Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

En el sur de África, los pequeños rumiantes son una fuente importante de nutrición e ingresos para los pequeños productores de escasos recursos. Después de extenderse de África occidental a África central y oriental, la peste de los pequeños rumiantes también se ha extendido a algunas zonas del sur del continente, como son los casos de la República Unida de Tanzania, Angola, la República Democrática del Congo y las Comoras. Las estrategias para el control de la enfermedad en la zona sur de África ha sido analizada en un artículo de investigación publicado por diferentes expertos internacionales.

La enfermedad puede causar una morbilidad y mortalidad considerables en poblaciones ingenuas de ovejas y cabras e impactar severamente los medios de vida rurales, particularmente los de las mujeres. Todavía existen lagunas en el conocimiento de la epidemiología de la peste de los pequeños rumiantes, particularmente en torno al papel del movimiento de pequeños rumiantes y el papel de la abundante vida silvestre en el sur de África. La capacidad de los servicios veterinarios para llevar a cabo la vigilancia y el control de la enfermedad es heterogénea dentro de la región, y la vacunación es limitada.

La estrategia panafricana para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes refleja la estrategia global y proporciona el marco para que la región de la Comunidad de Desarrollo del África Meridional (SADC) cumpla con el objetivo de erradicación para 2030. Cinco países y una zona dentro de Namibia están oficialmente libres de la enfermedad según los estándares de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). La mayoría de los países han desarrollado estrategias nacionales para el control y la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes.

Para fortalecer los objetivos del programa nacional y regional de erradicación de la enfermedad, existe la necesidad de una vigilancia regional basada en el riesgo adaptada a los países infectados, de alto riesgo y de bajo riesgo que permita un control específico y eficiente, una respuesta rápida a las incursiones y la prevención de la propagación a medida así como una mejor preparación. Será necesario un apoyo internacional y nacional continuo que incluya diagnósticos de laboratorio y una mayor capacidad de vigilancia para evitar una mayor propagación hacia el sur del continente.

El artículo se ha publicado en la revista Frontiers in Veterinary Science y está firmado por los siguientes autores: Andrea Britton, Alexandre Caron y Berhanu Bedane.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha actualizado su ‘Guía de actuación en explotaciones en caso de sospecha de fiebre aftosa’, en el que se recogen algunos aspectos como las observaciones clínicas que provocan que una explotación sea sospechosa de tener la enfermedad o las medidas de bioseguridad que, desde el propio Ministerio se consideran fundamentales para evitar la propagación de la enfermedad.

 Observaciones clínicas en animales susceptibles

- Fiebre, con desarrollo de vesículas en espacios interdigitales, rodetes coronarios, piel de carpos y tarsos, boca (encías, lengua, rodete dentario y demás zonas con mucosa oral), labios, hocico y mamas.

- Fiebre, con aparición de lesiones ulcerativas en espacios interdigitales, rodetes coronarios, piel de carpos y tarsos, boca (encías, lengua y demás mucosa oral), labios, hocico y mamas (pezones).

- Cojeras, ptialismo, sialorrea, dificultad en la masticación y deglución, rechinar de dientes.

- Lesiones en la mucosa de la faringe, esófago o rumen.

- Miocarditis en animales jóvenes con muerte súbita y abortos.

 Medidas de bioseguridad

Medidas a tomar para la entrada en la explotación sospechosa:

- Dejar el vehículo fuera de la explotación (a ser posible en una zona en la que no haya habido animales susceptibles).

- Introducir en la explotación sólo el material estrictamente necesario, preferentemente desechable para ser eliminado en la propia explotación o que pueda ser limpiado y desinfectado a la salida (si no es posible, debe protegerse en bolsas con auto cierre o contenedores que permitan la desinfección).

- Establecer en una zona limpia (fuera de la explotación) un punto de desinfección que permita separar una zona limpia y una zona sucia (la zona limpia hacia el coche, la sucia hacia la explotación).

- Las personas que visiten una explotación sospechosa o afectada, sobre todo si entran en contacto con animales o sus productos, deberán cumplir un período de cuarentena antes de visitar otras explotaciones con especies sensibles que será como mínimo de 72 horas.

Restricción y control de movimientos en la explotación sospechosa:

- Prohibir la entrada y salida de animales de especies sensibles y sus productos en la explotación, los animales permanecerán a ser posible aislados del exterior. - Restringir la entrada y salida de animales de otras especies, personas y vehículos capaces de transmitir el virus de la fiebre aftosa.

- Establecer un único punto de acceso a la explotación, lo que permitirá un mejor control de las entradas y salidas que se realizarán con previo aviso y autorización de la autoridad competente.

Limpieza y desinfección. Un aspecto muy importante es la aplicación de correctas medidas de limpieza y desinfección, por lo que será necesario habilitar, en caso de no haberlos, los medios necesarios para ello, como pediluvios, vados de desinfección, equipos de desinfección en mochila para los bajos e interior de los vehículos, etc. Es prioritario que se limiten las visitas al mínimo imprescindible y en caso de ser necesarias, se aplicarán medidas de limpieza y desinfección a todo lo tenga que entrar y salir de la explotación y pueda suponer riesgo de diseminación del virus: vehículos, veterinarios, ganadero, productos. Un aspecto muy importante que debemos recordar es que una correcta limpieza (eliminación de la suciedad visible) acaba con más del 99% de los agentes patógenos, es un requisito imprescindible para que la desinfección sea efectiva. Por ello, deberemos poner una gran atención en que la limpieza sea adecuada antes de proceder a la desinfección.

Para la correcta desinfección de superficies en importante elegir un desinfectante que sea efectivo para el agente patógeno concreto, así como que la concentración y tiempo de contacto sea el adecuado. El virus de la fiebre aftosa es un virus que carece de envuelta lipídica, por lo que es relativamente resistente a desinfectantes lipofílicos como los detergentes. Tampoco son sensibles a los bactericidas clásicos como compuestos de amonio cuaternario o fenólicos. Resulta muy sensible a los ácidos, álcalis y calor, pero es capaz de sobrevivir durante largos periodos en condiciones de pH neutro y bajas temperaturas. Su elevada inestabilidad a pH inferior a 6 o superior a 9 resulta esencial para la elección del tipo de desinfectante.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado una actualización sobre los casos de fiebre aftosa en diversos países del mundo, con especial incidencia en los países del norte de África, debido a su cercanía. Uno de los aspectos más destacados de esta actualización es la presencia de diversos casos de la enfermedad en Marruecos y Argelia.

La fiebre aftosa es una enfermedad vírica aguda altamente contagiosa que afecta a animales de pezuña hendida, incluidos porcinos, bovinos, ovinos y caprinos. La enfermedad es endémica en muchos países de África, Oriente Medio, Asia y América del Sur, aunque en estas dos últimas zonas se han experimentado mejoras considerables en los últimos años.

A continuación, se recogen los aspectos más recientes de la enfermedad en cada uno de los países del norte de África.

 Marruecos

Marruecos comunicó a la Organización Mundial de la Sanidad Animal el pasado 10 de enero un nuevo brote de fiebre aftosa serotipo O con la confirmación de un foco en el centro del país en la región de Béni Mellal-Khénifra, en una explotación con un censo de 81 bovinos y 55 ovinos, de los cuales 9 bovinos mostraron signos clínicos de la enfermedad. Todos los animales fueron sacrificados.

Desde entonces hasta el 2 de octubre de 2019, han sido declarados en total 46 focos afectando a 99 bovinos, 24 caprinos y 299 ovinos. Cabe destacar uno de los focos notificado el 17 de enero, que afectó a una explotación con un censo de siete bovinos, de los cuales cuatro presentaron signos clínicos, localizada en Tánger, al norte del país.

Las autoridades marroquíes han puesto inmediatamente en marcha medidas para evitar la diseminación de la enfermedad a partir de los focos detectados, tales como: prohibición del movimiento y control intensivo dentro de las zonas de protección y vigilancia perifocales, vacío sanitario, limpieza y desinfección de las explotaciones afectadas, investigación epidemiológica al objeto de tratar de esclarecer el origen de los focos y su posible diseminación, así como vacunación peri-focal con vacuna frente al serotipo O. Además, en el país se encuentra implantado un programa de vacunación exclusivamente en el ganado vacuno, con revacunaciones anuales.

 Argelia

El 28 de junio de 2018, Argelia notificó a la OIE un nuevo foco de fiebre aftosa, del serotipo O, en la región de Tizi Ouzou, al norte del país, en una explotación con un censo de 13 bovinos, entre los que hubo 12 animales afectados por la enfermedad que mostraron los siguientes signos clínicos: fiebre, estomatitis, salivación, lesiones en la lengua, cojera, lesiones cutáneas, úlceras en la cavidad oral, en las ubres y en los espacios interdigitales. Desde el inicio del brote hasta el 2 de octubre de 2019, Argelia ha declarado un total de 317 focos en varias regiones localizadas mayoritariamente en el norte del país, afectando en total a 218 bovinos, 348 caprinos y 5.804 ovinos.

 Túnez

El 24 de diciembre de 2018, Túnez comunicó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) un nuevo brote de fiebre aftosa, en concreto del serotipo O, con la confirmación de cuatro focos en cuatro regiones diferentes de la mitad norte del país. Desde entonces hasta el 7 de marzo de 2019, fecha en la que fue declarado resuelto, fueron confirmados en total 14 focos, afectando a 40 bovinos y 75 ovinos.

 Libia

Libia comunicó el 13 de mayo un nuevo brote de fiebre aftosa con la confirmación de dos focos de serotipo O en dos explotaciones del norte del país con un censo total de 15 y 32 bovinos, entre los que hubo 12 y 4 animales afectados, respectivamente. Según el informe enviado a la OIE, se observaron signos clínicos compatibles en vacas lecheras en diferentes regiones y se tomaron muestras para ser enviadas al Laboratorio de Referencia de Brescia (Italia). La última aparición de la enfermedad en Libia había tenido lugar en diciembre de 2014. Desde el inicio del brote hasta el 12 de junio de 2019, fecha en la que fue declarado resuelto, se confirmaron en total 9 focos afectando a 22 bovinos y 153 ovinos.

En una circular del Centro Nacional de Sanidad Animal publicada el 15 de junio de 2019 se informaba que se habían tomado muestras de animales de varias ciudades, entre ellas Trípoli, Bengasi, Tajoura, Misurata y Gharyan, y el diagnóstico inicial había confirmado la infección por el virus de la fiebre aftosa. Además, se indicaba que se estaba en proceso de proporcionar la vacuna contra esta enfermedad.

 Egipto

Durante febrero y marzo de 2019, se llevó a cabo la campaña nacional de vacunación frente a fiebre aftosa y fiebre del Valle del Rift en 3,5 millones de bovinos y búfalos y 250.000 ovinos y caprinos, alcanzándose por primera vez el objetivo del 89% de cobertura, superando el 81% alcanzado en 2018.

 

Documento completo: https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/informe_fa_tcm30-378728.pdf 

 

Entre las actividades propuestas para el nuevo periodo figura la ampliación de su ámbito de actuación a nuevas enfermedades transfronterizas de gran importancia para España

La EuFMD, comisión regional de la FAO en Europa, tiene como objetivos básicos mejorar la capacidad de respuesta ante la aparición de crisis sanitarias y reducir el riesgo de entrada y diseminación de enfermedades animales en Europa

El director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentin Almansa, ha participado en la reunión del Comité Ejecutivo de la EuFMD, que se inició ayer y ha concluido hoy en Paris, en el que se ha aprobado su nuevo Plan bienal de trabajo para el periodo 2020-21.

 Entre las actividades propuestas cabe destacar la mejora de la preparación para el manejo de crisis sanitarias en los países miembros, incluyendo un programa de formación sobre la Fiebre Aftosa (webinars, cursos online, organización de simulacros). También se ha propuesto la reducción del riesgo de la Fiebre Aftosa para Europa mediante la mejora de los sistemas de vigilancia epidemiológica en los países de su entorno geográfico.

 Otros planteamientos para el nuevo periodo son el control de calidad y suministro de vacunas eficaces frente a la Fiebre Aftosa en estos países afectados por la enfermedad, así como la ampliación del ámbito de actuación de EuFMD a otras enfermedades transfronterizas presentes en la región del Magreb y zonas colindantes y, por tanto, de riesgo para España y para Europa, como la Peste de los pequeños rumiantes, la Viruela ovina y caprina, la Fiebre del valle del Rift y la Fiebre efímera bovina.

 El desarrollo de estas actividades, especialmente aquellas destinadas a mejorar los sistemas de control de enfermedades en los países del Magreb, resultan de gran importancia para reducir el riesgo de introducción de las mismas en nuestro país.

 La EuFMD es una comisión regional de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que tiene como objetivos básicos mejorar la capacidad de respuesta ante la aparición de crisis sanitarias y reducir el riesgo de entrada y diseminación de enfermedades animales en Europa.

Creada en 1954, presta apoyo a sus Estados miembros en la región europea, actualmente 36, con el fin de prevenir la Fiebre aftosa (FA) en la región. Para ello, realiza acciones coordinadas junto con la Unión Europea a través de la DG-SANCO de la Comisión Europea.

Muchas campañas históricas de erradicación de enfermedades se han caracterizado por una movilización a gran escala y campañas de vacunación masiva a largo plazo. A medida que aumenta la duración de un programa, el costo total también aumenta, pero la efectividad y la sostenibilidad disminuyen, lo que a veces resulta en una pérdida prematura del apoyo de los interesados, fatiga o retrocesos importantes.

En contraste con este enfoque de guerra de trincheras, el investigador francés Angus R. Cameron propone en un artículo publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science una estrategia de erradicación modelada en tácticas de guerrilla. Para la erradicación de la peste de los pequeños rumiantes, esto significa un alejamiento de la vacunación masiva a largo plazo, centrándose en cambio en abordar algunos de los desafíos que han plagado los programas de erradicación anteriores: la vigilancia ineficaz y la gestión del movimiento.

Los desarrollos recientes en la vigilancia han demostrado que ahora es posible capturar información sobre casi todos los casos de enfermedades, todos los movimientos y todas las actividades de control, de toda la población en tiempo real. El desarrollo de sistemas de vigilancia potentes, efectivos y sostenibles es un requisito previo esencial para la erradicación rápida y asequible de la peste de los pequeños rumiantes.

La peste de los pequeños rumiantes puede eliminarse rápidamente de poblaciones pequeñas al lograr niveles muy altos de cobertura de vacunación por solo un corto período. El desafío clave es, entonces, prevenir la reintroducción de la enfermedad a medida que disminuye la inmunidad y responder de manera rápida y efectiva en el caso de nuevos brotes locales. Una comprensión integral de los patrones de movimiento y sus impulsores permitirá implementar una erradicación progresiva rápida. La población se puede dividir en unidades manejablemente pequeñas, dirigidas secuencialmente para la vacunación de alta cobertura y corta duración, y luego pasar a la siguiente unidad en la dirección del flujo de animales. Este enfoque optimiza el uso de los recursos disponibles y minimiza el desafío y la interrupción de la gestión del movimiento retrógrado de las áreas infectadas a las no infectadas. Se requieren altos niveles de participación de la comunidad para lograr la calidad de la vigilancia, la gestión del movimiento y la respuesta rápida necesaria para el éxito.

OVINO 18-Parasitovi Foto 8 web

La revista Badajoz Veterinaria, editada por el Colegio Oficial de Veterinarios de Badajoz, ha publicado en su último número un artículo de divulgación elaborado por Luis Miguel Izquierdo Jerónimo, en el que se habla de la cenurosis o ‘modorra’ en ganado ovino.

Uno de los puntos de este artículo destaca las medidas de control que se pueden poner en marcha en las explotaciones para evitar esta enfermedad. Son las siguientes:

- Desparasitación de todos los cánidos de la explotación. Los perros deberán permanecer encerrados, apartados de las ovejas, durante al menos seis días y sus heces destruidas a diario mediante cremación. Pauta de desparasitación al menos tres veces al año.

- Correcta gestión de los cadáveres. Es necesaria una infraestructura para el depósito de los animales muertos hasta su retirada por la empresa gestora.

- Eliminación de los animales con sintomatología. Los ejemplares enfermos en fase avanzada no se van a recuperar, por lo que se considera necesario el sacrificio por motivos económicos y para disminuir la infestación en la granja.

- Análisis parasitológico previo a las desparasitaciones.

- Concienciación del ganadero. Además de las repercusiones económicas en la explotación, debe tenerse en cuenta que se trata de una zoonosis.

Septiembre es el mes marcado en el calendario de la fiebre catarral ovina o lengua azul como clave para una reactivación de la circulación del virus, ya que la disminución de las horas de luz y la llegada de la climatología más templada son las épocas más propicias para que tenga actividad el mosquito ‘Culicoides’, principal vector de la enfermedad.

Esta época de mayor actividad llega en un año 2019 en el que únicamente se ha declarado un foco de lengua azul en el territorio nacional, según los datos oficiales que ofrece a través de su página web la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Ese único caso se confirmó a principios del ejercicio, en concreto el 17 de enero. El virus se encontró en una explotación ‘centinela’ ubicada en el municipio malagueño de Casares, que se encuentra en la comarca veterinaria de Estepona – Costa de Málaga. Desde entonces, prácticamente ocho meses de silencio epidemiológico.

tembladera

 

Un foco de scrapie o tembladera ha sido declarado durante el presente mes de agosto en una explotación ganadera de la localidad navarra de Tafalla, ubicada en la comarca veterinaria del mismo nombre. Se trata de, por el momento, el único caso de scrapie confirmado en España durante agosto, ya que su fecha de confirmación es el día 2 de agosto, mientras que para encontrar el anterior foco hay que remontarse hasta el 7 de junio, cuando se confirmó un caso en Camañas (Teruel).

Con este nuevo caso, ya son 19 los focos que se han confirmado en el territorio español durante el presente año 2019, con la siguiente distribución de notificaciones por comunidades autónomas: Aragón (3), Castilla y León (8), Andalucía (2), Canarias (2), Navarra (2), Comunidad Valenciana (1) y Extremadura (1).

La Junta de Andalucía ha abierto el plazo para presentar las solicitudes de ayudas que respaldan la ejecución de los programas sanitarios realizados bajo el amparo de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) para el periodo 2019-2020. En concreto, el presupuesto total de estos incentivos financiados en su totalidad por la Junta de Andalucía, asciende a 4,6 millones de euros.

Entre estos programas, están algunos que involucran directamente a los pequeños rumiantes como es el Programa de Calificación de Tuberculosis Caprina, el Programa de Vigilancia, Control y Erradicación de la Fiebre Catarral Ovina o Lengua Azul, el Programa de la Agalaxia Contagiosa Ovina y Caprina y el Programa de Vacunación frente el Aborto Enzoótico Ovino.

En cuanto al plazo de presentación de las solicitudes, las entidades susceptibles de beneficiarse de estas subvenciones pueden realizar el trámite hasta el próximo día 31 de agosto de 2019, que reconocen, desde el Gobierno andaluz, el importante papel de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera y se fomenta la adhesión de los profesionales del sector a estas entidades.

Para la concesión de estas ayudas de concurrencia competitiva, se valora tanto la cantidad de explotaciones a las que da servicio cada Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera solicitante como el número de Unidades de Ganado Mayor que se beneficiaría de la actuación, el personal veterinario disponible para el desarrollo de las acciones sanitarias, el porcentaje de realización de guías a través del servicio de ADSG-web y Guía Telemática de Andalucía, y la gestión de un centro de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de animales.

Han pasado dos meses desde que se declarara el último foco de scrapie o tembladera en el territorio nacional, lo que significa que el verano ha traído una reducción en los casos que se han notificado de esta enfermedad, que había tenido un goteo constante durante el primer semestre del año. El último caso de scrapie confirmado se notificó el pasado 7 de junio, en una explotación ubicada en el municipio de Camañas, dentro de la comarca veterinaria de Alfambra, en la provincia de Teruel.

Hasta el momento, se han notificado oficialmente la presencia de 18 casos de scrapie en España durante el presente año. Las comunidades autónomas en las que se ubican estos casos son las siguientes: Aragón (3), Castilla y León (8), Andalucía (2), Canarias (2), Navarra (1), Comunidad Valenciana (1) y Extremadura (1). Por lo tanto, la enfermedad se ha notificado en siete regiones, con una fuerte preponderancia en el caso de Castilla y León.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder