Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

· La sociedad desconoce muchas de las facetas del veterinario y es necesario que lo reconozca como garante de la salud pública

· Actualmente, no se puede concebir la salud sin tener en cuenta el concepto One Health, puesto que todos interactuamos constantemente en nuestro ecosistema: animales, personas y medio ambiente

· Los veterinarios españoles hemos creado un foro en el que compartir nuestras inquietudes y problemáticas actuales como profesionales sanitarios

Los veterinarios se han unido con el objetivo de generar conciencia social sobre las necesidades que tienen actualmente, para poder dar un mejor y más completo servicio a la sociedad.

Carlos Nunes Gómez, Veterinario clínico de animales de compañía y uno de los promotores de la próxima manifestación veterinaria, que tendrá lugar en Madrid el próximo 17 de noviembre, se ha reunido con MSD Animal Health para amplificar el mensaje del papel que tiene el veterinario como garante de la salud pública.

Tanto en el ámbito de animales de compañía, como en el de animales de ganadería, la figura de este profesional sanitario es crucial para garantizar el bienestar y la salud de todos los integrantes de nuestro ecosistema, en todas sus múltiples facetas. Porque, aunque la población no sea consciente, el veterinario no se ciñe únicamente a la clínica veterinaria para sanar diferentes patologías, sino que previene, es un factor fundamental en la industria agroalimentaria, responsable de los puntos de inspección fronterizos para garantizar la seguridad de los alimentos que consumismos, de controlar la salud de la fauna salvaje para evitar posibles contagios, de asesorar a la familia de la mascota para una tenencia responsable, de formar a profesionales que tratan directamente con animales, entre muchas otras cosas.

 CVdV Manifestacion 1

En todo ello, Carlos destaca el “One Health” como concepto indispensable en la concepción de esa “única salud” que nos rodea en nuestro día a día como seres humanos, en la interacción con animales y medio ambiente. En nuestra convivencia, el veterinario actúa, de manera constante y activa, para garantizar que todos los agentes tengamos unas condiciones de salud y bienestar óptimos, teniendo en cuenta que más de un 60% de las patologías humanas tienen origen zoonótico (enfermedades que se transmiten de animales a personas).

Generar conciencia social acerca del valor de esta figura es indispensable para mejorar nuestros servicios sanitarios, nuestra tranquilidad a la hora de consumir alimentos de origen animal, la manera en la que interactuamos y cuidamos a nuestras mascotas como parte integrante de nuestra familia, y, en general, para tener la mejor asesoría a la hora de cuidar de la mejor manera posible a todos nuestros animales, como factor esencial de nuestras vidas.

Para reforzar la figura del veterinario como garante de salud pública, Carlos Núñez invita tanto a todos los compañeros veterinarios, de todas las especializadas, como al resto de ciudadanos, a unirse a la manifestación del 17 de noviembre, que comenzará en la plaza de Sol en Madrid a las 12;00 horas, para así conseguir un mejor servicio veterinario a la sociedad.

Un total de 21 focos de scrapie o tembladera han sido confirmados de forma oficial durante el presente año en el territorio español, según los datos que figuran en la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El último caso declarado de la enfermedad se ubica en la provincia de Zaragoza, en concreto en el municipio de Tauste, de la comarca veterinaria del mismo nombre. El hallazgo del scrapie en esta explotación se confirmó con fecha del pasado 5 de noviembre.

El recuento total de casos durante el presente año 2019 indica que prácticamente la mitad de los casos se han confirmado en Castilla y León, mientras que se ha comprobado la existencia de la enfermedad en un total de siete regiones. El cómputo global es el siguiente: Castilla y León (9), Aragón (4), Andalucía (2), Canarias (2), Navarra (2), Comunidad Valenciana (1) y Extremadura (1).

La lengua azul es una enfermedad hemorrágica de rumiantes salvajes y domésticos con un enorme impacto económico mundial en el ganado. La enfermedad es causada por el virus de la lengua azul, transmitido por los mosquitos ‘Culicoides’ y el control de la enfermedad sin vacunación es casi imposible. Así, la vacunación es la forma más fea y rentable de minimizar las pérdidas económicas.

Las vacunas comerciales contra la lengua azul se utilizan con éxito en diferentes partes del mundo. Las vacunas inactivadas son eficaces y seguras pero relativamente caras, mientras que las vacunas vivas atenuadas son eficaces y baratas, pero no son seguras debido a la atenuación insuficiente y al riesgo de reversión de la virulencia. Ambos tipos de vacunas no permiten diferenciar los animales infectados de los vacunados y la protección se limita al serotipo respectivo.

Por lo tanto, la vacuna ideal contra la lengua azul es una vacuna que diferencie a los animales infectados de los vacunados, con licencia, asequible y completamente segura, que induce una protección amplia, rápida y de por vida en todas las especies de rumiantes susceptibles, según señala un artículo publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science.

Los candidatos a vacunas muestran una mejora en uno o más de estos estándares de vacuna principales. Las vacunas de proteínas y las vacunas de vectores virales tienen potencial de diferenciar animales infectados de vacunados dependiendo de los antígenos del virus de la lengua azul seleccionados, pero son menos efectivas y probablemente más costosas por animal protegido que las vacunas actuales.

Por otra parte, se aplican varias plataformas de vacunas basadas en la replicación del virus de la lengua azul para muchos serotipos mediante el intercambio de proteínas de cubierta externa dominantes de serotipo. Estas plataformas dan como resultado la atenuación o la replicación abortiva del virus y previenen la enfermedad y la propagación del virus de la vacuna, así como la reversión a la virulencia. Además, inducen respuestas inmunes humorales. La mayoría de estas vacunas replicantes se pueden producir de manera similar a las vacunas actualmente comercializadas. Todas las plataformas de vacunas replicantes desarrolladas por la genética inversa se clasifican como organismos genéticamente modificados. Esto implica senderos de seguridad extensos y costosos en especies de rumiantes y la aceptación de la comunidad podría verse obstaculizada.

No obstante, varias vacunas contra la lengua azul experimentales muestran mejoras muy prometedoras y podrían competir con las vacunas comercializadas con respecto a su perfil de vacuna, pero ninguna de estas vacunas BT de próxima generación ha sido autorizada todavía.

El artículo ha sido escrito por Piet A. Van Rijn, experto en virología del Instituto de Investigación Bioveterinario de Wageningen (Países Bajos) y de bioquíma de la Universidad Norte-Oeste de Sudáfrica.

La Junta de Andalucía está poniendo en marcha durante el presente año un Programa de Vigilancia, Control y Erradicación de la Fiebre Catarral Ovina o Lengua Azul en Andalucía. Los objetivos perseguidos en la aplicación de este programa consistirán en:

a) Detectar cualquier posible incursión del virus de la fiebre catarral ovina.

b) Cuando proceda, demostrar la ausencia de determinados serotipos de este virus en Andalucía

c) Establecimiento de zonas de protección y vigilancia (zonas restringidas).

d) Determinar la estación libre de vectores con vigilancia entomológica.

e) Dotar de una inmunidad suficiente a las poblaciones de la especie ovina y bovina dentro de las zonas restringidas frente a los serotipos 1 y 4 en Andalucía.

“La puesta en práctica de un sistema de recopilación y análisis de información epidemiológica sobre la fiebre catarral ovina o lengua azul es fundamental para establecer las medidas más adecuadas para controlar la enfermedad, verificar su eficacia y permitir desplazamientos seguros de los animales pertenecientes a las especies sensibles a la enfermedad, así como evitar perturbaciones innecesarias en el comercio de los animales de las especies sensibles que se trasladen desde zonas restringidas o se desplacen dentro de las mismas”, asegura el programa.

 

Más información: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/3_PROGRAMA_ANDALUZ_LENGUA_AZUL_2019.pdf 

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Comunidad Valenciana ha puesto en marcha un programa de control de la tuberculosis caprina, debido a la importancia que tiene en la epidemiología de la tuberculosis bovina y al impacto que tiene en las explotaciones caprinas, suponiendo grandes pérdidas de producción y, por lo tanto, de rentabilidad.

Durante los dos primeros años de vigencia del programa, que ya está en funcionamiento oficialmente desde el pasado 19 de octubre, será un programa de aplicación voluntaria para todas las explotaciones de caprino de leche que decidan adherirse a este plan. Pasado ese tiempo, es decir el 19 de octubre de 2021, será de obligado cumplimiento para todas las ganaderías de caprino lechero de la región. Posteriormente, se analizará la posibilidad de que se incorporen al programa las explotaciones de orientación cárnica.

Todas las explotaciones que participen en el programa se someterán al menos a un control anual respecto a la tuberculosis. En el caso de que un animal dé positivo, será apartado inmediatamente del resto del rebaño y se sacrificará en el plazo de quince días desde la comunicación al titular de la explotación. Además, la leche de estos animales no podrá ser destinada a la alimentación humana. La normativa prevé que pueda decretarse un vacío sanitario, en el caso de que haya un alto porcentaje de animales afectados en una misma explotación, se haya confirmado algún problema de zoonosis o haya circunstancias epidemiológicas que así lo aconsejen. En todo caso, se dispondrán las indemnizaciones económicas para los ganaderos que establezca la normativa.

Respecto a la paratuberculosis y la incidencia que pueda tener en el diagnóstico de la tuberculosis, se deberá conocer de manera real la situación de los rebaños participantes y de las posibles vacunaciones que realicen, con el objetivo de poder llevar a cabo una planificación efectiva de la campaña de tuberculosis.

Por último, las explotaciones participantes en el programa recibirán una calificación sanitaria respecto a la tuberculosis caprina:

- Explotación TC1. No se conocen los antecedentes clínicos o diagnósticos de tuberculosis.

- Explotación TC2-. Se conocen los antecedentes clínicos, sin casos de sintomatología o lesiones compatibles. En la última prueba de diagnóstico, todos los animales dan negativo.

- Explotación TC2+. Se ha observado sintomatología o lesiones compatibles, se ha aislado el agente infeccioso, se han detectado reaccionantes positivos o se detectaron animales susceptibles.

- Explotación TC3. Explotación oficialmente indemne de tuberculosis. Se obtiene al no haber registrado sintomatología en los doce meses anteriores y tras haberse sometido a dos pruebas diagnósticas de intradermotuberculinización con resultado negativo, con un intervalo mínimo de seis meses y máximo de doce meses entre las dos pruebas.

- Explotación TCR. Se retira la calificación TC3 por haber registrado casos confirmados de tuberculosis o no realizar las pruebas para el mantenimiento de la calificación.

- Explotación TCS. Se suspende temporalmente la calificación TC3 hasta que se hagan las pruebas que confirmen o descarten la presencia de la enfermedad.

El virus de la fiebre del Valle del Rift (RVFV) es un virus zoonótico transmitido por mosquitos que se descubrió por primera vez en Kenia en 1930 y desde entonces se ha extendido hasta convertirse en endémico en gran parte de África y la Península Arábiga. La fiebre del Valle del Rift (FVR) provoca brotes recurrentes de enfermedades febriles asociadas con altos niveles de mortalidad y malos resultados durante el embarazo, incluidas malformaciones fetales, abortos espontáneos y mortinatos, en el ganado y asociados con abortos espontáneos en humanos.

No hay vacunas disponibles para uso humano y las autorizadas para uso veterinario tienen inconvenientes potenciales, incluida la virulencia residual que puede contraindicar su uso en el embarazo.

Para abordar esta brecha, investigadores principalmente británicos de diferentes entidades como el Instituto Pirbright y el Instituto Jenner desarrollaron previamente una vacuna vectorizada de adenovirus de simio, ChAdOx1 RVF, que codifica las glicoproteínas de la envoltura del virus de la fiebre del Valle del Rift. ChAdOx1 RVF es completamente protector contra RVF en ganado no preñado y también está en desarrollo para uso humano.

Sin embargo, en este estudio se demostró que, cuando se administra a ovejas y cabras preñadas, ChAdOx1 RVF es seguro, produce anticuerpos neutralizantes de RVFV de alto título y proporciona protección contra la viremia y la pérdida fetal, aunque esta protección no es tan robusta para las cabras. Además, proporciona una descripción del desafío que supone el virus de la fiebre del Valle del Rift en cabras preñadas y se contrasta con la patología observada en ovejas preñadas. Por lo tanto, estos datos respaldan aún más el desarrollo continuo de la vacuna ChAdOx1 RVF para su uso en ganado y humanos.

Esta investigación se ha publicado en forma de artículo en la revista científica NPJ Vaccines y está firmada por los siguientes autores: Anna Stedman, Daniel Wright, Paul J. Wichgers Schreur, Madeleine H.A. Clark, Adrian V.S. Hill, Sarah C. Gilbert, Michael J. Francis, Lucien van Keulen, Jeroen Kortekaas, Bryan Charleston y George M. Warimwe.

En el sur de África, los pequeños rumiantes son una fuente importante de nutrición e ingresos para los pequeños productores de escasos recursos. Después de extenderse de África occidental a África central y oriental, la peste de los pequeños rumiantes también se ha extendido a algunas zonas del sur del continente, como son los casos de la República Unida de Tanzania, Angola, la República Democrática del Congo y las Comoras. Las estrategias para el control de la enfermedad en la zona sur de África ha sido analizada en un artículo de investigación publicado por diferentes expertos internacionales.

La enfermedad puede causar una morbilidad y mortalidad considerables en poblaciones ingenuas de ovejas y cabras e impactar severamente los medios de vida rurales, particularmente los de las mujeres. Todavía existen lagunas en el conocimiento de la epidemiología de la peste de los pequeños rumiantes, particularmente en torno al papel del movimiento de pequeños rumiantes y el papel de la abundante vida silvestre en el sur de África. La capacidad de los servicios veterinarios para llevar a cabo la vigilancia y el control de la enfermedad es heterogénea dentro de la región, y la vacunación es limitada.

La estrategia panafricana para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes refleja la estrategia global y proporciona el marco para que la región de la Comunidad de Desarrollo del África Meridional (SADC) cumpla con el objetivo de erradicación para 2030. Cinco países y una zona dentro de Namibia están oficialmente libres de la enfermedad según los estándares de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). La mayoría de los países han desarrollado estrategias nacionales para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes.

Para fortalecer los objetivos del programa nacional y regional de erradicación de la enfermedad, existe la necesidad de una vigilancia regional basada en el riesgo adaptada a los países infectados, de alto riesgo y de bajo riesgo que permita un control específico y eficiente, una respuesta rápida a las incursiones y la prevención de la propagación a medida así como una mejor preparación. Será necesario un apoyo internacional y nacional continuo que incluya diagnósticos de laboratorio y una mayor capacidad de vigilancia para evitar una mayor propagación hacia el sur del continente.

El artículo se ha publicado en la revista Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores: Andrea Britton, Alexandre Caron y Berhanu Bedane.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha actualizado su ‘Guía de actuación en explotaciones en caso de sospecha de fiebre aftosa’, en el que se recogen algunos aspectos como las observaciones clínicas que provocan que una explotación sea sospechosa de tener la enfermedad o las medidas de bioseguridad que, desde el propio Ministerio se consideran fundamentales para evitar la propagación de la enfermedad.

 Observaciones clínicas en animales susceptibles

- Fiebre, con desarrollo de vesículas en espacios interdigitales, rodetes coronarios, piel de carpos y tarsos, boca (encías, lengua, rodete dentario y demás zonas con mucosa oral), labios, hocico y mamas.

- Fiebre, con aparición de lesiones ulcerativas en espacios interdigitales, rodetes coronarios, piel de carpos y tarsos, boca (encías, lengua y demás mucosa oral), labios, hocico y mamas (pezones).

- Cojeras, ptialismo, sialorrea, dificultad en la masticación y deglución, rechinar de dientes.

- Lesiones en la mucosa de la faringe, esófago o rumen.

- Miocarditis en animales jóvenes con muerte súbita y abortos.

 Medidas de bioseguridad

Medidas a tomar para la entrada en la explotación sospechosa:

- Dejar el vehículo fuera de la explotación (a ser posible en una zona en la que no haya habido animales susceptibles).

- Introducir en la explotación sólo el material estrictamente necesario, preferentemente desechable para ser eliminado en la propia explotación o que pueda ser limpiado y desinfectado a la salida (si no es posible, debe protegerse en bolsas con auto cierre o contenedores que permitan la desinfección).

- Establecer en una zona limpia (fuera de la explotación) un punto de desinfección que permita separar una zona limpia y una zona sucia (la zona limpia hacia el coche, la sucia hacia la explotación).

- Las personas que visiten una explotación sospechosa o afectada, sobre todo si entran en contacto con animales o sus productos, deberán cumplir un período de cuarentena antes de visitar otras explotaciones con especies sensibles que será como mínimo de 72 horas.

Restricción y control de movimientos en la explotación sospechosa:

- Prohibir la entrada y salida de animales de especies sensibles y sus productos en la explotación, los animales permanecerán a ser posible aislados del exterior. - Restringir la entrada y salida de animales de otras especies, personas y vehículos capaces de transmitir el virus de la fiebre aftosa.

- Establecer un único punto de acceso a la explotación, lo que permitirá un mejor control de las entradas y salidas que se realizarán con previo aviso y autorización de la autoridad competente.

Limpieza y desinfección. Un aspecto muy importante es la aplicación de correctas medidas de limpieza y desinfección, por lo que será necesario habilitar, en caso de no haberlos, los medios necesarios para ello, como pediluvios, vados de desinfección, equipos de desinfección en mochila para los bajos e interior de los vehículos, etc. Es prioritario que se limiten las visitas al mínimo imprescindible y en caso de ser necesarias, se aplicarán medidas de limpieza y desinfección a todo lo tenga que entrar y salir de la explotación y pueda suponer riesgo de diseminación del virus: vehículos, veterinarios, ganadero, productos. Un aspecto muy importante que debemos recordar es que una correcta limpieza (eliminación de la suciedad visible) acaba con más del 99% de los agentes patógenos, es un requisito imprescindible para que la desinfección sea efectiva. Por ello, deberemos poner una gran atención en que la limpieza sea adecuada antes de proceder a la desinfección.

Para la correcta desinfección de superficies en importante elegir un desinfectante que sea efectivo para el agente patógeno concreto, así como que la concentración y tiempo de contacto sea el adecuado. El virus de la fiebre aftosa es un virus que carece de envuelta lipídica, por lo que es relativamente resistente a desinfectantes lipofílicos como los detergentes. Tampoco son sensibles a los bactericidas clásicos como compuestos de amonio cuaternario o fenólicos. Resulta muy sensible a los ácidos, álcalis y calor, pero es capaz de sobrevivir durante largos periodos en condiciones de pH neutro y bajas temperaturas. Su elevada inestabilidad a pH inferior a 6 o superior a 9 resulta esencial para la elección del tipo de desinfectante.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado una actualización sobre los casos de fiebre aftosa en diversos países del mundo, con especial incidencia en los países del norte de África, debido a su cercanía. Uno de los aspectos más destacados de esta actualización es la presencia de diversos casos de la enfermedad en Marruecos y Argelia.

La fiebre aftosa es una enfermedad vírica aguda altamente contagiosa que afecta a animales de pezuña hendida, incluidos porcinos, bovinos, ovinos y caprinos. La enfermedad es endémica en muchos países de África, Oriente Medio, Asia y América del Sur, aunque en estas dos últimas zonas se han experimentado mejoras considerables en los últimos años.

A continuación, se recogen los aspectos más recientes de la enfermedad en cada uno de los países del norte de África.

 Marruecos

Marruecos comunicó a la Organización Mundial de la Sanidad Animal el pasado 10 de enero un nuevo brote de fiebre aftosa serotipo O con la confirmación de un foco en el centro del país en la región de Béni Mellal-Khénifra, en una explotación con un censo de 81 bovinos y 55 ovinos, de los cuales 9 bovinos mostraron signos clínicos de la enfermedad. Todos los animales fueron sacrificados.

Desde entonces hasta el 2 de octubre de 2019, han sido declarados en total 46 focos afectando a 99 bovinos, 24 caprinos y 299 ovinos. Cabe destacar uno de los focos notificado el 17 de enero, que afectó a una explotación con un censo de siete bovinos, de los cuales cuatro presentaron signos clínicos, localizada en Tánger, al norte del país.

Las autoridades marroquíes han puesto inmediatamente en marcha medidas para evitar la diseminación de la enfermedad a partir de los focos detectados, tales como: prohibición del movimiento y control intensivo dentro de las zonas de protección y vigilancia perifocales, vacío sanitario, limpieza y desinfección de las explotaciones afectadas, investigación epidemiológica al objeto de tratar de esclarecer el origen de los focos y su posible diseminación, así como vacunación peri-focal con vacuna frente al serotipo O. Además, en el país se encuentra implantado un programa de vacunación exclusivamente en el ganado vacuno, con revacunaciones anuales.

 Argelia

El 28 de junio de 2018, Argelia notificó a la OIE un nuevo foco de fiebre aftosa, del serotipo O, en la región de Tizi Ouzou, al norte del país, en una explotación con un censo de 13 bovinos, entre los que hubo 12 animales afectados por la enfermedad que mostraron los siguientes signos clínicos: fiebre, estomatitis, salivación, lesiones en la lengua, cojera, lesiones cutáneas, úlceras en la cavidad oral, en las ubres y en los espacios interdigitales. Desde el inicio del brote hasta el 2 de octubre de 2019, Argelia ha declarado un total de 317 focos en varias regiones localizadas mayoritariamente en el norte del país, afectando en total a 218 bovinos, 348 caprinos y 5.804 ovinos.

 Túnez

El 24 de diciembre de 2018, Túnez comunicó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) un nuevo brote de fiebre aftosa, en concreto del serotipo O, con la confirmación de cuatro focos en cuatro regiones diferentes de la mitad norte del país. Desde entonces hasta el 7 de marzo de 2019, fecha en la que fue declarado resuelto, fueron confirmados en total 14 focos, afectando a 40 bovinos y 75 ovinos.

 Libia

Libia comunicó el 13 de mayo un nuevo brote de fiebre aftosa con la confirmación de dos focos de serotipo O en dos explotaciones del norte del país con un censo total de 15 y 32 bovinos, entre los que hubo 12 y 4 animales afectados, respectivamente. Según el informe enviado a la OIE, se observaron signos clínicos compatibles en vacas lecheras en diferentes regiones y se tomaron muestras para ser enviadas al Laboratorio de Referencia de Brescia (Italia). La última aparición de la enfermedad en Libia había tenido lugar en diciembre de 2014. Desde el inicio del brote hasta el 12 de junio de 2019, fecha en la que fue declarado resuelto, se confirmaron en total 9 focos afectando a 22 bovinos y 153 ovinos.

En una circular del Centro Nacional de Sanidad Animal publicada el 15 de junio de 2019 se informaba que se habían tomado muestras de animales de varias ciudades, entre ellas Trípoli, Bengasi, Tajoura, Misurata y Gharyan, y el diagnóstico inicial había confirmado la infección por el virus de la fiebre aftosa. Además, se indicaba que se estaba en proceso de proporcionar la vacuna contra esta enfermedad.

 Egipto

Durante febrero y marzo de 2019, se llevó a cabo la campaña nacional de vacunación frente a fiebre aftosa y fiebre del Valle del Rift en 3,5 millones de bovinos y búfalos y 250.000 ovinos y caprinos, alcanzándose por primera vez el objetivo del 89% de cobertura, superando el 81% alcanzado en 2018.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/informe_fa_tcm30-378728.pdf 

 

Entre las actividades propuestas para el nuevo periodo figura la ampliación de su ámbito de actuación a nuevas enfermedades transfronterizas de gran importancia para España

La EuFMD, comisión regional de la FAO en Europa, tiene como objetivos básicos mejorar la capacidad de respuesta ante la aparición de crisis sanitarias y reducir el riesgo de entrada y diseminación de enfermedades animales en Europa

El director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentin Almansa, ha participado en la reunión del Comité Ejecutivo de la EuFMD, que se inició ayer y ha concluido hoy en Paris, en el que se ha aprobado su nuevo Plan bienal de trabajo para el periodo 2020-21.

 Entre las actividades propuestas cabe destacar la mejora de la preparación para el manejo de crisis sanitarias en los países miembros, incluyendo un programa de formación sobre la Fiebre Aftosa (webinars, cursos online, organización de simulacros). También se ha propuesto la reducción del riesgo de la Fiebre Aftosa para Europa mediante la mejora de los sistemas de vigilancia epidemiológica en los países de su entorno geográfico.

 Otros planteamientos para el nuevo periodo son el control de calidad y suministro de vacunas eficaces frente a la Fiebre Aftosa en estos países afectados por la enfermedad, así como la ampliación del ámbito de actuación de EuFMD a otras enfermedades transfronterizas presentes en la región del Magreb y zonas colindantes y, por tanto, de riesgo para España y para Europa, como la Peste de los pequeños rumiantes, la Viruela ovina y caprina, la Fiebre del valle del Rift y la Fiebre efímera bovina.

 El desarrollo de estas actividades, especialmente aquellas destinadas a mejorar los sistemas de control de enfermedades en los países del Magreb, resultan de gran importancia para reducir el riesgo de introducción de las mismas en nuestro país.

 La EuFMD es una comisión regional de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que tiene como objetivos básicos mejorar la capacidad de respuesta ante la aparición de crisis sanitarias y reducir el riesgo de entrada y diseminación de enfermedades animales en Europa.

Creada en 1954, presta apoyo a sus Estados miembros en la región europea, actualmente 36, con el fin de prevenir la Fiebre aftosa (FA) en la región. Para ello, realiza acciones coordinadas junto con la Unión Europea a través de la DG-SANCO de la Comisión Europea.

Página 1 de 24

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder