foro18 banner acta 1000x132 v2

foro19 banner boletín 1000x30

Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

Las autoridades veterinarias españolas han informado, a través de la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), de dos nuevos casos de scrapie en explotaciones españolas confirmados recientemente. Se trata de focos que se han localizado en las provincias de Valladolid y Salamanca, según la información oficial de este organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El primero de estos dos casos por orden cronológico se localiza en el municipio vallisoletano de Gatón de Campos, perteneciente a la unidad veterinaria de Villalón de Campos. Su fecha de confirmación es el 15 de abril. Nueve días después se confirmó otro foco en Abusejo, localidad salmantina perteneciente a la unidad veterinaria de La Fuente de San Esteban.

Con estos dos nuevos casos confirmados por las autoridades españolas, se eleva a doce el total de focos de scrapie o tembladera que han sido notificados en territorio nacional durante el presente año 2019.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, ha llevado cabo un informe en el que han listado las enfermedades zoonóticas —que se transmiten de animales a personas— que más impacto tienen en el país. La lista de ocho enfermedades, que está incluida en un completo informe de 68 páginas, ha sido elaborada por el grupo de trabajo ‘One Health Zoonotic Disease Prioritization’ (OHZDP), que se creó en 2017 para abordar desde una perspectiva ‘One Health’ la prevención de enfermedades zoonóticas, según publica Animal’s Health.

Entre estas enfermedades se encuentra la brucelosis, para la que se informa de los peligros que representan para humanos, ganado y animales de compañía, así como de los pasos a tomar para prevenirla. En Estados Unidos se reportan unos 100 casos al año de brucelosis en humanos, especialmente en los estados de California, Texas, Arizona y Florida.

Armonizar criterios para que las calificaciones obtenidas de la morfología mamaria de las razas de ovejas lecheras Latxa, Manech y Basco-Bearnesa sean comparables y se puedan hacer valoraciones genéticas precisas es uno de los objetivos del proyecto europeo ARDI, en el que participa Neiker.

La supervivencia de las razas autóctonas de ovino lechero del Pirineo está amenazada por la presencia de otras razas con sistemas de producción más intensivos. Avanzar hacia la gestión común de los programas de mejora genética para aumentar la competitividad de las razas autóctonas de ovino lechero del Pirineo y reforzar su asentamiento y explotación es el objetivo estratégico del proyecto ARDI.

En ese marco, resulta fundamental identificar las mejores ubres de las ovejas lecheras Latxa, Manech y Basco-Bearnesa, ya que de su morfología depende la capacidad de producción, la mejora de la sanidad de la ubre, la vida útil de las ovejas, la facilidad de ordeño o de amamantar de formar correcta a los corderos.

En la raza Latxa la morfología mamaria se estudia y mide desde 2000 y en las razas Manech y Basco-Bearnesa desde 2015. Sin embargo, a la hora de realizar estas mediciones no coinciden ni la metodología utilizada ni los aspectos medidos, de ahí la importancia de acordar los criterios.

Dos nuevos casos de tembladera o scrapie han sido confirmados en España, concretamente en las comunidades autónomas de Aragón y Canarias, según la información oficial que consta en la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Los dos casos se han notificado recientemente, aunque tienen fechas de confirmación muy dispares. El primero de ellos es del 19 de marzo y se ubica en una explotación del término municipal de Teruel, capital de la provincia. Por su parte, la confirmación del segundo caso ha sido el 26 de abril, en esta ocasión en una ganadería ubicada en la isla de Gran Canaria, en concreto, en el término municipal de la localidad de San Bartolomé de Tirajana.

Con estos dos casos, ya son diez los que se han confirmado de scrapie hasta el momento en el presente año 2019, lo que indicaría un aumento de casos respecto a pasados ejercicios, en el caso de que se continuara con la misma proporción de casos positivos.

La Junta ha anunciado una activación de la revisión del Plan Andaluz de Caza para "adaptarlo a la nueva realidad cinegética", ya que su vigencia concluía en el 2017, y ha trasladado al Comité de Caza su compromiso de "avanzar e impulsar la caza sostenible".
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo ha informado este jueves de que su titular, Carmen Crespo, ha reunido a este comité, en el que se integran la Federación Andaluza, sociedades deportivas, organizaciones empresariales y sindicales, titulares de cotos y asociaciones ecologistas, entre otras.
Crespo ha calificado el Plan de Caza como "un importante instrumento de la gestión de esta actividad", que considera "fundamental para la conservación de especies de fauna y de espacios naturales".
Durante la reunión se ha dado el visto bueno a la resolución reguladora de los periodos hábiles de caza para la temporada 2019-2020 en desarrollo de la Orden General de Vedas de Andalucía.
Además, se ha abordado la renovación de la resolución conjunta de emergencia sanitaria y cinegética del cerdo asilvestrado y del jabalí, y la propuesta de una nueva Orden que regula la práctica de la cetrería, junto a medidas excepcionales en relación a los daños por conejo a la agricultura y para la declaración de áreas de emergencia cinegética temporal por sarna sacóptica en Cabra Montés.
En Andalucía hay en la actualidad más de 256.000 cazadores con licencia de los que más de 100.000 están federados, y existen más de 7.500 cotos de caza, con casi 7 millones de hectáreas, en un sector que genera en torno a 45.000 empleos -más de 12.000 directos-, según datos de la Consejería.

Las Naciones Unidas, los organismos internacionales y un grupo de expertos han hecho público un revelador informe que pide actuar de forma inmediata, coordinada y a gran escala para evitar una crisis de resistencia a los medicamentos que podría tener consecuencias potencialmente desastrosas.

Si no se toman medidas, las enfermedades resistentes a los medicamentos podrían causar 10 millones de muertes anuales para 2050 y dañar la economía de forma tan grave como ocurrió con la crisis financiera mundial de 2008-2009. Para 2030, la resistencia a los antimicrobianos podría sumir hasta 24 millones de personas en la pobreza extrema.

El mundo está sufriendo ya las consecuencias económicas y sanitarias de la ineficacia de medicamentos esenciales. Si los países no invierten en todos los niveles de ingresos, las generaciones futuras se enfrentarán a los efectos desastrosos de la resistencia incontrolada a los antimicrobianos.

Reconociendo que la salud humana, animal, ambiental y la salubridad de los alimentos están estrechamente interrelacionadas, el informe pide un enfoque coordinado y multisectorial.

El ganado caprino puede actuar como reservorio de ‘M. bovis’ y sobre todo de ‘M. caprae’, especie perteneciente a ‘M. tuberculosis complex’ y que puede afectar al ganado vacuno, siendo indistinguible de la enfermedad provocada por ‘M. bovis’ y contribuyendo al mantenimiento de la tuberculosis bovina. De esta premisa parte el ‘Programa Nacional de Erradicación de la Tuberculosis Bovina en Andalucía’, publicado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, adaptando la normativa existente con el programa nacional de erradicación de esta enfermedad.

Los servicios veterinarios oficiales velarán por que se lleven a cabo pruebas oficiales de diagnóstico en aquellas unidades productivas de caprino incluidas en explotaciones que tengan también ganado bovino, que convivan o aprovechan pastos comunes, que mantengan relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino y en aquellos rebaños caprinos que, aun sin cumplir con el requisito de convivencia se detecte, mediante la encuesta epidemiológica, la información contenida en la base de datos de espoligotipos, o cualquier otra evidencia, que pueden estar actuando como fuente de la enfermedad para los rebaños bovinos del área de explotación. A estos efectos podrá entenderse como relación epidemiológica los casos de rebaños de caprino ubicados en municipios donde se haya confirmado la enfermedad en el ganado bovino.

En caso de estar calificado el rebaño bovino y estar libre de enfermedad el rebaño caprino, la frecuencia de las pruebas en el caprino será la prevista en el Programa Voluntario de Tuberculosis Caprina; no obstante si no se cumple el requisito anterior, se efectuarán saneamientos en ambas especies de manera simultánea con la frecuencia en que deban efectuarse en la especie bovina en virtud del presente programa. La prueba que se utilizará en los caprinos es la IDTB simple o comparativa, pudiéndose emplear adicionalmente la prueba de gamma-interferón. En estas pruebas se podría utilizar en los caprinos las PPD bovina y aviar destinadas a su utilización en programa de erradicación de tuberculosis bovina.

En el caso de detectarse algún caprino positivo, se sacrificará e indemnizará conforme a lo establecido en el Real Decreto 389/2011, de 18 de marzo, por el que se establecen los baremos de indemnización de animales en el marco de los programas nacionales de lucha, control o erradicación de la tuberculosis bovina, brucelosis bovina, brucelosis ovina y caprina, lengua azul y encefalopatías espongiformes transmisibles.

Se procederá a la toma de muestras para el cultivo, aislamiento y tipificación de la cepa, de forma que se permita su comparación y la realización de deducciones epidemiológicas en la Base Nacional de Espoligotipos. Las actuaciones (IDTB, cultivos y sacrificios) realizadas en la especie caprina reseñadas en el presente apartado, a diferencia de las del Programa Voluntario del Caprino, serán susceptibles de ser cofinanciadas con fondos de la UE al estar enmarcadas dentro del Programa de Erradicación de la Tuberculosis Bovina, por lo que deberán contabilizarse por los servicios veterinarios oficiales de manera separada, a fin de que puedan facilitar la información, y diferenciarlas en Siggan en la medida de lo posible cuando esté habilitada esa opción, de aquellas otras del Programa Voluntario.

 

Programa completo: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Programa_TBBOV_Andaluc%C3%ADa_firmado_2019.pdf 

Teniendo en cuenta los datos anteriores del Programa de Brucelosis Ovina y Caprina, la Junta de Andalucía ha elaborado el plan en su territorio en el que se proponen dos tipos de objetivos para la Comunidad Autónoma Andaluza en el año 2019:

• Andalucía Occidental: el objetivo tanto de la provincia de Cádiz, como de las provincias de Huelva, Sevilla y Córdoba una vez alcancen el estatuto de oficialmente libre en 2019, será mantener su estatuto de oficialmente libre mediante un programa de vigilancia epidemiológica de acuerdo con la Directiva 91/68/CEE y modificaciones.

• Andalucía Oriental: el objetivo de las provincias de Almería, Granada, Málaga y Jaén será alcanzar una prevalencia cero, que junto con la prohibición de la vacunación frente a esta enfermedad mediante Orden de 22 de junio de 2018, que modifica la Orden de 29 de noviembre de 2004, permita para el año 2020 poder llegar al 99,8 % de explotaciones calificadas como M4, y así conseguir el estatuto de oficialmente indemne.

El programa de erradicación se basa en el diagnóstico de rebaños de ovinos y caprinos con animales que por su edad sean susceptibles de ser investigados de acuerdo a la normativa, sacrificio y estudio detallado de cada caso positivo, y vaciado sanitario en los casos en los que se confirme o no pueda descartarse la infección. Así mismo, tal y como establece la Orden de 22 de junio de 2018, que modifica la Orden de 29 de noviembre de 2004, queda prohibida la vacunación frente a brucelosis por ‘Brucella melitensis’ en los animales de las especies ovina y caprina en Andalucía.

 

Programa completo: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Programa_Brucelosis_Ov-Cap_2019_firmado.pdf 

En octubre de 2017, el primer brote del virus de la lengua azul en su serotipo 3 comenzó en Italia, específicamente en el oeste de Sicilia. La ruta de entrada sigue sin estar clara, aunque desde 2016 la misma cepa había estado circulando a solo 150 kilómetros, en la península tunecina de Cabo Bon.

De esta forma, investigadores españoles realizaron un análisis que evaluó la viabilidad de que el viento pudiera haber transportado ‘Culicoides spp.’ desde Túnez a Sicilia. Se utilizó un modelo de advección-deposición-supervivencia (ADS) para estimar cuándo y dónde ‘Culicoides spp.’ era probable que se introdujeran antes del primer informe oficial del serotipo 3 de la lengua azul en Italia.

Las simulaciones sugieren la viabilidad del transporte aéreo de Culicoides spp. desde Túnez a Sicilia. Demuestran la idoneidad del modelo ADS para estudios retrospectivos de transporte a larga distancia de insectos a través de grandes cuerpos de agua, lo que puede mejorar la detección temprana de la introducción de enfermedades vectoriales en una región.

El artículo se ha publicado en la revista Transboundary and Emerging Diseases y está firmado por C. Aguilar Vega, E. Fernández Carrión y J.M. Sánchez Vizcaíno, investigadores del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet).

Han pasado más de tres meses desde que las autoridades veterinarias españolas confirmaran el último caso de lengua azul en el territorio nacional, según los datos actualizados que constan en la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El último caso de lengua azul se notificó el pasado 17 de enero en la localidad malagueña de Casares, perteneciente a la unidad veterinaria denominada como ‘Estepona – Costa de Málaga’. Se trataba de un foco de la enfermedad perteneciente al serotipo 4 de la enfermedad y era el último coletazo de una patología que suele tener más incidencia en el sur de España durante la época de otoño y comienzos del invierno, ya que se ha comprobado que es la etapa de mayor actividad del mosquito ‘Culicoides’, principal vector de esta enfermedad también conocida como fiebre catarral ovina.

Durante los doce meses del pasado año, se contabilizaron un total de trece casos en España. En el ejercicio actual, cuando prácticamente han pasado cuatro meses, únicamente se han recibido noticias del referido caso malagueño, aunque habrá que esperar a después del verano con el habitual aluvión de casos en esa época del año.

Página 1 de 20

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder