Mostrando publicaciones por etiqueta: Planes sanitarios

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha comenzado el reparto de 6,7 millones de dosis de vacunas para hacer frente a la lengua azul después de que una reciente orden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación haya ampliado estas vacunaciones durante 2019-2020.
Las vacunas han sido adquiridas con fondos propios de la Junta de manera que se está consiguiendo controlar la enfermedad sin provocar restricciones comerciales a los ganaderos, teniendo carácter obligatorio para el censo ovino y bovino de más de tres meses de edad de las explotaciones ganaderas, según un comunicado.
En concreto, se van a distribuir 3,7 millones de dosis de vacunas frente al serotipo 4 y otros 3 millones de dosis frente al serotipo 1 de la enfermedad de la lengua azul.
El reparto de las vacunas a los titulares de explotaciones y los veterinarios de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera, ADSG, se realiza desde las delegaciones territoriales de la Consejería y las oficinas comarcales agrarias que llevan a cabo un registro informático y documental de los productos facilitados.
Después de los brotes de lengua azul registrados en distintas comarcas desde septiembre de 2014, Andalucía debe aplicar el programa nacional de vigilancia y erradicación de esta enfermedad, lo que obliga a vacunar al ganado ovino y bovino.
La normativa estatal impone esta vacunación de todas las ovejas y vacas de más de tres meses en las zonas afectadas, siendo 2019 el quinto año consecutivo de vacunaciones obligatorias

El adenocarcinoma pulmonar ovino es un cáncer de pulmón contagioso de ovejas causado por un retrovirus ovino, que induce la transformación de las células epiteliales secretoras del tracto respiratorio distal. La enfermedad se ha registrado en las principales áreas de cría de ovejas con las excepciones de Australia y Nueva Zelanda, y se caracteriza clínicamente por un proceso respiratorio crónico que a menudo involucra la producción de líquido pulmonar que se descarga de las fosas nasales en las etapas finales de la enfermedad.

Con esta premisa parte un artículo publicado en la revista Small Ruminant Research por investigadores españoles de la Universidad de Zaragoza y de Gabinete Técnic o Veterinario.

Se ha aceptado que la vía respiratoria es el modo natural de transmisión más importante para el retrovirus, pero el calostro y la leche pueden transmitirlo a los corderos. En rebaños afectados, en condiciones endémicas, las ovejas infectadas pueden estar presentes en una proporción alta, pero muy pocas de ellas desarrollan signos clínicos. Dichos animales aparentemente sanos son responsables de la propagación de la enfermedad porque es difícil identificar los animales infectados o las etapas preclínicas. No hay pruebas serológicas de diagnóstico debido a la falta de una respuesta inmune detectable en animales infectados, y aunque las pruebas moleculares en sangre están disponibles, su sensibilidad es baja.

Por esta razón, la enfermedad no se ha controlado hasta el momento y continúa causando pérdidas económicas significativas. Las estrategias de control basadas en el calostro y el manejo de la leche han demostrado ser efectivas pero costosas para la mayoría de los rebaños comerciales. En los últimos años, los esfuerzos para controlar la enfermedad se han centrado en los métodos de búsqueda para el diagnóstico temprano y el próximo futuro parece ser el establecimiento de un estado de bajo riesgo en los rebaños. Sin embargo, trabajar para mejorar la identificación de animales infectados es esencial para la implementación de estrategias efectivas para la erradicación.

El artículo está firmado por los siguientes autores: A. Ortín, M. De las Heras, M. Borobia, M.A. Ramo, M. Ortega y M. Ruiz de Arcaute.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía se está planteando la posibilidad de poner en marcha en su comunidad autónoma un programa voluntario contra la agalaxia contagiosa, que afectaría a explotaciones de ganado ovino y caprino. Con la participación de los laboratorios oficiales, se podrían comenzar a certificar las explotaciones libres de esta enfermedad. Aunque todavía tiene que definirse, lo cierto es que se pretende poner en marcha en el mes de enero de 2020 si se cumplen las condiciones adecuadas para su funcionamiento.

En su intervención durante el pasado Foro Nacional del Caprino celebrado en la localidad malagueña de Antequera, Manuel Fernández Morente, jefe de Servicio de Sanidad Animal de la Junta de Andalucía, habló sobre la posibilidad de aprobar este plan: “Nuestra intención es poner en marcha un programa voluntario de agalaxia contagiosa, pero dependerá fundamentalmente de la evolución en el programa de tuberculosis caprina, para que pueda haber una mayor financiación para la agalaxia”.

Este posible plan de agalaxia contagiosa y el ya citado de tuberculosis caprina se unen a las campañas de saneamiento oficiales en Andalucía, que han conseguido que no se hayan declarado casos de brucelosis en rumiantes este año en la comunidad autónoma, y al control de las encefalopatías espongiformes transmisibles. También se toman medidas en relación a la lengua azul, con la vacunación de ovinos.

cabras salvajes

 

La aparición de varios casos de sarna sarcóptica en cabra hispánica en Castellón refleja, a juicio del Colegio de Veterinarios de esta provincia, un problema sanitario mayor vinculado con la superpoblación de ciertas especies cinegéticas. Como también ocurre con el jabalí, se trata de fauna sin depredadores locales, que se están reproduciendo en un hábitat cada vez mayor, dado el incremento de masa forestal a su vez ligado al creciente abandono rural.

Hasta el momento, la incidencia de esta enfermedad parasitaria no amenaza las explotaciones ganaderas que, gracias a los veterinarios de ADS (Agrupación de Defensa Sanitaria), se encuentran saneadas pero de no atajarse a medio plazo, el descontrol demográfico de estos animales salvajes podría facilitar la extensión de otras enfermedades más amenazantes. Sería el caso de zoonosis como la tuberculosis o la brucelosis y de enfermedades como la Agalaxia o la Artritis Encefalitis Caprina (CAE), con índices de morbilidad y mortalidad mucho más altos que la sarna.

De ahí que, de cara al inicio de esta legislatura, el Colegio de Castellón reivindique que el control poblacional de estas especies “sea un objetivo prioritario” para el nuevo Consell y que se coordinen tales actuaciones con las de otras regiones vecinas. “No creo que convenga alarmar porque, de momento, se han confirmado pocos casos –sólo 15 frente a los cientos de otras regiones vecinas-, no se han dado positivos en ciervos (que también puede afectarles la sarna) y la Consellería de Agricultura ha actuado de forma preventiva mucho antes incluso del primer positivo, repartiendo a agentes forestales y a los cotos pienso medicamentoso y ajustando el sistema de cupos de los cotos a los censos”, destaca el presidente del Colegio de Castellón, Luis Miguel Gargallo.

La sarna es una dermatosis muy contagiosa, con un claro efecto estacional. Lo habitual es que los ácaros muestren su máxima actividad en otoño; sin embargo, en climas templados suele observarse un incremento considerable de la prevalencia a finales del invierno. A pesar de ello, el contagio a la ganadería es más fácil en verano, ya que los ácaros son capaces de conservar su vitalidad en épocas de calor durante varias semanas. En el caso de Castellón, con explotaciones extensivas de ovino-caprino con puntos críticos de contagio (en muchas ocasiones pueden serlo los abrevaderos), se da una gran coincidencia entre el hábitat de la cabra hispánica –comarca de Els Ports, la Tinença de Benifassà– con las zonas donde radican buena parte de los pastos y de las explotaciones de ovino-caprino. “Convendría que, en caso de que se produjera un repunte, se repartiese a las ADS ivermectina (o similar) para tratar los animales porque es muy eficaz y versátil y se distribuyese también insecticida para realizar una correcta desparasitación”, advierte Gargallo quien insiste en que, “de momento, no hemos llegado a tal grado de emergencia”.

El Colegio de Castellón se muestra partidario de que la Conselleria, de la mano de los responsables de los cotos y agentes forestales, realice un esfuerzo mayor para censar las poblaciones reales y principales ubicaciones de las especies citadas.

covetcas 1 web

Covetcas reclama un plan global de control de estas especies ante la amenaza que suponen para el ovino-caprino y el porcino otras enfermedades más graves que este ácaro

La aparición de varios casos de sarna sarcóptica en cabra hispánica en Castellón refleja, a juicio del Colegio de Veterinarios (Covetcas) de esta provincia, un problema sanitario mayor vinculado con la superpoblación de ciertas especies cinegéticas. Como también ocurre con el jabalí, se trata de fauna sin depredadores locales, que se están reproduciendo en un hábitat cada vez mayor, dado el incremento de masa forestal a su vez ligado al creciente abandono rural. Hasta el momento, la incidencia de esta enfermedad parasitaria no amenaza las explotaciones gana-deras que, gracias a los veterinarios de ADS (Agrupación de Defensa Sanitaria), se encuentran saneadas pero de no atajarse a medio plazo, el descontrol demográfico de estos animales salvajes podría facilitar la extensión de otras enfermedades más amenazantes. Sería el caso, en ovino-caprino, de zoonosis como la tuberculosis o la brucelosis y de enfermedades como la Agalaxia o la Artritis Encefalitis Caprina (CAE), con índices de morbilidad y mortalidad mucho más altos que la sarna. De igual manera, la superpoblación de jabalíes es un factor de riesgo frente a la Peste Porcina Africana (PPA), que ya está presente en nueve Estados europeos y cuyos focos amenazan la frontera franco-belga. O la de conejos, muy relacionado con la presencia de garrapatas. De ahí que, de cara al inicio de esta legislatura, Covetcas reivindique que el control poblacional de estas especies “sea un objetivo prioritario” para el nuevo Consell y que se coordinen tales actuaciones con las de otras regiones vecinas.

“No creo que convenga alarmar porque, de momento, se han confirmado pocos casos –sólo 15 frente a los cientos de otras regiones vecinas-, no se han dado positivos en ciervos (que también puede afectarles la sarna) y la Consellería de Agricultura ha actuado de forma preventiva mucho antes incluso del primer positivo, repartiendo a agentes forestales y a los cotos pienso medicamentoso y ajustando el sistema de cupos de los cotos a los censos”, destaca el presidente de Covetcas, Luis Miguel Gargallo. Es más, los resultados del laboratorio encargado de certificar los posibles positivos -el servicio SAIGAS de la Facultad de Veterinaria del CEU- está acreditando que “en algunos casos, cabras que fueron abatidas por creer que estaban afectadas, no padecían sarna y se habían confundido los síntomas, por ejemplo, con una afección por piojos malófagos”, aclara el representante colegial.

La sarna es una dermatosis muy contagiosa, con un claro efecto estacional. Lo habitual es que los ácaros mues-tren su máxima actividad en otoño; sin embargo, en climas templados suele observarse un incremento considerable de la prevalencia a finales del invierno. A pesar de ello, el contagio a la ganadería es más fácil en verano, ya que los ácaros son capaces de conservar su vitalidad en épocas de calor durante varias semanas. En el caso de Castellón, con explotaciones extensivas de ovino-caprino con puntos críticos de contagio (en muchas ocasiones pueden serlo los abrevaderos), se da una gran coincidencia entre el hábitat de la cabra hispánica –comarca de Els Ports, la Tinença de Benifassà- con las zonas donde radican buena parte de los pastos y de las explotaciones de ovino-caprino. “Convendría que, en caso de que se produjera un repunte, se repartiese a las ADS Ivermectina (o similar) para tratar los animales porque es muy eficaz y versátil y se distribuyese también insecticida para realizar una correcta desparasitación”, advierte Gargallo quien insiste en que, “de momento, no hemos llegado a tal grado de emergencia”.

Covetcas se muestra partidario de que la Conselleria, de la mano de los responsables de los cotos y agentes forestales, realice un esfuerzo mayor para censar las poblaciones reales y principales ubicaciones de las especies ci-tadas. “Debemos saber lo que tenemos para así actuar pero es evidente que hay un problema de sobrepoblación porque con menos caza se están abatiendo cada vez más jabalíes, cabras y conejos. La presión cinegética no parece ser capaz por sí sóla de mantener el control poblacional, los daños a los agricultores son crecientes y los problemas viales que causan estos animales también van a más. Sabiendo, además, que son potenciales transmisores de graves enfermedades para las explotaciones convendría que se hiciera de este asunto un tema prioritario”, insiste Gargallo.

De otro lado, la alta movilidad y el aumento de la población de jabalíes está siendo el principal factor de dis-persión de la Peste Porcina Africana (PPA) en Europa. Por tal razón se considera urgente extremar las medidas de bioseguridad en las explotaciones porcinas para frenar el riesgo de interacción de estos animales con los cerdos así como establecer un programa de vigilancia basado en el control de la población y toma de muestras para analíticas.

La provincia de Castellón tiene 505 explotaciones de ovino y caprino con 106.000 reproductoras. Existen otras 470 granjas de porcino de cebo, con unas 580.000 plazas y 90 explotaciones de reproductoras, con 35.000 madres.

Para más información, llamar a Rafael Quilis al 661 20 86 96

covetcas 2 web

granja caprino web

Ante el desconocimiento sobre la prevalencia de la tuberculosis caprina en Cataluña y el hecho de que no existen programas de aplicación nacional, un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, el IRTA-CreSA, la Generalitat de Cataluña y la ADS de Ovino y Caprino Lechero de Cataluña realizaron una investigación para buscar fórmulas alternativas que ayuden a paliar el problema y a reconducir la situación, sin reducir la viabilidad de las explotaciones.

En Cataluña se ha puesto en marcha un programa voluntario de acreditación de rebaños de caprino de leche, que ha permitido acreditar como oficialmente indemne casi la mitad de los rebaños existentes. Paralelamente, se ha puesto en marcha un estudio piloto para comprobar la eficacia de la vacuna atenuada con el Bacilo de Calmette-Guérin (BCG) para reducir la prevalencia en aquellos rebaños en los que la erradicación no es viable debido a la elevada prevalencia. Este plan piloto combina vacunación de la reposición, y desvieje selectivo de los animales infectados, y tiene una duración de aproximadamente cuatro años. Los resultados, muy preliminares aún, indican que es posible reducir la prevalencia, pero que otros factores adicionales a la vacunación son importantes en la consecución del objetivo.

El estudio se presentó en el Congreso de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC) de Salamanca 2017, con la firma de los siguientes autores: M. Domingo, M. Grasa, I. Mercader, Z. Cervera, M. Martín, C. Arrieta, C. Massot y B. Pérez del Val.

Tres nuevos casos de tembladera o scrapie en diferentes lugares de la geografía española han sido publicados de forma oficial en los últimos días por la página web de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Por orden cronológico, el primer foco se ubica en el municipio oscense de Sabiñánigo, con fecha del 23 de abril, aunque comunicada por las autoridades veterinarias españolas hace sólo unos días. Posteriormente, con fecha del 14 de mayo se confirmó otro foco en la provincia de Soria, en concreto en la localidad de Cabrejas del Pinar, perteneciente a la comarca veterinaria de San Leonardo de Yagüe. Por último, el último caso es del 20 de mayo y se ubica en Pozoantiguo, un municipio de la provincia de Zamora, en la comarca veterinaria de Toro.

Estos tres nuevos focos provocan un incremento sustancial de casos de esta enfermedad en las explotaciones españolas. Así, según los datos del Rasve, ya se han notificado 15 casos de scrapie en el presente año, cuando ni siquiera se han cumplido cinco meses del ejercicio.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha desarrollado el programa voluntario de control de la agalaxia contagiosa aprobado hace un año, con el objetivo de poner a disposición de los ganaderos de la región una herramienta diagnóstica.

Después de la aprobación de esa misma herramienta, se pusieron a punto las técnicas diagnósticas en el Laboratorio Regional Agroalimentario y Ambiental de Talavera de la Reina (Toledo). Todos los análisis que se hacen derivados de la ejecución del programa sanitario se realizan de manera gratuita en el citado laboratorio para todas las explotaciones ganaderas que decidan incorporarse al programa.

A continuación, se desarrolló el sistema de confirmación de aislamientos y recuperación de cepas con el Laboratorio de Sanidad de Rumiantes de la Universidad de Murcia, además de la realización de jornadas informativas para el sector en Consuegra (Toledo) y La Roda (Albacete), además de la formación para técnicos de ADSG y veterinarios de explotación en el Cersyra de Valdepeñas (Ciudad Real).

Por último, se ha procedido a la inscripción de las primeras explotaciones y puesta en marcha del programa, con la realización de las encuestas epidemiológicas previas y la toma de muestras y análisis respectivos, con la periodicidad marcada por la normativa.

Transvac es un proyecto de infraestructura de colaboración financiado por la Comisión Europea (CE), inicialmente en el marco del 7º Programa Marco (7PM) y actualmente en el marco de Horizonte 2020. El proyecto es un esfuerzo conjunto de los principales grupos europeos que trabajan en el campo del desarrollo de vacunas, y coordinado por la Iniciativa Europea de Vacunas (EVI). En este proyecto trabaja IRTA-CReSA.

Transvac está diseñado para acelerar el desarrollo de vacunas al mejorar la investigación y capacitación en vacunas europeas, y aumentar la sostenibilidad de los proyectos de vacunas de la CE mediante la implementación de una infraestructura de investigación permanente para el desarrollo temprano de vacunas, también en el ámbito ganadero.

La capacitación de científicos en investigación y desarrollo de vacunas es crucial para sostener la excelencia de Europa en este campo.

El Consorcio Transvac ha establecido módulos de capacitación en los principales centros europeos (en colaboración con los socios de WP18) que se pueden combinar para crear cursos internacionales personalizados sobre investigación y desarrollo de vacunas.

smreyveterinarios01 tcm30-509177

El rey Don Felipe recibió a los funcionarios de la 53ª promoción del Cuerpo Nacional Veterinario que, desde su creación en 1907, presta su servicio en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los miembros de la última promoción del Cuerpo Nacional de Veterinario estuvieron acompañados de la asociación del citado cuerpo, cuya representación estuvo encabezada por su presidente, Quintiliano Pérez Bonilla.

El Cuerpo Nacional Veterinario, según datos ofrecidos por su asociación, vela por la producción de alimentos en cantidad y calidad para la población española; controlar la erradicación de enfermedades de animales de las granjas evitando así su difusión a las personas y otros animales y potenciar el crecimiento económico del sector agroalimentario.

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder