mientras que la tasa de infección más alta se produjo en aquellos bajo el sistema de cría en libertad. Los signos clínicos de pirexia, anorexia, secreción nasal y lesiones de las bolsas no se limitaron a la piel, sino que se extendieron al pulmón y al intestino. El patógeno se había confirmado en casos positivos mediante PCR como viruela caprina con una prevalencia del 79,69%.
Este experimento señala la importancia de identificar los signos clínicos sobresalientes y las lesiones post mortem de la viruela caprina a nivel de campo para lograr un control efectivo de la enfermedad.

El artículo se ha publicado en la revista BMC Veterinary Research con la firma de los siguientes autores: Trang Hong Pham, Mohd Azmi Mohd Lila, Nor Yasmin Abd. Rahaman, Huong Lan Thi Lai, Lan Thi Nguyen, Khien Van Do y Mustapha M. Noordin.

 

El virus de la lengua azul es un arbovirus de rumiantes que ha estado circulando continuamente en Europa durante más de dos décadas y se ha vuelto endémico en algunos países como España. Además, España es ideal para estudios epidemiológicos de lengua azul, ya que desde el año 2000 se han producido brotes de diferentes fuentes y serotipos de forma continua. De hecho, el serotipo 1 ha sido reportado desde 2007 hasta 2017.

Investigadores del centro Visavet de la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad de Zaragoza han desarrollado un modelo para el escenario endémico del serotipo 1 de la lengua azul, con el objetivo de estimar el riesgo de que un área se vuelva endémica, así como para identificar los factores más influyentes para la persistencia del virus.

Se crearon mapas de abundancia para los principales vectores en España, los complejos ‘Culicoides imicola’, ‘Obsoletus’ y ‘Pulicaris’, combinando datos satelitales ambientales con modelos de ocurrencia y un algoritmo aleatorio. El modelo endémico incluía abundancia de vectores y variables relacionadas con el huésped (densidad de la granja).

Las tres variables más relevantes en el modelo endémico fueron la abundancia del complejo ‘C. imicola’ y ‘Obsoletus’ y la densidad de las granjas caprinas. Este modelo sugiere que es más probable que el serotipo 1 de la lengua azul se vuelva endémico en las regiones del centro y suroeste de España. Solo requiere variables relacionadas con el huésped y el vector para identificar áreas con mayor riesgo de convertirse en endémicas para la lengua azul.

Los resultados destacan la importancia de mapas de predicción de los vectores para estudios epidemiológicos de lengua azul y toma de decisiones sobre medidas de control y erradicación.

Este artículo se ha publicado en la revista científica Plon One y está firmado por los siguientes autores: C. Aguilar Vega, E. Fernández Carrión, J. Lucientes y J.M. Sánchez Vizcaíno.

 

La susceptibilidad a la tembladera clásica en las ovejas se ha relacionado con tres polimorfismos en el codón 136, 154 y 171 en el gen de la proteína priónica (PRNP), mientras que la susceptibilidad a la tembladera atípica está relacionada con los polimorfismos en el codón 141. Muchas otras variantes a lo largo de la PRNP han sido estudiados. Algunas de las variantes pueden jugar papeles cruciales en la lucha contra la aparición de una nueva forma de enfermedad de tembladera. La vigilancia de la tembladera, los genotipos asociados a la tembladera y los estudios de caracterización de PRNP se han llevado a cabo en todo el mundo. Sin embargo, tales estudios en profundidad nunca han abordado las razas de ovejas del continente africano. Por lo tanto, genotipar el gen PRNP de la raza de ovejas etíopes nativas tiene méritos socioeconómicos y científicos. Este estudio tuvo como objetivo identificar variantes de PRNP en tres razas de ovejas etíopes nativas y su efecto potencial sobre la susceptibilidad a la tembladera.

Como conclusión, la rareza del haplotipo ARR y la abundancia de la variante 141 L demostraron que la población del presente estudio era menos resistente a la tembladera clásica y menos predispuesta a la tembladera atípica asociada al genotipo. Este estudio proporciona un valioso conjunto de datos que puede integrarse potencialmente en estrategias de reproducción selectiva durante el entrecruzamiento, cruzamiento y ayuda a tomar medidas de precaución contra la tembladera.

 

Christian Gortázar, catedrático de Sanidad animal de la Universidad de Castilla-La Mancha y adscrito al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), forma parte de un grupo de científicos expertos epidemiológicos que pretende asesorar sobre la evolución y el control de la pandemia de COVID-19, creado por la Organización Colegial Veterinaria Española (OCV).

“La idea es asesorar, aportar conocimiento cuando sea oportuno. Tocaremos tanto el aspecto animal de reservorios como cuáles pueden ser los procesos de emergencia de los patógenos pensando, sobre todo, en el futuro porque volverá a repetirse en algún momento”, advierte Gortázar, según publica El Diario.

Gortazar sostiene que este tipo de fenómenos sanitarios “se producen cada vez más a menudo y nos debe preocupar porque la literatura científica sobre los patógenos nos dice que entre el 60% o 70% de las enfermedades emergentes que aparecen en personas tienen un origen animal. Y se sabe que la cantidad patógenos nuevos que emergen va creciendo con cada década”.

“Cuando las poblaciones animales no tienen toda la atención veterinaria que merecen, y me refiero a los animales domésticos, también surgen problemas sanitarios. Los brotes de gripe se originan en la misma zona geográfica a partir de ciertos manejos de aves que a lo mejor no son las más controladas desde el punto de vista veterinario. Hay cosas que preguntarse más allá del consumo de especies objeto de tráfico que pueden, o no, estar en el origen de todo esto”, concluye.

 

SCRUM-PATOLOGÍAS OVI WEB

Desde el mes de abril, el Servicio Clínico de Rumiantes de la Universidad de Zaragoza (SCRUM) ha firmado un convenio de colaboración con la biblioteca clínica de rumiantes de NADIS (UK Animal Disease Information Service). La biblioteca clínica NADIS de ganado vacuno y ovino para veterinarios lleva ya un tiempo dando servicio y está reconocida como una de las mejores fuentes en su línea de trabajo.

Con el fin de ofrecer un ámbito más internacional, NADIS se ha puesto en contacto con el SCRUM para que aporte casos clínicos, fotografía y vídeos sobre enfermedades del ámbito mediterráneo o sobre procesos emergentes en los que estamos investigando.

La patología de los países mediterráneos es bastante diferente a la británica, en la que está más especializada NADIS, incluso las mismas enfermedades pueden tener diferentes manifestaciones clínicas con climatologías bastante opuestas y según el sistema de manejo.

Fruto de este compromiso de colaboración ya se ha incorporado el primer caso clínico que trata sobre la rinitis crónica proliferativa (RCP), con vídeo, fotografías y explicaciones sobre la enfermedad. También se incorpora bibliografía recomendada para ampliar el caso. Asimismo, en próximas fechas se irán subiendo diferentes casos de enfermedades de interés de las que atendemos en el SCRUM.

Esperamos que estas aportaciones sean del interés de los profesionales del sector que ya utilizan NADIS y de otros que puedan utilizarla en el futuro. Entrando en la página web https://www.nadis.org.uk/news/nadis-cattle-and-sheep-clinical-library-for-veterinarians/  se puede acceder a una semana de acceso gratuita.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder