Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha ha celebrado una reunión con ganaderos de la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara, para explicar algunos aspectos relativos a la ganadería en esta zona de Castilla-La Mancha.

Así, en el encuentro se analizaron diversas cuestiones relacionadas con la sanidad animal, como es el caso de la tuberculosis bovina, que tiene su implicación en el caso del caprino con los animales que comparten pastos o tienen relación epidemiológica con vacuno, que es una cuestión que tiene relativa importancia en esta comunidad autónoma.

Cruz Ponce, directora general de Agricultura y Ganadería, recordó que se están alcanzando mejoras en la gestión de los programas sanitarios y en el conocimiento de esta enfermedad, gracias a la creación de un Grupo de Trabajo de Tuberculosis, que ha celebrado varias reuniones desde que se creó en enero de 2019 por parte del Consejo Agrario de Castilla-La Mancha. En este grupo de trabajo participan, además de la propia Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, representantes de las organizaciones profesionales agrarias, de Cooperativas Agroalimentarias, asociaciones de ganaderos, técnicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), el centro Visavet de la Universidad Complutense de Madrid y personal de la Consejería de Desarrollo Sostenible con competencias en caza, que actúa como reservorio de la enfermedad.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sotenible de la Junta de Andalucía ha publicado el ‘Programa Nacional de Erradicación de Brucelosis Ovina y Caprina en Andalucía’, correspondiente al año 2020.

Gracias a la buena evolución de la enfermedad, el objetivo de este programa es finalizar el año con toda Andalucía Occidental (Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla) que siga siendo calificada como oficialmente indemne de brucelosis ovina y caprina, mientras que el objetivo en las provincias de Andalucía Oriental (Almería, Granada, Jaén y Málaga) es alcanzar una prevalencia cero, que junto con la prohibición de la vacunación, permita finalizar el año con al menos el 99,8% de las explotaciones calificadas como M4, y así conseguir el estatuto de oficialmente indemne para toda Andalucía en el año 2021. Este hecho significaría que toda España, a excepción de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, estaría declarada como oficialmente indemne a la lengua azul.

Los análisis de animales que deben realizarse serán diferentes en función de la categoría en cada una de las zonas de la comunidad autónoma.

 Pruebas en provincias oficialmente indemnes

Así, en las provincias de Cádiz, Córodoba, Huelva y Sevilla, se controlará anualmente una muestra de explotaciones. En el caso de la provincia de Cádiz, por ser el segundo año de reconocimiento como provincia oficialmente indemne, se analizarán el 5% de los ovinos y de los caprinos de más de seis meses por comarca. En el caso de las provincias de Córdoba, Huelva y Sevilla, por ser el primer año de reconocimiento, ese porcentaje subirá al 10%.

  Pruebas en el resto de provincias

En las provincias de Almería, Granada, Málaga y Jaén se chequearán el 100% de las explotaciones con la siguiente frecuencia, en función de sus calificaciones sanitarias:

- Explotaciones M2+. Se repetirán las pruebas antes de que trascurran tres meses tras el sacrificio del animal positivo, manteniéndose esta frecuencia hasta que la explotación alcance el estatuto M2-. En el caso de confirmarse la infección mediante cultivo, se llevará a cabo el vaciado sanitario de la explotación.

- Explotaciones M2-. Intervalo mínimo entre chequeos de seis meses y máximo de ocho meses hasta su calificación.

- Explotaciones M4 y M3. Como mínimo una prueba anual. Ante la aparición de reaccionantes positivos en un rebaño, se procederá a su sacrificio y suspensión provisional de la calificación en espera de confirmación. Si se confirma la infección mediante cultivo, se llevará a cabo el vaciado sanitario de la explotación.

- Explotaciones MS (Calificación suspendida). Se someten a la primera prueba antes de 30 días después del aislamiento o sacrificio de los animales sospechosos o reaccionantes positivos, y luego cada tres meses hasta recuperar calificación.

Respecto al periodo dentro del cual deben realizarse las pruebas diagnósticas obligatorias frente a brucelosis ovina y caprina en Andalucía, se realizarán antes del 1 de octubre de cada año.

Documento completo: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/PROGRAMA%20FDO%20BRUCELOSIS%20OV%20-CAP%202020%20firmado.pdf 

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Rasa Aragonesa (Angra) colabora activamente con el Servicio de Medicina y Cirugía de Rumiantes (Scrum) de la Universidad de Zaragoza. Este servicio mejora la oferta del Hospital Veterinario de la Facultad de Veterinaria, formando especialistas en pequeños rumiantes y resolviendo problemas de diagnóstico que los veterinarios de campo no podrían afrontar por si solos. Por todo esto se ha convertido en un centro de referencia, tanto a nivel formativo como de apoyo a los profesionales de este sector, según recoge Feagas.

Fruto de esta colaboración, surge la publicación de artículos de casos clínicos en la aplicación que la asociación Angra pone a disposición de sus socios. El objetivo es divulgar información científica de una forma práctica y sencilla para todos los interesados. Esta aplicación es de descarga gratuita y abierta a todas las personas que quieran adquirir formación en el ganado ovino, aunque lógicamente está especialmente pensada para los socios de Angra. Después de la ficha de presentación, se ha publicado un interesante artículo sobre un caso clínico titulado ‘Timoma en una oveja adulta’.

Barreras previas para evitar que las cabañas ganaderas se contagien de tuberculosis y reducir el número de sacrificios de animales que provocan graves daños a los ganaderos. Estos dos fueron los principales objetivos de una manifestación de ganaderos que se desarrolló este miércoles, día 5 de febrero, en la Plaza Mayor de Garganta la Olla, localidad perteneciente a la comarca de La Vera, en la provincia de Cáceres. Esta manifestación se desencadenó por el sacrificio de todas las cabras de un ganadero de la localidad al dar positivo en tuberculosis bovina.

Lo cierto es que la zona veterinaria de Navalmoral de la Mata, en la que se integra buena parte de la comarca de La Vera, está siendo especialmente castigada por la tuberculosis, tal y como reconocen desde la Consejería de Agricultura. Sin embargo, también apuntan que los datos son “esperanzadores”. De hecho, señalan que en caprino se puede demostrar una bajada sustancial en la prevalencia de rebaño, ya que ha bajado del 18,5% en 2017 al 6,9% de 2019, según publica el diario Hoy. Además, las cabras identificadas como positivas llegaron al 1,27% en esta comarca veterinaria, frente al 0,58% del total de la región extremeña.

No es la misma sensación que hay en la zona. “Queremos que se tomen medidas preventivas, que se trabaje en vacunas, porque están acabando con la cabaña ganadera de La Vera”, dice Antonio Muñoz, alcalde de Garganta la Olla, que pone el foco en la labor positiva para el monte que realizan los rebaños de cabras y que evitarían, por ejemplo, situaciones como los incendios que ha sufrido su término municipal en los últimos veranos.

Por otra parte, en el presente año 2020 se han modificado los protocolos de control de la tuberculosis. “Los animales positivos deben sacrificarse en un plazo máximo de 15 días”, informan desde la administración pública.

El Ayuntamiento de Villajoyosa (Alicante) ya ha recibido el informe final del brote de fiebre Q ocurrido en la zona conocida como ‘partida Gasparot’, elaborado por los técnicos de la Unidad de Epidemiología del Centro de Salud Pública de Benidorm de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana.

Los datos del informe recogen la cronología del brote y las actuaciones realizadas para la prevención y control del mismo. Dado el tiempo transcurrido sin aparición de nuevos casos, Salud Pública ha procedido al cierre epidemiológico del brote. El informe finalmente concluye que se trató un brote de fiebre Q con siete casos confirmados, todos ellos adultos entre 33 y 44 años.

El contagio estuvo asociado a la exposición a un foco de ganado caprino cercano al lugar de residencia (seis personas eran del mismo edificio) o que frecuentaban la zona (una persona). El análisis positivo de una de las cabras confirmó el foco de infección sin detectarse otros focos de animales. Desde la Unidad de Epidemiología, en el informe final se indica que todos los afectados evolucionaron favorablemente, aunque dadas las características de la enfermedad, algunos continúan en seguimiento para descartar cronicidad.

Tras realizar el tratamiento de desinfectación y desinsectación por parte de una empresa especializada, se procedió a la señalización de las parcelas posiblemente afectadas y al posterior desbroce y quema de la maleza de las parcelas supuestamente afectadas por la bacteria, así como a la limpieza del estiércol y restos de heces. A fecha de hoy, dicho estiércol permanece recogido en sacas para facilitar su posterior retirada una vez que la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ultime los trámites adecuados para gestionar este tipo de residuos.

El informe concluye destacando que las medidas preventivas implantadas resultaron eficaces para el control del brote infeccioso.

La Dirección General de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Comunidad Valenciana ha publicado el Plan Zoosanitario 2020, que establece el programa sanitario mínimo que debe cumplir toda explotación ganadera ubicada en el ámbito territorial de la comunidad autónoma. Este programa sanitario mínimo tendrá la denominación de programa sanitario común en el marco de la ejecución en una Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG).

Los contenidos mínimos del programa serán los siguientes:

- Plan de desparasitación interna y externa, en función de las necesidades del tipo de producción, haciendo referencia a la fecha prevista para su realización y los medicamentos de uso preferente.

- Plan de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización de las instalaciones, haciendo referencia a las pautas previstas de aplicación y productos biocidas de uso preferente.

- Plan de explotación ganadera: retirada y eliminación de cadáveres y otros subproductos, identificación animal, registros en el Libro de Explotación, tratamientos medicamentosos y zoosanitarios, movimiento pecuario, bienestar animal, aplicación de guías de buenas prácticas, sanidad animal.

- Declaración formal del veterinario de explotación o de ADSG referido a su compromiso con la explotación.

De forma específica para ovino y caprino, se incluyen un total de siete patologías, que se recogen a continuación.

 

Brucelosis ovina y caprina

La Comunidad Valenciana tiene el estatus sanitario de ‘oficialmente indemne’, por lo que se aplicarán las medidas para mantener esa calificación.

En las explotaciones M4, se realizará un chequeo mínimo del 10% de ovinos y caprinos de más de seis meses de todas las explotaciones en el primer semestre del año, incluyendo todos los machos reproductores de más de seis meses y los animales introducidos en la explotación. En las explotaciones no calificadas, se realizarán todos los controles serológicos para conseguir la calificación M4. En explotaciones con calificación suspendida o retirada, la primera prueba se realizará 30 días después del sacrificio de los animales sospechosos y posteriormente cada tres meses hasta recuperar la calificación.

Queda prohibida la vacunación. También se prohíbe la entrada de ovinos y caprinos vacunados frente a ‘Brucella melitensis’ en los dos últimos años.

Sólo podrán entrar a la Comunidad Valenciana animales con destino distinto a sacrificio o cebadero con destino posterior a matadero, si dichas partidas han sido chequeadas frente a brucelosis treinta días antes del traslado. Podrán efectuarse los movimientos con regiones oficialmente indemnes.

 

Tembladera o scrapie

Se realizará un toma de muestras de ovejas y cabras muertas en la explotación, mayores de 18 años, a razón de una muestra por cada 1.250 ovejas o cada 200 cabras. La toma de muestras se hará preferentemente en animales con sintomatología nerviosa previa a la muerte.

Además, ante la presencia de algunos de los síntomas clínicos compatibles con scrapie en cualquiera de los animales de la especie ovina o caprina de la explotación, el propietario y el veterinario responsable deberán notificarlo inmediatamente a la autoridad competente, para proceder a la puesta en marcha de las medidas establecidas.

 

Lengua azul

Profilaxis vacunal según la normativa nacional y desinsectación para proteger a los animales durante todo el periodo de actuación del vector.

 

Tuberculosis

Las explotaciones caprinas que compartan pastos o tengan relación epidemiológica con rebaños bovinos, se analizarán con la IDTB comparada como prueba de rutina, salvo en los casos de confirmación del complejo ‘Mycobacterium tuberculosis’, en los que se aplicará la prueba simple.

Las explotaciones de caprino lechero podrán acogerse de forma voluntaria al Programa de Control y Erradicación de la Comunidad Valenciana.

 

Paratuberculosis

Queda prohibida la vacunación contra la paratuberculosis en cualquier rebaño caprino del que se desconozcan sus antecedentes clínicos o diagnósticos respecto a la tuberculosis caprina.

 

Agalaxia contagiosa

Las explotaciones de caprino lechero podrán acogerse voluntariamente al Programa Nacional de Vigilancia, Control y Erradicación de la Agalaxia Contagiosa 2018-2020.

 

Fiebre Q

Se realizará una vigilancia pasiva con declaración de los casos que pudieran aparecer.

 

Resolución de 20 de enero de 2020, del director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, por la que se aprueba el Plan Anual Zoosanitario para 2020 de la Comunitat Valenciana y otras actuaciones complementarias.

Diari Oficial de la Generalitat Valenciana

27 de enero de 2020 http://www.dogv.gva.es/datos/2020/01/27/pdf/2020_569.pdf

 

El proyecto HNV Link, participado por la Fundación Entretantos, ha analizado los problemas ligados a las campañas de erradicación de la tuberculosis bovina y que afectan de forma específica a la ganadería extensiva de caprino en la comarca de La Vera, al norte de la provincia de Cáceres.

“Se da la circunstancia que este tipo de saneamientos se han puesto en marcha, ahora hace algo más de tres años, con unos resultados más que impactantes en el sector. En estos tres años son miles los animales que han sido sacrificados por ser positivos en las pruebas, los vacíos sanitarios son bastante comunes y, aunque no es posible encontrar datos estadísticos claros, atendiendo a los datos generales que proporciona la administración y especialmente a la percepción de los cabreros, no solo no está disminuyendo el número de animales sacrificados sino que se mantiene una cierta tendencia al alza”, analiza el proyecto.

Entretantos considera que concurren varias circunstancias socioeconómicas:

- El sector no entiende ni acepta la gestión de estos saneamientos. Se trata de un sector en general poco formado y limitado en su acceso a la información. La forma en que se están desarrollando las políticas sanitarias no está teniendo en cuenta esta carencia y los cabreros perciben el saneamiento como una agresión.

- No existe protocolos de ningún tipo de apoyo informativo, espacio de comunicación o acercamiento, ni de asesoramiento veterinario preventivo previo o posterior a los saneamientos. En la actualidad, las medidas preventivas que se realizan en las explotaciones de extensivo son inexistentes, en gran medida, debido a que ningún cabrero siquiera acepta los resultados de estos saneamientos, que consideran arbitrarios y faltos de rigor. Los cabreros que ven sacrificadas sus cabras creen que en realidad “están completamente sanas” y nadie les ofrece una explicación válida. Esto hace que se genere un clima de conflicto entre cabreros y servicios veterinarios.

- El sistema de indemnizaciones está completamente desfasado de la realidad económica. Los cobros oscilan entre los 30 y los 80 euros (una media de 55) dependiendo de la edad del animal, y de su vocación lechera o para carne.

- Esta situación alrededor de la tuberculosis está generando también una tensión en relación con la coexistencia entre ganadería extensiva y fauna silvestre.

 

Recomendaciones para la administración regional

- Paralizar la aplicación del programa de calificación sanitaria de los caprinos frente a la tuberculosis en Extremadura o, al menos, se excluya de su aplicación completa a las ganaderías extensivas de montaña, atendiendo a su especificidad y valor ambiental y social y mientras se elabora un programa específico adaptado a su realidad.

- Que los saneamientos que se realizan en explotaciones se adapten al calendario de los rebaños: parideras, cría, movimientos estacionales…

- Que, dada la gran prevalencia de la enfermedad en ungulados silvestres, se contemple la posibilidad de que en las zonas de montaña y para rebaños extensivos en que la prevalencia de tuberculosis en fauna silvestre es superior a la de ganado caprino, los saneamientos se realicen de manera voluntaria.

- Que se genere un programa de apoyo y mejora sanitaria de la explotación específico, que estará dirigido a cabrerías en extensivo y dotado económicamente y de recursos humanos.

- Que se desarrolle un programa informativo y formativo dirigido específicamente al colectivo de cabreros y cabreras, adaptado a sus características sociales y laborales en relación a la tuberculosis y a la sanidad animal en general.

- Que se facilite la creación de un espacio de diálogo permanente entre la administración sanitaria y los colectivos de cabreros en extensivo.

La buena evolución respecto a la lengua azul y el éxito en las sucesivas campañas de vacunación que se han ido desarrollando en los últimos años ha permitido reducir la extensión de las zonas de restricción de la enfermedad respecto a los serotipos 1 y 4, que son los que tienen actividad en la geografía española. Así, han desaparecidos de esas zonas de restricción un buen número de comarcas veterinarias de las comunidades autónomas de Castilla y León, Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha.

Así, según el nuevo mapa de la lengua azul para 2020 que ha desvelado la Junta de Extremadura, la zona de restricción para los serotipos 1 y 4 queda circunscrita únicamente a la región de Andalucía. En concreto están íntegramente las provincias de Cádiz, Málaga y Córdoba. También casi en su totalidad las provincias de Huelva y Sevilla, excepto la zona de la sierra de ambas provincias limítrofe con Extremadura. Por su parte, también hay comarcas aisladas en Jaén y Granada.

Por lo que respecta a la zona de restricción únicamente para el serotipo 1, se incluyen las comarcas del suroeste de la provincia de Ciudad Real que son limítrofes con Córdoba o con Badajoz.

Por último, la zona de restricción del serotipo 4 incluye a las comarcas de Extremadura que son fronterizas con Portugal.

 

Mapa de la lengua azul: http://www.juntaex.es/filescms/comunicacion/uploaded_files/2020/05_Agricultura/01_Enero/20200128_lengua_azul.jpg 

Los insectos del género ‘Culicoides’ transmiten enfermedades como el virus de la lengua azul, afectando a rumiantes salvajes y domésticos. Estos insectos están clasificados por edad para fines de monitoreo en programas de vigilancia.

Un grupo de investigadores españoles utilizaron los datos del Programa Nacional de Vigilancia para analizar el patrón estacional de las hembras de la especie vector ‘Obsoletus complex’, ‘C. imicola’, ‘C. newsteadi’ y ‘C. pulicaris’. Estos animales tienen mayor actividad en verano, con el mayor dato de abundancia entre abril y julio, a excepción de ‘C. imicola’, que fue de septiembre a noviembre. Además, las provincias del norte tienen ausencia de ‘C. imicola’ mientras que las especies de ‘Obsoletus’ estaban más presentes en las áreas del norte. Hubo períodos del año en los que no se recolectaron individuos de ninguna especie de vector, lo que debería considerarse para calcular el período libre de vectores estacionales. Por su parte, ‘Culicoides newsteadi’ y ‘C. pulicaris’ mostraron la población más alta en Toledo, probablemente relacionada con sus preferencias continentales.

En conclusión, estos hallazgos serían de interés para una mejor comprensión de los períodos de bajo y alto riesgo de transmisión del virus de la lengua azul en España.

Este análisis en forma de artículo ha sido publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science, con la firma de los siguientes investigadores: Carlos Barceló, Rosa Estrada, Javier Lucientes y Miguel A. Miranda. Son expertos de la Universidad de las Islas Baleares y de la Universidad de Zaragoza.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado en su página web un pequeño manual sobre el Programa de Vigilancia, Control y Erradicación de la Lengua Azul 2020, en el que se ofrecen los datos más destacados de ese programa de control:

- Vigilancia pasiva y activa serológica (centinelas). Pasiva: de forma continua durante todo el año. Activa: durante el periodo de actividad del vector y el número de muestras depende del riesgo.

- Restricciones de movimiento. Reglamento 1266/2007 para el movimiento intracomunitario. Orden Ministerial 1424/2015 para movimientos nacionales.

- Vigilancia entomológica. 31 estaciones permanentes de captura.

- Programa de vacunación. Vacunación obligatoria en las zonas de restricción del serotipo 1 y 4 de ovinos y bovinos mayores de tres meses. Vacunación voluntaria preventiva frente a los serotipos 4 y 8 en la franja fronteriza con Francia.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder