Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

El pasado 17 de enero de 2019 se confirmó en España el último foco de lengua azul declarado en territorio nacional. En aquella ocasión, se trató de un foco del serotipo 4 de la enfermedad que se localizó en una explotación ganadera del municipio de Casares, perteneciente a la comarca malagueña de Estepona. Desde aquel caso, que es el único del que se tiene constancia del ejercicio 2019, no se han vuelto a declarar más casos en España, por lo que la próxima semana se cumplirá un año sin notificaciones de lengua azul en territorio nacional, según la información oficial que consta en la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Este único caso de lengua azul en 2019 contrasta con los 13 casos que se confirmaron durante el ejercicio 2018, con presencia de la enfermedad en diferentes puntos de las provincias de Cádiz, Málaga y Sevilla. Todos los casos de ese año fueron del serotipo 4. De hecho, para encontrar un caso del serotipo 1 hay que remontarse a la fecha de confirmación del 29 de diciembre de 2017, hace ya más de dos años, con un foco en una explotación ganadera del municipio de Linares, en la provincia de Jaén.

Lejos quedan ya los datos de otros años, cuando la presencia de la lengua azul y la falta de vacunación de los animales provocaban centenares de casos en toda la geografía nacional, especialmente en la mitad sur. Por ejemplo, en el ejercicio 2014 se declararon hasta 424 focos de esta patología.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha presentado su ‘Programa Nacional Plurianual de Vigilancia, Control y Erradicación de la Encefalopatía Espongiforme de los Pequeños Rumiantes (Tembladera)’, enfermedad también conocida como scrapie.

Este programa, cuyo plazo de aplicación es el trieno 2020-2022, cuenta con un objetivo doble:

- Conocer la situación epidemiológica de la cabaña de pequeños rumiantes (ovino y caprino) frente a la tembladera.

- Detección de la enfermedad y puesta en marcha de las medidas para su erradicación.

El seguimiento del scrapie se realizará a través de vigilancia (activa y pasiva), pruebas laboratoriales y análisis del genotipo de animales positivos y otros elegidos al azar.

Por último, también existe una selección genética en aquellos animales que están inmersos en los programas de mejora de las diferentes razas. Así, en 2018 se consiguió que el genotipo ARR/ARR, que es el más resistente a la enfermedad, fuera el más numeroso en España, en sustitución del ARR/ARQ, que había sido el más habitual en los últimos años tras sustituir a su vez al ARQ/ARQ.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/programatembladera2020-22web_tcm30-523296.pdf

 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha elaborado el Programa Nacional de Control de la Lengua Azul para el año 2020, con la redacción de la Subdirección General de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad.

Este programa incluye cuatro programas: vigilancia activa serológica y virológica; vigilancia pasiva clínica; vigilancia entomológica; y programa de vacunación. En el primero de ellos, se establecen un total de 27 provincias de riesgo, que son las zonas de distribución histórica del serotipo 4, las cercanas a Francia y las Islas Baleares, por su situación geográfica de proximidad a otros lugares de riesgo en el entorno mediterráneo. Esas 27 provincias son las siguientes: Málaga, Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Sevilla, Jaén, Granada, Badajoz, Cáceres, Albacete, Toledo, Ciudad Real, Murcia, Ávila, Salamanca, Madrid, Álava, Guipúzcoa, Vizcaya, Navarra, Zaragoza, Huesca, Lleida, Barcelona, Girona y Baleares.

Sin embargo, el aspecto más importante son las vacunaciones que se establecen.

Vacunación obligatoria frente al serotipo 4

Para todos los animales ovinos y bovinos mayores de tres meses ubicados en la zona restringida frente al serotipo 4:

- Andalucía. Totalidad de las provincias de Córdoba, Cádiz, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. En la provincia de Granada, la comarca de Motril.

- Castilla-La Mancha. Totalidad de las provincias de Toledo y Ciudad Real. En la provincia de Albacete, las comarcas de Alcaraz, Elche de la Sierra, Balazote, Villarrobledo y Yeste.

- Castilla y León. En la provincia de Ávila, las comarcas de Arenas de San Pedro, Candeleda, El Barco de Ávila y Sotillo de la Adrada.

- Extremadura. Toda la comunidad.

Vacunación obligatoria frente al serotipo 1

Para todos los animales ovinos y bovinos mayores de tres meses ubicados en la zona restringida frente al serotipo 1:

- Andalucía. Totalidad de las provincias de Córdoba, Cádiz, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. En la provincia de Granada, la comarca de Motril.

- Castilla-La Mancha. En la provincia de Ciudad Real, las comarcas de Almadén, Almodóvar del Campo y Piedrabuena.

- Extremadura. La totalidad de la provincia de Badajoz.

Vacunación voluntaria frente a los serotipos 4 y 8

También para animales mayores de tres meses, en las siguientes zonas cercanas a Francia:

- Aragón. En la provincia de Zaragoza, las comarcas de Sos del Rey Católico, Jaca, Ejea de los Caballeros y Zuera. En la provincia de Huesca, las comarcas de Ayerbe, Barbastro, Binéfar, Boltaña, Castejón de Sos, Grañén, Graus, Huesca, Jaca, Monzón, Sabiñánigo, Sariñena y Tamarite de Litera.

- Cataluña. La totalidad de la provincia de Girona. En la provincia de Barcelona, las comarcas de l`Anoia, Bages, Baix Llobregat, Berguedà, Maresme, Osona, Vallès Occidental y Vallès Oriental. En la provincia de Lleida, las comarcas de Alt Urgell, Alta Ribargorça, Cerdanya, Noguera, Pallars Jussà, Pallars Sobirà, Pla d`Urgell, Segarra, Segriá, Solsonès, Urgell y Vall d`Aran.

- Navarra. La totalidad de la comunidad autónoma.

- País Vasco. La totalidad de la comunidad autónoma.

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/programala2020_tcm30-437541.pdf

 

Mejorar la situación sanitaria de las 13.128 cabras censadas en 613 granjas en Navarra es el objetivo de la campaña que el Gobierno foral ha puesto en marcha para lograr el registro, identificación y diagnóstico de salud de todos los ejemplares, garantizar sus buenas condiciones y erradicar la tuberculosis caprina.
La campaña "Objetivo: Cabras sanas" se compone de cartas, carteles y trípticos con información detallada que se enviarán a los ganaderos de ovino-caprino, y que se difundirán asimismo a través de las oficinas del Gobierno y de las entidades locales, a las que se solicita también su colaboración.
Según ha señalado el Ejecutivo foral, en Navarra existen 13.628 cabras registradas en 613 granjas distribuidas por todo el territorio.
Aunque tradicionalmente las cabras se han criado para producir leche, carne o como animales guía para el pastoreo de rebaños de ovino, actualmente una parte importante del censo existente es propiedad de personas que mantienen ejemplares individuales o pequeños grupos como hobby o para controlar la vegetación de huertos y parcelas de recreo.
Las cabras, como otras especies animales, pueden padecer enfermedades, algunas de las cuales son transmisibles a las personas.
Se da la circunstancia de que en el año 2019 se han detectado varios focos de tuberculosis en cabras, y por ello se va a reforzar la campaña para el control y erradicación de esta enfermedad, contribuyendo a mejorar la salud pública y también la salud de la cabaña caprina.
La campaña recuerda la obligación que tienen los propietarios de registrar e identificar a todas las cabras. Para ello, deben ponerse en contacto con los servicios veterinarios del Departamento de Desarrollo Rural en Pamplona o en las distintas oficinas comarcales.
Los mensajes de la campaña recuerdan la importancia de las cabras, no solo como productoras de cabritos y leche, sino también por su papel en el control de la vegetación, la prevención de incendios y el mantenimiento de la limpieza de terrenos particulares y públicos.
Sin embargo, advierten de que algunas enfermedades que afectan a las cabras, como la brucelosis y la tuberculosis, pueden afectar también a las personas contagiándose por vía respiratoria o consumiendo leche cruda de las cabras. Por ello es fundamental mantenerlas en perfectas condiciones sanitarias.
Las pruebas diagnósticas, que son obligatorias, se realizarán de forma gratuita. Durante el año 2020, el Servicio de Ganadería se pondrá en contacto con los titulares para realizar las pruebas de diagnóstico de la tuberculosis caprina.

Desde la aparición del virus de la lengua azul en el centro y el norte de Europa en 2006, el programa de vigilancia de los diferentes países ha ido evolucionando para incluir el uso de evaluaciones de riesgo y modelos de simulación para monitorear el riesgo de incursión de la lengua azul.

Un ejemplo es el caso de Irlanda del Norte, en el que la producción ganadera es de gran importancia económica, ya que exporta aproximadamente el 75% de sus productos agrícolas. Su programa de vigilancia está diseñado para permitir que se identifiquen medidas efectivas de mitigación para minimizar el riesgo de enfermedades, y para proporcionar garantías adicionales para proteger los mercados de exportación en la Unión Europea (UE) y terceros países.

La vigilancia activa emplea un modelo de dispersión atmosférica para evaluar la probabilidad de transferencia de mosquitos por el viento desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte e identificar áreas de alto riesgo. En estas áreas, la cantidad de ganado analizado para detectar la lengua azul aumenta proporcionalmente. La vigilancia dirigida se dirige a los rumiantes importados de países restringidos y regiones en riesgo de lengua azul. Además, la vigilancia dirigida a las importaciones de alto riesgo ayuda a la detección temprana de enfermedades, ya que, a pesar de todos los controles y medidas preventivas, los animales importados legalmente aún pueden portar el virus.

Un artículo publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science describe el programa de vigilancia de Irlanda del Norte, con la importancia de la vigilancia efectiva en la detección temprana de amenazas y la utilidad de las evaluaciones de riesgos. El artículo está firmado por los siguientes autores: Anastasia Georgaki, Archie Murchie, Ignatius McKeown, David Mercer, Sarah Millington, William Thurston, Karen Burns, Ben Cunningham, Valerie Harkin y Fraser Menzies.

Unos 70 alumnos del Grado de Veterinaria de la Universidad de Extremadura acudieron a la tercera sesión de la asignatura Salidas Profesionales, que en esta ocasión tuvo como tema central la gestión de explotaciones ganaderas y la clínica de campo y contó con José María Plaza Rubio y Ángel de Vicente Báez como ponentes. Por su parte, Juan Antonio Vicente Báez, presidente del Colegio de Veterinarios de Cáceres, inauguró la jornada e instó a los alumnos a que defiendan las competencias de los veterinarios ante el intrusismo laboral.

José María Plaza Rubio aprovechó su presentación para poner en valor el trabajo preventivo del veterinario en las explotaciones ganaderas que “cuando se hace bien puede llegar a pasar desapercibido porque se están evitando los problemas”. Señaló que cuando se está diseñando y desarrollando un programa sanitario en una explotación ganadera se debe hacer en concordancia con los problemas sanitarios del entorno y adaptarse a las peculiaridades de dicha explotación, ya sea de bovino u ovino, según informa la Organización Colegial Veterinaria Española.

En Extremadura, las enfermedades de ovino contra las que se debe estar preparado un programa sanitario eficiente son, principalmente, enterotoxemias, pasterela, clamidias y lengua azul.

En la segunda charla de la jornada, Ángel de Vicente Báez apuntaba en la misma dirección con la idea de que “el mejor veterinario es un buen manejo” de la explotación tanto al nivel de alimentación, vacunas, desparasitación o selección y genética. Por otro lado, recordó a los alumnos que la rentabilidad económica de una explotación ganadera se va a mantener gracias a la PAC y, por tanto, el veterinario debe estar al día de estas políticas y sus novedades, además de otros aspectos como los requisitos y plazos que imponen la administración para garantizar el control, salud y bienestar animal.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, a través de la dirección general de Agricultura y Ganadería, ha informado de que Castilla-La Mancha ha sido declarada oficialmente como región indemne a la brucelosis ovina y caprina.
Así lo refleja la Decisión de Ejecución (UE) 2019/1970, del pasado 26 de noviembre de 2019, por la que se reconoce a la provincia de Toledo como oficialmente indemne de brucelosis ovina y caprina, ha informado este viernes la Junta.
Este reconocimiento, unido al de las provincias de Albacete, Cuenca y Guadalajara en 2017 y Ciudad Real en 2018, supone la confirmación de que esta enfermedad se ha erradicado en Castilla-La Mancha, tanto en ovino y caprino como en ganado bovino.
Esta declaración supone "un hito sanitario de primer orden y un paso consolidado en la mejora del estatus sanitario de la ganadería de la región, siendo la culminación del esfuerzo y trabajo conjunto del sector, desde los ganaderos hasta la Administración, laboratorios, veterinarios de explotación, las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera y de la actuación responsable y rigurosa de los servicios veterinarios oficiales que a lo largo de más de 20 años han estado trabajando intensamente para alcanzar este objetivo", han subrayado las mismas fuentes.
Esta declaración supondrá que a partir de 2020 no serán necesarias las pruebas para el movimiento pecuario y solo se realizará el saneamiento, a modo de centinela, sobre el 10 % de los animales de la región.
De esta forma, se abre una nueva estrategia de vigilancia de la enfermedad, en el que la colaboración entre la Administración regional y el sector será una pieza clave para su mantenimiento.

Javier Collantes

El próximo año 2020 genera optimismo en la ganadería andaluza ya que la parte oriental de la región, donde están las provincias de Granada, Almería, Jaén y Málaga, muy probablemente estará oficialmente "libre" de brucelosis, lo que supondrá un fuerte empuje en los mercados.
Oficialmente supone "de cara a la galería" porque en realidad "no ha habido casos de esta enfermedad en años" en Andalucía, según ha indicado a Efe Miguel Ángel Bolance, veterinario de la organización agraria UPA en Córdoba.
De hecho, la provincia cordobesa fue el pasado 29 de noviembre declarada oficialmente libre de brucelosis por parte de la Unión Europea (UE) uniéndose así a las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla, consideradas por fin todas ellas "indemnes".
Una calificación que "reconoce el enorme esfuerzo realizado por años de presión para que los ganaderos mejoraran la salud de sus explotaciones", en palabras de Bolance, quien ha puesto como esfuerzo ejemplar la labor también de la Administración autonómica y de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG).
Pero no es sólo una cuestión de prurito profesional. También hay mucha economía detrás. "La brucelosis es una enfermedad que provoca un número de abortos muy elevado en los animales" y eso no deja de ser dinero perdido.
Al mismo tiempo, cuando las explotaciones no tienen que realizar controles de brucelosis exhaustivos, y por ello se entiende la totalidad de los animales, se gana tiempo. Y en este caso, "el tiempo es dinero", recuerda Bolance.
Y es que recoger animales para el chequeo tiene un coste. Y cuando se considera provincia indemne, ya no es el 100 por ciento de la ganadería mayor de seis meses, sino sólo un 10 por ciento de los animales, con lo que ya no es necesario contratar a personal externo para la recogida y se agilizan de forma extrema las labores de saneamiento.
Pero los beneficios van muchos más allá. "Se revalorizan los animales de estas provincias de cara a un mercado que cada vez es más exigente con estas cuestiones, porque deja de haber límites", explica el veterinario de la UPA, quien recuerda que en el caso del caprino "hay muchos animales vivos que se exportan hacia Europa porque son apreciados allí".
Eso, por tanto, también se va a notar en beneficio de los ganaderos cordobeses y de los productores de queso de oveja, cabra y vaca.
Y por si fuera poco, también esta la sanidad humana. La brucelosis se transmite también a los humanos, a través de la leche o del queso fresco, provocando lo que se llama como la fiebre de malta.
Una enfermedad molesta y peligrosa, en el sentido de que pueden provocar también abortos en humanos. De hecho, cuando el control era mucho menor, hace de esto 15 o 20 años, había episodio de esta fiebre de forma más habitual.
La mejor noticia, por tanto, será cuando Andalucía por completo esté libre de brucelosis. Algo que ha estado a punto de ocurrir este mismo año, pero que por razones burocráticas más que sanitarias no ha podido ser.
"El caso es que para ser declarado indemnes hay que tener saneados todas las explotaciones censadas antes de final de año y no ha podido ser porque algunas de las granjas se han quedado fuera de plazo".
Pero el veterinario es optimista de cara al próximo año, hasta el punto de considerar que la comunidad andaluza podría quitarse de encima esta losa para el próximo año y no tener que esperar como mucho a 2021. 

La peste de los pequeños rumiantes está circulando ampliamente en zonas de África y Asia. Esta patología tiene importantes consecuencias para la economía y el desarrollo de los países afectados y en África oriental se considera endémica. Por lo tanto, se realizó un estudio por parte de científicos franceses para valorar el riesgo de introducción de la enfermedad en algunas zonas cercanas.

Se desarrolló una evaluación de multicriterios basada en el Sistema de Información Geográfica (SIG). Los factores de riesgo de aparición y propagación de la peste de los pequeños rumiantes, y su importancia relativa, se identificaron mediante la revisión de la literatura y el conocimiento basado en expertos. Los datos geográficos correspondientes se recopilaron, estandarizaron y combinaron en base a una combinación lineal ponderada para obtener mapas de idoneidad.

Los resultados destacan la eficiencia del método GIS-MCE, que puede aplicarse a diferentes escalas geográficas: continental, nacional y local. Los mapas resultantes proporcionan herramientas de apoyo a la decisión para la implementación de medidas de vigilancia y control de enfermedades, contribuyendo así al objetivo de erradicación de la peste de los pequeños rumiantes de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para 2030.

El artículo se ha publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores: Anne Sophie Ruget, Annelise Tran, Agnès Waret Szkuta, Youssouf O. Moutroifi, Onzade Charafouddine, Eric Cardinale, Catherine Cetre Sossah y Veronique Chevalier.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha actualizado al sector las cifras de los programas de vigilancia de enfermedades animales y fauna silvestre de 2019 durante la reunión de la Mesa Ganadera.
La consejera de Agricultura, Eva Hita, ha presidido la primera reunión de la Mesa Ganadera en la presente legislatura con asistencia de los representantes de las organizaciones agrarias (ARAG-Asaja, UAGR y UPA) y del Colegio Oficial de Veterinarios de La Rioja, ha informado el Gobierno en una nota.
El jefe de Servicio de Ganadería, Javier Puértolas, ha reiterado al sector que La Rioja es una región oficialmente indemne frente a la brucelosis bovina -con 322 rebaños y 36.500 animales chequeados en el presente año-, y frente a la brucelosis ovina y caprina, para la que se controlan todos los años la tercera parte de los rebaños -en este 2019, 132 rebaños y 15.000 animales chequeados-.
La Rioja se muestra, asimismo, libre de todos los serotipos de la enfermedad de la lengua azul.
En referencia a la vigilancia ejercida ante las encefalopatías espongiformes transmisibles, Puértolas ha informado de que se han tomado hasta octubre de 2019 282 muestras en ganado bovino -con la obligatoriedad de incluir a todos los bovinos mayores de 48 meses muertos en explotación-; 100 muestras en ovino y 71 muestras en caprino con resultado negativo.
Puértolas ha incidido a este respecto en los necesarios controles efectuados sobre las harinas en alimentación animal y la obligatoriedad de la toma de muestras en explotaciones autorizadas para alimentación de aves necrófagas.
Desde la Consejería de Agricultura y Ganadería se ha transmitido, asimismo, las medidas de vigilancia activa y pasiva frente a la gripe aviar, en coordinación con los organismos nacionales e internacionales.
En referencia a las enfermedades del porcino, los representantes de la Consejería han subrayado al sector la importancia de la vacunación frente a la enfermedad de Aujeszky, patología infecciosa con alta capacidad de contagio.
En la región se han evaluado 72 explotaciones con la recogida de 4.046 muestras con resultado negativo. También han destacado la intensificación de la vigilancia activa y pasiva frente a la peste porcina africana, reforzada por las encuestas de bioseguridad en las explotaciones porcinas.
Respecto a la tuberculosis bovina se han chequeado más del 80 por ciento de los rebaños (280 de 322) y animales censados (36.187 de 44.457).
La prevalencia en 2019, en torno al 2 por ciento, es levemente superior a los niveles de 2018, por causas como el mayor rigor en el diagnóstico, la implicación de todo el sector en su detección, los falsos negativos en reses anérgicas que no responden a pruebas diagnósticas, así como la intensificación de la vigilancia por la implementación del Programa de Erradicación de Tuberculosis Bovina de la Unión Europea, entre otros factores.
La Consejería de Agricultura ha compartido adicionalmente el estatus del programa de vigilancia de la fauna silvestre, que se implementa en las temporadas de caza mayor, para la toma de muestras de animales abatidos en las cacerías.
De los 119 jabalíes analizados en el periodo 2018-2019, un jabalí ha dado positivo a tuberculosis bovina.
En el transcurso de la Mesa Ganadera, los representantes de las organizaciones agrarias han transmitido a la consejera sus prioridades para ser abordadas en la presente legislatura. La consejera ha reiterado su "apoyo máximo al sector ganadero desde una actitud constructiva, colaboradora y de escucha".

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder