nanta 1000x120 octubre17

Mostrando publicaciones por etiqueta: Parásitos

Eprinex® amplía su registro y revoluciona el control antiparasitario

Tras el lanzamiento de Eprinex® Multi para ganado ovino y caprino, Boehringer Ingelheim continúa presentando el producto a los profesionales del sector de todo el país. En esta ocasión, el pasado 6 de septiembre la localidad barcelonesa de Santpedor reunió a un nutrido grupo de veterinarios de Oviatros en torno al acto de presentación de la revolución antiparasitaria.

Alfredo Díez, jefe de Ventas de Boehringer Ingelheim, fue el encargado de exponer a los asistentes los avances en el control antiparasitario para ganado ovino y caprino en torno a Eprinex® Multi.

La revolución cero

Después de 20 años de uso en ganado bovino y bajo el lema “la revolución cero”, Eprinex amplía su registro con un innovador producto que supone la forma más sencilla de desparasitar con el mínimo impacto sobre el bienestar animal.

La principal innovación de Eprinex® Multi radica en las cero horas de retirada en leche (vaca, oveja y cabra) ya que hasta el momento, no existía ningún antiparasitario con cero horas de retirada para ovejas y cabras lecheras, lo que generaba graves problemas a la hora de desparasitar los animales que están en fase de lactación.

Además, se trata del único antiparasitario con aplicación pour on para absorción por vía transdérmica y cuenta con un amplio espectro de actividad frente a gran cantidad de parásitos internos y externos.

 

 

Las parasitosis en ovino y caprino se constituyen por un grupo de patologías que tienen importantes consecuencias sanitarias y económicas en los rebaños de ovino y caprino, con diferencias de los parásitos que actúan entre las ganaderías intensivas y las extensivas. “Se trata de enfermedades que no son tan evidentes como las provocadas por virus o bacterias, pero son patologías latentes y que tienen daños económicos latentes”, según explica Carlos Martínez-Carrasco Pleite, profesor de la Universidad de Murcia. El propio Martínez-Carrasco será el encargado de ofrecer una charla titulada ‘Control y prevención de las principales parasitosis del ganado ovino y caprino’, dentro del curso titulado ‘Cabra Murciano-Granadina y Cordero Segureño: sanidad y producción, una visión actual’, que se celebrará del 5 al 8 de octubre organizado por la Universidad de Murcia.

Esta ponencia se centrará en describir pautas generales de prevención y control para evitar la entrada de la mayoría de estas parasitosis en las granjas. Además, hay que tener en cuenta que esas medidas también son efectivas para la entrada de otras infecciones. “Es importante hacer una buena separación de lotes por edad, extremar el cuidado en los neonatos, establecer periodos de cuarentena para los nuevos animales, hacer hincapié en la limpieza y desinfección, hacer rotación de pastos y aplicar medidas de bioseguridad”, resume Martínez-Carrasco.

La encefalitis transmitida por garrapatas (TBE) es la zoonosis viral más importante en Europa. En medicina veterinaria, sólo se han notificado casos esporádicos en animales salvajes y domésticos. Sin embargo, un elevado número de animales salvajes y domésticos han resultado positivos para el anticuerpo del virus de la encefalitis transmitida por garrapatas (TBEV).

En mayo de 2015, un cordero de cinco meses de edad de una granja con 15 terneros Merino Land en Nersingen (Baviera, Alemania), un área de riesgo de TBEV, mostró deterioro de la salud general con pirexia y signos neurológicos agudos. Las ovejas sufrieron de ataxia, tortícolis, temblor, nistagmo, salivación y finalmente somnolencia con inapetencia y decúbito. Después de la eutanasia, se realizaron análisis patológicos, histopatológicos, inmunohistoquímicos, bacteriológicos, parasitológicos y virológicos. Además, se tomaron muestras de sangre de las ovejas restantes, sanas en el rebaño, para la detección de los títulos de anticuerpos del TBEV.

En la necropsia y la parasitología asociada, las ovejas mostraron una infección de moderada a severa con especies de ‘Trichostrongylids’, ‘Moniezia’ y ‘Eimeria’. La histopatología reveló meningoencefalitis linfohistiocítica y granulocítica de ligera a moderada necrosis, con gliosis y neuronofagia. La inmunohistoquímica para TBEV fue negativa. El ARN de una cepa TBEV, estrechamente relacionada con la cepa Kumlinge A52, se detectó en el cerebro mediante la reacción en cadena de la polimerasa de la transcriptasa inversa cuantitativa (RT-qPCR) y secuenciación posterior del producto de PCR. Un análisis filogenético reveló una estrecha relación con el TBEV de Europa central.
Según los autores, este es el primer informe de una infección natural por TBEV en una oveja en Europa con manifestación clínica, que describe la presentación clínica y la histopatología de la infección por TBEV. Se ha publicado en la prestigiosa revista científica BMC Veterinary Research y está firmado por los siguientes autores: Brigitte Böhm, Benjamín Schade, Benjamín Bauer, Bernd Hoffmann, Donata Hoffmann, Ute Ziegler, Martin Beer, Christine Klaus, Herbert Weissenböck y Jens Böttcher.

La teileriosis ovina y caprina es causada por el género parasitario ‘Theileria’, que es transmitido por las garrapatas, y causa pérdidas sustanciales a las ovejas. Se realizó un estudio seroepidemiológico de la teileriosis ovina y caprina en China, utilizando un ensayo inmunoenzimático (Elisa).

En total, se recolectaron 2.351 muestras de sangre de campo de 21 provincias de China y se estimó la seroprevalencia de la teileriosis. Los resultados mostraron que la mayor prevalencia fue de 76,0% en la provincia de Gansu, la prevalencia media fue del 41,0% y no se detectó la infección de ‘Theileria’ en la provincia de Hebei. Las diferencias obvias se encontraron entre las provincias de China, especialmente en el noroeste de China.

La conclusión del estudio es que deben adoptarse medidas eficaces para prevenir la teileriosis de los pequeños rumiantes en China. El artículo fue publicado en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes investigadores: Qian Li, Yuan Han, Zhijie Liu, Junlong Liu, Aihong Liu, Yaqiong Li, Guiquan Guan, Jianxun Luo, Hong Yin y Youquan Li.

 

 

Juan Blanco Ciudad ha presentado durante el presente año 2017 una tesis doctoral en la Universidad de Extremadura, que lleva el título de ‘Distribución de dípteros vectores en el suroeste español y consecuencias sanitarias debido a especies productoras de miasis invasoras y autóctonas’.

En este trabajo se realiza una toma de muestra de miasis en diferentes hospedadores, para tratar de identificar las principales especies parásitas causantes de esta enfermedad en Extremadura. El principal agente productor de miasis en Extremadura es ‘Wohlfahrtia magnifica’ (97,13%), y no se encuentra ningún caso de miasis natural para ‘Protophormia terraenovae’.

También Se llevó a cabo un estudio experimental de miasis en ovino causadas por ‘P. terranovae’, para determinar principalmente su patogenicidad como agente causante de miasis en condiciones climáticas del suroeste español. Se observa, que en las condiciones experimentales de este ensayo, no se produce una miasis traumática propiamente dicha, si bien, las larvas son capaces de desarrollarse en el hospedador, ayudando además a reducir el número de bacterias y a eliminar el tejido necrótico de la zona.

Paralelamente, se elabora un mapa epidemiológico en la Comunidad Autónoma de Extremadura de dípteros necrófagos, que se capturan con trampas WOT, y la vigilancia de especies invasoras como “P. terranovae”. En los mismos lugares de muestreo se pone una trampa CDC para realizar un estudio de culicoides en Extremadura, ya que algunas especies de éstos son los transmisores de la lengua azul. Dentro de los dípteros necrófagos, la familia ‘Calliphoridae’ es la más frecuente con un 76,48% de las capturas, siendo la especie más capturada “Lucilia sericata” (41,79%) e identificándose cuatro ejemplares de “P. terraenovae”. En el caso de los dípteros del género Culicoides, se capturan los principales vectores del virus de la lengua azul en Europa, ‘Culicoides imicola’ y ‘Culicoides obsoletus s.l.’

‘Theileria spp.’ son parásitos protozoarios transmitidos por garrapatas de ‘Phylum Apicomplexa’, que infectan una amplia gama de animales salvajes y domésticos. En Gran Bretaña, este parásito había sido relacionado con animales asociados con la transmisión por la garrapata ‘Haemaphysalis punctata’. Sin embargo, estos informes no se han asociado con enfermedad. Este estudio ha investigado la causa de un brote de la enfermedad acompañado de la mortalidad en un rebaño de ovejas que pastan en tierras pantanosas recuperadas en el norte de Kent.

Los datos clínicos y de PCR sugieren que la infección por ‘T. luwenshuni’ se asoció con la enfermedad y la mortalidad en este rebaño, lo que abre nuevas vías de investigación.

Con estos resultados, se ha publicado un artículo firmado por los siguientes investigadores: L. Paul Phipps, Luis M. Hernández Triana, Hooman Goharriz, David Welchman y Nicholas Johnson.

 

 

Se ha realizado una investigación en la que se describe de manera sistemática los usos potenciales del examen ecográfico en el diagnóstico de enfermedades parasitarias de ovinos, así como su posible utilidad en el manejo sanitario de los rebaños.

La técnica se ha utilizado principalmente para el diagnóstico de la enfermedad de la hidatida en ovejas vivas, mediante la obtención de imágenes de lesiones en el hígado y/o en los pulmones de los animales afectados. Esto puede ser de valor potencial en el manejo de la salud de los rebaños, ya que otros métodos utilizados para diagnosticar la enfermedad pueden no tener una mayor precisión diagnóstica.

Además, la técnica se ha utilizado para el diagnóstico de la infección por fasciolosis, durante la fase ductal, así como para el diagnóstico de la coenurosis.

Se concluye que la sonoparasitología debe considerarse como una posibilidad diagnóstica de valioso potencial de aplicación en ovejas.

Esta investigación se ha publicado en un artículo en la revista científica Small Ruminant Research y está publicado por los expertos griegos K. Arsenopoulos, G.C. Fthenakis y E. Papadopoulos.

Se ha llegado a la época del año en que la garrapata ‘Rhipicephalus bursa’ se encuentra activa, por lo tanto su presencia es más abundante en la vegetación. Es importante tenerlo en cuenta puesto que esta especie de ixódido es vector de diferentes agentes patógenos entre los que se encuentran los piroplasmas.

La semana pasada llegó una oveja para necropsia al Servicio de Diagnóstico de Neiker, procedente de una pequeña explotación de ovejas de raza Romanov en la que había habido tres bajas en los últimos días. Las ovejas afectadas sólo mostraron fiebre, anemia y anorexia, y la muerte tuvo lugar en 48 horas. En los análisis de sangre se observaron abundantes piroplasmas de morfología compatible con ‘Babesia ovis’. Y de los piroplasmas que pueden afectar al ganado ovino, ésta es la especie más patógena.
Las explotaciones ovinas de raza Latxa suelen estar en contacto con garrapatas de forma permanente, ya que durante varios meses al año utilizan bien zonas de monte, o bien zonas de pastoreo con vegetación arbustiva más o menos densa, y donde las garrapatas encuentran un entorno adecuado para su mantenimiento en el medio natural. Por lo tanto, el contacto frecuente con garrapatas infectadas hace que los animales mantengan una inmunidad ante la reinfección de una forma continuada. Por ello en general en los rebaños latxos es raro ver casos de babesiosis ovina, salvo excepciones, y el máximo riesgo se da cuando se introducen razas importadas sensibles a la infección.
El último gran brote de babesiosis ovina diagnosticado en Neiker fue en 2013, también ocurrió en esta época del año, y alcanzó una mortalidad del 60%. Se trataba de una explotación de raza Latxa que había incorporado ovejas de raza Assaf de Castilla y León, que nunca habían tenido contacto con garrapatas. En el momento que salieron al pasto, los animales se infestaron con ‘R. bursa’, y empezaron a mostrar hipertermia, signos de debilidad, anorexia y hemoglobinuria, y comenzaron las bajas. En las necropsias realizadas se descartaron otros procesos hemolíticos como leptospirosis, intoxicación por cobre o clostridiosis, y los análisis parasitológicos y moleculares identificaron que la causa de las muertes fue ‘Babesia ovis’.
La parasitación por garrapatas, acompañada de fiebre, anemia y hemoglobinuria, es un indicador para sospechar de un caso de babesiosis en esta época del año, es decir, durante el final de primavera y comienzo del verano. La confirmación del caso precisa del apoyo del laboratorio, y afortunadamente, hay tratamiento eficaz.

Se ha realizado un estudio longitudinal en sistemas de producción de bajos insumos de bajo rendimiento para determinar la prevalencia de infecciones parasitarias gastrointestinales en diferentes grupos de edad y sexo en cabras, además de corroborar los factores de riesgo.

Un total de 580 cabras indígenas fueron seleccionadas al azar en zonas que representan las cinco regiones agroecológicas de Zimbabwe en las estaciones seca y húmeda. La mayor prevalencia se determinó para los ooquistes de Eimeria (43%). El conocimiento sobre la biología de helmintos gastrointestinales y los patrones de infección epidemiológica causados ​​por estos parásitos es esencial en el desarrollo de estrategias de control adecuadas y esto tiene un potencial para reducir las pérdidas de producción.

El estudio se publicó en la revista científica Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes investigadores: P.I. Zvinorova, T.E. Halimani, F.C. Muchadeyi, O. Matika, V. Riggio y K. Dzama.

El Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG), a cargo del proceso de identificación y trazabilidad del ganado, comenzó a abrir puertas. Un buen ejemplo es su aplicación en desarrollos de farmacovigilancia, concretados el año pasado y de muy rápida implantación, pero además se avecinan otras incorporaciones para mejorar el control de campañas sanitarias, destacó a El Observador la directora del SNIG, María Nela González.

Explicó que el proyecto ha "generado satisfacción a todos sus participantes" porque fue "distinto a todos los demás e incluyó un fuerte involucramiento de los actores privados, y eso es destacable".

Fue un trabajo de equipo entre los técnicos de diferentes instituciones, como la Dirección de Laboratorios Veterinarios (Dilave), las cámaras de especialidades veterinarias y la de comercio veterinario, y el SNIG, afirmó la jerarca del MGAP.

González recordó que se montó una primera fase con el control de la venta de garrapiticidas y mosquicidas a los productores, y se seguirá con otros productos. El consumidor final en esa operación es identificado por el número que tienen los productores en la Dirección de Control de Semovientes (Dicose).

La directora del SNIG agregó que en la próxima etapa se utilizará la caravana, que se usa en la trazabilidad, para determinar a través de su número dónde se usaron los productos, en qué animales y cuándo, así como también las dosis que se aplicaron.

También se desarrollará en el sistema el registro de perros, que también servirá para otros animales. Esa pata del proyecto es gestionada por la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba).

Aplicación de antibióticos

La próxima etapa en que trabajará este sistema está referido a registrar toda la información vinculada a la aplicación de los antibióticos en la producción ganadera. Se trata de un punto sensible ya que el suministro de los mismos puede producir resistencia en los animales y puede llegar a los humanos a través del consumo de los alimentos.

El SNIG constituye así una plataforma tecnológica mediante la cual diversos sistemas de información, a partir de datos ya existentes, permiten trabajar con información de todas las empresas agropecuarias, y de marcas y señales que encuentran alojadas en la base de datos.

En ese marco se está trabajando en el segundo año de las declaraciones juradas de Dicose, efectuadas en forma electrónica como forma de digitalizar los datos a nivel nacional, con el objetivo que el servicio sea descentralizado. Ello permitirá que el que quiera comprar una marca lo pueda hacer desde su casa.

Se trata de buscar una mayor adhesión al trámite electrónico, que el año pasado fue de 25% y en forma voluntaria, en tanto que fue obligatorio para los giros comerciales. Este año "será obligatorio también para todos aquellos predios que son foco, no incluyendo a los linderos y traslinderos, de cualquiera de las enfermedades que están bajo campaña sanitaria", remarcó González.

Los cambios en control de brucelosis

 

La directora del SNIG, María Nela González, comentó la vinculación de esta institución con los cambios en la campaña contra la brucelosis, que reduce la intervención a los predios en los que está el foco, y a los linderos y traslinderos. Puso como ejemplo el caso ocurrido en Maldonado, donde hubo un foco y 690 predios estaban obligados a extraer muestras de sangre de animales. Luego de la modificación, solo 34 están obligados a hacerlo.

Por Hugo Ocampo

 

Página 1 de 4

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder