foro18 oviesp 1000x170 1

Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

 

 

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publicó el pasado viernes, día 13 de abril, una Orden por la que se establecen las bases para el desarrollo y ejecución de los programas nacionales de erradicación de las enfermedades de los animales en la comunidad autónoma.

Dentro de las medidas a tomar para la erradicación de la tuberculosis bovina y con el fin de controlar la transmisión interespecies de la tuberculosis, se procederá al control obligatorio de los rebaños caprinos que convivan, aprovechen pastos en común, o mantengan relación epidemiológica con rebaños de ganado bovino, y de aquellos rebaños que, aun no cumpliendo con el requisito de convivencia, se detecten mediante la encuesta epidemiológica y/o la base de espoligotipos como fuentes de la enfermedad para otros rebaños de bovino. Cuando se haya obtenido el aislamiento de alguna micobacteria de la especie ‘M. bovis’ en explotaciones de caprino, se realizarán las actuaciones marcadas en el Plan Nacional de Erradicación de la Tuberculosis bovina en la explotación afectada y en aquellas con relación epidemiológica. Esta relación epidemiológica también podrá abarcar todas las explotaciones de caprino de uno o varios municipios completos, en base a un análisis de riesgo. Para ello, mediante Resolución de la Dirección General competente en sanidad animal (en adelante, la Dirección General competente) se declararán las zonas sobre las que se deberá actuar.

Aquellas explotaciones de ganado caprino en las que se hayan aislado micobacterias del Complejo Mycobacterium tuberculosis (CMTB) únicamente podrán realizar salidas de animales con destino a matadero, en ningún caso a explotaciones de reproducción. En el caso de animales con edad inferior a cuatro meses se podrá autorizar la salida a cebadero con destino posterior único a matadero. Estas restricciones de movimiento se mantendrán hasta que se haya realizado una prueba de intradermorreacción tuberculínica a todos los animales de la explotación con resultado negativo, o la explotación se haya calificado sanitariamente frente a la tuberculosis.

Además, aquellas explotaciones de ganado caprino en las que se realice pruebas de diagnóstico de tuberculosis se calificarán sanitariamente frente a dicha enfermedad:

- Explotación C1. Aquella explotación en la que se desconocen los antecedentes clínicos y la situación en cuanto a la reacción a la prueba de la tuberculina en los dos últimos años.

- Explotación C2. Aquella explotación en las que se conocen los antecedentes clínicos y la situación en cuanto a la reacción a la prueba de la tuberculina, pudiendo estar incluida o no en los programas de calificación para obtener la C3.

- Explotación C2 negativa. La explotación en la que se conocen los antecedentes clínicos, no habiendo casos de sintomatología o lesiones compatibles, y que en la última prueba de diagnóstico realizada a todo el censo susceptible por su edad de ser examinado, la haya superado con resultado favorable.

- Explotación C2 positiva. La explotación en la que se conocen casos de positividad, por lesiones compatibles y/o sintomatología, o que se ha aislado el agente infeccioso, o que hay reaccionantes positivos en la última prueba de diagnóstico realizada.

- Explotación Cr: La explotación C3 a la que se le retira la calificación de tuberculosis por haber registrado casos de tuberculosis, o por no haber realizado el mantenimiento de calificación o que al menos un animal susceptible de ser sometido a pruebas por su edad no ha sido controlado.

- Explotación Cs: La explotación C3 a la que se le suspende temporalmente el estatus sanitario mientras se realizan las pruebas de diagnóstico y/o análisis oportunos para confirmar o descartar la sospecha de enfermedad.

- Explotación C3: La explotación libre de tuberculosis, aquella que cumple los requisitos especificados en los criterios establecidos en este anexo.

 

 

Las pérdidas de animales y los daños económicos en un brote epidémico de la peste de los pequeños rumiantes son alarmantes. Por esa razón, usando los datos recopilados durante un brote de esas características, se han intentado identificar los factores de riesgo que potencialmente influyen en la prevalencia de la peste de los pequeños rumiantes.

Los hallazgos de este estudio indican que la prevalencia de la enfermedad se correlaciona significativamente con la temperatura media mensual, la humedad relativa, la edad, el sexo del animal y los movimientos de animales. Estos resultados se pueden utilizar para desarrollar soluciones para la prevención de enfermedades.

Este análisis ha sido publicado en forma de artículo en la prestigiosa revista científica Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores de instituciones investigadoras chinas: Zheng Cao, Yanzhi Jin, Tongtong Shen, Feibo Xu y Yanfei Li.

 

El presidente brasileño, Michel Temer, conmemoró ayer la decisión de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE) de otorgarle el certificado internacional de país libre de fiebre aftosa con vacunación a Brasil, mayor exportador mundial de carnes y dueño de uno de los mayores rebaños del mundo.
El jefe de Estado anunció que viajará el 20 de mayo próximo a París, donde la Asamblea General del organismo internacional entregará la certificación de que Brasil consiguió erradicar la fiebre aftosa mediante las campañas anuales de vacunación del ganado en todo el país.
El anuncio fue hecho en una ceremonia en la que Temer y su ministro de Agricultura, Blairo Maggi, lanzaron la estampilla conmemorativa "Brasil libre de aftosa", con la que el gigante latinoamericano pretende promover comercialmente sus carnes a partir de ahora.
La OIE ya reconoce a la mayoría de los estados brasileños como áreas libres de fiebre aftosa con vacunación -y uno (Santa Catarina) como libre de aftosa sin necesidad de vacunación- pero este año extenderá la certificación a los estados amazónicos de Amapá, Roraima, Amazonas y Pará, con lo que el reconocimiento cubrirá todo el país.
De acuerdo con el Gobierno, a partir de este año el país iniciará un proceso gradual de suspensión de la vacunación, que comenzará por los estados de Acre, Rondonia, Amazonas y Mato Grosso, y, de conseguirse la erradicación de la enfermedad sin la inmunización, Brasil podrá ser declarado por la OIE como país libre de fiebre aftosa sin vacunación en mayo de 2023.
"Esta celebración es más que justificada. Dimos otra prueba de la excelencia de nuestra carne, de nuestra agropecuaria y de la excelencia de nuestro servicio sanitario", afirmó el gobernante en la ceremonia.
El jefe de Estado agregó que el sector agropecuario se ha convertido en uno de los principales responsables por la recuperación de la economía brasileña tras la profunda recesión que el país enfrentó en 2015 y 2016, así como del aumento de las exportaciones y del superávit comercial del país.
Por su parte, el ministro de Agricultura afirmó que, con el certificado de país libre de aftosa, Brasil tendrá acceso a "nuevos mercados que son más exigentes y pagan mejor por las carnes".
Además de ser propietario del mayor rebaño comercial del mundo, con 218,7 millones de cabezas de bovinos y búfalos, Brasil también es el mayor exportador de carnes en el mundo y envía sus productos a 140 países.
Brasil completa este mes doce años sin registros de casos de fiebre aftosa en su rebaño. El último caso fue registrado el 14 de abril de 2006 en Japora, un municipio de Mato Grosso do Sul, estado en la frontera con Paraguay y Bolivia.
Pese a sus avances en la erradicación de la fiebre aftosa, varios países han embargado provisionalmente sus importaciones de carne brasileña en los últimos meses por los diferentes escándalos surgidos con el descubrimiento de redes de corrupción que permitían a los productores obtener la certificación sanitaria sin pasar por fiscalización.

Los resultados del estudio de la variabilidad genética de ‘Mycoplasma capricolum subsp. capricolum’ realizados por la Universidad de Murcia mostraron una gran variabilidad genética en las cepas de este microorganismo, mucho mayor que en caso de ‘M. agalactiae’. Tan sólo algunos aislamientos (procedentes del mismo rebaño) son indistinguibles con las técnicas moleculares utilizadas, y no es posible establecer una relación con un área geográfica determinada, a excepción de ciertas diferencias en las cepas aisladas en las Islas Canarias en relación con las procedentes de territorio peninsular.

Respecto a las resistencias de antibióticos, en líneas generales se obtienen valores aceptables de sensibilidad a quinolonas (enrofloxacina, marbofloxacina, danofloxacina y moxifloxacina) excepto en el caso de la norfloxacina. Las tetraciclinas (doxiciclina) obtiene los mejores valores de sensibilidad de todo el estudio. En el caso de macrólidos y lincosamidas, se observa una gran variabilidad entre antibióticos y cepas. Así, la tilosina y la tilmicosina obtienen los mejores resultados. La eritromicina sólo fue capaz de inhibir el crecimiento de un aislamiento. Los aminoglicósidos no deben utilizarse para el tratamiento de infecciones por este agente.

Los resultados evidencian que cepas genéticamente muy relacionadas no siempre presentan la misma sensibilidad a los antibióticos testados, por ejemplo, en caso de los macrólidos.

 

 

La tuberculosis (TB) zoonótica es una forma de TB humana causada principalmente por la especie bacteriana ‘Mycobacterium bovis’, perteneciente al complejo ‘M. tuberculosis’ y que afecta de forma importante al ganado caprino.

Las implicaciones de la TB zoonótica van más allá de la salud humana. El microorganismo está adaptado al ganado como huésped, con importantes repercusiones económicas y constituye una amenaza al sustento de las comunidades afectadas.

Ha llegado el momento de realizar un esfuerzo audaz y concertado por resolver colectivamente el problema de la TB zoonótica y TB bovina en el marco multidisciplinario de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para 2016–2030 y de la Estrategia para Poner Fin a la TB de la OMS, cuyo objetivo es acabar con la epidemia mundial de TB antes del 2030.

La carga de la enfermedad humana no se podrá reducir si no se mejora la inocuidad de los alimentos y controla la TB bovina en su reservorio animal. El enfoque ‘Una sola salud’ reconoce la interdependencia de la salud humana, la salud de animales y el medio ambiente, y aboga por la participación de todos los sectores y disciplinas pertinentes. La declaración hecha por los dirigentes del foro G20 en julio de 2017 bajo el lema ‘Forjar un mundo interconectado’ hace un llamamiento a la aplicación del enfoque de ‘Una sola salud’ para hacer frente a la propagación de la resistencia a los antimicrobianos y se destaca la necesidad de fomentar la investigación y el desarrollo en el campo de la TB.

Los primeros pasos hacia la conceptualización oficial de esta hoja de ruta se iniciaron en abril de 2016 en Ginebra, en una reunión organizada conjuntamente por la OMS y La Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (La Unión) que contó con la contribución de destacadas organizaciones internacionales para la salud humana y animal, instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales.

En este sentido, los servicios veterinarios nacionales desempeñan una función primordial en la mejora de la salud y el bienestar de los animales, lo que conlleva beneficios económicos y la reducción del riesgo que representan las enfermedades zoonóticas para la salud humana. En última instancia, una población animal más sana tiene como resultado una cadena alimentaria más saludable. Como consecuencia de ello, los esfuerzos por mejorar la inocuidad de los alimentos deben ir acompañados de intervenciones dirigidas a mejorar la salud animal. Los servicios veterinarios tanto públicos como privados deben estar bien organizados y contar con las herramientas y los recursos necesarios para detectar enfermedades en animales y responder a ellas como corresponda con el fin de reducir su prevalencia.

 

Documento completo: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/259231/9789243513041-spa.pdf;jsessionid=FFA8B453E0AD3D804B2A1090B3F9357F?sequence=1 

 

La Junta de Andalucía distribuirá este año casi 2,6 millones de dosis de vacunas contra la lengua azul en la provincia de Córdoba, reparto que ya ha comenzado con una primera entrega de 866.000.
Según informó ayer el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, en el acto de entrega de esta vacunas "estamos ante una prioridad máxima para la Consejería de Agricultura, muestra del compromiso de la Junta con un sector clave de la economía de nuestra comunidad autónoma".
Por ello, resaltó el delegado que "volvemos a realizar un importante esfuerzo para comprar y distribuir vacunas, yendo más allá de las estrictas competencias de la consejería de Agricultura".
Francisco Zurera expresó el compromiso de la administración autonómica con la sanidad animal y la prevención de enfermedades del ganado.
Ya se ha realizado en Córdoba, principal provincia ganadera de la región, un primer reparto de vacunas a ganaderos y Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG), con cerca de 866.000 dosis.
El delegado añadió que por cuarta campaña consecutiva, la Junta realiza un importante esfuerzo económico y trabaja con los ganaderos y ADSG para ajustar los mecanismos de coordinación, de manera que la distribución sea lo más eficiente posible.
Los casi 2,6 millones de dosis que se distribuirán este año en la provincia cordobesa serán 1.403.580 del serotipo 1 y 1.194.375 del serotipo 4.
Las comarcas más beneficiadas serán las del Norte de la provincia por sus censos ganaderos ya que el 68 por ciento de las dosis se destinarán a Los Pedroches y el 22 por ciento al Valle del Guadiato.
El delegado indicó que Andalucía es la primera frontera de Europa con esta enfermedad, que no afecta a los humanos, sino que solo tiene consecuencias económicas. 

 

El instituto Neiker-Teknalia lidera el proyecto Ardi que, dotado de 1,1 millones, está dirigido a gestionar los programas de mejora genética para aumentar la competitividad de las razas autóctonas de ovino lechero del Pirineo y reforzar su asentamiento y explotación.

En un comunicado, este organismo dependiente del Gobierno Vasco ha explicado que esta iniciativa cuenta también con la participación de varias entidades francesas, de la asociación navarra Aslana (Asociación de Criadores de Ovino de Raza Latxa de Navarra) y de Ardiekin (Centro de Selección e Inseminación Artificial de ovino de raza Latxa y Carranzana).
Neiker ha destacado que las razas autóctonas de ovino lechero del Pirineo (Latxa, Manech y Basco-Bearnesa) poseen un alto valor económico y social, pero ha advertido de que su supervivencia está amenazada por la presencia de otras razas con sistemas de producción mucho más intensivos.
Así, a través del proyecto Ardi se plantea establecer una acción conjunta, amparada en el nuevo Reglamento Europeo Zootécnico, entre los diferentes programas de selección que han coexistido en paralelo durante más de 40 años.
El objetivo estratégico es por tanto avanzar hacia la gestión común de los programas de selección de ovino Latxa y Manech.
Para lograrlo, se pondrán en marcha acciones de investigación, desarrollo e innovación de carácter transfronterizo, entre las que destacan la consecución de una valoración genética común, el estudio conjunto de aspectos aún no abordados y la creación de la Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza (AECT), un organismo común de gestión.
Los socios del proyecto, que celebraron su primera reunión el pasado 16 de marzo, analizarán la problemática de la implantación de la selección genómica en poblaciones de pequeño tamaño como son las de las razas de ovino lechero del Pirineo.
Mediante el uso de técnicas de investigación sociológica y participativa se tendrá en cuenta para ello la opinión y los objetivos de los ganaderos.
El presupuesto total del proyecto alcanza los 1.155.072 euros, de los que el programa de cooperación interregional para el desarrollo sostenible del territorio fronterizo entre España, Francia y Andorra (Poctefa) subvenciona el 65 %.

 

 

La Universidad de Córdoba acogió la tercera reunión del proyecto europeo Paragone (Vaccines por Animal Parasites), un proyecto europeo del programa Horizonte 2020, con una financiación de la UE de nueve millones de euros, en el que participan 17 socios de España, Reino Unido, Irlanda, Bélgica, Alemania y Uruguay.

Este proyecto tiene como principal objetivo el desarrollo de vacunas para el control de parásitos de importancia económica en ganado. En el caso del ovino, se trata de ‘Teladorsagia circumcincta’, ‘Fasciola hepatica’ y ‘Psoroptes ovis’.

Dichos parásitos son muy frecuentes en los animales de producción en la UE y resto del mundo, causando cuantiosas pérdidas económicas. Además el uso continuado de fármacos para su control está originando un incremento de la resistencia de los parásitos, lo que unido al cambio climático está causando un incremento de la prevalencia de las parasitosis en los animales de producción. Por otra parte, los únicos fármacos disponibles actualmente para su control (antihelmínticos) tienen un periodo de supresión muy largo durante el que dejan residuos en productos de origen animal. Por estos motivos el desarrollo de vacunas para el control de estas enfermedades es una prioridad.

Sin embargo, el desarrollo de vacunas frente a parásitos complejos, tanto en animales como en humanos, entraña grandes dificultades debido a que estos parásitos modulan la respuesta inmunitaria del hospedador haciéndola inefectiva, motivo por el que actualmente existen muy pocas vacunas comerciales frente a parásitos humanos o animales. El proyecto Paragone comenzó en 2015 y finalizará en 2019, habiéndose obtenido importantes progresos en varios de los prototipos vacunales que se están estudiando.

En el desarrollo del proyecto Paravac, en el que también participaron muchos de los socios del actual proyecto Paragone, se consiguió desarrollar una vacuna para el control de ‘Hamonchus contortus’ en ovinos, vacuna que está teniendo mucho éxito comercial en los países en los que se está aplicando. Estos resultados confirman que las vacunas constituyen una herramienta valiosa para el control de los parásitos helmintos en el ganado y en el hombre.

 

 

Después de anunciar que la comunidad autónoma de Canarias contará con un decreto para autorizar la paratuberculosis en ganado caprino, lo cierto es que esa normativa no termina de publicarse en el Boletín Oficial de Canarias, lo que ha provocado que en el propio Parlamento de esta región insular se haya formalizado una pregunta del diputado Mario Cabrera González, del Grupo Nacionalista Canario, dirigida a la Consejería de Agricultura, sobre la situación en la que se encuentra la tramitación de esta normativa.

En la propia elaboración de la norma, el Gobierno de Canarias señaló que una de las principales herramientas para favorecer el control de la enfermedad es la utilización de la vacuna, sin embargo, la utilización de la vacuna de la paratuberculosis como medida de lucha contra la enfermedad puede dificultar la identificación de todos los animales positivos de un potencial brote de tuberculosis en una explotación vacunada frente a paratuberculosis pudiendo dilatar el procedimiento de recuperación de la calificación sanitaria de dichas explotaciones que les autoriza para comercializar quesos elaborados a partir de leche cruda de cabra de menos de 60 días de maduración por la posible interferencia diagnóstica que implicaría, por un principio de precaución en materia de salud pública, la suspensión de dicha calificación hasta la eliminación de todos los animales positivos a tuberculosis, lo que se podría traducir en el sacrificio preventivo de los animales falsos positivos que obtuviesen resultados compatibles con la tuberculosis por estar vacunados frente a paratuberculosis.

 

 

Las autoridades veterinarias españolas han notificado dos nuevos focos de scrapie en explotaciones españolas, en concreto en granjas ubicadas en las provincias de Guipúzcoa y Madrid, según la información que aporta de forma oficial a través de su página web la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

El primero de estos casos tiene fecha de confirmación del pasado año 2017, en concreto del 7 de diciembre, pero no se han notificado hasta ahora por el Ministerio. Se trata de un caso localizado en el municipio guipuzcoano de Azkoitia. Así, la cuenta final de los casos de tembladera o scrapie del pasado ejercicio se sitúa en 32 focos.

El otro caso confirmado durante los últimos días por Rasve se ha diagnosticado en una explotación de Torrelaguna, en la Comunidad de Madrid. Su fecha de confirmación es del 21 de febrero, por lo que se constituye en el tercer caso de la enfermedad en el presente ejercicio.

Página 1 de 9

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder