Mostrando publicaciones por etiqueta: Sanidad Legislación

 

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural publica en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la orden por la que se convocan, para este año, las ayudas para la compra de ganado bovino, ovino y caprino para la reposición de reses como consecuencia de su sacrificio en aplicación de los programas sanitarios de enfermedades en los rumiantes.

 

Dado que los machos ovinos resistentes a la enfermedad de scrapie no son muy abundantes y ello repercute en el precio de compra, se ha optado por incluirlos en la ayuda, de manera que las explotaciones de ovino y caprino que pudieran estar afectadas por esta enfermedad puedan optar a la ayuda para la adquisición de machos genéticamente resistentes a esta enfermedad que colaboren a la mejora sanitaria del rebaño.

 

En Castilla y León, los avances favorables en la lucha frente a las enfermedades animales han sido posibles gracias al esfuerzo y colaboración del sector ganadero y la administración autonómica, según destaca la propia Junta de Castilla y León.

 

 

 

 

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura ha decidido avanzar en el desarrollo de los programas de sanidad animal en la Comunidad de Extremadura que fueron aplazados temporalmente mediante la Instrucción de 19 de marzo, debido al estado de alarma, estableciendo un calendario para reiniciar su ejecución secuencial.

Por lo tanto, el Programa autonómico de Control y Erradicación de la tuberculosis bovina en ganado caprino se reanuda a partir del 18 de mayo. Por su parte, el Programa nacional de vigilancia de brucelosis ovina y caprina, a partir del próximo día 1 de junio. La Junta de Extremadura señala que los criterios han sido respaldados posteriormente tanto por las unidades responsables en materia de Sanidad Animal de la UE como del propio Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación de España, y en todo el país se están desarrollando en la actualidad los trabajos derivados de los programas de saneamiento ganadero.

 

El Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura informa de que, según información procedente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el día 5 de mayo de 2020 finaliza el periodo estacionalmente libre de lengua azul, con lo cual a partir de esa fecha se vuelven a aplicar los condicionantes sanitarios establecidos en la Orden AAA/1424/2015, de 14 de julio, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la lengua azul.

No obstante, de forma temporal hasta el 15 de junio de 2020, se podrán flexibilizar las condiciones establecidas para los movimientos de animales procedentes de zonas restringidas desde la finalización en España del periodo estacionalmente libre de vectores, permitiendo de este modo el movimiento de animales con destino directo a cebadero cerrado (sin pasar por ferias, mercados, centros de concentración y tratantes) o matadero, eximiendo a estos animales de la obligación de la vacunación frente al virus de la lengua azul durante este periodo, de modo que los ganaderos dispongan de más tiempo para proceder a la vacunación obligatoria de los mismos, teniendo en cuenta que: - Los animales se desplazarán siempre en un medio de transporte que haya sido objeto de desinsectación. - Se deberá realizar una comunicación a la comunidad autónoma de destino, que deberá autorizar de forma previa este movimiento.

 

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado una resolución que modifica en parte la Orden 54/2018, de 3 de abril, de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, por la que se establecen las bases para el desarrollo y ejecución de los programas nacionales de erradicación de las enfermedades de los animales en Castilla-La Mancha.

Transcurridos casi dos años desde la publicación de la orden, se ha detectado que es necesario adaptar el anexo I en aras de una mayor racionalidad y claridad a la hora de calificar las explotaciones caprinas a frente a la enfermedad de la tuberculosis. Por otro lado, en base a un análisis de riesgo donde se ha detectado una prevalencia de tuberculosis muy alta en explotaciones de caprino chequeadas, partes de lesiones compatibles a tuberculosis en matadero, aislamientos de ‘M. bovis’ y ‘M. caprae’, tanto en explotaciones de vacuno como en caprino, y vacíos sanitarios en explotaciones de cabras determina la inclusión de la totalidad de los rebaños de ganado caprino de los municipios incluidos en las oficinas comarcales agrarias de Malagón y Piedrabuena en la provincia de Ciudad Real y la de Talavera de la Reina en la provincia de Toledo, dentro del Programa Nacional de Erradicación de Tuberculosis Bovina. También se ha incluido el municipio de Villarrubia de los Ojos.

A partir de ahora, una vez obtenida la calificación C3 y en aquellos rebaños que estén realizando pruebas diagnósticas para su calificación y su resultado sea negativo, pero aún no estén calificados, sólo podrán introducirse caprinos que procedan de rebaños calificados como C3 o de otras explotaciones que hayan sido controlados en el último año frente a la tuberculosis con resultado negativo (calificación equivalente a C2 negativa), y en la que los animales de edad igual o superior a 45 días objeto de movimiento hayan sido sometidos a una prueba IDTBc en los 30 días previos con resultado negativo.

Además, dentro de las medidas a tomar para la erradicación de la tuberculosis bovina y con el fin de controlar la transmisión interespecies de la tuberculosis, se procederá al control obligatorio de los rebaños caprinos que convivan, aprovechen pastos en común, o mantengan relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino, y de aquellos rebaños que, aun no cumpliendo con el requisito de convivencia, se detecten mediante la encuesta epidemiológica. Esta relación epidemiológica también podrá abarcar todas las explotaciones de caprino de uno o varios municipios completos, en base a un análisis de riesgo.

 

La Unión de Campesinos de Castilla y León pide que, mientras dure el estado de alarma en España y el riesgo de contagio entre ganaderos y veterinarios en el desarrollo de los saneamientos sea elevado, las actuaciones relacionadas con las campañas de saneamiento deben mantenerse suspendidas, excepto las relacionadas con peticiones de parte previas al movimiento de ganado y/o exportación y aquellas pruebas encaminadas a la recuperación de la calificación sanitaria o a la finalización de las actuaciones sanitarias que a fecha de hoy estuvieran incompletas, atendiendo a la comunicación que la Dirección General de Producción Agropecuaria de Castilla y León hizo el pasado 16 de marzo.

“Vemos más que razonable que en la situación actual se mantenga suspendidas las pruebas diagnósticas de las explotaciones ganaderas antes de su movimiento a pastos comunales o código de pastos”, apunta UCCL, “y estas se realicen una vez que los animales vuelvan a su código principal, ya que hay tiempo suficiente para ello durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre”, añade la organización.

Los ganaderos no pueden demorar los movimientos a pastos, puesto que en un año lluvioso como este, se hace más necesario aun, realizar un aprovechamiento sostenible a diente de las praderas, prados y/o montes, ayudando a mitigar los graves daños económicos que el COVID-19 está ocasionando en las explotaciones ganaderas, así como a prevenir los incendios en las épocas estivales.

Actualmente, ni los ganaderos ni veterinarios que participan en las campañas de saneamiento ganadero, pueden garantizar que se mantienen unas condiciones sanitarias de protección y bioseguridad adecuadas para evitar la propagación o contagio por el COVID-19. Igualmente los ganaderos se encuentran la negativa de ganaderos vecinos para ayudarles a estas tareas de saneamiento por miedo e contagio, con el agravante de que muchos de ellos conviven con personas de edad avanzada.

 

El Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura recuerda, en una nota publicada este lunes 27 de abril, que los plazos establecidos por normativa para las comunicaciones de nacimientos, bajas y confirmaciones de movimientos de animales, en ningún caso se encuentran suspendidos debido a la aplicación de los Reales Decretos publicados como consecuencia de la vigencia del estado de alarma. “Se deberán seguir cumpliendo los mismos plazos que se estaban aplicando antes de la declaración del estado de alarma por la crisis del COVID-19”, señala la administración autonómica.

Por otro lado, en la comunidad autónoma de Extremadura se habían aplazado temporalmente el programa de brucelosis en ovino y caprino y el programa de tuberculosis bovina en ganado caprino. Sin embargo, la propia administración recuerda que estos aplazamientos no eximen de las pruebas necesarias para los movimientos con destino reproducción.

 

La Junta de Castilla y León ha comunicado a los ganaderos que ha retomado de forma paulatina la campaña de saneamiento ganadero, que interrumpió desde el momento de declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, según señala la organización Asaja León. “La idea de la administración es ir poco a poco recuperando el saneamiento ganadero. La prioridad ahora se centra en sanear las ganaderías de zonas de montaña que en estos momentos tendrían que estar ya ocupando los pastos de primavera”, según señala la organización agraria en un comunicado.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León había suspendido temporalmente la campaña de saneamiento ganadero, pero a petición de los ganaderos se mantienen la realización de las pruebas previas al movimiento de ganado y/o para la exportación, y a la recuperación de la calificación sanitaria o a la finalización de las actuaciones sanitarias que estuvieran incompletas.

Asaja León considera que esta actuación debió de clasificarse como prioritaria y que nunca debió de interrumpirse.

 

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía restablece las actuaciones ordinarias de las campañas de saneamiento ganadero tras un mes de aplicación de medidas excepcionales dirigidas a compatibilizar el máximo cumplimiento posible de las condiciones impuestas durante el estado de alarma por COVID-19, con el mantenimiento de las condiciones de sanidad animal y seguridad de los productos agroalimentarios que caracterizan a Andalucía, según publica Cordópolis.

El objetivo de la flexibilización de estas actuaciones era lograr una reducción del contagio entre profesionales de la ganadería y equipos técnicos en el exterior durante varias semanas, al tiempo que se garantizaba, en todos los casos, el buen estado de los alimentos, el abastecimiento de los mercados y el bienestar de la cabaña ganadera.

Entre las medidas adoptadas por la Consejería para adaptarse a la situación de excepcionalidad que supone la pandemia se encontraban directrices relativas al movimiento de animales y a determinados controles veterinarios que se realizan en las explotaciones ganaderas.

 

Han pasado cuatro años de la publicación del Reglamento (UE) 2016/429 del Parlamento Europeo, relativo a las enfermedades transmisibles de los animales y por el que se modifican algunos actos relativos a la sanidad animal. Cuando se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), quedaban cinco años por delante para su aplicación total, periodo que ahora se ha visto reducido a un único año, ya que la entrada en vigor es el próximo 21 de abril de 2021.

Este Reglamento regula una serie de aspectos con el objetivo de mejorar la sanidad animal:

-      La priorización y categorización de enfermedades que afecten a toda la Unión y el establecimiento de responsabilidades en materia de sanidad animal.

-      La detección temprana, la notificación y el envío de informes sobre las enfermedades, la vigilancia, los programas de erradicación y el estatus de libre de enfermedad.

-      La concienciación, la preparación y el control de la enfermedad.

-      La inscripción registral y la autorización de establecimientos y transportistas, así como los desplazamientos y la trazabilidad de animales, productos reproductivos y productos de origen animal dentro de la Unión.

-      La entrada en la Unión de animales, productos reproductivos y productos de origen animal y la exportación de esas partidas desde la Unión.

-      Las medidas de emergencia que han de adoptarse en las situaciones de emergencia por enfermedad.

 

Las autoridades sanitarias de la Región de Murcia han decidido mantener, en las circunstancias actuales, aquellas actividades cuya no realización pudiera suponer un coste futuro mayor para la producción, como la recogida de muestras de encéfalo en las explotaciones de ovino, que son foco diagnosticado de scrapie, estando sometidas a vigilancia y en las de caprino, que quieren mantener la calificación de explotación de riesgo insignificante de ETT, ya que es condición imprescindible para seguir exportando animales vivos, calificación que les costaría siete años de muestras para recuperar, según informa la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Murcia.

Independientemente de la situación actual provocada por el Coronavirus Covid-19, estas muestras como cualquier otra actuación que se produzca en las explotaciones ganaderas, deben de ser realizadas con estrictas medidas de bioseguridad para la protección tanto del facultativo veterinario como de la explotación ganadera de posibles contagios o dispersión de enfermedades a otras explotaciones.

Además, se paraliza el programa de vigilancia de toma de muestras de brucelosis de pequeños rumiantes en los próximos 15 días. Queda suspendida la toma muestras de encéfalos de scrapie durante los 15 días, excepto las muestras procedentes de animales muertos en explotación de Riesgo Insignificante de EET y de focos de scrapie.

Por otra parte, las posibles restricciones en el movimiento de animales por no realizar la lectura y envío de los ficheros de identificación, podrán ser suprimidos a petición del veterinario de la ADS.

Deben realizarse los controles de lengua azul en el caso que se produzca una exportación y la atestación correspondiente lo requiera.

 

Página 1 de 8

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder