Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Investigación

Bionaturis (BNT-MAB) ha firmado un contrato con una compañía multinacional del sector veterinario que se encargará de evaluar la eficacia y seguridad de una nueva vacuna para combatir los nematodos helmintos intestinales en ganado de explotación. Según informa la compañía a través de un comunicado, estos parásitos gastrointestinales provocan pérdidas anuales en el sector ganadero mundial de alrededor de 3.000 millones de euros.

Para combatir sus efectos se están utilizando actualmente de manera generalizada endoparasiticidas de tipo químico que gradualmente van perdiendo eficacia debido a fenómenos crecientes de resistencias, además de recibir recomendaciones para la reducción de uso por parte de administraciones y asociaciones.

En las primeras pruebas realizadas hasta la fecha, la vacuna se ha mostrado eficaz frente a las especies de helmintos que mayores problemas y fenómenos de resistencia generan en la industria.

Este nuevo producto, codificado por la compañía como BNT004, es el primer tratamiento preventivo de su clase, pudiendo convertirse en una alternativa real y segura frente a los antiparasitarios químicos en los casos más graves de resistencia.

BNT004 se ha ensayado ya en modelos de ratones y en corderos, y los resultados muestran valores de eficacia superiores al 65% en todos los casos en reducción del número de parásitos respecto al control. La vacuna se ha mostrado 100 % segura sin que los animales vacunados presentaran ninguna sintomatología.

Como dato importante para la industria ganadera, los animales retados y vacunados con el nuevo tratamiento creado por Bionaturis no presentaron pérdida de peso.

La nueva vacuna está protegida por una solicitud de patente de la Universidad de Granada (UGR), activa en los principales mercados veterinarios tradicionales, cuya explotación en exclusiva licenció Bionaturis en 2012. Los próximos ensayos se llevarán a cabo en las instalaciones de la multinacional y concluirán en el primer semestre de 2014.

El director general de Bionaturis, Javier Gallastegui, entiende que esta vacuna “complementa perfectamente a los tratamientos químicos actuales”, siendo el objetivo la reducción progresiva de los mismos atendiendo a las recomendaciones de las autoridades internacionales.

La Comisión Europea (CE) y los Estados miembros trabajan en la elaboración de unas directrices para frenar el uso abusivo de antibióticos en el ganado, según ha indicado el responsable comunitario de Consumo y Salud, Tonio Borg. El objetivo es promover una “utilización prudente” de esos medicamentos en el sector veterinario, explica Borg en respuesta a una pregunta escrita del diputado socialista belga Marc Tarabella.

El comisario subraya que “la resistencia antimicrobiana es una prioridad” para Bruselas y recuerda que en noviembre de 2011 la CE presentó un plan de acción de cinco años contra la “creciente amenaza” causada por ese problema. Ese plan de acción, explica Borg, incluye “iniciativas relacionadas con el reforzamiento y la promoción del uso adecuado de los antibióticos tanto en la medicina humana como animal” y la recopilación de datos sobre la utilización de esos productos en la medicina veterinaria. El documento de orientación sobre el uso prudente de los antibióticos en el ganado, que se llevará a cabo en colaboración con los países de la UE, figura en ese plan de acción, precisa el comisario.

 

El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) ha organizado, junto a la Universidad de Extremadura, una jornada técnica en la que equipos de investigación de España y Portugal mostrarán al sector lácteo alternativas, basadas en el uso de nuevas tecnologías, para mejorar la seguridad y calidad de sus productos.

Esta cita será el jueves, 14 de noviembre, en el edificio Garaje 2.0 de Cáceres a las 09:30 horas y la inauguración correrá a cargo del responsable de Cicytex, Germán Puebla.

La jornada técnica está organizada en el marco de los proyectos ‘Biocontrol de Escherichia coli en quesos de leche cruda y en ubres de rumiantes mediante el uso de bacteriófagos’, cofinanciado por el Gobierno de Extremadura y el fondo FEDER, y Red de Investigación Transfronteriza Extremadura, Centro y Alentejo (RITECA II), cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP) 2007-2013.

 

Epizone es una red internacional de centros de investigación veterinaria que trabajan en  enfermedades animales epizoóticas. Con la reciente inclusión del CReSA y de otros 4 nuevos socios de la UE, Rusia, Australia y EEUU, Epizone cuenta con 22 socios de 16 países diferentes. Su objetivo es jugar un papel clave en la investigación sobre la prevención, detección y control de enfermedades de aves, cerdos, peces, ovejas, vacas, caballos y animales salvajes con el fin de reducir los riesgos y el daño a la salud animal en la UE y en el exterior.

Más de 300 científicos de todo el mundo luchan por un objetivo común: mejorar, estandarizar y desarrollar (nuevos) métodos de diagnóstico, vacunas, estrategias de intervención, vigilancia, estudios epidemiológicos y análisis de riesgos para mejorar la prevención y el control de las enfermedades infecciosas de los animales como la fiebre aftosa, la gripe aviar, la peste porcina clásica y enfermedades transmitidas por artrópodos (garrapatas y mosquitos) como la lengua azul, la fiebre del Valle del Rift, la peste porcina africana, la peste equina africana, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo o la fiebre del Nilo Occidental.

Las vacunas ayudan a hombres y animales a protegerse contra multitud de enfermedades infecciosas. De la importancia de las vacunas para mejorar el sistema inmunitario y prevenir enfermedades potencialmente graves se habla estos días en las Jornadas sobre Vacunas y Vacunación organizadas por la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León. El catedrático del Departamento de Sanidad Animal de la Universidad de León, Elías Rodríguez Ferri, experto en Microbiología e Inmunología, repasa en una entrevista a la agencia Dicyt la actualidad en el mundo de la vacunación.

“En los últimos años ya no solamente se buscan antígenos vacunales derivados directamente del agente atenuado, sino que se secuencia el gen que codifica para una proteína o un antígeno de interés, se expresa, se purifica y se utiliza en exclusiva. Ya no se utiliza al agente, sino a una parte de ese agente preparada de forma artificial. También se trabaja en aplicar la ingeniería genética para obtener mutantes que estén desprovistos de patogenicidad pero que sean estables. Lo que hace la ingeniería genética es o bien obtener mutantes estables mediante manipulación genética, o bien obtener esas partes pequeñísimas que son proteínas puras o incluso fracciones proteicas en las que reside exclusivamente la capacidad para inmunizar y da lugar a una inmunidad protectora. Es lo que se conoce como vacunas de subunidades que despues derivan en muchas direcciones. Si el péptido antigénico o el polisacárido inmunógeno es buen inmunógeno pero carece de suficiente tamaño, lo que se hace es conjugarlo con una proteína portadora que le da las propiedades de las que carece. Muchas vacunas humanas están preparadas así y lo mismo sucede en veterinaria”, explica.

“Luego hay vacunas de última generación en las que se están explorando procedimientos nuevos. Por ejemplo se hacen plataformas artificiales que contienen el antígeno de interés y que están desprovistas totalmente de cualquier elemento de riesgo. Incluso no solo se vacuna con proteínas o con otros principios inmediatos como los polisacáridos, si no que se vacuna directamente con el material genético, lo que roza casi la ciencia ficción. Se vacuna con el gen para que se exprese con el propio organismo con el que se está vacunando y genere una inmunidad protectora”, afirma.

 

El serotipo 4 de la lengua azul continúa con su expansión por el sur peninsular, con tres nuevos focos confirmados en las provincias de Cádiz, Huelva y Málaga. Se da la circunstancia de que es el primer foco registrado en Málaga en el presente periodo de actividad del vector.

Según los datos oficiales de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), estos focos se ubican en los municipios de Castellar de la Frontera (Cádiz), Lucena del Puerto (Huelva) y Gaucín (Málaga).

En el presente año 2013, se han notificado oficialmente un total de once casos de lengua azul.

 

El doctor Bernat Pérez de Val, investigador del Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA), leyó su tesis doctoral titulada ‘Nuevas estrategias vacunales y diagnósticas para el control de la tuberculosis: el modelo caprino’, donde estudia la eficacia de nuevas vacunas y reactivos de diagnóstico para combatir esta enfermedad infecciosa causada por las bacterias del complejo Mycobacterium tuberculosis, que posee elevados índices de mortalidad y morbilidad a nivel mundial.

Para los estudios, Pérez de Val desarrolló un nuevo modelo animal experimental. Se ha optado por utilizar la cabra, debido a la significativa prevalencia de la enfermedad en esta especie animal, con el fin de evaluar alternativas a la única vacuna actualmente disponible, el Bacilo Calmette Guerin (BCG), que presenta resultados de eficacia variables tanto en humanos como en animales.

Así, se fraccionó la investigación en cuatro experimentos, utilizando distintas estrategias vacunales (BCG en solitario, BCG en combinación con dos vacunas adenovirales y una vacuna contra la paratuberculosis) y evaluando nuevos reactivos de diagnóstico, diseñados según el principio DIVA (diferenciación de animales infectados y vacunados). Los resultados obtenidos han demostrado que la vacunación, conjuntamente con el diagnóstico DIVA, puede facilitar el control de la tuberculosis en rebaños caprinos y que la cabra doméstica puede ser un buen modelo animal para el estudio nuevas vacunas antituberculosas.

El presidente del Colegio de Veterinarios de España, Juan José Badiola, aseguró que la sociedad deberá hacer frente en los próximos años a nuevas enfermedades de transmisión animal, muchas de las cuales estarán originadas en insectos procedentes de países del tercer mundo. Este es el principal reto al que deberán hacer frente los expertos de España y Europa, en un momento en el que “se producen enfermedades nuevas y cambios constantes”, según publica El Norte de Castilla.

En declaraciones a Ical, Badiola explicó que “las enfermedades que producen algunos insectos” serán las que marquen el futuro, en un momento en el que “España ha sabido superar otras enfermedades de transmisión animal” como la brucelosis y la tuberculosis, que entiende “están prácticamente erradicadas en nuestro país”.

Badiola declaró que algunas de las patologías de origen animal “fueron erradicadas y ahora vuelven a aparecer”, como la enfermedad de la lengua azul, uno de los desafíos que estuvo en los años 50 y volvió en la década pasada.

En este contexto, y con un panorama de futuro, Badiola declaró que “los veterinarios somos una figura de futuro, indispensable para poder seguir luchando contra estas y otras enfermedades”. Un hecho que causa optimismo entre los profesionales, que son conscientes de que se tendrán que adaptar a los nuevos cambios que demande la sociedad “sin fronteras”.

 

Científicos del Instituto de Biotecnología de la Universidad de Granada y de la de Panamá han desarrollado y patentado una vacuna que evita las miasis causada por el desarrollo de las larvas de la Dermatobiahominis, también conocida como ‘mosca de la muerte’, sobre el hombre o los animales.

La miasis es una enfermedad parasitaria causada por la infestación en la piel de larvas de moscas, y la causada por Dermatobiahominis es relativamente frecuente en zonas endémicas, aunque también se producen casos en España.

Las miasis producidas por esta mosca provocan anualmente pérdidas millonarias a los ganaderos como consecuencia de la merma de carne, leche o lana o la pérdida en la calidad de las pieles.

Hasta ahora, el único método para luchar contra esta plaga es el empleo de productos químicos de acción insecticida que pasan directamente a la cadena alimenticia por la carne y leche de los animales tratados, acumulándose en la grasa o leche de los humanos. Según los investigadores, la eliminación de estas sustancias insecticidas a través de las heces de los animales altera la fauna natural del suelo, con consecuencias negativas en la productividad de los cultivos.

La vacuna ahora patentada podrá evitar o minimizar el uso de los insecticidas y fármacos actualmente empleados en ganadería.

El estudio y desarrollo de la vacuna se realizó mediante un trabajo conjunto entre las universidades de Granada y Panamá, para lo que se llevaron a cabo las pruebas de campo al objeto de medir su efectividad en zonas endémicas de Panamá. Para ello se utilizaron animales vacunados que fueron expuestas a la mosca en zonas de pastoreo de alta incidencia. Tras casi un año de evaluación, los resultados muestran una protección del 90%, según el estudio, que también ha puesto de manifiesto beneficiosas reacciones cruzadas para otras miasis.

 

El Central Veterinary Institute de la Wageningen UR, en colaboración con la Universidad de Utrech,  ha detectado bajas concentraciones de ARN del virus de Schmallenberg en machos infectados. Aunque el riesgo de la infección de la hembra y los fetos mediante inseminación parece ser muy bajo, esta vía de transmisión no puede ser completamente excluida, según publica Albéitar – Portal Veterinaria.

Científicos holandeses han realizado un estudio sobre la excreción del virus de Schmallenberg (SBV) en toros. Para ello, infectaron dos toros con un aislado de SBV infeccioso. Poco después de la infección, los toros inoculados con el virus mostraron signos clínicos (fiebre y diarrea) y en ambos se detectó el ARN viral en el semen. Los picos de excreción del virus se observaron en la primera semana después de la inoculación. Sin embargo, cabe destacar que la concentraciones que se detectaron fueron en todo momento bajas y que no se encontró el virus viable en el semen. El SBV infeccioso sólo se aisló de muestras de sangre y no se detecto ni en el semen ni en muestras de tejido genital.

A pesar de que en este estudio el virus infeccioso no se detectó en el semen, en estudios anteriores realizados por otros investigadores se comprobó la infectividad del semen en pajuelas de machos ARN positivos. Esto fue observado después de inyecciones subcutáneas en terneros con semen positivo al ARN viral, incluso en el caso de concentraciones relativamente bajas de ARN viral.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder