foro18 oviesp 1000x170 2

Mostrando publicaciones por etiqueta: Medicamentos

SATISFACCIÓN DE LA INDUSTRIA VETERINARIA ESPAÑOLA CON LA NUEVA NORMATIVA

 

La patronal Veterindustria de la industria española de sanidad y nutrición animal, valora el importante avance en la revisión normativa de medicamentos veterinarios que supone el acuerdo alcanzado recientemente por las instituciones europeas en este tema.

Para el director general de la patronal, Santiago de Andrés, “el acuerdo entre Parlamento, Consejo y Comisión Europea sobre la nueva normativa de medicamentos veterinarios supone un hito que, una vez sea de aplicación, conllevará un avance notorio en la regulación de los medicamentos veterinarios en Europa y en España”, al mismo tiempo que subraya “que la industria española de sanidad y nutrición animal, representada por Veterindustria, apoya los fines que persigue esta nueva norma para mejorar la disponibilidad de medicamentos veterinarios, reducir las cargas administrativas innecesarias, mejorar el funcionamiento del mercado interno, potenciar la competitividad y la innovación en el sector de la sanidad animal, así como hacer frente a los riesgos en la salud pública de la resistencia a los antibióticos”.

La industria espera que con este nuevo cuerpo normativo actualizado se favorezca al desarrollo de medicamentos veterinarios, particularmente para las denominadas especies menores, contribuyendo a la prevención, control y erradicación de las enfermedades animales que tienen un impacto en la sostenibilidad de las producciones ganaderas, en la seguridad alimentaria y la salud pública, así como en la salud de nuestras mascotas.

La Asociación apoya el nuevo enfoque en materia de farmacovigilancia veterinaria basado en el riesgo, que continuará contribuyendo a garantizar la seguridad y eficacia de los medicamentos, o la creación de una base única para todos los medicamentos veterinarios autorizados en la UE, así como que los criterios para combatir las resistencias a los antibióticos estén basados en la opinión científica de la Agencia Europea del Medicamento y de las agencias nacionales.

Este acuerdo tendrá que ser ratificado por el Parlamento Europeo y posteriormente, adoptado definitivamente por el Consejo durante los próximos meses para su posterior traducción y publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Veterindustria continuará con su colaboración con las autoridades españolas, en coordinación con su federación europea Animalhealth Europe, en el desarrollo de esta normativa, con el fin último de continuar con al salvaguardia de la sanidad animal, la salud pública, la seguridad alimentaria y el medio ambiente.

 

Mejorarán la competitividad y la innovación en el sector farmacéutico veterinario y contribuirán a la lucha contra la resistencia antimicrobiana (RAM)

Los embajadores de la UE en el Comité de Representantes Permanentes han confirmado el acuerdo alcanzado el pasado 5 de junio entre la presidencia búlgara del Consejo y representantes del Parlamento Europeo sobre un reglamento sobre medicamentos veterinarios.

El acuerdo allana el camino para un nuevo sistema de reglas que mejorará la disponibilidad de estos medicamentos, mejorará la competitividad y la innovación en el sector farmacéutico veterinario y contribuirá a la lucha contra la resistencia antimicrobiana (RAM).

“Hoy es un buen día para la salud animal y pública. Las nuevas reglas inteligentes de la UE nos brindarán herramientas sólidas para prevenir el abuso de antibióticos y limitar el riesgo del desarrollo de resistencia a los antimicrobianos. Al mismo tiempo, estimulará la innovación y dará lugar a una mayor disponibilidad y un acceso más fácil a los medicamentos veterinarios para los veterinarios, los agricultores y los dueños de mascotas que realmente necesitan medicamentos para tratar y prevenir las enfermedades de los animales”, ha declarado Rumen Porodzanov, ministro de Agricultura, Alimentación y Silvicultura de la República de Bulgaria y presidente del Consejo.

La decisión sobre un nuevo marco se produce después de cuatro años de intenso trabajo técnico de las tres instituciones de la UE para garantizar que las nuevas normas satisfagan las necesidades del mercado y sean legalmente estancas. Algunos de sus elementos principales son:

Simplificación e innovación: la nueva normativa aclara y simplifica los procedimientos a través de los cuales se puede otorgar una autorización de comercialización a nuevos medicamentos, reduciendo así la carga administrativa para las empresas, especialmente las pequeñas. También aumenta la protección de la autorización inicial de comercialización para mercados limitados (incluso para especies menores), a fin de incentivar la investigación y la innovación y aumentar la disponibilidad de medicamentos efectivos en el mercado.

RAM: las nuevas reglas enmarcan mejor el uso de antimicrobianos en animales al limitar el uso de antibióticos para animales que aún no están enfermos pero que pueden correr el riesgo de enfermarse, tanto en el caso de

Profilaxis: la administración excepcional de antibióticos solo para un animal en particular, donde el riesgo de una enfermedad es muy alto y cuando es probable que sus consecuencias sean graves, p. después de cirugía; y

Metafilaxis: la administración de antibióticos a un grupo de animales, p. rebaños y rebaños, donde el riesgo de infección o enfermedad bacteriana es alto y no hay otras alternativas apropiadas disponibles. Además, las nuevas normas permitirán que se reserven ciertos antimicrobianos críticos para el tratamiento de ciertas infecciones en humanos con el fin de preservar su efectividad.

Importaciones: la nueva regulación mejora la protección de los consumidores europeos frente al riesgo de propagación de la resistencia a los antimicrobianos mediante la importación de productos de origen animal. También crea igualdad de condiciones entre los operadores de la UE y de terceros países en la medida en que estos últimos deberán respetar la prohibición de antibióticos para la promoción del crecimiento, así como la restricción de los antimicrobianos reservados para su uso en humanos.

Farmacovigilancia y controles: se reforzará el proceso de detección y prevención de los efectos adversos de los medicamentos veterinarios y se aplicarán controles uniformes en toda la UE.

Ahora que el acuerdo ha sido confirmado por los embajadores de la UE en nombre del Consejo, el reglamento se someterá al Parlamento Europeo para su votación en primera lectura, y posteriormente volverá al Consejo para su aprobación. 

Las nuevas reglas se aplicarán, a más tardar, en 2022.

 

Se reivindica la profesión veterinaria. Lo hacía en el pasado Congreso Mundial celebrado en Barcelona y también en la sesión técnica que acogía el pasado 10 de mayo el Colegio de Veterinarios de Huesca. Se celebraba un workshop sobre uso responsable de antibióticos. Era impartido por Arturo Anadón, doctor en Veterinaria y presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España.

El presidente del Colegio de Veterinarios de Huesca, Fernando Carrera, incidía en el hecho de que “la receta veterinaria es fruto de un acto veterinario”, en el sentido de que sólo los veterinarios están facultados para prescribir medicamentos a los animales.

Incidía en ello Arturo Anadón, que además aludía a la necesidad de reducir el uso de antibióticos, los cuales deben ser utilizados siempre y sólo cuando son necesarios. Para ello es fundamental realizar un diagnóstico clínico, de laboratorio,… con el fin de elegir el medicamento y la dosis más pertinentes.

En el workshop celebrado en el Colegio de Veterinarios de Huesca se profundizaba en el dicho “Un mundo y una sola salud” para poner el acento en el hecho de que el medio ambiente y el conjunto de animales deben estar saludables, ya que cualquier problema sanitario en esos ámbitos se puede transmitir a los humanos.

En el caso de los alimentos, el concurso de los veterinarios también es esencial, dado que son los garantes de que lleguen en perfectas condiciones de consumo. Y en el ámbito de los antibióticos hacen cumplir las directrices marcadas por la Agencia Española del Medicamento, con el pertinente tiempo de espera desde la administración hasta el sacrificio.

Hay que recordar igualmente que en enero de 2019 entrará en vigor la nueva normativa sobre transmisión electrónica a las administraciones de información relativa a la prescripción de antibióticos a animales que serán alimento.

 

 

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Luis González Díez, asistió a la primera reunión del grupo de trabajo celebrada recientemente en la sede colegial farmacéutica. Además del presidente del COFM, en este primer encuentro profesional estuvieron presentes la secretaria del Colegio, Mercedes González; el vocal de Oficina de Farmacia, Óscar López; la vocal de Farmacia Rural, María Teresa Castaños; y la asesora jurídica, Raquel Sánchez. Por parte del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (Colvema), participaron su vicepresidenta, Ana Pérez Fuentes; el vocal de Junta de Gobierno, Benito Pérez; y la asesora jurídica, Ana Pinillos.

Este grupo de trabajo interprofesional se reunirá de forma periódica cada mes para avanzar en aquellas cuestiones que competen tanto a farmacéuticos como a veterinarios y mantener informados a sus colegiados.

El Colegio de Farmacéuticos considera que se trata de un primer paso para estrechar la relación entre ambos colectivos profesionales de cara a mejorar la calidad en el acceso de la población a los medicamentos veterinarios y velar por el cumplimiento de la regulación de estos fármacos, con el objetivo de garantizar su calidad, seguridad y eficacia

 

Los efectos del Brexit, la reforma normativa europea de los medicamentos veterinarios y la farmacovigilancia veterinaria han sido los temas estrella del encuentro

La Asociación celebró en Barcelona el undécimo Fórum Técnico de Veterindustria, realizado en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que trató sobre los efectos del Brexit en el sector, la marcha de la reforma normativa de medicamentos veterinarios y las novedades en farmacovigilancia veterinaria.

El acto, celebrado el pasado 26 de abril, fue inaugurado por el director general de Veterindustria, Santiago de Andrés, quien en sus palabras de bienvenida agradeció la asistencia de los más de 120 expertos de la industria de sanidad animal, así como la colaboración de la AEMPS en una Jornada que permitió analizar las consecuencias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea en lo que respecta a la autorización y control de los medicamentos veterinarios.

Participaron Consuelo Rubio, Jefa del Departamento de Medicamentos Veterinarios de la agencia, que trató sobre el impacto que tiene y tendrá en las agencias reguladoras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, centrándose en concreto en la española, donde su departamento está trabajando para hacer frente a la situación de acuerdo a las previsiones de trabajo que provocará la desconexión británica. Igualmente, y en línea con lo señalado por Rubio, Carmen Sánchez Martínez y Cristina Muñoz, respectivamente, hablaron sobre los procedimientos de reconocimiento mutuo, descentralizado y centralizado y las repercusiones del Brexit tendrá en los mismos así como del proceso de relocalización de la sede de la EMA a Ámsterdam.

Por su parte, Manuel Ibarra, Consejero Técnico del Departamento de Inspección y Control de la AEMPS, centró su intervención en las consecuencias de la salida británica en todo lo referente a la inspección y control de los medicamentos veterinarios.

El Fórum que se ha consolidado como el foro de referencia en temas técnicos y regulatorios de la industria de sanidad animal, permitió también ahondar en la posición del Consejo Europeo sobre el futuro Reglamento de medicamentos veterinarios, presentada por el Consejero Técnico de la AEMPS, Ramiro Casimiro y las novedades y perspectivas de futuro de la farmacovigilancia veterinaria, por parte de Héctor Durán, responsable de farmacovigilancia veterinaria del Departamento de Medicamentos Veterinarios.

El Fórum fue clausurado por el presidente del Comité Técnico Permanente, Eusebio Uruburu, que habló sobre la posición de la industria en general y las implicaciones para las compañías una vez se haga realidad la salida británica.

 

 

 

La agricultura y la ganadería son las dos actividades primarias que vierten la mayor parte de sustancias contaminantes en el agua como el nitrato, el fosfato y los pesticidas, señaló hoy la experta de la FAO Sara Marjani.
La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) avanzó los resultados de un informe en el que analiza la contribución relativa de los principales sistemas de producción agraria a la contaminación de los recursos hídricos.
"La producción ganadera y de cultivos representan un gran porcentaje de los contaminantes que entran en el ambiente", en comparación con otras actividades de menor impacto como la acuicultura, dijo en un acto Marjani.
En otros sectores, los asentamientos urbanos y la industria son otras de las principales fuentes de contaminación, según recoge el estudio.
La especialista destacó que la calidad del agua se ha convertido en un problema global, propio tanto de los países ricos como de los pobres.
La agricultura suma el 70 % del consumo de agua en todo el mundo y es responsable del vertido de químicos, materia orgánica, desechos, sedimentos y sales.
En los últimos veinte años, ha surgido una nueva clase de contaminantes en forma de fármacos como los antibióticos y las hormonas que se emplean en la ganadería y que también suelen llegar a las fuentes hídricas y los ecosistemas, con riesgo para la salud.
Según el estudio, la ganadería intensiva contribuye sobre todo a la contaminación por ese tipo de residuos, así como por los excrementos de los animales y otras sustancias que acaban degradándose en el ambiente.
Los cultivos, por su parte, están más relacionados con el uso de pesticidas y elementos como el potasio o el magnesio que pueden llegar hasta el agua.
En ambas actividades existe la amenaza de un exceso en la utilización de nitrato, fosfato y otros nutrientes como fertilizantes.
Marjani precisó que China y Estados Unidos son algunos de los países que más fertilizantes de ese tipo emplean en la agricultura, al tiempo que alertó de la creciente contaminación en todo el mundo por el abuso de antibióticos.
El aumento de la presión sobre los recursos naturales, por factores como el crecimiento demográfico y el cambio climático, ha supuesto "un mayor uso de las sustancias contaminantes en el sector primario, que afectan la calidad del agua y el suelo, la seguridad alimentaria y la biodiversidad", agregó la experta. 

 

 

Neiker plantea la necesidad de establecer medidas de bioseguridad en las explotaciones, además de protocolos de detección precoz y vigilancia de enfermedades, con el objetivo de reducir el uso de antibióticos en ganadería, aspecto que cada vez está más en auge por las resistencias que se generan.

La bioseguridad engloba todas aquellas medidas encaminadas a minimizar el riesgo de entrada y diseminación de agentes infecciosos en una explotación, y por tanto a mantener a los animales del rebaño sanos. Cuando hablamos de bioseguridad, Neiker diferencia dos niveles: externa e interna. La bioseguridad externa hace referencia al contacto con el exterior, y tiene por objeto prevenir que los agentes patógenos entren o salgan de la granja, mientras que la bioseguridad interna incluye todas las medidas encaminadas a contrarrestar la diseminación de los agentes infecciosos una vez dentro. Así, la bioseguridad externa incluye aspectos como la compra de animales (origen, estatus sanitario y cuarentena), el transporte de los animales, la gestión de residuos (purines, estiércol y cadáveres), la calidad microbiológica del agua y el alimento (pienso/forraje), el acceso del personal y las visitas (ropa, lavado de manos), el control de plagas y vectores, y las instalaciones. La bioseguridad interna se refiere a aspectos como el programa sanitario incluyendo la vacunación, el manejo de los animales por grupos de edad, la separación de animales sanos y enfermos, y los protocolos de limpieza y desinfección. Si además a estas medidas de bioseguridad se les añade un sistema de detección precoz de las enfermedades y una vigilancia eficaz, ambas bajo supervisión veterinaria, Neiker considera que se tienen las claves para prevenir y controlar las enfermedades de los animales. El sistema de detección precoz aborda las siguientes fases: examen clínico; toma de muestras para su análisis laboratorial ante la sospecha de cualquier enfermedad; notificación del diagnóstico de la enfermedad al ganadero y de las medidas a implementar. Por su parte, una vigilancia eficaz debe entenderse como la recopilación y el análisis sistemático y continuo de datos, en base a cuyos resultados se pueden tomar medidas de control y prevención, y exige un ejercicio coordinado que incluya a todos los actores implicados, desde el ganadero y el veterinario hasta el laboratorio de diagnóstico.

Todas estas estrategias preventivas (bioseguridad, detección precoz de las enfermedades y vigilancia) servirán para reducir la incidencia de las infecciones en los animales y, en consecuencia, reducir la necesidad de administrarles antibióticos. La reducción del uso de antibióticos mitigará el impacto que su uso en ganadería tiene sobre la diseminación de las resistencias bacterianas, una amenaza para la salud pública y un desafío socioeconómico importante. El Departamento de Sanidad Animal de Neiker plantea colaborar con las explotaciones ganaderas del País Vasco en la implementación de estas medidas encaminadas a reducir el riesgo de infecciones en los animales y promover el uso prudente de los antibióticos en medicina veterinaria.

 

 

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha retirado del mercado todas las unidades del medicamento veterinario Overvac EC, producido por la empresa leonesa Laboratorios Ovejero. El departamento de medicamentos veterinarios ha retirado todos estos productos tras una información recibida durante esta semana. El motivo es una posible contaminación por pestivirus, según recoge Leonoticias.

De esta manera, el ente estatal alerta a las comunidades autónomas de estos hechos para que “procedan en consecuencia” y se ha decretado la ‘Alerta por Defecto de Calidad de Medicamentos Veterinarios' dirigida al laboratorio leonés «como responsable de la citada comercialización’. En esta alerta se ha informado y ordenado a Laboratorios Ovejero de la retirada del mercado de todas las unidades de este medicamento Overvac EC.

Overvac EC es un medicamento veterinario producido por Ovejero en su planta de Vilecha dirigido al ganado ovino y caprino. Se trata de una vacuna viva para inmunizar a los animales del virus del ectima contagioso que produce dermatitis pustulosa contagiosa y llagas y costras en la boca.

 

 

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, un Real Decreto por el que se establece la transmisión electrónica de datos de las prescripciones veterinarias de antibióticos y piensos medicamentosos destinados a animales productores de alimentos para consumo humano, formulados con base en premezclas que sean antibióticos, y se modifican diversos reales decretos en materia de ganadería.Veterinarios en granja cerromonte 1 web

 En esta norma se regulan las condiciones y requisitos aplicables a la transmisión electrónica de estas prescripciones, estableciendo que los profesionales veterinarios deben proporcionar a la Administración los datos relativos a los antibióticos que prescriban con destino a animales de consumo humano en las explotaciones en que trabajan.

Concretamente, todos los veterinarios en ejercicio de la profesión deberán facilitar a la autoridad competente de la comunidad autónoma en que radique la explotación a la que se destina el medicamento o el pienso medicamentoso, y por los medios electrónicos que ésta establezca, determinados datos mínimos sobre esta prescripción, ya sea ordinaria o excepcional.

Se da así cumplimiento, en el ámbito veterinario, al Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos, aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de la Salud, y por la Conferencia Intersectorial del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

 Para ello es necesario disponer de  datos cuantitativos sobre los antibióticos que se recetan a los animales de producción, para contar con la información adecuada, con el fin de mejorar su utilización y concienciar para un uso sostenible de los mismos, en cumplimiento de la mencionada estrategia de la Unión Europea sobre resistencias a los antibióticos.

La nueva norma cuenta con un alto grado de consenso en el sector ganadero y en la organización colegial veterinaria, que ya promueven el uso eficiente de los antibióticos en la práctica ordinaria de la medicina veterinaria y están plenamente concienciados de la necesidad de su uso racional en la sanidad animal.

Esta normativa no supondrá la creación ni regulación de la receta electrónica veterinaria, sino que se limitará a la obtención de determinados datos de prescripción de antibióticos destinados a animales.

 

 

 

 

David Robles Pérez presentó ante la Universidad de León una tesis doctoral titulada ‘Nuevas técnicas para el estudio de cepas ovinas de Fasciola hepatica con diferente origen y grado de resistencia a fármacos antihelmínticos’, con la dirección de María Martínez Valladares y Francisco Rojo Vázquez, cuyas conclusiones principales son las siguientes:

- La diversidad genética está estructurada de tal forma que la variabilidad intrapoblacional se encuentra al mismo nivel que la diferenciación interpoblacional.

- Todas las poblaciones están agrupadas excepto una española procedente de Cáceres. En el resto, se han observado pequeñas distancias génicas entre poblaciones del Reino Unido e Irlanda, por un lado, y las restantes poblaciones españolas y la de México, por otro.

- En condiciones experimentales, es posible detectar la fasciolosis a partir de la segunda semana post infección mediante PCR amplificando un fragmento de la subunidad ITS2. De la misma manera, hemos podido detectar resistencia o suceptibilidad a determinados antihelmínticos en animales infectados de forma natural.

- En infecciones naturales, el porcentaje de animales positivos que se detecta mediante PCR es superior que el ensayo de reducción de huevos en heces.

- Para detectar resistencia a los antihelmínticos, la PCR es más sensible que el ensayo de reducción de coproantígeno en animales infectados de forma natural, ya que detecta un mayor porcentaje de animales positivos.

- El ensayo de eclosión de huevos a concentraciones entre 0,2 ng/ml y 2 μg/ml ha resultado ser una técnica adecuada para identificar cepas de ‘Fasciola hepatica’ resistentes y susceptibles al albendazol, aunque es necesario realizar estudios con un número mayor de cepas para confirmar estos resultados.

- A partir de una concentración de 5 μg/ml de triclabendazol, hemos confirmado la acción ovicida de este antihelmíntico en huevos obtenidos de la vesícula biliar y se ha comprobado que la eclosión es mayor en cepas resistentes que en las susceptibles.

- En los huevos de cepas susceptibles de ‘Fasciola hepatica’ aislados por primera vez de las heces para un ensayo de eclosión de huevos, la técnica no permite concluir que haya diferencias.

Página 1 de 6

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder