msd novedades v1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Medicamentos

El Colegio de Veterinarios de Huesca cerró el ciclo formativo de tres sesiones sobre el uso correcto de los medicamentos veterinarios.

La primera jornada se celebró con el título ‘¿Qué me van a exigir en una inspección de medicamentos?’ e impartida por Ramón Nasarre Gruas, veterinario de administración sanitaria, que trabaja como asesor técnico de la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón. En ella explicó cuáles son las exigencias que el inspector pide a los profesionales veterinarios referentes a los medicamentos veterinarios.

Posteriormente se desarrolló la segunda jornada, titulada ‘Resistencias antimicrobianas’, en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), impartida por las veterinarias Consuelo Rubio, jefe del Departamento de Medicamentos Veterinarios de AEMPS y por Cristina Muñoz Madero, perteneciente a esta Agencia. En esta jornada se hizo hincapié en la importancia creciente de las resistencias antimicrobianas, por ser un problema de salud pública pero también de seguridad alimentaria, tener serias consecuencias económicas y generar un problema de mercado. Aportaron el dato de que tanto en medicina humana como veterinaria estamos a la cabeza europea en consumo de antibióticos. Por este hecho se aprobó en 2014 el Plan Nacional de Frente a las Resistencia de los Antibióticos, para reducir la contribución de los antibióticos a la aparición de resistencias, analizar las consecuencias que puede acarrear a la salud en personas y animales y preservar los antibióticos de que disponemos ahora.

Por otra parte, en colaboración con el Gobierno de Aragón y la AEMPS se desarrolló el curso ‘Plan nacional frente a las resistencias de los antibióticos’. Las ponentes fueron Cristina Muñoz Madero y Concepción Porrero Calonge, técnico superior de Sanidad en el Departamento de Medicamentos Veterinarios de la AEMPS. El desarrollo y diseminación de resistencia a los antibióticos es uno de los principales problemas de salud y, en consecuencia, los profesionales sanitarios tenemos un papel fundamental en la puesta en marcha de la estrategia de uso prudente de los mismos.

Hubo una gran asistencia a las tres sesiones, completando el aforo del salón de actos del Colegio de Veterinarios de Huesca, y fueron numerosos los colegiados que estuvieron en las tres jornadas. Tras la realización de las jornadas, varias empresas, motivadas por veterinarios asistentes a las mismas, se han adherido al “Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos” puesto en marcha desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Las jornadas fueron presentadas por el presidente del Colegio, Fernando Carrera, quien indicó que las resistencias antimicrobianas existentes son una consecuencia del uso inadecuado de los medicamentos tanto humanos como veterinarios y que la OMS ha emitido un plan global de acción contra las resistencias en todos los países.

Un animal saludable es aquel que presenta un óptimo estado de producción y que expresa todo su potencial en carne, leche o lana. Para que esto se cumpla el animal debe estar en óptima condición nutricional y libre de estrés. Por lo tanto, el rol del productor es asegurar alimento y bienestar al animal, con lo cual se previenen un gran número de enfermedades, y por consiguiente, la mortalidad, traducido en una mayor rentabilidad para el sistema productivo. Para reconocer un animal sano basta sólo con observarlo, se presenta alerta y consciente a su entorno, activo, con su cabeza erguida mirando lo que pasa a su alrededor. Por el contrario, cuando un animal no presenta las características antes mencionadas y se separa de su grupo, a menudo indica que tiene problemas de salud. Otra manera de saber si un ovino es saludable es midiendo sus constantes fisiológicas, como son: • Frecuencia cardíaca, que debe ser entre 70 y 90 latidos por minuto. • Frecuencia respiratoria, entre 10 a 20 ciclos por minuto. • Temperatura rectal, la cual debe ser de aproximadamente 39°C. Dentro de las enfermedades que provocan mayores pérdidas económicas en los sistemas productivos ovinos encontramos las parasitarias, afecciones podales, diarrea, neumonía e hipotermia en corderos. Sin embargo, al guiarse por un calendario sanitario y realizar los manejos rutinarios se pueden prevenir gran parte de las enfermedades antes mencionadas.

…/

Para la fabricación de un calendario sanitario (Cuadro 3) es necesario considerar el clima donde se encuentra el predio, ya que los parásitos necesitan humedad y temperatura para desarrollarse. Otro factor a tener en cuenta, es la geografía, ya que la fasciola hepática (pirihuín) se desarrolla en partes bajas donde el agua tiende a estancarse. 105 El período más crítico es en otoño, esto por la temperatura y humedad existente, a diferencia de la primavera. En esta última existe mayor volumen de forraje, donde los animales consumen menor cantidad de larvas. Es importante tener en cuenta que aproximadamente el 95% de los parásitos se encuentra en la pradera y sólo el 5% en los animales, por lo que hay que realizar una debida rotación de pastoreo. En especial con animales jóvenes, que son los más susceptibles a los parásitos. Por otro lado, los animales adultos desarrollan cierto tipo de inmunidad a estos, que se ve disminuida en casos de enfermedad y mala nutrición en el pre y post parto en ovejas. En tal sentido, una desparasitación estratégica debería realizarse un mes después del parto en adultos y corderos. Otro aspecto a considerar es la vía de administración del antiparasitario, que puede ser subcutánea u oral. Ésta última protege al rebaño por 20 días aproximadamente, dependiendo de la calidad del producto, mientras que los productos subcutáneos pueden incluso llegar a proteger por más de 50 días. Es importante aclarar que el término “vacunar” está mal utilizado al referirse a la desparasitación. Vacunar se refiere a aplicar una vacuna, cuya acción es producir anticuerpos, que otorgaran inmunidad al animal contra ciertas enfermedades. De ahí, que es importante diferenciar que todo lo que se inyecta no son vacunas. Además, de las desparasitaciones es importante realizar periódicamente las vacunaciones contra enfermedades clostridiales, dos veces en el año. Se recomienda efectuar un mes antes del parto, de esta forma la oveja entrega inmunidad a la cría. También se puede aplicar una segunda vacunación previo al servicio o encaste. Los corderos y corderas deben vacunarse entre los 45 y 60 días de vida y re vacunar sólo a las borregas de reposición 30 días después de la primera vacunación. Es importante la desparasitación cada 3 meses de los perros que puedan existir en el predio, ya que ellos son huéspedes intermediarios de parásitos que afectan a los ovinos.

 

PUEDE CONSULTAR EL DOCUMENTO COMPLETO EN EL SIGUIENTE ENLACE

EN OVINO SOLO SE HA LLEGADO AL 10% DEL TOTAL

Andalucía ha emitido casi 85.000 recetas electrónicas desde su implantación a principios de 2016. En concreto, casi 70.000 el año pasado y unas 14.000 en los dos primeros meses de 2017. El director general de Producción Agrícola y Ganadera, Rafael Olvera, ha informado en Sevilla de la primera plataforma de receta electrónica veterinaria que funciona en España, Recevet, así como del grado de implantación de la misma en Andalucía, comunidad pionera en esta materia.

Según datos de la Consejería de Agricultura, Pesa y Desarrollo Rural, actualmente se prescriben vía 'online' entre 150 y 200 recetas diarias y más de 6.000 mensuales. Hasta enero de este año, se han expedido 294 tarjetas de firma solicitadas por veterinarios, y han hecho uso de ellas 115. En cuanto a dispensadores autorizados, en Andalucía hay 344, de los que 63 ya han utilizado Recevet.

La receta veterinaria contribuye a asegurar la correcta utilización de los citados medicamentos, garantizando la trazabilidad de la prescripción y facilitando el cumplimiento de la legislación tanto a veterinarios, como a farmacéuticos, dispensadores y ganaderos.

Recevet ha sido desarrollada por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios tras su designación por parte de la Consejería como organismo responsable de la implantación en Andalucía del modelo normalizado de este tipo de receta para la prescripción de medicamentos veterinarios y piensos medicamentosos. Tras un periodo de prueba de un año, en el que se firmaron electrónicamente más de 900 recetas y se presentó a los agentes implicados para llevar a cabo la integración en farmacias, fábricas de piensos y demás dispensadores, la plataforma comenzó a pleno rendimiento en 2016.

Durante enero y febrero de 2017 se ha llevado a cabo la integración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios con el objetivo de sincronizar cualquier cambio normativo europeo en medicamentos veterinarios, paso con el que se completa la implantación total en la comunidad autónoma andaluza.

Recevet sitúa a Andalucía a la vanguardia en el control del medicamento y nace con una clara vocación para facilitar el trabajo veterinario y reforzar el control de la trazabilidad de los medicamentos y por ende en la salud pública. Se trata de una herramienta que ofrece mejoras a todos los sectores implicados: para el veterinario porque le permite prescribir recetas sin ningún coste, con ahorro de tiempo y esfuerzo, para el ganadero porque le facilita la labor al rellenar automáticamente gran parte del registro de tratamientos que está obligado a conservar, para el consumidor porque se controlan mejor los medicamentos y su correcto uso, y para la Administración porque dispone de una herramienta de calidad de supervisión de ese control. Aunque el sistema de receta veterinaria electrónica está dirigido, en principio, a animales productores de alimentos, también puede ser aplicado a clínicas de animales de compañía, si bien su uso no es incompatible con la receta en papel, con la que seguirá conviviendo.

Datos por provincias y especies

Por provincias, Málaga es la que registra actualmente un volumen de incorporación de la receta electrónica más elevado, con 27.748 el año pasado, seguida de Sevilla (11.426), Cádiz (8.095), Córdoba (4.598), Granada (3.484), Almería (2.190), Jaén (949) y Huelva (739).

 

En cuanto a los datos de recetas emitidas por especies, en su mayoría, el 66%, corresponde a prescripción para porcino, seguido de ovino (10%) y de caprino y bovino, que actualmente no superan el 9% del total de recetas expedidas cada una.

La Comisión Europea (CE) ha presentado una propuesta en el debate sobre el uso de medicamentos veterinarios en ausencia de productos autorizados. Así propone que el veterinario que no tenga un medicamento veterinario autorizado para tratar al animal bajo su cuidado, podrá, bajo su responsabilidad personal directa, seleccionar la mejor opción para el tratamiento de los siguientes factores:

- Un medicamento autorizado para su uso en otra especie animal, o para otra afección de la misma especie.
- Un medicamento veterinario autorizado en virtud del presente Reglamento en otro Estado miembro para su uso en la misma especie o en otra especie, para el mismo estado o para otra afección.
- Un medicamento de uso humano autorizado en el Estado miembro de que se trate de conformidad con la Directiva 2001/83 / CE del Parlamento Europeo y del Consejo.

 

La Federación de Veterinarios de Europa (FVE) pide a los legisladores que acepten el texto propuesto por la Comisión. “Una reintroducción de los diferentes pasos consecutivos que deben seguirse (el denominado ‘sistema en cascada’) podría conducir fácilmente a graves dificultades prácticas, en particular en lo que respecta a la disponibilidad oportuna de los medicamentos necesarios”, señala.

La resistencia antihelmíntica de los nematodos gastrointestinales es uno de los factores de riesgo económicos más importantes en los sistemas de rumiantes de pastoreo en todo el mundo. Por esa razón, un estudio realizado en Hungría y publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research confirma la presencia al benzimidazol en el gusano ‘Haemonchus contortus’, presente en el ganado ovino y en la fauna silvestre del país magiar.

Además, los resultados de estas resistencias sugieren que la convivencia entre los rebaños extensivos de ovejas y la fauna silvestre puede provocar la propagación de las resistencias entre diferentes ámbitos.

 

El artículo está firmado por Gábor Nagy, Ágnes Csivincsik, László Sugár y Attila Zsolnai.

 

Es un ciclo que pretende abordar tanto lo que se exige en una inspección de medicamentos veterinarios como la resistencia a los antibióticos. La primera sesión tendrá lugar el 21 de febrero de 2017 (martes) en el salón de actos del Colegio Oficial de Veterinarios de Huesca a las 19:30 horas.

El título de esta primera jornada es “¿Qué me van a exigir en una inspección de medicamentos?”. La impartirá Ramón Nasarre, veterinario y asesor técnico de la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón.

El objetivo es “explicar cuáles son las exigencias que el inspector pide a los profesionales veterinarios referentes a los medicamentos”.

La inscripción se puede formalizar a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y del fax 974 224 057.

En marzo se llevarán a cabo otras dos jornadas sobre el Plan Nacional Frente a la Resistencia a los Antibióticos.

 

 

La Organización Colegial Veterinaria reunió el pasado fin de semana a sus representantes para discutir, aprobar y recibir información de asuntos de trascendencia para la profesión.

En primer lugar, los consejeros de la Junta Permanente realizaron un primer análisis sobre la posibilidad de que se eleve un recurso de inconstitucionalidad sobre el Real Decreto 544/2016, por el que se regula la venta a distancia al público de medicamentos veterinarios no sujetos a prescripción veterinaria que publicó el BOE el pasado 13 de diciembre.

Pero el asunto más preocupante de la reunión fue la noticia, aún sin confirmar, de que existe en la Comunidad de Madrid el proyecto de crear una nueva Facultad de Veterinaria de carácter privado promovida por la Universidad Europea de Madrid. Según las informaciones de que dispone la OCV, la iniciativa dice responder a un argumento que no tiene sustento real (en España se necesitan veterinarios), un dato erróneo a todas luces según los estudios del Instituto Nacional de Estadística (los recién graduados tienen unas espléndidas perspectivas económicas) y una pretensión  que está por demostrar (se trataría de formar veterinarios para que luego ejercieran en otro países de la Unión Europea). La Junta Permanente, conocedora de la preocupación que existe en el seno de la Conferencia de Decanos de Facultades de Veterinaria por una iniciativa a la que se opone, solicitará una reunión con el Ministerio de Educación para manifestar su inquietud por la inflación de centros de estudios superiores de veterinaria en España y argumentar su posición contraria a la creación de nuevas facultades.

Por su parte, la Junta Interterritorial reunió el pasado viernes a los representantes de los Consejos Autonómicos veterinarios en una sesión en que se abordó, con carácter monográfico, el papel de los veterinarios en el programa de lucha contras las antibiorresistencias. Consuelo Rubio, subdirectora general de Medicamentos Veterinarios de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), explicó hasta qué punto este asunto afecta a la salud y la economía con carácter mundial. Comentó cómo el fin de los antibióticos acabaría con la medicina tal y como la conocemos, una de las razones por las cuales hay que abordar el problema con urgencia, y puso de relieve el informe Esvac, que coloca a España en cabeza de las ventas de antimicrobianos de uso veterinario en Europa.

Consuelo Rubio informó en detalle sobre el Plan Nacional de Resistencia de Antibióticos puesto en marcha en nuestro país; y destacó que los veterinarios juegan un papel en el desarrollo de la antibiorresistencia, pero recalcó que ni el mundo animal ni el veterinario es el principal responsable de este problema. Fue tajante Consuelo Rubio al afirmar que en España no se comen antibióticos ni en la carne ni en los derivados lácteos; pero no descartó que en esos alimentos se puedan transportar genes de resistencia.

Por último, a primera hora de la mañana del sábado se inició la Asamblea General de Presidentes, en cuyo orden del día figuró como asunto destacado el estudio y aprobación en su caso de los presupuestos de la organización colegial para el año 2017.

En el transcurso de la asamblea se informó sobre la marcha de la campaña de difusión de la profesión veterinaria, que la OCV mantendrá hasta finales de año en las principales cadenas de radio y televisión y en cinco cabeceras de prensa digital.

 

El intrusismo profesional y su proliferación en los últimos tiempos fueron sometidos a consideración de los presentes, que criticaron la iniciativa de un centro universitario creando másteres en fisioloterapia animal que admiten a alumnos no veterinarios. Los presidentes coincidieron en que el intrusismo necesita actuaciones contundentes para evitar que se convierta en un cáncer para la profesión.

DOS ENFERMEDADES QUE SIEMPRE HAN SIDO MAL GESTIONADAS

 

 

Si necesitas más hisopos para participar en el estudio pídenoslos a la dirección de correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

exopol-13


Este estudio llevado a cabo por Exopol y la Revista Tierras tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de la enfermedad de los abscesos y la linfadenitis y la conveniencia de tomar medidas frente a ellas. Para ello, ofrece mos un análisis gratuito de dos muestras por explotación a todos los suscriptores de la revista, ganaderos o veterinarios.

- En la revista Tierras OVINO nº 16 y Tierras CAPRINO nº 16 se han enviado dos hisopos para la toma de muestras de abscesos junto con un sobre con la dirección de envío del laboratorio.

- Los interesados realizarán la toma de muestras abriendo los abscesos y raspando la pared interna de los mismos con los hisopos.

- Las muestras se enviarán junto con los datos (previamente indicados en el sobre) mediante correo postal a Exopol.

- Exopol realizará el análisis laboratorial sin coste alguno e informará de los resultados al remitente.

- Las instrucciones para la toma de muestras junto con más detalles acerca del estudio y el análisis laboratorial se especificarán en el interior de la revista.

 

 

En Europa, nunca como ahora estuvieron los animales tan bien atendidos en todas sus necesidades vitales. Nunca como ahora se les ha procurado una alimentación tan sana y equilibrada y controlado las producciones con máximas garantías sanitarias. El objetivo debería ser trasladar estos logros el resto del mundo.
La batalla de los antibióticos
José Antonio Turrado. Secretario General de ASAJA de Castilla y León
La Unión Europea, y de ella para abajo tanto el Estado como las comunidades autónomas, están legislando para restringir el uso de antibióticos en la producción animal. Esta tendencia dimana de criterios establecidos por organismos internacionales que velan por la salud humana y animal, aunque no es menos cierto que la presión la ejercen sobre los países desarrollados, excluido claro está Estados Unidos, que se mueve en otra órbita. Este interés en restringir el uso de medicamentos en la producción animal, en particular los antibióticos, deriva del hecho de que los antibióticos usados en medicina humana y animal son los mismos, y que el consumo de alimentos con trazos de estos productos puede ocasionar problemas de resistencias y alergias en la especie humana. Cierto que para evitar este problema se han establecido los plazos de espera, es decir, el tiempo que ha de pasar desde que un animal es tratado con un antibiótico hasta que se lleva a matadero o se comercializa su leche, y que es el suficiente como para que el producto se haya metabolizado y no haya restos del mismo. Pero los más puristas piensan que, por más inspecciones que se hagan, no está garantizado que en todos los casos se respeten los plazos de espera, ni está garantizada la inocuidad absoluta de los residuos del producto una vez metabolizado por el animal. Así las cosas, las autoridades sanitarias no cesan en crear presión para restringir la lista de antibióticos, tratando de reducir al máximo o eliminar productos como la “colistina”, y sobre todo eliminar el uso de estos productos como profiláctico –tratamientos anteriores a la aparición de los síntomas de la enfermedad para prevenirla–, y eliminar el uso en medicaciones masivas a todo el rebaño –los que se hacen en el pienso o en el agua de bebida–.
Este interesante debate no es ajeno a nuestros intereses como ganaderos. En primer lugar, cuando se suprime el producto hay que sustituirlo por otro, que no siempre es igual de efectivo y habitualmente resulta más caro. En segundo lugar, restringir el uso de medicamentos puede suponer retrasos en el ciclo de los animales, peor índice de conversión de los alimentos, más atenciones y trabajo en la crianza, más bajas, o todo ello a la vez. Y claro, si las normas de producción animal y bienestar animal fueran iguales para todos los países del mundo, cabría pensar que estos inconvenientes se compensarían con un incremento de los precios; pero no es así, porque fuera de la Unión Europea todo esto es un cuento, lo que nos obliga a competir en los mercados mundiales donde otros tienen claras ventajas competitivas. Suprimir antibióticos no es mejorar el bienestar animal, más bien al contrario, porque, cuando un animal está enfermo, lo correcto es tratarlo, como hacemos con las personas, y no alargar el periodo de recuperación con un sufrimiento inútil a la espera de que las defensas naturales puedan con el ataque de los agentes nocivos.
En la Europa desarrollada que nos movemos, nunca como ahora estuvieron los animales tan bien atendidos en todas sus necesidades vitales. Nunca como ahora se les ha procurado una alimentación tan sana y equilibrada, y nunca como ahora se han controlado las producciones para que llegue al consumidor un producto que reúna las mejores cualidades culinarias y con máximas garantías sanitarias. El objetivo debería ser trasladar estos logros el resto del mundo.
Texto publicado en la página web de ASAJA de Castilla y León

Las resistencias antimicrobiana son ya un problema para la salud humana y animal. Un uso racional de los antibióticos en el ganado, fundamental para luchar contra estas resistencias.

La resistencia a los antibióticos es el reto “más importante” para la sanidad animal en los próximos años, según el director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Valentín Almansa. Así lo ha planteado Almansa en la clausura de una jornadas técnicas celebradas en Madrid, en las que ha asegurado que este desafío cobra relevancia por “varios elementos”, entre ellos la repercusión que también tiene en la salud humana.

Ha insistido en que se trata de un “problema real”, porque ya “empieza” a haber dificultades terapéuticas en el abordaje de algunas bacterias. Este fenómeno puede afectar a la economía porque ya hay terceros países que piden en sus cuestionarios de acuerdos comerciales información sobre la política de antibiorresistencias, ha detallado.

Por tanto, “las antibiorresistencias serán parte de la llave que nos abra o cierre mercados; es el momento de actuar”. En ese sentido, ha informado de que el Ministerio pondrá en marcha a principios del próximo año una base de datos con información sobre la prescripción de antibióticos para el ganado con el fin de “concienciar y controlar” su uso. En su intervención, ha incidido en la relación directa entre sanidad animal y economía: “La sanidad es un elemento clave en la rentabilidad”, porque un animal sano “produce más y cuesta menos”.

Plan estratégico de la OIE

Por su parte, el director general adjunto en Asuntos Institucionales y Acciones Regionales de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), Jean-Philippe Dop, ha abordado el sexto plan estratégico de la OIE 2016-2020.

En declaraciones a Efeagro, ha destacado que dicho plan tiene varias prioridades, entre ellas implementar técnicas más modernas y mejoras científicas para abordar las enfermedades animales, lograr mayor transparencia para las notificaciones de focos de enfermedades a nivel mundial y apoyar el “buen funcionamiento” de los servicios veterinarios por su importancia para aplicar las normas de la OIE.

El programa incluye, además, educar al sector ganadero en el buen uso de los antibióticos para luchar contra las antibiorresistencias y, en este sentido, Dop ha valorado algunas normas desarrolladas en la Unión Europea (UE) donde está prohibido el uso de los Antibióticos de Promotores del Crecimiento (APC).

El catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) José Manuel Sánchez-Vizcaíno ha subrayado las “muchas mejoras” alcanzadas en innovación dentro de la sanidad animal, “en particular en el desarrollo de vacunas y diagnósticos”. No obstante, Sánchez-Vizcaíno ha advertido sobre el contraste actual entre la breve espera que se necesita para diagnosticar una enfermedad en una prueba que llega al laboratorio (4-10 horas de media) con el tiempo que se emplea para su detección en el campo (de uno a cuatro meses de media).

Página 1 de 3

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder